CARTA DE UN DOCENTE DESILUSIONADO (11 de septiembre de 2018).

12 septiembre 2018

Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia, educación y política

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Me tomé tiempo este 11 de septiembre para escribir la siguiente reflexión. Soy docente. No soy maestro –aunque mi  título de enseñanza media  así lo indique-. Y no lo quiero ser  porque  en estas tierras, serlo, en realidad es semejarse a un asesino disfrazado de inmaculado, justificar sus decisiones criminales, cantarle un himno honorifico (pero mentiroso) a un ser deleznable;  ser cómplice en esa tarea educativa que hasta el día de hoy se sigue cumpliendo a rajatabla (y yo jamás lo hice) en ese ritual anual al que se ven sometidos nuestros párvulos.  Muchos se llenan la boca con  la ley 1420 pero pocos profundizan el tema. Con Roca en la presidencia se la promulga, y en realidad lo que se buscaba con esta ley era contar con una herramienta fundamental para cohesionar a una población heterogénea constituida por grupos étnicos tan diversos, así como el modelado de la población a semejanza de los ideales del grupo dominante; o sea nuestra oligarquía. Eran años donde se habían conquistado miles de kilómetros cuadrados de territorios indígenas, se habían repartido y alambrado esas tierras, se sometían a los gauchos a la condición de peones rurales en estado de servidumbre, se promovía la inmigración de miles de europeos empobrecidos, marginados sociales producto de la revolución industrial y la “belle epoque” para que sirvieran como mano de obra barata. Pero de esto nunca se habla; ni por izquierda menos por derecha.

DIA DEL MAESTRO

No pocos me dirán “separa el valor del término «Maestro»  de la figura del sanjuanino”. No lo puedo hacer porque mis vísceras no me lo permiten y porque en este país, en materia educativa, nadie lo hace.   No quiero –y nunca quise-  ser otro responsable de inculcar a nuestros pibes, valores pensados por un personaje siniestro, nefasto a quien llaman  “padre del aula”. No quiero que me confundan con ese ser perverso; con alguien que dio cobertura legal a la colonización mental asentada  en  una creación pedagógica cuyo único fin fue domesticar a la “barbarie” (la “chusma”; o sea nuestro pueblo); que buscó  justificar y dar sustento ideológico al exterminio de todo criollo que se negara a tal disciplinamiento.

A esta altura de mi vida poco me importan las descalificaciones e insultos sobre mi persona que estas reflexiones puedan generar en todos aquellos hipócritas chupa mortaja de don Domingo.

Hoy los “maestros defensores de la educación pública,  libre y gratuita” que el macrismo está destruyendo,  sin dudarlo puedo asegurar que en un 80% votaron a este presidente por ser “clarito y de ojos claros”; una clara –valga el juego de palabras- prueba de la vigencia cultural de aquel viejo proyecto oligárquico PRO europeo.   Hoy esos maestros celebran su día y poco les importa que les esté destruyendo no solo su medio de vida e ingresos para su  subsistencia sino que poco les importa que este gobierno este destruyendo el país mismo, sus recursos, desparramando hambruna a lo largo y ancho de él. Hoy esos  «maestros» seguramente disfrutaran de su merecido día de descanso después de haber rendido homenaje en el día de ayer al “ilustre e inmortal sanjuanino”.

Por eso, «ministros, supervisores y maestros» todos los 11 de septiembre obligan  a nuestros ingenuos niños  cantar: “…en su pecho la niñez de amor un templo, te ha levantado y en el sigues viviendo, y al latir tu corazón va repitiendo: ¡Honor y gratitud al gran Sarmiento!

¡Claro! ¡Cómo voy a osar llenar la cabeza de esos inocentes niños con la sucia política contándoles la verdad de este personaje siniestro! ¡Cómo voy a decir que Sarmiento fue un asesino! ¡Peñaloza merecía ser asesinado porque junto a Felipe Varela fueron los infames precursores de los hoy choripaneros! Por eso nunca entraron a nuestros sacrosantos establecimientos educativos; ni ellos ni el mal viviente Dorrego, ni el tirano Rosas, ni Facundo, ni Peñaloza ni Varela y tanto otros de la “chusma delincuencial”. Tampoco entró Santiago Maldonado; menos Rafael Nahuel, dos pibes de la chusma indígena también asesinados. Esa política sucia (porque está hecha por “negros sucios”) nunca deberá entrar en los colegios. Si podrán entrar los “argumentos técnicos” del vaciamiento del país dados por el “10 de la championg league, Caputo”. Y los «maestros» lo enseñaran así porque fueron educados para obedecer, para ser obsecuentes con toda manifestación de hipocresía. En este país, mi país siempre se vivió de la mentira. El actual presidente Mauricio Macri es la mejor muestra (peor aún, es producto de otra mentira: la eficiencia de la educación privada y como tal  el máximo exponente de lo que es ignorancia). Macri, Michetti, Bermang, Alonso son los alumnos sobresaliente de lo que sería la educación sarmientina: Ignorantes, mentirosos y arteros; todas esta cualidades del mundo civilizado que desde la segunda mitad del siglo XIX, Sarmiento pretendió instalar como valores supremos en este país para que se pareciera a su soñado EE.UU. (o a la Europa soñada por don Bartolo)

Cómo le vamos a contar a nuestros niños y adolescentes que ese ¿padre?; padre de las aulas sostenía: “Se nos habla de gauchos… la lucha ha dado cuenta de ellos, de toda esa chusma de haraganes. No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esa chusma criolla incivil, bárbara y ruda es lo único que tienen de seres humanos”.[1]

Cómo voy a osar contar a mis alumnos adolescentes que Sarmiento tenía pensamientos hecho dichos como estos, hablándoles a los sanjuaninos: “Conciudadanos, vosotros conocéis La Rioja… Es hoy un desierto poblado por muchedumbres que solo el idioma adulterado conservan de pueblos cristianos. Habéislo visto en 1853 en San Juan, incendiando inútilmente las propiedades y robando cuanto atraía sus miradas  para cubrir su desnudez y saciar sus instintos rapaces. Tendrais otra vez a esa chusma en San Juan, n o solo para robaros vuestros bienes, sino para hacerse de medios con que llevar la guerra y la desolación a otros puntos de la Republica. Vuestras mercaderías, vuestras mulas, vuestros caballos, ganados, trabajadores y vuestro dinero, arrancados por la extorsión y la violencia, son los elementos  con que cuentan para llevar adelante sus intentos salvajes, porque mal los honraríamos con llamarlos planes de subversión…”[2]

Es muy claro que a don Faustino poco le importaba la desnudez de los desaparrapados y miserables de esta tierra; menos aún las razones de que vivan en tal situación. Le preocupaban más el cuidado de  los bienes materiales de los “ciudadanos civilizados” -aunque sean mal habidos- que la dignidad humana de sus congéneres. Además lo expresado en la última parte no es otra cosa que la reproducción de los dichos de su mandamás, Bartolo Mitre: “Mi idea –decía Mitre-se resume en dos palabras: «Quiero hacer en la Rioja una Guerra de policía», declarando ladrones a los montoneros, sin hacerles el honor de considerarlos partidario políticos (que es lo que en realidad eran; defensores del ideario Federal que encarnaban Peñaloza y Varela porque Urquiza se corrió de su responsabilidad) ni elevar sus depredaciones  al rango de reacción…” Y como todo ladino y embustero le sugiere a Sarmiento: “Digo a Ud. en esas instrucciones que procure no  comprometer al gobierno nacional en una campaña militar de operaciones, porque dado los antecedentes  del país y las consideraciones  que le he expuesto en mis anteriores cartas (sus acuerdos con la banca del imperio británico), no quiero dar a ninguna operación sobre La Rioja, el carácter de una guerra civil.”[3] (Que en realidad lo era y que tenía dos mentores del lado unitario: Mitre y Sarmiento)     

¿Cómo voy  a osar contar que hasta el propio José Hernández, sarmiento lo hizo su enemigo?   

Tras la traición de Urquiza al Federalismo, ese que encarnaban Varela y Peñaloza y luego del asesinato del Sr. del Palacio de San José,  surge otro Entrerriano –López Jordán- levantando las banderas del catamarqueño y el riojano, y como ya lo había hecho junto a su hermano cuando acudió en ayuda del gran Leandro Gómez  en aquellos días de diciembre-enero de 1864/65 para defender Paysandú, José Hernández se pone nuevamente del lado de los federales que por aquellos años de comienzo de los “70” del 1800 encabezó Jordán decidido a continuar la lucha contra la oligarquía portuaria pro inglesa –repito… PRO ¿No le suena?- que encabezaba Mitre  

Hacia fines de mayo de  1873 Sarmiento –presidente desde 1868- remite un proyecto de ley a la Legislatura poniendo precio a las cabezas dirigentes de la revolución entrerriana: 100 mil pesos fuertes para la de López Jordán, 10 mil para la de Mariano Querencio, y mil para las de los demás alzados principales, entre ellos se encuentra el autor del Martín Fierro, José Hernández.

Sarmiento tenía sus pueriles y vergonzosas razones. Hernández le contaba al pueblo y le decía a Sarmiento: “Cuando llegó a Buenos Aires la noticia de la muerte de Peñaloza, La Tribuna, al transmitirla al público, le dedicó estas palabras: “Séale la tierra pesada”. El diario autor de esa explosión de odio que va más allá de la tumba, y el autor del abrazo de San Juan (Sarmiento), se juntan hoy, después de doce años, animados de los mismos rencores (…) que quiere hundir en un hondo abismo a todos sus adversarios…

“Cuando los que mataban, los que aplaudían la matanza y los que predicaban la justicia me llamaban a mí mazorquero porque condenaba aquellos excesos y defendía en tantos desgraciados el derecho de vivir, yo no podía ni debía quedarme sin retribuir el sangriento apóstrofe. Era una injuria recíproca. Recibía una y le devolvía otra que era correlativa.

“Pero los que mataron, Sr. Sarmiento, los que mataron son más culpables, cualquiera que sea la forma en que lo hicieron, que los que condenaron a los matadores, cualesquiera que sean los términos en que escribieron… Si no querían oír la condenación, señor Sarmiento, ¿por qué lo mataron…?” [4]

Como afirmara Arturo Jauretche: “No es un problema de historiografía, sino de política: lo que se nos ha presentado como historia es una política de la historia, en que ésta es sólo un instrumento de planes más vastos destinados precisamente a impedir que la historia, la historia verdadera, contribuya a la formación de una conciencia histórica nacional que es la base necesaria de toda política de la Nación” (Jauretche, 1959:79)

Hoy, 11 de septiembre es para mí un día más en mi vida de educador. Prefiero el mote de docente; me dignifica más.

Notas

[1] Carta de Domingo F. sarmiento a Bartolomé Mitre. 20 de septiembre de 1861.

[2] Sarmiento: Obras. Tomo 7, pág. 337

[3] Sarmiento: Obras. Tomo 19, pág 292/3

[4] Fuente: Diario La Opinión Cultural, domingo 6 de febrero de 1972


POR QUÉ UN TRABAJADOR NO PUEDE GOBERNAR UNA PROVINCIA O UN PAÍS (2da parte)

19 mayo 2018

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia política de nuestra Nación.

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

RAZONES CULTURALES CON BASE EN LA EDUCACIÓN

Si el conocimiento se hizo mercancía, ¿por qué no el papel moneda? Hoy resulta natural pensar así. Tomemos por caso el dólar. Para  burgueses y aspirantes a tales es una mercancía más, una moneda de alta cotización que su posesión da seguridad económica y status social. Suena muy disparatado que un papel pintado adquiera tanto valor, pero la realidad indica que la estupidez humana instalada artificial y mediáticamente es mucho, pero mucho más eficiente que cualquier buen sentido. Pero ellos… ¡Ellos son unos vivos bárbaros porque la patria para ellos es el bolsillo!!!

