PERIODISMO… DE… ¿PERIODISTAS? ¡SÍ!

2 junio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

A LO QUE HACEN SANTORO, LANATA, WIÑAZKI, LOS LEUCOS, MORALES SOLA, Y EL RESTO DE SICARIOS CLARINEROS QUE PRACTICAN “GUERRA DE GUERRILLA PERIODISTICA” (táctica dentro del concepto de guerra de permanente) ; y de manera más mediocre y en minúscula, majul, feinmann, fantino, longobardi y/o algunos impresentables de “intratables” del canal América, ¿SE LE PUEDE LLAMAR PERIODISMO? ¡CLARAMENTE NO!

LOS SICARIOS

CARA DEL FIERRO DE MARTÍN

Por El Fierro de Martín

Por empezar quiero aclarar que esta reflexión no se hace en contra de la tarea periodística; menos aun contra colegas que enaltecen el deber de informar objetivamente a la sociedad, esencia de nuestra tarea. Los mencionados en el copete no son periodistas; son sicarios de EMPRESAS periodísticas; otros, perversos imbéciles a sueldo. En algunos casos tendrán título habilitante y el resto simples “comunicadores”, pero en los hechos no realizan tareas que estén mínimamente asociadas a la ética. a la moral y al mínimo decoro que demanda una profesión como la nuestra. Llamarlos así es una falta de respeto para una tarea tan rica en su nobleza intrínseca como es el verdadero periodismo. Los que dañan a la sociedad con información basura no pueden llamarse “periodistas”. Periodismo es informar puntualmente a la población sobre hechos y dichos que se producen dentro de la cruda realidad cotidiana; cubriendo un acontecimiento y consiguiendo testimonios y pruebas reales y verificables que faciliten constatar su grado de verdad; sin agregar aditamentos brotados de la subjetividad del periodista, tentación humana muy presente en seres sociales ávidos de protagonismo público (periodismo estrella) propio de los tiempos que corren.

Comenzar con esta aclaración solo lleva la intención de diferenciar la “paja del trigo”; y para hacerlo me tengo que correr del puritanismo profesional que practican algunos colegas soportando como ciudadanos que los personajes mencionados mientan descaradamente engañando a la sociedad. Me molestan los que se auto censuran a la hora de tener que dar nombres, marcar maniobras y manipulaciones realizadas por “esos colegas de otros medios” so pretexto de un “yo no critico a colegas”. No son colegas; son mercenarios. Ellos no dudan en “botonear”, escrachar, y difamar a todo aquel que se oponga a sus nefastos designios. Muchos colegas hoy están sin trabajo o maltratados en sus lugares por oponerse y/o desentrañar miserables gestos y acciones de personajes funestos como es el caso del sicario militante hoy PRO (mañana no se sabe), presidente de Fopea y Gerente de Noticias de la TV Pública Néstor Sclauzero, quien tiene la caradurez de decir como un fiel “militante alcahuete” del oficialismo: “El periodismo militante no es periodismo”.

Nosotros no somos solamente periodistas sino también ciudadanos, y como tales con responsabilidad social, una de ellas de cumplir con el deber de denunciar a deleznables personajes como los señalados anteriormente.

¿Existe el “periodismo de opinión”? Desde siempre; desde que se tomó conciencia del poder político que tiene un medio de comunicación en su rol de formador de opinión. Ahora bien, una “opinión” tendrá valor como tal si previamente se aclara que ese valor está imbuido de la lógica subjetividad que el emisor deja brotar al hacerlo; valoraciones que surgen de su formación socio-cultural; que, como tal, hace que esa opinión sea discutible en su grado de verdad o falsedad conceptual sin que esto genere odios encontrados, descalificación del que hizo la observación o su estigmatización demoniaca. Vaya como ejemplo lo siguiente. Jorge Lanata escrachó desvergonzadamente y sin pudor alguno a un colega como Fernando Borroni en su miserable programa PPT, por la simple decisión de operar contra todos aquellos que osen hacer algo que no le convenga a ese poder para el que hoy  Lanata trabaja de sirviente por una suculenta paga.

