LA CULTURA Y EL PERONISMO

7 abril 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción

raúl guzman

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Resulta por demás interesante incursionar en ese pasado de la historia reciente (últimos 200 años) que sigue, cuando no escondido, negado o distorsionado. En esta oportunidad rescaté una reflexión del compañero Guillermo Mac Loughlin quién se tomó el trabajo de analizar la cultura de esa argentina “bárbara”; la cultura de ese “aluvión zoológico” que por primera vez se visibilizó gracias al PERONISMO.

Por eso resulta bueno refrescar al lector qué se entiende por cultura, cómo y desde donde se la entiende como fenómeno propio, natural, que establece identidad.

Según Velkley: «El término “cultura”, que originalmente significaba la cultivación del alma o la mente, adquiere la mayoría de sus posteriores significados en los escritos de los pensadores alemanes del siglo XVIII, quienes en varios niveles desarrollaron la crítica de Rousseau al liberalismo moderno y la Ilustración (a continuación nos detendremos en esta etapa: las de la “ilustración”). Además, un contraste  entre “cultura” y “civilización” está usualmente implícito por estos autores, aun cuando no lo expresen así ¿Le suena conocido esto? ¿Se acuerda de la concepción “Civilización o Barbarie”?

MOLINA CAMPO

Pero detengamos en esta cuestión de la “ilustración” ya que estamos padeciendo desde hace años esa plaga de “ilustrado” funcionales a las clases dominantes vernáculas, formados casualmente en el siglo XIX con manuales de los colonizadores, pero que sus hijos putativos siguen operando con categorizaciones similares hasta el día de hoy y no pocos políticos tomando sus valores como referencia. Sin ir muy lejos, el despiadado ataque al gusto por “chori” de los “negros de mierda que son arreados en movilizaciones”, muy similar al recordado usan los parquet de sus casas para hacer fuego” de finales de los “40” y comienzo de los “50” del siglo pasado, son  muestras contundentes usadas actualmente hasta por el propio Presidente Macri. Otro ejemplo bien lo es la eterna legisladora Carrio quien hasta llegó a decir en algún momento de manera burda y peyorativa (con el perverso fin de sumar votos): “A mí me encantaría comer un choripán con las patas sobre la mesa”; una acabado ejemplo de la distorsionada visión que tienen no pocos argentinos de lo que la “cultura” dio en llamar “El aluvión Zoológico”. Como si el pobre, el laburante, el de abajo argentino, fuera tan “bruto” y “bandido” para comer con los pies sobre la mesa, algo que esta gorda y mediocre  legisladora sacó de los western yanquis y estúpidamente traspoló.  

Pero sigamos.

Thompson sostenía que: «… a partir de la Ilustración  es cuando surge otra de las clásicas oposiciones en que se involucra a la cultura, esta vez, como sinónimo de la civilización. Esta palabra aparece por primera vez en la lengua francesa del siglo XVIII, y con ella se significaba la refinación de las costumbres. Civilización es un término relacionado con la idea de progreso. Según esto, la civilización es un estado de la Humanidad en el cual la ignorancia ha sido abatida y las costumbres y relaciones sociales se hallan en su más elevada expresión. La civilización no es un proceso terminado, es constante, e implica el perfeccionamiento progresivo de las leyes, las formas de gobierno, el conocimiento. Como la cultura, también es un proceso universal que incluye a todos los pueblos, incluso a los más atrasados en la línea de la evolución social. Desde luego, los parámetros con los que se medía si una sociedad era más civilizada o más salvaje eran los de su propia sociedad (obviamente las europeas). En los albores del siglo XIX, ambos términos, cultura y civilización eran empleados casi de modo indistinto, sobre todo en francés e inglés.» Sin quitar valor alguno a estas consideraciones, acá podemos detenernos por un instante para analizar ciertos aspectos relacionados con los tiempos históricos y esa supuesta “evolución”.

Lo descrito por  Thompson tiene su matriz en la Revolución Industrial (1779-1860) y su “mayor expresión” en materia cultural en la “Le Belle Epoque” (1870-1914. Nuestros oligarcas iban a Paris a tirar manteca al techo y llevaban la vaca atada en los barcos para que sus “nenes tomaran leche fresca”, costumbre que luego se continuó practicando en la primera parte de la década infame). Pero esta historia tuvo  un colofón trágico: “La guerra de 14” (Primera Guerra Mundial). Traducido al criollo esa “culta civilización”  despertó en los gobiernos y pueblos europeos de la época ese mal llamado “codicia” ya que dicha disputa en el fondo estuvo  vinculada pura y exclusivamente al control colonial de los territorios de ultramar. Asociando ambas cuestiones  no resulta casual la codicia que acompaña a nuestra oligarquía desde el siglo XIX.  

Volviendo a la cuestión central de este artículo, según otros autores,  «la palabra “cultura” en la antropología americana está referida a la evolucionada capacidad humana de clasificar y representar las experiencias con símbolos y actuar de forma imaginativa y creativa; o bien las distintas maneras en que la gente vive en diferentes partes del mundo, clasificando y representando sus experiencias y actuando creativamente.»

Arte carpani

Pero es un antropólogo peronista (que venía del marxismo y que nunca renegó de él por ser otra víctima de esa deformada ilustración)  -Rodolfo Kusch- es quién, según mí muy modesto entender, introduce la base  histórica del fenómeno y es el que mejor define esta cuestión:

«Un individuo que pasa a ser personaje histórico se hunde en la inconsciencia social, se aleja del presente para reintegrase al semiolvido de los archivos. Por eso la historia es en primer término una sumisión inconfesa del presente inteligente al demonismo original del suelo. Hacer historia es, ante todo, poner en juego la verdad del presente.»

Ahora sí los dejo en la grata compañía del compañero Mac Loughlin para entender nuestro peronismo como fenómeno cultural:

PONCHOS CATAMARQUEÑOS

“Con el peronismo  de las alpargatas la Argentina se vuelve pionera en la actividad cultural y referente de las naciones hispanoparlantes con sus revistas, libros, películas y obras musicales. La Argentina desde el lejano sur, se transforma casi sin proponérselo en una alternativa ante el nuevo imperio de origen anglosajón que surge en el hemisferio norte, una de cuyas armas es precisamente la industria cultura que desarrollaban con premura febril (televisión y cine) y total conciencia de su valor como Instrumento de penetración y consolidación de su proyecto de expansión.”

“Pero el gran acto revolucionario fue posibilitar que un reprimido y negado por la Argentina liberal-conservadora, a saber la Argentina mestiza o criolla, el cabecita negra, el componente (que es más más importante y numeroso de lo que se quiere admitir) tuviera en sus manos los instrumentos para empezar a ser actor de la historia. A través de los canales que abre el peronismo, todos estos conciudadanos afirman su presencia en el escenario político para hacer escuchar su propia historia.”

“Con los instrumentos para desarrollar su música y acompañar su voz, pinceles para mezclar sus propios colores y sobre todo, con los medios para hacer llegar ese tesoro a sus compatriotas, empezaron así a escribir la historia común.”

“Hasta aquel momento, hablar de cultura en la Argentina era hablar de mundos paralelos con pocos vasos comunicantes. La clase media y alta de las grandes ciudades de la pampa húmeda (quienes fijaban los parámetros para establecer qué era lo “culto” y qué  “bárbaro”) veneraba e imitaba solamente la cultura universal, o mejor dicho la así consagrada por Francia e Inglaterra (No por casualidad tanto para Churchill como para la Tatcher el enemigo del mundo –o sea ellos- tiene nombre y apellido: Juan Domingo Perón). El folclore, en sus distintas variantes, era solo “cosa de negros y borrachos”. Estos últimos son esa parte de la Argentina bárbara que fingen ignorar porque es diferente a la “civilización a la que aspiran. Apenas si aceptan el tango, exótico producto de los bajos fondos, simplemente porque París y otra capitales del mundo lo han santificado con su aprobación.” (*)

(*) “Del aluvión zoológico a la derrota y la recuperación” (Apuntes peronistas para el debate nacional – 2004)

Anuncios

Cara a Cara: “La memoria popular es el cofre más sagrado que existe”

30 marzo 2015

Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO

Reportaje a nuestro director realizado por el matutino EL ESQUIÚ.COM

Fuente: http://www.elesquiu.com/noticias/2015/03/29/204945-cara-a-cara-la-memoria-popular-es-el-cofre-mas-sagrado-que-existe 

Foto de Victor Martinez 2

Por “Kelo” Molas

Su película “El jardín de Juan Ctkhealiemín” es en gran medida su carta de presentación: prohibido silenciar la verdadera historia. Hace 45 años dejó su Catamarca natal y se radicó en Buenos Aires, donde desde muy joven comenzó a subir, de a uno, los peldaños de la vida: peronista, docente, periodista, cineasta. Dice el “Taki Ongoy” en su prólogo que “quienes suponen que la historia puede ser contada desde un sólo punto de vista, se equivocan”, y este catamarqueño aceptó sin dudar el reto de sacar a la luz lo que otros se empeñaron en ocultar. Tiene una especial valoración de las comunidades gozosas de provincianía de nuestro interior y en cada expresión suya parece parafrasear aquellos versos de “Los pueblos de gesto antiguo”, del enorme poeta Hamlet Lima Quintana. Descalifica sin dudar a Sarmiento y a la oligarquía nacional. Y habla con manifiesta gratitud de la “Fray”, que lo formó en sus primeros pasos.

En el Cara a cara de este domingo, se hace escuchar Víctor Leopoldo Martínez, el “Tico” de la memoria intacta.

-¿Qué representa para vos un 24 de marzo?

-Fundamentalmente, es memoria. Porque en este país se ha tratado, a lo largo de la historia, de tapar algunas cosas que afectaban a determinados intereses. Desde el nacimiento mismo de la Patria hubo dos claras posiciones que se vinieron repitiendo: hay un  sector social con mucho poder –particularmente económico- que lo único que entiende como valor Patria son sus bienes materiales, nada más; y hay un sector mayoritario de argentinos en el cual el concepto de Patria es muy grande, amplio donde entran a jugar también los sentimientos. Lo que intentó esa minúscula parte, que comúnmente se conoce como oligárquica, fue ocultar esa historia, de manera especial a través de la educación, cambiando el eje de la cuestión, ubicándolo en otro lugar, sitio donde ya otras historias vendían mentiras sobre nuestra realidad. Por eso el 24 de marzo es un punto de inflexión en nuestro historial y lo concreto es que acá hubo una parte de la sociedad que utilizó a las fuerzas armadas para sus fines y en el marco de esa metodología se implementó el terror; eso es lo que no se puede volver a repetir: pretender esconder la historia, incluso desde épocas anteriores a (Carlos) Menem quien como responsable de los Indulto fue otro que intentó tapar la verdadera historia. Por eso también es que recién ahora aparece y  se habla de un  (Juan) Chelemín, resistidor de opresiones en épocas de la conquista y colonización; alguien que visceralmente  forma parte de nuestra historia, la Historia de Catamarca.

-Cuando aludes a ese “sector social con mucho poder económico”, ¿el mismo sigue, como se dice, vivito y coleando?

-Totalmente. El otro día tuve una discusión, y digo discusión en términos de intercambiar ideas, respecto del tema qué se entiende por derecha con un compañero de la izquierda nacional. Ese compañero dice que la derecha tiene ideología y, por ejemplo, (Alejandro) Dolina sostiene que no y yo estoy de acuerdo con Dolina por una cuestión muy sencilla: si hay un sector en esta sociedad que es burro, ese es el oligarca; imposible hablar con ellos, no conocen nada, hay una marcada ignorancia en ese compartimiento, y ojo, estoy hablando de gente que ha sido alfabetizada en los tres niveles, no me estoy refiriendo a personas que no han tenido acceso a la educación. En general, la derecha, la oligarquía nuestra, es bastante ignorante; es lamentable, pero real. Es más: se jactan de esa ignorancia, creen que lo que tienen les alcanza y sobra para imponer el “soy más que ustedes”.

-A esa “marcada ignorancia” hay que responderle con una buena educación. ¿La tenemos en el país?

-Hablo a título personal: yo acompaño mucho a este proyecto político nacional con el cual, en líneas generales, estoy totalmente de acuerdo. Soy peronista y creo que lo que más se acercó al peronismo del ‘43 y del ‘55 es esta gestión. Lo que no comparto de este gobierno es que no se haya animado a meter mano en la Educación, me refiero a meter mano a fondo en los contenidos, porque ahí está la clave: con los contenidos se coloniza o se libera, no hay términos medios. Y tenemos que pensar en educar en término americano. Estamos en una etapa que ya el general (Juan Domingo) Perón llamaba continentalismo. Pero volviendo a la educación, vale tener en cuenta que esa oligarquía de la que hablaba se apropió de todo, lo que ellos llaman “academicismo”: han inventado academias de historias, de educación ¡y hasta de moral! ¿Y cuál es la moral que ellos defienden? La occidental y cristiana, por supuesto, a cualquier precio, no importa el costo. Y ahí aparece un 24 de marzo. Insisto: si hoy en día en la currícula de la educación no aparecen Chelemín, los 30 catamarqueños desaparecidos, la verdadera historia de Catamarca más allá de la zamba y el verdadero (Felipe) Varela, algo anda mal. Porque si hubo algo que valía la pena en este país ese era el gaucho, y (Domingo Faustino) Sarmiento se empeñó en hacerlo desaparecer; el gaucho era el caudillo, el único que defendía los intereses de las clases sumergidas, y eso no está ahora en los contenidos de la educación. Hay que empezar a inculcar, desde la niñez el concepto de Patria, recuperar los conceptos que nos hablan de esa Patria Grande.

-En la conciencia de los argentinos existe hoy, cuando se refiere al 24 de marzo, un cambio: lo que en un principio se decía únicamente “golpe militar”, ahora quedó marcado como “golpe cívico-militar”.

-Coincido plenamente. Creo que mucho más fuerte es lo que tenés enfrente y ahí están los intereses monopólicos, en términos comunicacionales, los que sostienen lo contrario; es decir: Clarín es tan responsable del golpe –y lo digo en todos los términos-, lo mismo que La Nación, son responsables de lo que pasó. Esa es la gente que estuvo en la cena de (Mauricio) Macri; a esto hay que entenderlo también, son los mismos que defienden los intereses de los que se colgaron de las fuerzas armadas para que éstas hicieran el trabajo sucio.

-El texto Nº 4 de la magnífica obra “Taki Ongoy”, de Víctor Heredia, refiriéndose al gran alzamiento diaguita de 1630, dice: “No fue la nuestra una lucha de bárbaros contra seres civilizados, no lo fue. Luchábamos por la libertad y don Juan Chelemín, el bravo cacique, fue nuestro líder y guía”. ¿Cuál es el punto en común entre aquel líder indígena y una víctima del terrorismo de Estado como fue Nelly Yolanda Borda, parte de la trama de tu película?

-El eje central de la película “El jardín de Juan Ctkhealiemín”, que se estrenó el 24 de marzo de 2014 en el Cine Teatro Catamarca, es que la historia se repitió en ambos casos. Es  difícil probar el tema de la entrega, pero lo que se conoce a nivel de voz popular es que hubo entrega en los dos casos. En el caso puntual de Chelemín, fue el indio Utis Amaya el que lo entregó y en el suceso de Nelly Yolanda Borda ocurrió lo mismo. Se conoce perfectamente que semanas previas a su desaparición hubo gente que estudió bien la zona de Belén, ya había sido marcada. En Londres (Belén) se estacionaron 3 camiones con militares que mintieron que iban en busca de traficantes de drogas cuando en realidad el operativo era para secuestrar a Yolanda. Fue una crueldad y una animalada, era una simple militante política que realizaba un fuerte trabajo social; tenía todo el derecho del mundo a compartir un ideario con otros compañeros, lo que por supuesto no justifica para nada que haya sido secuestrada un 27 de enero de 1977, y nunca más se supo de ella.

-Sobre tu película hubo una infeliz frase de la diputada Buenader, cuando dijo que habría que preocuparse más por los derechos humanos de los vivos. ¿Te merece alguna opinión?

-No hay ningún justificativo; si lo hubiese pensado dos veces, seguro que no lo dice… el tema es que hay que pensar. Debería preguntarse mejor qué hice yo cuando se estaban llevando a catamarqueños en aquella época. Habría que preguntarle qué hizo. Lo de esta señora fue una utilización política de baja estofa. De más está decir respecto de los derechos humanos que todavía hay muchas cuestiones por solucionar.

-En este 24 de marzo se notó la ausencia en los diarios locales de pronunciamientos sobre la fecha por parte de varios partidos políticos, entre ellos la UCR. ¿Qué significado tiene para vos?

-Se trata de un indicativo claro de ese compromiso que tuvo ese partido con sus hombres trabajando para aquel proyecto, básicamente aquí en Catamarca. A nivel nacional hay muchas cosas que se pueden objetar, pero al menos hay un compromiso mínimo por parte de los partidos políticos, excepto –y en esto quiero poner mucho énfasis- una fracción política raramente cipaya por tradición, el Partido Comunista, que estuvo muy comprometido en el ‘43 con la Unión Democrática y ofreció sus militantes en el ‘55 para perseguir y cazar peronistas y, además, son los que levantaron en el ‘76 la consigna de que (Jorge Rafael) Videla era democrático. Lo más triste de la UCR es que rompió, con el acuerdo con (Mauricio) Macri, una línea histórica que tuvo su eje en el pensamiento de Hipólito Yrigoyen.

