Aleksandr Duguin y su devoción por Perón y el modelo sindical argentino

13 mayo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMLIO, Política nacional e internacional

Fuente:https://mundogremial.com/aleksandr-duguin-y-su-devocion-por-peron-y-el-modelo-sindical-argentino/

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.17.32

“Perón creó los principios para el futuro. El futuro peronista es hoy”

El movimiento nacional justicialista conmemoró hace semanas los 70 años del Primer Congreso Nacional de Filosofía de Mendoza donde el General Juan Domingo Perón presentó y desarrolló su concepto de Comunidad Organizada.

La obra de Perón rompió fronteras y fue estudiada por innumerable cantidad de pensadores en distintos puntos del mundo.

Tal es así, que para recordar aquel congreso de filosofía se congregaron en nuestro país destacados filósofos que dedicaron parte de sus estudios al “peronismo”. Entre ellos,Aleksandr Duguin.

Duguin es un filósofo , historiador y analista ruso, reconocido mundialmente, que analizó la figura de Perón a quien llegó a definirlo como “un ejemplo a seguir por todos los Jefes de Estado”.

Hace días, visitó la sede central de la CGT en el marco de las actividades para rememorar aquel Congreso de Filosofía junto a filósofos argentinos, historiadores y pensadores de la región.

Mundo Gremial entrevistó a Duguin para conocer su análisis del peronismo, y sobre todo su visión respecto al modelo sindical argentino y su definición del trabajo.

MG: ¿Qué opinión tiene usted del movimiento peronista?

AD: “El peronismo se basa sobre necesidades de tener una alternativa al liberalismo global, a la hegemonía de América del Norte que está representado en el pensamiento político y filosófico de Juan Perón.

En su Tercera Posición de Juan Perón veo muchos aspectos parecidos a la Cuarta Teoría Política (de su autoría) que critica el liberalismo, comunismo y nacionalismo.

Creo que Perón no era tan nacionalista, era más que nacionalista. Pensaba en los intereses de la civilización latinoamericana. Por eso iba con esta propuesta de Getúlio Vargas de Confederación, también con Chile.

La unificación del continente con su identidad manifestada con la forma política del peronismo, justicialismo, con soberanía y justicia social. Es importante la dignidad del hombre de trabajo, CGT, trabajadores, como el centro, creo que no ha perdido ninguna importancia. Eso se diferencia con Brasil que después de la caída de los Getúlio Vargas, todo el sistema de la CGT de Brasil está destruida totalmente.

Acá después de Juan Domingo Perón, la situación de la CGT está conservada; estos colectivos para defender la dignidad de los trabajadores está presente, vive hoy y es muy importante. Porque Perón ha hecho algo más que ser un líder político, ha creado los principios para el futuro. El futuro peronista es hoy. Por esto es que considero a Perón como el pensador político, es el creador del pensamiento de estos valores para el futuro”.

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.18.34

Juan Manuel Morena, director de Mundo Gremial, junto a Duguin en la CGT

MG: Siguiendo esta línea, hoy hay un impacto muy fuerte en el mundo del trabajo que naturalmente va impactar en el modelo representación, ¿cómo lo analiza usted, en términos de trabajo?

AD: “Pienso que debemos concebir trabajo por fuera del marxismo. Porque el marxismo se ocupa del trabajo abstracto solamente, por eso (Karl) Marx pensaba que el capitalismo es la fase necesaria del desarrollo de la humanidad, de la economía, de la sociedad. Solamente cuando todo el trabajo deviene abstracto y no concreto, solamente después, la revolución socialista proletaria sería posible.

Eso es totalmente negativo, por eso esto juega a favor del capitalismo, liberalismo, globalización, esto se ve en la izquierda moderna, post moderna, que son los aliados del liberalismo gran capital”.

MG: Y son los grandes representantes de muchos sindicatos a nivel mundial también…

AD: “Sí, por eso el sindicalismo del trabajo peronista debe ser el sindicalismo de otra naturaleza, con otra esencia y esa esencia tiene que ser, según mis ideas, en la defensa del trabajo concreto. Es diferente trabajo concreto, es trabajo que no está hecho para vender.

Vender es una forma secundaria de manejar los objetos, es una forma de la creación, el trabajo creador. Trabajador no es proletario, trabajador es cuando hace trabajo concreto que está destinado a auto consumación o a un cambio en el contexto concreto también. Esto es trabajo para trabajo, es una forma de la dignidad humana que está presentada como arte con creación que no está para vender.

En el capitalismo todo trabajo deviene abstracto para vender, solamente para vender. La calidad de la plata no cuenta. Y por eso es que creo que tenemos que defender este trabajo concreto.

Volver al trabajo concreto que debe ser inscripto en el contexto local, humano, en el contexto de aldea, de ciudades, de la gente que si se conozca entre ellos”.

MG: ¿Y según ese pensamiento, cómo debemos pensar la economía de un país?

AD:A la economía hay que pensarla en concreto, la economía de la producción estratégica, de peso nacional, podría ser de otro nivel. Pero en ambos casos el trabajo debe ser a favor de la gente, de la sociedad, de la Nación. Esa es precisamente la diferencia entre los sindicatos marxistas o izquierdistas y los peronistas.

Por eso creo que el trabajo debe ser concebido como el hecho, el acto creador, como el arte, como un acto humano, profundamente humano que manifiesta la posibilidad del hombre de crear. Por eso el producto de este trabajo no puede tener precio, el precio es el don, el cambio del alma, del corazón; este trabajo cualitativo debe ser puesto en el medio de la lucha para la liberación del trabajo”.

Captura de pantalla 2019-05-12 a la(s) 23.13.20

Anuncios

EL PERONISMO Y LOS “periodistas pequeños, pequeños” PERONOFÓBICOS

5 mayo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

EL JOACO

JOAQUÍN M. SOLA ES UN BURGUESITO PEQUEÑO PEQUEÑO QUE COMO TAL HACE PERIODISMO PENSANDO QUE   ESTÁ CAMINANDO ENTRE UNA PLEBE LONDINENSE PERO EN UN PAÍS COLONIAL; Y LO HACE CON AIRE ARISTOCRÁTICO SENTENCIANDO A SINIESTRA EN DEFENSA DE “DIESTROS” (viejos ladrones del Estado y corruptos de toda laya que él vende como impolutos). CUAL SHERLOCK HOLMES SUDACA ENJUICIA AL POPULISMO Y A POPULISTAS SIN EVIDENCIA ALGUNA, SOLO CON ARGUMENTOS FABRICADOS EN UN REMEDO DE LABORATORIO MEDIATICO CUYOS PRODUCTOS SON ELIXIRES PARA MITÓMANOS ELABORADOS CON INFORMACIÓN BASURA. 

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

Si bien es cierto que a esa herramienta periodística llamada La Nación, Mitre la pensó y diseñó para ser vocera del stablisment oligárquico y guarda espalda de sus intereses (según el decir del historiador Galasso), insisto en los derrapes que pueden leerse en sus páginas en esa caída libre que viene padeciendo el libelo por el tobogán de la mediocridad.

De aquella “tribuna de doctrina” que pretendió ser, según el deseo de su creador, está quedando NADA; no solo en términos periodísticos sino y fundamentalmente en materia de “plumas” pretenciosas de editorializar. Los ejemplos patéticos no son pocos; hoy a Morales Sola se le suma entre otros Luis Majul.

Que la línea editorial del matutino sea profundamente liberal-anti populista y por ende antiperonista no es novedad para nadie; pero creo yo que no puede a la vez rebajarse a tanto como lo viene haciendo desde hace un par de décadas, torturando con sus chabacanas editoriales a don Bartolo en su propia tumba. Independientemente de no acordar en lo personal con la línea Mayo-Caseros que el diario defiende, la pluma de su creador fue brillante, y por sus páginas desfilaron tipos de la talla de Leopoldo Lugones. Lamentablemente este presente al que lo están llevando los De Vedia-Saguier en su asociación con el mafioso que controla el grupo monopólico Clarín, Héctor Magnetto, muestra su actual grado de pauperización editorial.  

LIBRO DE CRISTINA

Esta vez Morales Sola se “colgó” del libro de reciente aparición escrito por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La nota en cuestión firmada por el ¿periodista? de marras y publicada por La Nación el 1 de mayo pasado se titula: “El libro de Cristina Kirchner: un repaso de sus odios”

Resulta llamativo, por no decir torpe, leer un texto escrito por un odiador serial referirse a ese nefasto sentimiento como si los depositarios fueran solamente otros. Nada original.

Como la típica manifestación sintomatológica presente en ciertos mediocres que padecen algún tipo de neurosis obsesiva, Morales Sola comienza su nota sosteniendo: “Dejemos a un lado el estilo y la redacción del libro de Cristina KIrchner. Definitivamente, el destino de ella no es el de escritora.” Sola utiliza el plural “Dejemos” de manera llamativa en una redacción personal –no grupal a menos que incluya a sus lectores- donde intenta criticar estilo y redacción de otro. A raíz de esta observación y utilizando el mismo criterio yo podría decir: “La redacción de textos no es lo fuerte en Morales Sola”. Ahora bien, me pregunto, don Joaquín… ¿pretende con su escrito claramente surgido de la impotencia, derrumbar el éxito editorial de una obra que ya lleva 250 mil ejemplares agotados? En realidad ¿quién aparece como resentido y envidioso en esta ramplona disputa planteada por el pseudo periodista, Cristina como él la quiere presentar…, o él mismo?

