HABLÓ Y DIJO… UNA DE LAS “ATRACCIONES” DE MACRILANDIA.

21 mayo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

Pretende, peligrosamente para la provincia, ser gobernador de Catamarca. Digo “peligrosamente” porque él, con su siempre dudosa “lealtad” a los que “apoya” políticamente, es el mentor de quien ahora denosta -Mauricio Macri-. En el 2014/5 manifestó sin reparo alguno ser “la pata peronista” del PRO.

Si desgraciadamente para la provincia llegará a ser gobernador seguramente haría una gestión similar a la que hace su ahora descalificado Mauri (a puro espurios negociados hasta vaciarla)… ¡Pobre Catamarca!  

Dice ser “peronista” y resulta tan creíble como Biolcati de la Sociedad Rural diciendo “Soy Cristinista”. No es casual la comparación; como “buen peronista”, acompañó las protestas contra del gobierno casualmente de la ex presidenta, realizadas ocasionalmente por la oligarquía “campera y vacuna” allá por el 2008. Lo hizo junto a su ladero ya desaparecido “Momo” Venegas (defensor de la explotación de la peonada por parte de la patronal); hasta compartió palco con los ruralista. Pero sus identificaciones tampoco son casuales. Como fiel y exponente “vivo” del monumento al trabajo que está en Paseo Colón de esta C.A.B.A. –símil Macri-Biolcati-, el hombre es alérgico a las “palas de punta”. Ve una y cruza o “cambia” de surco (como Macri que no solo esquiva “palas de punta” y el madrugar- sino también bibliotecas).

Captura de pantalla 2019-05-21 a la(s) 10.54.42

Resulta lamentable que se gaste tinta y minutos de radio y tv para dar protagonismo a un oscuro personaje mafioso como Luis Barrionuevo (de él se trata). Digo mafioso en tanto reconoció públicamente en un programa de tv haber tenido a Elaskar secuestrado y en ablande para que le diga al sicario del periodismo (operador de macri en los medios del grupo Clarín) J. Lanata lo que él necesitaba para su “operación anti k”.

El gaste de tinta y espacio esta vez lo hizo el Diario ELESQUIÚ.CON donde leí la info (y seguramente también salió en los otros medios de esa Pcia.). Reprodujo dichos insulsos y sucios bastardeos de alguien que indudablemente tiene “alma botona” y espíritu servil como fue, es y seguirá siendo “Luisito” (recordar que reconoció en su momento ser “recontra alcahuete” del director del saqueo nacional llevado adelante en la 2da Década Infame, la menemista, en los “90” del siglo pasado(¡Como Barrionuevo no iba a terminar siendo macrista, artífice del tercer saqueo!).

Sobre la formula lanzada el sábado pasado por la ex presidente que lleva a Alberto Fernández como candidato a presidente y con “la luenga (por lengua) trabucada y los dichos entremezclados como le ocurre seguido al “Mauri”, Luisito manifestó: “Es menos de los más (por “es más de lo mismos”); no me interesa ni me preocupa. Yo creo que no tenemos nada que ver con eso, no nos interesa.” Y uno se imagina a los Fernández desvelados, pensando en la pobre consideración que de ellos tiene “Luisito”. Pero el “pícaro” Barrionuevo ve “picardías” en movimientos políticos ajenos (el ladrón siempre piensa que los demás son de su misma condición) y opera con ellas al mejor estilo Duran Barba (pero en decadencia):

“El pícaro de Alberto la habrá convencido (se entiende que a Cristina); la candidatura era para otro pero logró Alberto ser él.” Para luego sentenciar: “Nunca laburo, es un vivo”. Lo dice, y casualmente con ¿fundamentó?, el hombre que siendo Diputado Nacional por su provincia, de las 116 sesiones ordinarias que hubo durante su mandato en el Congreso Nacional, solo asistió a 3. “Para que voy a ir a escuchar pelotudeces. Mejor me quedo en mi oficina” (declaraciones al diario La Nación)

Luego de señalar el currículum a nivel de cargos que ejerció Alberto Fernández a lo largo de los últimos 20 años, todos según él deficitarios en materia de gestión y administración, “Luisito” manifestó: Ellos buscan la impunidad; a ver si está claro! Buscan que los que están adentro salgan y los que tienen que ir adentro no vayan” Sin inmutarse por la misma impunidad de la que hace uso y abuso para decir disparates y ensuciar a otros, “Luisito” como un pobre sirviente del poder económico con el que pretende codearse y sin contar para mostrar prueba alguna, repite las historias fraguadas por el monopolio informativo dando rienda suelta a todo su resentimiento y odio por ser un simple burro (con perdón de los asnos) con plata (fortuna de dudosa procedencia si las hay) que me habilita a preguntar: Luisito ¿permitirá y soportará algunas vez una auditoria contable de su sindicato, obra social e “inversiones empresarias”? Para los medios y los que hacen “periodismo de investigación” esto último, de “Luisito”, no atrae pero sí sus “dichos”. Lamentable!!! Pero todo es posible en la argentina “Macrilandia”, donde “Luisito Barrionuevo! es una de las atracciones.


LOS ABUELOS DEL VICEPRESIDENTE

4 noviembre 2008

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

por Eduardo de La Serna*

Y una reflexión sobre cómo ha circulado la noción de la propiedad privada en los conflictos políticos de este año.

Ayer, el vicepresidente de CRA, Ricardo Buryaile, dijo que “hay que disolver el Congreso” si se avala la 125; hoy el vicepresidente de CRA, Néstor Roulet, afirmó que “el campo, la Iglesia y las Fuerzas Armadas hicieron grande el país”

Obviamente esto nos lleva a formular algunas preguntas. ¿Qué país? ¿El país de quién? Pero el mismo don Ricardo nos aclaró el tema: el país de nuestros abuelos. A la misma generación pretérita se refirió más de una vez el dirigente mellizo de Gualeguaychú. El campo, la tierra, la cosecha se remonta a nuestros abuelos, los de aquel tiempo en que “una cosecha salva al país”, los de la Generación del ’80, los nostálgicos de aquel tiempo en que Argentina era el 8º país del mundo –puesto que ahora ocupa el admirado Brasil–, la Argentina potencia. “¿Y por qué vinieron nuestros abuelos?”, se preguntó Buryaile en la carpa ubicada frente al Congreso que ahora no quiere disolver; “por el respeto a la propiedad privada”, afirmó suelto de cuerpo y sin ponerse rojo de vergüenza. “Después que les robaron toda la tierra a los indios inventaron el Código Civil”, afirmó una vez el recordado Carlos Mugica.

Recuerdo hace varios años una charla con un conocido que venía de su admirado EE.UU. y una de las cosas que –fiel a su corazón– defendía era que allí –que en realidad para él era aquí– se respetaban los derechos. Y un ejemplo evidente era el derecho al voto. “No puede ser –afirmaba también sin ponerse colorado– que el voto sea obligatorio, es un derecho, y no me pueden obligar a votar si no quiero.” Mi punto de discusión era que votar no es un “derecho” sino un “deber”; un deber que tenemos con la “patria”, tierra de los padres (y madres), aunque quizás no de los abuelos.

Es precisamente esa tensión entre derechos y deberes lo que vuelve a aparecer en el debate por las AFJP, perversa creación del Dios dinero. “Tengo derecho a seguir en una AFJP”, afirman algunos. Y vuelvo al punto de discusión: la solidaridad, ¿no es un deber? El sistema de reparto, ¿no es –evidentemente– una obligación de todos para con todos? La divinidad propiedad privada vuelve a aparecer una vez más como caballo de batalla en un conflicto; es un dogma intocable muy extraño, porque lo pueden tocar los poderosos para defenderse contra los débiles, y no lo puede tocar el Estado, o mejor, no cualquier Estado, sí Cavallo, no Cristina, sí los EE.UU., no Chávez, sí se puede hacer un corralito para defender a los más poderosos contra la propiedad privada de los débiles. No es la propiedad privada de los dueños originarios de la tierra la que cuenta, sino la de ciertos abuelos; no es la propiedad privada de los que durante años aportaron y se vieron estafados, abuelos que hacen ya mil marchas reclamando todos los miércoles frente al Congreso, sino la de los privados; no es la propiedad privada de los pobres de la tierra, sino de las cacerolas de teflón que no golpearon cuando Cavallo confiscó el 13% a los jubilados. La propiedad privada, ¿priva a alguien de lo necesario para vivir? La pobre España tan afectada por estas medidas, ¿no tuvo nada que ver en que se violara la propiedad privada de los indígenas y se cometiera un genocidio todavía no reparado, si es que un genocidio puede repararse?

Quienes creemos que los fondos previsionales son un deber de solidaridad, ¿seremos excomulgados por quienes sostienen inquisitorialmente el dogma de la propiedad privada? ¿Se iniciará una Cruzada contra quienes creemos que la propiedad privada no es un absoluto, porque antes está la vida de los pobres?

Y aunque no le agrade a algún vicepresidente, me permito recordar lo que afirmaba ese gran Papa que fue Pablo VI: “Si alguno tiene bienes de este mundo y, viendo a su hermano en necesidad, le cierra sus entrañas, ¿cómo es posible que resida en él el amor de Dios? Sabido es con qué firmeza los Padres de la Iglesia han precisado cuál debe ser la actitud de los que poseen respecto a los que encuentran en necesidad: ‘No es parte de tus bienes –así dice San Ambrosio– lo que tú des al pobre; lo que le das le pertenece. Porque lo que ha sido dado para el uso de todos, tú te lo apropias. La tierra ha sido dada para todo el mundo y no solamente para los ricos’’’.

Es decir, que la propiedad privada no constituye para nadie un derecho incondicional y absoluto. No hay ninguna razón para reservarse en uso exclusivo lo que supera a la propia necesidad cuando a los demás les falta lo necesario. En una palabra: “El derecho de propiedad no debe jamás ejercitarse con detrimento de la utilidad común, según la doctrina tradicional de los Padres de la Iglesia y de los grandes teólogos”. Si se llegase al conflicto “entre los derechos privados adquiridos y las exigencias comunitarias primordiales”, toca a los poderes públicos “procurar una solución con la activa participación de las personas y de los grupos sociales”.

* Sacerdote.

Página/12 | http://www.elortiba.org