Foto de Victor Martinez 3

-¿Qué tiempo te llevó hacer la película “El jardín de Juan Ctkheakiemín”?

-Empecé a trabajar en la investigación en el 2011 y la terminé en febrero del 2014. Tengo que agradecer de manera especial a Belén, siempre digo que la película es de Belén, es de Catamarca, yo apenas fui un instrumento, nada más. El gobierno provincial se portó muy bien conmigo, y fue un orgullo que la gobernadora Lucía Corpacci estuviera presente el día del estreno, que la secretaría de Cultura la haya auspiciado y que la declararan de interés cultural los concejos deliberantes de Belén y de Santa María.

-Resulta saludable hablar sobre los derechos humanos con la más absoluta libertad, pero si como dicen el peligro siempre está al acecho, ¿no crees que está faltando mayor educación sobre el tema para conocimiento de las nuevas generaciones?

-Un tema clave, sin lugar a dudas. En términos curriculares, es una gran falencia que tiene el sistema educativo por aquello de que no se puede querer lo que no se conoce y creo que en nuestro país hace falta, esencialmente, como decía un gran antropólogo como Guillermo Magrassi, mirarnos un poco más hacia adentro. Esto es lo que tiene que enseñar la escuela: mirarnos entre nosotros y valorar lo que tenemos. Todas esas cosas, que enaltecen a la condición humana, el sentirse americano, no se conocen en profundidad. Erróneamente, se prioriza el tenés que ser y para poder ser tenés que tener y se deja lado lo prioritario que es el estar, el sentarse una tarde, tomar unos mates y ver el atardecer; esto, que constituye un lujo en la vida, no lo tiene cualquiera.

-¿Quién está en deuda con los 30 desaparecidos en Catamarca?

-Creo que existe una realidad indiscutible y que en algún momento se debe replantear el tema como sociedad, y pensar seriamente en esta vida democrática, a la hora de emitir un voto por ejemplo, quiénes son los confiables. Aquí hay responsabilidades concretas y si bien no se puede hablar de complicidades de carácter exprofeso, cuando se acompañan estos procesos con el silencio se termina siendo cómplice. Hay que asumir esa verdad que se vivió en la provincia y que se ocultó por mucho tiempo, alguna vez alguien tiene que decir y hacer algo. En la película, bien lo dice el Dr. Guillermo Díaz Martínez: ¡Cómo puede ser que en el juicio a los represores en Catamarca, a ningún docente de la carrera de Derecho se le haya ocurrido llevar a los alumnos! Y la Universidad Nacional de Catamarca es una casa de altos estudios que tiene que responder al pueblo catamarqueño y no a un determinado sector político.

-La escuela no debería ser cómplice del silencio, de algo así como “de esto no se habla”.

-¡Por supuesto! Pero hay algo muy contradictorio: en la escuela, a lo largo de los ciclos primario y secundario, se habla bien de un criminal, concretamente Sarmiento.

-¿Domingo Faustino?

-Claro, un tipo que decía abiertamente “no hay que ahorrar sangre de gauchos, porque no vale nada”, y encima tiene un himno. Y yo no estoy en contra de Sarmiento porque sí nomás, simplemente digo que hay que mostrar la realidad. El mismo (Arturo) Jauretche dice que todo lo que crearon en torno a la figura de Sarmiento son mentiras. Entonces, si esa historia se inculca a fuerza de insistencia, me pregunto por qué nosotros no podemos empezar a insistir en el otro objeto, que significa comenzar a revisar toda la historia. Con esto no queremos ser los dueños de la verdad, pero discutamos los distintos puntos de vista esgrimiendo argumentos sólidos; no se puede estar todo el tiempo sosteniendo la idea de que hay puntos que es mejor ocultarlos, porque a la larga o a la corta eso salta a la vista. La memoria popular es el cofre más sagrado que existe, no olvidemos.

-El país se debate en un clima exasperado de todos contra todos. ¿Es que no hay un punto en común y, peor, la sensación de que nada nos une?

-Yo creo que hay puntos en común y es que debemos entender cabalmente qué es lo que se entiende por Patria, por nación, por pueblo; hay distintas concepciones y desde ya todas respetables, pero debemos tener en claro cuál pensamiento priorizamos en función del bien común, y aquí es donde saltan las diferencias.

-¿Por qué peronista?

-Tengo dos referentes en mi vida para haber entendido lo que es el peronismo: mi abuela, la mamá de (Manuel) Isauro Molina, doña Aurora Molina, y por supuesto Isauro, por quien tengo una gran admiración, porque dedicó su vida íntegramente a defender los ideales peronistas. Lo que le pasó a manos de los militares fue muy triste, y si yo soy peronista en gran medida se lo debo a él.

-¿Por qué crees que el silencio le fue ganando a la memoria en Catamarca en los últimos años?

-Porque hay un trabajo sistémico muy fuerte en el cual mucho tienen que ver los medios de comunicación. La educación formal compite con la educación informal, la cual dan los medios, con una clara desventaja, porque un chico puede estar 4 ó 5 horas por día con un docente, mientras el televisor, por ejemplo, lo bombardea durante 12 horas diarias; en esto hay que trabajar, y bastante. También están las campañas publicitarias, que muestran cómo se puede lograr todo con la ley del menor esfuerzo, y en esto se ha trabajado –vaya casualidad- desde el 24 de marzo de 1976 en adelante y se ahondó en el orden nacional en la era menemista, que fue algo así como la frutilla del postre.