CRISTINA-SOLA 1

Pero su obsesión antiperonista lo hace desvariar y escribir estupideces sobre un texto hecho libro, claramente político, de alguien, en este caso Cristina Fernández de Kirchner, que no necesariamente tuvo una finalidad literaria al redactarlo. Esto queda patentizado renglones más adelante cuando de manera neurótica manifiesta: “Cristina es Cristina, con sus mismas filias y fobias, con sus mismas obsesiones, con el mismo rencor de siempre y los mismos enemigos reales o imaginarios.” O sea, ese pensamiento recurrente asentado en su peronofóbia le permite correrse de su cuadro patológico y ver obsesiones y rencores en la depositaria, en esta ocasión, de una de sus neurosis.

Sola podría reclamarle al mitómano Macri regalías por autoría (o viceversa) porque la aseveración que aparece a continuación fue –y es- usada recurrentemente por el ignorante presidente de los argentinos: «Leer ” Sinceramente ” es como escuchar a la expresidenta durante diez cadenas nacionales seguidas.» Salvedad; para Macri leer sería padecer una tortura insoportable. Macri ve una biblioteca o una librería y cruza de vereda.

Sigamos; a pesar de ser un maníaco obsesivo, no por eso Sola pierde sus momentos de lucidez, esos que le permiten “sacar el paraguas antes que llueva” cuando se imagina que algún peligro acecha. Claro está que no se percata que a los mediocres no los alcanza aquello de que “el que siembra vientos cosecha tempestades”; basta en el futuro con ignorarlos. Digo esto porque en algún momento de su escrito manifiesta: “la segura candidata presidencial será más vengativa que la que conocimos si llegara a acceder al poder”. Temor también expresado por otra tilinga: Mirta Legrand.

MORALES SOLA Y LA DICTADURAMorales Sola se sabe y se conoce como un personaje poco “limpio” en el desarrollo de su tarea pseudo profesional y más próxima al sicariato. Sus antecedentes de servicios a la última dictadura militar son los más claros ejemplos. De esto es muy consciente.Por eso en este artículo buscó lavar su imagen escudándose en ese verso empresarial que esconde la tarea sucia de la manipulación de la opinión pública, operaciones desarrolladas bajo el paragua de la “libertad de prensa”. Sino no se entiende que señale del libro de Cristina: “ El Grupo Clarín es el que se lleva más páginas y alusiones (Magnetto le da un espacio en TN); lo sigue LA NACION (pasquín donde editorializa), pero tampoco se olvida de la Editorial Perfil. Nunca entiende al periodismo como una institución de la democracia ni como un recurso indispensable de la sociedad para saber lo que hace -o no hace- el poder.”

”Joaquín, Joaquín.” Te pregunto en primera persona ¿Qué le contaste a la sociedad desde tus “instituciones democráticas” (TN y La Nación) sobre todos los corruptos negociados financieros y de obra pública llevados adelante por la gestión PRO-CAMBIEMOS? ¿Qué escribiste sobre el constante avasallamiento de los poderes republicanos que a diario comete este grupo de delincuentes ignorantes PRO que desde el 10 de diciembre del 2015 tomó por asalto el Estado? ¿Cómo te animas a calificar de “instituciones democráticas” a cloacas del periodismo como La Nación y Clarín? ¿Tu defensa de la democracia pasa por criticar un libro escrito por una peronista ignorando el escandaloso caso de corrupción que saltó con la investigación que lleva adelante el Juez Ramos Padilla y que sin querer queriendo te involucras al intentar una defensa corporativa de los medios que te contratan? Tus colegas Daniel Santoro (Clarín, TN, Canal 13) y Luis Majul (La Nación, América 24) enlodados hasta la cabeza en dicha causa y con pruebas reales -no fraguadas- ¿Son paladines de tus “instituciones democráticas mediáticas”? La causa que se tramita en el Juzgado de Dolores y que te desvela desnuda este pedorro texto en contra del libro de la ex presidenta como otra manipulación distractiva y encubridora del desastre macrista.

Captura de pantalla 2019-05-05 a la(s) 17.04.57

Vuelvo a la tercera persona. Un ejemplo de esa perseverante obsesión muy presente en Morales Sola por manipular a la opinión pública, aparece nuevamente de manifiesto al sostener: “En los tres años y medio sin poder debió, en cambio, hacerse cargo de las numerosas investigaciones por hechos de corrupción de su gobierno. El periodismo independiente y la Justicia siguieron esos casos y expusieron, con testigos de su propio entorno y de empresarios que aceptaron el sistema de sobornos, un método para robar que se extendió durante los doce años de kirchnerismo.”

A confesión de parte relevo de pruebas. ¿Como podría Morales Sola liberarse de la responsabilidad que le cabe en la instalación dentro del colectivo social la idea del “se robaron todo” si cada vez que puede lo sigue repitiendo como mantra? Otra vez más relata una historia fraguada -endilgando cargos de corrupción- sin contar con pruebas o evidencia alguna más allá de los espurios servicios prestados por un juez impresentable por servil como Bonadio. ¿Ese es el rol del “periodismo independiente”? ¿No correspondería llamarlo vil bastardeo de nuestra profesión? Otra posibilidad podría ser que Morales Sola esté tratando, como tantas otras veces, lavar conductas delictivas de ese periodismo que jamás fue independiente y sí operador de grandes intereses económicos. Porque ahora está saliendo a la luz que todo lo difundido por los medios periodísticos hegemónicos relacionado con la “corrupción k” (que seguramente existió como bien lo reconoció la ex presidenta en cuanto a los que estaban debajo de ella, pero nada nuevo para algo que viene ocurriendo desde que el propio fundador del diario donde  escribe Sola comenzó a “ordenar” el país allá por 1862) fue un circo-show mediático montado por esa mafia que incluye a medios de comunicación corruptos, periodistas corruptos, jueces corruptos, funcionarios PRO corruptos y legisladores CAMBIEMOS CORRUPTOS.

Porque fue esa mafia la que en los últimos 3 años y medio se encargó de enjuiciar y sentenciar públicamente a empresarios y funcionarios del anterior gobierno a quienes hasta escracharon cuando eran sacados de sus casas esposados con las cámaras de TN y canal 13 tomándolos en primer plano. Los mismos escraches -ahora tan temidos por Sola- son los que en el susto le endilga ahora a la que quiere ensuciar usando la crítica a su libro: “El escrache, ese método propio del fascismo de señalar e insultar a una persona en la vía pública por lo que es o por lo que piensa, fue entonces (¿lo sigue siendo?) un recurso habitual del cristinismo.” Sola teme que la humillación y la ignominia a la que sometieron a tanta gente inocente sean las monedas con las que él podría pagar por sus perversos pecados. En realidad debería pero por suerte para él en los corazones peronistas nunca anido el ODIO que sí generó una y otra vez ese sanguinario revanchismo en las clase social que él defiende, con sobrados ejemplos en la historia de los últimos 60 años. Sola sabe que él fue parte de todos esos enjuiciamiento -con sentencia mediática posterior incluida- que terminaron en bochornosas imputaciones y detenciones judiciales concretadas gracias a la fabricación de pruebas con   testificaciones falsas conseguidas de manera mafiosa y extorsiva concretadas por el trabajo sucio que llevaron adelante el fiscal rebelde y extorsionador Stornelli (con asistencia técnica del DEA-abogado trucho, D’alessio hoy preso) y el juez más corrupto que recuerde la justicia argentina llamado Claudio Bonadio; todo llevado adelante desde esa cloaca de la justicia federal instalada en Comodoro Py y digitada desde Presidencia de la Nación. Estas cuestiones saltaron en la investigación que lleva adelante en el Partido de Dolores el Juez Federal Alejo Ramos Padilla a quien ahora el nefasto gobierno macrista que mintió que con su llegada al poder “llegaría” (potencial que nunca llegó) la transparencia, quiere sacar de escena con ayuda de la mafia mediática;  porque de la seria investigación con pruebas fehacientes y contundentes que se tramita en Dolores surge que están involucrados desde periodistas hasta el ignorante y mitómano Presidente, como también diputadas oficialista, integrantes de la AFI y lo más corrupto del poder judicial. ¿Estas cuestiones son intrascendentes para Morales Sola y para ese periodismo comprendido en esas espantosas “instituciones de la democracia” llamadas La Nación y Clarín que “rescata” Morales Sola?

CRISTINA-SOLA 2

Es claro que donde Morales Sola ve un error a criticar “El periodismo y los medios periodísticos son siempre para ella (Cristina) simples empleados”, lamentablemente para él es un acierto para el lector objetivo. A Morales Sola le duele mucho lo de “empleado” porque le gustaría ser patrón pero lamentablemente es un simple sirviente del poder, un pobre escriba sicario. A pesar de que con su afirmación, M.S. pretende señalar de manera  explícita el carácter autoritario de la ex presidenta, el acierto radica en que en nuestra profesión ser empleados de la sociedad y por la sociedad (que incluye al gobierno que sea por ser decisión del voto popular) no es algo malo si cumplimos con responsabilidad nuestro deber de informar con la verdad.

Pero la parte más desopilante –por lo chabacana- de su escrito aparece cuando intentando ser un Fernández Moujan (reconocido psiquiatra y psicoanalista argentino) termina copiando a un mediocre médico-periodista como Nelson Castro (otro obsesionado con el síndrome de Ubris de Cristina) en materia de diagnósticos presidenciales: ¿Qué daño moral o psicológico había sufrido y de parte de quién para que primara más el resentimiento que el agradecimiento a la vida? No lo sabemos, pero fue como fue. ¡La mierda!!! ¡Si Morales Sola lo dice!!!

La cuestión no termina allí. Sola, a pesar de usar doble apellido, no deja de ser un ramplón y rústico periodista perteneciente al vulgo del cual él intenta despegar para ser asociado al patriciado oligárquico, ese lugar al que aspira acceder; clase social a la que sirve como un simple empleado; pero nada más que eso; y por eso reacciona contra Cristina. Como diría Jauretche “un pobre tilingo” (1). Esto queda en evidencia cuando manifiesta: “Hay (en Cristina) contra Macri un odio de clase evidente, un rencor infinito porque tiene el apellido que tiene.” Como si lo planteado por Cristina tuviera que ver con una cuestión de pertenencia de clase y no con la brutalidad y la perversión muy presente en ciertos sectores sociales. Por otro lado el señalamiento de tan estúpido detalle lo desnuda también en su nivel de ignorancia. El pseudo patriciado argentino no tiene estampado en sus escudos heráldicos el sello que “realmente” le da identidad: “Contrabandista mercachifles” que es la génesis de la conformación de sus fortunas y bienes mal habidos (con fecha de inicio en 1806/07; en aquellas invasiones inglesas). Que una Blanco Villegas se haya casado con un “tanito” como Macri no lo hace a Mauricio un hombre de la Nobleza y menos aun siendo el bruto y el torpe que es y que lógicamente y por más esfuerzos que haga Joaquín Morales Sola, avergüenza (de manera prejuiciosa) a pobres y a ricos, a nobles y plebeyos. Seguramente para la pretendida oligarquía vernácula y sus tremendos prejuicios debe ser doloroso que haya tomado estado público y puesto en evidencia la figura  del hijo bobo y perverso de la familia: Mauricio Macri. De ahí este último señalamiento: “No se olvida ni del abuelo de Federico Pinedo ni del bisabuelo de Horacio Rodríguez Larreta . Por supuesto, tanto uno como otro actúa hoy según esos mandatos centenarios dictados por una determinada clase social. Resentimiento en estado puro, que ella no esconde ni hace el esfuerzo de ocultarlo.” Es evidente que el resentimiento y la envidia presente en Morales Sola frente a tanta inteligencia y lucidez que acompaña a la figura de la ex presidenta y que el intenta menoscabar en este artículo es parte de un combo de desgracias que lo acompañará hasta el final de sus días.

Nota

(1)El tilingo es una frustración; una decadencia sin haber pasado por la plenitud; un acomplejado. El tilingo es la calidad sin el ser, la pura forma que no pudo ser forma. El tilingo ni siquiera pisa: pasa, se desliza. Por eso el tilingo es un producto típico de lo colonial.” Arturo Juretche. 

Pongo a continuación la nota completa escrita por Morales Sola y publicada por La Nación

El libro de Cristina Kirchner: un repaso de sus odios

Por Joaquín Morales Solá

LA NACION 1 de mayo de 2019

Dejemos a un lado el estilo y la redacción del libro de Cristina KIrchner . Definitivamente, el destino de ella no es el de escritora. Pero tiene un pasado y un presente como figura política, y podría tener también un futuro. Entre la confusión y el silencio que lo precedieron, el libro tiene un mérito destacable: desmiente a todos los voceros oficiales y oficiosos de la expresidenta. Los que hablaron de una Cristina más buena, menos confrontativa, más comprensiva y dispuesta a reflexionar sobre los errores del pasado, estaban describiendo una construcción personal (la de los voceros) que nada tiene que ver con la Cristina actual. Cristina es Cristina, con sus mismas filias y fobias, con sus mismas obsesiones, con el mismo rencor de siempre y los mismos enemigos reales o imaginarios. Leer ” Sinceramente ” es como escuchar a la expresidenta durante diez cadenas nacionales seguidas. Todas pertenecientes a la época en que explayaba sus prejuicios, su visión conspirativa de la vida y la historia y sus descalificaciones personales y políticas contra el periodismo, contra la Justicia y contra los productores rurales, entre otros. No ha cambiado nada.

Otro mérito del libro es el de advertir a los incautos que la segura candidata presidencial será más vengativa que la que conocimos si llegara a acceder al poder. Cultivó el rencor y la venganza cuando tenía pocas cosas para reprocharle a la vida. Como ella bien recuerda, fue diputada provincial, diputada y senadora nacional, primera dama del país y dos veces presidenta. ¿Qué daño moral o psicológico había sufrido y de parte de quién para que primara más el resentimiento que el agradecimiento a la vida? No lo sabemos, pero fue como fue. En los tres años y medio sin poder debió, en cambio, hacerse cargo de las numerosas investigaciones por hechos de corrupción de su gobierno. El periodismo independiente y la Justicia siguieron esos casos y expusieron, con testigos de su propio entorno y de empresarios que aceptaron el sistema de sobornos, un método para robar que se extendió durante los doce años de kirchnerismo. Ahora tiene muchas más razones que antes para sembrar el odio y para imaginar el escarmiento. Es interesante hurgar en el libro para establecer cuándo comenzó el odio entre los argentinos y quiénes lo instruyeron con más eficacia. Sin duda, Cristina fue siempre la candidata ideal en el proyecto de Mauricio Macri para competir este año por la presidencia. Se recuerdan, sin embargo, pocas alusiones públicas del macrismo para descalificar a las personas del cristinismo y a la propia Cristina. Fue durante el período de poder de Cristina cuando el odio se convirtió en una herramienta legítima de la política. Muchas personas públicas, antikirchenristas o críticas del cristinismo, debieron elegir un virtual exilio interno para no verse escrachadas en el espacio público por los seguidores de la expresidenta. El escrache, ese método propio del fascismo de señalar e insultar a una persona en la vía pública por lo que es o por lo que piensa, fue entonces (¿lo sigue siendo?) un recurso habitual del cristinismo. Cristina no hace otra cosa en su libro que agrandar el “ellos” y encoger el “nosotros”. La grieta es una estrategia electoral del macrismo. En el cristinismo, está incrustada en él, forma parte de su mapa genético. Esa es la diferencia, aunque hay también un sector social no menor que practica el odio hacia el cristinismo y que, a veces, se cruza con los seguidores del macrismo.

En una persona política que siempre descubre la perfección cuando se mira en el espejo (y eso es evidente en el libro), no es de extrañar que sus principales enemigos sigan siendo los periodistas y los medios periodísticos. Más de un centenar de veces alude peyorativamente al periodismo independiente (“medios de comunicación hegemónicos”, “sicarios mediáticos”, “la construcción comunicacional”, “una sociedad absolutamente mediatizada”, “un pobre público indefenso ante los medios”, “estupidez inoculada por los medios”, “las páginas descartables de muchos diarios”, entre otros martillazos nada novedosos) en un libro de 600 interminables páginas. El Grupo Clarín es el que se lleva más páginas y alusiones; lo sigue LA NACION, pero tampoco se olvida de la Editorial Perfil. Nunca entiende al periodismo como una institución de la democracia ni como un recurso indispensable de la sociedad para saber lo que hace -o no hace- el poder. El periodismo y los medios periodísticos son siempre para ella simples empleados. O de ella o de corporaciones empresarias maléficas. Su combate, como bien se vio con la ley de medios, es por quién controla a ese institución fundamental de la libertad. Llama la atención, con todo, que lo culpe a Macri de poner presos a los dueños de medios opositores a él. Sin nombrarlos, alude a Cristóbal López y a Fabián de Sousa, que efectivamente son dueños de canales de televisión por cable y de radios. Y es cierto que están presos, pero no por ser dueños de esos medios, sino porque se quedaron con 15.000 millones de pesos del Estado. Como agentes de retención del Estado, habían cobrado impuestos a las naftas, por ejemplo, y no le entregaron el dinero a la Afip. No hace ninguna referencia a ese multimillonario juicio por evasión impositiva. El libro de Cristina está lleno de tales manipulaciones.

Otra de sus obsesiones es la Justicia o, para decirlo en palabras de Cristina, el “partido judicial”. En el podio, el más execrado entre todos es sin duda el juez Claudio Bonadio , a quien directamente califica de “sicario judicial”. Protesta porque no le aceptaron su recusación de Bonadio por “enemistad manifiesta de él hacia mi y de yo hacia él”. No se conoce ninguna expresión del juez, más allá de sus sentencias, que respalden esa “enemistad manifiesta” del magistrado contra Cristina. Resulta improcedente desde todo punto de vista que se acepte una recusación porque la persona imputada siente una “enemistad manifiesta” contra el juez que le tocó. Si se aceptara ese criterio, no habría juez en condiciones de juzgar a Cristina, salvo los que militan en su cofradía de Justicia Legítima. Es inadmisible que una “abogada exitosa” (como ella misma vuelve a calificarse en el libro) ignore esa regla básica del derecho. La Justicia debe reformarse y democratizarse, insiste. La democratización está, según ella, en la ley de reforma de la Justicia que la Corte Suprema declaró inconstitucional. Era una maniobra para llenar de cristinistas al Consejo de la Magistratura y, por lo tanto, a la Justicia. De aquella resolución de la Corte Suprema, dice que el “Poder Judicial rechazó su propia democratización”. Tampoco se olvida de la Corte.

Víctima de “la elite más rica de la Argentina”, como se define, Cristina garabateó un libro que es también un panfleto contra los empresarios en general y contra los productores agropecuarios en particular. No perdonó nada ni a nadie. Las “patronales rurales” son las culpables de la guerra con el campo en 2008 y la derrota de ella fue la “restauración conservadora”. Aunque lo señala a Martín Lousteau como el autor exclusivo y excluyente de la resolución 125 , concluye que la lucha del campo contra sus arbitrariedades fue “absolutamente destituyente”. Pero hace otro aporte a la sinceridad cuando señala que esa guerra fue también “absolutamente fundante para definir el perfil del gobierno”. Es decir, hubo un antes y un después de la guerra con el campo, y el después fue mucho más radicalizado. Lo sabíamos todos, pero ella lo confirma ahora. Si bien la comparación con Macri aparece constante en el libro, es en el capitulo dedicado al conflicto con los productores rurales donde subraya más el contraste. Ella, la abanderada de la lucha contra el poder económico concentrado. Él, un simple muñeco de esos vastos e indefinidos poderes. Hay contra Macri un odio de clase evidente, un rencor infinito porque tiene el apellido que tiene. Lo dice sin disimulo. Por lo demás, no hay empresarios argentinos que puedan compararse con José Ber Gelbard y, por lo tanto, ninguno sirve. Su reloj atrasa medio siglo.

No se olvida ni del abuelo de Federico Pinedo ni del bisabuelo de Horacio Rodríguez Larreta . Por supuesto, tanto uno como otro actúa hoy según esos mandatos centenarios dictados por una determinada clase social. Resentimiento en estado puro, que ella no esconde ni hace el esfuerzo de ocultarlo. Uno de sus héroes es Putin (“tiene mirada histórica y estratégica”), aunque el líder ruso es uno de los déspotas más importantes del mundo. Putin está acusado de haber instigado la persecución, la cárcel o la muerte de opositores y periodistas. Cristina no se detiene en eso. O se detuvo y no le pareció mal. Desde ya, sus otros líderes paradigmáticos son Hugo Chávez y Rafael Correa . Los dos han sido denunciados dentro de sus propios países por haber creado un sistema político autoritario y asfixiante para la prensa libre, para los empresarios independientes y hasta para los sindicatos que no se disciplinaron. Programa y modelos coinciden. Es un último acto de sinceridad: el autoritarismo kirchnerista regresará con ella, si es que regresa.


LOS MEJORES CORRUPTOS DE LOS ÚLTIMOS 100 AÑOS

21 abril 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Mensaje de Pascuero 2019

*“Si hubiera sabido” ¿o “si hubiera escuchado”?*

Eduardo de la Serna

Por Eduardo de la Serna (Cura Opción por los pobres)
Una de las cosas que se ven, escuchan o leen cada vez con más frecuencia en estos días es “yo no sabía”, o “no me imaginé”, o “me desilusionó”, o “no creí qué”… Todas referidas a la debacle nacional a la que nos sigue llevando inexorablemente el gobierno (o des—) de Cambiemos. Y se me ocurre pensar.
Una de las características que los estudios bíblicos reconocen de los profetas es que “saben leer la realidad”. Los profetas no son sujetos o sujetas que adivinan o intuyen el futuro, sino quienes leen desde Dios el presente. Veamos: la historia de Israel (tal como se leía entonces, por cierto) reconocía que a medida que el pueblo olvidaba a Dios, Dios lo olvidaba a él; y entonces, los pueblos vecinos los despojaban, oprimían o incluso, esclavizaban.
 
• Por eso la idea de “este sí es un buen camino” o, por el contrario, “por este camino nos estrellamos” es característico de los profetas. 
• La idea de mirar la realidad: “si oprimimos a los pobres, si nos desentendemos del huérfano o la viuda” nos disolvemos como pueblo de hermanos, que es lo que debiéramos ser. 
Esa es la mirada de los profetas. El gran estudioso judío Abraham Herschel afirma que la característica de los profetas es su “simpatía” con Dios (del griego _syn_ = con; _pathos_ = sentir). Los profetas sienten lo que y como siente Dios ante la realidad, positiva o negativa. Entonces, decir, “si seguimos por este camino nos vamos a estrellar” no es hablar del futuro, sino del pasado. Es haber mirado la historia del pueblo con la mirada puesta en Dios y puesta en el pueblo. Y saber las consecuencias obvias del obrar de tal o cual manera.
Decir que alguien se sorprendió, o se decepcionó con lo que está haciendo el gobierno argentino (y tantos otros neoliberales de América Latina) es haber sido (¿y seguir siéndolo?) un ciego que no quiere ver, o un sordo que no quiere oír. Simplemente.
Desde que asumió el gobierno de Cambiemos el grupo de Curas en Opción por los Pobres lo dijimos a quien quisiera oír. Durante todo el año 2016 escribimos cartas quincenales “al pueblo de Dios” señalando y alertando lo que estaba ocurriendo y lo que iba a ocurrir: ¡esto mismo que hoy está ocurriendo! ¿Fuimos adivinos? ¡De ninguna manera! ¿Sabios y expertos politólogos? ¡Tampoco! ¿Profetas (en el sentido bíblico, no en el sentido habitual)? ¡Sin duda! Bastaba con mirar la historia, bastaba con tener un oído en el Evangelio y un oído en el pueblo. Con escuchar los dolores que ayer le provocaron los capataces de Egipto. 
Es cierto que uno escucha hoy a periodistas (o los que fungen de tales; más de uno, en realidad, operadores del modelo), o a curas que hasta “ayer” hablaban de “la realidad” que hoy se manifiestan sorprendidos, decepcionados, “no me imaginé” … Y “dan ganas” de responderles varias cosas. A algunos periodistas se les puede recomendar que pasen al así llamado periodismo deportivo (que vende bastantes globos, así que una mancha más no le hace nada al tigre). A algunos curas se les puede recomendar que renuncien a los cargos o suplementos y se dediquen a escuchar los clamores de su pueblo, o – para decirlo con metáforas francisquistas – que tengan “olor a oveja”. Insisto, los curas opp desde que empezó el neoliberalismo remozado de Macri y sus huestes, los mejores corruptos de los últimos 100 años (ya no son 50… por la inflación, quizás) señalábamos que rumbo a esto íbamos. Es cierto que no faltaron las voces (muchas que ahora dicen “si hubiera sabido”) nos cuestionaron, nos criticaron y dijeron que hacíamos política, etc… “Un oído en el Evangelio y un oído en el pueblo” repetía el Pelado Angelelli, ese que no murió en un accidente (como decían los eclesiásticos amigos del poder… es decir, que se metían en política, pero en “otra política”). Ese oído en el pueblo le da raíces al Evangelio; ese oído en el Evangelio propone la utopía del Reino de Dios al pueblo. El gran teólogo luterano Karl Barth afirmaba que hay dos lecturas que un cristiano no debe dejar de tener cada día: el evangelio y el periódico (claro que Barth no se refería a Clarín, o La Nación, por cierto… era inteligente). Es que, sin escuchar el sufrimiento de las víctimas, y escucharlo con los oídos de Dios, lo que digamos no será de parte de Dios, sino de parte del “poderoso caballero”, ese Don Dinero que ya Jesús nos avisaba que el que sirve al Dinero, odiará a Dios (o viceversa). Desde ese “lugar” es lógico “estar sorprendido”, o “decepcionado”.
Dan ganas, como decía, de repetirles: “nosotros te avisamos”. Pero ahora no es cosa de pedir esa autocrítica a los ciegos y sordos voluntarios. Ahora es cosa de decirles que escuchen al pueblo… a ese que ayer podía encender un ventilador en verano, o comer un asado cada tanto, o dar leche (leche de verdad) a sus hijos en su propia mesa… Aunque fuera fruto de un “plan” sus hijos comían (y sus padres compraban). Quizás escuchando al pueblo (sintiendo, pathos) entiendan de otro modo el Evangelio. No está mal, al menos, para esta Pascua.

EL OXÍMORON MACRI

11 abril 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Cuando digo que Macri es la encarnación de un oxímoron, quiero señalar puntualmente una figura cuasi humana que a simple vista se la puede calificar como una contradicción andante. Me refiero al bruto que pretende venderse como inteligente, al ignorante que cree manifestarse con sabiduría, al badulaque que se presenta como un ser espiritual, al odiador que dice amar, al monologador que constantemente habla de diálogo, al perverso que pretende vender sus deshonestas acciones como bondadosos favores, al politiquero de cuarta que se postula como gran estadista, al protervo del presente que solicita no volver a supuestos pasados malignos siendo él mismo la reedición de un corrupto pasado harto conocido para los mínimamente formados aunque desconocido para los educados mediáticamente; todo eso es Macri. Y más; Macri es el porteño que ama a Macri porque ama los oxímoron (una ciudad con ciertos habitantes que pretenden ser europeos dentro de un país sudaca). Son esos porteños los que lo bancaron 8 años como su gobernador; y lo seguirán bancando como presidente. Desde hace 3 años y medio el pueblo argentino padece la espantosa gestión del oxímoron Macri.

La retórica de Macri es una suma de oxímoron. Por ejemplo, cuando Macri habla en contra del pasado al que supuestamente “la gente” no quiere volver no lo hace genéricamente. Siente, sabe que él es la burda reencarnación de una parte de ese pasado que no nombra; focaliza su reacción en “otro pasado” que él sataniza: “No volver a las recetas populistas”. Las cifras que recita del guion armado que siempre le acercan -70, 80 años- son coincidentes con su postura de inquisidor. Es la retórica incoherente de un mitómano perverso parado en el lado de la grieta donde se vive en eterno bienestar diciéndoles a los infelices del otro lado de esa grieta: “Crucen, salten para nuestro lado” sabiendo que les es imposible porque a esa grieta, él se encargó de agrandarla. Hoy,  para el común de los mortales argentinos, intentar hacerlo, significaría saltar al vacío. Macri cava con su pala hecha “decisiones de gobierno” justo del lado de la grieta donde están los trabajadores, los pobres, atormentándolos con esa letanía generadora de culpa, esperando que así salten al vacío.

Macri es un oxímoron porque habla de construir futuro con lo peor del pasado que él representa. Macri no inventó nada nuevo. Su CAMBIO consistió en revertir una realidad de país no tan lejana. No hace mucho tiempo, hubo un pueblo que conoció lo que es dignidad, que consiguió con lucha y esfuerzo cierto bienestar para su vida en poco más de una década (2003/15).

OXÍMORON MACRI (2)

Macri retrotrajo aquel país a situaciones peores a las vividas con posterioridad al derrocamiento de Irigoyen en el 30 del siglo pasado conocido “la Primera década infame”; de Perón después del 55 del mismo siglo de la mano de los “libertadores”, del derrocamiento del último gobierno peronista en el 76 de la mano de la más sangrienta dictadura que recuerde la historia nacional. Macri es la nefasta sumatoria de Justo-Roca + Aramburu-Rojas- Prebisch + Martinez de Hoz-Videla-Massera-Cavallo + Menem-Cavallo-Triaca-M. J. Alsogaray + De la Rúa-Cavallo-Bullrich-Mathov. De ese pasado, Macri no habla.

Macri es la versión más perversa del liberalismo vernáculo en el nuevo formato neoliberal. Macri odia el populismo del pasado porque ama el liberalismo de ese pasado que le dio a su familia y a él ese largo y venturoso bienestar conseguido no casualmente a fuerza de “pico y pala” sino de corromper gobiernos legítimos hasta hacerlos ilegítimos (con ayuda mediática desde ya).

Macri es un oxímoron porque desde una gestión de gobierno plagada de corrupción se anima hablar descaradamente de transparencia y corrupciones ajenas.

Macri es un oxímoron gracias también a los nefastos aportes de La Nación y Clarín; ellos son los principales responsables de la satanización de gobiernos populistas y el ensalzamiento de siniestras gestiones liberales y neoliberales pasadas que tanto daño hicieron al país, a su pueblo permitiendo el saqueo de sus riquezas. Macri es el mismo –pero en versión más nefasta- de lo peor de nuestro pasado. Macri es un oxímoron en sus dos espantosas versiones: discursiva y danzarín; en todo atenta contra el mínimo decoro y el más minúsculo sentido del buen gusto. Nuestro pueblo es bueno y confiado, pero no estúpido; de eso se da cuenta cuando es engañado.


Cuando la vergüenza mata.

29 marzo 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

“Cría cuervos y te comerán los ojos.”

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

Murió Franco Macri, padre de nuestro actual presidente. El presidente, dos semanas después del fallecimiento, y sin que se le caiga la cara de vergüenza, reconoció públicamente que su padre era un delincuente, y ya muerto lo mando en “cana”.

F.M. 1

Cualquier miseria humana  que se la intente vender “Duranbarbística-mente” dentro de un envase de honestidad  como un producto con “imagen virtuosa”, nunca  perderá aun así su sustancia miserable. Lo que Mauricio familiarmente y por temor a ser desheredado no hizo por el  bien de su “recitado republicanismo”, de su supuesto amor por  la “transparencia” y la “honestidad” estando el padre vivo, lo hizo descaradamente con el padre “finado”. Tardo un poquito pero apareció. La peor de las miserias que un humano con un mínimo de pudor trataría de esconder, Mauricio la sacó a relucir poniéndola en evidencia.  Este es el personaje que hoy gobierna nuestro país. Si se animó a hacer algo así con su padre muerto ya nadie puede dudar que el personaje de marras  se siente habilitado para llevar adelante cualquier otro gesto o actitud miserable  contra el que se le oponga.

Cría cuervo y te comerán los ojos.

No podía ser de otra manera tratándose de una familia italiana  de pied de grue poco emparentado con el trabajo y más afecto a operar de manera mafiosa (sin dejar de lado las prácticas pedófilas del Tío Antonio Macri).

La Mama de Macri

Tanto al finado Franco como a su hijito Mauricio les gustaba codearse e incursionar en el mundo de la “farándula”. Entonces y farandulezcamente uno podría preguntarse ¿Fue amor,  información equivocada, la sola condición   “europea”  del posible consorte, un embarazo prematuro (14 años) quizá, lo que la llevó a la burguesita Blanco Villegas –mamá de Mauricito- “casarse” con Franco? Solo Jorge Rial lo podrá descular  algún día.

Murió Franco Macri. Ni prócer para el empresariado amante de la “patria contratista”,  ni el  “limpio” empresario que siempre operó políticamente; simplemente un hábil y astuto negociante que supo amasar fortunas creando empresas (algunas “fantasmas” para el “Lavado de dinero)   y realizando negocios con el Estado como tanto otros de sus pares,  llámense estos “Nico” Caputo, Paolo Rocca, Perez Companc, etc, etc,.

F.M. 2

Un personaje  a quien nunca le importó quién estaba al frente del poder institucional; menos su color político o condición de facto. Solo le bastaba tener una buena llegada a ese poder político de turno, algo que conseguía  haciendo gala de su poder económico en cada momento de la historia reciente. Poco  le importaba si los contratos para  “obras públicas” los conseguía a fuerza de corromper funcionarios. Con el padre muerto y en plena campaña electoral el hijo presidente no dudó en reconocer tener en ese padre un empresario “sucio” en materia de obtención de negocios a fuerza de corrupción. Intentó  ponerle al finado un traje recién sacado de tintorería “trucha” aduciendo que la culpa de la roña paterna  era de la corrupción “kirchnerista”. Miserable hasta el punto de llegar a enlodar al padre y a los adversarios políticos como algo útil para su campaña electoral, pensando que ese lodo  que embarra a todo el núcleo familiar, a él no lo salpicará.

Lamentablemente el “D’alessiogate” inesperadamente lo está haciendo.

Hasta el más ignorante de nuestros ciudadanos sabe que la corrupción tiene dos patas: el corruptor y el corrupto. La corrupción nunca podría “caminar” si una de las “patas” no lo quiere hacer por ser delictivo. Mauricio Macri nunca dudó ni duda en corromper a quien sea si con eso él puede seguir con la vida que lleva; jodiendo a otros y  sin hacer nada. A  esta altura y con todas las muestras que a modo de pruebas  va dejando en su ineficaz manera de “gestionar”, a nadie puede ni debe sorprender.  

Mauricio Macri ya estrenó su veta  miserable para acceder al gobierno de la C.A.B.A. practicando (¡O casualidad!) delitos de espionaje telefónicos de rivales políticos y familiares. Hoy, y luego de tres años de gestión presidencial quedó al descubierto (¡O casualidad!) otra red mafiosa y extorsiva del tipo político-mediático-judicial (PRO-Clarín-Comodoro Py) que indirectamente lo vinieron beneficiando ya como presidente.  Una investigación llevada adelante por el juez federal de Dolores Ramos Padilla está poniendo al descubierto ramificaciones de esa red mafiosa que lo están “tocando” y señalando como posible jefe (en las sombras) de una “asociación ilícita”. Mauricio Macri, otra vez más,  no duda en ensuciar al Juez; si lo hizo con su padre, qué o quién le podría impedir hacerlo con un Juez. Ya lo había hecho con otros jueces anteriormente.

La Mama de Macri y Noticias

Pero volvamos al camino transitado por Mauricio.   Miserablemente le mintió a toda la sociedad para llegar a la presidencia. Logrado el objetivo comenzó a vender las riquezas del país, a transferir recursos de los pobres a los ricos y a facilitar la explotación de los trabajadores a manos de sus amigos CEOS. Esto viene poniendo en evidencia la falta de escrúpulos y la caradures  que por lo visto parecen no abandonarlo ni bajo el sol, menos aún en las “sombras”. Según su propia madre, “Siempre fue mentiroso; desde chiquito le gustaba mentir; ni pegándole le pude sacar esa costumbre”.

Ahora bien, el ser torpe e  ignorante no implica necesariamente carecer de  “viveza”  a la hora de hacer negocio y vivir bien. ¡A no pocos  “buscavidas”,  la “viveza criolla” los hizo rico y famosos en estas tierras! ¡Miren sino a la “Su” Gimenez! Otros hoy, hasta son empresarios. Tinelli lo sintetizaba con una frase que seguramente él la conoce como nadie: ¡Qué país generoso! Pero es claro también que toda “viveza criolla” no transita casualmente por la senda de la decencia; hasta me animaría a asegurar que son sendas antagónicas y por ende incompatibles.   

No son pocos los problemas legales y judiciales que a la familia Macri  vienen acompañando desde hace varias décadas.

F.M. 3

Empresario astuto si los hubo en este país, ese fue Franco Macri. Basta recordar el incremento del número de empresas de su propiedad durante la última dictadura pasando de 7 originales en marzo de 1976 a 47 en diciembre de 1983 (casi un 600 % en cantidad). Nadie sabe cómo ni de qué modo aumentó su patrimonio empresarial pero lo cierto es que fue real, tan real como su astucia para vincularse políticamente y así conseguir canonjías estatales desde el regreso de la democracia en nuestro país.

Los negociados más recordados  que por “torpezas” cometidas vaya uno a saber por quién  de su entorno, o por cuál de sus asesores y/o hijos, terminaron en la justicia, se encuentran: Manliba(Recolección de residuos de la C.A.B.A.), “Autopistas del Sol”, contrabando vehicular de su empresa SEVEL a Uruguay, contrato por cloacas nunca hechas en el Municipio de Morón, Correo Argentino, Panamá Papers, Parques eólicos, entre otros tantos; todas estafas contra el  fisco.

La compulsión familiar por la evasión fiscal, el amor por los paraísos fiscales y la fuerte tendencia a corromper a quien sea con tal de salir “limpios” de las causas judiciales, bien podría ser calificada como esa cuota de “suerte” que los acompañó hasta hoy. Pero el pez, una vez muerto comienza a pudrirse por la cabeza, luego se descompone el resto del cuerpo. La herencia  que dejó el viejo Franco y la calaña de sus crías comenzaron a operar en la descomposición.

Así volvemos al deceso de don Franco. El desgraciado acontecimiento familiar destapó otras ollas que ya venían oliendo mal desde hacía largo tiempo.

F.M. 4

La  “cosa”,  (término muy utilizado por Mauricio para referirse como Presidente a todo lo que desconoce; que como “cosas”  no son pocas) para papá Franco en vida, cambió cuando su hijito Mauricio comenzó a meterse en política. Primero fue la experiencia boquense.  La  pasión futbolera que el vástago, tenía, pero fundamentalmente la intervención de  otros “vivos” (Fernando Niembro por dar un ejemplo)  quienes  se habían dado cuenta que sabiendo manejar bien  estupideces ajenas se pueden hacer grandes negocios, impulsaron al muchachito a meterse en política; primero en el club de sus amores –B.J.-; luego y azuzado por  “esos amigos” y la manija mediática dada  por Clarín  junto a la “manito  del “operador deportivo Niembro” – denunciado en el 2015 por negocios “turbios”-, llegó a ser gobernador de la C.A.B.A.

Aun así y mientras las “cosas” se acotaban a la C.A.B.A.  a don Franco mucho mucho no le preocupaba porque los negocios de sus empresas con el gobierno porteño seguían vigentes y reasegurados con el hijo gobernador.  Pero la “cosa” cambio cuando ese “hijito” llegó a la presidencia. Basta recordar las descalificaciones que a modo de quita de responsabilidad paterna hizo antes de que el “nene mal criado” fuera presidente. Por “las dudas”, Franco le  transfirió a la sociedad y a los votantes toda responsabilidad  para el caso que lo eligieran. Palabras más, palabras menos, Franco prevenía a la sociedad: “miren que es medio estúpido” (hasta la propia Carrio lo calificaba de la misma manera y su actual ministra de seguridad –Bullrich- de corrupto).  Una vez elegido su hijo presidente, Franco comenzó a temblar y a sentir que su “bobo” le podía fallar en cualquier momento. La sucesión de macanazos que comenzó a cometer como Presidente del país (no sin una alta cuota de perversión claro está) producto de la marcada ignorancia que traía  por la “educación privada no recibida” donde había comprado los certificados habilitantes, el brutal desconocimiento de lo que es manejar un Estado Nacional políticamente, junto al perverso asesoramiento que recibía de un tilingo ecuatoriano como Duran Barba, y  viéndolo como un torpe y guarango empresario que a modo de un elefante comenzaba a caminar dentro de una cristalería destrozando todo a su paso, a papá Franco lo comenzaron a preocupar ya que le estaban dando muy malas señales. ¿Las razones?  A cualquier padre seguramente lo angustia que se ponga en evidencia la ignorancia y la torpeza de un hijo (por lo menos en esta sociedad que tiene como alimento predilecto el prejuicio). Una realidad de esta naturaleza es motivo más que suficiente para que un padre –también un tanto perverso- prefiera morirse a padecer  tamaña  vergüenza que significa tener un hijo “bobo”.  Y  Franco Macri se murió nomas. Lamentablemente, y vaya uno a saber sino lo hizo a modo de venganza por no tener cuenta su advertencia, le dejó a la sociedad la “pesada herencia” de tener que seguir soportando las torpezas y perversiones de su hijito bobo y perverso.


YO TAMPOCO ENTIENDO… Sr. PRESIDENTE.

28 noviembre 2018

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, De nuestra redacción.

CARTA DE UN CIUDADANO ARGENTINO

PARA QUE LOS MANDATARIOS QUE PARTICIPARÁN EN LA REUNIÓN DEL “G20”,

CONOZCAN  LA GESTIÓN DEL PRESIDENTE ANFITRIÓN.

G 20

V.L.M.

Por Victor Leopoldo Martinez

Escribiré esta misiva de manera clara, sencilla, amena y traducible para que cualquier argentino y/o ciudadano del mundo pueda entender nuestro presente y pasado inmediato.

La Argentina real 2015-2018 nada tiene que ver con la argentina virtual que inventó Macri, Vidal, Larreta y compañía ayudados por un excelente equipo de creativos audiovisuales, quienes con mucho ingenio fabricaron ilusiones en base a imágenes para una fantasía mediática que acompañó  un engañoso relato comprado por parte de nuestra sociedad previamente idiotizada. Pero…

LA MENTIRA TIENE PATAS CORTAS.

Ciertas torpezas siempre fueron y son fieles compañeras de la ignorancia y la ineptitud. Frecuentemente el Sr. presidente Macri utiliza gestos,  frases y términos, muy habituales en sus sobre actuaciones pero,  lamentablemente  lo desnudan en ese exasperante desconocimiento sobre su responsabilidad como gobernante.

Ahora le escribo a Usted Sr. presidente.

Usted dice no entender algunas conductas sociales. Yo tampoco entiendo cómo un incapaz como Ud. puede ser presidente de un país. Tampoco me explico cómo pudo ser gobernador por 8 años de la ciudad que es capital de esa misma república que desgraciadamente hoy lo tiene como presidente, todo  para que ese país, mi país,  sea hoy el hazme reír  a nivel planetario.  En eso de no entender no esta solo Sr. presidente.

Podría decir, rescatándolo como otro ejemplo de nuestra  desgraciada historia –que lógicamente Ud. desconoce- y para deslindar responsabilidad como usted suele hacerlo: “Que los unitarios porteños que lo votaron se hagan cargo de su bochornosa gestión”; pero lamentablemente Sr. Presidente, Ud. representa al país y fue votado para hacerlo no solo por porteños; triste y a la vez grave conclusión que extiende el área afectada por el virus de la estupidez a casi gran parte de los principales centro urbanos nacionales.

DATOS CURIOSOS (pero no tanto)

Ud. Sr. Presidente… ¿Le hizo caso a su “progresista” periodista Lanata a quien le debe su instalación en este “desgobierno”…  Y a eso le sumó  la alta rentabilidad que permite seguir estando en el RCDM? Porque ahora sí que lo estamos. ¿Le sirven las estupideces que un ridículo y torpe periodista como Majul suele utilizar demonizando al gobierno anterior? ¡Hum! ¡A esta altura de su pésima gestión lo dudo! Es más, Majul junto a los Leucos parecen estar operando como sus “salvavidas de plomo”.  

Sin embargo y a pesar del blindaje mediático que le brindan Magnetto, los De Vedia y Perfil… ¡Se nota mucho el alto nivel de mediocridad  de toda su gestión!

MACRI 1

GRAVEDADES MANIFIESTAS

Usted me dirá “me eligió la gente democráticamente”; y… Sí. ¡Por eso resulta más grave la situación!  Y es ahí  donde mi entendimiento patina más aun, porque desde ese lugar se complejiza cualquier análisis racional posterior.

En este momento no resulta fácil descubrir -¿O sí?- qué pasó en la sociedad argentina para que la mediocridad se pavonee de la mano de gran parte de la clase media,  y  esa clase media hasta se dé el lujo de elegir a un Macri  como  su verdugo. ¡Doblemente grave!

¡Las manipuladas encuestas,   todavía hoy  lo presentan con un considerable porcentaje de aprobación social dentro del sector señalado, ese que le dio su voto! Triplemente grave por ser indicador del alto nivel de masoquismo, o estupidez,  reinante en esa franja de argentinos.

VIVEZA CRIOLLA

¡Ojo! No voy a cometer la torpeza de  confundir  y mezclar su marcada ignorancia a nivel  general con su rápida  y astuta visión para saber por dónde pasan los grandes negocios que como empresario lo llevaron a tener esa mal habida fortuna de la que hoy goza. En realidad Ud. -y por defecto- es el más  fiel exponente del “gran” empresario – que por radicación geográfica se lo podría tildar de “argentino”-,  que,  como sus  pocos pares que lo acompañan a nivel delincuencial  (Rocca, el “Goyo” Pérez Companc, Bulgheroni, Costantini, el “tano” Rattazzi, Roggio, Quintana y los olor a bosta de la SR,  etc, etc.) todos amantes de la “viveza criolla”, esa que  siempre les permitió vivir de contratos con el Estado, de conseguir  la mayor rentabilidad al más bajo costo empresario  y de ser posible  con el menor esfuerzo que fuese necesario,  hicieron posible  ese “hacer la américa… en Argentina” para ese núcleo selecto. Digo “por defecto” porque Ud. los superó  a todos ellos ya que  tampoco gastó mucho esfuerzo en ponerse a pensar “algo”, tarea para Ud.  super agotadora si las hay. En todo caso ya lo hizo su padre –Franco- ¡¿No?!.

PARADOJA DEL ESCASO CONOCIMIENTO     

Una vez más y raíz de un hecho futbolero, tema del que solo puede hablar por conocer “algo”,  Ud.,  presidente Mauricio Macri,  ¡tuvo el tupe  de transferir las responsabilidades de los desgraciados  hechos del sábado pasado a la sociedad! Y…  ¿La verdad? Ya nada me llama la atención cuando viene de Ud.

macri 3 dias de duelo

¡Con que habilidad pone  a relucir  su don de  “canchero compungido”, de “porteño vivo” en rol de víctima para sacarse todo peso de encima y  trasladar su total responsabilidad como gobernante a la sociedad en su conjunto; nada más ni nada menos que  sobre esos lamentable hechos ocurridos en las inmediaciones del estadio de River donde por suerte no hubo muertes ni tragedias mayores! Por lo reiterado, sus gestos y dichos no significaron nada nuevo bajo la viña del señor ya que todo lo nefasto que nos ocurre a los argentinos es producto de su incapacidad e impericia, a la que hay que sumarle  la de todos los que lo secundan  desde el 11 de diciembre del 2015.

Ahora bien… ¡Que capacidad actoral tiene Ud. Sr. Presidente! Solo equiparable a la de la genial actriz “Heidi” Vidal ¡Poner cara de compungido frente a una cámara para declarar duelo nacional por la desgraciada suerte corrida por la tripulación del Ara San Juan y a las 2 horas estar de pura joda en una fiesta de amigos! ¡Es realmente Fantástico! Y encima los que antes  se ruborizaban e insultaban a la “yegua” por cuestiones muchísimos  menores que esta desgracia, hoy permanecen anestesiados e indiferentes. ¡Cómo si en ese hecho funesto del ARA San Juan , ni Ud., ni sus ministros, ni el Estado Mayor designado por Ud.  tuvieron algo, o  nada que ver!

¡Es usted fantásticamente caradura Sr. Presidente!

HISTORIANDO UN POQUITO… NADA MÁS.

Según Ud. y por lo ocurrido el sábado último,  es la sociedad la que está enferma; Ud. no. ¿Qué  tendría que decir  el Dr. Nélson Castro  al respecto, diagnosticador presidencial hasta  diciembre del 2015? ¿O los diagnósticos, como ciertos títulos universitarios, se esconden o se compran aunque tengan  un alto costo para el mortal común?  Si de comprar se trata,  para Ud. Sr. Presidente no resultará ningún inconveniente  por lo accesible para su bolsillo y porque  el poder judicial controlado -por ahora- le garantiza impunidad.

¡Todo es cuestión de “negocios” ¿no “cierto” Sr. Presidente?! La “política” empresarial se autofinancia con soborno intra empresarial –en negro lógicamente- para bancar campañas proselitistas;  y con “carpetazos” y “tarasca” para políticos, legisladores  y jueces  ¿no “cierto” Sr. Presidente? ¡Esa es la verdadera transparencia! ¿No “cierto” Sr. Presidente?

Dice Ud. que “no  entiende qué le pasa a la sociedad ¡Que no entiende porqué reacciona como reacciona!” ¡Que Ud. entienda algo sería una tarea titánica para cualquiera que lo intente! Pero…

MACRI-DI ZEO

¡Que frágil memoria Sr. Presidente! ¿Cómo puede hablar de la corrupción institucional existente en los clubes de fútbol entre dirigentes y barra bravas?  ¿Y sus vínculos con los muchachos de Di Zeo de la “12” cuando usted era presidente del club B.J., hecho investigado y comprobado y que lo llevó a estar procesado? ¿A cuántos  de la “12”  los conchabaron en la legislatura de la ciudad durante su gobierno en la C.A.B.A. y en la actual gestión de Larreta? ¡Estas “alhajuras”  son solo suyas y alcanzó para venderlo como el “presidente exitoso” del boca multicampeón Sr. Presidente!

¿Cómo se anima a  hablar de luchar contra la corrupción cuando usted sabe que fue el mayor evasor fiscal y hasta un tanto compulsivo; con cuentas off shore en paraísos fiscales, (nada truchamente  fabricado por Clarín ni La Nación ni operación mediática “k” que se le parezca); todos delitos probados INTERNACIONALMENTE que solo para otra ignorante y perversa como Laura Alonso nunca existieron? ¡Renunciaron Primeros Ministros de países centrales por los “Panamá Paper” y usted ni mu, limitándose a  contemplar  la cara de enamorada de la encargada de la Oficina anticorrupción!  

¡Cómo a su gestión no se la puede considerar disparatada, o peor aún, perversa Sr. Presidente!  

EL CHERONCAEL “CHERONCA”

Fíjese Ud.,  según sus ambiguos y disparatados relatos .… En su gobierno “pasan cosas” (“clarísima” explicación) que  vienen denigrando, maltratando, golpeando a la gran mayoría de los integrantes de esa sociedad que Ud. dice representar y por la que dice estar preocupado;   y todos – me incluyo-, por sus decisiones, venimos quedando desde el 2015, como nuestros  hermanos indios: “en bola y a los gritos” como consecuencias de sus perversas políticas económico-sociales. Pero Ud. nunca tiene  nada que ver con esos males sociales que padecemos y padecen los más desprotegidos a quienes les sacan lo poco que tienen para saciar la codicia de sus amigotes multimillonarios (hasta alguno se queja porque bajo de categoría: de billonario a millonario por sus ¿equívocos?). Ud. habla  como empresario y parece ser –según sus palabras- que los empresarios están afuera de esta, nuestra sociedad; solo por su condición de casta. Por lo comprobado en su gestión, esta sociedad solo le sirve a Ud. a la hora de votar, único modo que sus delirios gubernativos cobren legalidad para posteriormente y con la falta de ética acompañándolo, pasarle por encima –con represión incluida- a cualquier duda social que se presente sobre la legitimidad de un acceso a gestión conseguido por Ud. a base de engañosas promesas rotas con cada una de sus posteriores  decisiones.

¡Es difícil entender su disparatada y perversa gestión Sr. Presidente! ¡Todo es difícil de entender dentro de su ingobernable gestión! ¡Lógicamente más allá de lo que resulta muy evidente: Ud. y sus secuaces son simples ladrones de “guante blanco” (aunque por sus torpezas los guantes van tomando un color bastante oscurito).  

¡A usted se le dispararon  la inflación, el dólar, las tasas de interés, los precios, las tarifas, los especuladores financieros, las divisas … dentro de ese planificado desfalco que vinieron a hacer Ud. y los CEOS que lo secundan. Todo esto, según usted, estaría dentro de ese fenomenal argumento que lo sintetiza con ese “pasan cosas”. Los idiotizados asienten con la cabeza por estar mimetizados mediáticamente con las estupideces presidenciales. Entonces…  

¿Y? ¿Quién tuvo la culpa según sus disparatados relatos que tenían –y tienen-  letra y música de Duran Barba y Lilita Carrio?  ¡LAS “COSAS”! ¿ Y Macri? ¡No… JAMÁS!

La culpa fue en cada momento, o de la Reserva Federal norteamericana aumentado su tasa de interés  (las subió el 0,25 % anual contra nuestro 7% mensual de B.C.A. ¡Causa gracia como argumento Presi!) que operó como los vientos que se llevaron la lluvia de inversiones  pa’ los EE.UU; o que  el aleteo de los fondos de inversiones  en Beijín  le cambiaron el humor a los chinos capitalista y eso repercutió aquí; o las corridas bancarias  “Turcas” que ni los velos la salvaron. Pero… ¿Y nuestras desgracias quien las ocasionó? ¿Macri?  ¡No!  ¡Nada que ver!

“Clarín y La Nación” lo vienen  acompañando  en su auto consideración de que sigue siendo el mejor piloto de tormenta que tuvo la argentina en los últimos ¿70? Años! Si el barco argentino hoy  se está yendo a pique como el Titánic –algo que clara y concretamente está sucediendo, y la  huida por  espanto de los inversores  es la prueba más contundentes-  deberemos recordar a futuro que escucharemos de boca de los “PRO”, que la gestión  Macri nada tuvo que ver con el descalabro que dejará, ahora sí como “pesada herencia” para los que vengan.

¡Toda su gestión es disparatada  Sr. Presidente!

risa macri

Es difícil entender que una persona que no entiende nada de nada esté al frente de un país.

Su desgobierno es un fenómeno que por las torpes características que lo “engalanan”, el brutal tono ofensivo hacia las instituciones de una república, ofensas que nacen naturalmente de su marcada ignorancia sobre el funcionamiento institucional de un país (su Vice –Michetti- es el otro patético ejemplo), la indecencia suya y la de todo su equipo, y los  grosero argumentos a los que acude cada vez que abre su boca, hacen que su gestión se transforme en un pésimo brulote de muy mal gusto que  superó al día de hoy, cualquier delirante creación imaginativa de un pésimo escritor del género tragicómico.

No me voy a detener en sus inteligentes payasos –cara de piedra- tipo Marcos Peña que lo secundan.

Le soy sincero Sr. Presidente, yo tampoco entiendo un montón de “cosas” que usted como creador de esas “cosas” se encarga de  vender a la sociedad como “el único camino”. Por ejemplo:

.-No entiendo  la razón de ser un gobierno conformados por integrantes de un club de truhanes inmorales (no hace falta dar nombres).

.-Tampoco entiendo como hizo Ud.  para pasar de grado y terminar  la primaria!… ¡Cómo superó el secundario  en el Newman! Menos  aún como hizo para que le den el título de ingeniero! Ojo! Tengo no pocos conocidos profesionales universitarios que por estar en igual condición que Ud. (en términos de brutal ignorancia) lo apoyan… Solo así algunas desgracias que nos azotan  se entienden;  y solo así se entiende que Vidal quiera reemplazar a docentes en huelga por cuentapropistas,  que la “picara ignorante” Laura Alonso asesore a los corruptos  de su gobierno para que sus actos de corruptela  “se noten menos”; Que la Vice Michetti nos hable de una luz al final de un túnel, final al que nunca llegaremos si tenemos que detenernos a descifrar la  explicación del porqué sube la nafta dada por la presidenta del Senado; que un pobre rabino que no entiende ni como llegó a ser tal, como secretario de medio ambiente, en vez de prevenir y crear políticas ambientales mande a rezar  a los argentinos para evitar las consecuencias de los desastres que producen  los reiterados fenómenos climáticos; y encima usted Sr. presidente intente  consolar  a los afectados por inundaciones  con un “hay lugares donde sobra el agua y otros donde falta”, o que a los quilmeños afectados por la última inundación les explique que:  “la culpa la tiene Aerolíneas Argentinas”.

