EL SENTIMIENTO DE EVITA EN RELACIÓN AL PERONISMO Y EL MARXISMO.

2 septiembre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura, política y filosofía.

EVITA I

V.L.M. 3

Por Victor Leopoldo Martinez

La -o las- izquierdas vernáculas  siempre criticaron la religiosidad (ese “opio para los pueblos”) existente desde siempre, en sus distintas formas y manifestaciones, dentro de  los movimientos populares; básicamente en esta América.  Continente colonizado a sangre y fuego por un “cristianismo europeo” bastante perverso en su accionar, históricamente terminó siendo  combatido por otros vehementes seres, también europeos,  que vienen practicando la misma religiosidad  que critican  en los cristianos  pero colgados del “racionalismo crítico” un tanto  Popperiano; un conflicto filosófico y existencial que por ser netamente eurocéntrico, a su geografía cultural debió circunscribirse en cuanto a modelo de aplicación; digo por lo poco traspolable si nos ajustamos a que la historia nunca se repite de igual forma; por cuestiones de tiempos, formas y conformaciones culturales. Lamentablemente  no ocurrió así y la colonización cultural lo exportó a estas tierras, no solo en lo sustancialmente europeo en cuanto a  disquisiciones  ideológicas  y/o filosóficas, sino hasta en el modo de análisis. En el abordaje de un estudio antropológico social sobre fenómenos americanos en los claustros de estudios superiores se encuentra el más claro ejemplo de la falta de originalidad.  Lógicamente dentro de este contexto y a la hora de la crítica, no  por casualidad, el peronismo cae en la “volteada”. Lo dije y escribí en reiteradas oportunidades: “El peronismo antes que nada es un sentimiento y como tal difícil de explicarlo y/o ponerlo en palabras; como cualquier sentimiento amoroso, o de odio”.   

Aclarado esto, a mí -como peronista y a modo de simple señalamiento-, no me resulta difícil inferir que los  marxistas vernáculos, en sus modos y formas de análisis,  no se diferencia metodológicamente del resto de sus pares europeos por estar colonizados mentalmente por aquellos. En esto encuentro  la razón por la cual  profesan una fe ciega en la doctrina y los principios marxista que hace que también incluyan al peronismo dentro de sus enemigos.  O sea, para las izquierdas (en nuestro país  son muchas y en eterno conflicto entre ellas) y la derecha local, el enemigo en términos político-ideológico-“doctrinales” sigue siendo –desde su nacimiento- el peronismo; llamativamente no así la oligarquía terrateniente latifundista, tampoco los capitalistas grupos económicos concentrados;   menos aún lo son esos aliados naturales y de mayor peso formativo en la opinión pública para que esta acepte la expoliación y la explotación del hombre por el hombre como algo “lógico y normal” como son las empresas periodísticas multimedios.

Ninguno de los “lúcidos” de las vanguardias “progre” de izquierda y menos aún los liberales “técnicos económicos” sirvientes de la derecha cipaya local se reconocerán a sí mismo como claros exponentes de una colonización cultural que restringe su capacidad de análisis a una simple rayita de la cual equidistan (como los rieles ferroviarios) las dos únicas e inmaculadas concepciones ideológicas existentes en el mundo: izquierda y derecha. Para colmo de males Perón los deschavetó con su creación de la “Tercera Posición”.

Los tienen tan obnubilados estos modos de mirar y analizar la realidad político-social local  y regional que no se dan cuenta que, en términos de perspectiva -para colmo negativa-,  ambos rieles se juntas en ese  horizonte de quimeras ideológicas  y  terminan operando  de manera  desgraciada sobre  destino final de nuestro pueblo, coadyuvando y facilitando así  la explotación de los trabajadores por parte del capitalismo, al  tiempo que ahuecan de contenido el concepto  PATRIA permitiendo así el vaciamiento del patrimonio no solo cultural sino también territorial y  de  riquezas naturales; todo esto  a manos de intereses foráneos .    

Se me ocurre pensar y sugerir que, si filosóficamente y tomando el materialismo dialéctico como base  para la comprensión de ciertos fenómenos políticos-sociales locales y regionales, partimos de la tesis asentada en el cientificismo dialéctico marxista-lenninista (descubrimiento científico de la ley de la evolución de la historia humana), abrimos ese cientificismo a la incorporación de elementos  que si bien no nos pueden  resultar novedosos pero por apego a esas abstracciones  importadas los fuimos dejando de lado, y los incorporamos  como elementos muy presentes en los fenómenos que tomaron forma de movimientos populares en un lugar del mundo como el continente americano donde la evolución de la historia de sus pueblos originarios parte de una cosmovisión disímil  a la construida por el occidentalismo europeo, y por ende un ordenamiento histórico-social donde la originalidad hace la diferencia en su conformación(1),  y a esto lo colocamos   en lo que sería la antítesis, el peronismo bien podría ser la síntesis –o por lo menos una posible variante de síntesis- si es que pretendemos ser tan puntillosos a la hora de intentar entender  “científicamente” al peronismo desde un marxismo más americano.

karl-marx

Quizá en esto pensó Evita cuando aseguró en su libro «Historia del peronismo»: “Carlos Marx es el ‘jefe’ del movimiento obrero internacional”.  Pero acto seguido no se privó de arriesgar su diferencia con parte del ideario marxista al criticar su antirreligiocidad  ya que según ella “no hay nada más popular que la religión a la que no hay que confundir con clericalismo”.

Esta aclaración hecha por Evita no niega al marxismo; al contrario, resalta el valor de los aportes hechos por Carlos Marx  a las causas obreras internacionales.(2)  Pero según mi entender ese “internacionalismo” está para Evita circunscrito al proletariado europeo. De ahí que Evita hace foco en el “clericalismo” y no por casualidad.  El “clericalismo” también es un fenómeno netamente europeo  impuesto en estas tierras por la conquista y colonización. Desde el preciso momento en que en el año 380 el cristianismo pasó a formar parte del Imperio Romano como “Religión Oficial”, la “Institución Iglesia” siempre tuvo peso político primero en los reinos y luego en los gobiernos nacionales. Tradicionalmente, y como ocurrió en Europa,  en nuestro país, fue una doctrina instrumentada políticamente. Siempre se  inmiscuyó en los asuntos públicos y profanos como un poder  más corrigiendo, intentado  orientar y supervisar políticas de Estado conforme a sus dictados. Su oposición a las leyes de matrimonio igualitario y  legalización de la interrupción voluntaria del embarazo son las dos últimas y más claras muestras de su accionar en estos últimos años que estamos viviendo, 2012- 2018. En nuestra historia reciente los ejemplos del  accionar clerical a la usanza Torquemada sobran: La participación cuasi militar de la cúpula eclesiástica en el golpe de estado de 1955 (bombardeo a plaza de mayo asesinando a civiles inocentes); el apoyo a las persecuciones políticas contra la resistencia peronista; sus fuertes vínculos con la última dictadura militar; la vista gorda para con el asesinato del Obispo Angelelli  junto a otros curas riojanos, la masacre de los Palotinos en la C.A.B.A. por mencionar solo algunos,  son claros  ejemplos de cómo ese poder clerical se sacaba de encima a los molestos de sus propias filas, y el nivel de perversión puesto en práctica con total hipocresía con tal de mantener ese poder. Los milicos asesinos eran soldados de Dios; le pasaban a ellos el trabajo sucio y solo se limitaban a “justificarlos y perdonarlos”. Es ese poder clerical el que Evita no quería y viceversa.  Esta son las razones para que  el justicialismo sea anticlerical; pero no por eso dejó de ser profundamente humanista y cristiano; básicamente por los principios sociales y morales establecidos por el flaco Jesús. 

Ahora bien, si queremos ir más allá sobre los dichos de Evita, los mismos también podrían basarse en algo que en términos Hegelianos  estaría más asociado el rescate que el filósofo de Stuttgart hace del Estado al considerarlo  “justo cuando posibilita la realización de la libertad de todos sus miembros”. Para corroborar esto bien vale  acudir al estudio que publicó en el 2010 Gerardo Ávalos Tenorio.(3)  Según Tenorio,  Hegel aborda el estudio de la positividad de la religión cristiana: “Para Hegel  y otros estudiosos, -dice Tenorio– lo que en principio fue la fe en un hombre, más tarde sirvió para que otros hombres lo sustituyeran  por una fe en esa secta que finalmente incide en la política como un  Estado eclesiástico.” A partir de esto deduzco, según mi modesta formación, que  Evita  realiza  la diferenciación: Estado político + Estado Clerical…  ¿Justo o acomodaticio según intereses? El razonamiento de Hegel apunta a descubrir la falta de sustancia moral en el Estado eclesiástico; por lo visto, Evita acompaña este razonamiento.

Pero además esta -para mi- brillante observación de Evita es clave para entender dos fenómenos muy claros pero poco estudiado dentro de las necesarias investigaciones que se deben hacer sobre las razones de la incomprensión que para no pocos  resulta  nuestro sentimiento  de “ser” dentro del “estar” en América:  Diferencia entre Ser europeo y el “soy” en tanto “estoy” americano; “somos”  en tanto “estamos”.

RodolfoKusch

Es en esto donde Rodolfo Kusch(4) descubre la diferencia sustancial existente en la valoración del “Ser”. Una cosa es el  “Ser” (dentro de la concepción europea) como producto individual  funcional a las necesidades de un status quo predeterminado universalmente hecho sistema social imperante (importada concepción social netamente eurocéntrica en términos culturales). Europa centro de lo “universal”.  Otra muy distinta es para Kusch el “Estar” que me hace “Ser” dentro de una cosmovisión diferente, donde hombre y naturaleza son una sola cosa, una relación religiosa biunívoca que es lo que le da -y se lo visualiza claramente- ese sentido solidario que uno encuentra en los originarios, en los nativos humildes que habitan suelos americanos; a lo largo de toda su extensión.  Es el hecho de “ser” en tanto existo y tengo valor para mis semejantes, tanto como lo tienen ellos para mí; es el convivir  en ese medio propio que hasta se lo siente original por el solo hecho de contenernos. De allí la genialidad de Eva para plantear la diferenciación entre Justicialismo y Marxismo, no en lo sustancial ya que los dos buscan lo mismo, pero si en la concepción  y  entendimiento de cómo tomar y respetar al hombre en su fas sentimental. De ahí también la identificación  del Justicialismo  con el cristianismo en un Jesús político que busca poner justicia donde no la hay y lucha para que la dignidad humana no sea moneda de cambio y motivo para negocio casualmente dentro de los templos (sinagogas como instituciones políticas).

Rodolfo Kusch, en su trabajo “La negación del pensamiento popular” nos dice lo siguiente y es importantísimo rescatarlo por su vigencia en relación a lo que hoy estamos viviendo: “… ante la crisis, no caben las soluciones elaboradas minuciosamente por los estudiosos en nombre de un racionalismo de estudiante recién recibido, sino que es preciso entroncar con alguna constante. Y en América no hay otra constante que la de su pueblo. La base de nuestra razón de ser está en el subsuelo social (Scalabrini Ortiz). Es lo que demuestra el peronismo y este, a su vez, es la consecuencia de una verdad que América viene arrastrando a través de toda su historia. Fue la verdad que alentaba detrás del Inca Atahualpa, y es la que sigue palpitando, aun hoy, después de la muerte de Perón. Contra esa constante que es el pueblo mismo, se estrellan las izquierdas y las derechas y los centros. Quizá ni siquiera quepa ahí la política (sublimemente paradójico esto último) … De ahí entonces la ubicación de una trampa lógica que opera en el pensamiento popular mediante un anti-discurso, a través del cual aquel logra constituirse existencialmente en su pura emocionalidad, lo que por su parte se concreta ya sea en valores, ya sea en un puro querer o en un puro pensar desde el corazón. Como si se tratara de un pensar sin finalidad que sin embargo esconde una finalidad recóndita, quizá la de subsistir, fundando siempre al existir mismo y afianzando sus valores.”(5)

eva y peron

Este entender la originalidad desde  lo nuestro que hace  Rodolfo Kusch, Eva Perón lo pone en palabras y sentimientos: “Me animo a hablar, porque como mujer, como argentina y como la más fervorosa y apasionada peronista, nada puede haber más grande que hablar de Perón y de su doctrina extraordinaria…. nuestro primer maestro, el general Perón, va a enseñarnos su Doctrina: el Justicialismo, que él nos ha dado, arrancándola de la claridad genial de su inteligencia y del fuego ardoroso de su corazón.” . En mi caso, siento que en gran medida y a su manera,  Kusch, por ser contemporáneo, corrobora a Evita. Solo un ser surgido de ese subsuelo social de la patria misma como María Eva, bajo determinadas condiciones y una realidad político-social incontrastable como fue el gobierno de Perón, ese subsuelo se anima a hablar; y lo hace como mujer, como mujer americana; lo hace desde el fervor y de  manera apasionada porque ya siente a la doctrina justicialista como propia en tanto es producto de una necesidad cubierta, encubierta, ocultada enterrada en el subsuelo de su Patria, que nunca dejo de ser sentimiento y que con Perón emergió como tal. Evita lo valora como “inteligente” en tanto surgió de un ardoroso corazón (el de Perón). Que Evita considere y asocie lo que sale el corazón con algo inteligente es un razonamiento en esencia, sustancialmente americano; por ende peronista.

Notas:

(1) .-“…el hombre necesita, en primer lugar, comer, beber, tener un techo y vestirse antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión; que por tanto la producción de los medios materiales inmediatos de vida y, por consiguiente, la correspondiente fase de la evolución económica de un pueblo o de una época son la base sobre la que se han desarrollado las instituciones estatales, las concepciones jurídicas, el arte y también las ideas religiosas de los hombres, con arreglo a la que por tanto deben explicarse y no al revés, como hasta entonces se había venido haciendo” (Engels). Esto vale para la historia europea y se acopla a la teoría marxista que, desarrollada, concluye en: “El hombre, con la ayuda de los instrumentos de trabajo, de la técnica, en el proceso de producción influye sobre la Naturaleza”. Analizado esto último minuciosamente, en el fondo no se diferencia mucho de la concepción judeo-cristiana netamente europea sobre que el hombre, por mandato religiosamente divino o por mandato científico, es dueño de la naturaleza y puede disponer de ella según sus intereses y como se le antoje. Los pueblos europeos siempre imbuyeron a sus vidas un sentido práctico; lógicamente por razones propias y particulares en términos geográficos y de recursos naturales. Usufrutuaron y hasta se masacraron entre ellos por el control  de sus colonias de ultramar en la gran guerra del XIV; todo esto  asociados a las necesidades, codicia y designios de sus pueblos. Muy diferente a la de los pueblos americanos donde el hombre no es el dueño de la naturaleza sino parte de ella. Visto y analizado así, la matriz analítica cambia radicalmente.

(2).- Vale señalar sintéticamente la historia de la “Internacionales”. La 1ra juntó en Londres a trabajadores ingleses, franceses e italianos republicanos en 1864. En la segunda (1889) –promovida por Frederick Engels- ya aparece el Partido Socialista Argentino como afiliado a la “Internacional” junto con el socialismo uruguayo. La 3ra Internacional ya es organizada por el Partido Comunista Soviético y se realizó en Petrogrado (San Petersburgo), entre el 2 y el 6 de marzo de 1919. La mayoría de las organizaciones proletarias convocadas –Salvo EE.UU., Japón y Australia- eran todas de países europeos. En 1938 se pudre el rancho de las “Internacionales” y León Trotsky patea el burocrático tablero soviético con lo que fue la IV Internacional. Trotsky termina asesinado en México y posteriormente aparece en escena dentro del trotskismo un argentino que adquiere relevancia internacional por su participación en varios hechos revolucionarios en América Latina (Cuba por citar un ejemplo) llamado Homero Rómulo Cristali Frasnelli, más conocido como “J. Posadas”. A los fines del presente escrito queda claro que la cuestión de la “internacionalización” del proletariado tuvo como finalidad reunir fundamentalmente al proletariado europeo que pasó a ser el principal afectado por la revolución industrial desde 1870 hasta el comienzo de la Primera Guerra, periodo conocido como la Belle Epoque.

(3).- Doctor en Ciencia Política por la UNAM, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco y  miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México.

(4).- Rodolfo Kusch (1922-1979), antropólogo y filósofo argentino.

(5).- Rodolfo Kusch, Obras completas- Tomo II – Pág. 569/71

Anuncios

“SERE MILLONES”

28 julio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Nacional

Con mucho placer reproducimos esta nota escrita con el COMPAÑERO, AMIGO y colega Ariel Magirena (con su noble consentimiento desde ya)

…”soy fanática. Daría mi vida por Perón y por el pueblo”, prometió Evita y cumplió, con la esperanza y la certeza de que “aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevaran como bandera a la victoria”

EVITA ETERNA

Ariel Magirena

Por Ariel Magirena (Publicado en:                 http://visionpais.com.ar/ser-millones/)

Celebrar a Evita – en toda ocasión, también la de su muerte- es celebrar el peronismo y la militancia. Frente a los evitadores de Evita, los que la traicionan intentado mellar al peronismo inventando colisiones entre ella y su gran amor y autor político, la militancia es el homenaje merecido en el camino que nos señalara sin ambages.

Es a Evita a la que se niega en el olvido o la postergación de las deudas de nuestra democracia. Se suspende a Evita en la suspensión de la demanda y de la lucha. Porque Evita es la voz de esa demanda que se funda en acción. La expresión palmaria de que la militancia es un desafío cotidiano. Que es la construcción social el cimiento de la voluntad política. Contra los poderes constituidos y el consenso del relato que manipulan los mercaderes de la información no alcanzan las gracias de un gobierno. Las medidas sin demanda corren el riesgo de ser anécdota si no son carne del pueblo. Fue lo que preservó por décadas derechos que nos parecen ya incuestionables, y es la falta de esa carnadura la base de esa amnesia selectiva que supone avances en lo que es recuperación y lo que habilita el retraso para lo que necesitan los que esperan cuando ya no pueden esperar. Evita es la garantía en la lucha de los logros populares: esos que costará sangre arrancar, si es que lo logran. Evita significa lealtad, sin dudas ni condiciones, al proyecto de Perón que es la felicidad del Pueblo.

“Yo le pido a Dios que no permita a esos insectos levantar la mano contra Perón, porque ¡guay de ese día! Ese día, mi general, yo saldré con el pueblo trabajador, yo saldré con las mujeres del pueblo, yo saldré con los descamisados de la patria, para no dejar en pie ningún ladrillo que no sea peronista”

EVITA ETERNA 1

Intérprete genuina del pueblo que la ungió de santidad cuando Perón la propuso, en su condición de indio negada por la historia liberal, “jefa espiritual del movimiento”, Evita encarnó la mística misma de la militancia por la Patria justa, libre y soberana. En el planteo genial del gran estratega Evita cumplió, afuera del Estado y las estructuras formales de la partidocracia, el papel que la colocó para siempre en la historia y la puso por encima de lo que jamás hizo otra mujer en los días de la humanidad. En sólo 7 años, desde su unión en amor y militancia con Perón, Evita cambió para siempre los destinos de los humildes de nuestro suelo y fue ejemplo para los pueblos del mundo. No fue desde una banca que Evita consiguió el voto femenino, sino construyendo la demanda entre las mujeres.

“Donde hay una necesidad nace un derecho”, sentenció para movilizar a los sectores antes adormecidos y siempre necesitados para hacerse escuchar. Y cada derecho fue acción, porque ir por más, o ir por todo no puede perderse en la futilidad de una consigna: es construir explícitamente cada “más” y cada “todo”.

Supo Néstor (también Cristina) ser Perón: sintetizar y conducir; ser estrategia y doctrina. Pero Evita es la militancia y el pueblo movilizado, consciente de su rol y sus derechos. Falta y nos hace falta, Evita. La impaciente y la insumisa. La del amor violento y la caricia masiva. La pasión de la inteligencia. La sangre brava de la revolución inconclusa…

Necesitamos millones para que vuelva.

Visión Pais


EL 17 DE OCTUBRE Y EL ANTIPERONISMO COMO FENÓMENO CULTURAL QUE VOLVIÓ A PARTE DE NUESTRA SOCIEDAD SADOMASOQUISTA.

17 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

-¡Que suerte y que bien que hayan aumentado la luz, el gas, el teléfono, la nafta, el boleto de transporte, las prepagas y los comestibles!!! ¡Por fin se sinceró la economía(¿?)!

Pero… vos sos el más perjudicado; sos vos el que seguís pagando impuestos, ahora más y más, en y con cada uno de esos aumentos de los servicios; y los ricos no pagan un carajo!!!

Pero ellos no roban!!!

Ser “masoquista” no sería tan grave como sí lo  es el ser “sádico”; pero pretender por estupideces propias que los demás padezcan dichas estupideces (sadomasoquismo) es ya un mal signo social y muy dañino… Digo… Pienso. De ahí el título de la presente nota.

Este diálogo podría continuar indefinidamente pero todo sería estéril, inútil, simplemente por ausencia de buen sentido, por carencia de ese mínimo criterio analítico que la política necesita cuando se plantean cosas cotidianas que aplastan, apabullan, pero que hace imposible poder dirimir cuando tu interlocutor está convencido que esas son “cosas” que le pasan a los “otros”, a esos negros, vagos y choripaneros peronistas populistas. Además agregan que está bien que les pase eso a los vagos porque son esos gobiernos como el de los chorros kirchnerista los que tanto mal le hicieron a la “cultura del trabajo” en este país. Jamás te aceptarán que el Macri Presidente habla de la cultura del trabajo, algo que desconoce totalmente porque JAMÁS trabajó, porque como hijo de rico empresario siempre explotó a sus trabajadores; lo mismo que su mujer, una negrera esclavizadora de bolivianos.

Pero… Él es blanco, rubio, de ojos claros, y ella elegante y “paqueta”, condiciones que el medio pelaje argentino que habita en los centros urbanos (grandes o chicos) de todo el país, compra como algo que imposibilita que sean los delincuentes económicos, los delincuentes financieros y/o explotadores de trabajadores que es lo que son; y si lo son, lo son por derecho adquirido vaya uno a saber adónde!!! O si! En el mundo de la imbecilidad!!!

Evidentemente estamos frente a un serio y grave problema cultural.

¿Cómo se sale de esto?

Y… llevará un tiempo para nada corto; siempre y cuando algunos de los que podemos darle batalla en términos culturales quedamos vivos después del paso de este huracán neoliberal.

17-1

¿Adónde están las diferencia entre una cultura –la peronista que es Nacional y popular- y el neoliberalismo? Simplemente en los intereses que cada una de estas dos concepciones ideológicas defiende. La primera prioriza los intereses de la Patria y su pueblo y la segunda la de los intereses “privados” que no tienen patria, que son multinacionales, es decir que buscan los lugares del planeta donde los negocios sean más redituables.

¿Por qué el peronismo es tan resistido? Porque el 17 de octubre de 1945 aparece en la historia nacional como punto de inflexión entre la dignidad de la Patria y su pueblo avasallada desde Caseros -1852- hasta ese día, salvo el interregno del Irigoyenismo. Desde aquella fecha un sector del pueblo argentino recuperó el valor de la palabra Patria y comenzó a entender de qué se trataba eso de la dignidad humana. La oligarquía agro ganadera y los representantes del empresariado multinacional jamás le perdonaron a Perón y al peronismo esa afrenta a sus intereses.       

En algún momento PERÓN había fijado que “Para un peronista no podía haber nada mejor que otro peronista. A su regreso definitivo en 1973, la extendió a un “Para un argentino no debe haber nada mejor que otro argentino”. Pero siempre remarcaba que lo primero es lo primero y allí estaba la PATRIA. Argentino de corazón grande y puro era aquel INMENSO Gral. Patriota.

Hoy la Patria volvió a su condición neocolonial nacida en Caseros -1852-.

Hoy la patria es una cuestión de negocios, no un proyecto político. En todo caso ese negocio se asienta en la anti política que esgrimen los empresarios y que pretenden se imponga como valor supremo en esa cultura del CAMBIO que levanta como bandera el “PRO-CAMBIEMOS”.

Y en cierta medida y forma triunfaron!!!