-¿Qué recuerdos tenés de la “Fray Mamerto Esquiú”, tu escuela?

-A la “Fray” le debo todo, escuela a la que fui desde el jardín de infantes. Recuerdo que en esa institución, junto a los chicos más humildes del secundario, armamos un grupo estudiantil al que le puse el nombre de “ENUT” (Estudiantes Normalistas Unidos Triunfaremos), ya venía encarando para el lado de “unidos triunfaremos”, como dice la Marcha Peronista.

-Hoy, en la vida cotidiana, ¿qué te hace expresar “que lo parió” y qué te hace decir “esto me gusta”?

-Detesto la hipocresía, no la entiendo, y hasta admito que soy intolerante con ese tema, ahí cabe el “que lo parió”; por el contrario, me despierta mucha admiración la dignidad del pueblo humilde, ese que te da todo sin pedir nada a cambio. Uno lo puede comprobar cuando va al interior, donde alguien te ofrece su catre para dormir y ese alguien duerme en el suelo, y tiene esos gestos sin ningún tipo de especulación. Se perdió eso de “voy a hacer una gauchada” sin pensar en una recompensa, y esto es lo que me gusta.

-¿Cuánto vale tener ideales?

-¡Sin lugar a dudas: mucho! Es la savia que alimenta y le da sentido a la vida; vivir sin ideales es muy triste, tan triste como vivir sin dignidad. Es linda esta cosa de valorar el esfuerzo, de obtener logros mediante el sacrificio


ALGUNOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN JUEGAN CON LA OPOSICIÓN A QUE SEA EL “GATAFLORISMO EN ACCIÓN”

30 marzo 2009

la-gata-flora

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Por Pedro del Arrabal

MODELO DE SOCIEDAD

Con los persistentes embates que se vienen dando desde marzo del 2008 por parte del sector más conservador de la sociedad Argentina, lo que quedó en evidencia es que la disputa central de la cuestión nacional es el modelo de sociedad. Como antes; como siempre. Como en reiteradas ocasiones anteriores<!–[if !supportFootnotes]–>[1]<!–[endif]–>, la maquinaria más reaccionaria del aparato conservador de la República Argentina se puso en marcha para frenar el intento de avance de una política nacional, que sin ser revolucionaria, está intentando equilibrar la balanza de la distribución, a la vez que pretende atender como puede y cuando la dejan (las cortinas mediáticas de humo distraen la atención y tapan cualquier visión de lo que se hace) a los sectores más necesitados. Aquí están, estos son, los dos modelos de sociedad, que se disputan en la acción.

VIEJAS CRISIS VENDIDAS COMO NUEVAS

La crisis económica mundial ha desnudado la precariedad de los argumentos teóricos que decían sostener el valor inigualable del “liberal-capitalismo”. ¡Por ser falaces desde ya! Anque eso no significa que no vuelvan a recurrir a otros rebuscados silogismos y/o complejas formulaciones matemáticas filo científicas para justificar y encontrar explicaciones “lógicas” a lo injustificable de este fenómeno “crítico”.

La timba financiera del mercado de capitales que viajaba como golondrina por todo el mundo buscando el calorcito de los mejores réditos, y que decía “sostener la libertad de empresa, las ventajas de la libre competencia y el libre mercado” estalló como la burbuja que era. Y todo el “modelo de estilo de vida de los países centrales” (EE.UU. y Europa) se fue al carajo.

¡Pero! ¿Qué fue lo que falló? TODO y NADA.

TODO porque simplemente la putativa hija de ese perverso sistema, llamada codicia, les pincho la burbuja. El sistema mismo falló ontológicamente. Se construyeron sociedades sobre bases mitománicas en cuanto a las definiciones tanto del ser<!–[if !supportFootnotes]–>[2]<!–[endif]–> individual como del ser social, se legisló en consecuencia y para beneficio de unos pocos dándole a las leyes, en algunos casos, mandato metafísico, y con todo esto se armo un cóctel de códigos que legalizó y justificó el uso y abuso de la explotación del hombre por el hombre y la sobre explotación de recursos naturales, algo que los americanos del sur venimos padeciendo desde la llegada de “Paloma Portadora de Cristo”( Cristo Phorus Colombus alias “Cristobalito”) a estas tierras. Es más, hasta terminamos justificándola con los argumentos del colonizador por nuestra condición de colonizados culturalmente. Una anómala situación reforzada pedagógicamente desde el sistema educativo, y que con total naturalidad se viene dando desde hace ya largo tiempo; además, y que por desgracia aún hoy nos acompaña.

Y NADA porque la actual crisis económico-financiera internacional no es novedosa. Si al hombre le encanta tropezar varias veces con la misma piedra, no es porque sea inteligente sino más bien porque es un boludo consuetudinario.

La actual crisis termina siendo otra más; muy parecida a la crisis generada por la codicia de los florecientes imperialismos de la segunda mitad del siglo XIX. Imperios con colonias ultramarinas surgidos a la sombra de las condiciones que había generado la revolución industrial, y que dio rienda suelta a lo que se llamó la “Belle Epoque” para la Europa Central. Pero el desarrollo capitalista de aquella bella época estaba incubando en su seno la avaricia de los poderosos de cada Nación, algo que luego desencadenaría la Primera Guerra Mundial.

Y también muy parecida a la crisis del “29” ocasionada por la codicia de “otros” actores que legalizaron nuevas formas de operar financieramente en el naciente Imperialismo Norteamericano; “operaciones” que se llevaron adelante en concomitancia con algunas “casas financieras” de la madre patria de los EE.UU., Inglaterra.

LA NUEVA SITUACIÓN MUNDIAL Y LA OLIGARQUÍA LOCAL

A los conservadores nativos esta crisis mundial –como las otras- les cayó como “anillo al dedo” y se sumó a su estrategia de desgaste a un gobierno constitucional; les apareció como un ingrediente inesperado pero beneficioso a los fines de erosionar políticamente al gobierno nacional.

Que el imperialismo tratará que a su presente crisis económica la paguen todos los habitantes del planeta, a esta altura de los acontecimientos no hay ninguna duda

Con solo trazar paralelos entre la socialización que hizo Cavallo al estatizar la deuda privada para que la pague el conjunto del pueblo argentino, y la globalización de responsabilidades que quieren implementar los que ocasionaron la crisis financiera mundial (la banca norteamericana y europea) para que a las consecuencias la paguen hasta los países del tercer mundo, uno puede concluir que una vez más, “ciertos argentinos” –los de siempre- pretenden que esta crisis no afecte un puto pesos de sus intereses; y que en todo caso, si alguien la tiene que padecer, que sean los siempre, o sea “los de abajo”.

¿Y como se logra esto?

Poniendo “fi$chas” en los medios de comunicación y en la oposición.

LA LEY DE RADIODIFUSIÓN APURÓ LA CUESTIÓN

El pre-anuncio de la posible implementación de una nueva ley de radiodifusión puso a las corporaciones propietarias de multimedios en estado de “alerta y movilización”. (¿Ustedes creían que eso era propiedad exclusiva de los gremios?) La sola aparición de una posibilidad de ver cercenados sus tentáculos multimediales les disparó la histeria.

A la oligarquía conservadora, esto, le alcanzó y sobró. Saben que a los dueños de multimedios se los compra con promesa de futuras sociedades altamente rentables; siempre y cuando, desde ya, operen bajo su supervisión y línea política. Además les hicieron ver que contaban con la ignorancia y mediocridad de la dirigencia que se dice opositora a la cuál se la podía usar haciéndole decir cualquier barbaridad, explotando la necesidad de querer ser alguien “re-conocido” porque apareció en la tele. ¡Para eso están los medios y los 15’’ de fama!

Por otro lado también les mostraron a “dichos medios” las ventajas que se podían sacar de la “desinteresada participación” a la que se ofrecía esa querida y “hoy muy respetada oposición”: a) Por un lado la transferencia de responsabilidades a estos “opositores” ante futuro reclamos sociales por “equivocaciones legales pasadas”. b) Y por otro lado el uso y abuso que se podrá hacer de la condición de “cuarto poder” para atenuar del impacto ante cualquier juicio de valor, que también a futuro, la sociedad pudiera llegar a realizar sobre su perverso accionar mediático pasado, manipulando en el futuro una vez más la información y desviando la atención.

Y así se viene desarrollando la historia de las últimas décadas en nuestra querida nación.

EL GATAFLORISMO EN ACCIÓN

¿Qué es la oposición? ¿Qué dice la oposición? ¿Qué propone la oposición? ¿Qué hace la oposición además de poner su gataflorimos en acción?

¡INFUNDADAS DENUNCIAS, CRÍTICAS GENERALIZADAS, VANALIDADES Y VAGUEDADES! Ante esta “profunda crisis”(¿?) ¿CUÁLES SON LAS SOLUCIONES QUE PROPONEN? ¡NINGUNA! O N/C (no saben/ no contestan)

Que a los dueños de ciertos multimedios la histeria “gataflorística” le aparezca en esta ocasión es comprensible porque sus intereses se verían afectados por la nueva ley de radiodifusión. ¡AFECTADOS SUS INTERESES, NO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN COMO LA QUIEREN VENDER!

Pero, ¿a qué se debe el “gataflorismo de la oposición? ¡Esta es la pregunta clave cuando en la oposición, en vez de cabezas con una mínúscula idea, solo se ven “baleros” y “sonajeros” en acción!

Si trazamos un paralelo entre la tarea llevada adelante por los multimedios antes mencionados (desinformar, a la vez que forman a la opinión pública a su conveniencia), labor que viene siendo desarrollada inescrupulosamente desde hace largo tiempo, y que ahora será interrumpida por una decisión gubernamental (Ley de radiodifusión), y una relación “amorosamente” sexual interrumpida ¡lamentablemente! por la eyaculación precoz másculina, o por la “baja” de la pasión masculina producto de lo poco atractiva que resulta la compañera, la similitud entre ambas es ¡maravillosa!

Es evidente que en ambos casos estamos en presencia de un “coito interruptus” dado por el retiro temprano del “viril” (pero flacido) órgano peneano, quien debió abandonar la tarea, o por culpa de su incontinencia orgásmica, o por la bagallez de la compañera.

Si ponemos a estos medios en el rol femenino de un “bagallo no pasivo” en ese coito interrumpido, “la femeneidad multimedial” (que venía -por antecedentes- con serias posibilidades de orgasmos múltiples) se ve en este caso seriamente afectada, y sus “órganos” entrando en “estado de disfunción continua” producto del desequilibrio emocional que las “interrupciones” le producen.

Este es el momento actual; el momento en que presenciamos el patético cuadro de “multimedios” en un espantoso estado de “histeria”.

Este “gataflorismo” es entendible porque se trata de intereses puntuales. Evidentemente la nueva ley de radiodifusión fue una decisión acertada. Por una cuestión histórica, pero fundamentalmente por sentido común:

Todo lo que le hace mal a “eso multimedios”, le hace bien a la gente.

Además, se trata de una decisión tomada con un fin preciso, defender el derecho del ciudadano común a escuchar y leer todas las opiniones de sus compatriotas por distintos medios de diferentes dueños; y hasta de poder generar libremente nuevos medios y vehículos desde donde se pueda informar e informarse. De esta manera el ciudadano común dejará de ser víctima (pero en serio) de una información y formación que solamente se la da un sector social, el que siempre la caga. Se trata de una decisión tomada sobre la base de ser un gobierno soberano que fue elegido por la mayoría del pueblo argentino.

¡Pero el “gataflorismo simiesco” de la oposición no solo es incomprensible sino que termina por ser un tanto exasperante!

Uno se entera por “Natio”, “Planeta Animal” o el canal “Encuentro”, que para algunas especies de “simios” que viven en comunidades (no recuerdo exactamente si incluyen a los “gorilas”), las relaciones sexuales (sean estas “homo”, “bi” o “tri”) suelen servirles no solo de “descargador de tensiones” sino también de “atenuador de la agresividad”.

Pero evidentemente a los investigadores se les escapó -en sus estudios de las distintas variedades- la especie simiesca “Gorilus Argentinus”, más conocida como “Oposición”.

Esto despertó mi curiosidad. ¿Se les escapó, o ellos escaparon? Si escaparon ¿fue por temor a ser contagiados por esta endemia? ¿O realmente los asustó el comportamiento sexual de esta especie, más parecido al comportamiento de las felinas gatas en estado de “celo”? ¿Los asustó el nivel de agresividad de estas Simios-Gatas en celo?

Lo cierto es que a esta especie argentina –la “Gorilus Argentinus”- no hay ni “relación”, ni “medida” que le venga bien.

¡Como a la Gata Flora! ¡Si se la ponen grita, y si se la sacan llora! ¡Si se trata de una “gran medida”…la del gobierno, gritan porque es grande; y si “no la sienten” lloran porque “es pequeña”!

¡Cosas de gataflorismo, vio!

PEQUEÑA CRONOLOGÍA DE UN VACIO DE IDEAS

Ante el sin sentido de su existencia –ya que ni en el Congreso “mojaban el pancito”- la especie “Oposición” entra en crisis. Pero increíblemente, y ante la inminente posibilidad de un suicido colectivo de la especie, hace su aparición salvadora “las retenciones a la soja” en marzo del 2008. Rapidamente:

1.-Se cuelgan -como de una liana tirada por Tarzán- del conflicto de la Soja (que no saben ni qué es, y solo la conocen por los juguitos “Ades”) encabezada por el “gauchito pelotudo de cotillón” De Angelis, para cuestionar las retensiones. Del tema no saben ni conocen una reverenda mierda. ¡Pero hablan!

¡Miren que el cultivo y explotación de la Soja es un tema serio! Demandaría estudios profundos sobre la sustentabilidad de una explotación continua en un mismo terreno, no solo en términos ambientales, sino también, y fundamentalmente, en términos económicos y sociales (deforestación, desplazamiento de los pueblos originarios y comunidades autóctonas para apropiación de suelos, miserable paga a los peones y trabajadores rurales, etc, etc).

Pero para la “especie simiesca”, esa no es la cuestión. La cuestión central son las retenciones. Del resto no tienen que decir ni proponer; por uno de los dos siguientes motivos: a) No saben ni entienden un carajo, y según su minúsculo entender “no les pagan para que estudien”, sino para que se opongan y legislen en contra del gobierno (a los proyectos se los traen listos y cocinados) b) Saben algo y se hacen los boludos, tarea que por lo general resulta altamente redituable, especialmente en términos económicos, y también en términos politiqueros. (No digo político porque es una palabra Mayor)

2.- La crisis financiera internacional se desató en EE.UU., pero para la oposición y sus técnicos “garcas” parecería ser que las “nefastas repercusiones”(¿?) de dicha crisis en nuestro país, estarían íntimamente relacionadas con las decisiones que se tomaron y toman en “Olivos” y/o en “Balcarse 50” desde el 2003 en adelante. ¡Poco importa que él país haya crecido como en años no lo había hecho, y que la gente – los más necesitados- vivan un poco mejor!

3.-Como para la oposición todo está mal -según le recita al oído Clarín, La Nación y la oligarquía- y para que se dejen de romper las pelotas, se les adelanta las elecciones para que la gente opine si lo que se está haciendo está bien o está tan mal. ¡Pero no! ¡Eso también está mal porque pone en descrédito a las instituciones democráticas! Mientras que el tilingo De Angelis se la pasa amenazando a las instituciones democráticas si no votan lo que a sus mandamases les convienen. Y la oposición empieza con el boludeo ¡Que no les gusta el adelantamiento porque no tiene tiempo para prepararse! ¿Preparar qué? ¿Preparase para qué?

Seguir con la enunciación del vacío de ideas de la especie simiesca, me parece una contradicción un tanto “Psico-Socio-Bolchetroska-Liberal-Progre-Posmoderna” (partamos de la base que no se puede enunciar lo que no hay, o no existe que es lo que absurdamente intenté hacer). Por ende la corto acá y traspaso la contradicción a los lectores para que en los comentarios que pudieran hacer sobre la presente nota (que no creo que merezca ni siquiera un comentario) continúen con la enunciación(¿?)

pocho-16


1-Golpe conservador-oligárquico-angloamericano de 1930 contra Irigoyen (Estaba en juego la no renovación de las concesiones a las petroleras norteamericanas), golpe oligárquico-gorila-cipayo en 1955 contra el Gral Perón (Estaban en juego las conquistas sociales de los trabajadores, la nacionalización de los principales resortes de la economía y la soberanía política popular), golpe oligárquico-conservador-genocida en 1976 contra un gobierno peronista (estaban en juego los privilegios del estilo de vida “accidental y cretino” de los conservadores de siempre, aliados esta vez con lo más reaccionario del resto de América Latina y en defensa de la “doctrina de Seguridad Nacional” contra el enemigo Ateo; y desde ya, con la cúpula de la iglesia católica como cómplice) y golpe conservador-económico- neoliberal en 1990 de la mano del menemismo (una astuta demostración de lo eficaz que resulta ser perseverante en la prédica pedagógica cuando el tema es “Las ventaja de la diferencia de clases” el “tilingaje” aspirante a gran burgues, y lo inútil que resultaron a sus fines los crímenes de la anterior experiencia con la última dictadura militar)

2. Para Aristóteles la definición del “ser” debía ser una definición apropiada, ni demasiado amplia, ni demasiado estrecha o ajustada; no contener razonamientos ni conclusiones circulares, ni tampoco contradicciones o ambigüedades.


LOS MUERTOS QUE VOS MATAIS, GOZAN DE BUENA SALUD

2 marzo 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

“¡YO ME PREGUNTO!

¡Y QUIERO QUE ALGUIEN ME RESPONDA!

¿QUIÉN ES EL DEGENERADO QUE PUEDE ANDAR DUDANDO DE LAS PALABRAS DE ESTOS REVERENDOS…?”

Les Luthiers (Adaptación del sermón de Warren Sanchez)

macri-y-la-gorda-31

Por Pedro del Arrabal

Macri anuncia a voz de cuello –mientras pasea por Europa, premia a los alcahutes y se niega a darle aumento de sueldo a los docentes- el fin del kirchnerismo (¿la nostalgia por aquellas gloriosas épocas menemista le exacerbará el Delirius Tremen?).

La “oposición” se reúne con “el campo”(¿?) (¿No se habrán equivocado y en vez de usar el “con el…” debieron usar “en el campo… de batalla” reflotando la nunca olvidada “libertadora”?).

La “crema y nata” de la Sociedad Rural caga a pedos a Biolcati –vicepresidente de la entidad- por andar “negociando” con el gobierno de la “chusma”.

¡Qué más se puede pedir!

En un año electoral, las cartas están echadas,  sobre la mesa.

Pero… (¡Qué cagada, siempre aparece un “pero”!), ¿se olvida…:

1)-…la oligarquía vacuna que desde aquel luctuoso 16 de septiembre de 1955 para el pueblo argentino, ya pasaron 53 años; y los muertos que creyeron matar (el pueblo peronista) anda –andamos- “vivito y coleando” Y CON VIDA PARA RATO?

2)-…“Lilita Corrió” que cuando su triunfo “era un hecho” en las elecciones del 2007, terminó perdiendo por más de 20 puntos, razón por la cuál “corrió” a refugiarse en Punta del Este (¡Pobre!) gritando –“No me meto más en elección alguna”?

3)…“La oposición” que los peronistas tenemos mucha memoria y que sus reuniones nos traen a la memoria las reuniones de la “VIEJA Unión Democrática” (Por la mediocridad política de sus participantes desde ya)?

4)…La Coalisión Cívica que se parece mucho a la “Alíanza” de De la Rua?

Sobre las actitudes de la oligarquía agropecuaria mucho no se puede agregar. Sus reiterados mugidos son tan conocidos que termina por dejarte los testículos por los tobillos. ¡Por culpa de ellos los llevamos arrastrando! Razón por la cual les comunicamos que estamos un poquitito podridos de la misma perorata.

¡Cambien el mugido muchachos!

Pero… (¿Otro “pero” más?) ¡La oposición por derecha!!! ¡Que desastre!!!

¡Se colgaron de la inseguridad para gritar que todo es culpa de la permisividad de este gobierno!

¿Se olvidan de aquel “spot” (¡mierda que tengo el lenguaje globalizao!) publicitario donde aparecía De la Rua con los “S.W.A.T.” detrás de él, postulándose para presidente y él diciendo que se pondría al frente de la “lucha” contra la delincuencia?

¿En qué terminó aquel gobierno?

Respuestas: -¡Los delincuentes económicos operando libremente en el seno mismo de aquel gobierno (¿Se olvidaron de los López Murphys, los Cavallos, el corralito y el corralón?); los S.W.A.T. masacrando gente (que no eran “casualmente” delincuentes) en  Plaza de Mayo los días 19 y 20 de diciembre del 2001, y Fernandito huyendo de su “Frente-Alianza” de batalla por  los techos de la “Rosada”, y en un helicóptero salvador!

Y por izquierda (que daría la sensación que giraron 180º y terminaron a la “derecha”, mirando para atrás, como en corzo, pero “a contramano”)? ¿Cómo andamos?

Con solo observar el patético (pero democrático) y burgués final de la Vilmita Ripol, compartiendo con la “Chiqui” Legrand no solo un almuerzo sino similares apreciaciones sobre la falacia de la “peligrosidad” del “zurdaje”, alcanza. “Chiquita” y todos los televidentes que la siguen, con los dichos de la Ripol en la mesa, entendieron de manera clara y contundente lo inocuo qué resulta ser de un partido de izquierda en la argentina. Además, hablar de los pobres no solo te hace “ser cool de cierta izquierda”  mientras te lava la conciencia, sino que es ¡Toda una paquetería, che! ¡La Ripol se portó en aquella oportunidad como la mejor alumna de Norteamerico Ghioldi!

¡INSISTO Y ME  SIGO  PREGUNTANDO! (Como el reverendo Sanchez)

¡Y QUIERO QUE ALGUIEN ME RESPONDA!

¿Cuál es la propuesta que tiene la oposición en materia económica y social que los presente como alternativa válida para el conjunto del pueblo Argentino, además de las críticas de politiquería barata que se la pasan haciendo?

¡EN SERIO!

¿Qué proponen por izquierda, centro izquierda, centro, centro derecha y derecha (¡Mierda carajo! Parece la delantera de un equipo de fútbol de los “50”) en materia de proyecto social, de proyecto de país, en materia económica? ¿Hay algo nuevo, algo que no conozcamos?

¡Muchachas y “chos”! El discurso para perejiles y tilingos de clase media, casi todos yuppies, está resultando más que anodino! ¡Y eso no es poco decir! Punto.

Y en cuanto a lo que expresó el otro “reverendo”…

¿Cómo cuál? ¡El reverendo HDP! ¡El nazi ingles!

A ese personaje ya le dedicaré algunas reflexiones sobre sus dichos.

pocho-11