¡Mire… La lista de burradas para apenas casi 3 años  de gestión es interminable!

.-Entonces, tampoco se entiende  Sr. presidente, cómo Ud. puede hablar de economía cuando su brutal desconocimiento de las reglas básicas que la rigen  y esa total falta de ética que gobierna sus actos y decisiones lo hacen justificar el descomunal desfalco que en tan solo 3 años le produjeron a las arcas del estado y al pueblo argentino Ud. y sus secuaces CEOS empresariales y financieros enquistados en su gabinete.

.-Tampoco entiendo  Sr. presidente cómo su hija Antonia se preocupa por AA y no por el miserable mal pasar de otros nenes como ella, hijos de familias negreadas y rebajadas a condiciones infrahumanas de trabajo  por Mamá Juliana;  tampoco entiendo cómo a Antonia no le preocupan  las miserables condiciones en las que quedan miles de nenes -parecidos en edad a ella- como consecuencia de las inundaciones sin recibir atención estatal por  la impericia y la desidia  de una “Heidi” amiga de Papá. Solo me resta pensar que Antonia, como niñita inocente,  tiene preocupaciones selectivas para que su padre las pueda usar perversamente. ¡Pobre nena!

.-Tampoco entiendo –pero si me resulta comprensible desde el punto de vista del FMI y los Buitres financieros internacionales- cómo una persona a quien le resultaría altamente complejo resolver un simple problema de “regla de 3” de escuela primaria, puede tomar decisiones para contraer empréstitos internacionales, más allá del negocio financiero que estas operaciones significan no solo para Ud. Sr. Presidente sino para sus banqueros amigos.

.-Tampoco entiendo que pasó con aquel muchachito que resolvía la inflación de “taquito”, inflación que a mí, como jubilado, me vacía el bolsillo en apenas unos días después de cobrar mi magra retribución por mis casi 40 años de servicios como trabajador. ¡Y ojo! En esto no solo Ud. Sr. presidente es el responsable de nuestro deterioro jubilatorio (que tampoco está  limitado a cuestiones de haberes sino también a cuestiones de desatenciones primarias de nuestra salud); también lo son esos legisladores nacionales que se dicen “oposición” que avalaron con su voto  en el parlamento el cambio de fórmula para el cálculo de la actualización del haber jubilatorio. El incapaz de su ministro de economía  Dujovne,  Sr. Presidente, garantizaba que la suba de nuestros haberes sería de 5 o 6 puntos por arriba de la inflación. Con el último aumento que Ud. nos concedió para este año, el porcentaje final llegó al 28, 47 % y la inflación rondará el 50 %. ¿Quién salió perjudicado? ¿Cómo le podemos creer algo?   

.-Tampoco  entiendo a su ministra  de ¿seguridad? Bullrich que ya carga con decenas de muertos civiles, y que ahora dice tener todo bajo control  para dar seguridad a esa caterva de 19 presidentes de países centrales y aledaños, todos ellos  expoliadores de países periféricos que vendrán para una foto, si ni siquiera pudo controlar una final futbolera desmadrada por sus propios agentes de seguridad in-conducidos.

.- Tampoco entiendo el porqué de su alto nivel de hipocresía para seguir engañando y mintiéndole  a la gente tan descaradamente con falsas promesa para su reelección  y a renglón seguido tomar una decisión que va directamente contra los intereses de esa misma gente. ¿Es patológico lo suyo?

Como vera Sr. Presidente, bajo su  tétrico mandato, nada es entendible; entonces que usted no entienda algo estaría dentro de esa anormalidad que desgraciadamente hoy gobierna mí país.   

Pero lo que más asusta  es el grado de decadencia moral en la que cayeron sus sostenedores; sus  actuales defensores; esos que claramente usted  se encargó de enterrarlos en el fango del odio y  las miserías humanas; esos que disfrutan con calificar a otros argentinos, sentados en mesas de café rascándose la taglipes,  de “negros vagos de mierda”, “grasa militante” “choripaneros planeros”. ¿Tampoco entiende cómo sembró odio?

Lamentablemente compruebo que, hoy por hoy,  esos mismos tilingos y todo ese medio pelaje que lo votó   estarían dispuestos a seguir sufriendo su flagelación sin siquiera saber por qué lo harían; seguramente dirán “por la patria” (sabiendo que Ud. la está rifando); y yo diría ¡NO! Lo hacen por ser los zonzos, hijos de la zonza que Mitre dejo preñada.  Es dable suponer –sin mucho esfuerzo para mí, para Ud. no sé- que prefieren masoquearse  al solo fin de disfrutar circunstancialmente del placer que significa  sacar a luz esa mediocre  beta racista-filo fascista que creen les da sentido de pertenencia a una “clase diferente”; esa estupidez instalada en ciertos argentinos amantes del individualismos,  la meritocracia, introducido en dosis para adultos durante casi 150 años a través de la educación formal  con base mitro-sarmientina, evidentemente es la que los llevó al convencimiento que todo tiene sentido si se paga un costo,  que  la humillación y la resignación de  dignidad humana  son parte de ese costo que se debe pagar para conseguir ese  “sentido de pertenencia” de clase; para dejar de ser “barbaros” y ser un poquito más europeamente “civilizados”; estúpidos pero civilizados.

YO TAMPOCO ENTIENDO ESTA TRISTE Y LAMENTABLE  REALIDAD Sr. PRESIDENTE, PERO LA PADEZCO, COMO CUALQUIER ARGENTINO LA PADECE BAJO SU PRESIDENCIA. POR ESO PIDO A SUS COLEGAS DEL G-20, REUNIÓN QUE UD. PRESIDIRÁ EN ESTA OCASIÓN -Y SI ME PERMITE EL MANGAZO EN NOMBRE DEL PUEBLO ARGENTINO-  QUE NOS AYUDEN AL MENOS  MANDÁNDONOS  UN PLANTEL  DE SOCIÓLOGOS, PSICÓLOGOS Y PSIQUIATRAS QUE TRABAJEN DE MANERA INTERDISCIPLINARIA PARA ENTENDER ESTA DESGRACIA QUE NOS AQUEJA; PORQUE LO NECESITAMOS MÁS QUE LOS DÓLARES.

GRACIAS.


El deleite de volver a la mística original

25 noviembre 2018

La Rioja, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, historia y política nacional

Fuente: https://eltalacomunicacionpopular.com/2018/11/24/el-deleite-de-volver-a-la-mistica-original/

Por Alejandro León

Se presentó en la Casa de Todos “Cuadernos el Emilio -Tomo IV-“, un libro sobre el pensamiento “jaurecheano” escrito por el  catamarqueño Víctor Leopoldo Martínez. La presentación y la convocatoria en sí, más allá de los valiosos  conceptos vertidos por el escritor, reflejaron  un nuevo momento en el justicialismo provincial. Nota con Audio – Testimonio de la Ex senadora y ex presa política,  Ada Maza.

EL TALA 1

El libro, presentado el martes pasado y no por  casualidad en el día de la Soberanía Nacional en la Sede central del PJ,   fue  editado por Publicaciones de DDHH,  a cargo de “Pocho” Brizuela. La convocatoria  fue organizada por  “La 20 – Agrupación Peronista”,  como un aporte al Pensamiento Nacional, Federal y peronista,   con la presencia de su autor, el escritor e investigador Víctor Leopoldo Martínez,  quien llegó a la provincia especialmente para la ocasión.

Con este motivo se hicieron presentes (ver crónica fotográfica), referentes y  militantes justicialistas que no llegaban desde hacía bastante tiempo a la Casa de Todos, pero que decidieron hacerlo con esta convocatoria. Hablar de Jauretche en la Casa de Todos, es afirmar la identidad de un Movimiento político, que por su doctrina  se ubica en las antípodas de neoliberalismo y el imperialismo,  es como mínimo un acto de coherencia.

Para este humilde observador,  el hecho encaja con el clima de época,  pero mueve  a pensar más cosas;  por ejemplo  la  impronta de  Sergio Casas como actual conductor del PJ;  también la    profundización de  la crisis neoliberal y el sentido de la ubicación histórica  de  aquellos que rescatan el Movimiento Justicialista como una  herramienta de unidad que cobra cada vez más relevancia y legitimidad. Esto último de cara al 2019 y  el desafío que se impone evitar la profundización del actual modelo.

EL TALA 2

Al cierre de la presentación,  antes de las empanadas y el vino tinto, la Marcha Peronista empezó a sonar y el salón Blanco estalló de emoción. El momento, intenso,   conjugó sentimientos de pertenencia,  de victoria y compromiso militante, acordes también con  la historia de vida de  los referentes allí reunidos.

Pasaron muchas cosas, pasaron varios gobiernos, pero como nunca en los últimos 40 años, aquel poder factico, al que se enfrentaron militantes del PJ y la jotap,    en nombre de la justicia social, ha mostrado su cara como lo hace a través  del gobierno de Macri. La rémora de la dictadura,  del  desprecio por el Estado de Derecho,  de  la “fagocitación” neoliberal y la exclusión como norma, ha vuelto;   así como los actores que la ejecutaron antes con terrorismo de estado,  hoy con operaciones mas sofisticadas pero igualmente prepotentes.

Quizás este volver a la Casas de Todos surgió el pasado 17 de Octubre en el acto de Luz y Fuerza, cuando Sergio  Casas reconoció el lugar de los “compañeros que levantaron las banderas del Partido en los momentos más difíciles”;  dicho esto  en obvia alusión a quienes sufrieron persecuciones, cárceles y torturas  a lo largo de la historia del partido, pero sobre todo en la última dictadura.

EL TALA