LA PATRIA Y SUS VIEJAS-NUEVAS “CUENTAS PENDIENTES”

19 diciembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

El dilema de cómo curar una infectada herida social abierta hace 200 años, que cada tanto deja brotar por su “grieta” un odio pestilente y que todavía no fue resuelto.

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

El 10 de diciembre pasado, el pueblo argentino comenzó a sentir un alivio. Logró a través del voto democrático que un gato rabioso se alejara del poder junto a muchas de sus ratas infectadas también de rabia. Pero con su retirada no partió junto a ellos la ira y el odio que habían sembrado durante 4 años de perversa gestión.

Captura de pantalla 2019-12-19 a la(s) 17.11.05

Por eso, para ellos, la partida no fue traumática; habían logrado exitosamente la instalación del siniestro objetivo que traían escondido; re infectar a esa parte de la sociedad ya enferma de manera endémica inoculando nuevamente -y con la ayuda de jeringas mediáticas marca Clarín- el reforzado virus del odio. Hoy, soberbios y libres, seguros que la justicia nunca los tocará por grande que sean sus “ilícitos”, miran sentados como maduran los malignos frutos de su siembra.

¡Que el problema es cultural! ¡Chocolate por la noticia! Hace 30 años que lo vengo planteando. Y lo hice de mil maneras. Seguiré insistiendo.

Trataré de describir el origen de tal endemia.    

Hurgar la historia nos permite visualizar y constatar claramente la existencia de un odio de clase –en esencia “portuario y unitario”-, que insistentemente reaparece y se repite como constante cultural. Está presente en nuestra sociedad como enfermedad moral aparentemente incurable a tal punto que hasta el día de hoy no se pudo encontrar ningún cicatrizante para esa herida abierta. Notoriamente se trata de un mal de vieja data que, como los virus, se retroalimenta y muta de manera permanente. Me refiero a ese perverso sentimiento enraizado en un minúsculo sector social con mucho poder económico -conseguido de manera espuria- al que sus perversos integrantes le sumaron una capacidad para transmitir -vía inoculación- en el conjunto social su odio divisor de aguas. Esto último siempre les permitió llevar las mejores de ellas para sus molinos.

¿Su matriz? Un pecado capital: la codicia ¿Sus herramientas? En ocasiones la fuerza, ese derecho de las bestias; pero básicamente el control de la cultura y la educación (contenidos), y un buen aprovechamiento de la estupidez humana reinantes en los sectores medios de nuestra sociedad. Los integrantes de ese minúsculo –pero poderoso- sector social nunca se destacaron por tener muchas “luces” en materia neuronal pero con lo anterior les alcanzó siempre para sostener su poder y ser perennes como malas hierbas.

Con crueles métodos, desde sus orígenes vienen actuando de manera ominosa; desde allá lejos y hace tiempo (mediados del siglo XIX) vienen recurriendo a ellos. En el inicio se vio la denigrante y máxima expresión encarnada en la “barbarie” mitro-sarmientina hecha brutal acción en nombre de una supuesta “civilización” (solo comparable en forma y saña con los crímenes cometidos por la última dictadura militar en nombre de valores “occidentales y cristianos”) que incluye claro está la criminal Guerra de la Triple INFAMIA contra nuestros hermanos paraguayos.

Con el paso de los años y gobiernos las técnicas evolucionaron y mutaron, algo que le permitió a ese odio tener continuidad en el tiempo, seguir vivo, vigente, y que, aún hoy, con sus peligrosos espasmos pueda desarticular cualquier proyecto político de liberación nacional que aspire, además, a implantar aunque sea un poco de justicia social.

Para la cipaya oligarquía argentina, la patria son sus intereses, el resto del pueblo argentino, sus sirvientes.

Veamos:

Cuenta don Gregorio Manuel Mercado en su brillante trabajo “La degollación del Chacho”[1] lo siguiente: “…hombres de la “civilización”, con complicidad de malos riojanos y de la castocracia, en un instante se han convertido en los fabricantes de ruinas para satisfacer bastardas ambiciones… como los magos, han elegido la gente para ser engañada, disponiendo su formidable poder para explotar provechosamente aquellas infelices víctimas de lujuriantes pasiones, resultando con frecuencia los imbéciles y los soberbios fáciles instrumentos de aquella siembra de odios ancestrales. …Es otra repetición de anteriores castigos que con habilidad, sagazmente, los vivillos de alto rango utilizan para enjuiciar, maliciosamente, el honor de los hombres que decididos hacen frente a los amos que pretenden revivir la colonia… Los pertinaces seguidores de aquel (Sarmiento), con elegante cinismo, trabajan diariamente en un esfuerzo extraordinario para conservar y mantener la calumnia, el ultraje al honor de nuestro pueblo y sus mártires, diciéndose únicos depositarios de la verdad histórica. Son simples enemigos movidos por odios viejos que pegan y se retiran como excelentes profesionales del golpe y la intriga”.