Le cambiaron la cabeza a un montón de personas que hoy creen que la palabra Patria es sinónimo de economía saneada por empresarios, que esos empresarios se ven “obligados” a realizar un esfuerzo patriótico haciendo sus propios negocios en aras del libre mercado, del libre comercio y el libre enriquecimiento para que el país despegue y se inserte en el mundo; donde los trabajadores solo son un número más en contabilidades truchas. Y para ellos eso no es corrupción. Y triunfaron porque el “perejil de clase media” compró que todo eso está bien. Un fenómeno cultural a todas luces muy evidente que separa claramente las aguas de lo que se entiende por Patria y Estado.

En el caso de peronismo, existe un piso ideológico dentro de él, que si bien permite adecuaciones políticas según demanden las necesidades que los tiempos vayan exigiendo, no por eso su esencia y principios deben ser alterados. Por los menos el pueblo peronista a esto lo tiene claro.

El domingo “no se elige presidente” dice uno de los candidatos de cuna UCEDEista (Massa) pero que hoy se vende como “peronista” aprovechando de paso las consignas que usa el oficialismo PRO. Ese candidato se abraza con otro (Randazzo) que prefirió la derrota de un peronista en las últimas presidenciales por simple “caprichito” y hoy se aferra a escuditos y símbolos partidarios en un intento de construcción partidocrática que no termina de ser un simple rejunte de oportunistas que alardean con frases hechas y planteos politiqueros. Para estos dos “peronista”, por ahora la patria es lo de menos; estos son tiempos de maquillajes políticos; y cuanto más “barato” y vacíos de contenidos sean estos maquillajes, más eficaces demostraron resultar.

Ambos utilizan el término acuñado en el peronismo y que los peronistas utilizamos para reconocernos: “compañero”. Si en algún momento deciden bajarse del caballo y volver a la fuente seguramente serán bienvenidos (siempre y cuando dejen en la puerta ese cinismo que tanto daño le hizo y hace al peronismo tanto como la soberbia filo izquierdoza de no pocos kirchnerista).

El peronismo con base en su pueblo nunca fue sectario ni excluyente pero por lo general no le gusta que lo tomen de boludo.

MASSA-MACRI

Es cierto que no se elige presidente; se eligen legisladores nacionales, provinciales y municipales. Pero a comienzo de la gestión Macri “acompañaron” al Presidente incluso hasta DAVOS para respaldarlo en ese entramado y perverso regreso al mundo de los vasallos sirvientes de los poderosos imperios que en aquel momento comenzó a tejer el hoy presidente. ¿Por qué ahora harían algo diferente? Para Massa el enemigo no es Macri sino Cristina. ¿Es una conducta peronista esa? ¿Es más importante la lucha que los mayores corruptores que haya conocido la historia nacional que anidan en el PRO-1PAÍS  y que estos emprendieron contra corrupciones ajenas que la monstruosa deuda externa que día a día hipoteca el futuro nacional?   

El votante debe saber, debe recordar que algunos candidatos, llámese Massa (el narcotráfico del nordelta apareció en su gestión), Carrio, Stolbizer, siendo legisladores, votaron como “oposición constructiva que no ponía palos en la rueda” todas las leyes (pago a los fondos buitres, blanqueo de capitales, leyes anti laborales, designaciones truchas, negociaciones nefastas para los intereses del país y su pueblo) en aras de la “lucha conjunta” contra la corrupción K.

Ahora bien, si esta existió, seguramente y con todas las pruebas en las manos, independientemente que la corrupción es condenable bajo todo punto de vista por su carácter delictivo, los montos de los corruptos kirchnerista, en términos comparativos –no por eso justificables- son “vueltos” en una mesa de restaurante céntrico porteño comparado con los negociados y estafas fiscales cometidos por los Macri, Calcaterra, Caputo, Aranguren, Melconian, Peña, Cotto, Magnetto (y sigue la lista), las mineras, la Sociedad Rural y los capitostes de la UIA que durante el gobierno de la “corrupta” Cristina la levantaron con pala a fuerza de un sistemático y perseverante ejercicio de la corrupción con ellos en el papel de corruptores; ganancias que lógicamente sacaron del país “porque los impuestos eran “confiscatorios” (Melconian-Macri Dixi), y hoy gozan de total impunidad para blanquear dineros evadidos al fisco, seguir sin pagar impuesto, seguir endeudando al país por el desfinanciamiento de las arcas del Estado que el “vivo” de Macri está haciendo al condonar multimillonarias deudas fiscales a sus amigos, quitándole impuestos a los ricos, eliminando las retenciones al agro y mineras, metiendo a todos los argentinos como miserable deudores en ese futuro no muy lejano. Pero resulta que estos “candidatos” (Massa-Randazzo) recién ahora descubren que son “cosas malas del Macrismo”, pero no evitan esconderse tras el discurso oficialista –vacío de contenido, hueco- forjado con nuevas y mentirosas promesas pero que sirve para acompañar a esta gestión PRO que logró imponer conductas, gesto, actitudes “políticamente correctas”, donde la hipocresía se expande entre los votantes de clase media como una nefasta peste y sus principales voceros juegan de candidatos opositores en una puesta en escena democrática.

La farsa es el parámetro cultural que rige al medio pelaje y a gran parte de esa clase media que se irrita cuando le pones en evidencia su nivel de ignorancia y gozan con exasperarte repitiendo burdos y pueriles argumentos sacados de la posverdad inventada mediáticamente, haciendo gala con marcada soberbia de esa pobreza intelectual (no digo ni siquiera mínimos conocimientos) que hasta les impide aplicar el buen sentido para una realidad que los terminará haciendo sus víctimas.

17-2

Hoy los peronistas recordamos el 17 de Octubre. Para nosotros no es una fecha cualquiera, una fecha más. Es un hito histórico muy caro en nuestros sentimientos. Es la dignidad humana hecha política de Estado llevada adelante por el Gral. Perón.

Es claro que con aciertos y errores, Cristina Fernández de Kirchner es en este momento el mojón histórico que con su triunfo electoral puede significar una luz de esperanza en ese largo camino de lucha cultural que tenemos por delante los peronista.

El debate será largo Y NO DEBEMOS ESQUIVARLO. Deberemos esta vez enterrar el bisturí hasta la medula. Y me importa un carajo la opinión sectaria de “Cuervo rosquerito camporista” alguno.

Para conseguir su fines, el neoliberalismo no dudará en hacerlo. Esta metiendo bisturí ahí, donde sabe que está la llave maestra que consolida su futuro: la cultura y la educación. ¿Su herramienta clave? Los medios de comunicación. ¿Por qué nosotros tendríamos que dudar a la hora limpiar la patria de cipayos, mentecatos y traidores? El huevo de la serpiente anida en los medios de comunicación hoy hegemónicos. Dirijamos nuestra mira hacia ellos pa’ no errarle fiero al viscachazo. Pero también miremos a todos estos cómplices del macrismo, máxima y contundente expresión de esa nefasta conjunción de lo que fue la última dictadura militar y el menemato mentirosamente peronista y juremos por nuestra PATRIA que como peronistas la defenderemos hasta dar todo lo que tenemos; incluso nuestra vida; simplemente porque somos criollos y ARGENTINOS. Solo así ganaremos las sucesivas batallas que tendremos por delante.   Porque nuestra dignidad nunca se arrastrará como no se arrastró en la heroica Paysandú. Nuestra BANDERA ARGENTINA Y PERONISTA NOS LLEVARÁ A LA VICTORIA O SEGUIRÁ FLAMEANDO AUN SOBRE SUS RUINAS Y SOBRE NUESTROS RESTOS; PERO JAMÁS VENCIDA.  

Ah!!! VIVA LA PATRIA Y VIVA PERÓN CARAJO!!!  

Gráfica: http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com.ar/2014/10/poemas-y-testimonios-del-17-de-octubre.html


MACRI Y SU PREFERENCIA POR EL “ÚLTIMO PERÓN”

16 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

BARBA-MACRI

Captura de pantalla 2017-10-15 a la(s) 23.27.35

Por Julio F. Baraibar

Mauricio Macri afirmó, en el encuentro de las grandes empresas llamado por alguna razón IDEA, que le gusta el “Perón de la última etapa”. Como se sabe, todo lo que diga Mauricio Macri sobre Perón está viciado de oportunismo y no tiene que ver con sus convicciones, sino con lo que su asesor Durán Barba le dice que tiene que decir. Esa afirmación no es ni cierta, ni falsa. Quien se la sopló al oído lo hizo con la intención de oponer a ese “Perón de la última etapa” con los gobiernos de Nëstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner y, más exactamente, con la candidatura de esta última a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

Pero no es tanto la afirmación de Macri el motivo de estas líneas sino la reacción observada en distintos espacios, sedicentemente nacionales y populares, que con una curiosa interpretación, coincidieron con la provocación presidencial.

En efecto, pudo leerse en las redes sociales que no era de extrañar que el presidente de las grandes corporaciones gustase del Perón de López Rega y de Isabel, dando a entender que con esos dos datos se definía al “Perón de la última etapa”.

Vayamos por partes, como habría dicho Jack el Destripador.

Los tres últimos gobiernos peronistas, que sacaron al país de la crisis económica y estructural posiblemente más profunda desde el año 1890 se caracterizaron, entre otras cosas, por sumar al torrente popular a amplios sectores de una juventud de clase media formada en los prejuicios ideológicos, de izquierda y de derecha, contra el peronismo. Se trata de prejuicios que, por otra parte, ya en aquellos años (1973-76) habían jugado un papel delicuescente contra el tercer gobierno del General Perón. Toda simplificación es empobrecedora e incorrecta, pero aún a ese riego podríamos decir que hubo sectores, cuyos padres habían luchado contra Perón en el 55 porque no era Lenin, que lo habían votado en el 73 creyendo que era Lenin. Y en ambos casos, padres e hijos, estaban equivocados. Perón era, en el 55 y el 73, el jefe político de un movimiento nacional del liberación cuyo objetivo era la creación de un país industrial, autárquico, soberano, con justicia social e integrado a América Latina. Tanto en el año 1945, cuando los trabajadores lo arrancaron de la prisión, como en 1971, cuando el conjunto del pueblo argentino logró traerlo del exilio, Perón intentó unificar a los argentinos alrededor de las tres grandes banderas que caracterizaron a su movimiento: independencia económica, soberanía política y justicia social.

Pero podríamos agregar que ese anciano general que tuvimos el enorme honor de conocer personalmente se parecía más al de las jornadas del 17 de octubre, de la nacionalización de los ferrocarriles, de la creación de la Flota Mercante, de la promulgación del aguinaldo que al presidente de 1955, asediado por el estrangulamiento del sector externo, por las malas cosechas de trigo, por el enfrentamiento con la iglesia, con un gobierno que había perdido la vitalidad y el empuje de los años iniciales. El general que llegó a la residencia de Gaspar Campos había incorporado, en su exilio europeo, un arsenal de nuevas reflexiones, tanto doctrinarias como políticas, y llegaba, pese a la edad, con el ánimo dispuesto a unir a los argentinos, como el mismo lo expresó al llegar, “para la liberación, no para la dependencia”.

Lo definitorio del “Perón de la última etapa” no fue López Rega. Siempre había habido algún personaje de esas características en su cercanía. Apold o el diputado Visca formaron parte también de la legión de chupamedias y alcahuetes que pululaban en los pasillo gubernamentales. El vicepresidente Alberto Teissaire, después del 16 de septiembre de 1955, pasó a ser conocido como “el cantor de las cosas nuestras” -atributo que hizo famoso a Antonio Tormo-, por sus “confesiones” a las comisiones investigadoras del golpe cívico militar.

“El Perón de la última etapa” es el del Modelo Argentino para el Proyecto Nacional, donde deja establecido en negro sobre blanco la naturaleza de la tarea a encarar:

PERÓN

Nuestra tarea común es la liberación. Liberación tiene muchos significados:

  • En lo político, configurar una nación sustancial, con capacidad suficiente de decisión nacional, y no una nación en apariencia que conserva los atributos formales del poder, pero no su esencia.
  • En lo económico, hemos de producir básicamente según las necesidades del pueblo y de la Nación, y teniendo también en cuenta las necesidades de nuestros hermanos de Latinoamérica y del mundo en su conjunto. Y, a partir de un sistema económico que hoy produce según el beneficio, hemos de armonizar ambos elementos para preservar recursos, lograr una real justicia distributiva, y mantener siempre viva la llama de la creatividad.
  • En lo socio-cultural, queremos una comunidad que tome lo mejor del mundo del espíritu, del mundo de las ideas y del mundo de los sentidos, y que agregue a ello todo lo que nos es propio, autóctono, para desarrollar un profundo nacionalismo cultural, como antes expresé. Tal será la única forma de preservar nuestra identidad y nuestra auto-identificación. Argentina, como cultura, tiene una sola manera de identificarse: Argentina. Y para la fase continentalista en la que vivimos y universalista hacia la cual vamos, abierta nuestra cultura a la comunicación con todas las culturas del mundo, tenemos que recordar siempre que Argentina es el hogar.
  • La lucha por la liberación es, en gran medida, lucha también por los recursos y la preservación ecológica, y en ella estamos empeñados. Los pueblos del Tercer Mundo albergan las grandes reservas de materias primas, particularmente las agotables. Pasó la época en que podían tomarse riquezas por la fuerza, con el argumento de la lucha política entre países o entre ideologías.
  • Tenemos que trabajar para hacer también del Tercer Mundo una comunidad organizada. Esta es la hora de los pueblos y concebimos que, en ella, debe concretarse la unión de la humanidad.
  • En lo científico-tecnológico, se reconoce el núcleo del problema de la liberación. Sin base científico-tecnológica propia y suficiente, la liberación se hace también imposible. La liberación del mundo en desarrollo exige que este conocimiento sea libremente internacionalizado sin ningún costo para él. Hemos de luchar por conseguirlo; y tenemos para esta lucha que recordar las esencias: todo conocimiento viene de Dios”.

Es el Perón que incorpora al programa de la Argentina justa, libre y soberana las reivindicaciones de un ecologismo tercermundista, de protección de nuestros recursos naturales y su explotación al servicio de la grandeza de la nación y el bienestar del pueblo. Es el Perón de la propuesta de integración continental para la que los tiempos habían madurado desde aquel temprano llamado de la década del ’50.

Sabemos que el presidente Macri ignora este “Perón de la última etapa”, al que sus amigos gorilas, con los mismos apellidos e intereses, combatieron con denuedo hasta el último momento de su augusta vida.“Las fuerzas del orden –pero del orden nuevo, del orden revolucionario, del orden del cambio en profundidad– han de imponerse sobre las fuerzas del desorden entre las que se incluyen, por cierto, las del viejo orden de la explotación de las naciones por el imperialismo, y la explotación de los hombres por quienes son sus hermanos y debieran comportarse como tales”, dijo “el Perón de la última etapa”, ante el Congreso de la Nación el 1° de Mayo de 1974. No es este, como se ve, el programa expuesto ante los millonarios de IDEA.

Lo que nos preocupa es que desde nuestro campo se ignore también a este “Perón de la última etapa” y se pretenda confundir su memoria. Afirmar que la presencia de López Rega caracteriza y define al período final de Perón es sumarse a los silbidos de los que, aquel 1° de Mayo de 1974, quisieron disputarle el liderazgo de su movimiento y quedaron aprisionados en el juego de pinzas que el imperialismo y la oligarquía local impusieron sobre el pueblo argentino.

El legado de Perón, su pensamiento y acción de gobierno, no es un bien mostrenco del que cualquiera se apropia. Macri sencillamente miente cuando dice lo que dice. Los nuestros se equivocan cuando ignoran qué fue ese “Perón de la última etapa”.

Buenos Aires, 14 de octubre de 2017.

