REFLEXIONES EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS (PARTE III)

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción; 2 de abril.

En un día tan caro a los sentimientos patrióticamente argentinos, mis primeros recuerdos son para nuestros héroes caídos en combate en 1982, que todavía siguen custodiando nuestras tierras soberanas -Islas Malvinas-  con sus cuerpos enterrados en tierras gauchas, tierras usurpadas por la piratería inglesa. Vaya entonces este homenaje a todos nuestros veteranos de aquella guerra que a Dios Gracia todavía siguen con vida y pueden dar testimonio sobre tamaña gesta, como son -entre muchos otros- nuestros GIGANTES cóndores de la Fuerza Aérea Argentina a quienes acompaño con la penúltima parte de estas reflexiones. 

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 13.31.50

V.L.M. 10

Por Victor Leopoldo Martinez (2 de abril-Décimo cuarto día de cuarentena obligatoria)

CUESTIONES EDUCATIVAS

Cuando la educación se limita a ser un simple ritual con obligación de cumplimiento social pero  que centraliza su funcionamiento en lo formal alimentando lo meritocrático y el individualismo, difícilmente colabore para que la estupidez humana nacional sea superada y dé paso a una formación más humana y sensata. Si bien es cierto que la educación pública argentina está dando claras muestras de su valor e importancia, por un lado por su importancia social en cuanto a la asistencia y contención que le da a los sectores que padecen carencias alimentarias, y por otro  en relación a su alta calidad de abordaje en ciertas ramas, algo palpable a través de la labor de nuestros profesionales de la salud e investigadores y científicos en una situación extrema como la que estamos atravesando (COVID19), tal el caso de los extraordinarios aportes del Malbram, o como lo fue el Balseiro y todo el desarrollo desplegado con el ARSAT en el gobierno de CFK para ganar soberanía en el manejo de las comunicaciones, ambos descuidados y/o desfinanciados hasta inutilizarlos por la gestión de los brutos e ignorantes CEOs PRO con M.Macri a la cabeza,  no es menos cierto que en otros y no pocos aspectos, esa educación fracasó.

Como decía Jauretche, “es educación pública argentina por radicación geográfica, no por responder a un proyecto político nacional”.

Antes de continuar y para evitar malas interpretaciones por parte de los “ligeros defensores de la educación pública libre y gratuita” de la cual también soy defensor pero no en el estado en que se encuentra actualmente ni con su forma de entenderla, me voy a detener por unos párrafos en la cuestión científica. Les recuerdos a esos “ligeros” que seguramente pondrán el grito en el cielo saltándome a la yugular por estos señalamientos, que tanto en Pcia de Bs. As. como en la C.A.B.A. el 90 % de los docentes (con “formación” secundaria y terciaria) votaron en el 2015 por Mauricio Macri reduciéndose apenas en un 20 % el anterior porcentaje en el 2019 en cuanto al número de docentes votantes que optaron nuevamente por el ex presidente. Estúpida deformación educativa de profesionales que tenían educandos entre sus manos, y las nefastas consecuencias políticas de la tarea pedagógica que realizaron y que nunca fue apolítica, fueron de la mano.

LA CUESTIÓN CIENTIFICA

Pero veamos la cuestión científica. La indiscutida calidad profesional y formativa de no pocos de nuestros científicos no puede ser tomado como ejemplo de “buena educación” usándolo como herramienta política para traspolarla como muestra de “bondad y eficiencia”  de todo el resto del sistema educativo. La alta formación técnica a la llegan nuestros investigadores en no pocos campos de las ciencias se da, en algunos ocasiones y en partes, por gobiernos que invierten en el tema; pero fundamentalmente por decisiones personales dentro de las excepciones institucionales. Ahora bien, cabe aclarar que los involucrados en estas gestas patrióticas lo logran en la mayoría de los casos y veces  en un  marco de precariedad laboral, con becarios e investigadores luchando constantemente contra la imbecilidad de aquellos gobiernos liberales primeros -hoy neoliberales y cipayos –  encabezados por “dotores” y “economistas” con master internacionales al servicio de intereses empresariales. Sin ir muy lejos en el tiempo, el “Dr.” Domingo Cavallo que continuo operando para el neoliberalismo durante el gobierno del falso peronista C. S. Menem primero y luego para De la Rua, mandaba a los/as científicas a “lavar los platos”.  Estos “dotores y economistas egresados” -en no pocos casos de Universidades públicas- luego dedicados a la politiquería y ya en gestión de gobierno, son los que desfinancian la salud y la educación pública por considerarla un gasto y por estar mas preocupados por hacer jugosos negocios con las riquezas humanas y materiales del país que en pensar en los intereses nacionales y en mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo como proyecto político-social. ¿Que formación humanística recibieron estos personajes en los claustros de estudio? Individualismo en estado puro nunca trabajado para ser contrarrestado en ninguno de los niveles educativos por donde se pasearon estos personajes  durante 16 años con final como profesionales dando excelentes exámenes meritocráticos para gozo del stablishmen dominante del vigente Status Quo donde la “grieta” hace la diferencia. Paradoja de nuestro sistema educativo; profesionales y científicos con conciencias nacional y “dotores” cipayos siguen siendo los productos que surgen del mismo sistema, una flagrante contradicción hasta ahora no resuelta. Seguramente no faltaran los que argüirán, como fieles defensores de consignas abstractas, el necesario respeto por la libertad de pensamiento y acción que debe existir dentro de un “país democrático”. Claro que cada argentino -como individuo- es libre de pensar cómo se le plazca y actuar en consecuencia. Pero esa libertad se agota cuando empieza a joder al prójimo, a la sociedad, al país y  sus intereses soberanos. Solo los idiotas, los perversos de perversión congénita  y los “mal educados” muerden la mano del que los alimenta.

eva-peron

Los dos primeros gobiernos peronistas focalizaron su trabajo de revolución social en lo educativo. “Había que darle oportunidad a todos los niños y jóvenes argentinos de acceder a la educación. Una universidad “selecta” dejaba afuera  a muchos potenciales recursos humanos que bien podían aportar al desarrollo del país. Siempre es mejor para el país que la selección de los que pueden aportar se de entre millones de aspirantes que entre muy poquitos. A eso lo acompañamos con la tarea formativa en valores sociales y solidarios que se daban en las escuelas primarias y secundarias, donde las sanas “competencias” solo se daban en lo deportivo a través de los “Torneos Evita” (Juan Domingo Perón)

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 14.17.10

EJEMPLOS AL AZAR

Brindo dos claros  ejemplos experimentados por proximidad para demostrar lo que acá sostengo en cuanto a los científicos e investigadores con conciencia nacional.

  1. Año 2005. Nuestro hijo mayor (Pablo), biólogo, egresado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA estaba cursando su tesis y trabajando en los laboratorios de la “facu”. Nos  contaba la precariedad en la debían realizar las tareas él y sus compañeros, y hasta se llevó nuestra heladera -elemento faltante- para tener donde guardar las muestras en las óptimas condiciones que demandan su preservación.
  2. La lucha que vienen llevando adelante Alberto Kornblihtt, unos de nuestros actuales y más destacados científicos  ya lleva casi 40 años en busca de una ciencia Nacional, Popular y al servicio del país. Y doy fe de esto porque en los comienzos de este siglo nuestra humilde y naciente revista El Emilio le dio un espacio mas que importante a su pensamiento y el trabajo que este increíble hombre llevaba adelante en la misma  Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

Claros ejemplos para un tema que nunca fue política de Estado en gobiernos neoliberales; solamente adquirió esa dimensión en gobiernos Nacionales y Populares; un error y un mal que cargamos y arrastramos desde hace largo tiempo.

Pero quiero fundamentar aún más la descripción de esta triste realidad. Para eso haré un poco de historia. Pensar que los profesores y alumnos reprimidos en “la noche de los bastones largos”(1966) y los estudiantes que acompañaron la lucha obrera en el “Cordobazo”(1969), en el “Tucumazo” en el “Rosariazo”, en el “Mendozaso”, representaban el pensamiento de todos los profesores y alumnos universitarios de todo el país es uno de los errores mas habituales que se comenten (aun reconociendo que por aquellos años el porcentaje de universitarios con conciencia nacional era mucho mayor que el existente hoy). Solo alcanza con comparar en términos de porcentaje los ejemplos tomados al azar: el 80 % de esas luchas estudiantiles-obreras se dieron en el interior del país. Aun así y para el caso de la UNCÓR nunca fue casualmente productora de “profesionales obreristas”; solo alcanza con recordar todos los aportes que hicieron con sus “brigadas” los comunistas del centro de estudiantes de la universidad de la provincia mediterránea en la persecución de dirigentes obreros peronistas, estudiantes aliados al gorilaje que llevó adelante el golpe del “55” contra el gobierno popular peronista.

Solo basta sacar de la historia reciente algunos ejemplos: De la UBA y de la UNCÓR salieron los Alsogaray, los Menem, los “Chicagos Boys” entre otros miles de  personajes que le vienen rindiendo culto al anterior liberalismo y al actual neoliberalismo por estar al servicio de la “derecha” y siempre acompañados en la tarea por no pocos “liberales de izquierda”. Escuche a cierto politólogo del Frente Grande integrante del FREPASO allá por 1996,  personaje que parece ser Prof. universitario y hasta llegó a ser penalista de 678 y columnista de Pag/12, decir allá por 1995 siendo asesor de un Senador -ex PC como él- de la Pcia. de Bs. As. que uno de los economistas más brillantes de la argentina era Cavallo, lamentablemente para él un “incomprendido”.

NECESARIOS PARALELOS

Valga la siguiente comparación en términos internacionales para iniciar un proceso de desestupidización: Iniciada la carrera científica de pos guerra entre las dos potencias mundiales (EE.UU. y URSS) luego de la apropiación de científicos alemanes que habían trabajado para el III Raich, a ningún gobierno norteamericano posterior se le ocurrió desfinanciar la NASA y la ciencia aero-espacial norteamericana por considerarla “gasto inútil”; al contrario, siempre lo consideraron una inversión estratégica nacional. Y la guita con la que se financia hasta en la actualidad estos y otros tantos proyectos norteamericanos es guita de los contribuyentes entre los que aparecen algunas (un porcentaje muy bajo pero con conciencia nacional) de las grande fortunas que no suelen evadir impuestos ni sacan del país sus fortunas para guardarlas en cuentas Off Shore en paraísos fiscales. Compare las conductas en este último aspecto con la de los Macri, los Peña Braun, Quintana, Prat Gay, Melconian, Dujovne, Coto, los “popes” de la S.R., Roca, Bulhgueroni, Perez Compac, Cartellone, Roggio, y hasta la recordada Amalita Lacroze de Fortabat. Estoy hablando de ciento de miles de millones de dólares encanutados por estos sátrapas fuera del país con los que bien se podría saldar la deuda externa de la que ellos usufructuaron dejándole el muerto al Estado.

Hoy los economistas norteamericanos quieren atacar de raíz los errores cometidos en materia de inversiones ya que con esta pandemia saltó la dependencia externa que el país padece en materia de no pocos insumos médicos y de salud. Todo muy lindo con el “libre mercado y el libre comercio”. Pero esa belleza se va a la misma mierda cuando aparecen en escena fenómenos como el que estamos viviendo donde aparece mágicamente la revalorización del rol del Estado. Son los momentos donde todos -hasta los neoliberales más ortodoxos de países centrales- corren con la escupidera para que el Estado los salve (No solo los pobres y desprotegidos piden asistencia estatal; empresarios también). Solo los imbéciles neoliberales de la periferia global -de ese recontra culo del mundo al que Lanata se refería y que él ayudó para que llegáramos más rápido de la mano de Macrí- siguen vociferando sus supuestas virtudes y bondades como lo hace otro pobre tipo como  J. L. Espert.

Claros ejemplos para diferenciar la estupidez de la sensatez en cuanto a la valoración del rol del Estado en cuestiones sociales, de soberanía y estrategias asociadas.

(Continúa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: