POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (I)

30 julio 2019

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR.CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Primera Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Se aproximan las PASO. Se trata de un evento electoral que debería enmarcarse dentro de la normal rutina del sistema democrático. Pero no está ocurriendo eso. A ojos vista y oídos abiertos la estrategia de campaña del gobierno nacional está llevando el acontecimiento al plano de la confrontación despiadada entre argentinos hasta presentarla como si el NO Triunfo de Juntos Para el Cambio pudiera desencadenar una tragedia nacional.

Lo dicen abiertamente Macri, Vidal y Pichetto y resulta un tanto temerario. Sus puestas en escena públicas con manifestaciones verbales -ambas coacheadas- son los más claros ejemplos. Primero demonizan a los opositores (la “Campora” con armamento y mezclada con el narcotráfico) para luego mostrar actos proselitistas en locales cerrados, en “zonas tomadas y aisladas con vallados” para evitar cualquier incomoda “sorpresa”, argumento que luego venden como el único modo de sortear “operaciones desestabilizadoras de las “mafia kirchneristas”. Las imágenes obtenidas y los dichos de los candidatos oficialistas son editadas y profusamente difundidas buscando impactar en el incauto que se informa por TN, A24 o telefónicamente vía wasap. Con escasa presencia de “seguidores”, en esos actos abundan las diatribas contra los candidatos opositores junto a viejas y repetidas promesas vacías de contenidos pero qué, con insistente difusión en los medios adictos y comentarios de periodistas serviles, logran convencer a no pocos desprevenidos.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.46.43

Ridículas comparaciones internacionales, descalificaciones ideológicas y personales y el insistente inyectar veneno, odio y desprecio por el compatriota en desgracia o el extranjero inmigrante, a lo que le suman una total negación de la calamitosa realidad que producen sus propias decisiones gubernamentales, conforman los componentes de esta lamentable estrategia oficialista desparramada por las redes sociales. El deseo de muerte para cualquiera que se oponga a sus designios mezclado con delirios místicos (Carrio), la diatriba con el calificativo “mafia” por delante (Macri, Vidal) nunca faltan en sus pobres oratorias. La penosa realidad que padece la mayoría de la población y los peligrosos calificativos que brotan de boca de los candidatos oficialistas no auguran a futuro algo bueno sino un oscuro panorama.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.33.20

Lo cierto es que ni Argentina va a ser como Venezuela si gana la oposición y menos aun con “sacrificios presentes” vamos a vivir el bienestar del que gozan los Finlandeses o Noruegos en el futuro si gana Juntos Por el Cambio. En todo caso la lamentable gestión CAMBIEMOS en estos tres años y medios nos llevó a padecer situaciones similares a las que vive el hermano pueblo Venezolano; con una diferencia y una similitud. La diferencia es que sobre la cabeza de Venezuela penden las botas del imperio norteamericano que con la excusa de defensa de la “democracia” pretende quedarse con su petróleo; en cambio en nuestro caso ese mismo imperio “ayuda” al gobierno de Macri en sus constantes saqueos empresariales (locales y extranjeros) y sostiene la gestión de CAMBIEMOS con prestamos a través del F.M.I.; algo nada llamativo ya que los funcionarios y técnicos de este último organismo son consciente de la ineficacia e ineptitud de los actuales gobernantes argentinos; pero saben también que una gestión disparatada no deja de generar condiciones aprovechables para redituables negocios financieros. ¿La similitud? En ambos casos la codicia del imperio centra sus apetencias en los recursos energéticos y naturales, -estratégicos a futuro-, que ambas naciones poseen (Petróleo, biodiversidad y agua).

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.35.30

Ante el indiscutible fracaso de la gestión de gobierno PRO en materia económica (fracaso para el país y para su pueblo pero exitosa y muy redituable económicamente para el presidente y sus amigos), y frente a la carencia de propuestas políticas creíbles, CAMBIEMOS plantea un “O Nosotros o volver al pasado”; una ambigüedad que ni explícita ni implícitamente tiene valor alguno ya que no explica a qué pasado se refiere. Aviesamente se manipula la consigna con una clara intención: asociar al peronkirchnerismo con el populismo igualador de posibilidades sociales (González Fraga: –“Le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares  e irse al exterior”). Es claro que CAMBIEMOS intenta vender como peligroso para sociedad lo que en realidad solo afectaría los privilegios de los que hoy gozan los sectores concentrados de la economía con el “PRO” en el poder. “Populismo” es un simple calificativo peyorativo para un sistema al que pretenden asemejar con marcada perversión a todo lo que termine con ese “ismo” demonizado (comunismo, marxismo, peronismo, kirchnerismo).

Nada nuevo en la historia de la humanidad y menos aún dentro de nuestra propia historia. El macrismo defiende y ensalza los principios meritocráticos y la necesaria diferencia de clases sociales, algo que la oligarquía nativa viene intentando implantar de cualquier forma y a cualquier precio desde hace 150 años. ¿El objetivo PRO? Profundizar la grieta de tal modo que termine siendo imposible cerrarla, haciéndola infranqueable para gran parte de la sociedad. El CAMBIO propuesto por Macri aspira a una futura comunidad donde los “hijos se diferencien bien de los entenados”.  

(Continuará)


PARA “LA NACIÓN”, EL PROBLEMA SON LOS PERONISTAS, NO LOS “PRO” QUE RIFAN EL PAÍS.

19 noviembre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC- EL EMILIO, periodismo  y política nacional

LA NACIÓN: Miércoles 14 de noviembre – Pág. 8 – Política – El Análisis – Por Joaquín Morales Solá

J.M.SOLÁ

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

M. Solá es un delicado y fino operador político que acciona desde los medios (La Nación y TN) desde hace unos 15 años de manera permanente y sistemática. Sus rebuscados conceptos, clasificaciones y calificaciones sobre conductas humanas y sociales volcados en sus textos empalagan el particular (para mi gusto estúpido) gusto del tilingaje y medio pelaje de clase media alta que ama jugar de intelectual y/o entendido en cuestiones políticas.

Pero… usa palabras y frases que resultan por demás interesantes porque lo desnudan en sus preferencias  políticas, o en todo caso en su  nivel de hijaputes en términos de sicariato. La cuestión es que ese recurso le permiten transmitir a la “opinión pública” (en este caso los lectores del diario que Mitre dejó como “guarda intereses” del sector oligárquico nacional) fabricadas y perversas composiciones escolares  del tipo “Tema: La vaca” (en este caso Tema: “los políticos”)  y/o  relatos que aquí vamos a desmenuzar al solo fin de continuar con nuestra tarea de desenmascarar hipocresías:

Dice Solá en una parte de esta columna que tome como referencia: “Tres viejos zorros del peronismo  se irán del bloque moderado que preside Pichetto”.

Independientemente del  nombre de los destinatarios del calificativo, es claro que el peronismo  a nivel dirigencial -y para Solá en particular- es una manada de” zorros” (por lo visto peligrosos…  como lo fueron y siguen siendo  los peronistas  para sus “pagadores”; esos  que le permiten a Solá darse esa gran vida que viene llevando hace largo tiempo). Las palabras claves son: “moderado= Pichetto”.

O sea,  el mensaje que transmite Sola a través de sus columnas  a la dirigencia política que juega de “opositora”  es: “Todo aquel alcahuete del poder que con sus genuflexiones a la hora de argumentar y votar en el congreso a favor de las ventajosas leyes que permiten más y mejor saqueo a la población, será encasillado dentro de los «políticamente correcto» y será temporariamente exculpado por la justicia mediática y la otra, «la  justicia sirviente»”. Nada raro y menos nuevos dentro del quehacer político digitado por el poder económico.  

Mal  que le pese a Solá, sus textos se encargan de funcionar como aquellas carbonillas que en manos de dibujantes poco torpes suelen bocetar en papel o tela,  perfiles con cierta rigurosidad; y son sus textos los que lo dibujan. Veamos: ¿Qué intereses defiende el paladín de la libertad de prensa y expresión de La Nación como J.M. Solá? ¿Los nacionales o los sectoriales con fuerte inclinación al cipayismo?

Por este escrito –y una vez más- a  Solá le preocupan más los “zorros peronistas” que el trágico destino por el que atraviesa el país producto del des manejo de las finanzas y recursos del Estado llevado adelante por un  inescrupuloso, ignorante e incapaz Macri. A Solá poco le importa el peor desastre económico que recuerde la historia nacional porque ese desastre tuvo pocos y grandes beneficiados; desastre  en el que sumió al país  “el mejor equipo de los últimos 50 años”; desastre  que viene afectando  directamente a gran parte de la sociedad y  los intereses nacionales en materia de recursos estratégicos. A  Solá, hoy por hoy y como viejo vocero de los que él representa, en política  solo  le caben los “moderados y políticamente correctos,  tipo Pichetto; o  Massa”. Me refiero a los  que con estúpidos argumentos justifican saqueos y endeudamiento externo en “PRO” de la gobernabilidad (valga el juego de palabras).

Pero lo raro en esta ocasión es que Solá adivine, al referirse a las decisiones políticas que toman esos “zorros peronistas”,  cuándo  estos actúan por “conveniencia” y cuando “por convicción”.  Y todo es dudoso ya que “conveniencia” y “convicción” -como  aseveración- y en mi caso  hecho duda, creo que  le cabe mejor  como sayo  a su tarea…  ¿profesional? O mejor   de sicario periodístico.

Los que cayeron en esta volteada suya  son el tucumano Alperovich, el formoseño Insfran (que según Solá, en su Formosa  ya tiene a los otros peronistas tipo Pichetto (o sea  “moderados o racionales como antonomasia de los “zorros”,  más afín al paladar negro en materia política de los “saqueadores de guante blanco” macristas) y el pampeano Verna (que su peligrosidad está restringida para Solá por su enfermedad).

Pero lo más jugoso  de este análisis se encuentra en la parte final del 5to párrafo ya que el resto no dejan de ser elucubraciones harto conocidas refritadas por él de un modo elegante (ese que demanda La Nación) y  que solo tienen  como intensión  sacar de  la atención de su público lector  los problemas económicos y sociales reales del país para circunscribir la desgracia de este al terror político-social que puede  generar el regreso del peronismo al poder de la mano de Cristina F. de Kirchner.  

En las tres oraciones que siguen están las razones y el sentido de todo el innecesario palabrerío con el que llenó la página: “Todos hablan de lo útil que es Cristina para la reelección de Macri; pocos mencionan lo necesario que es Macri para la candidatura de Cristina. Macri  abroquela en su contra  al cristinismo, a la izquierda, el rencor ideológico, la furia política y el odio social. Ese abismo es lamentable,  pero sería necio negar su existencia.”

La facilidad con que elude dar las razones de esa supuesta “furia política y  odio social” que existiría en contra de Mauricito, y esa rara habilidad para transferir casualmente la intolerancia social y las claras  características racistas, violentas y xenófoba que el PRO -con Macri y su equipo de lujo a la cabeza-  volvieron a instalar a partir del 11 de diciembre del 2015, resulta, más que asombroso, desopilante si lo tengo que decir atenuado tomándolo desde el  humor algo que en realidad está resultando perversamente trágico (el odio de clase que real y contrariamente viene siendo ejercido desde arriba, desde los propios funcionarios “PRO”  y que  contagiaron a la pequeña y gran burguesía tilinga en contra de “los pobres del medio y  de abajo”)

Solá no incluye en su análisis nombre alguno de  quienes  agrandaron  “la famosa grieta” que hasta el 2015 era inexistente (la distribución de beneficios  regaba a los de abajo pero también a los de arriba) y  que con mucho desprecio social el PRO la fue ensanchando en los casi 3 últimos años; tampoco menciona las  razones para que esa perversa  grieta se transformara en abismo –según sus propias palabras- y hoy tengamos un país gobernado por el FMI y el poder financiero internacional que solo busca la más alta rentabilidad cortoplacista –algo habitual en ellos- y el apoderamiento de la mayor cantidad de recurso naturales existentes, todos ellos comprometidos por la imparable codicia de unos irresponsables e inescrupulosos empresarios y financistas que tomaron el Estado por asalto.

Para Solá, estos últimos  son “pequeños detalles”, lo peligroso para los intereses que defiende La Nación es el posible retorno del peronismo al poder del Estado.


ENTRE LA ESPERANZA, LA VERGÜENZA Y LA TRISTEZA

1 junio 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

MICHETTI 1

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.13.51

Por Victor Leopoldo Martinez

¿Por qué titule así esta nota? Porque seguí el debate del Senado de la Nación sobre la ley contra el tarifazo que ya venía con media sanción de la Cámara de Diputados, en sus partes más sustanciales (lógicamente “sustanciales” dentro de mi parecer).

Fernando Pino Solanas

A fuerza de ser sincero y luego de escuchar varias exposiciones de diferentes senadores, algunas más que lamentables por la pobreza argumental, entre ellas la del senador por Salta y ex gobernador de esa provincia Juan Carlos Romero, realmente voy a reproducir los conceptos centrales de la alocución del senador Fernando Pino Solanas porque me pareció, de todas, la más seria. Las percepciones que formaron parte de su argumentación fueron más que sostenedora para que su voto sea positivo en relación a la norma en discusión. Su discurso encendió una luz de esperanza en mí y despertó aquella ilusión que nunca dejo que se pierda dentro de mi espíritu. Volví a escuchar la palabra PROYECTO. Volví a escuchar en boca de “Pino” una sintética lección de historia basada fundamentalmente en el concepto de Soberanía Nacional.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 12.25.11No por casualidad traje el nombre de Juan Carlos Romero. Como Menem son esos personajes que se dicen peronistas pero que siempre actuaron para y como si fueran oligarcas. Mal recordado por el pueblo-pueblo trabajador de Cafayate –lugar donde tiene sus viñedos- en alguna oportunidad allá por el 2005 y cuando Romero era gobernador, tuve oportunidad de visitar esa localidad del sur de aquella provincia e intercambiar historias con un adolescente del lugar de unos 15 años que trabajaba “en la finca de don Juan Carlos” quien le pagaba 30 centavos por canasto de uva recogido (recogía 10 canasto por jornada de lunes a lunes junto a su madre que tambien trabajaba allí por la misma paga). Pibe que a esa edad recién cursaba el 5to grado ya que iba a la escuela cuando podía; de condición muy humilde, en todo momento se mostraba agradecido de su patroncito porque hasta le realizaba los aportes para la jubilación y la obra social reteniéndole 10 centavos. Venía realizando ese trabajo desde los 8 años (trabajo infantil prohibido por ley). En concreto el pibe recibía 20 centavos por canasto y el “patrón” le retenía 10 (el 33,33% de sus haberes) y con ello hasta se hacía pagar sus “aportes patronales” por sus trabajadore. Dejo al lector averiguar los porcentajes que le corresponden al empleado y al empleador como aportes jubilatorios y de obra social y podrá comprobar como don “Romerito” explotaba a su peones hasta en eso. Sobre el haber mensual de su peón, la cuenta no era muy difícil: 10 canasto por día a 20 centavos p/c daba 2 $ por jornada, por 30 jornadas mensuales sumaban el sueldazo de 60 $ mensuales (1$ = 1u$s en épocas de la convertibilidad) 60 dólares mensuales. Así satisfacía la necesidad de trabajo de un lugareño de Cafayate-Salta Don Juan Carlos Romero, hoy Senador nacional, y encima dice ser “justicialista”. 

MICHETTI 2

VERGÜENZA

Por comprobar a ojos vista la pobreza intelectual-cultural y política de la señora Vicepresidenta del país y presidenta del Senado de la Nación, Doña Gabriela Michetti. Claro que no me sorprende y menos aún debe sorprender a nadie el saber, el tomar conciencia en manos de quién está el país, estamos los argentinos. Desde un presidente que ni con la ayuda de una fonoaudióloga logra pronunciar bien las palabras más sencillas, que no logra hilvanar nunca un concepto medianamente coherente respecto a ningún tema (incluido el futbol); hasta la imagen de pánico que tenía la presidenta del Senado –Gabriela Michetti- anoche en el recinto frente a tamañas exposiciones que la desnudaban a cada instante en su supina y total ignorancia no solo del tema que se estaba debatiendo sino de un mínimo de cultura general, lo único que me producía era vergüenza ajena y vergüenza como imagen para el mundo. Tener que mostrar tanta mediocridad de autoridades nacionales a ese mundo que Macri nos quiere introducir realmente da vergüenza.

MICHETTI 3

El desconcierto en la cara de Michetti por no entender de qué se estaba hablando; la cara de pavor y la mirada desesperada hacia cualquier lado tratando de evitar cualquier pregunta (que lamentablemente para ella se las hicieron) pintaba un cuadro de decadencia institucional propia de “neoliberales de pacotillas” que llevan adelante los funcionarios y legisladores PRO-CAMBIEMOS.

Es doloroso comprobar que una parte importante de la sociedad eligió para que gobierne el país esta banda de “vivos para los negocios”, de “pícaros aventureros”, pero seres totalmente brutos e ignorantes; faltos de la cultura más elemental. El único consuelo que tengo es saberlos productos de la lamentable comercialización de títulos que hace la “educación privada” que prioriza el negocio por encima de los contenidos que debería enseñar (los mínimos).

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

TRISTEZA

Por saber de antemano que resulta imposible “pedirle peras a un Olmo”. Macri es un “Niño bien, pretencioso y engrupido, que tiene berretín de figurar… Pelandrún que la vas de distinguido…” como reza el tango de Collazo y Fontaina, y como tal está actuando. Se la pasa actuando, y encima sin condiciones actorales. No le gusta que lo contradigan y está convencido que es el protagonista principal dentro del país de esta puesta en escena, donde el cree tener todos los derechos, incluido el de recorrer y desfigurar a su antojo al protagonista de   “Juguete Rabioso” de Roberto Arlt; lógicamente sin que lo haya leído. Macri, con la soberbia que generalmente caracteriza a los ignorantes, se cree un ganador nato y lo que no le gusta lo “VETA”.

Pero volvamos a la esperanza.         

El discurso de Pino Solanas en la madrugada del 31 de mayo del 2018 fue sencillamente brillante; simplemente por lo claro, concreto y porque fue el único que hablo de Patria y proyecto de país. Habló del problema de fondo: la crisis energética argentina y el fracaso de un modelo político (el neoliberal macrista) que en poco tiempo hace agua por todos lados, y que como tal solo se limita, a modo de reprimenda por su adhesión al gobierno “populista” anterior, castigar a los sectores más vulnerables, a las PYMES y a grandes sectores de las capas medias.

En su racconto histórico el legislador Solanas comenzó refiriéndose a las audiencias públicas para determinar las tarifas y según él “fueron una farsa, una teatralización alejada de la realidad ya que no se le dio cabida a ninguna de las observaciones y reclamos de los participantes; y –con ayuda de la prensa complaciente- a estas audiencias se las vendió como que se había “cumplido con la formalidad institucional; como si el hecho culminara allí”.

MICHETTI 6

Comenzó elogiando (la calificó de “brillante”) “la política comunicacional del gobierno de CAMBIEMOS (complicidad mediática mediante) para lograr convencer a la población que en realidad había sido injusta porque estuvo pagando muy poco por la energía que consumía”. Luego contra argumentó sobre el disparate de querer ajustar los precios de la energía a los internacionales señalando que “Argentina no importa el 100% de la energía que consume porque argentina tiene y produce gas y petróleo. Solo un 11 % del gas –el gas licuado- se importa a un alto costo (lo vende Shell, la compañía para la que Aranguren gerencia desde el Estado como bien lo señala Pedro del Arrabal en su artículo en esta misma revista); y el “pícaro” ministro de energía pone el precio de todo el resto del gas al mismo precio que el Estado paga por el licuado.

MICHETTI 5

A partir de esto, planteó que existe un debate pendiente y que ni el oficialismo ni la oposición lo quieren encarar: “¿Cuánto vale producir energía en la Argentina? ¿Cuál es el costo de la energía en la Argentina; el costo del gas acá, en el país? Sra. Presidenta ¿De quién es el gas que se produce en la Argentina? (Michetti muda miraba desesperada para todos lados …). Pino la salva respondiéndose: “De las provincias y de la Nación porque lo dice la Constitución Nacional”. Luego continua -“Existe una gran estafa a la buena fe de los argentinos porque estamos pagando casi 5 dólares por el millón de btu y el costo de producción en la Argentina está entre 1,90 y 2 dólares ese millón de btu. Cuando le preguntamos al ministro de energía Aranguren en una interpelación cuál era el costo, se fue por la tangente y no contestó. Lo mismo pasó en todas la interpelaciones a los ministros que vinieron acá (y señaló al “Toto” Caputo entre ellos)” Agregó: “YPF produce el 49% del gas que se consume en el país y su precio es de 1,90 el mdbtu y tanto el gobierno nacional como los provinciales tienen la obligación de decirle a la población cómo se compone el costo del gas en boca de pozo. Hoy, argentina está pagando el gas más caro del planeta; Japón, el Reino Unido y varios países de Europa que no tienen ni gas ni petróleo están pagando 4,5 el mdbtu y se quejan porque lo pagan caro. Nosotros lo estamos pagando 5 dólares y lo quieren llevar a 7 y monedas”… Y nos mienten diciéndonos que estamos pagando muy poco por la energía que consumimos; y fíjense ustedes que el español solo destina el 2,6 % de sus ingresos a pagar las tarifas energéticas, el canadiense el 2,5 % de su salario y acá en argentina el 12% del salario. Acá, y sin contar la devaluación de las últimas semanas, el salario mínimo ronda los 450 u$s y paga el 0,5 % el Kw; en Francia paga el 0,11% y el salario es de 1.850 u$s. Todos los argumentos del gobierno son un grosero e inmoral embuste al pueblo argentino. Entonces ¿Cómo es posible que acá haya habido un 1200 % de aumento en el gas, un 1800 % de aumento en la energía eléctrica y el agua un 550 % de aumento?”

“El tema mayor es el Proyecto Argentino continuó. “Si hay 2 temas centrales en la vida de las naciones, en el gobierno de las naciones son la soberanía alimentaria y la soberanía energética. Argentina, durante 60 y pico de años desarrollo la más importante política de estado que tuvo el país y que hizo escuela,, que fue luchar por la autodeterminación energética y el autoabastecimiento; y se desarrolló la primera y mayor industria hidro carburífera del hemisferio sur. En los años “60” exportábamos catalizadores para sacarle el plomo a las naftas a España, Italia y Francia.   Esa máquina de política de Estado fue iniciada por Hipólito Irigoyen, por los generales Mosconi y Baldrich y en 7 años multiplicaron en 400 veces el capital de la compañía. Eran tiempos donde el rigor técnico era parejo con el rigor ético de la compañía. Mosconi no te daba un lápiz sino le entregabas el cabito del usado. Y fueron detenidos en la calle en el golpe del 6 de septiembre de 1930 por “comunistas”. Eran comunistas porque le rompió el mercado a las multinacionales comprando crudo a menos de las mitad de precio a la URSS. Argentina con las privatizaciones se descapitalizo en 250 y 300 mil millones de dólares al perder la soberanía energética del país. Argentina se colocó un 38 largo en la cabeza con la privatización del petróleo, paralelo al endeudamiento externo.

“Lo que no discute –prosiguió-la dirigencia política argentina es el proyecto nacional estratégico…No lo tenemos… La energía es un derecho humano y universal garantizado por la constitución nacional y por los pactos internacionales que incorporó la reforma del “94”. El radicalismo y el Justicialismo tienen una tradición en defensa del interés nacional y de la energía que hizo escuela en el continente y el mundo. Sra. Presidenta, creo que esto es un fracaso estrepitoso; creo que hasta en la luna sienten el ruido de este fracaso. Al fin y al cabo terminamos siendo los mayores hijos de la pavota del planeta.”

¡Simplemente brillante!!! Estos fueron los datos que a mi entender resultan y son los más significativos para los intereses del país y de sus habitantes; y Pino Solanas lo puso en palabras en su exposición.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 13.47.22

La sesión continuó y llegó el momento de la exposición de Cristina Fernández de Kirchner. Luego de su acostumbrada enumeración de logros de su gestión; todos ellos innegables, pero siempre señalados de manera autorreferencial eludiendo con elegancia pero poco tino político su condición “peronista”, que en los hechos y acciones de gobierno demostró ser pero que en lo discursivo lo evita en su afán de recibir ese innecesario reconocimiento por parte de esa “progresía de izquierda” que hoy sigue colgada de sus faldas susurrándole constantemente que ella encarna “la instancia superadora del peronismo”. Quizá sea este el salto cualitativo que a Cristina Fernandez le falta dar para transformarse, por formación intelectual y sobradas condiciones naturales en la lógica conductora del mayor movimiento revolucionario que parió estas tierra llamado peronismo y cuya columna vertebral fue y sigue siendo la clase trabajadora; que ella sin lugar a ninguna duda defendió y defiende pero que en momentos como este donde la PATRIA ESTÁ EN PELIGRO, se olvida. Y al olvidar tamaño detalle se olvida del sentimiento peronista que envuelve a todo trabajador argentino; que ese trabajador lo siente  como una desvalorización de su historia familiar y social y de su lucha política y gremial por conseguir una cuota de justicia social; lucha que ya lleva casi 4 generaciones.

Cristina-MichettiLa senadora le preguntó a Michetti: “Usted era diputada señora presidenta cuando se votó la nacionalización de YPF” Michetti le respondió que “si”. Cristina repreguntó “¿Cómo votó usted… Cómo voto usted la nacionalización de YPF, de Vaca Muerta?” Michetti contesta: “Negativamente”. Cristina: “Mire que interesante. O sea que si hubiese sido por ustedes Vaca Muerta hoy seguiría en manos de Repsol. Y el presidente va a Vaca Muerta y se saca Fotos, y habla de una empresa que la siente como propia”. 

CRISTINA (1)

Luego le recordó a Michetti: “Rescaté un tuit suyo del 16 de noviembre de 2015, seis días antes del ballotage. En él decía: -No hay que subir tarifas, hay que favorecer a la gente más humilde que paga muy caros los servicios“, para luego interpelar directamente a la vicepresidente: “Esto lo decía usted, señora presidenta, cuando era candidata”. Ya en un tono más efusivo, la ex jefa de Estado continuó dirigiéndose a Michetti: “¿Y ustedes nos hablan a nosotros de mentira y de verdad? ¿En serio tienen cara para hablar de mentiras en la Argentina? Pero por favor, se cansaron de mentir en todo”.

Lo interesante también en la exposición de la Senadora fue la mención puntual de la situación catamarqueña en relación al tema tarifario. Tomó como ejemplo el comportamiento de sus legisladores nacionales que en el ámbito del Congreso Nacional son “oficialista (sic) en este tema (el tarifario) pero cuando vuelven a sus provincias donde la gobernadora es peronista por ejemplo, son opositores a las decisiones tarifarias de ese gobierno provincial y plantean recursos ante la justicia por los aumentos que la empresa local cobra a los usuarios por sus servicios. Y los aumentos son lógicamente obligados ya que la empresa local traslada el aumento de precio que CAMMESA les cobra por megavatio a ellos.”

CASTILLO-COLOMBO

“Pero estos legisladores no solo piden la nulidad del aumento y que se retrotraigan al monto anterior sino que también reclaman que se le devuelva a los usuarios el cobro del aumento. O sea, los mismos legisladores que acá son oficialista y apoyan los aumentos tarifarios propuestos por ustedes Sra. Presidenta, cuando llegan a sus provincias dicen que los aumentos provinciales son una barbaridad”, en clara alusión a los legisladores del FCS Catamarqueño (Oscar Castillo -Senador Nacional; “Marita” Colombo -Legisladora provincial-  operadora “castillista” en el orden local.)

A la Senadora Cristina Fernandez le siguió en el uso de la palabra el Senador Pichetto. Sin ninguna duda es un dirigente al cual se le podrá endilgar todo tipo de “agachadas” y componendas, pero lo que nadie podrá quitarle como mérito es su cintura política a la hora de proponer y posicionarse políticamente en momentos álgidos. Con su discurso supo colocarse en el lugar debido a la hora indicada.

Me retire a descansar cuando Michetti habilitó al Radical Negri quien empezó con la vieja y harto conocida letanía de la “pesada herencia” para justificar lo injustificable. Ahí dije “basta por hoy”.  


¿POR QUÉ LOS “MEMOS” DECIDIERON INTERRUMPIR LA FIESTA; ALGUIEN SABE?

25 noviembre 2016

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura, de nuestra redacción.

“PERONCHO” PASÓ POR CATAMARCA DESCABEZANDO TÍTERES Y DESNUDANDO HIPOCRESÍAS

captura-de-pantalla-2016-11-25-a-las-10-47-05

Foto de V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

La noche del 23 de noviembre escuché en boca de “PERONCHO”, ese más que interesante personaje del unipersonal que el periodista cordobés Emanuel Rodríguez sacó a pasear por el país presentándolo esta vez en Catamarca, preguntarse las razones de la interrupción de aquella fiesta popular (refiriéndose a la gestión kirchnerista), tan descalificada –campaña mediática mediante- por cuanto loro y ganso con creído pie de grue, pedigrí o pedigree anglo-francés ande circulando por tierras argentinas. Fiesta que lógicamente ellos también venían disfrutando pero que por colonización mental la comenzaron a ver como una orgía “descontrolada” que beneficiaba a casi todos los argentinos con esa “mezcla de hacienda” que evidentemente no era de su agrado; encima con olor “sudaca”. Y no se equivocaban, era el aroma de paraguayos, bolivianos, peruanos, chilenos que se habían sumado a la misma por el simple y solo hecho de pertenecer a la especie humana y porque la Constitución Argentina (liberal -1853-) asegura “los beneficios de la libertad no solo para nosotros y nuestros hijos sino también para todos los hombres del mundo que quieran habitar suelo argentino.”

Pareciera que para los “controladores” La Nación, Magnetto-Clarín, Macri, Lanata, Prat Gay, Bullrich (Esteban y Patricia), Pichetto, Gonzalez Fraga y todo el lumpenaje de clase media –bastante ignorante- que los acompaña y aplaude, los constituyentes del “53” se olvidaron de poner las excepciones: “menos latinoamericanos, africanos y asiáticos”. Ahora están aplicando la “justicia mediática” (muy eficiente y sin necesidad que intervenga el poder judicial) y actuando en consecuencia.

Se trató de un monólogo que simplemente se limitó a jugar con datos reales de la economía y la política actual –y políticos de toda laya- analizados sarcásticamente desde el sentido común y el humor: «Loco, si lo estabas pasando “bomba” … ¿por qué carajo te boicoteaste la fiesta? ¡No te tragues el verso de la otra “bomba”; ¡No existe loco; nunca existió.».

Además de refrescar memorias con la enumeración de datos históricos relacionados con acontecimientos traumáticos para el país y su gente protagonizados por nefastos personajes que aparecieron y reaparecieron de manera continua en los últimos 40 años, Rodríguez se encargó de desnudar esa supina ignorancia que pavonean por calles, plazas, bares o set de TV replicando clases de “economía para perejiles” que imparte PPT, viejos “tilingos de clase media” –o peor aun, sus hijos- hoy transformados en “repetidores de estupideces”.

Inevitablemente un monólogo de estas característica lleva a reflexionar sobre algunas cuestiones políticas que pegan de lleno en la vida y las elecciones de representantes que ciudadanos “eligen mediáticamente inducidos” de manera democrática.

Con tantas y reiteradas experiencias similares nadie en su sano juicio puede negar que en este país, históricamente y en términos políticos, han existido dos tipos de fiestas claramente diferenciadas:

a) Aquellas que se dan en escasas ocasiones, con cuenta gotas, y en las que suele participar el pueblo argentino en su conjunto, los que realmente hacen la grandeza de esta patria con su trabajo, pero también los marginados y los humildes recuperando para sí y por un tiempo, derechos y un poco de dignidad; disfrutándola. A estas fiestas unos infelices (imposibilitados de vivir y dejar vivir de manera feliz) sirvientes del capitalismo y los capitalistas la llaman “populismo”.

b) Y la continuada, históricamente –interrumpida solo por recreos “populistas” a modo de descanso de la Sra. codicia- donde el disfrute es para unos pocos.

Esta última es una fiesta para holgazanes capitalista que viven de la timba financiera y/o del sudor ajeno sin ningún cargo de conciencia. Se trata de “fiestas” con “empresarios extranjeros” como invitados especiales (simples buitres carroñeros) que a modo de gratitud por el gentil convite, “insertan” a los hombres de nuestra oligarquía agro-industrial en el mundo de los “negocios globales financieros off shore”, al tiempo que “ensartan” al pueblo trabajador sumiéndolo en la esclavitud.

A la fiesta populista de los últimos 12 años le “apagaron” la luz; è finita, game over. Un tilingaje social –en general analfabetos políticos- con su voto democrático a Macri –técnicamente respetable- bajaron la llave. Lamentablemente para ese “tilingaje”, a la hora de recuperar la luz se encontraron con una factura colgada en el interruptor con un aumento del 500% por el deficiente servicio recibido; pero dicen que la pagaran contentos porque las tarifas estaban muy bajas razón por la cual los ¿pobres? empresarios no pueden hacer inversiones. Macri ayudó a los empresarios de las energéticas; les “arrastró” unos bolsones por debajo de las rejas de las sedes centrales cargados con 19.000 millones de pesos (1200 millones de dólares) producto de la condonación de una monstruosa deuda fiscal que desde hace años estos “honestos” empresarios la vienen “bicicleteando”.

Bolsón contra bolsón, los de Lopecito son un “vuelto” a la par de los que Macri les tira a empresarios, a Caputo o su primo Calcaterra. Pero… Lopecito es el corrupto, Macri el justiciero para con los intereses empresarios. El tilingo medio, feliz con las estupideces que argumentan los funcionarios PRO y mientras mira gustoso cómo los poderosos chocan copas en cada brindis, comienza a descubrir qué, como el mes pasado no pudo pagar la factura, este mes tendrá que pagarla con intereses; que esa deuda con sus respectivos intereses la empresa jamás se los condonará. El tilingo paga contento todo porque la culpa es de la “pesada herencia” que dejaron los “chorros” Kirchneristas. El tilingo no llega a fin de mes con su sueldo que hasta el año pasado le alcanzaba, comenzó a padecer hambre y hambrea también a su familia, pero no deja de ponerle nafta al coche porque en tren, subte o colectivo viaja la grasa militante y él la detesta. Nunca supo por qué Lanata le dijo que vote a Macri pero él, feliz, ve todo los domingos PPT y disfruta constatar el festín de los poderosos.

El tilingo agita sus brazos al tiempo que grita ¡He… Yo los vote!!! Los poderosos no lo ven. El tilingo justifica: “No me ven porque están resolviendo tema más importantes; el más jodido es el de la “pesada herencia”. Los desclasados, los marginados, los trabajadores (no sus dirigentes) gritan “ entonces devuelvan la herencia”.

“PERONCHO” se retiró muy aplaudido.

Foto: Paco Uriarte (catamarcaactual.com)