Dicho esto y aclarada la cuestión de la profesión, un operador mediático deja de ser periodista cuando actúa de determinada forma y en una determinada dirección sabiendo y siendo consciente que está siendo usado por un medio o una empresa periodística como una herramienta de manipulación y tergiversación de la información. Peor aún cuando se lo hace para obtener beneficios económicos; beneficios que pueden ser personales o sectoriales En nuestra tarea profesional es contra natura aplicar el criterio económico “costo-beneficio” por tener en nuestra manos la responsabilidad de informar con la verdad. Esa verdad no tiene precio y nunca es subjetiva porque la delimita el hecho concreto que se informa. Las interpretaciones de la información pasa a estar bajo la responsabilidad del que la recibe. Hacer lo contrario es cuestionable en tanto es llevado adelante a costa de desgracias ajenas; víctimas de la mala información; mas reprochable aun es cuando se lo hace igual sabiendo que un accionar servil y por paga es dañino socialmente. Actitudes similares en cualquier otra profesión merece la misma consideración.

Ahora bien, en esto último está la cuestión y la clave del deterioro moral por el que se desplaza la tarea de los sicarios mencionados en el copete. Sus perversas tareas se asientan en el constante “escrache” mediático de colegas, personas, legisladores, jueces, ex funcionarios del anterior gobierno e instituciones republicanas fraguando historias y teorías acusatorias sostenidas con pruebas fabricadas y solo con el uso de “potenciales” lingüísticos  al momento de argumentar; solo con la intención de ser vendidas con un alto grado de verosimilitud sabiendo que son hehos total y absolutamente imposible de verificar para el receptor. Sin embrago lo ejecutan sin pudor; les importa muy poco ser aviesos en el accionar. El consumidor mediático fue educado para comprar el envoltorio (el “titular”), dejando el contenido presente en el cuerpo de la nota (lo sustancial) de lado. Ellos lo saben y lo usan. La estupidez y la ignorancia generalizada es la herramienta más usada por estos personajes.

En otras palabras, fabrican y venden CALUMNIAS; venden periodismo basura a quienes previamente formaron para que consuman noticias basura.

Paradójicamente esto sicarios son consciente del valor deletéreo de sus espurias armas. Hablo de esas con las que pretenden instalar el pánico social; pero a la vez los horroriza pensarse víctimas a futuro del mismo dañino juego. El modo de operar de un “majul” -en línea con la política de terror que se baja desde la perversa usina del odio PRO oficialista en contra del anterior y posible futuro gobierno-, es un método terrorista; un terrorismo bastante berreta desde el momento que es armado con mediocres argumentos para nenes que no quieren tomar la sopa (por lo menos en el caso “majul”). Pero su bastardeo llega al extremo de denunciar de manera transferencial que su terrorismo no es tal; por el contrario, dice que terrorismo a padecer es el que le espera al país para el caso del regreso del kirchnerismo al poder; que él y sus bastardos colegas van a ser las seguras víctimas a futuro de estas prácticas que siente como lógicas, normales y “legales” en manos de ellos, y perversas dentro de una gestión peronista-kirchnerista. Traducido: el terrorismo practicado por los mencionados en el copete es un terrorismo bueno, angelical, surgido de almas bondadosas que con su información de la corrupción pasada hacen que el infierno ocasionado por la nefasta gestión del ignorante presidente, sea un bálsamo espiritual. Lo presentan como contraposición al terrorismo mediático que supuestamente llevará adelante desde el ministerio del “miedo y el terror” del futuro gobierno populista. Una sutil forma de ir preparando el terreno para sus futuras operaciones desde el lugar de víctimas perseguidas por decir “la verdad” en el caso de que el gobierno cambie de signo.  

Desde hace 10 años, el “todo vale” por un puñado de u$s a la hora de jugar de periodistas profiláctico en operaciones político-mediáticas pasó a ser moneda corriente dentro de los medios hegemónicos; con valor superlativo y hasta considerado colofón para una carrera meritocrática que incluso otorga “premiaciones” otorgadas por el stablishment; gestos que luego son  vendidos pomposamente como el fruto de una carrera exitosa del galardonado. Los casos Lanata-Santoro son los más sobresaliente.

