ESTA PELÍCULA, YA LA VIMOS…..

5 febrero 2015

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELA, Política Nacional

Captura de pantalla 2015-02-05 a la(s) 11.05.23Por Jorge Rachid

Los otoñales tenemos memoria de los golpes de estado, fuimos testigos y actores en diversas circunstancias de la vida nacional, cuando las fuerzas coaligadas de la reacción embistieron contra las instituciones de la República, invocando “su defensa” que acompañadas de gritos destemplados de “libertad” les servían de base de sustentación para implementar sus masacres sobre el pueblo argentino, con el objetivo principal de eliminar los derechos sociales, abrir la economía a la voracidad del Mercado , endeudar al país como forma de sometimiento colonial a los designios e intereses del imperio.

Estamos “bajo fuego” los argentinos, se ha desatado un mecanismo final de “golpe blando” que está en pleno desarrollo, con todo el arsenal posible que están mostrando y el que tienen preparado a futuro. Necesitan a Cristina destruída, ni siquiera les sirve la Presidenta entregando la banda presidencial a un adversario político, por la acumulación de poder que mantendría el peronismo en su recuperación identitaria, su fortaleza política y su presencia internacional, que nos ha colocado en las mejores posiciones de despegue nacional, después de décadas de hegemonía neoliberal, entreguista y apátrida, que intentaron incluso, dominar ese monstruo invertebrado, pero que filosófica, política y doctrinariamente ha sido el protagonista indiscutido de los últimos 70 años de historia nacional.

Se repiten los actores, una Nueva Unión Democrática ha logrado enhebrar la embajada de EEUU, como el viejo Braden del 45, como el Kissinger de los años 70, como el Todman de los 90, todos misiles diplomáticos, mas los “aprietes” de los Fondos Buitres”, las amenazas del FMI y la OMC, una oposición alineada y obediente que repite libretos que recibe diariamente por las tapas de los diarios hegemónicos que pretenden marcar agenda, oposición que ha perdido el rumbo y la capacidad de generar políticas, por fuera de los mandatos y financiamientos que recibe a través de Fundaciones y aportes “non santos”. Esa oposición a coro que pide a gritos “anticipar elecciones”, que ayer pedía” la renuncia del vicepresidente”, que pretendía denigrar la figura presidencial con personajes menores de la farándula con relatos fantásticos, periodistas transformados en showman domingueros contradiciendo sus propias historias, coaptados y disciplinados por los dueños del poder, “el círculo rojo” golpista.

¿Quienes son?. Lo mismos que en cada paso de la historia, sectores de poder que afectados por las políticas populares, emancipadoras, distribucionistas, soberanas del gobierno popular, al que tempranamente comienzan a llamar “populista”, como a todas las democracias populares latinoamericanas, en una cadena informativa, sistemática,que tanto defiende los buitres, como ataca a países soberanos como Venezuela hoy, ayer Bolivia y Ecuador,provoca golpes blandos en Honduras y Paraguay, instala bases militares “antiterroristas” en países limítrofes, intentando cercar a la Argentina, bajo el lema “estamos lejos del mundo”, como latiguillo repetido, martillado como libreto a un país como el nuestro que ha logrado éxitos internacionales , que no lográbamos desde los años 50.

Molesta sin dudas que la Argentina haya logrado romper el cerco informativo y la presión con 182 votos en Naciones Unidas para el tratamiento del tema de reestructuración de deudas soberanas, sólo EEUU, Israel e Inglaterra votaron en contra. También votaron en contra de nuestro reclamo en Malvinas en cada resolución favorable del pleno de la UN. Exigieron descaradamente a nuestro país pagar el fallo Griesa, como sometieron a Grecia,España, Portugal, Irlanda, Italia y Francia ahora al poder de los poderes financieros internacionales que actúan supranacionalmente. Los mismos que metieron sus servicios de inteligencia en la causa AMIA, desde el atentado infectando el expediente, desviando la investigación , impidiendo la investigación de la conexión local. Los mismos países que intentan alinear al mundo y a nosotros detrás del “eje del mal”, intentando describir a nuestro país y a Cristina como complacientes del terrorismo. Esos mismos que nos intentan poner sanciones, o crear comisiones internacionales de investigación en un intento de intromisión en asuntos internos de nuestro país. Los mismos que agitan el fantasma Chino como expresión de un “nuevo colonialismo”, o la alianza con el BRICS y por ende con Rusia,intentando recrear en nuestro suelo la Guerra Fría de los 60. Ese bombardeo tienen un solo fin: someter a la Argentina a las políticas imperiales e intereses de las potencias hasta ayer hegemónica, por lo cual no toleran la inserción económica, comercial e integrativa de la Argentina con nuevos escenarios.

Como observamos TODO está relacionado, desde los doméstico a lo internacional.

¿Donde se discuten estos escenarios en el Parlamento Nacional?
¿ En que agenda de la oposición figura su posición sobre la política internacional?
¿ Como se plantean el financiamiento social que ha permitido laampliación de derechos inédita en nuestro país, cuando se están comprometiendo a eliminar retenciones, bajar el impuesto a los ricos, terminar con los subsidios a los humildes en transporte, educación y salud?
¿ Que plantean con respecto a las políticas soberanas de recuperación del patrimonio nacional malversado en las privatizaciones de los 90?
¿ Van a volver a endeudar al país en el FMI, permitiendo la verguenza de sus monitoreos destinados a manejar la política interna?
¿ La oposición piensa alinearse nuevamente en misiones punitivas militares en oriente medio, direccionados por EEUU?
¿ Que piensan con respecto al UNASUR y la CELAC?
¿ Volverán a romper relaciones con CUBA, bajo mandato del imperio?
¿ Serán capaces de bajar los reclamos de Malvinas en razón de lo “politicamente correcto”,facilitando a Inglaterra su operación de saqueo marítimo?
¿Qu dicen publicamente de los juicios de Lesa Humanidad?

Son los mismos que la Unión Democrática, hasta los apellidos se repiten, no son enemigo menores, no lo fueron ayer, no lo son hoy, seguirán operando en dirección destituyente, cada vez con mas rigor y menos pudor, les va quedando menos tiempo antes del pronunciamiento del pueblo argentino, lo quieren impedir o crear condiciones desfavorables como mínimo, con el mecanismo de fortalecer una conciencia racista, antipopular, discriminatoria y primermundista falsa, moneda de cambio de las minorías oligárquicas que se creen mas de lo que son, sueñan con Miami y desconocen Avellaneda, hablan de los “pobres” como categoría sociológica, ignorando la inmensa humanidad y complejidad de nuestro pueblo, aplauden la represión social pero son cómplices del saqueo nacional financiero.

El peronismo les dió batalla ayer y se las dará ahora, con nuevos ímpetus y energías que emergen de una juventud que ha aprendido a forjar su propio destino, que valoró la política como único instrumento de liberación nacional en paz, la democracia como campo de construcción de un nuevo modelo social solidario del siglo XXl, por lo cual les digo: la batalla por el futuro ya está ganada, se ha creado un nuevo paradigma nacional del cual no se va a retroceder historicamente, esa conciencia colectiva del pueblo anida en lo mas profundo de nuestras raíces populares, como lo fue desde las luchas del federalismo, la Patria Grande, el interior versus el puerto, entre otras que nos dieron un Pensamiento Nacional Latinomericano que se ha hecho realidad nuevamente en nuestro continente. Por eso nos quieren voltear, No Pasarán, una vez mas , Ya perdieron la batalla cultural que queda como remanente colonial, sólo en minorías golpistas que saben de su debilidad democrática.

JORGE RACHID

Anuncios

LOS ALIADOS POSIBLES Y EL ENEMIGO PRINCIPAL

5 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Gentileza de Aldo Battisacco

