A UN AÑO DE LA ERUPCIÓN DEL VOLCÁN “EL CHAITEN”

4 mayo 2009

Estimados amigos

El 2 de mayo se cumplió un año de la erupción inesperada de un volcán atípico: el Chaitén de apenas mil metros de altura que trajo desolación a la comunidad del mismo nombre de mas de seis mil habitantes que hoy buscan elaborar como pueden su duelo por el hogar y la ciudad perdida, aunque los anuncios de una nueva Chaitén 8 km mas allá existan pero no los consuelan.

Pero este volcán mostró lo obvio. Con una capacidad de dispersión de sus efectos por ondas concentricas, deformadas por los vientos dominantes los volcanes (mas de 60 activos) no son chilenos. Apenas su caldera se encuentra en el territorio chileno pero sus efectos se internacionalizan.

Este ha sido también motivo para compartir en el ámbito de El Agora con un grupo GEVAS volcanes y salud que de una forma paulatina viene reflexionando sobre la multidimensionalidad de las respuestas que las erupciones volcánicas necesitan. No se trata solo de una presencia física en El Agora Buenos Aires sino de una otredad y diversidad cultural que inserta en nuestra revista (ver No 2 y 3 de POSIBLES) igual que la rica “agenda Córdoba”, la interculturalidad, cultura, arte y género, la APS, las medicinas tradicionales entre otros temas, nos cambian y redefinen a cada paso en esa multiversidad que es tanto de El Agora como de la vida misma.

En esta dimensión también encontramos un precoz aviso de la histórica contradicción entre salud y comercio que lleva más de 400 años. El ocultamiento y la desprotección sanitaria de las provincias patagónicas afectadas por el volcán en beneficio del turismo es un hecho aunque uno no lo pueda mostrar en un hecho puntual y penalizable sino en la misma dimensión panorámica de suma de evidencias que caracterizan los derechos difusos.

Este jueves desde Bariloche con policias aeroportuarios con barbijos puestos por la gripe porcina pude hablar de otros barbijos, los que por meses portaron sus compañeros de Esquel sin mucha información sobre lo que estaba sucediendo.

Por eso comparto esta reflexión este 2 de mayo como una invitación tranquila pero paulatina y progresiva a construir interdisciplina en el propio Agora

Cierro con una nota de hoy del diario chileno la Cuarta

Perrito salvado de Chaitén busca hogar urgente

– ¿Con La Cuarta, la que siempre tiene una mano abierta para ayudar a los animalitos?

– Obvio, pues mijita. Si son nuestros hermanos menores… ¿A quién tenemos que salvar?

– Cuando quedó el desastre en Chaitén por culpa del volcán, un grupo de la Coalición por el Control Ético de la Fauna Urbana (CEFU) fue hasta ese lugar para rescatar a los animales abandonados.

– ¡Tienen así un cucharón!

– Lamentablemente, las enfermedades y las malas condiciones cobraron la vida de muchos de ellos, pero seguimos dando la pelea, para salvar los que más pudiéramos.

– Puchas, ya no siga, que me  voy a poner a llorar. ¡Snif!

– Es que debo pasar el aviso, llorón. Este miércoles, llegó Carolina Ahumada, con un perrito de color chocolate que necesita urgente de un hogar donde lo cuiden y lo amen.

– Pucha. Yo lo adoptaría feliz, pero tengo una perrita que me mueve la cola noche y día, así que… ¿dónde tiene que llamar la barra?

– Con Nataly Urriola al 09-8718572.

Elizabeth I. Rovere

PhD Geological Sciences

Geología Regional – Volcanología

Tel/Fax +54-011-4349-3172 / 3119


EVENTOS Y FENÓMENOS NATURALES; PREVENCIÓN.

1 marzo 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! DESDE EL 11 DE MAYO DEL 2009, EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

A www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

AHÍ ENCONTRARÁS MÁS Y MEJOR INFORMACIÓN

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Estoy convencido de que nos hallamos tan solo al principio en la profundización de nuestros conocimientos sobre la naturaleza que nos rodea, y esto me parece de una importancia capital para la inserción de la vida en la materia y del hombre en la vida.

ILYA PRIGOGINE


 

Por Víctor L. Martinez (1)

 

APROXIMACIÓN

En esta primera aproximación para con nuestros lectores sobre la cuestión “volcanes”, creo que sería muy interesante comenzar a redefinir algunos conceptos y vocablos asociados a todo aquello que por mi cuenta pasé a denominar “eventos y fenómenos naturales”, más comúnmente conocidos como “desastres naturales” y entre los cuales aparecen la actividad volcánica, temblores, terremotos, maremotos (Tsunamis) etc, etc. No solo para una mejor comprensión y conocimiento por parte del ciudadano (habitante) común de este planeta del por qué de los mismos, cumpliendo a la vez con el deber de socializar responsablemente los pocos –pero útiles- conocimientos que uno posee al respecto, sino también para evitar equivocaciones y evasión de responsabilidades de autoridades o funcionarios, sean estos nacionales, provinciales o municipales, a la hora de tomar decisiones políticas asociadas a la prevención y/o mitigación de las posibles consecuencias para la vida humana y el medio ambiente que estos eventos traen consigo.

COMENCEMOS POR ENTENDER DE QUÉ ESTAMOS HABLANDO

Lo que generalmente se denominan “desastres naturales” (actividad sísmica, volcánica, huracanes, intensas tormentas pluviométricas; en nuestro país tenemos sobrados ejemplos; El volcán Hudson, el Chitén; el evento más reciente: Tartagal; Santa Fé y Chaco con las inundaciones; la sequía de los últimos tiempos, etc., etc.) en realidad no son tales. La palabra “desastre” está mal usada; simplemente porque la naturaleza no produce por si sola desastre alguno, ni tampoco se encuentra dentro de sus intenciones hacerlos. Por el contrario, y por sentido común, pasaremos a denominarlos “resultados lógicos de procesos naturales”. En realidad no son otra cosa que diferentes manifestaciones dadas en determinadas “singularidades(2) donde se producen estos eventos. Estamos hablando de fenómenos naturales, algunos de los cuales, y en relación a sus posibles consecuencias, no serían tan nefastos si se les prestara la debida y adecuada atención en materia de prevención. Muchas veces las que deberían ser políticas prioritarias de Estado, el cuidado de la salud y el bienestar de la población por ejemplo, terminan siendo desplazadas violenta y sistemáticamente por intereses económicos que priorizan la codicia individual y/o el lucro empresarial por encima de los intereses de una comunidad, de una Nación o simplemente por encima de los bienes comunes a todos los hombres.

Sin ir más lejos y para demostrar la ausencia de prevención en otras áreas y aspectos, solo debemos dirigir nuestra mirada a ciertas actitudes que perversos intereses humanos tienen en relación al manejo de los recursos naturales y el medio ambiente. Esto se puede ejemplificar tomando como referencia el modelo de “uso y abuso” del que ”ciertos” hombres hicieron “gala” para aprovecharse, apropiarse y explotar desmesurada e indiscriminadamente las diferentes formas de vida y recursos que existían –algunos ya desaparecieron y se los recuerda emotivamente en los documentales de Discovery; o en la Natio- y existen en la superficie del planeta. Las negativas consecuencias que todos estamos padeciendo a nivel planetario por estas irresponsables actitudes sirven de claras evidencias de la ausencia mencionada. La falta de racionalidad y de marcos legales regulatorios que tengan incorporado el criterio preventivos y que a la vez ajusten y controlen la correcta utilización del desarrollo tecnológico por un lado, y por el otro el “progreso” indiscriminado que esto trajo consigo y que “elevó” lo que se dio en llamar “calidad de vida” de algunas sociedades –países centrales-, son padecidas -en sus consecuencias- por toda la humanidad. Ejemplos para demostrar esta afirmación sobran: Calentamiento Global, desaparición de las masas gélidas polares, cambios climáticos y las consecuentes alteraciones de ecosistemas altamente complejos, o lisa y llanamente la desaparición de los mismos, etc., etc.

Pero volvamos a los eventos naturales.

Hoy en día se sabe claramente que pueden incidir negativamente en la salud y el bienestar de cualquier población que se encuentra en áreas próximas o en el radio de influencia de un evento. Por esta simple razón se me ocurre afirmar –no por ser original y sí por redundante-que el camino correcto para evitar males mayores, también es la prevención.

 

La especie humana deberá aprender y entender que de acá en más tendrá que convivir con estos fenómenos, con estos lógicos eventos naturales. Y tendrá que acordar con la naturaleza la forma de hacerlo acudiendo a su ingenio. Pero ¿Cómo? es la pregunta que surge inmediatamente.

A esta altura de la evolución humana contamos con los conocimientos generados en muy diferentes pero inter-actuantes disciplinas y áreas de las ciencias. Muchos de esos conocimientos se corporizaron en herramientas tecnológicas de mucha utilidad. En este sentido y en el tema que estamos tratando, el aporte que puede realizar la tecnología de punta, producto de los avances científicos, podría ser valiosísimo (equipamiento de alta tecnología en general y sensores para diferentes tipos de monitoreos en particular). Por razones harto conocidas, a esa tecnología no siempre -ni todos- pueden recurrir para echarle mano; la mayoría de las veces por cuestiones económicas, en otros casos por el magro desarrollo científico y tecnológico alcanzado a nivel “local”, y por último como consecuencia de ¿equivocadas? decisiones políticas de los funcionarios responsables de Áreas. Por lo general los dos últimos impedimentos señalados también son interdependientes porque el desarrollo tecnológico de un país está supeditado a decisiones políticas.

Pero seguramente que allí, en el conocimiento y en una tecnología adecuada, estaría parte de la solución en materia preventiva. El resto quedaría supeditado a una correcta capacitación profesional, y a una acertada política comunicacional.

Que la prevención para conseguir una mejor calidad de vida y por ende una salud pública en óptimas condiciones debe ser una prioritaria política de Estado lo indica el sentido común. No solo por una cuestión de responsabilidad social sino también desde el punto de vista económico.

“La mejor política en materia de salud, y la más económica, es no tener enfermos” (3)

Que para muchos de nuestros funcionarios el sentido común sea el menos común de los sentidos es una lamentable y trágica realidad con la cuál también debemos convivir.

EVENTOS Y CONSECUENCIA DE “PROCESOS NATURALES”.

Pero para el caso del volcanismos y otros eventos asociados a cuestiones geológicas ¿por qué mi atrevimiento de denominarlos “procesos naturales”? Porque a mi entender, se tratan de diferentes fenómenos propios de procesos evolutivos; y hasta “lógicos” en su carácter de “irreversibles”. Pero en estas cuestiones también debemos saber diferenciar entre lo “artificial” y lo “natural”.

Muchos de los fenómenos que se vienen dando en estos últimos decenios “tildados” de “desastres naturales”, cuyas consecuencias comenzamos a padecer, se encuadran perfectamente en lo artificial porque son el resultado de la intensa actividad humana que se desarrolló –y lamentablemente todavía no se reorienta- en lo que se dio en llamar “Biosfera” (esa fuerte ingerencia alteradora del hombre en el último siglo es lo que le da el carácter “artificial”). (4)

El resto se encuadrarían en lo segundo; la natural actividad “metabólica” (5) que se lleva a cabo en las entrañas mismas de nuestro maltratado planeta, cuya manifestaciones en superficie pueden adquirir diferentes características, a saber: temblores, terremotos, erupciones volcánicas, desplazamiento y/o nuevas formaciones geológicas. (6)

Nuestro planeta, La Tierra, está viva. Su proceso evolutivo da cuenta de esto. Y como cualquier formación material conocida, sufre -o está sujeta- a transformaciones en su estructura íntima (Lavoisier). Estas pueden ser producto de ciertas acciones con origen en factores exógenos, y/o endógenos, tal como operan en cualquier sistema material. Nuestro planeta en su conjunto no es la excepción. Estamos subidos a un sistema material altamente complejo, expuesto a factores exógenos por su condición de pequeña parte de un sistema mayor y más universal, cuya complejidad limita al hombre a realizar formulaciones genéricas para explicar algunos de los mecanismos de su funcionamiento, más allá de las atrevidas y audaces hipótesis con que se realizan los estudios en dicho campo. (7) Los otros factores son endógenos, propios de los que daremos en llamar “procesos metabólicos internos”, todos ellos asociados a transformaciones físico-químico-estructurales que en la composición interna de nuestro planeta se producen. Indudablemente que en sus entrañas se manifiesta macroscópicamente esa inestabilidad caótica que seguramente generará nuevos órdenes según el pensar de Ilya Prigogine. Lo concreto es que las consecuencias de dicha actividad, en algunos casos y ocasiones suelen manifestarse como ya dijimos, de diferentes maneras y con distintos grados de violencia, en la superficie de nuestro planeta.

PREVENCIÓN

Prevenir las consecuencias de algunos de estos eventos, producto de esta actividad “metabólica” interna (actividad volcánica por ejemplo), sobre la salud y el bienestar de una población, resulta altamente complejo. Pero es sabido también que ninguna complejidad inhabilita por si sola cualquier incursión que intente abordarla. La ciencia y los estudios científicos así lo demuestran.

Para el caso de los volcanes, la complejidad de la que hablamos está dada por diferentes factores que operan entre sí, entre los cuales se destacan, por ejemplo, la inestabilidad de los sistemas actuantes y la de los elementos que los componen. Por estas razones, eventos de estas características son impredecibles en el tiempo e imprevisibles en sus formas en cuanto a sus manifestaciones; por consiguiente establecer a ciencia cierta el momento en que va a ocurrir el evento y sus características es prácticamente imposible. No así la detección de zonas (y con ellas la posible actividad volcánica) más propensas a ser afectadas por los resultados de ese metabolismo que se registra en sus entrañas.

 

ESTO ÚLTIMO AMERITA ASEGURAR QUE SON, NO SOLO POSIBLES, SINO SUMAMENTE NECESARIAS CIERTAS POLÍTICAS Y MEDIDAS PREVENTIVAS. ESTAS PODRÍAN EVITAR MALES MAYORES TANTO SEA EN LA SALUD DE LA POBLACIÓN DE LAS ZONAS AFECTADAS COMO EN CUESTIONES AMBIENTALES, ECONÓMICAS Y SOCIALES REGIONALES.

FRENTE A EVENTOS Y FENÓMENOS NATURALES DE ESTAS CARACTERÍSTICA Y/O SIMILARES, EL GEVAS ORIENTÓ SU ACCIONAR EN ESA DIRECCIÓN, BUSCANDO LA PREVENCIÓN ANTE QUE LA REMEDIACIÓN.

 

 

(1) El Prof. Victor L. Martinez fue invitado a incorporarse al GEVAS en octubre del 2008.

 

(2)-Lugar que también recibe el nombre de “horizonte de sucesos” dentro de la teoría de Hawking sobre los agujeros negros. O sea, una región donde se manifiesta el poder y la energía de masa de un cuerpo

 

(3)-Criterio sustentado por el Dr. Ramón Carrillo, Ministro de salud del gobierno del Gral. Perón.  

 

(4)-“Efectivamente, todas las definiciones teóricas tienen un elemento común: marcan ciertos límites a nuestra manipulación de la naturaleza” ¿Tan solo una ilusión?. Una exploración del caos al orden. (Ilya Prigogine)  

 

(5)- Decidí utilizar el término “metabolismo” para identificar ciertas actividades internas que se registran en nuestro planeta por ser éstas muy similares en características a los metabolismos orgánicos de las especies vivas: ambas transforman mucha energía; en el caso de nuestro planeta entropicamente.

 

(6)-“Lo artificial es determinista y reversible. Lo natural contiene elementos esenciales de azar e irreversibilidad. Esto llama a una nueva visión de la materia en la que ésta ya no sea pasiva como la descrita en el mundo del concepto mecánico, sino asociada a actividad espontánea. Este cambio es tan profundo que creo que podemos hablar con justicia, de un nuevo diálogo del hombre con la naturaleza.” (I. Prigogine; Obra citada)

(7)-. “Es cierto que, independientemente de nuestra apreciación final de estos complejos problemas, el universo en que vivimos posee un carácter plural y también complejo. Desaparecen estructuras, como en los procesos de difusión, pero aparecen otras estructuras, como en biología y, con mayor claridad aún, en los fenómenos sociales. Por lo que sabemos, algunos fenómenos están adecuadamente descritos por ecuaciones deterministas, como sucede con los movimientos planetarios, pero otros como la evolución biológica, implican procesos estocásticos. Incluso un científico convencido de la validez de las descripciones deterministas dudaría seguramente en inferir que, desde el momento primigenio de la supuesta Gran Explosión Cósmica, esta conferencia estaba ya escrita en las leyes de la naturaleza.” (I. Prigogine; obra citada)

Ilya Prigogine, Premio Nobel de Física 1977

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

Página de GEVAS: www.geovolcan.es.tl

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

Para mayor información sobre cuestiones preventivas dirigirse a:

http://www.dur.ac.uk/claire.horwell/ivhhn/guidelines/health/span_ash_health.html


A CASI 9 MESES DE ACTIVIDAD DEL VOLCÁN “EL CHAITEN”

21 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! DESDE EL 11 DE MAYO DEL 2009, EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

A www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN, Y TAMBIEN MÁS Y MEJOR INFORMACIÓN

Carta abierta

por Elizabeth I. Rovere

Quiero dirigirme a los queridos amigos de Esquel, Trevelin, Corcovado, Futaleufú, El Chaitén, Parque Nacional Los Alerces, Aldea Escolar, El Bolsón, Lago Puelo, … y a todos los volcanófilos.

foto-para-la-nota-3-escuela-de-pan-1

En la semana del 2 al 8 de febrero último, estuve de visita por sus tierras junto a Peter Baxter, médico especialista en Salud Pública de la Universidad de Cambridge, Inglaterra; a especialistas neozelandeses en emergencias, ecotoxicología y recuperación de suelos; y colegas argentinas especialistas en educación, calidad de aire y volcanología. Recorrimos algunas áreas afectadas por las cenizas* de las recientes erupciones del volcán El Chaitén, e intentamos tomar contacto con personas que viven en la región. A fin de hacer una evaluación integral de las consecuencias de la actividad del volcán, trabajamos en equipos interactuando y aprendiendo al mismo tiempo en base a nuestras especialidades y experiencias.

foto-para-la-nota-2-1

Estas tareas forman parte de las actividades de un grupo comprometido con la problemática volcánica. Desde principios del 2008 conformamos GEOVOLCAN, una red de estudio y observación que con el Dr. Roberto A. Violante y la Prof. P. Ester Nuñez, y fue creciendo exponencialmente en cada reunión con la incorporación de nuevos volcanófilos. Desde la primera erupción de El Chaitén ocurrida el 2 de mayo del 2008, muchos otros colegas, amigos y la Asociación Civil El Agora, se interesaron por nuestra organización por la sinergia entre lo volcanológico y lo social, la salud y las fuerzas de la naturaleza. Gracias a la incorporación del Lic. Victor L. Martínez en octubre del 2008, comenzó una activa etapa de GEVAS(*) en la comunicación Social. Con el fin de establecer una red de trabajo relacionada con la afectación por caída (o lluvia) de cenizas1 y otros efectos volcánicos, se organizaron diferentes áreas temáticas que implican, en lo inmediato: Salud (humana y animal), Agricultura, Infraestructura, Suministro y Tratamiento de Agua, Suministro de Energía (Gas y Electricidad), Transporte y Ecosistemas.

foto-para-la-nota-7-2A medida que transcurría el año 2008 se recibían los informes del Servicio Geológico Chileno, y con preocupación se entendía que la erupción duraría meses, y quizás años. Mientras tanto se fueron enlazando los nodos que guardaban una profunda preocupación en colegas profesionales, técnicos y docentes, tanto en áreas de la salud, como en las ciencias sociales, naturales y científicas en general.

Fue así como en agosto de 2008 me llevé “la mochila” del Chaitén a Islandia (Reykjavik), a la Reunión de Volcanología (Understanding Volcanoes – Entendiendo a los Volcanes) organizada por la Asociación Internacional de Volcanología –IAVCEI-. Allí encontré gran interés por parte de volcanólogos de EEUU, como Minard Newhall, de la Organización de Observatorios Volcanológicos, Claire Horwell (directora de la red internacional de riesgo volcánico para la salud, IVHHN) que junto con Peter Baxter aceptaron la invitación de visitar el Chaitén. Así fue como se organizó el viaje de febrero de 2009 con cuyo comentario inicié este artículo.

