EL ROL ACTUAL DE LA INVESTIGACIÓN EN EL SISTEMA CIENTÍFICO PREDOMINANTE

3 marzo 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Grupo de Gestión de Políticas de Estado en Ciencia y Tecnología (CyT)
Con la adhesión de más de 1.600 Personas y 89 Instituciones (ver en www.saic.org.ar , difusión, política científica, propuesta de política de Estado en CyT).

Introducción

Por problemas con envíos masivos difundimos sólo una parte de un  documento elaborado por el Grupo Proyecto Universidad de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

En el mismo se expresa una posición crítica sobre algunos aspectos del sistema científico de nuestro país, aunque no las propuestas para resolverlos. Para ello, es necesario ver el documento completo en donde, además, se analizan otros problemas en CyT. El documento se puede solicitar a : GPU.UNMDP@gmail.com.

Más allá de coincidencias o discrepancias, consideramos que la difusión del texto contribuye al debate que se debería dar acerca de las políticas CyT en nuestro país, y que sería importante que se extendiera a otras Facultades/ Universidades y Organismos de CyT. Porque si conocemos los problemas, lo peor que podemos hacer es ignorarlos.

A continuación, el texto:

Grupo Proyecto Universidad

Universidad Nacional de Mar del Plata

Contacto: GPU.UNMDP@gmail.com

Aclaración: Debido a que este texto es parte de un documento mucho más amplio, debemos aclarar que las apreciaciones generales que se hacen sobre conductas, procedimientos o metodologías que creemos extendidas y predominantes, obviamente, no involucran a todas las personas ni a todas las Instituciones de CyT.

El rol actual de la investigación en el sistema científico predominante

Antes de realizar una propuesta de carácter ideológico respecto a este tema, debemos tener una primera aproximación de cómo se viene haciendo ciencia en nuestro país en particular y en los países dependientes en general.

En lo que refiere al sistema CyT, nuestro país es dependiente de las políticas científicas de los países hegemónicos (EEUU, Países de la Comunidad Europea, etc). Esta dependencia surge como producto de una dependencia cultural general y es articulada y garantizada por el sistema científico, los investigadores, los programas de vinculación, proyectos prioritarios, áreas de vacancia, etc.

Si bien en la realidad están íntimamente relacionados y son indivisibles, a los efectos de análisis se podría dividir el sistema científico nacional en al menos dos grandes componentes que interactúan entre si.

Por un lado el sistema compuesto por funcionarios del estado, organismos de gestión y evaluación. Estos organismos de evaluación se nutren del cultivo de científicos, del cual seleccionan a los “más destacados” o los que mejor entendieron las reglas del juego, privilegiándolos sobre otros investigadores del sistema científico, ya sea a través de ingresos, promociones y/o aprobación de proyectos y subsidios. Pero a su vez estos privilegios están restringidos por parámetros preestablecidos por el gobierno y/o los funcionarios del mismo. Y estos parámetros son elegidos en función de los estándares internacionales de CyT, estándares condicionados y/o definidos por los monopolios CyT de los países dominantes.

Por otro lado tenemos a los recursos humanos o investigadores, quienes previamente fueron becarios doctorales o posdoctorales, formados en centros de “excelencia” a nivel mundial en determinadas áreas, o bien en algunos centros locales de mayor jerarquía dentro del sistema. Durante el período de formación (doctoral y/o posdoctoral), a estos proto-investigadores se les enseña a “hacer ciencia“, es decir, se les inculcan cuáles son los temas más interesantes para la sociedad científica dominante, las herramientas con las que se abordan dichos temas y -por supuesto y sobre todo- las reglas que tienen que seguir para pertenecer al sistema científico.

Concretamente: cuántos artículos tiene que publicar, a cuántos congresos tiene que asistir y con quiénes debería trabajar para tener éxito (en el caso local, obviamente con investigadores miembros de los sistemas de evaluación). Cuando resaltamos cuántos, es porque nos referimos a la cantidad de los mismos y no a su calidad, llevando a que los famosos papers tengan cada vez menos calidad en los contenidos, llegando incluso a dividir un trabajo en dos o más publicaciones dependiendo de la capacidad discursiva del investigador (o, como bien podría denominarse, escritor).

El sustento ideológico de la publicación de papers está en el hecho de que el conocimiento científico “debe ser universal” y por ende debe ser publicado en revistas internacionales. A su vez, al ser enviado a una revista internacional se garantiza su evaluación por réferis (jurados) de otras universidades del mundo, dándole a este un valor internacional y cierta seriedad.

Veamos un poco lo del valor intelectual y seriedad. Como ya mencionamos anteriormente, existen centros internacionales de “excelencia” en donde obviamente trabajan los investigadores con mayor “prestigio” del mundo. A su vez estos centros son los que cuentan con mayor cantidad de recursos humanos, becarios e investigadores asociados, más y mejores equipos, más dinero; y en esto parece fundarse la “excelencia”: grandes cantidades de muchas cosas. Todo esto genera que, a nivel internacional, los investigadores que pertenecen a estos centros interactúen más fuertemente que el resto del universo de los investigadores, ya sea por mayor participación en congresos, por relaciones que persisten con los becarios cuando retornan a sus lugares de origen u otras posibles razones.

Estos investigadores, a su vez, terminan siendo los editores, editores consultados o réferis de las distintas revistas. Por supuesto, de las más importantes. De esta manera se va generando un círculo de amigos que publican en sus revistas y a veces, y con el sólo objetivo de legitimarse, publican investigadores del gran universo de la ciencia internacional. Obviamente, entre el grupo selecto hay privilegios, sea por el tiempo asignado, la frecuencia con que sus trabajos son aceptados y por la diferencia en el aumento de la lente al analizar un trabajo proveniente de los países hegemónicos con respecto a otro proveniente de los países dominados o colonizados.

Por otro lado, la tan vanagloriada y respetada universalidad del conocimiento es un tanto falaz, como muchas otras cosas que vamos observando de este sistema científico. Si prestamos un poco de atención, vamos a empezar a ver que cada vez que un investigador envía a publicar un trabajo, una vez superadas las etapas evaluadoras (referato) y si este fue aceptado, recibe formularios en los que debe ceder los derechos de autor.

Sí, le ceden los derechos a las revistas, generalmente de origen europeo, estadounidense o de otro país hegemónico. La primera respuesta que vamos a encontrar en plaza frente a esta dinámica por parte de los investigadores es que eso permite que toda la comunidad científica pueda acceder a esos trabajos; argumento falso, puesto que sólo se puede acceder a estos trabajos vía las Universidades, Estados u Organismos que paguen por dicho conocimiento.

En concreto: un científico argentino, por ejemplo, publica un artículo en una revista internacional y solo podrá acceder al mismo trabajo que mandó a publicar a través de su copia personal, o si la Universidad en la que trabaja o el Estado le paga a la revista para poder acceder al paper. De manera un poco más cruda: el Estado argentino paga para poder acceder a los artículos que el mismo financia.

Por otro lado, en un país desarrollado tecnológicamente se puede utilizar el conocimiento así generado en la creación de nuevos productos, nuevas tecnologías, etc. Para el caso de los países colonizados como el nuestro la situación no es la misma ya que este desarrollo está muy atrasado en relación a la producción científica del propio país. Por último los países desarrollados tienen sus agencias (NASA, Naval Research, etc) que tienen grupos e investigadores que se relacionan con toda la comunidad científica mundial y que no publican sus resultados, o al menos no todos, ya que tienen interés estratégico y son parte de políticas de Estado.

Evidentemente el acceso al conocimiento es en una sola dirección; de los países colonizados para los colonizadores.

Resumiendo, la distribución del conocimiento en este sistema, implica:

  1. Que debemos generar conocimiento y compartirlo con todo el mundo.
  2. Que debemos pagar para acceder al conocimiento que producimos.
  3. Que debemos pagar para usar el conocimiento que generamos.
  4. Que debemos pagar por lo que deriva del conocimiento que generamos.
  5. Que no todo el mundo comparte el conocimiento que genera.

En nuestro país, los investigadores son financiados por el Estado nacional (y por ende por toda la sociedad), pero gran parte de la investigación que se realiza responde a intereses de empresas extranjeras, u otros estados.

(*) La versión completa del documento se puede solicitar al Grupo Proyecto Universidad (GPU), UNMdP. Contacto: GPU.UNMDP@gmail.com.


LO QUE FALTA ES EXTENSIÓN

25 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Grupo de Gestión de Políticas de Estado en Ciencia y Tecnología (CyT)
Con la adhesión de más de 1.600 Personas y 89 Instituciones (ver en www.saic.org.ar , difusión, política científica, propuesta de política de Estado en CyT).

Lo que falta es EXTENSIÓN

En una gacetilla difundida entre el 9 y 10/ 02/ 09 nos referíamos a la importancia de la Extensión Universitaria (1).

Allí comentábamos que uno de los EJES fundamentales de la Extensión es resolver necesidades sociales en diferentes áreas del conocimiento y que, de esa manera, se vincula a las Facultades/ Universidades con la sociedad.

Sin embargo, si se quiere conocer cuál es el impacto real de la Extensión debemos analizar no sólo lo que resuelve sino, además, las consecuencias que se derivan de su implementación.

Algunas de ellas son:

1.- Transfiere el conocimiento a la Sociedad favoreciendo la apropiación pública de saberes y construyendo una sociedad más inclusiva y justa.

2.- Genera autonomía tecnológica en la medida en que aporta metodología para resolver necesidades propias sin condicionamientos.

3.-Como debe recurrir a otras áreas del conocimiento para resolver problemas, genera vinculación interdisciplinaria que contribuye a atenuar la fragmentación actual, aspecto básico para generar un verdadero Sistema de CyT.

4.- Demuestra que se puede hacer CyT en una forma diferenciada de la más conocida por todos, que es la publicación de “papers“.

5.- Si fuera reconocida y financiada también sería un instrumento para generar fuentes de trabajo y disminuir la emigración de RRHH calificados.

Curiosamente, TODO lo que potencia la Extensión son asignaturas pendientes de las políticas en CyT que se han implementado durante años.

Más aún, y si aceptamos un poco de reduccionismo, los proyectos de Extensión Universitaria constituyen la unidad funcional de lo que deberían ser las políticas públicas en CyT para abordar problemáticas sociales.

Por eso hay que revalorizar la Extensión, financiándola adecuadamente y dándole un marco más amplio y coordinado a nivel nacional en temáticas que así lo justifiquen (aguas, Chagas, educación, viviendas económicas, producción pública de medicamentos, vacunas, etc).

Más aún, la diversidad de proyectos de Extensión que se llevan a cabo en las 39 Universidades Nacionales constituyen una guía temática y un soporte técnico para generar políticas más activas en CyT.

Por lo tanto, la Extensión debería estar en la primera línea de consideración por parte de los Ministerios de Educación y de CyT, y no en la marginación actual que la reduce al voluntarismo.

Los que hacen Extensión esperan medidas en ese sentido, nosotros también. Porque en ese ámbito encontraremos  idoneidad y compromiso, dos cualidades necesarias para implementar la utilización social del conocimiento.

Además, porque lo que le falta a las políticas nacionales en CyT, es EXTENSIÓN.

¿ Cómo se puede coordinar la Extensión ?

Las Universidades tienen organismos en donde se pueden conciliar políticas CyT como el Consejo Interuniversitario Nacional, el Consejo de Rectores de Universidades Nacionales o la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, entre otros.

Se podrá decir que las Universidades son autónomas y que dependen del Ministerio de Educación y no del Ministerio de CyT.

Sin embargo CyT es una sola, y para eso están los organismos nacionales de coordinación como el Gabinete CyT (GACTEC), que es presidido por el Ministro de CyT Lino Barañao, y en donde las Universidades Nacionales tienen el espacio para interactuar con todos los organismos de CyT y con todas las Provincias y, así, superar las habitualmente paralizantes barreras jurisdiccionales.

Las posibilidades para relacionarse e interactuar están, sólo hay que tomar las decisiones políticas para una acción coordinada y ponerse a la altura de las circunstancias.

Porque, la Extensión espera.

Porque, no hacerlo sería seguir desperdiciando recursos, una vez más.

Porque, como manifestara la Dra Susana Murillo (2):

Argentina requiere una política integral de investigación científica y gestión tecnológica, ya que de ello se trata el ministerio creado. La estructura de una política en este campo no puede reducirse a la existencia de avances en algunas áreas de investigación o a problemas de financiamiento ….”

Lo fundamental es, primero, la presencia de un diagnóstico integral acerca del potencial científico, su relación con el desarrollo tecnológico y el de éste con las necesidades reales de la población…..“.

Definiciones en materia de política científica es lo que nuestro país requiere” – [negritas nuestras] -.

Finalmente, en este marco la Extensión no puede estar ausente.

Referencias:

(1).- Gacetilla “Extensión Universitaria” del 09-02-09 -Grupo de Gestión-: www.grupogestionpoliticas.blogspot.com .

(2).-Una política científica integral“, por Susana Murillo: http://www.pagina12.com.ar/diario/universidad/10-100078-2008-03-04.html


La Extensión Universitaria

10 febrero 2009

¡¡¡ATENCIÓN!!! EL BLOG DE “EL EMILIO” SE MUDÓ

www.revistaelemilio.com.ar

DE AHORA EN MÁS DIRIGITE ALLÍ. Y CORRÉ LA VOZ.

ESTA MISMA NOTA LA ENCONTRARÁS EN LA NUEVA DIRECCIÓN

Grupo de Gestión de Políticas de Estado en Ciencia y Tecnología (CyT) Con la adhesión de más de 1.600 Personas y 89 Instituciones (ver en www.saic.org.ar , difusión, política científica, propuesta de política de Estado en CyT).

Las Facultades/ Universidades Nacionales tienen, por lo menos, tres objetivos bien definidos en su agenda. Ellos son: Docencia, Investigación y Extensión.

Brevemente, la Extensión consiste en que el conocimiento aplicable que posee una Facultad/ Universidad pueda ser transferido a la Sociedad en forma de bienes o servicios. Esta misión de las Facultades/ Universidades, además de resolver necesidades concretas, constituye un formidable instrumento pedagógico porque se basa, esencialmente, en la responsabilidad social y/o en la solidaridad de docentes y alumnos.

Distintas Facultades/ Universidades Nacionales llevan a cabo encomiables proyectos de Extensión en distintos ámbitos del conocimiento. Una de las más reconocidas en este aspecto es la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata. No es la única, obviamente, pero es un muy buen ejemplo.

Así, esa Facultad cuenta con 43 proyectos de Extensión en áreas de Educación, Salud Diagnóstico, Salud Medicamentos, Medio Ambiente y Alimentos. Se puede verlos en: http://www.exactas.unlp.edu.ar/se-e2.php?lang=1 .

Los proyecto de Extensión en general son focalizados alrededor de problemáticas locales o regionales del área de las Facultades/ Universidades que los ejecutan.

Habitualmente la Extensión se hace “a pulmón” o con escasa financiación debido a los magros presupuestos y, además, quienes la llevan a cabo, generalmente lo hacen “ad honorem” en tiempo extra a sus ocupaciones diarias. Además, se le da poco valor en el momento de las evaluaciones o de los concursos.

En consecuencia, si una persona hace Extensión, muchas veces “pierde su tiempo” ya que con esa tarea es muy difícil “hacer carrera” en el ámbito académico o científico.

Hay otros aspectos a tener en cuenta:

– La falta de reconocimiento a quienes hacen Extensión indica que no hay políticas apropiadas para ello.

– Una cuestión central a resolver es que los proyectos de Extensión tengan financiación adecuada porque, de otra manera, quedan remitidos al voluntarismo. Esto se debería discutir en Universidades/ Facultades y en el Gabinete Científico Tecnológico (GACTEC), ámbito del cual las Universidades forman parte y cuya coordinación depende del Ministerio de CyT que, a través de la Agencia Nacional de Promoción CyT, podría promover el otorgamiento de subsidios.

También sería importante que los organismos de CyT, especialmente CONICET, tuvieran en consideración este tipo de emprendimientos y, en el marco de la carrera del Tecnólogo, por ejemplo, otorgara subsidios y, además, instruyera a las Comisiones Asesoras para que analicen la manera de revalorizar este tipo de emprendimientos y, así, evitar que sólo se computen el número de “papers” y patentes.

– Otra cuestión importante a plantearse sería que aquellas Facultades que desarrollan proyectos cuya importancia excede su marco regional puedan aunar esfuerzos generando una Coordinadora a nivel nacional en temas en que ésto se justifique. Así, por ejemplo, la descontaminación de aguas para consumo es una área que ocupa a varias Facultades/ Universidades Nacionales y organismos de CyT.

CONCLUSIÓN

El abordaje de las problemáticas sociales que necesitan CyT para solucionarlas debería ser un EJE fundamental de las políticas universitarias y de las políticas nacionales en CyT, y no constituir sólo un aspecto marginal o anecdótico de las mismas.

Más aún, sobre la base de la coordinación nacional de áreas que así lo ameriten, las políticas en Extensión Universitaria podrían converger en la definición y concreción de proyectos estratégicos nacionales, o que resuelvan necesidades sociales de envergadura.

Así, una coordinación nacional adecuada de grupos de Extensión de distintas Universidades permitiría que el estudio de problemas similares pueda resolverse más eficientemente, evitando superposiciones y realizando investigaciones complementarias entre los grupos. Además, eso promovería el intercambio de información y optimizaría el uso de infraestructura, que fortalecería los emprendimientos.

Impulsar vigorosamente la Extensión es importante para que las Universidades vuelvan a ser lo que alguna vez fueron. Esto es, ámbitos de discusión y pensamiento crítico desde donde surjan soluciones a los grandes problemas regionales y nacionales.

FINAL

Lo que aquí expresamos sobre la Extensión Universitaria es sólo una mínima expresión de la importancia que tiene y que, probablemente, ampliaremos en el curso del año con aportes directos de algunos protagonistas.

Por eso sería importante que en el III Congreso Nacional de Extensión a realizarse en la Universidad Nacional del Litoral del 20 al 22 de mayo de 2009 se planteen estas cosas, se las revalorice, y se las potencie.

Nota: para incorporar o remover su mail de la lista, o comunicarse con el Grupo de Gestión, enviar mail a: grupogestion1@yahoo.com.ar . Gacetillas anteriores pueden verse en: www.grupogestionpoliticas.blogspot.com .

Cordialmente, Grupo de Gestión:
Alonso-Romanowski S – Cid JA – Cravero C – De Filippo J – De Sousa Frade S – Estébanez ME – Fiamberti H – Fossati CA – Franchi AM – Furnari JC – García AP – Ghilarducci A – Giordano M – Gubertini MT – Hermida EB – Hozbor D – Ielpi L – Iriondo M – Isturiz MA – Jasnis MA – Lamberti Y – Landoni MF- Lemos DR – Manghi M – Milana JP – Nonzioli AC – Otero AM – Palermo M – Pérez O – Poderti A – Ravelo A – Rearte B – Recavarren MI – Rivero S – Rofman A – Sabbatini ME – Sasiain MC – Schattner M – Yantorno O.