PARA “LA NACIÓN”, EL PROBLEMA SON LOS PERONISTAS, NO LOS “PRO” QUE RIFAN EL PAÍS.

19 noviembre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC- EL EMILIO, periodismo  y política nacional

LA NACIÓN: Miércoles 14 de noviembre – Pág. 8 – Política – El Análisis – Por Joaquín Morales Solá

J.M.SOLÁ

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

M. Solá es un delicado y fino operador político que acciona desde los medios (La Nación y TN) desde hace unos 15 años de manera permanente y sistemática. Sus rebuscados conceptos, clasificaciones y calificaciones sobre conductas humanas y sociales volcados en sus textos empalagan el particular (para mi gusto estúpido) gusto del tilingaje y medio pelaje de clase media alta que ama jugar de intelectual y/o entendido en cuestiones políticas.

Pero… usa palabras y frases que resultan por demás interesantes porque lo desnudan en sus preferencias  políticas, o en todo caso en su  nivel de hijaputes en términos de sicariato. La cuestión es que ese recurso le permiten transmitir a la “opinión pública” (en este caso los lectores del diario que Mitre dejó como “guarda intereses” del sector oligárquico nacional) fabricadas y perversas composiciones escolares  del tipo “Tema: La vaca” (en este caso Tema: “los políticos”)  y/o  relatos que aquí vamos a desmenuzar al solo fin de continuar con nuestra tarea de desenmascarar hipocresías:

Dice Solá en una parte de esta columna que tome como referencia: “Tres viejos zorros del peronismo  se irán del bloque moderado que preside Pichetto”.

Independientemente del  nombre de los destinatarios del calificativo, es claro que el peronismo  a nivel dirigencial -y para Solá en particular- es una manada de” zorros” (por lo visto peligrosos…  como lo fueron y siguen siendo  los peronistas  para sus “pagadores”; esos  que le permiten a Solá darse esa gran vida que viene llevando hace largo tiempo). Las palabras claves son: “moderado= Pichetto”.

O sea,  el mensaje que transmite Sola a través de sus columnas  a la dirigencia política que juega de “opositora”  es: “Todo aquel alcahuete del poder que con sus genuflexiones a la hora de argumentar y votar en el congreso a favor de las ventajosas leyes que permiten más y mejor saqueo a la población, será encasillado dentro de los «políticamente correcto» y será temporariamente exculpado por la justicia mediática y la otra, «la  justicia sirviente»”. Nada raro y menos nuevos dentro del quehacer político digitado por el poder económico.  

Mal  que le pese a Solá, sus textos se encargan de funcionar como aquellas carbonillas que en manos de dibujantes poco torpes suelen bocetar en papel o tela,  perfiles con cierta rigurosidad; y son sus textos los que lo dibujan. Veamos: ¿Qué intereses defiende el paladín de la libertad de prensa y expresión de La Nación como J.M. Solá? ¿Los nacionales o los sectoriales con fuerte inclinación al cipayismo?

Por este escrito –y una vez más- a  Solá le preocupan más los “zorros peronistas” que el trágico destino por el que atraviesa el país producto del des manejo de las finanzas y recursos del Estado llevado adelante por un  inescrupuloso, ignorante e incapaz Macri. A Solá poco le importa el peor desastre económico que recuerde la historia nacional porque ese desastre tuvo pocos y grandes beneficiados; desastre  en el que sumió al país  “el mejor equipo de los últimos 50 años”; desastre  que viene afectando  directamente a gran parte de la sociedad y  los intereses nacionales en materia de recursos estratégicos. A  Solá, hoy por hoy y como viejo vocero de los que él representa, en política  solo  le caben los “moderados y políticamente correctos,  tipo Pichetto; o  Massa”. Me refiero a los  que con estúpidos argumentos justifican saqueos y endeudamiento externo en “PRO” de la gobernabilidad (valga el juego de palabras).

Pero lo raro en esta ocasión es que Solá adivine, al referirse a las decisiones políticas que toman esos “zorros peronistas”,  cuándo  estos actúan por “conveniencia” y cuando “por convicción”.  Y todo es dudoso ya que “conveniencia” y “convicción” -como  aseveración- y en mi caso  hecho duda, creo que  le cabe mejor  como sayo  a su tarea…  ¿profesional? O mejor   de sicario periodístico.

Los que cayeron en esta volteada suya  son el tucumano Alperovich, el formoseño Insfran (que según Solá, en su Formosa  ya tiene a los otros peronistas tipo Pichetto (o sea  “moderados o racionales como antonomasia de los “zorros”,  más afín al paladar negro en materia política de los “saqueadores de guante blanco” macristas) y el pampeano Verna (que su peligrosidad está restringida para Solá por su enfermedad).

Pero lo más jugoso  de este análisis se encuentra en la parte final del 5to párrafo ya que el resto no dejan de ser elucubraciones harto conocidas refritadas por él de un modo elegante (ese que demanda La Nación) y  que solo tienen  como intensión  sacar de  la atención de su público lector  los problemas económicos y sociales reales del país para circunscribir la desgracia de este al terror político-social que puede  generar el regreso del peronismo al poder de la mano de Cristina F. de Kirchner.  

En las tres oraciones que siguen están las razones y el sentido de todo el innecesario palabrerío con el que llenó la página: “Todos hablan de lo útil que es Cristina para la reelección de Macri; pocos mencionan lo necesario que es Macri para la candidatura de Cristina. Macri  abroquela en su contra  al cristinismo, a la izquierda, el rencor ideológico, la furia política y el odio social. Ese abismo es lamentable,  pero sería necio negar su existencia.”

La facilidad con que elude dar las razones de esa supuesta “furia política y  odio social” que existiría en contra de Mauricito, y esa rara habilidad para transferir casualmente la intolerancia social y las claras  características racistas, violentas y xenófoba que el PRO -con Macri y su equipo de lujo a la cabeza-  volvieron a instalar a partir del 11 de diciembre del 2015, resulta, más que asombroso, desopilante si lo tengo que decir atenuado tomándolo desde el  humor algo que en realidad está resultando perversamente trágico (el odio de clase que real y contrariamente viene siendo ejercido desde arriba, desde los propios funcionarios “PRO”  y que  contagiaron a la pequeña y gran burguesía tilinga en contra de “los pobres del medio y  de abajo”)

Solá no incluye en su análisis nombre alguno de  quienes  agrandaron  “la famosa grieta” que hasta el 2015 era inexistente (la distribución de beneficios  regaba a los de abajo pero también a los de arriba) y  que con mucho desprecio social el PRO la fue ensanchando en los casi 3 últimos años; tampoco menciona las  razones para que esa perversa  grieta se transformara en abismo –según sus propias palabras- y hoy tengamos un país gobernado por el FMI y el poder financiero internacional que solo busca la más alta rentabilidad cortoplacista –algo habitual en ellos- y el apoderamiento de la mayor cantidad de recurso naturales existentes, todos ellos comprometidos por la imparable codicia de unos irresponsables e inescrupulosos empresarios y financistas que tomaron el Estado por asalto.

Para Solá, estos últimos  son “pequeños detalles”, lo peligroso para los intereses que defiende La Nación es el posible retorno del peronismo al poder del Estado.


CUANDO EL 17 DE OCTUBRE TOMA EL COLOR DE LA TIERRA

18 octubre 2018

Argentina, UNASUR-CELAC- EL EMILIO, Historia nacional

Evita y Perón

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

En un día como hoy poco importan las tontas comparaciones que en formato de elucubraciones intelectuales e históricas se suelen realizar sobre el 17 de octubre, día un tanto sagrado para el pueblo humilde de mi patria, que se acerca a los multitudinarios actos convocados por dirigentes que ponen todo su aparato para mostrar convocatoria. Es el pueblo peronista; es mi pueblo que le basta con compartir “el chori y esa gaseosa o tetra”; porque lo importante es compartir. Sabe que su rostro será uno de los miles que aparecen en tomas fotográficas panorámicas para indicar “número”; y poco le importa que por unas horas lo transformen en un “número” carente de identidad; simplemente ese pueblo se movilizó por gratitud. Es consciente que siempre estará muy lejos de la otra foto “careta”, esa de los dirigentes convocantes que sí aparecerá registrada al día siguiente en los medios de comunicación. Por gratitud a Perón que dignificó a sus abuelos o padres están ahí; escuchan con paciencia los trillados discursos armados con citas, nombres, slogans y promesas y el nombre de Perón y Evita a cada instante. Y serán esos los instantes; cuando suenan esos nombres donde sus rostros cobrizos se iluminarán; y saltan, gritan, y por unos instantes serán felices.

eva-peron

Pueden estar allí, o en otros actos de pueblo chico, apenas numeroso, llevando su vela o simplemente acompañando con un silencio que resuena fuertemente como un interminable ¡Gracias mi Gral… Gracias Evita por acordarse de nosotros!!!

manifestación

En uno y otro lugar encontraremos pintado el color de nuestra tierra, de mi tierra, reflejado en esas pieles curtidas por el sol, los vientos, el hambre y la miseria. Rostros que mantienen vivo ese color cobrizo que tiene mi gente y lucen altivos por ser el color de la dignidad; dignidad desconocida por ellos hasta aquel 1943, momento que alguien llamado Juan Domingo Perón desde la Secretaria de Trabajo y Previsión les mostró de qué se trataba esa dignidad; y se las entregó en forma de leyes para que la disfrutaran como un derecho inalienable que todo humano debió y debe tener; derecho que hasta ese momento siempre les fue negado.

Y el color cobre se hizo peronista. Es el color de la dignidad de mi pueblo que por no brillar como otro metal ni como “las luces del centro”, generó un raro fenómeno que en forma de sentimiento nació producto de un parto cultural maligno llamado odio. Y los odiadores se dicen cristianos, pero odian a sus semejantes de color cobre; y no los creen merecedores de ningún derecho humano.

Pero mi pueblo no odia, AMA y hasta soporta la imbecilidad de los odiadores. Por eso se hizo peronista; porque Perón creo el JUSTICIALISMO que en sus simientes es profundamente Humanista y Cristiano.

Alguna vez los odiadores golpearan la puerta del cielo pidiéndole a San Pedro, con la soberbia de tilingos que los caracterizó desde siempre, ese “pase libre” que los humildes y maltratados en este valle de lagrimas tienen para entrar en ese reino de la verdad y la justicia. Porque hasta de eso se sienten con derecho. Y le volverán a mentir hasta el mismo San Pedro -y a Dios mismos si es necesario- en sus habituales “pedidos de disculpas” por el egoísmo y la codicia que les hizo negar un mínima de dignidad a sus congéneres compatriotas en esta vida. Pero como poseedores de ese egoísmo interminable no dudan que si el “barba mayor”, el padre de todas las cosas, los resucita como al resto de los mortales buenos el día prometido, ellos sin dudarlo volverán a practicar su desleal egoísmo con el mismo cinismo con que prometieron no volver hacerlo.   

Estoy describiendo ese sentir de un pueblo –mi pueblo- y su razón de ser peronista y estoy anticipando futuras conductas de los egoístas que hoy, a ojos vista, y de la mano de Macri volvieron a practicar. Mi pueblo nunca pidió más de lo que necesitaba para vivir dignamente y hasta eso, los odiadores, desde 1955 se lo vienen negando. Desde diciembre del 2015 volvieron a sus nefasta fuentes.

¿Cómo explicar un sentimiento tan noble y puro como es la gratitud de un pueblo para con aquellos que supieron ser tan humano como ellos a la hora de gobernar; que realizaron y dignificaron la vida humana sin prometer nada, que hicieron sin decir nada? ¡Para que me puede servir intelectualizar… racionalizar la sincera expresión de amor y gratitud de un pueblo!

Simplemente, y junto a mi cobrizo pueblo digo con orgullo y pasión:

¡VIVA PERÓN Y VIVA EVITA CARAJO!!!

¡GRACIAS POR TANTA BONDAD!!!  

Captura de pantalla 2018-10-18 a la(s) 13.51.19  


ENTRE LA ESPERANZA, LA VERGÜENZA Y LA TRISTEZA

1 junio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

MICHETTI 1

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.13.51

Por Victor Leopoldo Martinez

¿Por qué titule así esta nota? Porque seguí el debate del Senado de la Nación sobre la ley contra el tarifazo que ya venía con media sanción de la Cámara de Diputados, en sus partes más sustanciales (lógicamente “sustanciales” dentro de mi parecer).