Y… Una cosa trae la otra. El conocimiento como bien “capital” es un producto rentable y altamente comercializable. Se lo puede vender; o poner al servicio del mejor postor capitalista y de esa forma posicionarse socialmente como capacitado para ejercer alguna función pública; y hasta pensar en  gobernar una provincia, o el Estado Nacional;  solo basta con ser el candidato impuesto mediáticamente por el stablishment capitalista y elegido por el voto.

En realidad y salvo honrosas excepciones, los gobernantes elegidos democráticamente jamás gobernaron para sus electores. ¿Por qué? Si don Raúl Alfonsín viviera le daría algunas de las respuestas ya que él lo padeció; o Menem, o a De La Rua podrían responder a esto. En este país se puede gobernar tranquilo si y solo si  estás dispuesto a servir al capital oligárquico. Este  pequeñísimo detalle no le debe interesar a nadie; y de que esto pase desapercibido se encargó, encarga y encargará siempre la prensa, su principal cómplice y aliado generador de cortinas de humo distractivas en términos informativos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los 3 niveles de tratamiento pedagógico de la educación formal –que todos defendemos- facilitan la demandada estratificación social que habilita o restringe el acceso a un cargo de decisión política en el orden legislativo y/o ejecutivo. El tercer nivel es el que “dotora”, y una vez “dotorado” estas habilitado, no para servir a la sociedad sino para defender el status quo vigente.

Para que esto fuera posible era necesario instalarlo; y Mitre, contó con el aporte inestimable de don Domingo Faustino. La cuestión era “civilizar a la barbarie” (domesticarla). Pero no tan llamativamente fue a él –a don Bartolo- a quién “se le pasó por alto” liberar el derecho para que cualquier ciudadano pueda decidir sobre quién debía ser su gobernante en aquella constitución del “53”. A don Juan Bautista no. Si bien es cierto que a   este último mucho trabajo no le costó su elaboración previa en general ya que se limitó a copiar de la constitución norteamericana su estructura jurÍdica, salvo –claro está- algunas omisiones. Pero Alberdi incluyo el derecho a sufragar para todos los habitantes, algo que fue amañado a través de las leyes electorales;  y desde 1862 hasta 1916 (en 1912 aparece la ley Saenz Peña) el voto pasó por ser “cantado”  cuando no  “calificado” (solo podían votar los “cultos y entendidos”). Posteriormente se las siguieron ingeniando para manipular el recurso electoral y en algunos casos hasta lo llamaron “fraude patriótico” (Patria=Oligarquía) como fue en la primera década infame 1930-1943.

Hasta 1945 ni el parlamento nacional  fue espacio para un representante de los “no domesticados”, de los “barbaros”=trabajadores=la chusma. Fue casualmente Juan Domingo Perón quien decidió que los trabajadores debían tener representación parlamentaria. La Historia mitrista todavía hoy sigue escondiendo aquella frase que dio la “mal venida” a los representantes de los trabajadores en el parlamento nacional en 1946: “Se viene el aluvión zoológico”; y desde las galerías superiores les tiraban maíz para indicar que  los representantes obreros eran equinos. El “dotor” Ernesto Enrique Sammartino (de la Unión Civica Radical) manifestó en el parlamento: “El aluvión zoológico del 24 de febrero parece haber arrojado a algún diputado a su banca, para que desde ella maúlle a los astros por una dieta de 2.500 pesos. Que siga maullando, que a mí no me molesta.”

(Inicia más abajo y continua más arriba)


EN UN DÍA PATRI0 -25 DE MAYO DE 1974-, JAURETCHE DEJÓ ESTE MUNDO… PERO SUS ENSEÑANZAS ESTÁN CON NOSOTROS

17 junio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia y actualidad

jauretche-azul

COMO EL GRAN PATRIOTA QUE FUE,

JAURETCHE PARTIÓ DE ESTE MUNDO

UN 25 DE MAYO, DÍA QUE PARA CUALQUIER

ARGENTINO BIEN NACIDO ES UN SÍMBOLO

DE PATRIA LIBERADA. ELIGIÓ EL DÍA NO SOLO

PARA PARTIR SINO COMO SU ÚLTIMO MENSAJE

SOBRE LO IMPORTANTE QUE ES SER LIBRE.

v-l-m-3

Por Victor Leopoldo Martinez

El 25 de mayo pasado se cumplió otro aniversario de la partida de Arturo Jauretche de este mundo. Fue el 25 de mayo de 1974. Y lo hizo en silencio, como lo hicieron todos los verdaderos PATRIOTAS. Ningún medio de los “importantes” se acordó de él. Murió una mujer muy rica y poderosa gracias a sus oscuros negociados con aquella sangrienta última dictadura que padeció el país, Ernestina Herrera de Noble; pero esta señora quedará en la historia “oficial” como la dueña del medio que ayudó a sacar al populismo “k” siguiendo el camino de su marido que fue un acérrimo antiperonista y un zorro operador político desde su filiación “socialista” .

Vale la pena recordar la historia del fundador de Clarín. Roberto J. Noble fue uno de los 15.000 argentinos que se reunieron en el Luna Park aquel 10 de abril de 1938 para apoyar a Hitler (¿Te va quedando claro el “socialismo fascistas” de algunos de nuestros próceres del “progresismo intelectual” de ayer, de hoy y de siempre… y en este caso del periodismo?) donde concurrió como ministro de gobierno -“socialista” del gobernador de la Pcia de Bs. As.  Dr. Fresco.  Pero no solo eso, Noble había activado a favor del  golpe del “30” contra Yrigoyen; además fue uno de los votos positivos que recibió el pacto Roca Runciman a favor de los ingleses en aquella perversa Primera Década Infame. También formó parte de la Unión Democrática que apoyó la formula Tamborini-Mosca contra la formula Perón-Quijano en 1945-46 y donde se decidía el destino del país y la PATRIA. “BRADEN O PERÒN” (era la consigna que no significaba otra cosa que “Colonia del Imperio o Patria Libre”) . Todo un personaje este Noble que llegado el momento y como le convenía a sus intereses se alió con aquel viejo militante de partido comunista, el tramposo y ladino Rogelio Frigerio (padre del actual ministro de Macri), quien negoció con Perón para conseguir los votos que llevaron a Frondizi a la presidencia en 1958. Obviamente luego, tanto Frondizi como Frigerio traicionaron a Perón y le negaron a Andres Framini (dirigente gremial y peronista) acceder a la gobernación de la Pcia. de Bs. As. luego de ganar las elecciones en 1962 limpiamente. Frigerio, Frondizi y Noble se aliaron para implementar el famoso Plan Coninte, aquella militarización de la actividad fabril en contra de los trabajadores que lo pudo hacer entre otras cosas gracias al apoyo mediático Clarinero ya que en 1945 Noble había fundado el diario “corneta”).

¿Podría haber sido distinta la Sra. Ernestina Herrera de Noble? Los hechos demostraron que no. Por algo eligió a un mafioso como Magnetto como CEO de su empresa periodística. Pero seguramente “la historia oficial” la venderá como una demócrata mientras seguirán  guardando en el cofre del olvido a patriotas como Jauretche.

jauretche

LA TILINGUERÍA COMO ENDEMIA SOCIAL.

Jorge Lanata, además de ser un sicario que trabaja, vive del y para el periodismo basura, tiene algo peor, es un tilingo que con su tarea en los medios hegemónicos multiplica pedagógicamente su condición como su fuera una virtud; y lo hace gracias a esa versatilidad que maneja a la perfección para vender sus servicios al mejor postor mediático, o con poder económico según sea el momento y la oportunidad. Esto no sería criticable sino fuera que en su perversa tarea hace apología de sus amorales conductas presentándolas como si estuvieran imbuidas de un virtuosismo moral inigualable.

Rescato una apreciación de este tilingo cuando estaba desarrollando su tarea “educativa” desde su PPT (Periodismo Para Todos) en el canal de Magnetto tratando de desfigurar al anterior gobierno: “Cristina y el gobierno podrán decir las pelotudeces que quieran sobre las relaciones del país con el mundo pero lo cierto es que nadie nos mira porque somos y estamos en el recontra culo del mundo”  

Don Arturo Jauretche, aquel genio del pensamiento Nacional solía definir a estos personajes de la siguiente manera: “Inevitablemente estos representantes de la tilinguería –y muchos más agregaría yo- son los que, ante la menor dificultad, califican al país con ese habitual «Este país de mierda», colocándose fuera del mismo a los efectos de la adjetivación. Y la verdad es otra, lo único que el país tiene de eso (de mierda) son ellos, los tilingos.”

Ahora bien, porqué hablo de “tarea educativa” que Lanata y todo el periodismo militante del actual oficialismo con los del grupo Clarín a la cabeza (TN, Canal 13, Radio Mitre, el matutino de la corneta y sus repetidoras en América 24 y Canal 26 más los medios “tilingos” del interior que se quieren parecer a los porteños). ¿Quién en la actualidad no a pasado por la siguiente experiencia en la vida cotidiana de relaciones sociales cuando tres o más que se “informan e ilustran”, no con libros sino en “clases” mediáticas, se junta a tomar un café, o a comer…?: “Y mientras llega «el asunto», hablan de futbol, de carreras, de política, de economía. Cuando tocan estos dos últimos temas nunca faltará quien diga: «Lo que pasa es que los obreros no producen». Ahí está el tilingo.

No se le ha ocurrido averiguar qué es lo que él produce y qué producen todos ellos, puntas sueltas, mallas erradas en la enorme red de intermediación que es Bs. As. (Y yo agregaría en todo centro urbano del interior del país). Esto que ya lo decía Jauretche hace 50 años, nadie con un mínimo de sentido común y un poco de respeto por la realidad, puede negar que hoy sigue vigente pero multiplicado exponencialmente por el incremento demográfico que también tuvieron estos personajes; el tilingaje.

Los tilingos reproducen lo que dicen los medios. Los medios reproducen las idioteces verbalizadas a nivel presidencial y/o la de su entorno ministerial; y todos se transforman en voceros de los que nunca produjeron nada. El círculo de la estupidez se cierra perfectamente.

Frente a empresarios y especuladores financieros en un mini Davos que realizó Macri en Bs. As hace un tiempo, el mismo día que los trabajadores paraban la actividad productiva del país como protesta por las perversas y erráticas políticas económicas que él lleva adelante, el presidente abre el evento diciendo: “El día en que los gremialista hacen un paro, los argentinos nos juntamos para trabajar”

Jauretche, sarcásticamente lo hubiera definido allá lejos y hace tiempo, con su meridiana claridad ya que la traspolación es inmediata; y lo haría de la siguiente manera tomando sus palabras: “Que un tipo que no produce diga en una reunión de tipos que no producen, que no producen los únicos que producen algo, es tilinguería en estado puro”.

Pero Jauretche avanzaba más en la tipificación de los tilingos entrando en lo medular de la cuestión: “En esto de producir, tenemos muchos productores rurales por el estilo que creen que la condición de productor la da la propiedad de una estancia, unos breeches y unas botas de polo; que viven en la ciudad -“porque mi señora dice que hay que educar a los chicos”- y dan una vuelta por el campo cada quince días. Productores rurales son los que trabajan y producen en el campo, que pueden ser patrones o peones, pero no los que no intervienen en la producción sino como propietarios, y que son rentistas aunque no arrienden. Estos también son de los que dicen que los “obreros” no producen. Y ya no desde la posición marginal del tipo del portafolio, sino empinándose como “fuerza viva” sobre la que descansa la economía del país.”

Lógicamente que el tema tiene profundas raíces, muy consolidadas con el paso del tiempo ya que las formas educativo-culturales se mantuvieron intactas por 140 años. Jauretche te lo explica con claridad: “La tilinguería racista no es de ahora y tiene la tradición histórica de todo el liberalismo. Su padre más conocido es Sarmiento, y ese racismo está contenido implícitamente en el pueril dilema de “civilización y barbarie”. Todo lo respetable es del Norte de Europa, y lo intolerable, español o americano, mayormente mestizo. De allí la imagen del mundo distribuido por la enseñanza y todos los medios de formación de la inteligencia que han manejado la superestructura cultural del país.”

“Recuerdo que cuando cayó Frondizi, uno de esos tilingos racistas me dijo, en medio de su euforia: -¡Por fin cayó el italiano!                                                                    

Se quedó un poco perplejo cuando yo le contesté: -¡Sí!, lo volteó Poggi.

Muchos estábamos enfrentados a Frondizi; pero es bueno que no nos confundan con estos otros que al margen de la realidad argentina, tan italiana en el presidente como en el general que lo volteó, sólo se guiaban por los esquemas de su tilinguería”

Al gran MESTRO ARGENTINO Arturo Jauretche… Simplemente gracias.


CUANDO EL EGOÍSMO ES LEY, EL MERCADO NO DEJA ESPACIO A LA JUSTICIA

13 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

“Escuela o cárcel”

Por Gustavo F.J. Cirigliano*

La copa de champagne: Un estudio de las Naciones Unidas sobre el desarrollo humano culmina graficando la distribución de la riqueza en el mundo en cinco sectores, desde el más rico al más pobre. La conclusión: el 20% más rico de la población mundial se queda con el 80% de la producción mundial. El dibujo resultante es la sorprendente figura de una fina copa de champagne lógicamente rebosante en la parte de los pudientes y coherentemente escuálida hacia el lado de los menesterosos.

Una interpretación, posiblemente cargada (algo o mucho) de ideología, explicaba que la actitud asumida por los EE.UU. en el siglo XIX al abrir sus puertas a una inmigración, incluyó una precavida previsión temerosa de la violencia que “las hordas” o multitudes de esperanzados y anhelantes pero incultos e indigentes podrían generar. La interpretación sostenía que se escogió la educación como un instrumento que regule y encauce la presumible violencia, la desorganización y amenaza al orden social. La escuela fue vista como un instrumento de control social.

En la Argentina del siglo XIX se escribía y se repetía:

“ Una escuela que se abre es una cárcel que se cierra”. Escuela o cárcel: la alternativa. Al parecer, Sarmiento, influido por la actitud de los EE.UU., también habría optado por la escuela frente a la presumible violenta desorganización social que los inmigrantes, en número superior a los nativos, acarrearían.

La escuela en la Argentina significó entonces (además de los innegables beneficios que trajo al país y de todos sus aspectos positivos) un elemento de control social.

Un modo de contener explosiones, de encausar aspiraciones, de prevenir el posible caos que toda inmigración masiva comporta. (También el conventillo fue un modo ¿espontáneo? de control social, como hoy es la villa).

  • Interesante: La clase media no estaba prevista en el Proyecto del 80; ¿se trata de un fruto o resultado no programado? La clase media actúa como un colchón social.
  • Los países desarrollados albergan hoy en gran medida ese 20% de la población que flota en las burbujas del champagne y temen a las modernas hordas que se apiñan a la puerta de sus países. Algunos entonces recuerdan a la educación.
  • La educación puede cambiar pautas culturales, suavizar impulsos, ordenar pasiones, establecer órdenes y jerarquías, dar instrumentos de ascenso, armar para la subsistencia, permitir a muchos generar su propio trabajo, originar un margen de bienestar y de progreso que no tiene por qué afectar a los del 20% privilegiado. Los ricos se opondrían por la violencia (cárcel o castigo) o por la asimilación (escuela).
  • Al parecer, los organismos internacionales acentuarían en los próximos cinco años el apoyo de la educación, como prioridad significativa en el mundo, con destino a los países no desarrollados. La educación permitiría capacitar, aumentar la producción, integrar, sin tocar a los de arriba. ¿Nueva versión S.XXI de “cárcel o escuela”, cultura o opresión, integrados o violentos, civilización o barbarie?
  • Al parecer no se trataría de generosidad y muchos menos de justicia por parte de las burbujas, más bien de defensa y control. Permitir que se tenga algo sin poner en riesgo el todo. Miedo a los desarrapados que sin nada que perder merodean mansiones, penetran negocios, bajan de los cerros y pueden arrasar el primor de los countries, la privacidad de las residencias, la deliciosa intimidad del auto, saquear la escuela privada, falsificar prestigiosas tarjetas de crédito, horadar la paz, colgarse del consumo eléctrico y aún del electrónico, apropiarse de las compras acarreadas de Miami.
  • La copa se produce con variantes en cada país. Ya que el 20% de la población mundial se queda con el 80% de la riqueza mundial, revigorizar a la clase media se supone aumentarías los bienes, y de ahí habría esta de extraer su parte y su calma. La distribución seguiría siendo injusta pero menos salvaje y desatenta. En esta sociedad mundial del lucro y del dios mercado, la Justicia-nada menos- es lo que ha quedado afuera.

Cuando el egoísmo es ley, el mercado no deja espacio a la justicia.

  • En la Argentina se llamo “justicia social” a una distribución que permitió trabajo, salud, vivienda, cultura, jubilación, dignidad a una mayoría.
  • Por otra parte, hoy existe un modo especial de relación entre el 20% y el 80% de la población, entre ricos y pobres. Estos deben a aquellos. La “deuditud”, la condición ofeilemática: ser deuda. Y esta deuda no disminuye sino aumenta, por considerarse una condición natural. En 1993 los argentinas sin casi notarlo seguimos endeudándonos más. Tal es la fuerza de la condición deudora. En 2005 o 2009 despertaremos azorados porque la deuda externa será superior.
  • La educación que ahora sería fomentada y financiada no viene como justicia ni como derecho sino simplemente como prevención, como seguridad. Si es que alguna vez llega. La copa de champagne pretende “brindar” sucesivamente por la cárcel o por la escuela, para continuar llena y rebosante.
  • La alternativa a la copa de champagne es la justicia: el acceso efectivo, puestas condiciones reales, a los diversos bienes para todos y –todos es todos- , al trabajo, a la vida, a la familia, a la salud, a la paz, a la vivienda, a la cultura. No a un solo bien: en este caso, la educación con carácter reductor y sustitutivo más como control social tolerante que como generosa participación.
  • La alternativa es un proyecto de país que apunte a una sociedad argentina justa y autónoma, integrada al continente y guiada por los valores de vida (básico), paz (no violencia), libertad (como producto de la verdad), solidaridad (nombre actual de la fraternidad y el amor) y justicia (distribución). La distancia entre los sectores sociales es creada por las técnicas de exclusión; a ellas hay que oponerles técnicas de inclusión.
  • No es la educación la que a de sustituir a la cárcel sino la justicia, encarnada también en la educación. Ni la cárcel ni la escuela como instrumentos de control sino como instrumentos de justicia. (Agrega el viejo profesor de Política Educacional: Se decía “una escuela que se abre es una cárcel que se cierra”. Hoy cuando veo que las fábricas cerradas se piensan usar como cárceles, me pregunto cuándo les llegará a edificios escolares vacíos el turno de ser utilizados como cárceles. Será entonces el simétrico opuesto: “cada escuela que se cierra…” )
  • ¿Qué Revolución Francesa será necesaria para establecer en el mundo el tercer y postergado ideal faltante: la fraternidad, hoy llamada solidaridad?
  • La justicia implica una educación que forme al sujeto realizador del proyecto de país, no una instancia sustitutiva dentro de la regulación económica.
  • La justicia implica el no mantenimiento de la “deuditud” como la condición (ontológica o fáctica) que sostiene la relación entre ricos y pobres, entre “ricos y famosos” y “marginados e inmigrantes”. La “deuditud” solo lleva a más “deuditud”, aunque una ocasional dosis de educación logre disminuirla temporariamente.

*Gustavo F.J.Cirigliano: Doctor en Filosofía y Letras de la U.B.A. – Profesor en la Universidad Nacional de la Plata en 1958, Syracuse U.(EE.UU. 1961), Nacional del Litoral (1963), del Zulia (Venezuela, 1964), UBA (1966) , P.U Católica del Perú (1976), U.N. Abierta (Venezuela, 1977), Nacional de Mar del Plata (1984), N. De la Patagonia (1986). Entre 1981 y 1984 imparte cursos de Análisis Transaccional aplicado a la Educación en las Universidades de Alicante, UNED, Murcia, Sevilla, Autónoma de Barcelona, Granada, Cádiz y Politécnica de Madrid.

Autor de: “Filosofía de la Educación” (1967), “Educación y Política” (1969), “Juicio a la Escuela” (Trabajo conjunto con Helba Forcade e Ivan Illich, 1972) , “El proyecto Argentino. De la Educación a la política” (1973)“La Educación Abierta” (1983), “Educación y País” (1988), “Porque preciso Luz para seguir”(1995), “¿Por qué vino Clara J. Amstrong a la Argentina?” (1996), “Tangología” (2001) y “Metodología del Proyecto de País” (2002), “Oswego en el normalismo argentino” (2003)


EL “DELIRIUM TREMENS PRO” AFECTA A MACRI Y COMPAÑÍA

21 octubre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! desde el 11 de mayo del 2009 EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ A  www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Parece ser que lo que se presentaba como “el mal de la estupidez congénita”, síndrome que había empezado a mostrar sus primera evidencias en la dirigencia que acompaña al actual gobernador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires -el Sr. MACRI JUNIORS, futuro candidato a presidente de la derecha porteña y filiales del interior del país en las próximas elecciones- desde el 10 de diciembre pasado y en los seis primeros meses de gestión, en las diez últimas semanas se agravó y pasó al grado de “Delirium Tremens”1, afectando incluso al propio gobernador.

“MAL DE LA ESTUPIDEZ CONGÉNITA”

“Todo empezó con el cuento que decía: lo tuyo es mío y lo mío es mío” contaba una antigua canción de Moris de comienzo de los “70”, llamada “Pato trabaja en una carnicería”.

Y así comenzó la gestión, del “Empresario Joven que sabía y podía”, al frente de la Ciudad.

Después de defecar en una media con agujeritos en la campaña electoral pasada, revolearla, y salpicar por igual sobre las gestiones de sus antecesores Ibarra y Télerman (que sonaba más a una denuncia realizada por “Alí Baba y los 40…”), todo hecho de manera sutil, con precisión quirúrgica y apoyo mediático que lo vendía como el que menos quería “embarrar la cancha preelectoral”, el hombre se instaló públicamente. No vamos a dejar de hacer la salvedad de que algunas de sus sutiles críticas, por lo evidente, hasta podrían haberla hecho los habitantes más “Lelos” de esta ciudad.

La cuestión es que, el pequeñin del Clan Macri, asumió como gobernador.

En el festejo por su triunfo electoral solicitó a un periodista que “no le haga preguntas de política porque él, de eso no entendía nada”.(¿?, Sic). Tamaña estupidez en materia de “razonamiento espontáneo” para un gobernador que acababa de ser elegido gracias a la política sirvió para detectar los primeros síntomas del mal.

Es de imaginar que sus votantes de derecha habrán gritado de euforia ante tan creativa declaración que corroboraba lo acertado de sus votos. La fundamentación es simple y sencilla:

«”La política es sucia y mala” cuando la hacen los otros; los que se dicen izquierdistas; entonces de esa política mejor no hablar. La política “es sana y limpia” cuándo se la considera un excelente negocio -y por demás rentables- en función de los abundantes recursos que se obtienen de los fondos públicos. Además no se puede dejar de lado las posibles deudas que se pueden adquirir desde el Estado y con garantía del Estado (el Zonzo de siempre que terminará pagándola, diría Jauretche) para incrementar la ganancias personales y/o familiares, o de amigos empresarios en materia de obras públicas en los diferentes rubros, etc, et. De esa política si se puede hablar

Empezó quejándose que recibía de legado una deuda de 700 millones. Pero sin darle y respiro a nadie y, ni lerdo ni perezoso, pidió superpoderes y solicitó autorización para endeudar a la Ciudad en 1400 millones más, con el pretexto de “realizar obras” sin llamado a licitación y por contratación directa (algo que al grupo Clarín jamás le llamó la atención periodísticamente), según el flamante gobernador “para evitar perdidas de tiempo”.

¡¡¡Tonto el hombre!!! ¿Mente frágil de los ciudadanos porteños?

Pero la cantidad de estupideces que se escucharon de parte de sus funcionarios para justificar todas y cada una de las decisiones que siguió tomando “el hombre, que no entendía nada de política”, sobrepasó con creces las marcas máximas del idiotómetro social porteño impuesto por la cultura Tinelliesca, nacida al calor del menemismo de los “90”, hoy en plena vigencia..

En relación a las diferentes interpretaciones que sobre este “mal” se pueden realizar a partir de los síntomas, estos últimos puede generar cierta confusión en el diagnóstico (¿estupidez congénita o viveza criolla?). En realidad ambas operan conjuntamente según sean los pacientes. Esta aseveración se la puede comprobar con el viejo refrán popular que dice: “El vivo vive del zonzo, y el zonzo de su trabajo”. Si a eso se le suma la tilinguería de ciertos zonzos de clase media, ¡BINGO!

ENTRANDO EN EL “DELIRIUM TREMENS” (en su versión más peligrosa)

1ra evidencia

 

Pero parece ser que tanto y tan prolongado festejo trajo sus inmediatas consecuencias.

En el mes de septiembre del presente año los síntomas del DELIRIUM TREMENS comenzaron a dar sus primeras señales.

El diputado “Pro” Federico Pinedo declara periodísticamente que “El PRO es muy centrista, pero hoy se corrió a la izquierda, gracias a su vocación revolucionaria”2

Semejante declaración era un síntoma más que evidente que estaban entrando rápidamente en el estado de “Delirium”; y esto era detectable no solo desde lo ideológico sino hasta en lo gramatical: No se puede ser (“es”- presente) si ya se “corrió”(pasado).

En lo ideológico, más que graciosos resultaba tragicómico; pero no sorprendente. Desde el preciso momento en el cuál -y en el mundo entero- la “derecha” se corrió hacia el “centro” haciéndolo desaparecer -hace de esto unas casi tres décadas-, la derecha vernácula entendió la movida como un “hecho revolucionario” haciéndolos sentir los Trotsky Pampeanos.

2da evidencia

En el mismo mes de septiembre, el jefe de gabinete del gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, concurre a uno de los programas deportivos(¿?) que emite el canal Fox Sport, y declara muy suelto de cuerpo que él no puede vivir con menos de $ 20.000 por mes. El más “tilingo” de los pichones de periodistas(¿?) que conducen el programa le daba la razón porque él tampoco podía vivir con menos de ese dinero.

Esto, ¿no le hace recordar al “Mingo Cavallo”? ¡Aquel ministro que lloró ante la luchadora social que defendía a los jubilados, Norma Plá, a quien -mientras la salpicaba con sus lagrimas de cocodrilo- le negó un mísero aumento del 11% para los pobres ancianos! Él también blanqueó públicamente que para vivir necesitaba como mínimo U$S 10.000 ($32.500, o luquitas, a la cotización actual) mensuales.

¿Será “PRO-IZQUIERDA” el sinceramiento descarnado y descarado de cualquier derechozo funcionario de gobierno en la nueva era de la globalización?

Al mismo tiempo el nuevo dueñ… (perdón), Gobernador de la Ciudad anuncia que a fin de año “premiara” a todos los funcionarios, desde directores de áreas para arriba hasta ministros, con dos sueldos de $10.000 (¡20 luquitas!) además del aguinaldo, siempre y cuando se transforman en buenos obsecuentes y excelentes succionadores de sus med… (perdón), calcetines.

¡Hasta ahí, no hay problemas presupuestarios ni de recursos!

¡Pero guit… (perdón), recursos para aumentar el magro sueldo de los docentes, MINGA! Por razones presupuestarias.

3ra evidencia

Mientras tanto el Ministro de Educación del Gobierno, Mariano Narodowski, revolucionó la educación de la Ciudad con sus reformas de fondo, ordenando(¡Si! ordenando, obligando) como primera medida que en todos los actos escolares se cante el Himno a Sarmiento.

¡Sarmiento! Un “personaje” de nuestra historia que tiene muchas manchas rojas en sus manos (pero no el rojo del socialismo, sino el de la sangre) por haber enviado a asesinar a dos dirigentes gremiales como lo fueron los caudillos de San Juan Nazario Benavides y de la Rioja Ángel Vicente “El Chacho” Peñaloza, por el simple y solo hecho de ser, según su soberbio parecer, “bárbaros” y no avenirse a la “civilización”.

¡Eso es coherencia ideológica y obediencia partidaria!

El hombre proviene de la fede.co.( federación juvenil comunista) ¡Como su antecesor en la Nación, Danielito “el Terrible” Filmus! Partido que supo formar en sus filas excelentes chupa-mortajas de Mitre y Sarmiento a partir de brillantes dirigentes e insustituibles maestros en las cátedras de cipayismo y gorilismo como lo fueron don Codovila y Norteamerico Ghioldi.

Pero la cosa recién comenzaba. Corría la misma época de las declaraciones de Pinedo y Larreta y un domingo me senté frente al televisor para ver un poco futbol local. Pero en un momento ocurrió algo curioso. Apareció en la pantalla una extraña publicidad que hasta yo pensé que se había cambiado solito el canal del televisor; estaba viendo “futbol de primera”. De pronto aparece unos niños escolares y una voz en off hablando en ingles y con subtítulos en español.

¡Era publicidad oficial del gobierno de la Ciudad anunciando la segunda medida revolucionaria en materia educativa!

¡Los niños tendrían como materia obligatoria, y desde primer grado, Ingles!

En ese momento pensé:

¿¡Cuánto costará el segundo de TV en horario central en el canal de la apropiadora de bebes de la última dictadura militar!? Pero…

¡Para esos gastos publicitarios hay presupuesto.!

¡Para aumentar los magros sueldos de los docentes, Minga!

Pero Narodowski, con su cara de Naboleti según la foto que lo promociona, pero que de “nabo” no tiene nada, se explaya en sus disquisiciones psico-bolches interpretativas de lo que debe ser la educación en esta ciudad, en su mini pasquín “Plural” órgano oficial del parti… perdón, de su Ministerio, y que reparte por ahora gratuitamente ( por ahí, y en una de esas, después termina descontándolo por recibo de sueldo a los pobres docentes) por los establecimientos educativos de un lugar que empezó a tener malos aires.

Allí -en el pasquincito- nada dice del deplorable estado edilicio de los establecimiento educativos, de las pésimas condiciones laborales en las que desarrollan sus actividades los docentes, de su intención encubierta de hacer un buen negocio con la educación pública mientras subsidia groseramente la educación privada. Habla de una “educación inclusiva” mientras su patrón -el gobernador- genera desempleo y excluye a miles de familias del sistema generando fuerte conflicto en el seno de sus núcleos, siendo sus hijos los más afectados. Pero para solucionarlo recurre al “discurso inclusivo” mientras que los emergentes del cuadro deben ser absorbidos por el docente en su tarea diaria porque en el gobierno de la ciudad no hay presupuesto para garantizar mejor asistencia complementaria en términos psicológicos y psicopedagógicos para con los niños afectados.

CUANDO EL “DELIRIUM TREMENS” SE TORNA PELIGROSO.

Y al gobernador, el “Delirium” lo puso peligroso. Y le aparecieron los fantasmas del pasado. Los de sus viejas épocas de “gurrumin”, cuando su santo padre lo sentaría en la rodilla y le mostraría cómo se colabora con los gobiernos de facto y dictadores en la generación de los nuevos “Frankesteins”, lección que le serviría para entender también cómo se deben manejar los negocios que siempre garantizan el buen pasar y una vida sin sobresaltos. Y los fantasmas, al hombre -ya adulto- “le soltaron la cadena”. Y no dudo en mandar a reprimir con la policía a un grupo de docentes que intentaba colocar una carpa frente a la jefatura de gobierno.

Evidentemente esa es la política que el hombre desconoce, porque no la mamó desde chiquito. Y no sabe que decir, porque es un gran ignorante -a pesar de estar alfabetizado- y carece de argumentos políticos para hacerlo. Para justificar su demencial decisión solo atinó a recurrir a “frases hechas” de viejos discursos politiqueros que hablan de los 10 años de decadencia de la educación de la ciudad con lo que se encontró su gobierno. Todo nuevo gobernante siempre dice la misma pelotudez. Pero se olvida de las pocas pero grandes cagadas que se mandó en los últimos y escasos diez meses de la gestión no solo él sino su ministro Narodowski. Digo pocas porque en realidad el Ministro de Educación es un pobre pelele del gobernador, sin criterio propio, y que nada importante hizo hasta ahora.

Pero es el gobernador el que usa a los niños como rehenes (al revez de cómo se intenta mostrarlo vía prensa obsecuente de los Ari Paluch y compañía) para presentarlos como los mayores perjudicados por la actitud docente de no aceptar sus directivas. Sabe que los niños también son números usables empresarialmente, y que también son desechables llegado el momento. Y sabe que ciertos sectores de clase media que todavía mandan sus chicos a escuelas publicas, son los más sensibles a estas cuestiones de los “paros”, no porque sean padres que les interese la educación de sus hijos sino porque les cagan la posibilidad de usar a los colegios como el depósitos de sus críos, quitándoles tiempo para su boludeo consuetudinariamente consumista.

Resulta más que difícil, ocioso pensar que Macri pueda ver, entender y sentir a la educación disociada del criterio costo-beneficio. Por eso se rodeó de los Pinedo, los Larreta y los Narodowiski. En realidad resulta difícil imaginar a un Mauricio Macri entendiendo que significa educación.

¿Entenderá la letra de esta canción de la Bersuit Vergarabat?

“Devolve la bolsa, devolve. Devolve la bolsa, devolve. Devolvele al pueblo, su generosidad.”

P.D. PARA LOS ARI PALUCH Y TODOS SUS ALTER EGO MEDIÁTICOS

Este petulante e ignorante muchachito que pretende ser periodista; a quien un par de premios del stablisment le hicieron subir los humos a la cabeza, no deja de ser el botón de muestra de la mediocridad periodística que pulula por cuanto medio de comunicación (sea radio o televisión) exista. Este pichón de energúmeno, que tiene la osadía de hablar, de política nacional, internacional, educación, cultura, ¡de economía! deportes, fenómenos climáticos, procesos químicos, políticas agrarias como si supiera algo de cada uno de estos y otros temas con una soltura de cuerpo exasperante y en la convicción de que está desasnando a la pobre audiencia. ¡Además! se da el lujo de criticar a entrevistados, medidas gubernamentales y emitir sentencias, hablar mal de los docentes como si entendiera algo de la problemática educativa, y con mucha audacia lanzar juicios de valor y afirmaciones sobre temas altamente delicados y de los cuales hasta los más serios investigadores de dichos temas no se animan a abrir juicio ni a dar opinión alguna por el grado de complejidad. ¡Paluch los sintetiza y temerariamente derrama sus conclusiones embruteciendo a sus radioescuchas, que nunca entenderá de que carajo está hablando pero que se irán contentos por haber sido “deformados por Ari Paluch . Por lo visto, los epecialista, unos pobres tipos que quemaron sus vidas y pestañas tratando de encontrar respuesta a estos complejos temas, no sabían que existía “EL LIBRO GORDO DE ARI PALUCH”

¡Paluch, anda a cagar!!!!

pedro-del-arrabal-y-el-pocho


1 El delirium tremens es un síndrome grave, que lo padecen aproximadamente el 5% de los pacientes alcohólicos.

2 Matutino gratuito El Argentino-10 de septiembre de 2008, pág 8