Cotejado lo anterior con lo vivido en los últimos 4 años de la “gestión macri” y las formidables operaciones y puestas en escena mediático-judiciales que a diario te presentaban TN-Canal 13-Radio Mitre y sus 500 repetidoras en todo el país, más el descarado accionar de los “afiliados” al mafioso sindicato de periodistas sicarios desplegando -el blanqueado por el soldado Julito Blanck- “periodismo de guerra” demonizando el gobierno democrático peronista que no se avenía a respetar sus mal habidos privilegios y espurios negociados, todo focalizado en los últimos 8 año de aquel gobierno (2008-2015), al lector no le va a costar mucho entender y transpolar ciertas similitudes históricas.

Don Gregorio hace referencia en su obra a esa luctuosa década que va de 1860 a 1870 y a sus víctimas –el heroico pueblo riojano-. En ella le saca la careta a la “historia oficial” y desnuda a la supuesta “organización nacional” llevada adelante bajo las presidencias de Mitre y Sarmiento, muy bien inoculada escolásticamente como tal –y en dosis para adultos dijera Jauretche- a través de la educación formal logrando así entronizar a estos personajes como próceres en las inocentes mentes de generaciones de párvulos. Mercado la muestra como lo que realmente fue, una década de persecuciones, asesinatos y horrorosos crímenes de lesa humanidad cometidos contra compatriotas y comprovincianos por el ideólogo de esos crímenes –Mitre- y el que fundamentó la barbarie civilizadora –Sarmiento-.

Por una centuria escondieron los hechos verdaderos y falsearon los contenidos educativos en “ciencias sociales”. En ningún texto ni manual escolar apareció jamás una mísera línea que dijera que aquella “organización nacional” fue llevada adelante a sangre y fuego haciendo añicos la falsa promesa de “unión nacional” pos Caseros, aniquilando así el iluso federalismo que ofrendaban a cambio de sumisión en nombre de la “civilización”. Las montoneras criollas demandadoras de Justicia y dignidad para los pueblos oprimidos del interior profundo de la patria comandadas por patriotas como Peñaloza, Varela, Lopez Jordan fueron demonizadas, calificadas de hordas de bandoleros saqueadores de bienes. Todo a base de mentiras; mentiras con las que compraban conciencias y el silencio de los aplaudidores de esa clase pudiente y gobernante (al frente de las instituciones de una “república”, o desde las sombras).

Por aquellos años, los crímenes eran encomendados a extranjeros como Paunero, Sandes e Irrazabal.

La colonización “pedagógica” basada en fantásticos y mentirosos relatos se llevó adelante con la eterna y eficaz arma que la parásita oligarquía portuaria, – hoy cabeza de un vigente “unitarismo”- nunca dejó de controlar: la educación[2]. Valoraron su importancia y supieron usar su efectividad. En ese sentido fueron lo suficientemente lúcidos para utilizar provechosamente la mejor herramienta que puede tener un proyecto político para que este se transforme en ideológico y perdure en el tiempo.

Como se puede apreciar y con solo extender la muestra riojana –heroica y trágica a la vez- al destino nacional, nada nuevo encontramos bajo el sol de nuestra patria. De tanto en tanto y en sus 209 años de joven historia, nos entregó el calor de la justicia social de la mano de gobiernos nacionales y populares; pero fueron más los años donde reaparecieron las desgracias; años donde el sol volvió a ser tapado una y otra vez por oscuros nubarrones que con sus devastadoras tormentas sembraron destrucción, hambre, miseria, muerte y desolación.