Fernando Pino Solanas

A fuerza de ser sincero y luego de escuchar varias exposiciones de diferentes senadores, algunas más que lamentables por la pobreza argumental, entre ellas la del senador por Salta y ex gobernador de esa provincia Juan Carlos Romero, realmente voy a reproducir los conceptos centrales de la alocución del senador Fernando Pino Solanas porque me pareció, de todas, la más seria. Las percepciones que formaron parte de su argumentación fueron más que sostenedora para que su voto sea positivo en relación a la norma en discusión. Su discurso encendió una luz de esperanza en mí y despertó aquella ilusión que nunca dejo que se pierda dentro de mi espíritu. Volví a escuchar la palabra PROYECTO. Volví a escuchar en boca de “Pino” una sintética lección de historia basada fundamentalmente en el concepto de Soberanía Nacional.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.25.11No por casualidad traje el nombre de Juan Carlos Romero. Como Menem son esos personajes que se dicen peronistas pero que siempre actuaron para y como si fueran oligarcas. Mal recordado por el pueblo-pueblo trabajador de Cafayate –lugar donde tiene sus viñedos- en alguna oportunidad allá por el 2005 y cuando Romero era gobernador, tuve oportunidad de visitar esa localidad del sur de aquella provincia e intercambiar historias con un adolescente del lugar de unos 15 años que trabajaba “en la finca de don Juan Carlos” quien le pagaba 30 centavos por canasto de uva recogido (recogía 10 canasto por jornada de lunes a lunes junto a su madre que tambien trabajaba allí por la misma paga). Pibe que a esa edad recién cursaba el 5to grado ya que iba a la escuela cuando podía; de condición muy humilde, en todo momento se mostraba agradecido de su patroncito porque hasta le realizaba los aportes para la jubilación y la obra social reteniéndole 10 centavos. Venía realizando ese trabajo desde los 8 años (trabajo infantil prohibido por ley). En concreto el pibe recibía 20 centavos por canasto y el “patrón” le retenía 10 (el 33,33% de sus haberes) y con ello hasta se hacía pagar sus “aportes patronales” por sus trabajadore. Dejo al lector averiguar los porcentajes que le corresponden al empleado y al empleador como aportes jubilatorios y de obra social y podrá comprobar como don “Romerito” explotaba a su peones hasta en eso. Sobre el haber mensual de su peón, la cuenta no era muy difícil: 10 canasto por día a 20 centavos p/c daba 2 $ por jornada, por 30 jornadas mensuales sumaban el sueldazo de 60 $ mensuales (1$ = 1u$s en épocas de la convertibilidad) 60 dólares mensuales. Así satisfacía la necesidad de trabajo de un lugareño de Cafayate-Salta Don Juan Carlos Romero, hoy Senador nacional, y encima dice ser “justicialista”. 

MICHETTI 2

VERGÜENZA

Por comprobar a ojos vista la pobreza intelectual-cultural y política de la señora Vicepresidenta del país y presidenta del Senado de la Nación, Doña Gabriela Michetti. Claro que no me sorprende y menos aún debe sorprender a nadie el saber, el tomar conciencia en manos de quién está el país, estamos los argentinos. Desde un presidente que ni con la ayuda de una fonoaudióloga logra pronunciar bien las palabras más sencillas, que no logra hilvanar nunca un concepto medianamente coherente respecto a ningún tema (incluido el futbol); hasta la imagen de pánico que tenía la presidenta del Senado –Gabriela Michetti- anoche en el recinto frente a tamañas exposiciones que la desnudaban a cada instante en su supina y total ignorancia no solo del tema que se estaba debatiendo sino de un mínimo de cultura general, lo único que me producía era vergüenza ajena y vergüenza como imagen para el mundo. Tener que mostrar tanta mediocridad de autoridades nacionales a ese mundo que Macri nos quiere introducir realmente da vergüenza.

MICHETTI 3

El desconcierto en la cara de Michetti por no entender de qué se estaba hablando; la cara de pavor y la mirada desesperada hacia cualquier lado tratando de evitar cualquier pregunta (que lamentablemente para ella se las hicieron) pintaba un cuadro de decadencia institucional propia de “neoliberales de pacotillas” que llevan adelante los funcionarios y legisladores PRO-CAMBIEMOS.

Es doloroso comprobar que una parte importante de la sociedad eligió para que gobierne el país esta banda de “vivos para los negocios”, de “pícaros aventureros”, pero seres totalmente brutos e ignorantes; faltos de la cultura más elemental. El único consuelo que tengo es saberlos productos de la lamentable comercialización de títulos que hace la “educación privada” que prioriza el negocio por encima de los contenidos que debería enseñar (los mínimos).

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

TRISTEZA

Por saber de antemano que resulta imposible “pedirle peras a un Olmo”. Macri es un “Niño bien, pretencioso y engrupido, que tiene berretín de figurar… Pelandrún que la vas de distinguido…” como reza el tango de Collazo y Fontaina, y como tal está actuando. Se la pasa actuando, y encima sin condiciones actorales. No le gusta que lo contradigan y está convencido que es el protagonista principal dentro del país de esta puesta en escena, donde el cree tener todos los derechos, incluido el de recorrer y desfigurar a su antojo al protagonista de   “Juguete Rabioso” de Roberto Arlt; lógicamente sin que lo haya leído. Macri, con la soberbia que generalmente caracteriza a los ignorantes, se cree un ganador nato y lo que no le gusta lo “VETA”.

Pero volvamos a la esperanza.         

El discurso de Pino Solanas en la madrugada del 31 de mayo del 2018 fue sencillamente brillante; simplemente por lo claro, concreto y porque fue el único que hablo de Patria y proyecto de país. Habló del problema de fondo: la crisis energética argentina y el fracaso de un modelo político (el neoliberal macrista) que en poco tiempo hace agua por todos lados, y que como tal solo se limita, a modo de reprimenda por su adhesión al gobierno “populista” anterior, castigar a los sectores más vulnerables, a las PYMES y a grandes sectores de las capas medias.

En su racconto histórico el legislador Solanas comenzó refiriéndose a las audiencias públicas para determinar las tarifas y según él “fueron una farsa, una teatralización alejada de la realidad ya que no se le dio cabida a ninguna de las observaciones y reclamos de los participantes; y –con ayuda de la prensa complaciente- a estas audiencias se las vendió como que se había “cumplido con la formalidad institucional; como si el hecho culminara allí”.

MICHETTI 6

Comenzó elogiando (la calificó de “brillante”) “la política comunicacional del gobierno de CAMBIEMOS (complicidad mediática mediante) para lograr convencer a la población que en realidad había sido injusta porque estuvo pagando muy poco por la energía que consumía”. Luego contra argumentó sobre el disparate de querer ajustar los precios de la energía a los internacionales señalando que “Argentina no importa el 100% de la energía que consume porque argentina tiene y produce gas y petróleo. Solo un 11 % del gas –el gas licuado- se importa a un alto costo (lo vende Shell, la compañía para la que Aranguren gerencia desde el Estado como bien lo señala Pedro del Arrabal en su artículo en esta misma revista); y el “pícaro” ministro de energía pone el precio de todo el resto del gas al mismo precio que el Estado paga por el licuado.

MICHETTI 5

A partir de esto, planteó que existe un debate pendiente y que ni el oficialismo ni la oposición lo quieren encarar: “¿Cuánto vale producir energía en la Argentina? ¿Cuál es el costo de la energía en la Argentina; el costo del gas acá, en el país? Sra. Presidenta ¿De quién es el gas que se produce en la Argentina? (Michetti muda miraba desesperada para todos lados …). Pino la salva respondiéndose: “De las provincias y de la Nación porque lo dice la Constitución Nacional”. Luego continua -“Existe una gran estafa a la buena fe de los argentinos porque estamos pagando casi 5 dólares por el millón de btu y el costo de producción en la Argentina está entre 1,90 y 2 dólares ese millón de btu. Cuando le preguntamos al ministro de energía Aranguren en una interpelación cuál era el costo, se fue por la tangente y no contestó. Lo mismo pasó en todas la interpelaciones a los ministros que vinieron acá (y señaló al “Toto” Caputo entre ellos)” Agregó: “YPF produce el 49% del gas que se consume en el país y su precio es de 1,90 el mdbtu y tanto el gobierno nacional como los provinciales tienen la obligación de decirle a la población cómo se compone el costo del gas en boca de pozo. Hoy, argentina está pagando el gas más caro del planeta; Japón, el Reino Unido y varios países de Europa que no tienen ni gas ni petróleo están pagando 4,5 el mdbtu y se quejan porque lo pagan caro. Nosotros lo estamos pagando 5 dólares y lo quieren llevar a 7 y monedas”… Y nos mienten diciéndonos que estamos pagando muy poco por la energía que consumimos; y fíjense ustedes que el español solo destina el 2,6 % de sus ingresos a pagar las tarifas energéticas, el canadiense el 2,5 % de su salario y acá en argentina el 12% del salario. Acá, y sin contar la devaluación de las últimas semanas, el salario mínimo ronda los 450 u$s y paga el 0,5 % el Kw; en Francia paga el 0,11% y el salario es de 1.850 u$s. Todos los argumentos del gobierno son un grosero e inmoral embuste al pueblo argentino. Entonces ¿Cómo es posible que acá haya habido un 1200 % de aumento en el gas, un 1800 % de aumento en la energía eléctrica y el agua un 550 % de aumento?”

“El tema mayor es el Proyecto Argentino continuó. “Si hay 2 temas centrales en la vida de las naciones, en el gobierno de las naciones son la soberanía alimentaria y la soberanía energética. Argentina, durante 60 y pico de años desarrollo la más importante política de estado que tuvo el país y que hizo escuela,, que fue luchar por la autodeterminación energética y el autoabastecimiento; y se desarrolló la primera y mayor industria hidro carburífera del hemisferio sur. En los años “60” exportábamos catalizadores para sacarle el plomo a las naftas a España, Italia y Francia.   Esa máquina de política de Estado fue iniciada por Hipólito Irigoyen, por los generales Mosconi y Baldrich y en 7 años multiplicaron en 400 veces el capital de la compañía. Eran tiempos donde el rigor técnico era parejo con el rigor ético de la compañía. Mosconi no te daba un lápiz sino le entregabas el cabito del usado. Y fueron detenidos en la calle en el golpe del 6 de septiembre de 1930 por “comunistas”. Eran comunistas porque le rompió el mercado a las multinacionales comprando crudo a menos de las mitad de precio a la URSS. Argentina con las privatizaciones se descapitalizo en 250 y 300 mil millones de dólares al perder la soberanía energética del país. Argentina se colocó un 38 largo en la cabeza con la privatización del petróleo, paralelo al endeudamiento externo.

“Lo que no discute –prosiguió-la dirigencia política argentina es el proyecto nacional estratégico…No lo tenemos… La energía es un derecho humano y universal garantizado por la constitución nacional y por los pactos internacionales que incorporó la reforma del “94”. El radicalismo y el Justicialismo tienen una tradición en defensa del interés nacional y de la energía que hizo escuela en el continente y el mundo. Sra. Presidenta, creo que esto es un fracaso estrepitoso; creo que hasta en la luna sienten el ruido de este fracaso. Al fin y al cabo terminamos siendo los mayores hijos de la pavota del planeta.”

¡Simplemente brillante!!! Estos fueron los datos que a mi entender resultan y son los más significativos para los intereses del país y de sus habitantes; y Pino Solanas lo puso en palabras en su exposición.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 13.47.22

La sesión continuó y llegó el momento de la exposición de Cristina Fernández de Kirchner. Luego de su acostumbrada enumeración de logros de su gestión; todos ellos innegables, pero siempre señalados de manera autorreferencial eludiendo con elegancia pero poco tino político su condición “peronista”, que en los hechos y acciones de gobierno demostró ser pero que en lo discursivo lo evita en su afán de recibir ese innecesario reconocimiento por parte de esa “progresía de izquierda” que hoy sigue colgada de sus faldas susurrándole constantemente que ella encarna “la instancia superadora del peronismo”. Quizá sea este el salto cualitativo que a Cristina Fernandez le falta dar para transformarse, por formación intelectual y sobradas condiciones naturales en la lógica conductora del mayor movimiento revolucionario que parió estas tierra llamado peronismo y cuya columna vertebral fue y sigue siendo la clase trabajadora; que ella sin lugar a ninguna duda defendió y defiende pero que en momentos como este donde la PATRIA ESTÁ EN PELIGRO, se olvida. Y al olvidar tamaño detalle se olvida del sentimiento peronista que envuelve a todo trabajador argentino; que ese trabajador lo siente  como una desvalorización de su historia familiar y social y de su lucha política y gremial por conseguir una cuota de justicia social; lucha que ya lleva casi 4 generaciones.

Cristina-MichettiLa senadora le preguntó a Michetti: “Usted era diputada señora presidenta cuando se votó la nacionalización de YPF” Michetti le respondió que “si”. Cristina repreguntó “¿Cómo votó usted… Cómo voto usted la nacionalización de YPF, de Vaca Muerta?” Michetti contesta: “Negativamente”. Cristina: “Mire que interesante. O sea que si hubiese sido por ustedes Vaca Muerta hoy seguiría en manos de Repsol. Y el presidente va a Vaca Muerta y se saca Fotos, y habla de una empresa que la siente como propia”. 

CRISTINA (1)

Luego le recordó a Michetti: “Rescaté un tuit suyo del 16 de noviembre de 2015, seis días antes del ballotage. En él decía: -No hay que subir tarifas, hay que favorecer a la gente más humilde que paga muy caros los servicios“, para luego interpelar directamente a la vicepresidente: “Esto lo decía usted, señora presidenta, cuando era candidata”. Ya en un tono más efusivo, la ex jefa de Estado continuó dirigiéndose a Michetti: “¿Y ustedes nos hablan a nosotros de mentira y de verdad? ¿En serio tienen cara para hablar de mentiras en la Argentina? Pero por favor, se cansaron de mentir en todo”.