Creo que este perverso accionar sicario practicado por la parte delincuencial que desarrolla sus “maniobras” en medios periodísticos del grupo hegemónico, merece una contra ofensiva futura basada pura y exclusivamente en quitarles entidad con solo ignorarlos. Si tienen que rendir cuenta ante la justicia por sus perversas acciones que tanto daño produjeron en materia de dolor y muerte en estos 4 últimos años donde gracias a sus aportes cómplices se encarceló y asesinó a gente inocente como Milagros Sala, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Héctor Timerman, los 44 tripulantes del Ara San Juan, etc, etc, que rindan. Si tienen que ir a la justicia que sean juzgados con todas las de la ley y no al modo atroz que ellos usaron  amenazando con carpetazos fraguados, enjuiciando y sentenciando mediática y públicamente, operando mafiosamente desde sus medios hegemónicos y sin permitir  pasar por tribunal alguno a las víctimas de sus operaciones; al solo fin de cumplir con sus espurios fines comerciales.

Anuncios

CARACTERIZACIÓN DEL ESTADO MACRISTA:

19 julio 2018

N.O.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política nacional.

FELIPE VARELA

DOCUMENTO DE “LA VARELA-PERONISTA.”

1.-EN TÉRMINOS PERJUDICIALES PARA LA PATRIA Y SU PUEBLO

1.a) Saqueo de las arcas del Estado.

1.b) Eliminación de la distribución equitativa de la riqueza.

1.c) Imposición por decretos y DNU el otorgamiento de más riquezas para los ya super ricos locales.

1.d) Re implantación de la INJUSTICIA SOCIAL de manera miserable (a base de engaños con futuro bienestar); cuando no a sangre y fuego.

1.e) Re instalación de la dependencia económica permitiéndole al poder financiero internacional y al F.M.I. decidir  la pauperización de la calidad de vida de la población para así poder cumplir con los compromisos internacionales (descomunal endeudamiento externo iniciado con la gestión en diciembre de 2015),  sin tocar los intereses de los poderosos locales. 1.

1.f) Entrega de la soberanía territorial a privados (parte de la Patagonia) y al imperio anglo-norteamericano (Malvinas y Bases de la IV Flota de la Armada de los EE.UU. en diferentes y estratégicos lugares del territorio nacional).

2.- Implantación  del Estado Políciaco y Gendarme cuasi dictatorial para evitar y/o  reprimir cualquier intento de protesta social, además de persecuciones políticas a todo opositor a sus designios con detenciones arbitrarias y encarcelamiento sin cargos ni sentencia previa.

3.- Control total de los medios de comunicación y entrega de las herramientas legales y técnicas a los grupos que ya monopolizan la información (Clarín y La Nación)  y le brindan blindaje mediático “disfrazando” –cuando no escondiendo-  todas las operaciones detalladas en el punto uno,

4.- EN TÉRMINOS DE  INMUNIDAD E IMPUNIDAD PARA LOS AUTORES DE  DELITOS DE “GUANTE BLANCO” Y COMPLICES.

4.a) Inmunidad como privilegió para todos los corruptos funcionarios de la actual gestión de gobierno nacional (los que se mantienen en actividad y el resto retirados luego de producir el daño,  entre ellos: el propio presidente Macri, Sturzenegger, Prat Gay, Aranguren, “Toto” Caputo, Etchevehere, Peña, Quintana,  Laura Alonso, Patricia Bullrich, Cano, Aguad, etc, etc.), personas que quedaron y/o siguen  libres de determinados cargos, obligaciones, oficios o penas por sus dañinos actos contra el erario público y conductas reñidas con la moral y la ética republicana.

4.b) Inmunidad como privilegió para todos  los corruptos jueces que acompañaron y acompañan con su complicidad, “cajeando” causas contra la descarada corrupción de funcionarios “oficiales” y acelerando causas inventadas mediáticamente  no ajustándose  a derecho en ningún caso para responder a las demandas del poder empresario dueño de medios y el poder  político en una clara persecución  contra todos aquellos que osaron tocar los privilegios de la clase oligárquica-financiera-empresarial dominante a partir del 10 de diciembre de 2015..

4.c) Impunidad para todo el periodismo cómplice que trabajó en la instalación del ESTADO  MACRISTA y hoy le sigue brindando blindaje mediático operando servilmente dentro de los medios mencionados en  el punto 3, más los medios afines (América, A24 y Canal 26). Entre ellos están: (la “periodista” Elisa Carrio) Jorge Lanata, Julio Blanck,  Morales Sola, Marcelo Bonelli, Nelsón Castro, Los Leucos (padre e  hijo), Luis Majul , Longobardi,  Alejandro Fantino, Santiago del Moro,  Paulo Vilouta, que hasta ahora no recibieron  castigo alguno ni se harán cargo a futuro del daño que le . produjeron y le siguen produciendo a la población con su abierta complicidad para con la gestión “PRO” y  los delitos cometidos por el Estado Macrista; todo logrado a fuerza de corruptela –negociados y suculentos sueldos-con los que fueron beneficiados y que a cambio se encargaron de la difamación de opositores y la abierta colaboración con la difusión del mitómano relato oficial.

PROPUESTA:

Frente  a tamaña y anárquica situación institucional por la que atraviesa la PATRIA y el sendero de pobreza que recorre nuestro pueblo,  y ante la pasividad de la clase política opositora y la falta de decisión de los representantes  del  pueblo en el parlamento nacional, proponemos  que sea el propio pueblo argentino el responsable de hacer justicia según lo que establece la Constitución Nacional en relación a los intereses de la PATRIA Y SU PUEBLO afectados por el ESTADO MACRISTA. Esto es: solicitar al parlamento nacional el  Inmediato Juicio Político, destitución y pase a la justicia ordinaria de todos los funcionarios que hayan cometido delitos en perjuicio del erario público debidamente constatado, para su juicio oral y público en condiciones de verdadera transparencia, y una vez comprobados los delitos económicos y políticos por ellos cometidos, el posterior  encarcelamiento de los actuales funcionarios del gobierno nacional que esten involucrados en acciones delictivas . Inmediata  investigación de los niveles y grados de compromiso en los claros hechos de manifiesta complicidad mediática que los responsables del grupo monopólico Clarín tuvieron con el gobierno actual, para su total y definitivo enjuiciamiento como cualquier reo común y corriente junto a la planta de profesionales del periodismo sicario que trabajaron a su servicio. Inmediato juicio político a jueces y fiscales que acompañaron con el cajoneo y el silencio los actos de corrupción de la actual gestión y colaboraron en las persecuciones  políticas iniciada por el oficialismo y el poder mediático legisladores opositores, dirigentes sociales, ciudadanos comunes, sin el debido respeto del estado de derecho según lo establecen las normas vigentes. Inmediato llamado a elecciones nacionales  para el restablecimiento total y definitivo de las instituciones republicanas en razón del respeto que merecen los intereses de la Patria y su pueblo, y  según lo que establecen los artículos 14, 16, 19, 29, 33, 36, 39, 42 de la Constitución Nacional.

Prof. Victor Leopoldo Martinez

NUEVO LOGO DE LA VARELA PERONISTA


NADA NUEVO BAJO LA VIÑA DEL “SEÑOR”

7 enero 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

JONATHAN SWIF

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

En octubre de 1710 las urnas inglesas le  habían dado la victoria a los “Tory” (Conservadores), el partido que defendía el final de la guerra (de Sucesión Española: 1701/13) en la que aquella nación estuvo embarcada desde el primer año del reinado de Ana (Estuardo -1702).  Jonathan Swifs,   autor de la famosa obra “Los viajes de Gulliver”, fantástica novela donde vuelca una feroz crítica sobre el inhumano, cómico y orgullosamente bestial sistema político-social vendido como “civilización”, cuenta en su trabajo “Escritos Políticos” –pág. 145- que cuando  regresa de Irlanda a Londres después de la caída de los Whigs (Liberales), fue recibido por un viejo militante del partido perdedor –R. Harley- que como buen “panqueque” de la época, se había vuelto “tory moderado”.  Este personaje supo utilizar el genio de Swif para, a través de la prensa, manipular a la opinión pública inglesa. Harley le propuso  a Swif ser periodista al servicio del gobierno Tory ofreciéndole que se hiciera cargo del periódico gubernamental The Examiner. Solo debía “afirmar los principios y justificar los procedimientos del gobierno entrante”. De modo que la tarea más urgente del periódico gubernamental fue la de “culpar al anterior gabinete –gobierno- de prolongar aquella contienda arruinando la Nación”.

Traído esto a nuestro país y a su actual realidad política, la similitud  no debería llamar la atención en materia de “transferencia de culpas”; menos aún puede asombrar que Magnetto (Macrista por conveniencia) y el Grupo Clarín hayan comprado los servicios del hasta el 2010, su mayor detractor –Jorge Lanata, que lógicamente no le llega ni a los talones al escritor irlandés- para la tarea “anti k” que viene realizando. Tampoco puede sorprender  el blindaje mediático que recibe el actual gobierno nacional en materia de justificación de todas y cada una de sus medidas. Lo consigue a través de una constante manipulación  de la información desviando la atención hacía  “pasados hechos de corrupción “k” y/o la pesada herencia”. De este modo se crean cortinas de humo que tapan los descomunales negociados que con total impunidad llevan adelante el propio presidente, sus familiares con Franco (padre y hermano) y el primo Calcaterra a la cabeza, los CEOs “M” y hasta el denunciado por estafa por su propia familia, Etchevehere (S.R.),  todos integrantes del equipo ministerial de lujo que según “Mauri” es el mejor de los últimos 50 años.

Nunca hubo nada nuevo bajo la viña del señor. Sobre el “4to” poder, solo basta separar ciertas características en el modus operandi periodístico ya que el avance tecnológico  fue actualizando las herramientas generando diversidad de plataformas.

Dividido en dos aspectos: a) La labor periodística y b) utilización de los medios (prensa escrita, radial, televisiva, control de la redes sociales, etc. etc.) como herramienta de presión política, las conclusiones saltan automáticamente.

Para el  caso a) es claro que el “periodismo estrella” ha desvirtuado totalmente nuestra profesión que era –y es- informar objetivamente. Hoy “actuar” la “desinformación” es mucho más redituable política y económicamente que informar objetivamente. Poco importa la sincera respuesta que un invitado a un reportaje pueda dar si esta no se ajusta a lo que el “entrevistador estrella” quiere que la “audiencia escuche”.  El “periodismo de opinión”, tan viejo como nuestra profesión,  practicado por “conductores estrellas” como los Lanata, Morales Sola, Blanck, Vander Koy, Bonelli, Castro(Nelson),Leucos, Majul, Fantino, Del Moro, etc, etc,  son los que hoy con ficciones y relatos elaborados con datos  tergiversados a través de la manipulación, logran construir en el inconsciente colectivo esas “pos verdades” que luego el ciudadano común reproduce como “reales” sin siquiera constatar su grado de verdad o falsedad. Insisto con lo que vengo sosteniendo en mis aportes por este medio: Si lo dice el “Conductor Estrella” o  “tal o cual” programa o medio, entonces es cierto. La ignorancia y el vacío de lectura y conciencia crítica que la educación formal no logra instalar en la sociedad, son los mejores y más aprovechables elementos para que la manipulación mediática “prenda”.

Para el caso b), Macri, con un delirante e irreal discurso hoy gobierna un país ficcionado que los medios adeptos y socios en los grandes negociados (Clarin y La Nación) dan cobertura y sustento. En esa imaginaria argentina mediática todo funciona bien y mejor que cuando gobernaba CFK. Pero para que esta ficción funcione ahora necesita que no existan voces disonantes en materia periodística; eliminar a los jueces que pretendan imponer justicia según lo que establecen  las leyes dentro de un Estado de Derecho, por su “peligrosidad”; que la división de poderes en este tipo de gobierno poco importa por no ser necesaria su aplicación política a los fines empresariales; que carece de valor la vida de cualquier argentino si con ella se  entorpece el valor superlativo de cualquier negociado;  que los trabajadores, jubilados y los que menos tienen deben ser los que más “pongan” para que los ricos y poderosos no lo hagan. Tapar la corrupción de la actual gestión, en plena ejecución, con acusaciones sobre corrupciones ajenas y anteriores, por ahora y por lo que se ve, seguirá funcionando durante el 2018, tal como funcionó en aquella vieja propuesta que recibió Swif del panqueque ingles Harley.

(*) Escritor, Cineasta, Periodista.


POLITICA II: JUSTICIA MANIPULADA Y PERIODISMO DE “GUERRA” Vs. PERIODISMO “MILITANTE”

18 abril 2017

C.AB.A., Argentina, UNSUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional, de nuestra redacción

SEGUNDA PARTE

PERIODISMO DE “GUERRA” Vs. PERIODISMO “MILITANTE”

Por Victor Leopoldo Martinez   

La manipulación de la Justicia por parte del poder mediático, si bien es cierto ya existía desde tiempos inmemoriales, se hizo más evidente en relación a su máximo exponente -Magnetto y el grupo Clarín- luego que este lograra el control de Papel Prensa conseguido gracias a la última dictadura a través de su característico manejo mafioso y como retribución de los militares por los favores recibidos de parte de la “señora Noble” y Magnetto quienes vendieron la imagen de una dictadura “derecha y humana”.

TITULARES DE CLARIN 4 (2)

A esto le siguió el trabajo desestabilizador sobre el gobierno de Alfonsín que no se avino a ninguna de sus demandas. Entonces y desde las sombras Magnetto recurrió a los “cara pintadas” para sus intentos desestabilizadores. No dejó de lado los golpes de mercado (con Marcelo Bonelli como operador estrella) situaciones que fueron minando la estructura económica y la confianza pública en el primer gobierno democrático que siguió a aquella sangrienta dictadura.

La frutilla del postre Magnetto la consiguió operando sobre Menem a quien logró sacarle -vía privatización- Radio Mitre, Canal 13, la instalación de TN y el comienzo de la monopolización del servicio de TV por cable (Cable Visión y Multicanal) prácticamente en todo el país. Todo venía bien ya que la cuestión comunicacional se regía con la ley de radiodifusión impuesta por la última dictadura. Hasta con Néstor Kirchner había “acordado” algo.   Pero… a Magnetto se le pudre todo cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en el año 2010 decide reemplazar aquella norma por la nueva ley de Comunicación Audio Visual N° 26.522. Cuatro artículos de la Ley (41, 45, 48 y 161) le frustraban a la mafia de Clarín los jugosos negocios que la monopolización de medios le venían redituando hasta ese momento (incluido el mayor de ellos –las trasmisiones de futbol- que el gobierno kirchnerista se lo termina de arruinar con “futbol para todos”). Una justicia “disciplinada” previamente daba curso a las sucesivas medidas cautelares que el grupo fue presentando hasta el 2015 infringiendo todo tipo de normativa con total impunidad ya que el control de la opinión pública y la justicia por parte del grupo era  -y es- un hecho.

La guerra se declaró y es abierta. Hasta el columnista de Clarín Julio Blanck reconoció públicamente que su medio –Clarin, con él como protagonista- practicó “periodismo de guerra” y aclaró “donde nosotros ganamos porque salimos vivos” (leyó bien PERIODISMO DE GUERRA, no periodismo).

Obviamente que visto este descarnado cuadro de situación, la opinión pública “controlada” tenía –y tiene- una sola lectura de la realidad y la venden los medios hegemónicos.

Y la guerra continúa hasta nuestros días, pero con otras características ya que el cambio de gobierno produjo muchísimas novedades, todas relacionadas con esa impensada desnudez en materia de ideas e iniciativas que comenzó a mostrar la clase política argentina y cierta dirigencia gremial vuelta en “empresaria” desde la aparición del menemismo.      

El vacío de ideas y propuestas –o contra propuestas- políticas tanto en la 1ra como en la 2day 3ra línea del “oficialismo” (incluidos sus legisladores nacionales), como en los que dicen ser “oposición” (todos refugiados en el parlamento y no pocos de ellos negociando su permanencia en la banca en un año electoral; aunque sea cambiando la “base de operaciones”), está resultando exasperante.

Esto hizo que de un tiempo a esta parte, periodistas de conocidos medios, oficialistas (Clarín, TN, Canal 13, Radio Mitre, Grupo América y Canal 26) con Van der Kooy, Blanck, Bonelli, Morales Sola, Castro, Lanata, y algunos peldaños más abajo Longobardi, Fantino, Majul, Del Moro y un tal super mediocre Vilouta por un lado;

PERIODISMO SICARIO

ÉRIODISMO MILITANTE

y opositores (Pag/12, C5N, Radio 10, AM 750, dejo afuera al híbrido CN23) con Victor Hugo Morales, Gustavo “gato” Silvestre, Navarro como “estrellas” y Aliverti, Cerruti secundándolos -y siguen los nombres-, por el otro, se volvieran todos “militantes” con aspiraciones de conductores políticos.

Este calificativo usado en primera instancia por los sicarios practicante de un “periodismo de guerra” alimentador del anti kirchnerismo –los de “Magnetto” con sus repetidoras del interior del país y que los hay en cantidad-, para descalificar estigmatizadoramente a los que hacían programas “kirchnerista (678, DDD, TVR) en la era “Cristinista”, en general bastantes mediocres  en ambos bandos en relación a la función profesional de un periodista,  hoy actúan como “estrellas sabelotodo” en materia política asumiendo el papel dejado vacante por los políticos. Triste realidad de una política nacional distorsionada.