Frente a estos antecedentes… ¿Cómo puede sorprender la aparición de un Macri en el 2015? Más aún, ¿Cómo pueden sorprender ciertas reacciones de ese tilingaje clase media, muchos de ellos piojos resucitados gracias a los beneficios otorgados por “gobiernos populista”, que se manifestaron el 7 de diciembre del 2019 solo movido por ese odio ancestral señalado más arriba, y que como energúmenos destilaron todo su infundado veneno de clase, clase a la que no pertenecen ni pertenecerán jamás más allá de ser sus “idiotas útiles”? Con las verbalizadas opiniones de algunos de los concurrentes en aquella oportunidad quedó muy claro que no despedían a un presidente por su “buena gestión”. Poco les importaba el alto nivel de ignorancia y mediocridad del bruto mandatario saliente (“blanquito y de ojos claros”). Lo supieron siempre torpe, inútil y haragán como ellos. Por apegó al odio soportaron estúpidamente ser flagelados en su calidad de vida por ese ignorante e inepto que usaron como pretexto para destilar su veneno ese día. Poco les importó que el excéntrico personaje que les balbuceaba arriba de una tarima había utilizado a un grupo de inescrupulosos CEOs y una caterva de alcahuetes para despojar al país de sus riquezas, hipotecar sus recursos y su futuro con un pavoroso endeudamiento externo, además de sumir a la población –incluidos ellos- en la peor de las miserias que se recuerde. ¡No! Despedían y agradecían intuitivamente a esa reencarnación –Macri- de los Mitre-Sarmiento-Uriburu-Aramburu-Videla, que los hacían sentir “diferentes” de los indios, negros, hoy choriplaneros vagos; poco les importaba que sus semidioses fueran asesinos y además cipayos aniquiladores de toda posible defensa de la nacionalidad; nacionalidad y dignidad social que poco les importa por ser amantes del individualismo y lo meritocrático; nacionalidad y dignidad social que representaron en cada momento histórico San Martin, Dorrego, Rosas, Peñaloza, Varela, Irigoyen, Perón, Eva, Néstor y Cristina.

A pocos días de asumir un gobierno democrático que trae como consigna básica recuperar y defender la dignidad de los que en los últimos 4 años perdieron todo por decisión del mentiroso gobierno macrista que volvió a engatusar a “la gilada” (palabras de Marcos Peña: delincuente y jefe de gabinete de la gestión saqueadora) aparecen las primeras señales a modo de advertencia de la oligarquía campestre enriquecida en ese período hasta el hartazgo.

Entonces surgen brutos de brutalidad congénita como un tal senador Alfredo De Angeli (un vago ignorante, promotor del trabajo infantil en nuestro país, prohibido a nivel planetario) a explicar lo inexplicable y a justificar lo injustificable en nombre de los “productores rurales” y la “producción de los hombres de campo”. Por esta razón traigo la palabra hecha explicación de don Arturo Jauretche: «En esto de producir, tenemos muchos productores rurales por el estilo que creen que la condición de productor la da la propiedad de una estancia, unos breeches y unas botas de polo; que viven en la ciudad –“porque mi señora dice que hay que educar a los chicos”- y dan una vuelta por el campo cada 15 días. Productores rurales son los que trabajan y producen en el campo, que pueden ser patrones o peones, pero no los que no intervienen en la producción sino como propietarios, y que son rentista aunque no qrrienden. Estos también son los que dicen que los “obreros” no producen. Y ya no desde la posición marginal del tipo de portafolio, sino empinándose como “fuerza viva” sobre la que descansa la economía del país»[3]

Hasta con Perón en su 3ra presidencia se animaron. Corría el año 1974 y la reacción oligárquica que estaba agazapada a la espera que una izquierda delirante actuara de manera funcional a sus intereses, comenzó a generar condiciones para boicotear aquel intento de unidad nacional que proponía el viejo líder para salvar una vez más la Patria. Lo traigo a colación porque si bien los actores son distintos, los objetivos frente a una propuesta para cerrar la famosa grieta son similares, en aquella oportunidad volvieron a triunfar los intereses oligárquicos desembocando en la trágica y oscura noche que comenzó el 24 de marzo de 1976 y que, como aquellos riojanos del libro de Don Manuel Mercado, las victimas volvieron a ser “los de abajo”:

“… nosotros propiciamos que el acuerdo entre trabajadores, los empresarios y el Estado, sirva de base para la política económica y social de nuestro gobierno. Lo hicimos con la convicción de que es el mejor camino para lograr, con el aporte de todos, sacar adelante el país.

La información, como mi sentido de la realidad, me dicen que en el país está sucediendo algo anormal a lo que debe ser la marcha pacífica y serena de la tranquilidad.

Parte de esta intranquilidad obedece a causas reales; parte de ella, se ocasiona en la provocación deliberada.

Algunos, por mala intención, sirven a la perturbación; otros, lo hacen como idiotas útiles, pero muchos son los que, a sabiendas o sin darse cuenta, sirven a intereses que no son los del país… hay pequeñas sectas, perfectamente identificadas, con las que hasta el momento fuimos tolerantes, que se empeñan en obstruir nuestro proceso; son los que están saboteando nuestra independencia y nuestra independiente política exterior; son quienes intentan socavar las bases del acuerdo social, forjado para lanzar la Reconstrucción Nacional. Son esos mismos que quieren que volvamos a apagar los motores…. Por ello creo que ha llegado la hora de reflexionar acerca de lo que está pasando en el país y depurar de malezas este proceso porque, de lo contrario, pueden esperarse horas muy aciagas para el porvenir de la República.