Lo interesante también en la exposición de la Senadora fue la mención puntual de la situación catamarqueña en relación al tema tarifario. Tomó como ejemplo el comportamiento de sus legisladores nacionales que en el ámbito del Congreso Nacional son “oficialista (sic) en este tema (el tarifario) pero cuando vuelven a sus provincias donde la gobernadora es peronista por ejemplo, son opositores a las decisiones tarifarias de ese gobierno provincial y plantean recursos ante la justicia por los aumentos que la empresa local cobra a los usuarios por sus servicios. Y los aumentos son lógicamente obligados ya que la empresa local traslada el aumento de precio que CAMMESA les cobra por megavatio a ellos.”

CASTILLO-COLOMBO

“Pero estos legisladores no solo piden la nulidad del aumento y que se retrotraigan al monto anterior sino que también reclaman que se le devuelva a los usuarios el cobro del aumento. O sea, los mismos legisladores que acá son oficialista y apoyan los aumentos tarifarios propuestos por ustedes Sra. Presidenta, cuando llegan a sus provincias dicen que los aumentos provinciales son una barbaridad”, en clara alusión a los legisladores del FCS Catamarqueño (Oscar Castillo -Senador Nacional; “Marita” Colombo -Legisladora provincial-  operadora “castillista” en el orden local.)

A la Senadora Cristina Fernandez le siguió en el uso de la palabra el Senador Pichetto. Sin ninguna duda es un dirigente al cual se le podrá endilgar todo tipo de “agachadas” y componendas, pero lo que nadie podrá quitarle como mérito es su cintura política a la hora de proponer y posicionarse políticamente en momentos álgidos. Con su discurso supo colocarse en el lugar debido a la hora indicada.

Me retire a descansar cuando Michetti habilitó al Radical Negri quien empezó con la vieja y harto conocida letanía de la “pesada herencia” para justificar lo injustificable. Ahí dije “basta por hoy”.  


“LA PROCLAMA”

19 noviembre 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Nacional

Con motivo del lanzamiento del CENTRO DE ESTUDIOS HISTÓRICOS POLÍTICOS que lleva el nombre de LA VARELA PERONISTA, El Emilio tuvo acceso a la proclama fundacional  que dió origen a este empredimiento con base en el Movimiento Obrero Organizado catamarqueño enrolado en las “62 Organizaciones Peronista”, y a su fundamento histórico. A continuación la misma:

PROCLAMA FUNDACIONAL  DE LA FELIPE VARELA PERONISTA*

LOGO DE LA VARELA PERONISTA

¡CATAMARQUEÑOS!

¡ARGENTINOS!

El Pabellón de Mayo que radiante de gloria flameó victorioso desde el Atlántico al Pacífico  hasta Ayacucho, y  que en la desgraciada jornada de Pavón cayó fatalmente en las ineptas y cipayas manos del caudillo Mitre, ha continuado siendo arrastrado vilmente por sus hijos putativos. 

Enlodada la Nación en los fangales de la deshonra,nuestros compatriotas padecieron la trágica jornada del 6 de septiembre de 1930 que dio inicio a la Primera Década Infame,los alevosos asesinatos del 16 de junio y el 16 septiembre de 1955,la entrega patrimonial y los asesinatos iniciados el 24 de marzo de 1976,las relaciones “carnales” con el Imperio iniciadas el 9 de julio de 1989 en lo que fue el comienzo de la Segunda Década Infame,y por último el desfalco del país por parte de la oligarquía de siempre que se reinició el 10 de diciembre de 2015.

Largos periodos de nuestra historia le muestran al pueblo argentino las repetidas entregas por parte de nuestra cipaya oligarquía del patrimonio cultural, las riquezas de nuestro suelo, subsuelo y la capacidad productiva y dignidad de nuestros compatriotas a intereses foráneos.

Nuestra Nación, tan feliz en antecedentes de los cuales las gestas emancipadoras de San Martín y Belgrano, el Yrigoyenismo, el Peronismo y la reaparición de ese peronismo de la mano de Néstor y Cristina Kirchner dan cuenta de ello; nuestra Nación, tan grande en poder, tan rica en porvenir, tan engalanada en glorias populares como la entrega del “gaucho” Rivero en Malvinas, la noble y valiente defensa de Mansilla de nuestra soberanía en la Vuelta de Obligado, la heroica actitud de resistencia del pueblo Artiguista en Paysandú, La Revolución del “90”, el 17 de octubre de 1945  y el 19 y 20 de diciembre del 2001, ha vuelto a ser humillada como una esclava frente a los carroñeros buitres financieros internacionales y las multinacionales expoliadoras locales y extranjeras.

Como con los Justo-Roca de los “30”; los Aramburu-Rojas- Prebish de los “50”, los Onganía-Alsogaray de los “60; los Videla-Martinez de Hoz-Cavallo en los “70/80” y Menem-Cavallo en los “90”, La Patria hoy nuevamente  ve comprometido su alto nombre y su gran destino por el bárbaro capricho de otro “porteño”, Macri, y su sequito de Aranguren-Prat Gay-Melconian-Tutzeneger-Fraga- Dujogne, Peña, Carrio y el mafioso de Magnetto, mintiendo hasta en su juramento de respetar las Instituciones de la República.   

Tal es el odio que estos fratricidas porteños tienen por los provincianos, que muchos de nuestros pueblos están siendo asolados, saqueados y aquellos luchadores sociales que resisten su salvajismo, encarcelados, amenazados y perseguidos por los Macri-Garavano-Morales-Bullrich-Vidal, dignos representantes de aquel bárbaro Mitrismo.

¡Basta de víctimas inmoladas por los caprichos de oligarcas cipayos mandones, porteños sin ley,  sin corazón, sin conciencia Nacional y Suramericana!    

Miles y miles de compatriotas –entre ellos catamarqueños- inmoladas sin causa justificable en la guerra de la Triple Infamia; argentinos víctimas de las represiones en los talleres de Vasena, en las huelgas de la Patagonia Trágica de 1919 a 1921, en el alevoso asesinato de civiles inocentes con el bombardeo a Plaza de Mayo del 16 de junio, con los encarcelamiento y asesinatos de dirigentes políticos y gremiales peronistas, con la desaparición de 30 mil seres humanos entre trabajadores, delegados  gremiales dirigentes y luchadores populares llevada adelante por la última dictadura militar; las más de tres decenas de muertes del diciembre negro del 2001 dan testimonio flagrante de la triste e insoportable situación que atravesamos los argentinos y que es tiempo de detener.

¡Abajo los infractores de la ley!

¡Abajo los infames traidores de la Patria!

¡Abajo los mercaderes de las cruces de Uruguayana,  Paisandu y Malvinas a precio de oro, de lágrimas y de sangre de paraguayos, de orientales y de argentinos!

Nuestro Programa es la práctica estricta de la Constitución Nacional Jurada en la reforma de 1949, del orden común, la paz y la amistad con todos los pueblos hermanos de nuestra Suramérica en un proyecto común: Construir la Gran Nación Latinoamericana.

¡Compatriotas nacionalistas y latinoamericanistas!

El campo de la lid política nos está mostrando claramente el enemigo de la Patria chica, de la Patria Grande y del pueblo suramericano. Este nos invita a recoger los laureles del triunfo, o a juramentar que la bandera de la Patria flameará sobre sus ruinas. Fuera de la Patria  invasores y cipayos traidores  porque  al sol americano se le acabo la paciencia. Siempre triunfará la vida si morimos por vivir.

Vuestros jefes y guías

PERON

Felipe-Varela

 

FUNDAMENTOS HISTÓRICOS

Como catamarqueños y argentinos tenemos historia; historia construida con amor y sangre derramada por compatriotas que siempre soñaron con una Patria Justa, Libre y Soberana para el porvenir de la nueva y gloriosa Nación donde imaginaron ver felices a sus hijos  y descendientes; historia generalmente desconocida para cualquiera de nuestros mortales que hoy por hoy pisan estas tierras.

Nada fue ni es casual; la  falsa historia fue escrita por los vencedores de Caseros que no fueron otros que los que conformaron ese núcleo oligárquico bien identificados en su momento como “los  antipatria”; esos que solo entienden como patria su inagotable codicia  y para quienes  cualquier medio justifica este  fin con tal de satisfacerla.    

La hipócrita y hoy “famosa” grieta que separa a nuestra sociedad entre pobres y ricos, entre pequeños aspirantes a  burgueses y pueblo trabajador, entre colonizados culturales que buscan espejos allende los mares y pueblo que se afirma en sus raíces,   no fue descubierta por el tilingo sirviente de los poderes económicos  llamado  Lanata… ¡No!  Desde el nacimiento mismo de la Patria  las turbias aguas humanas ya bajaban  mezcladas;  los filtros del imperio británico  estaban listos y con diplomacia obraron para separarlas en “begninas” para sus intereses, y el resto desechable.  Les alcanzó con conocer la interminable codicia de las clases privilegias locales y sobre ellos actuar.

Nada es nuevo; ni el “libre comercio”, ni las “virtudes del mercados”, ni siquiera la tan mentada “globalización”;  todo es tan viejo y eterno como las mismas miserias humanas que  nosotros como pueblo aborrecemos y solo nos sirve para desecharla de nuestro modo de sentir la vida; por algo somos profundamente humanistas y cristianos; por eso somos VARELISTA-PERONISTA.

Hubo un momento en nuestra historia, un preciso momento donde el pueblo, el verdadero pueblo suramericano que había expuesto su pellejo por ese justo deseo de vivir en una patria liberada, comenzó a sentir que la división social en cuestiones  políticas era bastante clara: “Patria o colonia de esclavos mentales”; “patria o antipatria”;  “patriotas o lacayos de imperios foráneos”.        

Fue San Martín primero, luego Dorrego, posteriormente Rosas, Quiroga, Varela, Peñaloza, Yrigoyen y Perón los que trenzaron la línea histórica que fijo nuestro destino y abrieron el surco del pensamiento y el sentir nacional. Fue  el catamarqueño  Varela, Gral. de la Patria, el que hizo la primera y más firme advertencia de esto  en su Proclama del 6 de diciembre de 1866  y luego en el Manifiesto de Potosí. En ellas, Varela desenmascaró al Jefe Traidor  y explicitó  los riesgos que corrían los americanos ante las maniobras cipayamente entreguistas que por admiración al imperio británico y desde su marcada colonización mental   ya había comenzado a operar después de Caseros  y comenzaban a cerrar con la Guerra de la Triple Infamia; el que sarcásticamente el historiador  Galasso llamó  “padre de la historia nacional”: Bartolome Mitre.

Todos estos heroicos y patrióticos antecedentes siempre fueron presentados por la historia oficial y enseñado en nuestras escuelas como hechos llevados adelante por la barbarie cuando en realidad los bárbaros y la antipatria siempre estuvieron enquistados en el centralismo y unitarismo porteños y en la cipaya oligarquía agro-ganadera hoy industrial… QUE HOY, VUELTA AL PODER DE LA MANO DE MACRI NO INTENTA OTRA COSA QUE REPETIR VIEJAS Y HARTO CONOCIDAS HISTORIAS DE SAQUEO DE LA PATRIA  HUMILLANDO A NUESTRO PUEBLO .

Notas 

*Proclama Americanista lanzada por Felipe Varela el 10 de diciembre de 1866, actualizada por  Victor Leopoldo Martinez -Catamarqueño y Militante Peronista- en diciembre de 2016.

El Logo de La Varela Peronista es un aporte creativo de un talentoso y gran militante del campo Nacional y Popular radicado en Rosario- Pcia de Santa Fé, de nombre y apellido Mariano José Utin


LA CULTURA Y EL PERONISMO

7 abril 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción

raúl guzman

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Resulta por demás interesante incursionar en ese pasado de la historia reciente (últimos 200 años) que sigue, cuando no escondido, negado o distorsionado. En esta oportunidad rescaté una reflexión del compañero Guillermo Mac Loughlin quién se tomó el trabajo de analizar la cultura de esa argentina “bárbara”; la cultura de ese “aluvión zoológico” que por primera vez se visibilizó gracias al PERONISMO.

Por eso resulta bueno refrescar al lector qué se entiende por cultura, cómo y desde donde se la entiende como fenómeno propio, natural, que establece identidad.

Según Velkley: «El término “cultura”, que originalmente significaba la cultivación del alma o la mente, adquiere la mayoría de sus posteriores significados en los escritos de los pensadores alemanes del siglo XVIII, quienes en varios niveles desarrollaron la crítica de Rousseau al liberalismo moderno y la Ilustración (a continuación nos detendremos en esta etapa: las de la “ilustración”). Además, un contraste  entre “cultura” y “civilización” está usualmente implícito por estos autores, aun cuando no lo expresen así ¿Le suena conocido esto? ¿Se acuerda de la concepción “Civilización o Barbarie”?