Por Norberto Galasso *

Días atrás, se publicaron en este diario[i] notas de opinión de Hugo Barcia y Alcira Argumedo referidas a declaraciones de Pino Solanas donde responsabilizaba por la mortalidad infantil no sólo al Gobierno, sino también a “cómplices, mentores intelectuales, etc.”, entre los cuales se hallaría el grupo Carta Abierta. Alcira no refutó las apreciaciones correctas de Barcia sobre la mortalidad infantil, sino que fundamentó el furibundo antikirchnerismo de Proyecto Sur en siete puntos, entre los cuales los puntos 2, 3, 4 y 6 corresponden a uno solo: la política del Gobierno respecto a los recursos naturales; el punto 1 se refiere al Tren Bala, proyecto que puede considerarse frustrado, el 4 al blanqueo de capitales y el 7 a la prórroga de las licencias a los medios de comunicación. Además, ratificó las críticas de Pino a Carta Abierta. Estas posiciones no son nuevas en Proyecto Sur: en La Nación, Pino ha señalado que “Kirchner es un traidor a la patria e hipotecó el futuro” (29/9/2007), en Perfil sostuvo que “Kirchner continúa a Menem” (20/5/2007) y últimamente calificó a este gobierno de “antinacional y antipopular”. Si esto lo pregonasen Altamira, Ripoll o Alderete, no escribiría estas líneas pues la izquierda abstracta, liberal o antinacional, como se la quiera llamar, se ha especializado, desde Yrigoyen hasta hoy, en ser funcional a la reacción, en nombre del socialismo y sólo la izquierda nacional ha sabido comprender a los movimientos nacionales cabalgando a su lado mientras intentaba mantener su independencia política, ideológica y organizativa, aunque también allí hubo claudicaciones como la de Ramos (Jorge Abelardo) frente al menemismo. Pero como estas críticas (confundiendo al posible aliado con el enemigo principal) provienen de compañeros con los cuales hemos transitado caminos de lucha, como en el frustrado Proyecto Sur de 2002/03, alguien que pertenece a las bases de Carta Abierta, orienta la Corriente Política E. S. Discépolo y dirige el periódico Señales Populares, se ve obligado, con el dolor que provoca criticar a antiguos compañeros, a intervenir en la polémica.

A las críticas de Alcira, podemos oponer:

1) La avanzada política de derechos humanos del kirchnerismo.

2) La avanzada política latinoamericana que contribuyó a hundir el proyecto del ALCA, que desde el Unasur contribuyó a evitar el golpe de Estado en Bolivia y que ha logrado la simpatía y apoyo de Chávez y Fidel, quienes, según parece, saben algo de imperialismo y cuestión nacional.

3) La depuración de la Corte Suprema de Justicia con la incorporación de figuras de capacidad y conducta incontrovertible.

4) El recupero de los aportes previsionales al tomar las AFJP, dando un fuerte golpe al poder financiero.

5) La reconversión de una economía de especulación por un modelo productivo que permitió una importante disminución de la desocupación y la pobreza.

6) El intento de redistribuir el ingreso a través de la Resolución 125, afectando la renta agraria diferencial, en el mismo sentido que lo hizo Perón en el ’46 a través de los tipos de cambio selectivos. (En este caso, no vale el argumento de Alcira acerca de la votación de Lozano, pues la AFIP (resolución 1898/2008) inició acción contra las grandes exportadoras por los 1700 millones de pesos evadidos (El Cronista, 22/1/2009). Y aun cuando no lo hubiera hecho, esto obligaba, por lo menos a la abstención y no a ser cobertura de izquierda de la nueva Unidad Democrática que están conformando Carrió, Morales, López Murphy y otros.)

7) El recupero del rol del Estado: en Correos, Aguas, transporte aéreo, astilleros, algunos ramales ferroviarios, proyecto de tomar la fábrica de aviones de Córdoba y el canal Encuentro.

El kirchnerismo es pues todo esto y es también buena parte de lo que dice Alcira, como ocurre normalmente con los movimientos nacionales en gestación, policlasistas, contradictorios, clientelistas, pragmáticos, conciliadores, con “amigos del poder” que hacen negocios. ¿Se lo tenemos que decir nosotros, desde la izquierda nacional, justamente a los peronistas? Diría Jauretche, ¿dónde se ha visto que los hijos enseñen a los padres cómo se hacen los hijos? ¿Qué hubiera hecho Pino cuando Perón se negó a expropiar a la corrupta y recorrupta CADE? ¿Hubiera dicho que era “un gobierno antinacional y antipopular”? Claro, desde la izquierda abstracta es fácil decir, ¿por qué Perón no desarrolló fuertemente la minería?, ¿por qué apenas dio el puntapié inicial con Somisa cuya primera colada es de la época de Frondizi? ¿Y el contrato petrolero con la California? ¿Habría dicho acaso: “¡Qué antinacional y antipopular es este Perón!”? Pino dice en otro artículo: “Perón no estaría hoy en el PJ”. Yo pregunto: ¿era mucho mejor el PJ del ’54? ¿No había entonces “amigos del poder” que hacían negocios? ¿Quiénes eran Jorge Antonio y Silvio Tricerri? ¿O entonces resulta que Codovilla tenía razón siendo funcional al imperialismo para que sanease a la Argentina emporcada por los “negros peronistas” del ’45?