Fuente:https://fernandezbaraibar.blogspot.com.ar/2017/10/el-peron-de-la-ultima-etapa.html?spref=fb


CUANDO LA ESTUPIDEZ SE INSTALA SOCIALMENTE

26 julio 2017

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

malcolm-xESTUPIDEZ HUMANA

Victor L Martinez 4

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

La situación es demasiado clara. Si uno, como ciudadano común, se ajusta al grado de inefabilidad de un producto mediático que es vendido en cuanto programa político aparezca en la caja boba como “la justa”, en cuyo contenido solo se encuentra lacónicos “la gente dice”, “la gente opina”, “votarían a…” -me refiero a las llamadas “encuestas”-, sin siquiera pensar por un instante, o preguntarse entre otras cosas algunas posibilidades como: ¿De qué universo están hablando? ¿Importa el universo en términos cuantitativos? ¿Sirve para la generalización de sus resultados? ¿Alcanza con incluir un +/- 2, o +/- 5, o +/- 10 % de margen de error para dar por “seguro” el muestreo? Por lo menos a mi -y en materia política- me resulta mucho más que dudoso.

No estoy haciendo juicio de valor sobre las «encuestas como herramienta para trabajos de campo» que en muchas áreas de las ciencias sirven para realizar proyecciones sumamente interesantes y significativas, sino sobre el valor de su manipulación dentro de un contexto de inducción política orientando preferencia en una tarea pedagógica llevada adelante por los medios masivos de comunicación. Esto, sin lugar a ninguna duda ha demostrado su marcada efectividad (en este caso lograr el efecto deseado a través de condicionar reflejos).

MANIPULACIÒN

Nadie que esté en su sano juicio por haber tomado distancia de la deformadora corriente de manipulación mediática puede desconocer -o dejar de reconocer- ese valor pedagógico-inductivos señalado anteriormente. Se puede constatar su grado de verdad con solo revisar en lo cotidiano relatos y discursos esgrimido por cualquier hijo de vecino quien justifica burdamente cualquier disparates con un: “lo dice la tele”, , “lo dicen en la radio” “lo dicen las encuestas”, y ahora se sumo “aparece en las redes sociales”.

Me niego a darle un grado de verdad siquiera relativa –en términos políticos insisto- a todo aquello que sobrevalora el “la calle dice”, “la calle opina que” o “va a votar a”; por ejemplo cuando se asegura a través de encuestas que el 50% de 1000 personas (500 para ser más preciso), van a votar a… induciendo preferencias por tal o cual candidato. Dentro de una población de 3 millones de personas (caso C.A.B.A.) es equivalente a concluir que un 1.499.500 opinan, sostienen y bancan lo mismo que los 500 entrevistados.

La propia palabra “probabilidad”, un término cuya ambigüedad indicativa recorre la ancha banda de lo incierto tiene una matemática (evento/resultados posibles) que permite desvirtuar el grado de verdad de una encuesta. La realidad indica que traspolado el resultado de la encuesta al cálculo de probabilidad (evento) y lo divido por el universo real de habitantes las posibilidades de que ese resultado se de se reduce al 0,2%. ¡Vaya, vaya…¿no?! Entonces “me niego”.

NOS MEAN

Bs. As., la ciudad puerto (un detalle no menor en términos históricos, económicos, culturales y políticos), con una población de clase media baja, media media y media alta, que siempre pudo y puede tener un nivel de vida más que aceptable en términos comparativos con el resto del país; que viene teniendo la mejor oferta en materia educativa desde hace siglo y medio -pública y privada-; que viaja al extranjero tanto como consume en los shopping y supermercados… ¡no puede tener 1.400.000 personas sin capacidad de discernir la calidad y las cualidades morales de la oferta política tanto nacional como local en materia de candidatos!!! (tal el caso del 45 % que según las “encuestas” prefieren a una desquiciada mental como Carrio para que los represente). Me cuesta creer, aceptar que los habitantes de esa mega ciudad (la quinta en el mundo) no tenga correcta y critica lectura de la realidad; ni escucha crítica. ¡Que sus habitantes después de haber pasado –en su mayoría- por el debido tratamiento pedagógico que lleva la friolera cifra de casi 20 –VEINTE- años entre primario, medio y universitario, tire por el caño cloacal semejante inversión y termine repitiendo las imbecilidades que le venden los medios de comunicación en sus distintas plataformas!!!

Es claro que existe otro componente de tipo cultural-educativo que trabajó subrepticiamente por décadas: el odio de clase, el anti negro, el anti peronismo.

Los hechos demuestran que la manipulación está. Son muchas y de una diversidad más que llamativa las conclusiones que de semejante conducta social uno podría sacar. Es más; no pocas “investigaciones” en estudios sociales bancadas por el CONICET (organismo creado por decreto número 9695 firmado por el General Juan Domingo Perón con fecha 17 de mayo de 1951) seguramente podrían facilitar las razones, ya que estas deben estar volcadas en los famosos “paper” que luego aparecen publicados en revistas especializadas, con lo que sus autores “chapean”. Pero hoy por hoy, y en los hechos, no pasan de ser un “informe-tesis” más, sin que sus resultados generen necesidades políticas transformadas en propuestas de trabajo de campo para modificar o cambiar modos y hábitos de pensamiento en términos colectivos. ¡Cuidado! Sin que esto signifique uniformización alguna de ningún tipo; solo propongo buscar que desde lo individual se permita a cualquier argentino elaborar y construir un pensamiento y un discurso con criterio mínimamente social por ser ese ámbito donde se cristaliza el bien común; y para eso se requiere sentido común.  

Tener de presidente de la Nación a un empresario ignorante y perversamente mitómano, que el único conocimiento aprobado en su cómoda vida de niño bien es cómo hacer trampas para lucrar más y mejor en grandes negociados, y que encima es aplaudido por el 45% de la población tilinga de las grandes urbes después de haber dado sobradas muestras de ser un corrupto e inmoral tramposo, no hace otra cosa que darle la razón a su proyecto político; proyecto que entre sus principales premisas figuran dejar en mano de uno de sus “socios” (Clarín) la manipulación multimedial y con ello la educación del soberano. La imbecilidad previamente instalada socialmente parece justificar tal decisión. Que este mal social se haya extendido a todas la capitales provinciales es lo que compruebo con profundo dolor.

(*) Documentalista, escritor, periodista. 


EDUCANDO EN HISTORIA CON EL MANUAL DE DON “BARTOLO”

1 febrero 2017

Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

educacion

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

San Fernando del Valle, capital de la provincia de Catamarca, República Argentina (2016)

Cuadro de situación: Escuela Privada, alumno de 4to año del secundario, 16 años, clase presencial. Docente: profesora de historia.

Conflicto: Por las características del mismo se trata de una profesora formada bajo la égida de  la “historia oficial”, única historia habilitada por la “Academia Nacional” para la enseñanza formal, adquirida  –es de imaginar- en un Instituto de Estudios Superiores, o la propia Universidad Nacional local (UNCA). La docente, con título habilitante bajo el brazo, se presenta ante sus alumnos como única entendida en el tema. Del otro lado un alumno inteligentemente curioso con observaciones que descolocan a dicha docente y la sacan de la rutina complicando su tarea.

Temas desencadenantes (2):

1.-“Rosas, el TIRANO villano” (según mi modesto parecer, un relato recogido de la hipócrita historia fabricada por Bartolomé Mitre la que ubica a la docente dentro de los “chupa mortaja de Mitre” –como los había y hay de Sarmiento según dijera el MAESTRO Jauretche-); y…

2.- “La última dictadura no fue dictadura, sino un Proceso de Reorganización Nacional”. (Obviamente siguiendo la cipaya línea histórica Mayo-Caseros trazada en sus escritos y su relato histórico por don Bartolo, luego continuada por sus hijos putativos “Alvearistas no personalistas”-El Roquismo de la 1ra Década Infame-“Libertadora de 1955” que eliminó la 2da Tiranía –Perón- y los partidarios de los sucesivos Golpes Militares eliminadores de populismos y ordenadores de la economía en beneficio de la oligarquía nativa, hasta llegar a la 2da Década Infame menemista; y desde el 10 de diciembre del 2015 retomada por el gobierno neoliberal-conservador Macrista).

Recomendación Docente al educando: “Usted debe estudiar de los libros  y del material que yo le doy o sugiero; no debe hacerle caso a lo que le diga o su Papá o el amigo de su Papá”.

Tal como lo vengo sosteniendo en mis sucesivos escritos y trabajos investigativos: “Saber establecido, saber incuestionable”

Esto deja al descubierto la paupérrima (y no por casualidad sino por causalidad) formación que se brinda a nuestros docentes en todo establecimiento “académico serio” y que a fuerza de repetir estupideces atentatorias de toda lógica, del mínimo grado de sensatez y de toda racionalidad, adquieren el tan ansiado “título habilitante”. Ese es el preciso momento donde aparece el otro condimento de nuestra pésima educación, el autoritarismo (que nunca fue equivalente de autoridad) donde la sacro santa palabra docente no puede ser puesta en tela de juicio, menos en duda ni por un familiar, peor aún, ni por un amigo de la familia aunque estos últimos tengan más y mejor formación y mayor solidez argumental a la hora de fundamentar conocimientos históricos.

1ra Conclusión: Para el correcto funcionamiento del sistema educativo, el educando solo debe cumplir con la rutina de presentimos y el ritual de repetición de saberes ajenos que lo habilitará para recibir el certificado que le permitirá sortear los distintos niveles de domesticación.  

Lamentable…

Como lamentable y real es nuestro nivel educativo que hoy por hoy  nos degrada como argentinos al haber elegido como presidente un personaje con tan alto nivel de ignorancia y torpeza que para colmo tiene tantos aplaudidores.     

Como todo tiene que ver con todo vale aclarar que dentro del sistema privado, la educación es un comercio, los contenidos la mercancía, los docentes los vendedores  que están bajo el régimen de “empleados de comercio” (¡Esto no es joda! ¡Funciona así!) y tienen un sindicato SADOP cuyos dirigentes nacionales dicen ser “peronistas” (no es un detalle menor) pero solo preocupados por la relación laboral “trabajador-patrón” de sus afiliados en términos “contractuales”. ¡Estoy hablando de estructuras educativas, la mayoría subvencionadas por el Estado! (Lo que la transforma en un negocio altamente redituable para sus propietarios).

Si analizamos el modo de enseñanza y los contenidos que se vierten en “Estudios Sociales” en nuestros establecimientos educativos aun hoy -2017-, sin temor a equivocarme puedo asegurar:

2da. Conclusión: Nuestras escuelas y colegios (públicos y privados) en materia de “Estudios Sociales” no forman argentinos, domestican en el respeto por los contenidos que llevan al educando a ser un producto estúpidamente colonizado con base en “híbridos histórico-culturales” de valores universales. Lógicamente el proceso genera “ciudadanos del mundo” con identidad indefinida que terminan siendo caldo de cultivo para la instalación del individualismo y el pensar cipayo.

Pregunta: Entonces… ¿Qué se entiende por educación?

3ra.  Conclusión: Aceptar mansamente el proceso de domesticación para ser políticamente correcto y socialmente aceptado; repetir saberes establecidos, nunca cuestionarlos, menos pensar y menos aún hacerlo críticamente.

Claro… En la disciplina “Historia” o “Estudios Sociales”, según sean los distintos cambios de nombre que cada tanto aparecen en las grandes y cacareadas modificaciones educativas implementadas por “progres” que nunca tocan cuestiones de fondo (contenidos) y por ende, al stablishmen culturoso de derecha que maneja las “academias”, le resultan inocuos, todo esto pasaría desapercibido si se tratara de una docente y un colegio de la C.A.B.A. (donde esta línea histórica nunca desapareció pero sí recobro fuerza y vigor en la gestión Macri desde el 2007). Hasta el más neófito percibe que esa educación se sigue rigiendo por los mandatos de la educación eurocéntrica portuaria que salió a la luz dentro del Proyecto del “80” del siglo XIX que con sus aciertos y errores instauró la educación libre y gratuita (extranjerizante pero al menos libre y gratuita). Pero estamos hablando de una docente que vive y trabaja en la provincia que parió a uno de los más grandes argentinos, autor de la primera proclama Americanista: FELIPE  VARELA, un declarado anti Mitrista por el disparate de la Guerra de la Triple Infamia; catamarqueño que en su momento fue lugarteniente de otro gran PATRIOTA como don  Ángel Vicente “El Chacho” Peñaloza; Felipe Varela, histórico caudillo provincial, férreo defensor de los intereses y la dignidad de la “chusma” (O sea, uno de los “chicos bárbaros y malos” según los mitro-sarmientinos). La docente ¿pasó por alto este detalle en su propia provincia?

Queda claro que el personaje de marras, si fuera mediamente responsable en y con su profesión, debió, o debería, investigar, saber que también cuenta con bibliografía “no autorizada” por los señores “académicos” donde  podría enterarse que existe “otra historia”, que la podrá discutir en su grado de  “verdad” o falsedad con todo el derecho que le cabe como argentina responsable; necesario ritual que debió hacer con su “historia Oficial”; teniendo pruebas documentales en la mano. De ningún modo  como docente –creo yo, que también lo soy-  debió dejar de preguntarse: ¿No seré otra “mascarita” transitando un “Corso a contramano” al repetir letanías sin saber siquiera si son estupideces o no?

En razón de esto le acerco a esta docente algunas cositas de su amado pero mentirosito “Don Bartolo” como para que vaya tomando conciencia de quién era en realidad;  saber por ejemplo, en temas militares ¿quién fue y qué hizo don Bartolo para que se lo llame “Gral.”?

Según aparece en La Gazeta Federal:

mitre

“Coronel artillero y amante de las culturas foráneas, estudiaba las tácticas y estrategias de guerra científicas que se aplicaban en Europa, pero no daban resultados en estas pampas salvajes. Iluso, se veía a sí mismo como una especie de genial estratega al estilo de Napoleón o Carlomagno.”

“Incapaz en el campo de batalla (“a Mitre no se le ocurre nada en el campo de batalla” diría D`Amico, oficial porteño.) pero dotado de un optimismo enfermizo, esto lo hacía avanzar en el campo de batalla “hacia ningún lado”, como cuando las tropas enemigas se le habían esfumado en Cepeda y su terquedad no le dejaba ver que estaba totalmente derrotado, casi solo, de noche en el medio del campo y totalmente rodeado por el enemigo que le daba la oportunidad de escabullirse. (“Un milico medio tarambana… o tarambana y medio” diría otro paisano)

“Escarmentado en todas las batallas que participó y más predispuesto a salvar el pellejo que a arriesgarlo (¡Igualito a San Martín, o Mansilla!) lo llevaba a disparar antes de tiempo; como en Pavón cuando Urquiza le “regalaba” el campo de batalla y la victoria. “No dispare general, que ha ganado” diría el parte que lo alcanzaba en su huida furtiva, para enterarlo de la realidad.” (Lo que se dice “un Gral. de mil batallas”; aunque  a sus “chupa mortajas” poco les importe si fueron perdidas cobardemente, rebajadas en dignidad o ganadas en los papeles. Les alcanza con que el “padre de la Historia” las dio por ganadas en sus escritos disfrazados de “seriedad” -libelos al fin- de lectura obligatoria en establecimientos educativos.)

sarmiento

El “loco” Sarmiento no se le quedaba atrás. Su participación en la Guerra de la Triple Infamia lo muestra como un extraordinario fabulador y un terco a la hora de opinar sobre lo que jamás entendió, pero en absoluto se lo rescata como un hombre de “armas llevar”. Autor intelectual de los asesinatos de Nazario Benavidez (caudillo Sanjuanino) y “El Chacho” Peñaloza (caudillo Riojano) no figura en su foja de servicio ni el “alias” ni el mote de criminal y asesino; además, y de regalo, tiene un himno que hasta es obligatorio cantar en todos los establecimientos educativos argentino y en todo acto escolar por ser el “padre del aula”.

Cuenta Luis Alberto Murray en su obra “Pro y Contra de Sarmiento” que siendo el sanjuanino ya presidente (1868-1874) quiso ser retratado como Gral.. Ante  la carencia de uniforme para su voluminoso cuerpo, obligó a un Sargento que revistaba en la casa de gobierno que le cediera su uniforme. Como era medio gordo, al querer abrocharse la chaqueta prestada, los botones saltaron por el aire, lo que lo enfureció con las consecuencias del caso para los que estaban en su proximidad. ¡Por algo hasta los propios mitristas lo apodaron “el Loco”! 