Todos “operan”; algunos para poderosos intereses económicos (los hoy “periodistas oficialistas”), otros reemplazando la inmovilidad de los políticos “opositores”. 

Los primeros vienen con su tarea “esmeriladora” contra el gobierno anterior desde que comenzó la guerra declarada por Magnetto en Marzo del 2008; actualmente continúan estigmatizando  la letra “K” como antes lo hicieron con la “P” en una tarea de demonización de las supuestas “corruptas gestiones gubernamentales populistas”. Los mayores corrompedores de la conciencia social que debe reinar en la ciudadanía, hablan de corrupciones ajenas.

TITULARES DE CLARIN 5

Los segundos, ubicados en un imaginario  pedestal cuasi filantrópico donde están subidos desde el 10 de diciembre de 2015, bajan línea a la población  asumiendo el rol de conductores políticos. Estos últimos construyen a diario “relatos políticos” cuyo grado de verdad es innegable ya que los datos son extraídos de una caótica realidad surgida de esa tenebrosa mezcla de ineptitud, corrupción y burdos negociados que lleva adelante el actual gobierno nacional Macrista. Hasta ahí todo estaría bien y se acomodaría perfectamente a un rol de periodismo si se quiere “humanitario” ya que desde los medios hegemonizados se esconde la realidad mientras inventan otra. La cuestión se torna confusa cuando a continuación estos periodistas “opositores” vuelcan en forma de interpelación cuestionadora sus visiones y expresiones de deseos personales con demandas de acciones filo trotskistas a dirigentes gremiales, políticos y a la sociedad en general asumiendo el rol de “señaladores del correcto camino político en materia de decisiones táctico-estrategicas”; y llevan adelante la tarea con apoyo logístico de sabihondos y petardistas dirigentes izquierdistas ubicados a la izquierda de la izquierda tradicional (Y… ¡se hace difícil explicarlo!) como Mirian Bregman, Del Caño y hasta el propio Pitrola como recurrentes estrellas invitadas quienes nunca evitan sacar a relucir su antiperonismo antikirchnerista denostando a la dirigencia política y gremial que comulga con ese “palo”. 

Planteado esto, el cuadro de situación presenta a una población en total estado de indefensión, que se encuentra entre dos fuegos mediáticos enfrentados en una guerra política que destila violencia verbal por todos los medios comunicacionales existentes y donde los daños colaterales los padecen los de siempre, los más desprotegidos; porque en toda “movida” política los que ponen el cuerpo para enfrentar las represiones son los “movilizados”. Históricamente el pueblo siempre supo y sabe cuándo debe ganar la calle. El 17 de octubre de 1945 y el 19 y 20 de diciembre de 2001 son las pruebas más contundentes e inobjetables. Se moviliza generalmente sin conductores y con objetivos claro.  

Como ayer, lo grave radica en la pasividad de la clase política que sigue eludiendo su responsabilidad y se dejó arrebatar por ambos periodismos “Militantes” (uno fijando agenda de “acción” gubernativa –el oficialista-, el otro fijando agenda de reacción opositora) toda iniciativa política.

Dada esta situación resulta objetivamente claro que el periodismo político que ejercen los medios opositores a la actual gestión de gobierno nacional es el único al que se puede acudir como para conocer en partes la realidad, ya que los que hoy operan de manera oficialista son mucho más dañinos y perjudiciales para la sociedad por su bastardismo y ser  funcionales a los intereses de la mafia Magnettista y los grandes grupos económicos. Se trata este último de un periodismo sin otro objetivo que la defensa de los intereses empresariales. Esto es posible simplemente porque cuenta con el monopolio mediático y  el poder corruptor del dinero “compra todo”; además cuentan con impunidad para la fabricación de “carpetas extorsionadoras y disciplinantes” con las que aprietan a la justicia para que sea respetuosa de sus directivas.

Un 4to poder no solo monopolizado y mafioso sino mesiánico defensor del neoliberalismo.

Los políticos de la oposición miran y esperan los señalamientos y bajadas de línea que desde los medios el “periodismo militante” se ve obligado a  marcarles como si fueran alumnos de una escuela de formación política en un “país jardín de infante”.   

Periodismo Independiente es el del Diario Clarin