Para hacer un breve comentario científico, es necesario entender que el volcán El Chaitén es un “domo riolítico2, esto no es común en la mayoría de los volcanes, entre otras características particulares debemos entender que el producto de sus erupciones no son coladas de lava sino material de roca fragmentado, bloques, piroclastos, cenizas… Hay muy pocos registros de erupciones volcánicas de este tipo en el mundo.

foto-para-la-nota-5-2Vinculado a esta actividad, luego de la evacuación completa de la ciudad de El Chaitén (alrededor de 6000 personas, en una tarea ejemplar de la ONEMI (Organización de Emergencias de Chile) un “lahar3 se disparó en la ladera sur del volcán Chaitén destruyendo mas del 70% de las viviendas de la ciudad. En nuestra visita el 7 de febrero pasado a El Chaitén, pudimos constatar con nuestros propios ojos la magnitud del desastre. Sumado a las lluvias y nevadas que tuvieron lugar a mediados de mayo del 2008, el torrente descendió por las laderas del volcán siguiendo los cursos y zonas bajas, arrastrando todo a su paso. La ciudad de El Chaitén está construida sobre terrenos formados por un abanico aluvial a orillas del mar (es decir depósitos de rocas sueltas en la desembocadura de un río), y de un antiguo lahar resultante de erupciones antiguas.

foto-para-la-nota-6-2Indudablemente, mientras la actividad volcánica continúe, existe la posibilidad de que se repita otro lahar, o que ocurra un flujo piroclástico (masas de materiales casi exclusivamente volcánicos que también bajan por las laderas). Según Guillermo Nuñez Montecinos, director de la ONEMI de la Región de Los Lagos de Chile, desde el 2 de mayo de 2008 y hasta la fecha, se mantiene el Alerta Rojo (www.onemi.gov.cl).

Las erupciones volcánicas no se pueden predecir, pero sí se pueden pronosticar eventos eruptivos con variada antelación, dependiendo de la planificación del sistema de monitoreo. Estos sistemas consisten en mediciones sísmicas, geodésicas, registros geológicos, análisis petrológicos y tefrológicos (estudio de cenizas), geoquímicos, entre otros. Asimismo, las nubes (o plumas) de cenizas que emanan de los volcanes (como en el caso de El Chaitén) presentan un riesgo que necesita de una planificación estratégica para preestablecer los efectos sobre las poblaciones, el manejo de los recursos afectados y eventualmente los planes de evacuación.

foto-para-la-nota-2Las poblaciones, particularmente aquellas localizadas cerca de volcanes, no pueden estar ajenas a estos conocimientos. Entonces, partiendo del concepto de que “Todos Tenemos Derecho A La Información”, formamos en los últimos meses de 2008 el GEVAS (Grupo de Estudio de Volcanes, Ambiente y Salud), que surgió al aunarse las fuerzas del equipo de Geovolcán con la Asociación Civil EL AGORA, que se especializa en Salud Pública y Buenas Prácticas Sociales. En nuestro país contamos ya con miembros en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Provincias de Buenos Aires, Salta, Córdoba, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y San Luís. Esperamos que la red se expanda hacia las comunas de Chile y del resto de América Latina, hay colegas de Colombia, Ecuador, Costa Rica, Nicaragua y Méjico que viven entre volcanes y nos encantaría intercambiar sus opiniones y experiencias.

Queremos que sepan que nos solidarizamos en un todo con ustedes por la situación que están atravesando. Queremos que sientan nuestra compañía, y nos ponemos a vuestra disposición para que se contacten con nosotros por cualquier cosa que necesiten y/o que esté relacionada con “lluvias de cenizas” o con algún otro evento que pueda tener relación con actividad volcánica. También pueden contar con nosotros si necesitan alguna gestión para acercarse a personas que consideren fundamentales y necesarias para estas situaciones.

Quizás no podamos ayudarlos de manera inmediata, pero al menos intentaremos hacerlo a la distancia contestando a la brevedad -y dentro de nuestros conocimientos y posibilidades- cada una de sus inquietudes y experiencias, siempre con una meta constructiva.

Nuestra intención es ir armando, con tiempo, una red organizada de planificación del riesgo, tomando como ejemplo la experiencia de los hermanos chilenos. Lamentablemente el evento y la situación se nos adelantó con el colapso parcial del domo del 19 de febrero. Continuar “tejiendo” esta red es el objetivo.

 

A MODO DE COLABORACIÓN

Sabemos que tienen sobrada experiencia para afrontar eventos de estas características, pero consideramos que no está de más recordarles algunas cuestiones preventivas que nos parecen importantes para cuando hay lluvia o caída de cenizas (polvo y piedritas volcánicas):

«AA.- Siempre Usar Barbijo».

1).- Cuando hay lluvia de cenizas o cenizas en el suelo, no se debe permitir a los niños que jueguen afuera de sus viviendas. Sería importante difundirlo esto de manera inmediata y en forma masiva a través de alguna autoridad, o algún medio de comunicación (especialmente radio), reiteradamente durante el día, sumando a las escuelas a esta campaña.

2).- No tenemos demasiados resultados todavía, pero en base a la experiencia de nuestra visita a la zona afectada entendemos que es conveniente cepillar los animales que reciben cenizas en el lomo; de ser posible sin agua, o el cepillo apenas húmedo. El peso de las cenizas los agota y afecta sus desplazamientos.

3).- No olvidar barrer los techos, la ceniza pesa 3 veces más que la nieve.

4).- Enterrar la ceniza (porque cuando seca, vuelve a removilizarse por el viento).

5).- Si maneja vehículos, conducir muy despacio, por que la velocidad vuelve a levantar las cenizas de manera que sus partículas pueden quedar en suspensión impidiendo una correcta visión.

6).- Recomendamos consultar la Guía de Prevención para lluvia de cenizas del IVHHN en: www.ivhhn.gov.uk, versión español.

Cenizas 1 Los que vivimos alejados de los centros volcánicos no estamos acostumbrados a recibir lluvia de cenizas,(estas cenizas no tienen nada que ver con el carbon del asado). Son fragmentos de roca volcánica cuyos tamaños pueden ser desde polvo casi imperceptible hasta arena gruesa, como piedritas, a veces pueden ser mas grandes entonces se llaman lluvias de piroclastos, de pómez o mas grandes (caen cerca del volcán) bombas volcánicas.

Domo Riolítico 2 Domo es una geoforma que adoptan las rocas con mucha silice (mayor del 63%) de alta viscosidad, estos magmas se denominas riolìticos

Lahar 3 Es un torrente o flujo saturado con rocas, cenizas, barro o lodo y mucha agua (por derretimiento de un glaciar, nieve, lluvia, etc.)

Un enorme abrazo, no duden en contactarnos. Para aquellos que quieran unirse a nuestro trabajo solo deben contactarse con nosotros y automáticamente quedan invitados a nuestras reuniones.

Elizabeth Ivonne Rovere
Doctora en Ciencias Geológicas – Volcanóloga

IAVCEI – GEVAS

ultima-foto1

(*)Nomina de los actuales integrantes del GEVAS e IVHHN : Dr. Mario Rovere (Salud), Dr. Roberto Violante (especialista en Sedimentología y Geología de Ambientes Ácueos), Prof Palmira Ester Nuñez (Analista de Sistemas y Profesora de Nivel Medio – Formación Pedagógica) Lic. Mariana Costaguta (Bióloga) Dra. Elizabeth Ivonne Rovere (Ciencias Geológicas, Volcanóloga), Prof. Victor L. Martinez (Periodista, docente, investigador y documentalista) entre otros. Peter Baxter Medico especialista en Salud Pública, Universidad de Cambridge (Inglaterra) Claire Horwell Geóloga especialista en volcanismo y salud, Directora del IVHHN (Inglaterra)

reunion-gevas-baxter

Contactos: geovolcan@gmail.com

contacto@revistaelemilio.com.ar

(www.geovolcan.es.tl)

(www.elagora.gov.ar)

(www.ivhhn.gov.uk)

Para mayor información sobre cuestiones preventivas dirigirse a:

http://www.dur.ac.uk/claire.horwell/ivhhn/guidelines/health/span_ash_health.html