Por otra parte, somos ya lechuzas demasiado cascoteadas para entrar en la moralina boba de la Carrió: la corrupción es intrínseca al capitalismo y cuando está la reacción en el poder disimula sus negocios con leyes a su conveniencia; cuando estamos los del pueblo algunos violan esas leyes y hacen sus negocitos. Pregúntenle a Chávez, que sabe de esto, como también de la clase media de Caracas escandalizada moralmente, aunque, igual que la nuestra, evade impuestos con toda naturalidad.

Por momentos me asombro, porque parece que hay que enseñarles peronismo a los peronistas. Ningún gobierno, decía Perón, cumple el 100 por ciento de los objetivos nacionales y populares, porque está el enemigo que también es fuerte. Cuando cumple el 50 por ciento o más ya el balance es favorable. Jauretche le decía a Jorge Del Río cuando se deslizaba a la oposición porque Perón no expropiaba la CADE: “Es importante, sí, pero usted no puede ver la historia por el agujerito de la cerradura de la CADE”.

El balance general es el que interesa. Escuchen esto mis viejos y queridos amigos: “Hay muchos actos, y no de los menos trascendentales por cierto, de la política interna y externa del general Perón que no serían aprobados por el tribunal de las ideas matrices que animaron a mi generación. Pero de allí no tenemos derecho a deducir que la intención fuese menos pura y generosa. En el dinamómetro de la política, esas transigencias miden los grados de coacción de todo orden con que actúan las fuerzas extranjeras en el amparo de sus intereses y de su conveniencia. No debemos olvidar en ningún momento -cualesquiera sean las diferencias de apreciación- que las opciones que nos ofrece la vida política argentina son limitadas. No se trata de optar entre el general Perón y el arcángel San Miguel. Se trata de optar entre el general Perón y Federico Pinedo. Todo lo que socava a Perón, fortalece a Pinedo, en cuanto él simboliza un régimen político y económico de oprobio y un modo de pensar ajeno y opuesto al pensamiento del país” (1947). No hace falta que te diga a vos, Pino, que hiciste recientemente una película sobre “los hombres que están solos y esperan”, que el autor es Raúl Scalabrini Ortiz. Por eso, como decía Jacques Prevert, es muy peligroso dejar que los intelectuales jueguen con fósforos porque, retomando a Jauretche, combatir lo bueno (“desgastando” , creando “clima destituyente” ) puede significar que en vez de lograr lo mejor, sirvamos para que vuelva lo malo.

En esta Argentina de hoy hay que luchar para profundizar este proceso, cabalgándole al lado, marcando críticas, proponiendo soluciones superadoras, empujando, pero no atacando desde enfrente, presionando para que fracase, porque la única opción que hay hoy la conocemos y viene de lejos: Bullrich Luro Pueyrredón, Pinedo, Estensoro, López Murphy, Grondona, Anchorena, los grandes pulpos mediáticos… y el Tío Sam.

Por esta razón, Proyecto Sur debería sumarse a Carta Abierta en vez de arrojarle críticas y trabajar desde allí, para incorporar a la lucha a los sectores populares, para movilizar, exigiendo al Gobierno que profundice lo realizado, porque -y vuelvo a decir, me da vergüenza explicarlo a compañeros de larga militancia- aquí hay una cuestión nacional argentina y latinoamericana por resolver. Y estamos frente a una oportunidad como nunca tuvimos antes. Lo saben Fidel, Chávez, Evo, Correa y muchos otros y lo intuyen los pueblos. Quienes socaven este proceso -con planteos que desconocen la correlación de fuerzas existente- asumen una grave responsabilidad si se frustra esta gran oportunidad para ir dando pasos hacia una América latina unida y soberana, marchando en el camino del socialismo del siglo XXI.

* Historiador y ensayista.


[i] “Gurkas. testimoniales. voceros del Medio Pelo” Nota publicada por el matutino Pág./12 el martes 27 de enero del 2009, firmada por Alcira Argumedo, integrante de Proyecto Sur.

LA REFUNDACIÓN DE BOLIVIA

25 enero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Por Carlos Girotti *

Publicado por la Nac&Pop

Este domingo 25 de enero tiene lugar el referendo para aprobar la Nueva Constitución Política del Estado boliviano (NCPE).

La realización de esta compulsa es el producto del desmantelamiento de la ofensiva destituyente, tras la enérgica y decisiva intervención mancomunada de la UNASUR.

El racismo separatista tuvo que retroceder, aceptar el referendo y ver cómo sus principales líderes e instigadores eran investigados y acusados por la masacre de Pando.

Sobre estos crímenes de lesa humanidad, el Informe Mattarolo no dejó sombras de dudas: 20 campesinos torturados y asesinados en el marco de un indisimulado plan de exterminio que pudo haber cobrado muchísimas más víctimas de no mediar la acción concertada de los gobiernos democráticos de la región.

Bolivia a las puertas de su refundación.

Tras centurias de arraigados odios de clase, subsumidos en ancestrales discriminaciones étnicas, culturales y religiosas, que hicieron del oprobio de todo un pueblo la condición de poder de una minoría dominante, se levanta Bolivia hoy sobre sí misma y en el Preámbulo de su Constitución declara: –Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva, portadora e inspiradora de la paz, comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos.

Pero si la trascendencia histórica de este hecho impacta sobre la realidad continental en las vísperas del bicentenario de la independencia, su dimensión se agiganta cuando se piensa en cuánto podría contribuir la región, con éste y otros ejemplos, para conjurar el exterminio que el ejército y el gobierno israelí están perpetrando en Gaza.

Nadie con buenas intenciones debería sentirse autorizado a juzgar la decisión autónoma de los gobiernos de Venezuela y Bolivia de romper relaciones diplomáticas con Israel, como tampoco nadie podría obligar al resto de las naciones suramericanas a seguir ese camino.

Sin embargo, la autoridad moral de la UNASUR, sobradamente demostrada y ratificada con su intervención en defensa del pueblo y el gobierno de Bolivia, debería ser suficiente para que, con autonomía, se elevara como una voz regional de la conciencia universal para frenar los crímenes de lesa humanidad y el exterminio palestino en Gaza.

Hace falta esa voz universal porque la masacre preludia otras –tanto o más sangrientas que ésta como podría ser en Irán- y porque el exterminio hoy es posible merced al aval del gobierno de Bush, al silencio de su sucesor Obama, a la inocua gestión de las Naciones Unidas, a la complicidad abyecta de los grandes jeques, a los cálculos de beneficios de los banqueros y fabricantes de armas de todo el mundo, a los que en nombre del Holocausto no pueden o no quieren denunciar a Israel, a los que reducen a la condición de nazis al pueblo israelí, a los que por motivos religiosos se callan, ocultan o especulan.

La UNASUR, en vísperas de cumplirse dos siglos de la independencia de los pueblos de la región, puede ser esa voz laica que levante, al igual que las bolivianas y bolivianos este 25 de enero, la generosa utopía del horizonte de un Estado plurinacional y democrático, abigarrado sí, pero entramado en verdaderas autonomías; un ancho cauce por el que transiten y fluyan las diversidades étnicas, culturales, religiosas; una institucionalidad que le cierre paso al militarismo y a la pretensión gendarme de cualquier potencia de seguir medrando con esta sinrazón; un modo de vida no asociado a las alambradas electrificadas ni a los túneles de la sobrevivencia ni a las dádivas hipócritas legitimadas en el desastre humanitario.

Un gesto, pues, que resuma al menos en este rincón del planeta lo que en muchísimas partes se expresa como el clamor inorgánico, como el tono quebrado y casi inaudible de lo que debiera ser una voz universal, potente, dramática, que no tendría que ser acallada mientras una razón militar siga haciendo de civiles indefensos el blanco preferencial de todos sus fundamentos.

Aquí, en Suramérica, tenemos las condiciones para erigir una utopía, como la que supieron fundar los padres de nuestra patria grande, y decírsela al mundo.

Nosotros, que estamos atravesados por múltiples culturas, religiones y etnias; nosotros, que hemos sabido levantarnos desde las ruinas en las que nos sumiera el neoliberalismo; nosotros, que somos nosotros y somos otros, no deberíamos malgastar esta oportunidad, ni cifrarla con eufemismos o palabras sin trama ni espesor.

Para impedir que el exterminio continúe, o que mañana adquiera una nueva y mentirosa justificación para extenderse en el tiempo, se requiere de otro horizonte, no ya el de Postdam y Yalta ni el de 1967, sino aquel que sepa conjugar la vida y la esperanza de dos pueblos que la necesitan tanto o más que nosotros mismos.

Los suramericanos podemos y debemos decir algo al respecto porque, precisamente, en ello también nos va el futuro.

CG/

*Sociólogo, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina