EL FÉTIDO OLOR DE LA DESCOMPOSICIÓN

25 febrero 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción

foto mia 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Nada ni nadie  está haciendo algo para sacar del estado de putrefacción en el que entraron las instituciones republicanas del Estado gracias a la llegada de sus “supuestos salvadores PRO”. Copados los  tres poderes republicanos constitucionalmente establecidos por “agentes del CAMBIO”,   diariamente estos nos exhiben  el nivel y grado de descomposición en el que los sumergieron.

Como los peces, la gestión PRO comenzó a pudrirse por la cabeza – el “ejecutivo”-.  Pero como peronista sería injusto con mi patria sino incluyo en este diagnóstico hecho a ojos vista a la “oposición” parlamentaria (los que se dicen “peronistas” incluidos) también. La mayoría de los “opositores”,  frente a las diarias afrentas al sentido común, al decoro y a la legalidad constitucional realizadas por la minoría  parlamentaria “PRO” que  viene “operando” como mayoría gracias a la complicidad de no pocos  de esos que juegan de “opositores”, jamás  se apartó ni siquiera un ápice de lo que fijan Clarín y La Nación como  lo “políticamente correcto”.

Al funcionariado PRO le importó e importa tres carajo lo “correcto, lo constitucional y lo legal” y viene maltratando salvajemente no solo a la población sino también a las propias instituciones republicanas. Mientras tanto  los legisladores  opositores siguen entretenidos buscando adónde está la falla “legal” que permite  a los “PRO”, dentro de la brutal ignorancia que generalmente los acompaña,  cometer con total impunidad tales abusos. El país, sus instituciones y el pueblo  en su conjunto se hunden en este fárrago de incoherencias gubernamentales  pero… los “opositores” actúan como si estuvieran en  una larga siesta, de esas que supuestamente permite soñar con  atenuar el temor que los persigue de ser otra víctima “carpeteada mediáticamente” con denuncias y causas fraguadas que como  engañadores  granos purulentos suele utilizar la corrupta gestión macrista vía manipulación de la información por parte de sus socios, los medios de comunicación monopolizados. El Parlamento es otro ejemplo del lamentable estado de descomposición en el que entró todo el sistema republicano de la mano de Mauricio Macri.

Ni que hablar del “poder judicial”; esa nobleza de la toga según el decir de Jorge Abelardo Ramos.

Macri, Angellici, Bonadio, Stornelli, Ercolini, D’Alessio, ciertas “cámaras federales”, Lilita Carrio + los operadores mediáticos tipo Joaquín Morales Sola, Bonelli, Majul, Del Moro, Los Leucos y el impresentable Nelson Castro, siguen accionando cual apestosas bacterias   acelerando la descomposición del cuerpo social e institucional. . El proceso es muy similar al que descompone un cadáver humano o de cualquier otro animal no racional. La putrefacción activa genera  gran pérdida de masa del cuerpo  y esta se acelera por la alimentación voraz de las cresas y la liberación de fluidos descompuestos en el medio ambiente.  Traspole esto a  la gestión y las medidas gubernamentales  macristas  tales  como la brutal transferencia de recursos a los sectores económicos más poderosos con la eliminación de sus pagos de impuestos y también las retenciones   además de la descomunal devaluación de la moneda que los benefició;  los monstruosos aumentos tarifarios, el aniquilamiento del aparato productivo con la consiguiente generación constante de desempleo; el congelamiento salarial… y el lector tendrá un tejido social en total estado de descomposición.  

PARA LA ULTIMA NOTA

¿Pero cómo y cuándo comenzó esto? Con la asunción de Mauricio Macri el 11 de diciembre de 2015. El Estado Nacional comienza a ser atacado por ratas con “Hanta”  e inicia su lamentable agonía y posterior e inexorable muerte.

Pero la cosa no termina ahí. Ahora queda  claro que el descontrol hecho gestión de gobierno resultó ser muy contagioso. Como los “ratones de campo” que no pierden su condición de “RATAS” cuando se muevan en “ámbitos urbanos”; hablo de esas ratas  que suelen trasmitir el “hantavirus” a través de su orín y  “heces”, los funcionarios “PRO” ya trasmitieron ese descontrol a toda su “hinchada”.  Las orinadas fuera del recipiente y las constantes defecaciones de todos los funcionarios “PRO”, todos de la mano de un bruto y torpe (pero no por eso menos perverso) empresario llamado Mauricio Macri, se trasladó a al sector del “medio pelaje ratuno” de nuestra sociedad; y este comenzó también a descontrolarse. Los  síntomas son más que evidentes. Frente  a tanta incoherencia  generalizada dentro de una gestión de desgobierno  que hace “agua” en todos los frentes y los inunda a ellos también, reaccionan como los eternos resentidos que son, no queriendo  asumir responsabilidad alguna del desastre  en el que estamos todos inmersos gracias a su voto y su individualismo. “Yo no lo voté pero el tipo nos liberó de la yegua y sus ladrones” es el pueril argumento usado para justificar su actual desgracia liberando a sus perjudicadores “PRO” de toda carga.  

Los hoy macristas,  que en realidad lo son circunstancialmente  ya que su procedencia los delata como los resentidos sociales de siempre,  solo saben vomitar su  antiperonismo y antipopulismo cada vez que abren la boca o actúan  en público.  Buscando seguir la estúpida tradición familiar de ser antiperonista al solo fin de conseguir ese tan ansiado lugarcito social “que hace la diferencia”, en otro nuevo intento por   ser aceptados por la alta y cipaya burguesía oligárquica nacional,   comieron y bebieron alimentos y bebidas previamente orinadas y defecadas por las ratas gubernamentales… y comenzaron a descontrolarse.

¿Muestras? Las absurdas justificaciones usadas por el tilingaje  para la violencia generalizada hoy existente en formato de represión, de persecución política, de encarcelamiento sin causa; la mirada indiferente del “medio pelaje”  para con el  incremento del narcotráfico con personajes “PRO” como principales protagonistas  y  sus aplausos para la especulación bicicleteril  financiera  manejada desde el Banco Central que facilita la fuga de divisas. A pesar de padecerlo también justifican el descomunal asalto tarifario y la anulación del Estado en su rol de contralor y regulador.  Se  está sumiendo a la sociedad toda en la desprotección; se está desarticulando todo el aparato productivo, incrementado el desconcierto, el odio y la desconfianza mutua entre todos los actores sociales; pero para el “tilingo”, esto forma parte de su mitómana normalidad.

Como siempre actúan todos los  cobardes, los operadores mediáticos que comenzaron a infectar  el cuerpo social para su descomposición con la desinformación y las mentiras hecha “opinión pública” hace ya 10 años, seguramente  se retirarán a “cuarteles de invierno” dejando el cuerpo estatal desmantelado y podrido para que del “muerto” se haga cargo el próximo gobierno que para desgracia de ellos puede llegar a ser nuevamente “populista”.

Lo que la sociedad no debe seguir haciendo –ya que en forma reiterada viene tropezando con la misma piedra-,  es perder de vista que el fin de la putrefacción activa siempre estará señalada por la migración de las larvas fuera del cadáver para pupar y luego volver con la misma energía descomponedora  satanizando a todo gobierno que tenga colores Peronistas y/o populista y se atreva  a tocar sus  mal habidas ganancias  y sus espurios intereses.

Pero lamentablemente para ellos se cayó  toda la parafernalia de  estupideces que crearon utilizando ese viejo y remanido odio de clase contra el peronismo los mayores delincuentes que en función de gobierno haya conocido el país. Todo el andamiaje mediático puesto a funcionar por un delincuente como Magnetto, mandamás del monopolizador grupo Clarín, que vienen siendo acompañado por el deteriorado diario La Nación  para operar sobre la opinión pública a la cual previamente  educaron   en el consumo de basura,  se está cayendo por el peso del propio muerto que ellos ayudaron a matar.  Pero los logros que alcanzaron en tan solo 3 años es algo que fue posible gracias a la mal educada sociedad por el sistema de educación formal, libre y gratuito que nunca fue revisada en materia de contenidos después de finalizada la última dictadura militar.

Que el presidente que nos desgobierna y encima sea el autor material del mayor endeudamiento externo en el menor tiempo posible que haya conocido nuestra historia  tenga la osadía de manifestar: “No está  bien vivir de prestado”  es el más claro ejemplo de los mensajes esquizofrénicos de un gobierno en descomposición.

Sobre el caso del coimero y falso abogado Marcelo D’Alessio, ¿se animará Magnetto poner las cámaras de  TN de manera sensacionalista y en los titulares Clarín imágenes de una hipotética –pero en este caso necesaria-  detención del fiscal Stornelli en pijama por el riesgo real que existe que entorpezca (algo que ya lo viene haciendo junto a Carrio, TN y Clarín)  la  causa por extorsión que lo involucran diversas pruebas, ninguna de ellas inventadas?

Suficiente daño estamos padeciendo como para no reaccionar en las próximas elecciones.


BALANCE 2017 – Entre promesas y la estupidez, la realidad

28 diciembre 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional.

Publicado el 28 de diciembre de 2017 –día del “inocente”- en: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2017/12/28/entre-promesas-estupidez-realidad-271433.html

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

ENTRE LAS PROMESAS Y LA ESTUPIDEZ, LA REALIDAD

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

A 2 años de gestión, el “CAMBIO PRO”, hoy por hoy, es un hecho. Se  lo puede comprobar en el deterioro de esa economía que afecta a una porción importante de nuestra sociedad. Graciosamente los “tecnócratas PRO” la  presentan  como  “saneamiento de la economía nacional” ya que en sus diagnósticos aparece el “exceso de distribución” por parte del Estado de las riquezas que produce la parte activa de la sociedad como un mal símil cáncer. ¿Cómo lo solucionan?  Con  un brutal ajuste sobre los trabajadores y jubilados  y una simple articulación de resortes claves de la economía para conseguir mejores negocios para amigos y familiares con dinero ajeno –en este caso del Estado- en materia de Obras Públicas; endeudamiento interno y externo para introducir las “divisas”  en la timba financiera y luego sacar las ganancias del país colocándolas en paraísos fiscales, para por último transferir sus pasivos al Estado vía “estatización” para que sus deudas las paguemos todos. Pero no se conforman solo con eso.  También incluyen  la eliminación de sus pagos  por compromisos fiscales. ¿Las prometidas “inversiones externas”? Nada por aquí, mucha por allá. ¿Adónde? ¡En la misma timba financiera! No existe país en el mundo que ofrezca tasas de interés de entre el 25 y el 35 %. ¡Los capitales golondrinas… de parabienes! ¿Cómo se pagan esos intereses? Con recortes presupuestarios y más deuda externa. Una bola de nieve imparable.

¿Se benefician los argentinos con este saneamiento? ¡Claramente No!  Solo lo  hacen  los grupos que la operan. Pero además cuentan con un “plus” extra: Esto es vendido mediáticamente como esa entelequia construida con acertijos indescifrables disfrazados de un cientificismo matemático bastante burdo por lo absurdo y a todas luces engañoso pero que en lo concretó viene beneficiando desde hace 2 años  -¡y vaya como!- a los sectores  más privilegiados de nuestra sociedad; y  en un plazo record.

La supuesta eficiencia de una gestión gubernamental  basada en la enunciación permanente por parte tanto del Presidente Macri como de sus funcionarios y legisladores, en esa letanía  exasperante  de generalidades vacías  de contenidos pero llena de simples promesas y/o expresiones deseos, solo puede conformar a esa marcada ignorancia  que como producto social instalado tampoco es casual. Es muy evidente que esa ignorancia es   consecuencia de una mala educación –o mal formación- claramente impartida por los medios de comunicación en los últimos 40 años.

Gobernar políticamente un Estado bajo ningún punto de vista  se lo puede equiparar con   “administrar” una empresa. Estas últimas, y dentro del sistema capitalista nunca tuvieron como objetivo  distribuir  la riqueza producida por los que trabajan en ellas sino por el contrario, siempre buscaron la mayor rentabilidad posible para sus propietarios  al más bajo costo laboral y con la menor inversión que se pueda. En nuestra Argentina esto fue una constante desde hace 150 años. Un empresario argentino jamás abriría sus contabilidades; menos las haría públicas. Muchos de ellos, como formadores de precios suelen ser  generadores  de “crisis” para luego emitir “comunicados” sobre supuestas “perdidas”, que nunca terminan siendo tales ya que no se conocen –en nuestros país por lo menos- ex grandes empresarios que hoy sean mendigos de puertas de iglesias.

En un país serio y “normal”, el Estado tiene el DEBER POLITICO de administrar y distribuir todas las riquezas que la Nación tiene y  produce dentro de su territorio, de manera justa y equitativa, cubriendo las necesidades básicas de todos sus habitantes. Lo fija nuestra constitución.  Para eso el Estado debe recaudar y con ello financiar todo su funcionamiento,  el bienestar y el desarrollo material del país logrando así elevar la calidad de vida de TODA la sociedad.

El gobierno de Macri comenzó su gestión desfinanciando al Estado, favoreciendo a los sectores económicos concentrados. ¿Cómo? Devaluando  la moneda, eliminando retenciones al agro y a las mineras, suprimiendo impuestos a los ricos y a los grandes empresarios, facilitando la concentración de los medios de comunicación,  reabriendo la timba financiera con el festival de bonos y  lebac y volviendo a colocar al país a la cabeza de los que tienen  mayor endeudamiento externo en la región. Lógicamente ese desfinanciamiento debe ser cubierto de alguna forma para que todo no salte por el aire. Entonces con criterio empresarial Macri viene buscando y accionando para que ese déficit lo cubran no casualmente los que más tienen -que a diario se siguen enriqueciendo de manera descomunal-, sino que la “pongan” (palabra presidencial)  las provincias (menos Bs.As.) a riesgo de terminar desfinanciadas por extorsión, pretendiendo que los trabajadores y los jubilados acepten mansamente las reformas laborales y previsionales sino las balas y los palos de la Ministra Bullrrich serán el castigo por desacato. La “grieta” social que prometió cerrar, Macri la agrandó. Con estas políticas… ¿Quiénes pueden comprar el verso de “POBREZA CERO”? Solo los ignorantes. Entonces que los que nunca trabajaron y siempre vivieron del esfuerzo ajeno y la especulación le quieran fijar condiciones inhumanas a los que sí lo hicieron (hoy jubilados) y  leoninas a los que  hoy lo hacen (trabajadores), no solo presenta al gobierno PRO como perverso sino también impúdico.

Macri es el único de los 5 mandatarios a nivel mundial que sigue en el poder después del escándalo internacional de los “Panama Paper”. El gobierno Argentino de los últimos 2 años es  considerado por la prensa internacional como el más corrupto a nivel planetario junto al de Brasil. Los medios adeptos solo hablan de la corrupción “k” (que seguramente existió pero que no puede ser pretexto para encubrir la actual). La Justicia Argentina sufrió en estos 2 años el mayor envilecimiento que su historia haya conocido superando aquella de las 1ra y 2da “décadas infames”.  Los presos y las persecuciones políticas y raciales están a la orden del día. Casi 100  argentinos muertos por negligencias e inoperancia oficial  entre bomberos de Iron Mountain, gendarmes, marineros e integrantes y defensores de pueblos originarios encarcelados y muertos en represiones tiene en su triste haber el actual gobierno. El supuesto “asesinato” de Nisman montado de manera circense por el Juez más corrupto –Bonadio-  sirve para “entretener a la gilada” (lo aseguran los propios funcionarios en voz baja). Todo esto son algunas muestras de un modo de entender la política (con fuerte represión como la del 14 de este mes) y un estilo de hacer  política basado en falsas promesas, el engaño permanente, todo con un solo fin: encubrir los  grandes “negociados” con dineros ajenos llevados adelantes por los amigos CEOS y Ruralistas de este gobierno. Estoy describiendo ni más ni menos que a la vieja y tradicional oligarquía que inescrupulosos como Julio Bárbaro (hacedor del menemismo) y “Chiche” Duhalde niegan que hoy exista.

¿Alguien puede refutar estos datos y  hechos concretos sin acudir a esas harto conocidas letanías comparativas  con la corrupción “K”? No son  pocos los “k” que hoy están presos… pero no así algún corrupto “M”; incluido el propio Macri.

¡Claro que volvimos al mundo que ansiaba Lanata! ¡Y lo estamos haciendo en el triste papel de profilácticos  de intereses oligárquicos y buitres financieros internacionales!  ¡Claro que tanto el  balance como el saldo son positivos para el gobierno y sus defensores! ¡Sin ninguna duda! Lo grave está en la estupidez de los otros, esa parte de la sociedad –el “medio pelaje” de la  clase media- que desde una supina ignorancia repiten argumentos y relatos falaces. Lamentablemente todavía no se dan cuenta que están viviendo los últimos días de un final anunciado con entierro miserable incluido;  aunque mediáticamente esto sea escondido. Como en otras oportunidades repito: Evidentemente la naturaleza tiene límites; la estupidez humana NO.

(*) Escritor, cineasta, periodísta.


LAS PELOTAS DE RUGBY EN LA POLITICA; SUS PELIGROS.

30 octubre 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción

CARRIO,  TÍPICO EJEMPLO DE UNA PELOTA DE RUGBY.

carrio-3captura-de-pantalla-2016-10-29-a-las-21-31-16

pedro-del-arrabal-3

Por Pedro del Arrabal

Carrio funciona como una verdadera pelota de Rugby dentro de la política nacional; cuando toca “piso” sale disparada para cualquier lado. Sus pisos son las encuestas de imagen sobre su persona.

Se siente segura jugando de “pelota de rugby”. Los partidos políticos, generalmente minoritarios y reaccionarios que suelen “amucharse” para ver si pueden mojar el pancito en el tuco del poder, -o figuras “infladas mediáticamente” de los mismos- la quieren, pero… cuando creen tenerla en sus manos para seguridad partidaria o personal, la Carrio, resbaladiza por su grasitud externa como toda pelota de deporte, se les escapa de las manos; entonces la patean y a pesar de su obesa grasitud interna vuela por el aire amenazando y gritando sus denuncias –la mayoría estúpidas, otras no tantos-. Una y otra vez, ya en el aire, Carrio relojea las encuestas y en sus caídas, algo que no puede evitar por culpa de la única ley que la vuelve más loca de lo que está –la “ley de gravedad”-, calcula rápidamente para dónde salir disparada cuando toque piso. La mediocridad de algunos medios y la hija putes de los “medios hegemónicos” preparan sus libretas de apuntes, micrófonos y cámaras para correr en la dirección que salió disparada luego de su pique en el suelo. Nunca se estrola.

carrio-2

Carrio es una verdadera pelota de rugby. Año 2009; Néstor Kirchner pierde esa elección en la Pcia. de Bs. As. a manos del colorado De Narvaez; Lilita venía en caída no tan libre y salta con las denuncias contra el Kirchnerismo y la Cámpora. La comienzan a patear porque creían que ya llegaba la hora “antikerchnerista” y se podía prescindir de ella; nadie la podía “agarrar”. Uno de esos voleos la mandó de vuelta tan alto que dejó de ser visible para la gente. Baste recordar los resultados electorales dos años después, en el 2011: Cristina Fernándes 54 %, Binner 17%, Alfonsin 11% y a la cola Altamira con el 2,5% y la Carrio cerrando el resultado con 1,8 %. Lilita anunció desde Punta del Este su ¿definitivo? ¡¿No?! retiro de la política. Eso dijo antes de tocar piso y vaya uno a saber cómo pico la “pelota Lilita”, la cuestión es que volvió a la política.

los-dislates-de-carrio

En 2013 tejió y destejió alianzas y para el 2015 colaboró con la conformación de CAMBIEMOS denunciando las inventadas armas en poder de la “Cámpora”, lógicamente no tan peligrosas como las que inventó y le sirvió a Bush Junior para invadir Irak. Nada cambio, todo siguió igual y la “pelota Lilita” ahora enloquece al PRO.

Mientras tanto nadie se pregunta ¿Quién es en realidad Carrio? ¿Para quién “opera” en política nacional e internacional, además de sacar beneficios para sus intereses personales a costa del erario que le facilita vivir más que bien –diría hasta muy bien- desde hace casi tres décadas para aportar a cambio, NADA? ¿Volvió porque sus votantes (1,8%) se lo pidieron? ¿Porque se lo pidió la “patria” y las “instituciones republicanas? ¿De dónde saca la información para hacer sus denuncias; o quién se la provee? A la justicia estos detalles ¿no le interesan y sus denuncias solo sirven para que algunos jueces y fiscales consigan esa instalación mediática que los saque del anonimato? Carrio no es periodista para hacer uso de reserva de sus fuentes informantes, pero eso ¿a quién le importa?

carrio1

Pareciera que en realidad Carrio es esa pelota de ruby con que Magnetto gusta jugar a modo de cargador de sus armas periodísticas destructivas de posibles obstaculizadores para concretar sus continuas matufias.

¿Existe “perejilada” compradora de ciertas denuncias? ¡Claro que sí!!! La mayoría en la clase media.

Carrio es la reina de las pelotas de rugby. Existen otras “pelotas” que embebidas en alcohol –caso P. Bullrich- pican según sea el grado de delírium tremen que padezca en cada momento previo a una decisión. Laura Alonso no requiere ser pelota, porque en su brutal ignorancia no sabe siquiera que es una pelota. Esto hace que la Carrio sea única; aunque nadie medianamente en sus cabales se anime a “darle” por ser casualmente una pelota de rugby.    

Lo lamentable del ejemplo Carrio es que los intereses y el destino de la Patria y su pueblo no se juegan en una cancha de rugby. En este caso las pelotas de rugby producen mucho daño a la política nacional y a sus instituciones fomentando el descreimiento en ellos.

Hoy los “recuperadores PRO” de las instituciones democráticas y republicanas se las llevan puestas con su autoritarismo; hoy los luchadores contra la corrupción Kirchnerista, habiendo conseguido el manejo de los resortes de la economía estatal en base a mentiras, practican el peculado con total libertad y amparados por un justicia cómplice que entretiene con juicios mediáticos por causas que involucarn “propinas”. Hoy Los medios hegemónicos esconden la realidad mientras la justicia hace la vista gorda con los delitos de los verdaderos delincuentes y estafadores a nivel empresarial a costa de los grandes contratos con el Estado sacando luego sus “dinerillos” para ponerlos en cuentas off shore de paraísos fiscales.

DESDE EL 11 DE DICIEMBRE DEL 2015 TODO ESTÁ BIEN EN LA ARGENTINA DE MAGNETTO-MACRI; TODOS LOS “DELITOS” EMPRESARIALES Y DEL FUNCIONARIADO PRO SON LEGALES.

Mientras tanto endeudan a los Argentinos hipotecando una vez más su destino poniendo en riesgo su patrimonio cultural y material para beneplácito de los de afuera.

Para eso sirven las “pelotas de rugby políticas”. Carrio es una de ellas.


ESENCIA DE LA ECONOMÍA PERONISTA

26 agosto 2016

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. Historia Nacional

“LO QUE HACE A LA ESENCIA DE LA ECONOMÍA PERONISTA ES EL AUMENTO DE SUELDO, LA CONSOLIDACIÓN DE LOS SINDICATOS, EL SURGIMIENTO DEL OBRERO COMO SER HUMANO”.

foto para nota

v-l-m-3Por Victor Leopoldo Martinez

Cualquier semejanza de lo que van a leer a continuación con la realidad político-económica de hoy hecha  “pintura diagnostico” (que incluye  la “pesada herencia”,  el “estado catastrófico de la economía nacional”, algo que aparece como reiterada (pero muy vieja) muletilla  en el relato Macrista-PRO (digo PRO para incluir a todos sus “acompañantes” a nivel CEOS empresarios y economistas cipayos ubicados en su gabinete que operan desde allí a diestra y siniestra para beneficiar al sector que representan), vera Ud. Señor lector, no es casualidad, ES UNA CONSTANTE HISTÓRICA.

Enrique Silberstein (1920-1973) fue un economista y periodista  muy particular y no casualmente por destacarse en la enunciación o defensa de las múltiples variantes tecnocráticas que por lo general aparecen en  la “cháchara” de los supuestos “eruditos en economías”. Muy por el contrario, Silberstein fue el desmitificador de los macaneos económicos con que se justificaban las decisiones políticas en materia económica para beneficiar a un sector en detrimento de otro. Él lo hacía desde un lenguaje sencillo, llano,  simple para la comprensión de cualquier argentino.

En su libro ¿POR QUÉ PERÓN SIGUE SIENDO PERÓN? (1969-Ediciones Corregidor) y refiriéndose a la base de la economía peronista en cuanto a medidas concretas para favorecer a los trabajadores y que él ubica como inicio y aplicación entre 1943-45, cuenta que los empresarios de la época y sus operadores políticos, frente a las políticas laborales puestas en acción por  Perón desde la Secretaria de Trabajo y Previsión: “Decían que la república se iba a los caños, que así no se podía seguir,  que los ingresos que se dirigían a quienes trabajaban iban hacia el consumo, (¿No escuchó esto en boca de Macri,  Javier González Fraga, Prat Gay, Michetti en estos últimos 7 meses sosteniendo que  los argentinos de clase media y media baja “vivieron en un sueño porque gozaban de algo que no les correspondía”?)  mientras  que los ingresos que se dirigían a los empresarios servían para capitalizar al país (hoy por hoy, Macri  “dixit”)  (Pero nadie dijo que las ganancias de los empresarios se iban a las cuentas numeradas de Suiza (hoy se sumaron  Panamá, Caimán, HSBC y Bancos Norteamericanos donde Macri, Melconian y tantos otros funcionarios y empresarios “decentes y transparentes”  tienen 400 mil millones de u$s). Más aun, por esa época Uruguay también implantó el sistema de cuentas bancarias secretas, a fin de satisfacer la demanda creciente  de los cada vez “más pobres” empresarios argentinos)… Y la culpa de todo la tenía la economía peronista de los años 1943/44/45 (Hoy “la pesada herencia” con las supuestas “bombas” dejadas por el kirchnerismo).  Y esta cantinela siguió por años. Los cálculos para obtener los porcentajes que mostraban ese desfasaje  eran tan complicados y se basaban  en tantas variables, que una modificación en cualquiera de ellas alteraba el total general. Por tal razón las cifras dadas por el Ministerio de Asuntos Económicos fueron modificadas por revisiones posteriores realizadas por el CONADE y recontra revisadas (los antecesores de Lanata) por la CEPAL, con lo que a la postre uno no sabía qué cifra usar, puesto que todas eran oficiales, todas habían sido realizadas por super técnicos y todas eran diferentes.” Nada nuevo bajo el sol en el mundo de la chantocracia de economistas al servicio empresarial y de intereses foráneos. Digo esto último porque en otra nota seguiremos trayendo “cuentos” de Silberstein sobre las operaciones Inglesas y Yanquis con fuerte apoyo local para que vean que el acompañamiento actual que tuvieron los “fondos  Buitres” viene con  padres putativos desde el siglo XIX.

Pero ¿Por qué el peronismo –según Silberstein-  siguió vigente y yo agregaría,  en el 2003 reaparece con formato kirchnerista  rescatando y tomando  detalles que a continuación vuelco y que forman parte de los fundamentos por él señalados como la base de la economía peronista? El porqué de la reacción Macrista en términos tan desalmados  ahora y con esto queda más claro aun. Se trata de una reacción visceral de la clase oligárquico-empresarial, despectiva del pueblo  que usa la mentira como lo hizo siempre para conseguir esconder sus perversos fines. Veamos:

“Lo que hace a la esencia de la economía peronista es el aumento de sueldo, la consolidación de los sindicatos, el surgimiento del obrero como ser humano.

Lo que hace a la esencia de la economía peronista es que, de 1943 a 1945, el consumo interno aumento en un 20%, que el obrero tenía plata para gastar, que el empleado tenía dinero para comprar cosas. Aumentaban los sueldos, aumentaban los precios, pero el obrero y el empleado seguían adquiriendo los bienes y servicios de su nueva escala de consumo. Y todo eso se consolidó con el decreto que obligaba al pago de un mes complementario en concepto de “aguinaldo”, a todos, fuesen obreros, empleados, jefes o gerentes.

¿Que el aguinaldo se dio con el fin de atraer votantes a favor de Perón en las elecciones siguientes de febrero de 1946? ¿Y quién lo niega? Pero ¿en algunas de las elecciones anteriores  se había tomado una medida de esa naturaleza en favor de la inmensa mayoría de la población, desde el norte al sur,  desde el oeste al este? Por otra parte, terminadas las elecciones y triunfante Perón y caído Perón, y triunfante Lonardi, Aramburu, Frondizi, Guido, Illia, Onganía Levingston, Lanusse, ¿no sigue subsistiendo  el sueldo  anual  complementario?

Aquella acción le dio contenido popular a la economía peronista, y esta continuidad le sigue dando vigencia política  a la figura de Perón.

Fíjense que no hemos dicho que la mayoría de los argentinos les interesa reducir el propio consumo con el fin que los costos no aumenten, con el objeto  que los empresarios ganen más e inviertan más en nuevos equipos. No hemos dicho que la mayoría de los argentinos prefieren ahorrar (esto es no consumir) a fin de que el país  se capitalice y se pueda industrializar para lograr un desarrollo sostenido y equilibrado. No hemos afirmado  que la mayoría de los argentinos desea que se produzca una transferencia significativa y masiva de ingresos a favor del empresario (sea agropecuaria, sea industrial), sino que hemos dicho que la mayoría de los argentinos desea una transferencia sustancial y masiva de ingresos a su favor; así son ellos… quienes ganan más y gastan más.

¿Por qué hemos dicho lo dicho?  Porque hemos decidido no macanear y no tener en cuenta los planteos económicos hipócritas (hoy Macri) que bregan por el incremento de los ingresos de los empresarios con el único y deliberado  fin de que aumenten los saldos de las cuentas numeradas (hoy Off Shore) en los bancos suizos (hoy Panamá y nuevos paraísos fiscales). Solo cambiaron las apariencias y nombres de las operatorias que facilitan las evasión impositiva y el saqueo de la parte que le corresponde a los trabajadores. Por eso la oligarquía y sus alumnos de medio pelaje odian tanto la equitativa distribución de la riqueza que el país y su pueblo producen, practicada por el peronismo. 

Siempre hemos creído que era necesario, fundamental, que el análisis de la economía  (y de la política) argentina se hiciese con parámetros argentinos, teniendo en cuenta nuestra realidad e idiosincrasia y no la mentida realidad de los países desarrollados (que, entre paréntesis,  tampoco es tal como se la pinta en los libros de economía). Esto lo sostengo en mi trabajo “Guarda-Polvos, aorta pedagógica de la dependencia” (Ediciones EL EMILIO- 2014), y viene al caso por que se trata de una vieja colonización cultural que nadie se animó a revertir y donde siguen abrevando hasta los docentes mitro-marxistas que aun hoy controlan los claustros de “altos estudios”. Es en este aspecto central donde yo difiero con el Kirchnerismo en cuanto a su política cultural y educativa. Pasaron 12 años donde no se metió mano en los contenidos educativos que hacen a las cuestiones de fondo de la realidad histórica nacional. 

Nadie podrá decir que Silberstein fue peronista.  Simplemente era un economista con mucho sentido común y del humor para desacartonar  esa economía dibujada y escrita allende los mares,  para el medio pelaje argentino que le fascina jugar al “economista entendido”.


Valores y política en los tiempos que corren.

15 abril 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Por Victor Leopoldo Martinez

Para no pocos de mi generación resulta brutalmente impactante ver y comprobar día a día cómo ciertos valores humanos asociados fundamentalmente al quehacer político se fueron trastocando, envileciendo cuando no quedando de lado, dando paso a otros más individualistas y mezquinos; esto dicho en términos comparativos. Existen valores perennes que en algunos momentos rigieron las conductas humanas tanto sea para respetarlos como para transgredirlos. Para colmo de males los actuales –y para mi- deformados valores vigentes, o mejor dicho los “antivalores”, son acompañados por una pasividad social que ronda la resignación.

Cuando me refiero a esos valores que yo añoro, lo hago con la intensión de rescatar de entre ellos aquel asociado al concepto heroico de la vida que acompañó a esa naciente juventud nacional formada en la cultura de la resistencia político-social, que luchaba por la igualdad entre los hombres y la justicia social allá por los “60”, y que se extendió hasta mediados de los “70” del siglo pasado. Valores que fueron vilipendiados sistemáticamente por el metamorfoseado liberalismo –la también naciente cultura neoliberal- que a fuerza de dictadura y represión primero y luego operando culturalmente a través de los medios de comunicación en períodos de “pseo-democracia plena” lograron hacer confluir a la tradicional vanguardia lúcida de liberales de izquierda y sus siempre eurocéntricos análisis críticos de la historia política nacional con la teoría de los dos demonios esgrimida por los sectores más reaccionarios de nuestra sociedad, caldo de cultivo para la instalación de una cultura de desvalores que hizo pie y creció vigorosa en nuestra querida Patria. Me estoy refiriendo concretamente a ese contraste actitudinal entre dos sectores sociales claramente posicionados frente a lo político, algo que se dio en el período que abarca las 4 últimas décadas de ese siglos “20” que Discepolo sabiamente lo definió como “Cambalache, problemático y febril”.

Se pueden utilizar innumerables ejes y variables “académicas” para leer e interpretar este fenómeno psico-social analizándolo “sesudamente”; estoy seguro que, objetivamente, llegarán a una conclusión no muy distinta a la mía. Quizá en determinar los orígenes y las razones de su instalación como hecho político-cultural consumado aparezcan las diferencias. Lo lamentable es que en la actualidad las causas y razones de esos males siguen sin ser atacadas; por el contrario se las tapan y continua el uso de esos desvalores (“el que no llora, no mama”) para criticar al gobierno y al Estado no solo desde los poderes económicos sino también para correrlo por izquierda, (“Y el que no afana es un gil”), o para denostar la política de los “no transeros” y doblarles el brazo hasta que transen con esos poderes económicos que en general son los mayores “chorros” según la definición popular (el formador de precios no es un delincuente político sino un empresario que “ajusta” los mismos según lo que establezcan las variables económicas internacionales(¿?); esto por dar uno de la decenas de ejemplos que hay). El resto es pura consecuencia; que no se detendrá ni corregirá con mayor represión a “ladrones de gallina” o control violento de las reacciones populares. Es claro que lo que buscan los poderosos de siempre es más impunidad (liberación de los mercados) para la deshonesta y evasora actividad privada, menos control para los Bancos y jueces de tal forma que estos últimos sigan amparando “legalmente” a los grandes mercaderes.

Se habla de corrupción para enjuiciar a los políticos corruptos (que seguramente los hay y en no poca cantidad), pero nunca a los corruptores (que también los hay y en número más considerable aún). La matemática más elemental indica que para que la corrupción exista como ecuación necesita dos componentes en el primer miembro, único modo que el algoritmo funcione: corruptor + corrupto = corrupción. Juegue usted señor lector con los elementos cambiándolos de miembros y verá los asombrosos resultados que seguramente facilitarían la solución a la problemática de individualizar y meter en cana a los responsables e implicados en hechos de corrupción y/o para eliminar el flagelo de raíz:

a)Corruptor=Corrupción-corrupto

b)Corrupto=Corrupción-corruptor y

c) (Corruptor+corrupto)-corrupción=0; en esta última utilizo los paréntesis porque su sumatoria es el resultado de la ecuación original, resultado que luego se le resta para ver que no quedan ni vestigios del estilo tramposo.

Los empresarios más delincuentes (y a la vez los mayores corruptores) constituyen el “modelo triunfador” a seguir y recomendado para los nuevos y jóvenes políticos que optan por la “ley del menor esfuerzo”. En la esfera privada (individualismo + codicia en sus más puras expresiones) todo está permitido y “amparado por particulares interpretaciones de las leyes”; cuentan con cobertura total en materia de impunidad para sus operatorias, y encima dichas manipulaciones mercantilistas están eximidas de ser encasilladas como “acciones políticas” por estar internalizado en el colectivo que las acciones llevadas adelante desde la “esfera privada” no están motorizadas ni tienen intenciones políticas. Se ha instalado perversamente en el colectivo que las cuestiones y decisiones en materia económica no parten de intereses políticos sectoriales. Para Macri (como el símbolo de un modo de pensar la política) son los perfectos administradores. Macri lo llama “el circulo rojo” y en su gran mayoría concurrió a la cena PRO en la Rural hace unas semanas; por dar otro ejemplo); poco importa que sus decisiones afecten directamente y en términos de la calidad de vida del resto de la población. Se lo vende como decisiones “inevitablemente técnicas” que imponen la lógica de las reglas económicas cuando en la realidad se trata de cómo sacan mayores ventajas los poderosos; se lo ofrece de manera desinteresada(¿?) “envuelto y con moño incluido” como la solución a todas las consecuencias negativas generadas por ellos mismos y que sueltos de cuerpo se lo endilgan a  “errores en cuestiones técnico-matemáticas de la gestión anterior” que no respetó las reglas clásicas de la economía, muchas de ellas con supuesto rigor “científico”.

Y hablando de ciencia cabe aclarar algunas cuestiones que nos atañen y que sirven para entender ciertas valoraciones.

Hasta el día de hoy la ciencia nunca fue neutral y si un gran negocio para los poderosos, y muy lucrativa para ciertos científicos; la guerra entre los laboratorios medicinales por el control de la biodiversidad planetaria como fuente de materia prima para la investigación y futuro negocio de medicamentos es el más “escondido” ejemplo. En nuestro caso la hipocresía puede transfigurar los verdaderos intereses de los cerebros repatriados (científicos) por el programa “Raíces”; pero la fuga de esos mismos cerebros se dio por razones de “mala retribución” económica. Se fueron con los conocimientos adquiridos en nuestras universidades estatales gratuitas a venderlos en el extranjero (primó lo individual). El pueblo en general también era hambreado y/o recibía una miserable paga, y sin embargo porque amaba su patria no abandonó su terruño y se comió el garrón. Se bancó la malaria. ¿Qué no tenían recursos para hacerlo? Buen interrogante para discutirlo como argumento de lo que se entiende como Patria y en términos políticos. Hoy este gobierno se acordó de ambos, pero uno de ellos -y sin rencor alguno- recibe a los otros nuevamente en su seno y hasta un tanto alborozado. Creo que llegó la hora de hablar a calzón quitado para intentar ir sanando TODAS las heridas del pasado y evitar morir por un entripao.

La denostación a los políticos por hechos de corrupción hace posible su extensión a la política en general. Con la sobre valoración de la supuesta “eficiencia y honestidad privada” al frente del Estado el camino al control total del destino de una sociedad está asegurado: riqueza para unos pocos y miseria para el resto.

Los autores intelectuales del genocidio perpetrado por la última dictadura fueron civiles y se trató de una decisión netamente política. El sucio accionar de las fuerzas armadas actuando como ejercito de ocupación las colocó junto a políticos de partidos conservadores y otros tradicionales -de izquierda y derecha- que acompañaron a la dictadura como los corruptos de aquellas políticas; sus mandantes civiles (Sociedad Rural, Empresarios, Banqueros,) claramente fueron los corruptores. La ilegitima deuda externa que le crearon al país para favorecer intereses financieros internacionales y oligárquicos locales mientras se desindustrializaba el país, se empobrecía a nuestro pueblo y desparecían opositores (seres humanos) fue el hecho de corrupción más grande y criminal que haya conocido la historia argentina; solo superado en términos de daño económico-social y de soberanía política por la segunda década infame menemista.

 ¿Y pa’ mí cuanto hay?

Resulta doloroso tener que decirlo pero me quedo con los valores de mi compañeros de los “70”. Por lo menos yo no recuerdo ni uno solo de ellos que haya puesto su vida en juego dentro de la militancia política preguntando previamente ¿Y pa mi cuanto hay? Hoy no se habla de política sino se responde previamente a esa pregunta.

No pocos de aquellos desinteresados militantes ya no están. Tampoco serían modelos de conducta vendibles. El fin que nos llevaba y lleva a incursionar en política no es otro que ese noble ideal de tratar de conseguir una sociedad más justa a la hora de producir y que todos, sin distinción alguna, puedan disfrutar de una distribución más equitativa de lo conseguido con esfuerzo y trabajo; El fin pasaba por buscar el bienestar general formando seres más nobles y solidarios.

Que hubo traidores… ¡Vaya novedad! Desde Judas para tras y para adelante siempre los hubo, y hasta diría que son necesarios por ser el mejor modo de conocer lo que es la ruindad humana.

Lo cierto es que las actuales exhibiciones de conductas en “rosqueros políticos”, no solo opositores (que para ser una alternativa política dejan mucho que desear) sino también oficialista, son muy preocupantes. Es lamentable no escuchar debates de propuestas políticas que busquen mejorar aún más la vida de nuestros compatriotas; donde se debata en serio sobre cómo se consigue la verdadera independencia económica, cómo se enfrenta al poder oligárquico-financiero y cómo se discute la distribución de las ganancias que obtienen las empresas con el sudor de los laburantes; qué se entiende por soberanía política y el por qué la necesidad de una Justicia Social para evitar la violencia que genera la injusticia. Nadie tiene en claro que se entiende con el “ir por más” o “profundizar el modelo”. Hoy por hoy ya no se requiere de un modelo sino definir un proyecto político asentado sobre esos 3 pilares antes mencionados. Con ambigüedades, políticamente no se convence a nadie. Sin el acompañamiento de una clase trabajadora unida y consustanciadas con el proyecto para lograr el triunfo político es como querer hacer la revolución social sin pueblo, y el peronismo solo debe orientar su esfuerzo para garantizar la felicidad plena del pueblo que en su mayoría son trabajadores, su columna vertebral. En el seno de la oposición no hay nadie que entienda algo de esto para siquiera conversarlo lo cual nos genera como gobierno la necesidad de tener mayores gestos de responsabilidad política a la hora de actuar en defensa de la Patria. Para un peronista primero está la PATRIA; y en el seno del oficialismo se da por sabido algo que no fue discutido ideológicamente y viene siendo postergado en aras de un culto a la obsecuencia . Más lamentable aún es escuchar discutir a los opositores por prebendas donde los cargos no son para servir a la sociedad sino botines de donde piensan sacar la mayor ventaja personal posible sirviéndose de la función pública (Alianza PRO-UCR-Carrio).

Hay una juventud que a Dios Gracia volvió a creer en la política como un lugar de debate de ideas y propuestas; que cree que con trabajo se puede mejorar aún más. Sería muy triste que la desilusión de ver el lamentable espectáculo dado por los que dicen ser dirigentes políticos los lleve también a ellos a encolumnarse en lo peor del neoliberalismo, “la ley del menor esfuerzo”; viéndola como la salida más cómoda y fiable. En ese caso nuestro futuro es más que incierto y hasta lo veo lamentable. En mis sueños eso no figura.

Afiche de V.L.M - 1


EL AIRE Y LOS GLOBOS COMO SÍMBOLOS DE UN TIPO DE POLÍTICA.

18 marzo 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO,  de nuestra redacción.

EL NIÑO EMILIOEl Fierro de Martìn dice:

Cuando en programas oficialistas o en las redes sociales como Facebook se ríen de sus incoherencias, o resaltan sus contradicciones, y hasta llegan a insultar a Macri buscando denigrarlo en sus cualidades(¿?), no saben el flaco favor que le están haciendo al oficialismo. Si bien el hartazgo que produce la hipocresía del Sr. Gobernador de la C.A.B.A. hace en cierta forma comprensibles (¡No justificables por Dios!) algunos exabruptos, demandar sensatez y racionalidad a la “nada” también coloca a los demandantes en la cola de los cultores de estupideces.

La manipulación mediática de las famosas encuestas donde siempre andan “adelante” el “caballo del comisario” seguido de sus “potrillitos” (no es cuestión de poner todos los huevos en una sola canasta) mientras los pingos populares vienen corriendo de atrás, es otro de los tantos recursos que abonan el campo sembrado de estupideces. La realidad ha indicado que en más de una oportunidad se debe tener cuidado de las atropelladas de los rezagados cuando estos están cerca del disco.

Según mi modesta opinión, es ridículo preocuparse por lo que supuestamente podría hacer Macri desde una hipotética gestión al frente del gobierno nacional en caso de ganar; y trataré de explicar por qué.

MACRI Y MIGUEL DEL SEL

Con solo mirar su pasado alcanza para darnos cuenta que está imposibilitado hasta para hacer “nada” porque tampoco entiende qué es la “nada”. Macri siempre fue “Niño bien, pretencioso y engrupido”; siempre tuvo todo servido y quien lo sirva.

Si uno mira el presente de Macri comprueba que en su vida nada cambió. Sigue sin hacer nada. Mientras él juega a ser gobernador de una Ciudad por dos períodos consecutivos y sigue con sus fiestas, otros hacen negocios, y se limitan a   subvencionar el estilo político del “gobernador basado en hacer “NADA”. ¿Por qué debería cambiar? Menem fue su gran maestro y guía en esa materia; su antecesor en ese estilo político, por eso Macri lo llama “el gran transformador” (en cuanto a la forma de hacer política). Menem solo firmaba lo que Dromi, Cavallo y compañía acordaban con el FMI, BM y los “honestos” empresario nacionales (entre los cuales estaba Franco Macri, papá de Mauricito) para manejar la economía nacional a favor de sus intereses.

A Macri –como a Menem- le gustan las fiestas. En las fiestas siempre hay globos. Los globos son sinónimo de “fiesta”; los yanquis usan globos y viven de fiesta en fiesta. Lógicamente a las fiestas yanquis las pagan otros pueblos que no son yanquis. Acá en Argentina a las fiestas las pagan “honestos” empresarios a modo de inversión para futuros y rentables negocios con el Estado cuando su candidato llegue al gobierno. Nuestros “empresarios” no son compradores de globos pero estimulan su inflado. Para el inflado tienen socios en los medios de comunicación y sirvientes en otros partidos políticos que no quieren quedarse fuera del reparto y aceptan hasta migajas.

images

El “PRO” realizará hoy 17/03/15 una fiesta en el Predio que la Sociedad Rural Argentina tiene en Palermo (¿Lugar casual?). Finalidad: recaudar fondos para su campaña electoral. El precio de una mesa con diez sillas es de $ 500.000 (¡Sí! Leyó bien: quinientas lucas, o sea a razón de $ 50.000 por pera. ¡¿Qué se comerá y chupará en esas mesas por esa guita?! Con esa guita por cabeza se puede dar de morfar y muy bien a 20 pibes en un comedor popular durante 3 meses). “Vendimos más de 200 mesas, la mayoría a empresas que no quieren quedarse afuera (¿De qué? ¿De futuros negocios?) Y todavía seguimos recibiendo pedidos.” (Fuente: La Razón, matutino de tirada gratuita que tiene el grupo Clarín)

Si bajo ese optimismo llegaran a vender 250 mesas estaríamos hablando de 125 millones de pesos de recaudación. ¡125 palitos!!!= u$s 14.367.816,oo ¡casi 14,5 palitos verdes!!! ¡Los verdes que tanto reclaman!!! Con el razonamiento anterior tendríamos 2500 comedores populares alimentando bien a 50.000 pibes durante el mencionado tiempo. ¡Vaya dato no tenido en cuenta por un candidato que dice –repetido como muletilla- estar preocupado por lo que le pasa a la gente! ¡Aire… mucho aire; “malos aires”!

A los globos se los llena con aire (o gas para que levanten vuelo). El aire, en términos populares es nada. En términos políticos ocupa un lugar y por eso se lo utiliza para inflar globos. Lo globos inflados tienen un tiempo de duración ya que el aire es muy hábil para “fugarse”; tampoco faltan los que ayudan a que el aire se fugue, por ejemplo pinchándolos. Los pinchadores de globos reciben el nombre de “mafias financieras”¨; les encanta jugar con políticos locales en distintas latitudes del mundo. Les enseñan a inflar globos que luego ellos revientan.

Duran Barba es un tipo inteligente. Miró el bosque y vio dónde estaba el árbol del “fruto prohibido”, Se apioló de este detalle y se dio cuenta que podía colgarse de él –Macri- ya que era una rama que daba “jugosos dividendos”. Además Barba ha sabido captar hasta dónde caló en términos culturales aquella imbecilidad nacida en época dictatorial y que generó en nuestro país el culto al consumo de “plata dulce” y estupidez. No podemos negar que un considerable número de “ciudadanos” (para nada mayoritario pero muy molestos a la hora de protestar) son compradores compulsivos de estupideces… perdón…, de globos. El ideólogo de Macri y por ende del PRO simplemente tomó el modelo norteamericano de hacer política y traspoló su utilización para crear una figura como la del actual “alcalde” de la C.A.B.A., con perfil ganador. Luego del ensayo en la ciudad de Bs. As. lo está proyectando a nivel nacional; con fuerte apoyatura mediática para su instalación pública. Nadie puede asegurar el éxito de la jugada pero con el fracaso tampoco pierden nada, un detalle para nada menor. El triunfo les significará mayores réditos económicos a costa de la miseria de gran parte de los argentinos.

 Antecedentes y riesgos

A fuerza de ser sincero se trata de otro intento para nada original pero si efectivo. La UCEDE –con los Alsogaray y la Adelina Dalesio de Viola- ya utilizaba ese recurso en la segunda mitad de los “80” y lo instalaron de manera permanente en los “90” de la mano de un presidente “cabecita negra” oscuro, petizo y feo que se creyó el verso que era alto, rubio y de ojos celeste vendido por los de la UCEDE.

Alianza UCR-PRO

Lo cierto es que los globos inflados, dicen, hacen feliz a la gente. Para que cumplan su función se los llena de aire y en campañas electorales son repartidos en todas las mesas felices y amarillas desparramadas por la ciudad que tienen un cartelito que dice PRO. Como todos sabemos el aire está compuesto por diversos gases y cada uno actúa según sea su capacidad de combinación. Por esta razón sus componentes no solo son volátiles, en ciertas combinaciones también suelen ser explosivos. Dicen que el aire ocupa lugar, pero no se lo ve. También se conoce que por su invisibilidad cambia de lugar con mucha facilidad sin que uno se de cuenta. Entonces los globos, como las burbujas pueden estar y de repente no estar más porque esa “nada” llamada aire decidió cambiar de lugar. A los globos inflados en los “90” los reventaron en el 2001 y los ahorristas vieron como sus dinerillos “verdes” se hacían aire y cambiaron de lugar. ¡Jamás los volvieron a encontrar! El aire tiene esas cosas ¡vio!

Los creadores del mito “Macri eficiente” solo le pidieron al Alcalde que repita lo que la agenda mediática fija para cada día, que distribuya los globos inflados con ambigüedades y promesas volátiles como el aire que se llevó los 10 Km. de subte por año que iba a inaugurar. Le dijeron que rompa plazas y las enreje, que saque toda la tropa de camiones y camionetas a “hacer que hacen algo” en calles y avenidas, pero nada importante, todo por encimita, cosa que el porteño gil compre su eficiencia. En la ciudad del “Macri Eficiente” los servicios funcionan de maravillas en la realidad virtual de sus spot publicitarios. ¡Como el analgésico Actrón que no se metaboliza y va derechito a donde está el dolor –en la publicidad desde ya-!

Por otro lado le ordenaron que señale los errores del gobierno que él no cometerá en su futura e hipotética gestión presidencial. Todos globos como los de sus anteriores campañas electorales.

Entonces todo comienza a tomar la forma de un gran globo repleto de aire que ni siquiera él se tomó el trabajo de soplar. Cree tener garantías de que su “no acciones de gobierno” se transformarán –vía apoyatura mediática “desinteresada”- en las grandes e históricas decisiones que tuvo que tomar en materia económica para reencausar y solucionar la vida de los argentinos deteriorada por las malas decisiones del nefasto kirchnerismo. El argumento para el “futuro ajuste” ya está en marcha. Lo anticipó la semana pasada el mandamás de la UIA. Los medios hegemónicos comenzaron con la tarea de instalar la necesidad de dicho ajuste en función del desastre económico que “dejará” el Cristinismos Kirchnerista”.

Lo único que requiere el manifiesto Macrista es aire para sus globos. En la C.A.B.A. Mauricio tiene infinitos compradores de globos. Pero en elecciones nacionales no resulta fácil vender globos. A Macri solo le falta que el Gurú Ravi Shankar que trajo para que lo ayude espiritualmente, convenza al resto de los argentinos que no se hagan problemas por NADA; que el NO HACER NADA ES LA SOLUCIÓN (las “cosas” las hacen otros que saben de negocios). ¿La fiesta en la Rural habrá sido para conseguir recursos y así traerlo de nuevo al indú Shancar? La vez anterior cobró 2,5 palitos verdes, ¿Con cuanto se despachará ahora? A él -Macri- le dio mucho resultado y él está dispuesto a compartir esos beneficios (¿?) con el resto -5 millones- de Argentinos; los otros 35 tienen que arreglárselas como puedan.

Macri-Sanz-Carrio

Éramos pocos y parió la abuela

La “NADA” -como el aire- ocupa todos los lugares existentes. Los grandes espacios intermoleculares de las sustancias gaseosas así lo permiten. La política no tenía por qué ser la excepción. La UCR –un partido centenariamente popular- en menos de 30 años paso de un intento por ser el “Tercer Movimiento Histórico” (con el Alfonsinismo, ya que los dos anteriores fueron el Irigoyenismo y luego el Peronismo) a ser invadido por el aire= NADA y ante la carencia de ideas y propuestas pasó a estar en vías de extinción; para salvarse se arrastra detrás de lo peor del conservadurismo y la derecha más reaccionaria nacional. Salvo Leopoldo Moreau hasta Federico Storani da lástima escucharlo hablar de política. Diáspora que dejó la “Coordinadora” radical ochentina.

El único lugar que no pudo ocupar el aire porque ya había algo (pronunciados rasgos psicopático-paranoicos habían invadido toda su masa cerebral) y por consiguiente no hacia falta agregar una cuota de NADA, fue en la líder de la Coalición Cívica, la denunciadora Carrio.

Todos juntos armaron un cóctel explosivamente “ganador” (según la aspiración de los medios hegemónicos de comunicación). El problema sigue siendo el slogan. ¡No aparece! El que aparece abajo esconde el texto del reverso de las remeras y es poco aconsejable que se conozca:

Si a lo que ordenen“Sí a todo lo que ordenen”, como posteo nuestro director en un comentario de facebook.

Rechazo Judicial a la indagatoria de MagnettoLa justicia los tranquiliza dándole toda la cobertura legal y asegurándoles todos los cajoneos necesarios para el caso que cualquiera de las maniobras fraudulenta que los “ejemplares empresarios”  pudieran cometer, jamás podrán ser consideradas corruptas porque el tiempo de cajoneo  es el mejor “jabón lavador” de corruptelas. ¿La marca de jabón? “Prescripción”. ¡Infalible!  

El globo de Nisman se desinfló rápidamente y hasta con el escandaloso ruido de los pedos, volando de un lado a otro como hacen los globos inflados cuando unos los suelta y salen disparados sin dirección ni sentido alguno.

Los Argentinos… ¿Nos acostumbraremos a vivir en un país donde estúpidos  globos nos venden una realidad virtual como real?   Lo sabremos luego del escrutinio de las elecciones de octubre.

Afiche de El Fierro de Martin 1


CARICATURAS

27 enero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Publicado en http://anarkoperonismo.blogspot.com

la-gorda-carrio

La Doctora Carrió está en campaña. De eso no queda mucha duda, ni hace falta ser un Morales Solá para darse cuenta.

Lo interesante de la campaña de este grotesco personaje es su necesidad de tomar el perfil “catch all”, y de predicar en todas las parroquias. No está mal que un político en campaña trabaje para llegar a múltiples sectores, después de todo, de eso se trata gobernar: de aunar voluntades diversas para respaldar un proyecto común.

Pero la manera que elige Carrió para llegar a todos es algo burdo. Para muestra sobra un botón (o dos):

Por un lado nos provoca con una declaración del calibre de “no tengo ideología” en el tono PRO que predomina el discurso político mediático desde hace años, y que expone esa idea tan poco sustentable de que se puede llevar un gobierno sin un programa ideológico. Pero con la vuelta de rosca de reemplazar ideología por ética, considerando que no importa lo que se haga sino que se haga con decencia.

La Alianza que encumbró a De La Rúa – Chacho Álvarez en la presidencia en el año 1999 nos dió ya a los argentinos una lección de cómo funciona la Ética por sobre la Ideología, demostrando que quienes enarbolan este discurso tan hueco no sólo tienen una ideología clara (la conservadora) sino que demás carecen de la afectada ética que tanto proclaman.

Lo más lamentable resulta que estos predicadores de la Ética y la Esperanza locales traten de colocarse en la huella de Barack Obama, transmitiendo la idea de que la asunción de Obama es la consolidación de la política no ideológica. Peor aún, dicen que las gestas de “esperanza vacía” como la que le imputan a Obama son la tendencia política del Siglo XXI, por sobre la política conflictiva e ideologizante del Siglo XX que exponen nuestros representantes al reunirse con Fidel Castro y Chávez.

Alguien debería aclararles que la asunción de Barack Obama como presidente de Estados Unidos es justamente todo lo contrario: Es la recuperación del contenido ideológico en la política, luego se ser ésta vaciada de todo su contenido por el moralista Reagan y todos los sucedáneos a partir de los ´80. El discurso de Obama tiene un contenido progresista en dirección de una economía con mayor presencia estatal, con un sistema de salud público; gratuito y universal y otras tantas “consignas ideológicas” que tanto desagrado le provocan a nuestra oposición vernácula.

Todo esto no excede por mucho lo que estamos acostumbrados a oir por parte de la oposición, que reincide en un discurso político chato y anacrónico. Pero el costado desagradeble de la campaña de Carrió es su estrategia para tentar a los sectores populares, a la sazón más afines al justicialismo. Desde un “a Evita la amo (al parecer anduvo hojeando La Razón de mi Vida) hasta mandar a un amanuense a que la compare con la misma Evita, la Dra. Carrió -por lo pronto más de la escuela de los Azules– comprendió que no se puede gobernar pacificamente en este país si no se cuenta con (al menos algo de) el respaldo del pueblo justicialista.

Y así es que llegamos a leer en el diario Perfil que la Hermana Superiora dijo:”comer un choripán con las patas sobre la mesa es casi la eucaristía”. ¿Se nos puede ocurrir una imagen más desagradable que la de ver a la Sra. Carrió bañada en transpiración engullendo un choripán, con sus pies apoyados sobre la mesa? ¿Alguna vez Carrió presenció este espectáculo? Vamos a ser sinceros ¿Alguna vez el lector vió algo así? ¿Es acaso una práctica habitual llevada a cabo por las clases populares? ¿O es simplemente una práctica de mal gusto digna de un asqueroso? ¿Humildad es sinónimo de asquerosidad? Al parecer para Carrió sí lo es.
Y en su total desconocimiento de lo que es un laburante, Elisa Avelina caricaturiza los hábitos del pueblo trabajador imaginándose escenas vulgares de este tipo. Lo que no se da cuenta es que al conducirse de esta manera, ella se va volviendo cada vez más y más una caricatura de sí misma.

No lo digo por los problemas cromáticos de su piel ni por sus grotescas dimensiones físicas. Carrió es la caricatura de una señora gorda de barrio acomodado; moralista y venenosa en su forma de hablar, prejuiciosa y falluta, de afectada religiosidad y poco aprecio por las otras mujeres. Algo así como una Mirta Legrand, pero ordinaria como para poner las patas arriba de la mesa.

ManuK