El regalo de Cristina al PAPA Francisco

11 junio 2015

Vaticano, Roma, Internacionales, EL EMILIO.

Methol Ferré: “LOS ESTADOS CONTINENTALES Y EL MERCOSUR”

Captura de pantalla 2015-06-08 a la(s) 22.18.47

 

Prólogo de Miguel A. Barrios

Presentar un libro de Alberto Methol Ferré LOS ESTADOS CONTINENTALES Y EL MERCOSUR excede cualquier introducción, por la magnitud de la obra y del personaje. Methol ya es, sin duda, un Maestro de la Espiritualidad Latinoamericana y su pensamiento y trayectoria se inscriben claramente en el itinerario del pensamiento político de la unidad continental bolivariana y sanmartiniana.
Nacido en la República Oriental del Uruguay, el leiv motiv de su vida ha sido la negación de su Estado chico -hijo de Lord Ponsonby- consecuencia de nuestra fragmentación nacional latinoamericana y apuntar como causa de su vida, la concreción de la Nación Latinoamericana a partir de la unidad política sudamericana en sus dos polos, hispánico y lusitano equivalentes, es decir Brasil y la Argentina junto a Venezuela ahora como ejes articulares del polo hispánico, para que la balanza no se incline sólo a partir del polo portugués, por poder objetivo, y de esta manera como Estado continental sudamericano poseer la capacidad de autonomía única para afrontar la globalización, de lo contrario seremos coros, o sea comentadores de la historia como en las tragedias griegas y no protagonistas.
Historiador, geopolítico, teólogo, filósofo, docente, en suma un pensador de la América Latina verdadera, con un nivel de máxima originalidad y permanente innovación, sin dogmatismos, inquieto siempre, donde el núcleo de pensamiento y acción pasa en el cómo ir armando las estrategias de la causa Nacional siempre, la Nación Latinoamericana.
Decíamos que no pasa por nosotros, analizar en todos sus elementos componentes el pensamiento de Methol. Esbozaremos algunas líneas.
Encontramos en su nacionalismo latinoamericano una raíz determinante en las figuras de Luis Alberto de Herrera y Eduardo Víctor Haedo -al primero lo frecuentó y del segundo fue su secretario- y a través de ellos, con su militancia joven en el Partido Nacional Blanco, una base política de solidaridad hispanoamericana continental.
De los núcleos herreristas, se entroncan en las lecturas en la Biblioteca Nacional de la República con la obra de Víctor Raúl Haya de la Torre -al cual con el tiempo conoce personalmente-, primer teórico de los movimientos nacionales populares en América Latina con el APRA, que son los únicos pensamientos políticos dinamizadores del pueblo latinoamericano, a través de sus tres ejes, industrialización, democratización e integración.
Y desde la militancia, -siempre con Herrera y Haedo- con el cuestionamiento y rechazo a los intentos de instalar bases norteamericanas en el Uruguay para liquidar la emergencia del peronismo, bajo el paraguas de la llamada doctrina Rodríguez Larreta.
Aquí vemos dos andariveles en Methol, el inquieto joven que halla a partir del herrerismo dos pilares que en realidad es uno, la adhesión al peronismo como movimiento nacional popular de la Nación Latinoamericana -no como un partido político del sistema político argentino- y las lecturas de Haya de la Torre, pero también siempre en la misma lógica abona con lecturas de la generación ibérica del 98 -Unamuno, Maeztu, etc- de íntimo vínculo con la generación latinoamericana del 900 -Ugarte, Rodó, Martí, etc.
Todo ello se va a consumar con el artículo de Perón del año 1951 en el Diario Democracia bajo el seudónimo de Descartes titulado Confederaciones Continentales y el Discurso del 11 de Noviembre de 1953 en la Escuela de Guerra donde plantea el líder justicialista que había llegado la hora del continentalismo a partir de un núcleo básico de aglutinación que era la unidad argentina y brasilera, que luego lo plasma con el Nuevo ABC, lo que lo transforma a Perón en el primer teórico y político de la autonomía periférica, el primero que traza la estrategia geopolítica del Latinoamericanismo mediando primero en Sudamérica, en un más allá de Haya.
Esto ha sido fundamental para la vida de Methol. Hay un antes y después de este planteo de Perón que se da en los marcos de la bipolaridad mundial. Y aquí ya nos encontramos con el Methol que abraza para siempre la Causa Nacional Latinoamericana y que la Unidad Nacional de la Patria inconclusa es el único camino para lograr ser soberanos. No existe política real sino conduce a la unidad política, esto es innegociable hasta el sacrificio máximo.
No ahondaremos en su profética Revista Nexo del año 1955 -con Arens Pons y Reyes Abadie-, en sus artículos pioneros de la Teología de la Cultura en la Revista Víspera y su actuación en el CELAM -su participación en Puebla-, la segunda etapa como Director de la Revista Nexo como heredera de Víspera y su influencia en el catolicismo latinoamericano, así como también su íntima vinculación con pensadores argentinos como Arturo Jauretche o su estrecha amistad con Jorge Abelardo Ramos o brasileños como Helio Jaguaribe o compatriotas como Vivian Trías.
Más aún, su libro EL URUGUAY COMO PROBLEMA que cumple 42 años, es un verdadero Tratado de Geopolítica Latinoamericana en el núcleo vivo de América del Sur, la Cuenca del Plata. Todavía esta pendiente la influencia en generaciones enteras de latinoamericanos esta obra, que en la Argentina ha sido editado con Prólogo de Arturo Jauretche por Peña Lillo con el nombre de GEOPOLÍTICA DE LA CUENCA DEL PLATA.
Repito, nada más osado, que hacer un análisis detallado de la trayectoria política de Methol en el campo de las ideas políticas latinoamericanas, como prólogo a un libro.
El Methol de los últimos veinte años se ha concentrado en el Mercosur, ratificando su fundamento último de toda su vida. Pero un Mercosur que vaya más allá de la economía. Un Mercosur que no termine en una mera institucionalización de organismos supranacionales en forma hueca.
Un Mercosur que tiene sentido, si se lleva a cabo a partir de una profunda revolución cultural, conducente al Estado Continental industrial sudamericano.
En nuestra opinión, la teoría del Estado Continental es una innovación geopolítica de Methol a partir de la influencia ejercida en él por Perón. Este hecho, sin embargo pasa desapercibido en el ámbito de las carreras de Relaciones Internacionales, hegemonizadas por teorías de los centros de poder, donde Perón prácticamente no existe.
Aquí se entrecruzan el Perón continentalista, primer teórico y político de la autonomía periférica y el Methol que proyecta a Perón al siglo XXI y resulta muy difícil separar a uno del otro, en la dimensión de la concepción geopolítica.
El libro que presentamos es un trabajo de Methol Ferré del año 2001 que lleva el título LOS ESTADOS CONTINENTALES Y EL MERCOSUR donde aparece con claridad el geopolítico que eleva al nivel de teoría al Estado Continental, desde el núcleo teórico al derrotero de la praxis en una actualización fundamental de Perón y que se completa con un profundo reportaje realizado por Luis Vignolo, de gran importancia, porque Methol reactualiza a partir de los acontecimientos -Comunidad Sudamericana, el ingreso y rol de Venezuela en el Mercosur, el Estado Ciudad y su pasaje al Estado Continental- su escrito del año 2001.
Este libro, parafraseando a Don Arturo Jauretche en el Prólogo al libro de Methol GEOPOLÍTICA DE LA CUENCA DEL PLATA, nos dice que esta pequeña obra ocupa poco lugar en la biblioteca y mucho en la cabeza, porque como verdadero Maestro que es, el querido amigo Methol nos ayuda en esta obra a pensar, que la única misión que nos queda nada más pero nada menos, consiste en luchar día a día, la batalla por la segunda independencia de Nuestra América al decir de José Martí.
Gracias Methol, por hacernos comprender históricamente que estamos en esta Gesta.


CUANDO EL EGOÍSMO ES LEY, EL MERCADO NO DEJA ESPACIO A LA JUSTICIA

13 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

“Escuela o cárcel”

Por Gustavo F.J. Cirigliano*

La copa de champagne: Un estudio de las Naciones Unidas sobre el desarrollo humano culmina graficando la distribución de la riqueza en el mundo en cinco sectores, desde el más rico al más pobre. La conclusión: el 20% más rico de la población mundial se queda con el 80% de la producción mundial. El dibujo resultante es la sorprendente figura de una fina copa de champagne lógicamente rebosante en la parte de los pudientes y coherentemente escuálida hacia el lado de los menesterosos.

Una interpretación, posiblemente cargada (algo o mucho) de ideología, explicaba que la actitud asumida por los EE.UU. en el siglo XIX al abrir sus puertas a una inmigración, incluyó una precavida previsión temerosa de la violencia que “las hordas” o multitudes de esperanzados y anhelantes pero incultos e indigentes podrían generar. La interpretación sostenía que se escogió la educación como un instrumento que regule y encauce la presumible violencia, la desorganización y amenaza al orden social. La escuela fue vista como un instrumento de control social.

En la Argentina del siglo XIX se escribía y se repetía:

“ Una escuela que se abre es una cárcel que se cierra”. Escuela o cárcel: la alternativa. Al parecer, Sarmiento, influido por la actitud de los EE.UU., también habría optado por la escuela frente a la presumible violenta desorganización social que los inmigrantes, en número superior a los nativos, acarrearían.

La escuela en la Argentina significó entonces (además de los innegables beneficios que trajo al país y de todos sus aspectos positivos) un elemento de control social.

Un modo de contener explosiones, de encausar aspiraciones, de prevenir el posible caos que toda inmigración masiva comporta. (También el conventillo fue un modo ¿espontáneo? de control social, como hoy es la villa).

  • Interesante: La clase media no estaba prevista en el Proyecto del 80; ¿se trata de un fruto o resultado no programado? La clase media actúa como un colchón social.
  • Los países desarrollados albergan hoy en gran medida ese 20% de la población que flota en las burbujas del champagne y temen a las modernas hordas que se apiñan a la puerta de sus países. Algunos entonces recuerdan a la educación.
  • La educación puede cambiar pautas culturales, suavizar impulsos, ordenar pasiones, establecer órdenes y jerarquías, dar instrumentos de ascenso, armar para la subsistencia, permitir a muchos generar su propio trabajo, originar un margen de bienestar y de progreso que no tiene por qué afectar a los del 20% privilegiado. Los ricos se opondrían por la violencia (cárcel o castigo) o por la asimilación (escuela).
  • Al parecer, los organismos internacionales acentuarían en los próximos cinco años el apoyo de la educación, como prioridad significativa en el mundo, con destino a los países no desarrollados. La educación permitiría capacitar, aumentar la producción, integrar, sin tocar a los de arriba. ¿Nueva versión S.XXI de “cárcel o escuela”, cultura o opresión, integrados o violentos, civilización o barbarie?
  • Al parecer no se trataría de generosidad y muchos menos de justicia por parte de las burbujas, más bien de defensa y control. Permitir que se tenga algo sin poner en riesgo el todo. Miedo a los desarrapados que sin nada que perder merodean mansiones, penetran negocios, bajan de los cerros y pueden arrasar el primor de los countries, la privacidad de las residencias, la deliciosa intimidad del auto, saquear la escuela privada, falsificar prestigiosas tarjetas de crédito, horadar la paz, colgarse del consumo eléctrico y aún del electrónico, apropiarse de las compras acarreadas de Miami.
  • La copa se produce con variantes en cada país. Ya que el 20% de la población mundial se queda con el 80% de la riqueza mundial, revigorizar a la clase media se supone aumentarías los bienes, y de ahí habría esta de extraer su parte y su calma. La distribución seguiría siendo injusta pero menos salvaje y desatenta. En esta sociedad mundial del lucro y del dios mercado, la Justicia-nada menos- es lo que ha quedado afuera.

Cuando el egoísmo es ley, el mercado no deja espacio a la justicia.

  • En la Argentina se llamo “justicia social” a una distribución que permitió trabajo, salud, vivienda, cultura, jubilación, dignidad a una mayoría.
  • Por otra parte, hoy existe un modo especial de relación entre el 20% y el 80% de la población, entre ricos y pobres. Estos deben a aquellos. La “deuditud”, la condición ofeilemática: ser deuda. Y esta deuda no disminuye sino aumenta, por considerarse una condición natural. En 1993 los argentinas sin casi notarlo seguimos endeudándonos más. Tal es la fuerza de la condición deudora. En 2005 o 2009 despertaremos azorados porque la deuda externa será superior.
  • La educación que ahora sería fomentada y financiada no viene como justicia ni como derecho sino simplemente como prevención, como seguridad. Si es que alguna vez llega. La copa de champagne pretende “brindar” sucesivamente por la cárcel o por la escuela, para continuar llena y rebosante.
  • La alternativa a la copa de champagne es la justicia: el acceso efectivo, puestas condiciones reales, a los diversos bienes para todos y –todos es todos- , al trabajo, a la vida, a la familia, a la salud, a la paz, a la vivienda, a la cultura. No a un solo bien: en este caso, la educación con carácter reductor y sustitutivo más como control social tolerante que como generosa participación.
  • La alternativa es un proyecto de país que apunte a una sociedad argentina justa y autónoma, integrada al continente y guiada por los valores de vida (básico), paz (no violencia), libertad (como producto de la verdad), solidaridad (nombre actual de la fraternidad y el amor) y justicia (distribución). La distancia entre los sectores sociales es creada por las técnicas de exclusión; a ellas hay que oponerles técnicas de inclusión.
  • No es la educación la que a de sustituir a la cárcel sino la justicia, encarnada también en la educación. Ni la cárcel ni la escuela como instrumentos de control sino como instrumentos de justicia. (Agrega el viejo profesor de Política Educacional: Se decía “una escuela que se abre es una cárcel que se cierra”. Hoy cuando veo que las fábricas cerradas se piensan usar como cárceles, me pregunto cuándo les llegará a edificios escolares vacíos el turno de ser utilizados como cárceles. Será entonces el simétrico opuesto: “cada escuela que se cierra…” )
  • ¿Qué Revolución Francesa será necesaria para establecer en el mundo el tercer y postergado ideal faltante: la fraternidad, hoy llamada solidaridad?
  • La justicia implica una educación que forme al sujeto realizador del proyecto de país, no una instancia sustitutiva dentro de la regulación económica.
  • La justicia implica el no mantenimiento de la “deuditud” como la condición (ontológica o fáctica) que sostiene la relación entre ricos y pobres, entre “ricos y famosos” y “marginados e inmigrantes”. La “deuditud” solo lleva a más “deuditud”, aunque una ocasional dosis de educación logre disminuirla temporariamente.

*Gustavo F.J.Cirigliano: Doctor en Filosofía y Letras de la U.B.A. – Profesor en la Universidad Nacional de la Plata en 1958, Syracuse U.(EE.UU. 1961), Nacional del Litoral (1963), del Zulia (Venezuela, 1964), UBA (1966) , P.U Católica del Perú (1976), U.N. Abierta (Venezuela, 1977), Nacional de Mar del Plata (1984), N. De la Patagonia (1986). Entre 1981 y 1984 imparte cursos de Análisis Transaccional aplicado a la Educación en las Universidades de Alicante, UNED, Murcia, Sevilla, Autónoma de Barcelona, Granada, Cádiz y Politécnica de Madrid.

Autor de: “Filosofía de la Educación” (1967), “Educación y Política” (1969), “Juicio a la Escuela” (Trabajo conjunto con Helba Forcade e Ivan Illich, 1972) , “El proyecto Argentino. De la Educación a la política” (1973)“La Educación Abierta” (1983), “Educación y País” (1988), “Porque preciso Luz para seguir”(1995), “¿Por qué vino Clara J. Amstrong a la Argentina?” (1996), “Tangología” (2001) y “Metodología del Proyecto de País” (2002), “Oswego en el normalismo argentino” (2003)


CARICATURAS

27 enero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Publicado en http://anarkoperonismo.blogspot.com

la-gorda-carrio

La Doctora Carrió está en campaña. De eso no queda mucha duda, ni hace falta ser un Morales Solá para darse cuenta.

Lo interesante de la campaña de este grotesco personaje es su necesidad de tomar el perfil “catch all”, y de predicar en todas las parroquias. No está mal que un político en campaña trabaje para llegar a múltiples sectores, después de todo, de eso se trata gobernar: de aunar voluntades diversas para respaldar un proyecto común.

Pero la manera que elige Carrió para llegar a todos es algo burdo. Para muestra sobra un botón (o dos):

Por un lado nos provoca con una declaración del calibre de “no tengo ideología” en el tono PRO que predomina el discurso político mediático desde hace años, y que expone esa idea tan poco sustentable de que se puede llevar un gobierno sin un programa ideológico. Pero con la vuelta de rosca de reemplazar ideología por ética, considerando que no importa lo que se haga sino que se haga con decencia.

La Alianza que encumbró a De La Rúa – Chacho Álvarez en la presidencia en el año 1999 nos dió ya a los argentinos una lección de cómo funciona la Ética por sobre la Ideología, demostrando que quienes enarbolan este discurso tan hueco no sólo tienen una ideología clara (la conservadora) sino que demás carecen de la afectada ética que tanto proclaman.

Lo más lamentable resulta que estos predicadores de la Ética y la Esperanza locales traten de colocarse en la huella de Barack Obama, transmitiendo la idea de que la asunción de Obama es la consolidación de la política no ideológica. Peor aún, dicen que las gestas de “esperanza vacía” como la que le imputan a Obama son la tendencia política del Siglo XXI, por sobre la política conflictiva e ideologizante del Siglo XX que exponen nuestros representantes al reunirse con Fidel Castro y Chávez.

Alguien debería aclararles que la asunción de Barack Obama como presidente de Estados Unidos es justamente todo lo contrario: Es la recuperación del contenido ideológico en la política, luego se ser ésta vaciada de todo su contenido por el moralista Reagan y todos los sucedáneos a partir de los ´80. El discurso de Obama tiene un contenido progresista en dirección de una economía con mayor presencia estatal, con un sistema de salud público; gratuito y universal y otras tantas “consignas ideológicas” que tanto desagrado le provocan a nuestra oposición vernácula.

Todo esto no excede por mucho lo que estamos acostumbrados a oir por parte de la oposición, que reincide en un discurso político chato y anacrónico. Pero el costado desagradeble de la campaña de Carrió es su estrategia para tentar a los sectores populares, a la sazón más afines al justicialismo. Desde un “a Evita la amo (al parecer anduvo hojeando La Razón de mi Vida) hasta mandar a un amanuense a que la compare con la misma Evita, la Dra. Carrió -por lo pronto más de la escuela de los Azules– comprendió que no se puede gobernar pacificamente en este país si no se cuenta con (al menos algo de) el respaldo del pueblo justicialista.

Y así es que llegamos a leer en el diario Perfil que la Hermana Superiora dijo:”comer un choripán con las patas sobre la mesa es casi la eucaristía”. ¿Se nos puede ocurrir una imagen más desagradable que la de ver a la Sra. Carrió bañada en transpiración engullendo un choripán, con sus pies apoyados sobre la mesa? ¿Alguna vez Carrió presenció este espectáculo? Vamos a ser sinceros ¿Alguna vez el lector vió algo así? ¿Es acaso una práctica habitual llevada a cabo por las clases populares? ¿O es simplemente una práctica de mal gusto digna de un asqueroso? ¿Humildad es sinónimo de asquerosidad? Al parecer para Carrió sí lo es.
Y en su total desconocimiento de lo que es un laburante, Elisa Avelina caricaturiza los hábitos del pueblo trabajador imaginándose escenas vulgares de este tipo. Lo que no se da cuenta es que al conducirse de esta manera, ella se va volviendo cada vez más y más una caricatura de sí misma.

No lo digo por los problemas cromáticos de su piel ni por sus grotescas dimensiones físicas. Carrió es la caricatura de una señora gorda de barrio acomodado; moralista y venenosa en su forma de hablar, prejuiciosa y falluta, de afectada religiosidad y poco aprecio por las otras mujeres. Algo así como una Mirta Legrand, pero ordinaria como para poner las patas arriba de la mesa.

ManuK