MOLINA CAMPO

Pero detengamos en esta cuestión de la “ilustración” ya que estamos padeciendo desde hace años esa plaga de “ilustrado” funcionales a las clases dominantes vernáculas, formados casualmente en el siglo XIX con manuales de los colonizadores, pero que sus hijos putativos siguen operando con categorizaciones similares hasta el día de hoy y no pocos políticos tomando sus valores como referencia. Sin ir muy lejos, el despiadado ataque al gusto por “chori” de los “negros de mierda que son arreados en movilizaciones”, muy similar al recordado usan los parquet de sus casas para hacer fuego” de finales de los “40” y comienzo de los “50” del siglo pasado, son  muestras contundentes usadas actualmente hasta por el propio Presidente Macri. Otro ejemplo bien lo es la eterna legisladora Carrio quien hasta llegó a decir en algún momento de manera burda y peyorativa (con el perverso fin de sumar votos): “A mí me encantaría comer un choripán con las patas sobre la mesa”; una acabado ejemplo de la distorsionada visión que tienen no pocos argentinos de lo que la “cultura” dio en llamar “El aluvión Zoológico”. Como si el pobre, el laburante, el de abajo argentino, fuera tan “bruto” y “bandido” para comer con los pies sobre la mesa, algo que esta gorda y mediocre  legisladora sacó de los western yanquis y estúpidamente traspoló.  

Pero sigamos.

Thompson sostenía que: «… a partir de la Ilustración  es cuando surge otra de las clásicas oposiciones en que se involucra a la cultura, esta vez, como sinónimo de la civilización. Esta palabra aparece por primera vez en la lengua francesa del siglo XVIII, y con ella se significaba la refinación de las costumbres. Civilización es un término relacionado con la idea de progreso. Según esto, la civilización es un estado de la Humanidad en el cual la ignorancia ha sido abatida y las costumbres y relaciones sociales se hallan en su más elevada expresión. La civilización no es un proceso terminado, es constante, e implica el perfeccionamiento progresivo de las leyes, las formas de gobierno, el conocimiento. Como la cultura, también es un proceso universal que incluye a todos los pueblos, incluso a los más atrasados en la línea de la evolución social. Desde luego, los parámetros con los que se medía si una sociedad era más civilizada o más salvaje eran los de su propia sociedad (obviamente las europeas). En los albores del siglo XIX, ambos términos, cultura y civilización eran empleados casi de modo indistinto, sobre todo en francés e inglés.» Sin quitar valor alguno a estas consideraciones, acá podemos detenernos por un instante para analizar ciertos aspectos relacionados con los tiempos históricos y esa supuesta “evolución”.

Lo descrito por  Thompson tiene su matriz en la Revolución Industrial (1779-1860) y su “mayor expresión” en materia cultural en la “Le Belle Epoque” (1870-1914. Nuestros oligarcas iban a Paris a tirar manteca al techo y llevaban la vaca atada en los barcos para que sus “nenes tomaran leche fresca”, costumbre que luego se continuó practicando en la primera parte de la década infame). Pero esta historia tuvo  un colofón trágico: “La guerra de 14” (Primera Guerra Mundial). Traducido al criollo esa “culta civilización”  despertó en los gobiernos y pueblos europeos de la época ese mal llamado “codicia” ya que dicha disputa en el fondo estuvo  vinculada pura y exclusivamente al control colonial de los territorios de ultramar. Asociando ambas cuestiones  no resulta casual la codicia que acompaña a nuestra oligarquía desde el siglo XIX.  

Volviendo a la cuestión central de este artículo, según otros autores,  «la palabra “cultura” en la antropología americana está referida a la evolucionada capacidad humana de clasificar y representar las experiencias con símbolos y actuar de forma imaginativa y creativa; o bien las distintas maneras en que la gente vive en diferentes partes del mundo, clasificando y representando sus experiencias y actuando creativamente.»

Arte carpani

Pero es un antropólogo peronista (que venía del marxismo y que nunca renegó de él por ser otra víctima de esa deformada ilustración)  -Rodolfo Kusch- es quién, según mí muy modesto entender, introduce la base  histórica del fenómeno y es el que mejor define esta cuestión:

«Un individuo que pasa a ser personaje histórico se hunde en la inconsciencia social, se aleja del presente para reintegrase al semiolvido de los archivos. Por eso la historia es en primer término una sumisión inconfesa del presente inteligente al demonismo original del suelo. Hacer historia es, ante todo, poner en juego la verdad del presente.»

Ahora sí los dejo en la grata compañía del compañero Mac Loughlin para entender nuestro peronismo como fenómeno cultural:

PONCHOS CATAMARQUEÑOS

“Con el peronismo  de las alpargatas la Argentina se vuelve pionera en la actividad cultural y referente de las naciones hispanoparlantes con sus revistas, libros, películas y obras musicales. La Argentina desde el lejano sur, se transforma casi sin proponérselo en una alternativa ante el nuevo imperio de origen anglosajón que surge en el hemisferio norte, una de cuyas armas es precisamente la industria cultura que desarrollaban con premura febril (televisión y cine) y total conciencia de su valor como Instrumento de penetración y consolidación de su proyecto de expansión.”

“Pero el gran acto revolucionario fue posibilitar que un reprimido y negado por la Argentina liberal-conservadora, a saber la Argentina mestiza o criolla, el cabecita negra, el componente (que es más más importante y numeroso de lo que se quiere admitir) tuviera en sus manos los instrumentos para empezar a ser actor de la historia. A través de los canales que abre el peronismo, todos estos conciudadanos afirman su presencia en el escenario político para hacer escuchar su propia historia.”

“Con los instrumentos para desarrollar su música y acompañar su voz, pinceles para mezclar sus propios colores y sobre todo, con los medios para hacer llegar ese tesoro a sus compatriotas, empezaron así a escribir la historia común.”

“Hasta aquel momento, hablar de cultura en la Argentina era hablar de mundos paralelos con pocos vasos comunicantes. La clase media y alta de las grandes ciudades de la pampa húmeda (quienes fijaban los parámetros para establecer qué era lo “culto” y qué  “bárbaro”) veneraba e imitaba solamente la cultura universal, o mejor dicho la así consagrada por Francia e Inglaterra (No por casualidad tanto para Churchill como para la Tatcher el enemigo del mundo –o sea ellos- tiene nombre y apellido: Juan Domingo Perón). El folclore, en sus distintas variantes, era solo “cosa de negros y borrachos”. Estos últimos son esa parte de la Argentina bárbara que fingen ignorar porque es diferente a la “civilización a la que aspiran. Apenas si aceptan el tango, exótico producto de los bajos fondos, simplemente porque París y otra capitales del mundo lo han santificado con su aprobación.” (*)

(*) “Del aluvión zoológico a la derrota y la recuperación” (Apuntes peronistas para el debate nacional – 2004)


¿QUÉ SE JUZGA CON MILAGRO SALA?

21 diciembre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

milagro-sala

V.L.M. 3

Por Victor Leopoldo Martinez

Este rostro lo dice todo; Milagro Sala. En un día como hoy donde recordamos los trágicos hechos del 19 y 20 de diciembre del 2001 ese rostro es más que simbólico.

La América India nuevamente sentada en el banquillo de los acusados, por india y peronista; como ayer, como siempre.

Milagro Sala demostró que el originario es tan o más capaz para manejar de mejor modo y de manera mucho más eficiente cuestiones de política social que los propios, pseudos y corruptos “criollos”. Milagro manejó políticas sociales con esa necesaria cuota de sensibilidad que los negocios de la politiquería no la tienen; sensibilidad que tampoco la tienen esos tilingos blanquitos que se miran en espejos con muchas luces pero doloridamente rotos, que les devuelven imágenes distorsionadas, imposible de armar para reconocerse; espejos “importados” de Europa o EE.UU que reflejan imágenes deformadas hasta en pensamientos, palabras y modos de obrar cuando el término “negocio” está ausente.

Nada nuevo. Latinoamérica padeció la frustración de no poder tener una sola y única casa llamada PATRIA GRANDE, por la codicia y yerros de clases dirigentes que siempre fueron regada con abundantes miserias humanas para que su hipocresía y necedad crecieran tan fuerte como contagiosamente insalubres; y lo hicieron desde el mismo momento que comenzó la conquista. Muy pocos fueron los que valoraron América como el edén divino que a su modo imaginó San Agustín; muy pocos fueron los hombres que pensaron y trabajaron junto a los nativos para hacer de este continente la nueva PATRIA.

Una cínica defensa de la dignidad del originario, en no pocas ocasiones aparece llenando paginas discursivas de hipócritas políticos, plagadas de buenas intenciones que se agotan luego de su simple enumeración ya que la necesidad de votos así lo demandaba; pasada la circunstancia terminan como todo papel, hecho un bollo y tirado a la basura porque la política es otra cosa; es negocio.

Para la clase oligárquica que usa a esa mediocre dirigencia, “política” es usurpación de tierras, monopolización de producción y la comercialización, explotación laboral, todo al más bajo costo.

Milagro Sala fue detenida y encarcelada en Jujuy, cuna de los negocios. Jujuy, donde los Blaquier bajaban la palanquita de la luz para que los caranchos de la oscura dictadura se llevaran a los rebeldes. Esa Jujuy, la de los Guzmán, representantes locales de aquella dictadura que siguieron manejando la Pcia. como un feudo incluso en tiempos de la recuperada democracia y en el gobierno de Alfonsín.

Gerardo Morales con su radicalismo hipócrita a cuesta no es otra cosa que un hijo putativo de aquel MPJ (movimiento popular jujeño) de los Guzmán. Su anti peronismo, anti “negros” y anti indios es visceral; de ahí su negación de pararse frente a un espejo. Como Menem prefiere engañarse pensando que sus rasgos son anglosajones.

Con Milagro Sala, el ignorante e inescrupuloso Morales sentó al Peronismo en el banquillo de los acusados porque no soporta ver dignificada la política en manos de “cabecitas negras” o “negros obreros”; menos soporta esa dignificación en manos indios. Como un vil sirviente de las clases dominantes imita a Prat Gay no dejando que cualquiera maneje una cuota de poder social en base a un trabajo serio y sin negocios de por medio.

A Perón y al peronismo de ayer – como a la Milagro Sala de hoy- los acusan de ladrones sin haber podido jamás demostrar un solo negociado que les haya permitido enriquecimiento personal alguno. ¡Claro! Es la típica lógica de clase que sirve para disfrazar los descarados negocios que llevan adelante una vez en el poder, incluso a costa de la independencia económica de la Nación arrastrando por el fango la soberanía política de la Patria.

Recuerdo dos anécdotas puntuales que pintan con groseros brochazos la mentalidad oligárquico- tilinga.:

1)Corrían los primeros años de la década del “50” del siglo pasado y el peronismo seguía en el poder. Dos señoras “paquetas”, paradas en la rambla marplatense, miraban las playas abarrotadas de gente, la mayoría trabajadores con sus familias que habían comenzado a conocer lo que eran merecidas y dignas vacaciones, incluso en los lugares que antes estaban reservados para una clase social; una le dice a la otra: “Viste Purreta (por la Videla Dorna) la cantidad de gente que hay en nuestras playas”. La otra le contesta: “Con razón no hay nadie… de los nuestros se entiende”.

2) Año 2011 u 12, Alguien se percata que Milagros Salas estuvo o pasó por Punta de Este. ¡Que horror!!! La India Peronista queriendo codearse con la paquetería de ”Punta” che!!! ¡Todo por culpa de estos kirchneristas peronistas de mierda que los hacen creer lo que no son!!!

Después del golpe del “55” al Gral. Perón, el contralmirante de la “libertadora” Arturo Rial le decía a los empleados municipales de la ciudad de Buenos Aires: “Sepan ustedes que la Revolución Libertadora se hizo en este país para que el hijo del barrendero muera barrendero”.

No hay ninguna diferencia entre las miserias humanas de ayer y de hoy. Para ellos los trabajadores, los humildes y los pobres no son merecedores de nada. ¿Cómo se les ocurre a negros de mierda tener trabajo digno, paga justa, acceso a la educación, cobertura medica, casa propia, plasma, moto, auto (aunque sea usado), celulares, aire acondicionado y encima pretender vacaciones? Lo único que les faltaría es pretender también tener nuestras cuentas off shore!!! Aunque en eso nos quedamos tranquilos porque para eso no les da el cuero; ni siquiera para comprar un banco. Ellos prefieren gastarlos en pelotudeces que dicen les son necesarias y que a nosotros nos sobran!!!

chelemin-salas

Al ver el rostro de Milagro, toda esa historia personal de reencuentro con aquel bravo cacique de mi tierra de nombre Chelemín –al que le adosaron el Juan- , reencuentro al que me llevó la filmación de mi última película, tomaron nuevamente cuerpo en mi mente estrujándome las entrañas.

“Chalimin indio rebelde contra la Real Corona, y como tal fue aorcado y descuartizado”(1) cuentan de manera “textual” las crónicas españolas de la época.

Un corrupto gobernador de Jujuy –Gerardo Morales- , responsable como funcionario de De la Rua del mayor desfalco económico al Estado Nacional (2), encarcela a una india rebelde buscando descuartizarla públicamente a modo de escarmiento para que todo aquel originario o negro peronista que pretenda ser más y mejor que los “truchos y tilingos” blanquitos sepan lo que les espera. ¿Fundamento? ¡Ninguno! simplemente poniendo en duda el trabajo social realizado por la dirigente popular. Los medios hegemónicos lo acompañaron.

Y… Sí… Los indios, negros, feos y sucios carecen de derechos; las de ellos son todas obligaciones para con los “blancos, lindos y limpitos”. Lo dijo una burra. Más si son PERONISTAS porque ellos son los culpables de todos los males del país. Lo dicen Macri, Peña, Prat Gay, Frigerio, etc, etc,… y el corrupto Gerardo Morales. El sicario Lanata usó a los indios “chaqueños” en contra de Cristina. Luego pasaron a ser unos “indios de mierda”.

Entonces, con Salas no solo sientan en el banquillo de los acusados a la “india” sino también al PERONISMO. ¿La intensión? Escarmentar a ambos; Morales tiene a la india peronista y Macri dice que el mal del país es el populismo peronista.

Los indios –más si son peronistas- cargan con doble estigma: Ser originario y ser peronista. La estupidez humana que aprovecha y ocupa el holgado espacio vacío existente en mediocres cerebros incrustados en cabezas de infelices políticos que solo la tienen para que el cuello no termine en punta, hace que se imaginen mejores que el resto de los humanos. Defender con orgullo la dignidad de ser originario tiene el mismo costo que defender la dignidad del humilde trabajador explotado, bandera del peronismo llamada Justicia Social: represión, encarcelamiento y si es necesario su desaparición y muerte. Vieja metodología utilizada por los sirvientes de los poderes económicos. 

Parafraseando a Enrique Pinti uno podría decir “Pasan los años, pasan los gobiernos, quedan los mediocres políticos”. O a Discepolo: “Todo es igual, nada es mejor; Lo mismo un burro que un gran profesor”. Gerardo Morales es el ejemplo más patético de la degradación humana.

Morales, dejá en libertad de manera inmediata a Milagro Sala. Suficientes méritos hiciste a lo largo de tu triste carrera política como para quedar en la historia nacional y provincial como el más torpe, mediocre y estúpido sirviente que tuvo la oligarquía nativa.    

Notas:

(1) (del pleito a su hijo don Ramiro) “Chelemín/Chalimin (CTKhealiemín), crónica de una resistencia… un relato oculto” – Darío Iturriza – Ediciones El Emilio

(2) Los camiones de caudales cargados con dólares gracias al corralito de Cavallo que hoy pide su monumento, salían de los bancos de noche, a escondidas, custodiados por ejércitos de policías rumbos a Ezeiza para fugarse al exterior, mientras los mismos estúpidos que en noviembre pasado votaron a Macri golpeaban las chapas de los vallados de los Banco que les habían robados sus ahorros en dólares”


HISTORIANDO EL “POR QUÉ PERÓN SIGUE SIENDO PERÓN”

30 agosto 2016

C.A.B.A.Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Nacional

peron_2da

Continuando con la serie de notas que comenzó con  “Esencia de la economía peronista” publicada anteriormente va la siguiente.

 

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Que el Peronismo cambio el curso de la historia nacional ya nadie tiene ninguna duda; especialmente los trabajadores, los pobres y los humildes que fueron sus beneficiados; pero fundamentalmente la oligarquía local que fue quien más lo tomó como un padecimiento para su codicia. Jamás aceptó  ese reparto equitativo de la riqueza nacional que Perón decidió implementar concretamente desde su llegada a la Secretaría de Trabajo y Previsión y durante sus dos primeros gobiernos. Hasta 1943, la dirigencia partidocrática  socialista y comunista siempre terminó jugando para los intereses patronales y oligárquicos por identificación cultural con el pensamiento europeo.

Si uno se toma el trabajo de indagar sobre el porqué de la vigencia del peronismo como movimiento  político- social revolucionario y fenómeno cultural dentro de nuestra historia, se encuentra con hechos, datos, actitudes y modos de entender la política que no han variado en lo más mínimo a lo largo del tiempo (1824-1943) y que lógicamente hacen de este lo más confiable como ideario, y como doctrina Patriótica de vida. Quizá porque fue Perón un continuador del ideario Sanmartiniano y Rosista en cuanto a que lo primero es la Patria; quizá porque fue el que mejor entendió el sentido de la aparición del Irigoyenismo y todos los posteriores  Forjianos  que comenzaron a visualizar  la necesidad de construcción de un movimiento popular de masas, quizá porque fue el único que en situación de poder supo orientar la distribución de la riqueza  en beneficio del hombre trabajador.  Y esto es claro ya que 18 años de proscripción no pudieron con él. Persecuciones, secuestros, asesinatos  y desapariciones dictatoriales  para aplicar  las mismas y remanidas políticas económicas  de siempre tampoco pudieron. Menos aún lo lograron con infiltraciones  por derecha para  traicionar  y realizar entregas patrimoniales en nombre de él como las que hizo el menemismo.

Y… Es difícil extirpar del corazón un sentimiento.  Es demasiado evidente que el peronismo como sostenemos con Pedro, es ante todo un sentimiento.

Pero también refleja, entre otras cosas,  la pobreza mental y cultural  de la clase oligárquico-privilegiada vernácula que odia y combate al peronismo. De esto me ocuparé en el presente artículos. Esta caracterización de “clase social ignorante” que hago  se da en ellos por pura haraganería nomás; clase social siempre  carente hasta de  sentido propio, de originalidad para forjarse un perfil que le de identidad ante el mundo. ¡No! De tan haraganes que son sus miembro  prefirió  siempre tomar identidades ajenas para terminar siendo una simple clase oligárquica tilinga dentro del contexto oligárquico internacional. Según el decir popular  “simples burros con plata”. Para citar un ejemplo va el párrafo  siguiente:

ramos

Cuenta el gran  “Colorado” Ramos (Jorge Abelardo) en su “Historia de la Nación Latinoamericana” (pág. 347/48- Peña Lillo-Corregidor) y con el tono socarrón que siempre lo caracterizó que: “Hacia el año 1930, la oligarquía argentina rebosaba de satisfacción. Sus miembros viajaban a Europa todos los años con una comitiva asiática. Se dejaban esquilmar por los hoteleros franceses con una soberbia displicencia e importaban en cambio para su solaz, a los grandes  espíritus disponibles de la época. De este modo Ortega y Gasset conoció Buenos Aires y retribuyó atenciones adjudicándonos  como pueblo ‘una vocación imperial’ (¿?) Pero al pobre Ortega parece que se le escapó un gas y Ramos rápidamente lo olfateo: “El peso argentino equivalía a un dólar (¿Les suena esto? ¡Cavallo!) y las amerengadas damas de ‘Amigos del Arte’ lo sabían.  Ortega sobresaltó a este insignificante mundillo cuando pretendió, en su euforia, llamarlas ‘criollas’”. Entonces Ortega concluyó según Ramos con que: ‘No les era grato oírse llamar criollas, un vocablo que yo les lanzaba con todo entusiasmo, como si él solo fuese ya un madrigal. Entonces caí en la cuenta de que esa voz, como tantas otras, ha tenido mala suerte. Porque en ese cambio de sentido sobreviven luchas civiles que hubo en este país’. El “Colorado” remata diciendo:  “… por alguna misteriosa razón la palabra ‘criolla’ incomodaba a las elegantes de Buenos Aires”. En fin…

Pero por qué parto de 1824. Hoy el país, de la mano de Macri, retomó la senda del endeudamiento. Entonces vale recordar que el primer gran empréstito (endeudamiento externo) que adquirió el país se hizo de la mano de Rivadavia (o sea el sillón presidencial lleva el nombre del primer endeudador  grande que tuvo el país. ¡Todo un símbolo! Y esto para que el lector tenga en claro cómo la oligarquía cipaya operó en desmedro del país y en beneficio propio desde su nacimiento; solo le bastaba con tener el control del poder político, un constructor de la historia oficial –Mitre-  y darle tiempo al tiempo para retomar el control). Además resulta interesante ver de qué manera estos negociados financieros reportaban –y siguen reportando aún hoy-  beneficios inmediatos a sus “operadores”. De este modo uno puede descubrir que los actuales negociados externos (con Macri evasor fiscal compulsivo y Prat Gay a la cabeza) no son para nada nuevos ni originales ya que como en antaño, los “muchachos de los mejores equipos de Macri” fueron los anteriores operadores en el endeudamiento externo de casi 180.000 millones de dólares, deuda  total y absolutamente ilegítima contraída desde 1976 hasta el 2001 y hoy son los “eficientes operadores” para el pago de la misma  a los tenedores Buitres de bonos basura(emitidos durante la dictadura, el alfonsinismo y el menemato) sin que nadie se entere  cuanta “comisión” recibieron por los servicios prestados.

Bernardino_Rivadavia

Vayamos al inicio de aquel primer endeudamiento. El 1 de julio de 1824 se contrató con la Banca Baring el empréstito por 1 000 000 de libras esterlinas. El 15% de diferencia de colocación representó 150 000 libras, de ellas el consorcio en su conjunto se llevó 120 000 libras en carácter de “comisión”, y los 30 000 restantes fueron para Baring. Pero ¿quiénes integraban ese consorcio? Rivadavia fue el hacedor de ese consorcio que representó  al Gobierno de Buenos Aires para la colocación del empréstito al tipo de 70%. El consorcio estaba encabezado por los señores Braulio Costa, Félix Castro, Miguel Riglos, Juan Pablo Sáenz Valiente y los hermanos Parish Robertson, quienes en virtud del poder conferido celebraron el acuerdo en Londres con la banca  Baring Brothers.

Como la colocación en el mercado sería fácil, la Baring propuso al consorcio colocarlos al 85%, pagando 70% a Buenos Aires y repartiéndose el 15% de diferencia con el consorcio.

La operación con la Baring  inglesa (como buenas “corsaria” de la corona) tuvo sus ribetes leoninos. El Estado de Buenos Aires “empeñaba todos sus efectos, bienes, rentas y tierras, hipotecándolas al pago exacto y fiel a la suma de 1 000 000 de libras esterlinas y su interés“. Como no quedó especificado cómo llegaría el dinero a Argentina, el consorcio (ni lerdo ni perezoso) informa a la Casa Bering que la mejor manera era enviando letras giradas contra casas comerciales de prestigio que dieran garantías en Buenos Aires. No por casualidad, una de esas casas comerciales era la de Robertson y Costas, dos miembros del consorcio. Al final, del millón de libras que totalizaba el “préstamo”, sólo llegaron a Buenos Aires  85 mil libras esterlinas en moneda contante y sonante  y  570 000 en papeles (letras de cambio) que solo sirvieron para sumar intereses  al “palo” de libras esterlinas.  El Estado Argentino terminó de pagar aquel empréstito en 1912 (82 años después).

Traigo a colación esto para que el lector entienda qué significa endeudarse externamente,  para que sepa de qué se trata cuando escucha que “Macri compromete el futuro de los argentinos” endeudando al país;  para que se conozca quienes  salen  beneficiados en realidad con estas operaciones y  el tiempo que le lleva al Estado (el pueblo) saldarla a costa de padecer los conocidos  “ajustes saneadores de economía” que implementan los mismos personajes que nos endeudan.

Pegando un salto cronológico, el propio Enrique Silberstein, ese “no peronista”  de quien estamos  extrayendo partes de uno de sus trabajos con los cuales se puede historiar de manera gráfica y cronológica el modus operandi de nuestra oligarquía, nos cuenta: “El Ingeniero Luis Duhau, presidente de la Sociedad Rural en el período 1926-1928, lanza la frase que determinará el futuro del país por los próximos 20 años. Duhau dijo: ‘hay que comprar a quién nos compra’”. Luego lo complementa tomando de Smith[1]  lo siguiente:  ‘Impreso esto en el encabezamiento de toda la correspondencia de la S.R., pronto se convirtió en uno de los lemas oficiales de la institución. Sin embargo en la práctica el lema significaba que la Argentina debía ligar su economía a la de Gran Bretaña.  Inglaterra era, desde lejos, el principal importador de productos argentinos, en especial carne, y estaba entre las principales exportadoras de artículos manufacturados al Plata’.

prebisch

Silverstein continua: “… esta política tendía conscientemente a hacer de la Argentina una especie de colonia económica de Inglaterra. Se promovía pues, la dependencia en nombre de la independencia…”   “… si se tiene en cuenta que Luis Duhau era uno de los invernaderos más poderosos de la Pcia. de Bs. As., que siendo director del Banco de la Nación en 1928, aconsejó la creación de la Oficina de Investigaciones Económicas  del Banco, cuyo director fue Raúl Prebisch, (Hoy Aranguren, CEO de Shell, Ministro de Energía, Prat Gay operador  del JP Morgan, etc, etc, y hasta una inepta como Laura Alonso en la Oficina Anticorrupción) que Raúl Prebisch acompañó  a Julio A. Roca a Inglaterra  para intervenir en las tratativas del pacto Roca-Runciman, que Luis Duhau fue ministro de Agricultura  del gobierno de  Justo  que fue el principal destinatario del llamado ‘debate de las carnes” que Lisandro de la Torre protagonizó en el Senado de la Nación, revelando que los frigoríficos le pagaban a Duhau elevados precios  que no le pagaban a ningún otro invernadero, se tendrá una pequeña idea de la importancia de la frase del personaje. Redondeando el todo, recordando que Raúl Prebisch  fue el gerente general del Banco Central de la República Argentina, creado en 1935. Y que Perón lo rajó.”

Para terminar esta entrega solo basta recomendar la lectura del trabajo de Arturo Jauretche  “El Plan Prebisch, retorno al coloniaje” sobre la reaparición de este personaje (como reaparece Domingo Cavallo) luego del golpe de 1955 donde Jauretche sostenía: “La enorme masa de obreros y empleados tendrá que ajustar el cinturón a fin de salvar el país de una catástrofe que sólo existe en la inventiva de Prebisch”  (¿Le suena esto?) y está pequeña semblanza sobre cómo actúa nuestra oligarquía estará cerrada.

[1] Peter H Smith – “Los radicales argentinos y la defensa de los intereses ganaderos, 1916-1930, -Desarrollo Económico – Volumen 7- 1967- pág.795.


Con aroma a peronismo.

10 junio 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, historia de la resistencia peronista, de nuestra redacción.

Foto de V.L.M.Por Victor Leopoldo Martinez

Lunes 8 de junio del 2015. Hora: 18hs. Sede, Partido Justicialista de Lomas de Zamora. Motivo del encuentro: presentación de material bibliográfico escrito por distintos compañeros –casi todos de la vieja guardia- todos referido no solo a la Resistencia Peronista, sino y fundamentalmente al protagonismo de la clase trabajadora y el sindicalismo argentino en la lucha por reivindicaciones laborales, sociales y la necesidad de liberación de la patria. Es víspera de una fecha muy cara dentro de la Historia Nacional pero fundamentalmente del Peronismo y muy escondida aún hoy por toda la historia “oficial”.

Foto0352

Un aroma de viejas épocas comencé a reconocer a pocos metros del local. El mismo fue en aumento a medida que ingresaba al mismo. Nadie sabía quien era yo; quizá por mis canas algunos me miraron y saludaron como a un viejo y conocido compañero de militancia. Ya adentro del recinto comencé a sentir el embriagador perfume del peronismo puro, sin agregados artificiales, esa fragancia cautivadora que solo la gente de pueblo, el militante sindical junto al del barrio suelen destilar en forma de sentimiento. Siento que ese aroma, como bálsamo, me envuelve y transporta a maravillosas épocas de ese pasado peronista que yo viví, que yo mame; esa liturgia que desde niño ya me sedujo allá en mi Catamarca Natal y que una vez joven, acá, en esta mega Buenos Aires, abracé con el alma para nunca más separarme de él.

Veo y saludo a los compatriotas de la Izquierda Nacional quienes acompañan estas “movidas” como es habitual en ellos, como lo hicieron siempre desde que aquel genio “Colorado” llamado Jorge Abelardo Ramos reconoció y accedió a sumarse a ese Movimiento de masas que desde 1945 encabeza el Peronismo.

¡Y sí! ¡Es la liturgia de una acto peronista! Me gusta, me conmueve, me atrae y atrapa mágicamente. Y no lo pienso; opto por sentir. ¡Que carajo me importa lo que digan los otros, los cultos, los intelectuales! Junto a mi pueblo vuelvo a recuperar la felicidad aunque sea de a ratos. Siento que es bella porque huele a eso, huele a pueblo, porque la siento mía, porque me toca sentimentalmente y percibo el amor contenedor y solidario brindado por el otro en todos los presentes. Siempre me pasó eso, y soy feliz con sentirlo sin necesidad de racionalizarlo.

Foto0349

Veo rostros oscuros y manos curtidas; son laburantes de la UOCRA que agitan banderas del gremio, que saltan y cantan la Marcha Peronista a voz de cuello, que joden y cargan al resto de los presentes que por vergüenza algunos no la cantan, o peor aún, la desconocen; que inventan un cantito de cargada a Moyano que dice representar a los camioneros y cambió de vereda; pero que saben que lejos de los errores políticos, de los pifies del conductor sindical hoy presidente del Club Independiente, sus afiliados son laburantes igual que ellos. Hay olor a laburante, hay olor a peronismo

En la mesa del escenario se acomodan Gonzalo Chávez, Carlos “Pancho” Gaitán, Rodolfo Fernández y Daniel Parcero. Atrás, sentadita en segundo plano, se muestra tranquila y segura pero sin poder esconder su emoción Magui Muñoz viuda de Ubaldini. Le rendirán un merecido homenaje a su marido en su persona, aquel gremialista que despertaba ese “Saul querido, el pueblo esta contigo”; líder de la “CGT Brasil”, única opositora a la dictadura militar; la que le hizo el primer paro a la dictadura en abril de 1979, mientras los de la CNT o CGT Azopardo ( los dialoguistas con los milicos, Lingieri, Triaca, Cavallieri, Barrionuevo, Baldassini, Lujan… La “CGT oficial” reconocida por la Junta dictatorial) ocupaban tranquilos y con custodia militar la legitima sede de la Confederación ubicada detrás de la facultad de Ingenieria.

Daniel Parcero, hombre de la Izquierda Nacional hace una corta y muy interesante introducción sobre la obra “Del Lobo Vandor a Saúl Querido” escrita por él en coautoría con Osvaldo Calello.

De pronto Rodolfo Fernández quien tuvo a su cargo presentar el libro “Alfredo Ferraresi, Argentino, peronista, sindicalista revolucionario” escrito por Nelson Ferrer y prologado por Norberto Galasso, menciona la historia del dirigente gremial Jorge Di Pascuale, hombre de su gremio (Empleados de Farmacia); y recuerda su desaparición a manos de la dictadura en 1976 para encontrar sus huesos en un cementerio de Avellaneda en una tumba NN en 1977.

Entonces pienso, y siento que no entiendo la actitud de muchos argentinos en relación a qué pasó con muchos compañeros trabajadores que sacrificaron sus vidas en esa oscura noche procesista de la última dictadura. Pienso en esos compañeros PERONISTA como él, como Di Pascuale, que hasta parece ser que para algunos su desaparición hubiese sido necesaria; ni siquiera hay contemplación para la condición humana de todos ellos; parece no caberle derecho humano alguno según sentencian no pocos “iluminados” apoltronados desde siempre en sus sillones de jueces de la historia. Parecería ser que ese destino trágico que les tocó en desgracia soportar era “merecido”. Parece ser que, instalado perversa y mediáticamente en el colectivo social, la “cosa” debió ser así por cargar el estigma de ser “dirigente gremial” (o suponer que potencialmente podía serlo) y por ende burócrata, corrupto y/o peligroso, no solo para milicos reaccionarios profilácticos de la derecha oligárquica y los explotadores empresarios , sino y más grave aún para los “revolucionarios” filo izquierdista.

Según mi modesto entender, esos, los que nunca entendieron y menos soportaron las pretensiones de la clase trabajadora, nunca entendieron al Peronismo. Visto a la distancia es injustificable pero comprensible si se los considera colonizados mentales.

Por eso y otras causas más, y previa revisión de sus actos y conductas pasadas, alguna vez espero entiendan que solo sirvieron a la reacción oligárquica, a un estúpido y perverso juego, a una burda trampa tendida por el sistema opresor para usarlos en asesinatos, en el asesinato del compañero Rucci por ejemplo.

La lista de sindicalistas es larga, y con sus vicios y virtudes se pueden mencionar a Felipe Vallese, Kloosterman, Alonso, Vandor, Wenceslao Vera, (para muchos desconocido este dirigente obrero cordobés), Rene Salamanca, y miles, MILES de delegados de fabricas que pasaron a engrosar ese inmenso porcentaje de   Peronistas dentro de los 30 mil compañeros desaparecidos.

Pero Gracias a Dios sigue ocurriendo algo maravilloso y único en nuestra larga y controvertida historia nacional; nada cambió en el pueblo en relación al ideario peronista; para desgracia del alma de Borges… Digo. Seguimos siendo “incorregibles”. Tranquilo puedo pensar que la sangre derramada por esos compañeros no fue al pedo.

Fernández trae el recuerdo de una Eva que en su lecho de Muerte le dice a Perón que “solo confíe en los trabajadores porque son los únicos que jamás lo traicionarán”. Y un sudor caliente recorre mi cuerpo; la lucha sigue, con otros rostros, con otras características pero con el fuego de los trabajadores siempre encendido y calentando de abajo aquella y todas las liturgias Peronistas. Luego agrega que en la Revolución del “43” y cuando Rawson distribuye los ministerios, al último en preguntarle fue al Coronel Perón. Le dijo “¿Qué ministerio quería? Este le contestó “Quiero la Secretaria de Trabajo Y Previsión”. Todos lo miraron, se rieron porque eso no existía. A partir de ese momento existió. Sale a la luz el GENIO  de PERÓN.

Y “Pancho” Gaitán no habla de su libro “La Resistencia”, prefiere contar anécdotas de esa resistencia peronista; de los Comandos Civiles, del levantamiento del Gral. Valle.

Y Gonzalo Chaves se para porque no puede hablar sentado y dice “Yo me había especializado en tirar piedras. Me hice peronista en el “62” e ingrese a la JP porque fue el único partido que me aceptó como tira piedra”. Y siento que todo, TODO, gira alrededor de esa tenaz lucha basada en la improvisación, en lo que se torna transgresión producto del hecho imprevisto, de la reacción espontanea e impensada, esa metodología propia de los militantes populares, de los trabajadores y activistas que luchan por recuperar esa cuota de dignidad humana que solo se conoció de la mano del Gral Perón. Y Chaves se despacha con una definición que estampó en su libro: “El relato oral de la epopeya del Movimiento sigue siendo mucho más rico que lo publicado. No estoy desestimando los aportes de lo escrito, estoy diciendo solamente que el PERONISMO sigue estando más cerca de la leyenda que de la historia escrita”.

¡La mierda!

¡Todo lo aprendido se vuelve nulo! La épica peronista transformada en leyenda por un militante de Juventud Peronista de los “60” se hace inconmensurable a los ojos y sentimientos de este humilde militante que trata de esbozar emociones del momento al escribir esta nota sin encontrar palabras.

Y de pronto sentís que todo está bien, que todo es perfecto, que todo está donde debe estar. Chaves dice: “Por eso debemos recordar con cariño a Nestor, y acompañar a la compañera Cristina en este nuevo desafío para la clase trabajadora argentina y el peronismo que renació en 25 de mayo del 2003. Porque somos Peronista y no podemos cometer los errores del pasado. Esto es lo que el Peronismo de hoy está consiguiendo; si bien no es todo lo que quisiéramos, tampoco es poco.” El viejo militante peronista en simples palabras logra la síntesis del momento político actual.

Nada más que agregar.


Valores y política en los tiempos que corren.

15 abril 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Por Victor Leopoldo Martinez

Para no pocos de mi generación resulta brutalmente impactante ver y comprobar día a día cómo ciertos valores humanos asociados fundamentalmente al quehacer político se fueron trastocando, envileciendo cuando no quedando de lado, dando paso a otros más individualistas y mezquinos; esto dicho en términos comparativos. Existen valores perennes que en algunos momentos rigieron las conductas humanas tanto sea para respetarlos como para transgredirlos. Para colmo de males los actuales –y para mi- deformados valores vigentes, o mejor dicho los “antivalores”, son acompañados por una pasividad social que ronda la resignación.

Cuando me refiero a esos valores que yo añoro, lo hago con la intensión de rescatar de entre ellos aquel asociado al concepto heroico de la vida que acompañó a esa naciente juventud nacional formada en la cultura de la resistencia político-social, que luchaba por la igualdad entre los hombres y la justicia social allá por los “60”, y que se extendió hasta mediados de los “70” del siglo pasado. Valores que fueron vilipendiados sistemáticamente por el metamorfoseado liberalismo –la también naciente cultura neoliberal- que a fuerza de dictadura y represión primero y luego operando culturalmente a través de los medios de comunicación en períodos de “pseo-democracia plena” lograron hacer confluir a la tradicional vanguardia lúcida de liberales de izquierda y sus siempre eurocéntricos análisis críticos de la historia política nacional con la teoría de los dos demonios esgrimida por los sectores más reaccionarios de nuestra sociedad, caldo de cultivo para la instalación de una cultura de desvalores que hizo pie y creció vigorosa en nuestra querida Patria. Me estoy refiriendo concretamente a ese contraste actitudinal entre dos sectores sociales claramente posicionados frente a lo político, algo que se dio en el período que abarca las 4 últimas décadas de ese siglos “20” que Discepolo sabiamente lo definió como “Cambalache, problemático y febril”.

Se pueden utilizar innumerables ejes y variables “académicas” para leer e interpretar este fenómeno psico-social analizándolo “sesudamente”; estoy seguro que, objetivamente, llegarán a una conclusión no muy distinta a la mía. Quizá en determinar los orígenes y las razones de su instalación como hecho político-cultural consumado aparezcan las diferencias. Lo lamentable es que en la actualidad las causas y razones de esos males siguen sin ser atacadas; por el contrario se las tapan y continua el uso de esos desvalores (“el que no llora, no mama”) para criticar al gobierno y al Estado no solo desde los poderes económicos sino también para correrlo por izquierda, (“Y el que no afana es un gil”), o para denostar la política de los “no transeros” y doblarles el brazo hasta que transen con esos poderes económicos que en general son los mayores “chorros” según la definición popular (el formador de precios no es un delincuente político sino un empresario que “ajusta” los mismos según lo que establezcan las variables económicas internacionales(¿?); esto por dar uno de la decenas de ejemplos que hay). El resto es pura consecuencia; que no se detendrá ni corregirá con mayor represión a “ladrones de gallina” o control violento de las reacciones populares. Es claro que lo que buscan los poderosos de siempre es más impunidad (liberación de los mercados) para la deshonesta y evasora actividad privada, menos control para los Bancos y jueces de tal forma que estos últimos sigan amparando “legalmente” a los grandes mercaderes.

Se habla de corrupción para enjuiciar a los políticos corruptos (que seguramente los hay y en no poca cantidad), pero nunca a los corruptores (que también los hay y en número más considerable aún). La matemática más elemental indica que para que la corrupción exista como ecuación necesita dos componentes en el primer miembro, único modo que el algoritmo funcione: corruptor + corrupto = corrupción. Juegue usted señor lector con los elementos cambiándolos de miembros y verá los asombrosos resultados que seguramente facilitarían la solución a la problemática de individualizar y meter en cana a los responsables e implicados en hechos de corrupción y/o para eliminar el flagelo de raíz:

a)Corruptor=Corrupción-corrupto

b)Corrupto=Corrupción-corruptor y

c) (Corruptor+corrupto)-corrupción=0; en esta última utilizo los paréntesis porque su sumatoria es el resultado de la ecuación original, resultado que luego se le resta para ver que no quedan ni vestigios del estilo tramposo.

Los empresarios más delincuentes (y a la vez los mayores corruptores) constituyen el “modelo triunfador” a seguir y recomendado para los nuevos y jóvenes políticos que optan por la “ley del menor esfuerzo”. En la esfera privada (individualismo + codicia en sus más puras expresiones) todo está permitido y “amparado por particulares interpretaciones de las leyes”; cuentan con cobertura total en materia de impunidad para sus operatorias, y encima dichas manipulaciones mercantilistas están eximidas de ser encasilladas como “acciones políticas” por estar internalizado en el colectivo que las acciones llevadas adelante desde la “esfera privada” no están motorizadas ni tienen intenciones políticas. Se ha instalado perversamente en el colectivo que las cuestiones y decisiones en materia económica no parten de intereses políticos sectoriales. Para Macri (como el símbolo de un modo de pensar la política) son los perfectos administradores. Macri lo llama “el circulo rojo” y en su gran mayoría concurrió a la cena PRO en la Rural hace unas semanas; por dar otro ejemplo); poco importa que sus decisiones afecten directamente y en términos de la calidad de vida del resto de la población. Se lo vende como decisiones “inevitablemente técnicas” que imponen la lógica de las reglas económicas cuando en la realidad se trata de cómo sacan mayores ventajas los poderosos; se lo ofrece de manera desinteresada(¿?) “envuelto y con moño incluido” como la solución a todas las consecuencias negativas generadas por ellos mismos y que sueltos de cuerpo se lo endilgan a  “errores en cuestiones técnico-matemáticas de la gestión anterior” que no respetó las reglas clásicas de la economía, muchas de ellas con supuesto rigor “científico”.

Y hablando de ciencia cabe aclarar algunas cuestiones que nos atañen y que sirven para entender ciertas valoraciones.

Hasta el día de hoy la ciencia nunca fue neutral y si un gran negocio para los poderosos, y muy lucrativa para ciertos científicos; la guerra entre los laboratorios medicinales por el control de la biodiversidad planetaria como fuente de materia prima para la investigación y futuro negocio de medicamentos es el más “escondido” ejemplo. En nuestro caso la hipocresía puede transfigurar los verdaderos intereses de los cerebros repatriados (científicos) por el programa “Raíces”; pero la fuga de esos mismos cerebros se dio por razones de “mala retribución” económica. Se fueron con los conocimientos adquiridos en nuestras universidades estatales gratuitas a venderlos en el extranjero (primó lo individual). El pueblo en general también era hambreado y/o recibía una miserable paga, y sin embargo porque amaba su patria no abandonó su terruño y se comió el garrón. Se bancó la malaria. ¿Qué no tenían recursos para hacerlo? Buen interrogante para discutirlo como argumento de lo que se entiende como Patria y en términos políticos. Hoy este gobierno se acordó de ambos, pero uno de ellos -y sin rencor alguno- recibe a los otros nuevamente en su seno y hasta un tanto alborozado. Creo que llegó la hora de hablar a calzón quitado para intentar ir sanando TODAS las heridas del pasado y evitar morir por un entripao.

La denostación a los políticos por hechos de corrupción hace posible su extensión a la política en general. Con la sobre valoración de la supuesta “eficiencia y honestidad privada” al frente del Estado el camino al control total del destino de una sociedad está asegurado: riqueza para unos pocos y miseria para el resto.

Los autores intelectuales del genocidio perpetrado por la última dictadura fueron civiles y se trató de una decisión netamente política. El sucio accionar de las fuerzas armadas actuando como ejercito de ocupación las colocó junto a políticos de partidos conservadores y otros tradicionales -de izquierda y derecha- que acompañaron a la dictadura como los corruptos de aquellas políticas; sus mandantes civiles (Sociedad Rural, Empresarios, Banqueros,) claramente fueron los corruptores. La ilegitima deuda externa que le crearon al país para favorecer intereses financieros internacionales y oligárquicos locales mientras se desindustrializaba el país, se empobrecía a nuestro pueblo y desparecían opositores (seres humanos) fue el hecho de corrupción más grande y criminal que haya conocido la historia argentina; solo superado en términos de daño económico-social y de soberanía política por la segunda década infame menemista.

 ¿Y pa’ mí cuanto hay?

Resulta doloroso tener que decirlo pero me quedo con los valores de mi compañeros de los “70”. Por lo menos yo no recuerdo ni uno solo de ellos que haya puesto su vida en juego dentro de la militancia política preguntando previamente ¿Y pa mi cuanto hay? Hoy no se habla de política sino se responde previamente a esa pregunta.

No pocos de aquellos desinteresados militantes ya no están. Tampoco serían modelos de conducta vendibles. El fin que nos llevaba y lleva a incursionar en política no es otro que ese noble ideal de tratar de conseguir una sociedad más justa a la hora de producir y que todos, sin distinción alguna, puedan disfrutar de una distribución más equitativa de lo conseguido con esfuerzo y trabajo; El fin pasaba por buscar el bienestar general formando seres más nobles y solidarios.

Que hubo traidores… ¡Vaya novedad! Desde Judas para tras y para adelante siempre los hubo, y hasta diría que son necesarios por ser el mejor modo de conocer lo que es la ruindad humana.

Lo cierto es que las actuales exhibiciones de conductas en “rosqueros políticos”, no solo opositores (que para ser una alternativa política dejan mucho que desear) sino también oficialista, son muy preocupantes. Es lamentable no escuchar debates de propuestas políticas que busquen mejorar aún más la vida de nuestros compatriotas; donde se debata en serio sobre cómo se consigue la verdadera independencia económica, cómo se enfrenta al poder oligárquico-financiero y cómo se discute la distribución de las ganancias que obtienen las empresas con el sudor de los laburantes; qué se entiende por soberanía política y el por qué la necesidad de una Justicia Social para evitar la violencia que genera la injusticia. Nadie tiene en claro que se entiende con el “ir por más” o “profundizar el modelo”. Hoy por hoy ya no se requiere de un modelo sino definir un proyecto político asentado sobre esos 3 pilares antes mencionados. Con ambigüedades, políticamente no se convence a nadie. Sin el acompañamiento de una clase trabajadora unida y consustanciadas con el proyecto para lograr el triunfo político es como querer hacer la revolución social sin pueblo, y el peronismo solo debe orientar su esfuerzo para garantizar la felicidad plena del pueblo que en su mayoría son trabajadores, su columna vertebral. En el seno de la oposición no hay nadie que entienda algo de esto para siquiera conversarlo lo cual nos genera como gobierno la necesidad de tener mayores gestos de responsabilidad política a la hora de actuar en defensa de la Patria. Para un peronista primero está la PATRIA; y en el seno del oficialismo se da por sabido algo que no fue discutido ideológicamente y viene siendo postergado en aras de un culto a la obsecuencia . Más lamentable aún es escuchar discutir a los opositores por prebendas donde los cargos no son para servir a la sociedad sino botines de donde piensan sacar la mayor ventaja personal posible sirviéndose de la función pública (Alianza PRO-UCR-Carrio).

Hay una juventud que a Dios Gracia volvió a creer en la política como un lugar de debate de ideas y propuestas; que cree que con trabajo se puede mejorar aún más. Sería muy triste que la desilusión de ver el lamentable espectáculo dado por los que dicen ser dirigentes políticos los lleve también a ellos a encolumnarse en lo peor del neoliberalismo, “la ley del menor esfuerzo”; viéndola como la salida más cómoda y fiable. En ese caso nuestro futuro es más que incierto y hasta lo veo lamentable. En mis sueños eso no figura.

Afiche de V.L.M - 1


Cara a Cara: “La memoria popular es el cofre más sagrado que existe”

30 marzo 2015

Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO

Reportaje a nuestro director realizado por el matutino EL ESQUIÚ.COM

Fuente: http://www.elesquiu.com/noticias/2015/03/29/204945-cara-a-cara-la-memoria-popular-es-el-cofre-mas-sagrado-que-existe 

Foto de Victor Martinez 2

Por “Kelo” Molas

Su película “El jardín de Juan Ctkhealiemín” es en gran medida su carta de presentación: prohibido silenciar la verdadera historia. Hace 45 años dejó su Catamarca natal y se radicó en Buenos Aires, donde desde muy joven comenzó a subir, de a uno, los peldaños de la vida: peronista, docente, periodista, cineasta. Dice el “Taki Ongoy” en su prólogo que “quienes suponen que la historia puede ser contada desde un sólo punto de vista, se equivocan”, y este catamarqueño aceptó sin dudar el reto de sacar a la luz lo que otros se empeñaron en ocultar. Tiene una especial valoración de las comunidades gozosas de provincianía de nuestro interior y en cada expresión suya parece parafrasear aquellos versos de “Los pueblos de gesto antiguo”, del enorme poeta Hamlet Lima Quintana. Descalifica sin dudar a Sarmiento y a la oligarquía nacional. Y habla con manifiesta gratitud de la “Fray”, que lo formó en sus primeros pasos.

En el Cara a cara de este domingo, se hace escuchar Víctor Leopoldo Martínez, el “Tico” de la memoria intacta.

-¿Qué representa para vos un 24 de marzo?

-Fundamentalmente, es memoria. Porque en este país se ha tratado, a lo largo de la historia, de tapar algunas cosas que afectaban a determinados intereses. Desde el nacimiento mismo de la Patria hubo dos claras posiciones que se vinieron repitiendo: hay un  sector social con mucho poder –particularmente económico- que lo único que entiende como valor Patria son sus bienes materiales, nada más; y hay un sector mayoritario de argentinos en el cual el concepto de Patria es muy grande, amplio donde entran a jugar también los sentimientos. Lo que intentó esa minúscula parte, que comúnmente se conoce como oligárquica, fue ocultar esa historia, de manera especial a través de la educación, cambiando el eje de la cuestión, ubicándolo en otro lugar, sitio donde ya otras historias vendían mentiras sobre nuestra realidad. Por eso el 24 de marzo es un punto de inflexión en nuestro historial y lo concreto es que acá hubo una parte de la sociedad que utilizó a las fuerzas armadas para sus fines y en el marco de esa metodología se implementó el terror; eso es lo que no se puede volver a repetir: pretender esconder la historia, incluso desde épocas anteriores a (Carlos) Menem quien como responsable de los Indulto fue otro que intentó tapar la verdadera historia. Por eso también es que recién ahora aparece y  se habla de un  (Juan) Chelemín, resistidor de opresiones en épocas de la conquista y colonización; alguien que visceralmente  forma parte de nuestra historia, la Historia de Catamarca.

-Cuando aludes a ese “sector social con mucho poder económico”, ¿el mismo sigue, como se dice, vivito y coleando?

