“CULTURA” DE MINORÍAS

22 agosto 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política Nacional

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Nunca hubo a nivel UNIVERSAL  ejemplos más claros y a la vez más patéticos de lo que es MEDIOCRIDAD como fenómeno cultural como el que a menudo brindan, deplorablemente, ciertos “porteños” y la “creída paquetería” de zona norte del gran Bs. As.. Como siempre, solo se trata del mismo y minoritario sector de la sociedad argentina. Y se conforman con pertenecer –aunque sea desde el ejido del sector privilegiado- a una minoría; porque eso -en su muy limitada mentalidad- hace “la diferencia”. Testarudos como mulas les cuesta reconocerse como una vulgar e ignorante minoría (porque mal que les pese su pertenencia al sector resentido del vulgo es indiscutible) conformada por tilingos especuladores, burócratas amantes de la meritocracia inservible, vividores de lo ajeno, brutos de brutalidad congénita y medio pelos  odiadores por falta de ubicación social. Ayer se manifestaron -otra vez más- públicamente en contra de los corruptos del gobierno popular anterior. En realidad son tan hipócritas y mitómanos que difícilmente reconozcan que lo hicieron  en defensa –inducida mediáticamente para “variar”-  de la gestión “anticorrupción” supuestamente llevada adelante paradójicamente por  el actual gobierno nacional que por lejos es el  más corrupto que la historia nacional haya conocido y tenido. En tiempo record superó holgadamente las desastrosas y antinacionales gestiones de las 2 décadas infames del siglo pasado.

PARA COMPARAR

Como de costumbre la “historia oficial”  registrará a este gobierno PRO como más le convenga a ella, pero en la memoria popular quedará como lo que fue, un gobierno de sinvergüenzas y  ladinos.

O sea, los que hoy viven de la corrupción generalizada –pública y privada- que el gobierno desvergonzado  y mentiroso PRO instaló desde el 2015 en el país, con todos sus intendentes, legisladores, gobernadora, jueces  y funcionarios nacionales, evasores fiscales compulsivos  todos ellos, cuando no corruptos y/o corruptores –con el presidente Macri a la cabeza-,  y los corruptivos CEOS empresarios que lo acompañan, en la tarde-noche de ayer salieron a la calle a defender a sus “padrinos” mafiosos (con los corruptos  de  Clarín, Lanata,  y La Nación como estandartes de la ¿anticorrupción?).  

Los  odiadores de ayer no son diferentes de los que salieron a defender los intereses de los ruralista en el 2008. En realidad son los mismo que pedían la liberación del dólar al grito de “muera la yegua” pero jamás se presentaron a renunciar del subsidio al pago de los servicios que el gobierno de la “chorra” les brindaba;  los mismos que transformaron en crimen el suicidio de un pobre tipo, fiscal de dudosa moral apellidado Nisman. Son los mismos que con su indiferencia avalan los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel y miran para otro lado frente al brutal asesinato por negligencia de los 44 marinos del ARA San Juan. No son muy diferentes de los que apoyaban los fusilamientos en los basurales de José León Suarez en el “56”; o  las masacres de la última dictadura con un simple “por algo será”; ni de aquellos que celebraron los golpes de Estado del “30” y del “55” yéndonos un poco más atrás. Se trata de la minoría de siempre; mitómana por antonomasia. Antes con presencia de sus padres, hoy sus hijos putativos gritando “presente” envueltos en banderas argentinas para que su hipocresía no se note mucho. Pero se nota; y mucho. Todos unidos por un hilo conductor: la cultura de la codicia y la mediocridad. Pero algo es seguro, donde y cuando exista un gobierno de  “inmorales” allí estarán estos amorales para defenderlos.

Ayer volvieron a salir –cual orangutanes desaforados-  a presionar a los legisladores para que desafueren a una legisladora supuestamente corrupta. Como son de frágil memoria y cortos de vista (porque esconden sus lentes para no ver cuando no les conviene), de tan “moralistas” que son se olvidaron de pedir “JUICIO POLITICO” para el presidente más corrupto y ladrón que se recuerde históricamente; tampoco se los escuchó pedir “cárcel” para los empresarios corruptores mientras ¿Bonadio… Stornelli? investigan si coimearon o no,  de dónde salió la plata y adónde está hoy aquella “tarasca”. La truchada de hacer  aportantes para la campaña a pobres y desahuciados -vulgar forma de “lavar dinero”- de la Pcia. de Bs.As. está registrada en la justicia electoral pero ahí aparece el “daltonismo” en jueces -y orangutanes movilizados- para ver a los corruptos “PRO”, todos en la gama de los grises y por ende perdonables. 

Así son nuestras minorías en términos culturales. Perversas en su hijaputes, brutas, torpes e ignorantes.

Ayer volvieron a manifestarse con total libertad, como lo hicieron también durante los gobiernos populares. Ayer volvieron a manifestarse movidos por ese odio visceral acicateado por la mafia mediática. Y mientras  energúmenos rodeaban el congreso gritando sandeces, la “Heidi mediática” Vidal reprimía trabajadores en La Plata; otra tanda de fábricas cerraban en diferentes partidos de esa provincia dejando sin trabajo a ciento de laburantes  y el ignorante mayor a cargo de la presidencia huía en helicóptero de Tilcara (para los brutos que ayer se movilizaron al congreso: es una localidad de una provincia argentina llamada Jujuy) para no enfrentar una pueblada de lugareños.

Otras muestras de la descomposición social  generada una y otra vez por esa minoría a lo largo de nuestra trágica historia; esta vez  en tan solo 2 años y medio de gobierno sumieron al país en un feroz endeudamiento externo, empobrecieron a gran parte de la sociedad y agrandaron la grieta social  fomentando el odio entre compatriotas. Lo grave es que se olvidan que:

“El que siembra vientos, recoge tempestades”.  


EL MITRO-MACRISMO Y LAS BANDERAS “UNITARIAS”

25 enero 2018

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, historia Nacional.

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez (*)

La ignorancia y el desconocimiento de nuestra historia hicieron posible reiteraciones de malas experiencias. Pertenezco y vivo en una provincia que tiene el orgullo de haber parido a uno de los más grandes patriotas que tuvo nuestro país y la Gran Nación Latinoamericana: Felipe Varela; un defensor del federalismo y de la integración territorial con nuestros países hermanos de la región. Por defender esos ideales populares  enfrentó con valentía y decisión  la codicia  de la oligarquía mercantil portuaria que se había apropiado de la renta aduanera y se arrogaba el derecho por supuesta “potestad” de manejar y controlar el libre comercio con el extranjero; me refiero a esa oligarquía cuyo cipayismo cultural fue alimentado por intereses anglo-franceses. Varela dejó jirones de vida en aquella patriótica lucha.

Felipe-Varela

Si la traición de Urquiza a los intereses federales en el siglo XIX fueron  puñaladas arteras en los corazones de Peñaloza y Varela al dejarle servida la indefensión del país del interior para que Mitre iniciara en 1862 su dictadura con disfraz de republicanismo democrático (Norberto Galasso-historiador),  el ataque y la traición a la Patria de un Mauricio Macri 145 años después de la desaparición física  del “Quijote de los Andes” (Así llamó a Varela J.M. Rosas- Historiador) está siendo  tan brutal  y aún más devastadora del actual federalismo que aquella. La extorsión sistemática a los gobiernos provinciales usando los fondos  coparticipables y el posible recortes o no giro de los mismos como herramienta; los artilugios legales (mega DNU por caso, con una “urgencia” que solo tiene que ver con el alto nivel de codicia) manejados con impunidad  para beneficiar una vez más  intereses foráneos por un lado (intereses de la deuda), e intereses oligárquicos de la pampa húmeda  y  sus aliadas,  las  burguesías cipayas del interior del país por el otro, son algunos de los botones de muestra.

Macri como sus antecesores unitarios, copió un modelo foraneo (La ficción del original le sirvió para “vender” mediáticamente  una realidad inexistente a una sociedad ignorante). Si la imaginación de Spielberg creó la fantasía “Volver al Futuro”, el Macrismo nos “Volvió al pasado” en la realidad. Lo adelantó Eugenia Vidal con su “fallido” luego del triunfo del 2015: “Cambiamos futuro por pasado”. En realidad nada “cambió”, solo se trató y trata de una burda reinstalación del viejo unitarismo y la defensa de sus banderas: los intereses porteños y bonaerense y el control de los recursos diseminados por el resto del país con los cuales hacer  negocios lo más rentables posibles como prioridad y cuyos únicos beneficiados forman parte de esa clase social parásita pero dominante que tiene nuestro país.

Años más, años menos, la preparación para el retorno al control del poder político de ese mercantilismo unitario porteño que tenía a Rosas como enemigo y que en el siglo XIX le llevó 9 años (desde Caseros 1852  hasta Pavón1861 –pasando por Cepeda), al MITRO-MACRISMO le llevo 8 –un año menos-. Comenzó su tarea de reinstalación del “unitarismo” en el 2007 gobernando la C.A.B.A.  y en el 2015 coronó la misma cuando se hizo cargo del saqueo de la República.

Las banderas neoliberales macristas  son la versión actualizada de las otrora  banderas liberales del mitro-sarmientismo.

MITRE - MACRI

¿Por qué la comparación? De los muchos existentes, solo  bastan un par de ejemplos para corroborarlo. Veamos:

  1. a) Los objetivos económicos son los mismos:

a)Presidente Mitre: “Busquemos el nervio y motor de estos progresos y veamos cuál es la fuerza inicial que lo pone en movimiento. ¿Cuál es la fuerza que impulsa ese progreso? Señores, es el capital inglés.”

a)Presidente Macri: “Estamos sentando las bases para desarrollarnos. Si no hay consensos básicos sobre el rumbo y los objetivos que compartimos para el desarrollo de nuestro país, no habrá inversiones, ni productividad ni seguridad jurídica ni competencia empresaria. Porque no se trata de sacar sino de poner, de ceder en algo para transformarnos y poder crecer” (Y los que la están “poniendo” son los mismos de siempre, los que menos tienen; los que  siguen “sin ponerla” y con ello  acrecentando sus fortunas son los que más tienen). “Debemos volver a mundo; tenemos que lograr que los inversores y los capitales  no tengan temor de venir al país. Vamos a fijar “reglas claras” para recuperar la confianza de ellos y así re-insertarnos en el mundo.”  Y los “fondos buitres” junto a los capitales especulativos golondrinas entendieron sin problemas  la alta rentabilidad  que ofrecía el festival de “lebac” como ejemplo de esas  “reglas claras”; además comprueban a diario el hermoso andar de la “bicicleta financiera argentina” con la que podían –y pueden seguir haciéndolo- duplicar y triplicar sus ganancias en tiempo record.

2.-b) Las metodologías utilizadas similares:

b) “Sandes está saltando por llegar a la Rioja y darle una buena tunda al Chacho. ¿Qué regla seguir en esta emergencia? Si va… déjelo ir. Si mata gente, cállese la boca. Son animales bípedos de tan infame condición que no sé qué se obtenga con tratarlos mejor.” (Sugerencia de Sarmiento –“padre” del aula- a Mitre –“padre” de la historia-)

Mitre acepta la sugerencia de Sarmiento pero disfraza la represión como periodista manipulador que era: “Mi idea se resume en dos palabras. Quiero hacer en la Rioja una Guerra de Policía declarando ladrones a los montoneros sin hacerles el honor de considerarlos como partidarios políticos ni elevar sus depredaciones al rango  de reacción… (De Mitre a Sarmiento). “Los Kirchner-peronistas son todos corruptos y ladrones” (Letanía PRO-Macrista utilizada como cortina de humo para continuar con el saqueo)

“Muchos pueblos han sido saqueados, desolados, guillotinados por puñales aleves. Ahí la historia. … hasta 1867 (presidencia de Mitre de 1862-1868) los pueblos  de Famatina, Chilecito, Vinchinas, Hornillos, Vichigasta y Guandacol han presenciado los actos de barbarie más salvajes, el martirio de mujeres preñadas, el ahorcamiento de centenares de infelices, el suplicio de viejos y niños, el degüello de tantos otros…” (Felipe Varela – Manifiesto- 1 de enero 1868)

b)Presidente Macri: En lo discursivo: “Rechazamos todo tipo de violencia; buscamos siempre el dialogo y fundamentalmente la paz.” En los hechos: 1)Milagro Salas hace dos años que está presa  por sus condiciones de “negra indígena” y luchadora social.  2) Rencor y odio reina hoy en los espíritus mitro-macritas PRO que lo ponen de manifiesto en la constante  persecución y encarcelamiento de adversarios políticos de la anterior gestión sin respetar las instancias procesales, persecución de gremialistas y trabajadores  y de cualquier juez que intente oponerse a sus designios. 3) Gendarmería reprime protestas populares a sangre y fuego y la ministra de seguridad –Patricia Bullrich- junto al Jefe de Gabinete –Marcos Peña- lo justifican inventando enemigos internos –¡¿la Ram mapuche terroristas?! 4) Se asesina militantes populares (Santiago Maldonado, Rafael Nahuel) y se militarizan las fuerzas de seguridad para que garanticen un saqueo sin protestas y “en paz”.

El mitro-macrismo versión 2018 con las banderas Unitarias bien altas claramente está en plena acción.

(*)Escritor, cineasta, periodista, docente.


La educación mediática estupidizante

30 noviembre 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Educación.

Publicado el martes, 10 de octubre de 2017 en : http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2017/10/10/educacion-mediatica-estupidizante-263220.html

Educación Mediatica Estupidizante

Educación mediática estupidizante

Por Víctor Leopoldo  Martínez (*)

Resulta preocupante que grandes sectores sociales no sepan diferenciar una ficción vendida como verdad teniendo la realidad a ojos vista que les muestra todo lo contrario. La sutileza en el trabajo educativo mediático podría ser el único atenuante para sus víctimas. La matriz generadora de razonamientos cuyas aplicaciones direccionales se presentan tan opuestamente absurdas, gobierna hoy el país.

Las disparatadas argumentaciones se presentan  como las más claras pruebas de las diferentes varas de medición a la hora de verbalizar su utilización. Estas aparecen en funcionarios para evadir responsabilidades en el caso de la desaparición forzada de Santiago Maldonado a manos de la Gendarmería Nacional; pero también en las disparatadas afirmaciones de legisladores y “simpatizantes” PRO-Cambiemos para justificar ese gravísimo delito. Para eso recurren a un pueril y unidireccional relato que pretende vender como necesarias “las medidas que se adoptan para “ordenar” –o “normalizar”-  la sociedad.

Acá aparece la “posverdad” enfrentada a la realidad en formato de ejemplos claros.

Vara 1: Para no pocos “jueces” al servicio del poder de turno, la responsabilidad del accidente ferroviario de Once que tantas vidas costó, es del Estado en las figuras del exministro De Vido y la expresidenta Cristina Fernández, un relato creado y difundido mediáticamente hasta el hartazgo y su instalación definitiva en el inconsciente colectivo.

Vara 2: Llamativamente en el gravísimo hecho de la desaparición de Santiago Maldonado el Estado, en este caso en las figuras de  la ministra de Seguridad Bullrich y el propio presidente Macri no aparece como responsable del  hecho.

Según esta posverdad construida mediáticamente, la desaparición de Maldonado no fue “ordenada” por dichos funcionarios. Viendo las maniobras distractivas en marcha seguramente terminará siendo responsabilidad de un “loquito” Gendarme a quien “se le fue la mano”.

El motorman que no accionó los frenos de la formación del Sarmiento  y produjo las muertes que produjo, ni siquiera es uno de los “corruptos k” hasta para el  delegado gremial “pollo” Sobrero, sino que el accidente fue “desidia” producto de una planificada corrupción K”. Una disparatada argumentación que atenta cualquier razonamiento jurídico pero que desnuda esa doble vara a la hora de instalar en la opinión pública ciertos juicios de valor.

Si el accidente de Once era evitable por ser responsabilidad del Estado la seguridad en el transporte público; la pregunta cae de maduro: en la desaparición de Maldonado, ¿no? ¿Quién debe velar por la seguridad de los ciudadanos si no es el Estado? Para el Gobierno PRO ¿el Estado sólo debe cuidar la integridad física y bienes de manera selectiva? (llamese Lewis, Benetton, Turner o lo que sea). Lo de la estación Once, los peritajes prueban que fue un accidente por imprudencia del motorman. La desaparición de Maldonado ¿fue también por imprudencia de un gendarme? ¿Se puede llamar imprudencia a una desaparición forzada? La responsabilidad del Estado ¿existe para un caso y para el otro no? ¿Qué es más grave? ¿Tener al responsable del accidente de Once pero correrlo del hecho para accionar políticamente contra el gobierno anterior?  ¿O tener una cadena de complicidades para que la socialización de responsabilidades entremezcle a ejecutantes de la desaparición con los que ordenaron la represión y el accionar de los gendarmes buscando que todo se diluya? Los gendarmes sostienen que sólo actúan bajo “órdenes” (obediencia debida). La “obediencia debida” no habilita un crimen de lesa humanidad y el ejecutante es tan criminal como el autor intelectual del hecho  junto a los que bajaron la directiva.

La preocupación es lógica en tanto el Estado de derecho es el que está en riesgo. El desmadre y la falta de control político de las fuerzas de seguridad por estar armadas (literal) pone al resto de la sociedad en  total estado de indefensión.

Que ningún funcionario del gobierno quiera reconocer que dio orden para que la desaparición forzosa de Maldonado se produjera es aceptar explícitamente que:

  1. a) A las fuerzas de seguridad no las controla nadie.
  2. b) Que dichas fuerzas deciden las políticas de seguridad del Estado con criterios propios.
  3. c) Que para la “Justicia PRO” el accionar de las fuerzas de seguridad no es enjuiciable; o sólo para utilizar a algunos de ellos como “perejiles” a quien cargarle la culpa.
  4. d) Que la fuerza es el derecho de las bestias y es claro que hoy a esas bestias se la usa políticamente según sean los intereses en juego a defender, en este caso de los sectores económicamente privilegiados.
  5. e) Que frente al Estado de derecho que decían venir a defender, son los propios gobernantes, funcionarios y legisladores PRO-Cambiemos los que aceptan en los dichos, hechos y actitudes su incapacidad política para un control racional de las normas constitucionales y para que el desmadre de ese Estado de derecho continúe desgraciadamente vigente y día a día se ahonde.

(*) Periodista – documentalista catamarqueño


LA GRAVEDAD DE UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

22 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción y en un día de duelo.

Captura de pantalla 2017-10-21 a la(s) 20.49.52

Crespon

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez(*)

El dolor, la angustia emocional y la indignación que en ocasiones y sobre caliente impiden pensar, luego de algunas horas dan paso a la racionalidad; el posterior análisis de la tragedia comienza a mostrar sus primeros signos: la descomposición de una parte de la sociedad, que en partes, es responsable y hasta justifica dicha tragedia.

NuncaMas

A Santiago Maldonado no lo había herido ningún puestero, ni estaba en Entre Ríos; menos existe un pueblo donde todos se parecen al pibe secuestrado. Tampoco ningún camionero lo había trasladado por Salta y hasta el matrimonio que supuestamente lo había llevado por el sur resultó inexistente. Hasta se fabricó una peluquería donde Santiago se había cortado las rastas y se armó una escena con un Juez allanador –Otranto- realizando ridículos secuestros de pelos testimoniales. Ni siquiera existió ese miserable 20% de posibilidad de que estuviera en Chile manifestado por una desquiciada mental -Carrio- con domicilio permanente en el Congreso Nacional y que seguramente los porteños este domingo la elegirán como su Diputada Nacional.

clarin y sus pistas falsas

Clarin 1

Simplemente a Santiago Maldonado lo asesinaron, y hoy tenemos una etnia originaria de suelo argentino estigmatizada como terrorista. Las intenciones de los poderosos es más que clara.

Todos esos “potenciales” anteriores no surgieron por generación espontánea; fueron incluidos ex profesamente en las construcciones de los más variados y perversos relatos que, desde medios claramente identificados y por lo visto en “estado de guerra permanente” se vienen vertiendo a diario en chorros de tinta y parloteos radio-televisivos irresponsables. Volcados esos ladino y taimado relatos sobre una parte de nuestra sociedad conformada por lo que se ve por “gansos y perejiles” domesticados mentalmente que desde hace un tiempo importante –más exactamente 10 años- vienen siendo des-educados en sentido común y educados en estupideces y en cursos acelerados, finalmente va produciendo lo que el poder económico real buscaba, esa necesaria confusión social en materia de tergiversación de valores. El accionar se conjuga con una tarea distráctiva y la creación de un ambiente propicio para que delincuentes de guante blanco enquistado en el poder del Estado desde el 10/12/15 sigan operando sus negocios, esta vez con total impunidad. Sus “socios empresarios de medios”, con ayuda de esos gansos y perejiles mal educados oficiando de agentes multiplicadores, “demonizan” a los posibles entorpecedores de dichas operaciones “económico-financieras”.

La responsabilidad de este crimen no solo es del gobierno nacional con el presidente Macri a la cabeza, su Ministra de Inseguridad Patricia Bullrich, el jefe de gabinete de esta última Pablo Noseti –defensor de criminales de lesa humanidad de la última dictadura-, los “obedecedores debidos” de la Gendarmería, Marcos Peña, Garavano, Avruj y compañía. Son tanto o más responsable de este crimen la corporación mediática y su caterva de sicarios tipo Jorge Lanata, escribas y parlanchines que hoy por hoy manejan la desinformación en el país: el Grupo Clarín y su monstruosa red de medios y plataformas.

Creaciones fantásticas usada malévolamente por estos medios hegemónicos, vino exacerbando la imaginación en ciertos seres hasta el punto de hacerlos creer que tienen derecho a recrearlas en niveles de perversión. Así pude leer (en redes sociales) y escuchar (en absurdas conversaciones) las más estúpidas y perversas explicaciones sobre el “caso Maldonado”. Leí y escuché repetir las mismas idioteces que constantemente bajaban –y bajan- las usinas de medios de Clarín, TN, canal13, Radio Mitre y sus repetidoras, pero multiplicadas en “detalles” agregados. Es más, recreadas argumentaciones que atentaban cualquier lógica por carecer del menor sentido, eran sus endebles pilares. Estaba en presencia de escritos y dichos expresados por seres comunes y corrientes (no me animo llamarlas personas) que están dando claras señales de haber sido previamente descerebrados. Y digo esto porque siempre resultó imposible mantener un diálogo mínimamente coherente con alguno de ellos en razón de que al poner yo en evidencia los marcados niveles de ignorancia en sus planteos argumentales, automáticamente aparecía la necia soberbia de aquel que sabe que miente pero cree ser poseedor de esa verdad que aunque mentirosa,  la continúa defendiendo como absoluta. No son pocos. Es claro que están imposibilitados de percatarse que solo son simples y vulgares consumidores y repetidores de posverdades ajenas. Grave por el nivel de insensatez presente.

Evidentemente la penetración de esta deformación cultural-educativa llevada adelante por los medios hegemónicos no respeta clase ni condición social. En esto radica el riesgo que se cierne sobre nuestra sociedad, donde la estupidez y la irracionalidad son  valores ya instalados, y la desconfianza social va deteriorando diariamente cualquier posibilidad de construcción solidaria.

El CAMBIO vino para instalarse de la mano de MACRI-PRO; con su alto nivel de perversión y engaño a cuesta.

Clarin 2

Con esa vil y morbosa ayuda mediática el asesinato de un argentino por parte del Estado, se consumó con niveles de perversión nunca antes visto; y la impunidad sigue estando para los “operadores” que desde los medios y sus repetidoras siguen actuando. No hace falta dar nombres; el pueblo argentino los tiene bien identificados. Espero que esa perversa valentía de la que vienen haciendo gala no se transforme en ese cobarde escudo de pedido de respeto por esa libertad de prensa y opinión de la que abusaron; porque alguna vez y sentados ante un tribunal, estos “formadores de opinión” deberán hacerse cargo de sus criminales y falsas “construcciones” mediáticas ya que estas agravan el delito por la responsabilidad social que tiene nuestra profesión. El haber instalado socialmente “aparentes” razones para justificar un crimen los hace tan asesinos como los ideólogos y ejecutores . Aquel “por algo será” es esa vieja-nueva construcción con la cual los medios convencieron durante la última dictadura a esa misma parte de la sociedad que hoy opina como opina sobre la desaparición de Santiago Maldonado; es  ese mismo sector social que justificó el asesinato y la desaparición a 30.000 argentinos. Solo les alcanzaba repetir el argumento bajado mediáticamente casualmente  por los mismos medios y los mismos sicarios periodísticos, ahora más viejos pero con sus niveles de perversión intactos.

clarin-acta-institucional

(*) Director de EL EMILIO.


UNA MUESTRA CONCRETA DEL EFECTO “POSVERDAD” Y LA EDUCACIÓN MEDIÁTICA ESTUPIDIZANTE.

3 octubre 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

Captura de pantalla 2017-10-02 a la(s) 23.38.30

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

 Resulta preocupante que grandes sectores sociales no sepan diferenciar una ficción vendida como verdad teniendo la realidad a ojos vista que les muestras todo lo contrario. La sutileza en el trabajo educativo mediático podría ser el único atenuante para sus víctimas. La matriz generadora de razonamientos cuyas aplicaciones direccionadas se presentan tan opuestamente absurdas, gobierna hoy el país.

Las disparatadas argumentaciones también aparecen  como las más claras pruebas de las diferentes varas de medición a la hora de verbalizar su utilización. Estas aparecen en funcionarios para evadir responsabilidades en el caso de la desaparición forzada de Santiago Maldonado a manos de la Gendarmería Nacional; pero también en las disparatadas afirmaciones de legisladores y “simpatizantes” PRO-Cambiemos para justificar ese gravísimo delito. Para eso recurren a un pueril y unidireccional relato que pretende vender como necesarias “las medidas que se adoptan para “ordenar” –o “normalizar”- la sociedad.

Acá aparece la “posverdad” enfrentada a la realidad en formato de ejemplos claros.

Vara 1: Para no pocos “jueces” al servicio del poder de turno, la responsabilidad del accidente ferroviario de Once que tantas vidas costó, es del Estado en las figuras del ex ministro De Vido y la ex presidenta Cristina Fernández, un relato creado y difundido mediáticamente hasta el hartazgo y su instalación definitiva en el inconsciente colectivo.

Vara 2: Llamativamente en el gravísimo hecho de la desaparición de Santiago Maldonado el Estado, en este caso en las figuras de la Ministra de Seguridad Bullrich y el propio Presidente Macri no aparece como responsable del hecho.

Según esta posverdad construida mediáticamente, la desaparición de Maldonado no fue “ordenada” por dichos funcionarios. Viendo las maniobras distractivas en marcha seguramente terminará siendo responsabilidad de un “loquito” Gendarme a quien “se le fue la mano”.

El motorman que no accionó los frenos de la formación del Sarmiento y produjo las muertes que produjo, ni siquiera es uno de los “corruptos k” hasta para el delegado gremial “pollo” Sobrero, sino que el accidente fue “desidia” producto de una planificada corrupción K”. Una disparatada argumentación que atenta cualquier razonamiento jurídico pero que desnuda esa doble vara a la hora de instalar en la opinión pública ciertos juicios de valor.

Si el accidente de Once era evitable por ser responsabilidad del Estado la seguridad en el transporte público, la pregunta cae de maduro: en la desaparición de Maldonado, ¿no? ¿Quién debe velar por la seguridad de los ciudadanos si no es el Estado? Para el Gobierno PRO ¿el Estado solo debe cuidar la integridad física y bienes de manera selectiva? (llamese Lewis, Benetton, Turner o el “rico y poderoso” que sea). En lo de la estación Once, los peritajes prueban que fue un accidente por imprudencia del motorman. La desaparición de Maldonado ¿fue también por imprudencia de un Gendarme? ¿Se puede llamar imprudencia a una desaparición forzada? La responsabilidad del Estado ¿existe para un caso y para el otro no? ¿Qué es más grave? ¿Tener al responsable del accidente de Once pero correrlo del hecho para accionar políticamente contra el gobierno anterior? O tener una cadena de complicidades para que la socialización de responsabilidades entremezcle a ejecutantes de la desaparición de Maldonado con los que ordenaron la represión y el accionar de los gendarmes en la zona, buscando que todo se diluya? Los gendarmes, sostienen que solo actúan bajo “ordenes” (obediencia debida). La “obediencia debida” no habilita un crimen de lesa humanidad y el ejecutante es tan criminal como el autor intelectual del hecho junto a los que bajaron la directiva.

La preocupación es lógica en tanto el estado de derecho es el que está en riesgo. El desmadre y la falta de control político de las fuerzas de seguridad por estar armadas (literal) pone al resto de la sociedad en total estado de indefensión.

Que ningún funcionario del gobierno quiera reconocer que dio la orden para que la desaparición forzosa de Maldonado se produjera es aceptar explícitamente que:

  1. A las fuerzas de seguridad no las controla nadie.
  2. Que dichas fuerzas deciden las políticas de seguridad del Estado con criterios propios.
  3. Que para la “justicia PRO” el accionar de las fuerzas de seguridad no es enjuiciable; o solo lo es para utilizar a algunos de ellos como “perejiles” a quien cargarle la culpa del lamentable y criminal hecho.
  4. Que la fuerza es el derecho de las bestias y que es más que claro que hoy por hoy a esas bestias  las usan políticamente según sean los intereses en juego a defender, en este caso de los sectores económicamente privilegiados.
  5. Que frente al estado de derecho que decían venir a defender, son los propios gobernantes, funcionarios y legisladores PRO-CAMBIEMOS los que aceptan en los dichos, hechos y actitudes su incapacidad política para un control racional de las normas constitucionales y para que el desmadre de ese estado de derecho continúe desgraciadamente vigente y peor aun, que día a día se ahonde.

Un Monstruo de 1000 cabezas es doblemente peligroso no solo por su condición de tal sino porque su peligrosidad se agrava enormemente en función de esa amorfa e incontrolable multiplicidad de perversas reacciones que cada una de sus “cabezas” significa y puede tener.

El Estado de Derecho hoy está en franco retroceso todo gracias a la tarea educativa llevada adelante por los medios hegemónicos y dominantes con sus construcciones y difusión de posverdades. Uno de sus periodistas reconoció ser uno de los soldados del “periodismo de guerra”; su nombre: Julio Blanck del diario Clarín. Las responsabilidades son compartidas y en algún momento deberán dar cuenta.

Nota:

Imagen: https://juancarlospoo.wordpress.com/2014/09/10/verdades-ocultas-de-la-television/