En cuanto a la “seriedad” y “confiabilidad” de los escritos de Mitre podríamos agregar este  fragmento del historiador José María Rosas:

“Como historiador engañó a generaciones enteras: Mitre había escrito la historia de Belgrano. (Bastante criticada por Vicente Fidel López, en esa época); y Adolfo Saldías (Liberal, discípulo y admirador de Mitre), le propuso a Mitre (y éste lo alentó) continuar con la historia de la “tiranía” de Rosas y la “liberación” de Mitre. Saldías se tomó las cosas en serio y revolvió todos los documentos de la época, y hasta el propio archivo de Rosas en Inglaterra, facilitado por Manuelita Rosas. Cuando terminó su Historia de Rosas, luego Historia de la Confederación Argentina, (basada en un estricto estudio de la documentación), le mandó orgulloso un ejemplar a Mitre para pedirle opinión sobre su investigación histórica; Mitre le mandó a Saldías una carta con una serie de gansadas y reprochándole entre otras cosas que no había mantenido los “nobles odios que todo liberal debe mantener sobre  toda tiranía”; o sea que para Mitre, la historia no se hace en base a “documentos”, sino a “nobles odios”. El loco Sarmiento fue más sincero: “Jovencito, no tome como oro de buena ley todo lo que hemos escrito contra Rosas. Nosotros éramos sus enemigos políticos” (Historia Argentina – José María Rosas –  tomo VVII – pag.187)  

Pero bueno es saber  que la “teta” de la que Mitre mamó la leche oligárquica ya era una ternera crecidita:

“Los federalistas no solo quieren que Buenos Aires no sea la capital sino que como perteneciente a todos los demás pueblos divida con ellos el armamento los derechos de aduana y demás rentas generales; en un palabra que se establezca una igualdad física entre Buenos Aires y las demás provincias, corrigiendo la naturaleza que nos ha dado un puerto, unos campos, un clima y otras circunstancias que le han hecho físicamente superior a otros pueblos, y a la que por las leyes inmutables del orden del universo esta afecta cierta importancia moral de un cierto rango” (La Gazeta de Bs.As. 15-12-1819) (AGM.p.103)

Y podría seguir con el muestrario de elementos que por lo visto la docente (y como ella miles de colegas) desconocen y siguen repitiendo gansadas tras gansadas año tras año; pero creo que con esto alcanza.


¿MURIÓ FIDEL CASTRO?

1 diciembre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

crespon-luto

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Corría los días de abril de 1961 y se realizaba la habitual Fiesta de la Virgen del Valle en la capital de mi Catamarca. Tenía yo 10 años y transitaba la peatonal Rivadavia (que tenía 2 cuadras, entre las calles Mota Botello y San Martín y de 18 a 21 hs.), cuando de pronto me encaran uno jóvenes que se identificaron como de “Acción Católica” pidiéndome que firme un papel para pedir a Dios que no ingrese el demonio comunista en América Latina. Ocho años después tome conocimiento que por esos día se había producido el intento de invasión a Cuba por parte del imperialismo Yanqui en Bahía de Cochinos, Playa Girón; intento que a DIOS gracias fracasó. Hoy recuerdo los versos de Silvio Rodriguez que con cruda franqueza y frente a la injusticia social plantea:“Y al que diga que me aguante debajo de una sotana, le encajo una caravana de sentimientos gigantes.”(1)

silvio-rodriguez-vicente-feliu-y-fidel-castro

Así comenzó mi vinculación sentimental con la historia de América Latina. Castro ya comenzaba a ser ese héroe para los que amábamos la Patria Justa, Libre y Soberana y para aquellos jóvenes que habíamos decidido abrazar con fuerza la causa libertaria que el peronismo representaba en nuestro país.

Entonces la respuesta que reciba la pregunta del título será la mejor herramienta para entender cómo y desde dónde se toma, se siente y se juzga un hecho que el común de los mortales lo toma de manera dolorosa pero a la vez con la necesaria resignación por ser algo naturalmente inevitable al formar parte de la existencia biológica humana. Murió físicamente FIDEL CASTRO.

Sin embargo la muerte de figuras como las de MARTÍ, SANDINO, IRIGOYEN PERÓN, EVITA, el propio “CHE”, VELAZCO ALVARADO, TORRIJO, CHÁVEZ, NÉSTOR KIRCHNER y ahora FIDEL CASTRO, con sus luchas y realizaciones políticas concretadas en vida, transforman ese cambio de estado material en algo más sencillo y noble; se reduce a una simple “desaparición física”. Sus conductas, acciones y concreciones políticas dejan esa impronta que los inmortaliza; siguen viviendo en el alma de los pueblos. En algunos casos hasta exceden el rol de grandes PATRIOTAS, trascienden fronteras y pasan a ser ejemplo para los luchadores de los pueblos oprimidos por cualquier imperio en cualquier parte del mundo.

Evidentemente Fidel Castro, como Perón, fueron PATRIOTAS, y como todos los grandes patriotas –ellos lo fueron- no morirán jamás. Solo mediocres cipayos festejan estos hechos en la estúpida creencia que “con la muerte del perro la rabia se acaba”. La estupidez de esta mediocridad radica en la ignorancia de dos cuestiones muy concretas: 1) “La rabia no es una enfermedad únicamente biológica y limitada a los perros; los hombre no son perros y la sienten. Y 2) La absurda negación que tienen para reconocer que son sus perversas acciones motorizadas por la codicia las que generan rabia en sus pares de especie.

Los hombres pasan; son sus ideas y acciones, si fueron buenas -o malas- para el resto de los humanos, las que perduran.

Son las causas que centralizan sus luchas en la defensa del respeto por la dignidad humana las que trascienden en el tiempo. Fidel Castro defendió esa causa con acciones concreta, claridad meridiana y un profundo amor por su patria. Para el cubano Castro es la Patria porque la patria nunca se arrodilla ante ninguna fuerza invasora extranjera. Para los gusanos de Miami la patria es un negocio y por eso se fueron; y por eso celebran su muerte.  

Quién no recuerda aquella pintada que decía “Viva el cáncer” tras la muerte de Evita; o el deseo de un “progre” como José Pablo Feimann que Perón muriera antes de regresar de su exilio; o más recientemente “Néstor, porque no te llevas a tu yegua también ” por la ex presidenta Cristina Fernández gritado por los “caceroleros”.

El denominador común que une a los que manifiestan estos deseos es el ser la parte mediocre de los ejemplares que conforman la especie humana.

Las oligarquías – en particular la nuestra- y los “tilingos que aspiran” conseguir ese status, constituyen el mayor flagelo para cualquier sociedad por su alto grado de ignorancia. El culto a la holgazanería hace el resto. Entonces no puede asombrar que un Rodriguez Larreta hable del “bajísimo nivel de desarrollo” de Cuba como país y que por eso “tanta gente se ha querido ir”. Solo un bruto de supina ignorancia puede desconocer las virtudes de un régimen que consiguió logros tan trascendentes en materia de salud, alimentación y educación por encima de los países más desarrollados del mundo, algo reconocido hasta por todos los organismos internacionales de Naciones Unidas hoy vigentes. Pero mas grave aun es hacerlo desde una gestión de gobierno como la suya y la de antecesor –el actual presidente Macri, otro ignorante elevado a la enecima potencia- que llevaron a la C.A.B.A. a tener el peor servicio de salud y educación de los últimos 10 años, llegando al extremos de tener hoy indigentes poblando sus calles esperando la misericordia de congéneres y de la buena voluntad de Dios.

Que otro bruto como el norteamericano pariente del Pato Donald -el “Tío rico” Trump- amenace hoy a sus votantes cubanos que viven en Miami para que “regresen a su amada patria” después de sus burdos festejos aclarándoles que si no lo hacen él los ayudará convenciéndolos con una patada en trasero, tampoco debe asombrar a nadie. Es el destino de los pusilánimes. Y vuelvo a esa recordada canción de Silvio en la parte que dice: Yo digo que no hay quien crezca más allá de lo que vale —y el tonto que no lo sabe es el que en zancos se arresta—. Y digo que el que se presta para peón del veneno, es doble tonto y no quiero ser bailarín de su fiesta.”

FIDEL CASTRO VIVE EN EL CORAZÓN DE LOS OPRIMIDOS DE LATINOAMERICA, PUES ENTONCES

¡QUE VIVA FIDEL!!!  

Nota:

(1) Fragmento de la canción “Yo digo que las estrellas” – Silvio Rodriguez.