-Totalmente. El otro día tuve una discusión, y digo discusión en términos de intercambiar ideas, respecto del tema qué se entiende por derecha con un compañero de la izquierda nacional. Ese compañero dice que la derecha tiene ideología y, por ejemplo, (Alejandro) Dolina sostiene que no y yo estoy de acuerdo con Dolina por una cuestión muy sencilla: si hay un sector en esta sociedad que es burro, ese es el oligarca; imposible hablar con ellos, no conocen nada, hay una marcada ignorancia en ese compartimiento, y ojo, estoy hablando de gente que ha sido alfabetizada en los tres niveles, no me estoy refiriendo a personas que no han tenido acceso a la educación. En general, la derecha, la oligarquía nuestra, es bastante ignorante; es lamentable, pero real. Es más: se jactan de esa ignorancia, creen que lo que tienen les alcanza y sobra para imponer el “soy más que ustedes”.

-A esa “marcada ignorancia” hay que responderle con una buena educación. ¿La tenemos en el país?

-Hablo a título personal: yo acompaño mucho a este proyecto político nacional con el cual, en líneas generales, estoy totalmente de acuerdo. Soy peronista y creo que lo que más se acercó al peronismo del ‘43 y del ‘55 es esta gestión. Lo que no comparto de este gobierno es que no se haya animado a meter mano en la Educación, me refiero a meter mano a fondo en los contenidos, porque ahí está la clave: con los contenidos se coloniza o se libera, no hay términos medios. Y tenemos que pensar en educar en término americano. Estamos en una etapa que ya el general (Juan Domingo) Perón llamaba continentalismo. Pero volviendo a la educación, vale tener en cuenta que esa oligarquía de la que hablaba se apropió de todo, lo que ellos llaman “academicismo”: han inventado academias de historias, de educación ¡y hasta de moral! ¿Y cuál es la moral que ellos defienden? La occidental y cristiana, por supuesto, a cualquier precio, no importa el costo. Y ahí aparece un 24 de marzo. Insisto: si hoy en día en la currícula de la educación no aparecen Chelemín, los 30 catamarqueños desaparecidos, la verdadera historia de Catamarca más allá de la zamba y el verdadero (Felipe) Varela, algo anda mal. Porque si hubo algo que valía la pena en este país ese era el gaucho, y (Domingo Faustino) Sarmiento se empeñó en hacerlo desaparecer; el gaucho era el caudillo, el único que defendía los intereses de las clases sumergidas, y eso no está ahora en los contenidos de la educación. Hay que empezar a inculcar, desde la niñez el concepto de Patria, recuperar los conceptos que nos hablan de esa Patria Grande.

-En la conciencia de los argentinos existe hoy, cuando se refiere al 24 de marzo, un cambio: lo que en un principio se decía únicamente “golpe militar”, ahora quedó marcado como “golpe cívico-militar”.

-Coincido plenamente. Creo que mucho más fuerte es lo que tenés enfrente y ahí están los intereses monopólicos, en términos comunicacionales, los que sostienen lo contrario; es decir: Clarín es tan responsable del golpe –y lo digo en todos los términos-, lo mismo que La Nación, son responsables de lo que pasó. Esa es la gente que estuvo en la cena de (Mauricio) Macri; a esto hay que entenderlo también, son los mismos que defienden los intereses de los que se colgaron de las fuerzas armadas para que éstas hicieran el trabajo sucio.

-El texto Nº 4 de la magnífica obra “Taki Ongoy”, de Víctor Heredia, refiriéndose al gran alzamiento diaguita de 1630, dice: “No fue la nuestra una lucha de bárbaros contra seres civilizados, no lo fue. Luchábamos por la libertad y don Juan Chelemín, el bravo cacique, fue nuestro líder y guía”. ¿Cuál es el punto en común entre aquel líder indígena y una víctima del terrorismo de Estado como fue Nelly Yolanda Borda, parte de la trama de tu película?

-El eje central de la película “El jardín de Juan Ctkhealiemín”, que se estrenó el 24 de marzo de 2014 en el Cine Teatro Catamarca, es que la historia se repitió en ambos casos. Es  difícil probar el tema de la entrega, pero lo que se conoce a nivel de voz popular es que hubo entrega en los dos casos. En el caso puntual de Chelemín, fue el indio Utis Amaya el que lo entregó y en el suceso de Nelly Yolanda Borda ocurrió lo mismo. Se conoce perfectamente que semanas previas a su desaparición hubo gente que estudió bien la zona de Belén, ya había sido marcada. En Londres (Belén) se estacionaron 3 camiones con militares que mintieron que iban en busca de traficantes de drogas cuando en realidad el operativo era para secuestrar a Yolanda. Fue una crueldad y una animalada, era una simple militante política que realizaba un fuerte trabajo social; tenía todo el derecho del mundo a compartir un ideario con otros compañeros, lo que por supuesto no justifica para nada que haya sido secuestrada un 27 de enero de 1977, y nunca más se supo de ella.

-Sobre tu película hubo una infeliz frase de la diputada Buenader, cuando dijo que habría que preocuparse más por los derechos humanos de los vivos. ¿Te merece alguna opinión?

-No hay ningún justificativo; si lo hubiese pensado dos veces, seguro que no lo dice… el tema es que hay que pensar. Debería preguntarse mejor qué hice yo cuando se estaban llevando a catamarqueños en aquella época. Habría que preguntarle qué hizo. Lo de esta señora fue una utilización política de baja estofa. De más está decir respecto de los derechos humanos que todavía hay muchas cuestiones por solucionar.

-En este 24 de marzo se notó la ausencia en los diarios locales de pronunciamientos sobre la fecha por parte de varios partidos políticos, entre ellos la UCR. ¿Qué significado tiene para vos?

-Se trata de un indicativo claro de ese compromiso que tuvo ese partido con sus hombres trabajando para aquel proyecto, básicamente aquí en Catamarca. A nivel nacional hay muchas cosas que se pueden objetar, pero al menos hay un compromiso mínimo por parte de los partidos políticos, excepto –y en esto quiero poner mucho énfasis- una fracción política raramente cipaya por tradición, el Partido Comunista, que estuvo muy comprometido en el ‘43 con la Unión Democrática y ofreció sus militantes en el ‘55 para perseguir y cazar peronistas y, además, son los que levantaron en el ‘76 la consigna de que (Jorge Rafael) Videla era democrático. Lo más triste de la UCR es que rompió, con el acuerdo con (Mauricio) Macri, una línea histórica que tuvo su eje en el pensamiento de Hipólito Yrigoyen.

Foto de Victor Martinez 3

-¿Qué tiempo te llevó hacer la película “El jardín de Juan Ctkheakiemín”?

-Empecé a trabajar en la investigación en el 2011 y la terminé en febrero del 2014. Tengo que agradecer de manera especial a Belén, siempre digo que la película es de Belén, es de Catamarca, yo apenas fui un instrumento, nada más. El gobierno provincial se portó muy bien conmigo, y fue un orgullo que la gobernadora Lucía Corpacci estuviera presente el día del estreno, que la secretaría de Cultura la haya auspiciado y que la declararan de interés cultural los concejos deliberantes de Belén y de Santa María.

-Resulta saludable hablar sobre los derechos humanos con la más absoluta libertad, pero si como dicen el peligro siempre está al acecho, ¿no crees que está faltando mayor educación sobre el tema para conocimiento de las nuevas generaciones?

-Un tema clave, sin lugar a dudas. En términos curriculares, es una gran falencia que tiene el sistema educativo por aquello de que no se puede querer lo que no se conoce y creo que en nuestro país hace falta, esencialmente, como decía un gran antropólogo como Guillermo Magrassi, mirarnos un poco más hacia adentro. Esto es lo que tiene que enseñar la escuela: mirarnos entre nosotros y valorar lo que tenemos. Todas esas cosas, que enaltecen a la condición humana, el sentirse americano, no se conocen en profundidad. Erróneamente, se prioriza el tenés que ser y para poder ser tenés que tener y se deja lado lo prioritario que es el estar, el sentarse una tarde, tomar unos mates y ver el atardecer; esto, que constituye un lujo en la vida, no lo tiene cualquiera.

-¿Quién está en deuda con los 30 desaparecidos en Catamarca?

-Creo que existe una realidad indiscutible y que en algún momento se debe replantear el tema como sociedad, y pensar seriamente en esta vida democrática, a la hora de emitir un voto por ejemplo, quiénes son los confiables. Aquí hay responsabilidades concretas y si bien no se puede hablar de complicidades de carácter exprofeso, cuando se acompañan estos procesos con el silencio se termina siendo cómplice. Hay que asumir esa verdad que se vivió en la provincia y que se ocultó por mucho tiempo, alguna vez alguien tiene que decir y hacer algo. En la película, bien lo dice el Dr. Guillermo Díaz Martínez: ¡Cómo puede ser que en el juicio a los represores en Catamarca, a ningún docente de la carrera de Derecho se le haya ocurrido llevar a los alumnos! Y la Universidad Nacional de Catamarca es una casa de altos estudios que tiene que responder al pueblo catamarqueño y no a un determinado sector político.

-La escuela no debería ser cómplice del silencio, de algo así como “de esto no se habla”.

-¡Por supuesto! Pero hay algo muy contradictorio: en la escuela, a lo largo de los ciclos primario y secundario, se habla bien de un criminal, concretamente Sarmiento.

-¿Domingo Faustino?

-Claro, un tipo que decía abiertamente “no hay que ahorrar sangre de gauchos, porque no vale nada”, y encima tiene un himno. Y yo no estoy en contra de Sarmiento porque sí nomás, simplemente digo que hay que mostrar la realidad. El mismo (Arturo) Jauretche dice que todo lo que crearon en torno a la figura de Sarmiento son mentiras. Entonces, si esa historia se inculca a fuerza de insistencia, me pregunto por qué nosotros no podemos empezar a insistir en el otro objeto, que significa comenzar a revisar toda la historia. Con esto no queremos ser los dueños de la verdad, pero discutamos los distintos puntos de vista esgrimiendo argumentos sólidos; no se puede estar todo el tiempo sosteniendo la idea de que hay puntos que es mejor ocultarlos, porque a la larga o a la corta eso salta a la vista. La memoria popular es el cofre más sagrado que existe, no olvidemos.

-El país se debate en un clima exasperado de todos contra todos. ¿Es que no hay un punto en común y, peor, la sensación de que nada nos une?

-Yo creo que hay puntos en común y es que debemos entender cabalmente qué es lo que se entiende por Patria, por nación, por pueblo; hay distintas concepciones y desde ya todas respetables, pero debemos tener en claro cuál pensamiento priorizamos en función del bien común, y aquí es donde saltan las diferencias.

-¿Por qué peronista?

-Tengo dos referentes en mi vida para haber entendido lo que es el peronismo: mi abuela, la mamá de (Manuel) Isauro Molina, doña Aurora Molina, y por supuesto Isauro, por quien tengo una gran admiración, porque dedicó su vida íntegramente a defender los ideales peronistas. Lo que le pasó a manos de los militares fue muy triste, y si yo soy peronista en gran medida se lo debo a él.

-¿Por qué crees que el silencio le fue ganando a la memoria en Catamarca en los últimos años?

-Porque hay un trabajo sistémico muy fuerte en el cual mucho tienen que ver los medios de comunicación. La educación formal compite con la educación informal, la cual dan los medios, con una clara desventaja, porque un chico puede estar 4 ó 5 horas por día con un docente, mientras el televisor, por ejemplo, lo bombardea durante 12 horas diarias; en esto hay que trabajar, y bastante. También están las campañas publicitarias, que muestran cómo se puede lograr todo con la ley del menor esfuerzo, y en esto se ha trabajado –vaya casualidad- desde el 24 de marzo de 1976 en adelante y se ahondó en el orden nacional en la era menemista, que fue algo así como la frutilla del postre.

-¿Qué recuerdos tenés de la “Fray Mamerto Esquiú”, tu escuela?

-A la “Fray” le debo todo, escuela a la que fui desde el jardín de infantes. Recuerdo que en esa institución, junto a los chicos más humildes del secundario, armamos un grupo estudiantil al que le puse el nombre de “ENUT” (Estudiantes Normalistas Unidos Triunfaremos), ya venía encarando para el lado de “unidos triunfaremos”, como dice la Marcha Peronista.

-Hoy, en la vida cotidiana, ¿qué te hace expresar “que lo parió” y qué te hace decir “esto me gusta”?

-Detesto la hipocresía, no la entiendo, y hasta admito que soy intolerante con ese tema, ahí cabe el “que lo parió”; por el contrario, me despierta mucha admiración la dignidad del pueblo humilde, ese que te da todo sin pedir nada a cambio. Uno lo puede comprobar cuando va al interior, donde alguien te ofrece su catre para dormir y ese alguien duerme en el suelo, y tiene esos gestos sin ningún tipo de especulación. Se perdió eso de “voy a hacer una gauchada” sin pensar en una recompensa, y esto es lo que me gusta.

-¿Cuánto vale tener ideales?

-¡Sin lugar a dudas: mucho! Es la savia que alimenta y le da sentido a la vida; vivir sin ideales es muy triste, tan triste como vivir sin dignidad. Es linda esta cosa de valorar el esfuerzo, de obtener logros mediante el sacrificio