Frente a esos irresponsables, sean empresario o lo que sean, (en los tiempos que corren, no solo se trata de “empresarios y oligarcas agro-ganaderos; también incluye a los medios de comunicación hoy monopolizados y a una parte importante de la justicia federal amañada y corrupta operando desde sus lúgubres “cuevas” en Comodoro Py) creo que es mi deber pedirle al pueblo no sólo que los identifique claramente, sino también que los castigue como merecen todos los enemigos de la Patria y liberación nacional.”[4]

La cuenta “herida odiadora” sigue quedando pendiente y la grieta seguirá abierta hasta tanto no se tome al “toro por las astas” (En criollo: cambios en el enfoque educativo (contenidos) para generar la tan ansiada cultura de la solidaridad) y se tome conciencia que dicho cambio llevará como mínimo 4 generaciones. Mi maestro –Gustavo F.J. Cirigliano-, además de sabio y brillante pedagogo, gran peronista, siempre sostuvo –y lo gravó a fuego en mi corazón y mente- que en la curricula educativa estaba el proyecto de país y por ende el de sociedad; el tipo de sociedad que la patria necesita para ser Justa, Libre y Soberana.

Notas:

[1] Ediciones Theoría – Buenos Aires – Abril de 1966, pág 21/23.

[2]Por algo cuidan constantemente de los sacrosantos establecimientos escolares para que no sean infiltrados y/o contaminados con “políticas demoniacas” asentadas en ideologías “raras” (comunista=peronistas=niponazifalangefascistas); como si lo de ellos no fuera ideológico.

[3] De mi autoría – Cuadernos EL EMILIO – Ediciones El Emilio: “Arturo Jauretche, un Maestro del Pensamiento Nacional” – 2018 – pag. 135/6

[4] Discurso del Gral. Perón en la mañana del 12 de junio de 1974.


ENTRE LA FOTO DEL #SiSePuede Y LA PELÍCULA DE LA GESTIÓN PRO, UNA –por ahora- INSALVABLE “GRIETA” (cultural)

4 noviembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Cultura y Educación, de nuestra redacción.

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

LA FOTO

Pasaron las elecciones y nada cambió en lo cultural en este país, salvo el exacerbar con gesto, dichos y actitudes por parte de “funcionarios PRO” ese antiguo odio antiperonista, racista y “xenófobo selectivo anti sudaca” que el macrismo reinstaló con mayor fuerza a partir del 11 de diciembre de 2015.

Resulta muy preocupante ver ese odio, multiplicado desde el 27 de octubre en adelante como consecuencia del resultado electoral, pasearse miserablemente por las redes sociales abusando de un recurso tecnológico invasivo por ser de fácil acceso a través de la telefonía celular. Es claro que sus practicantes actúan con total impunidad porque la herramienta garantiza como escudo protector (aunque de manera relativa), el anonimato. Estamos en presencia de una simple actitud de cobardía. Nadie nace cobarde; con el tiempo y mala educación algunos se vuelven cobardes.

Se trata de un sector social al que le vendieron “fotos” de la corrupción “K” mezcladas con otras sobre las virtudes de la meritocracia. Estas últimas venían acompañadas de un relato sobre las ventajas de los padecimientos presentes como modo de conseguir la gloria celestial en un futuro a todas luces incierto por lo indescifrable; y compraron el combo completo.

¡Ojo! No cualquiera compra fotos trucadas, o este tipo de “combos”; lo hacen solo aquellos que disfrutan con los envoltorios de los “regalos” sin que les importe el contenido. En este caso el contenido fue una bomba que guardaron en la heladera; la bomba explotó y los dejó sin nada de lo que allí habían guardado cuando podían comprar. El sueldo no les alcanza para reponer nada pero contentos vuelven a cantar el “si se puede” esperanzador, ese que insufla paciencia ya que el “milagro” del 2do semestre no fue, tampoco apareció al año siguiente; para colmo de males el segundo mandato desgraciadamente no llegó. Esta lamentable comprobación sumada a la impotencia que iba en incremento por los padecimientos diarios que no pararon nunca de “subir” (inflación, precios y servicios por el ascensor, salarios por la escalera), generó mas odio en el sector. Aun así estaban dispuestos a flagelarse por 20 años más solo “por amor al odio antiperonista” en pos de esas “raras” pero necesarias -decía el prospecto PRO- “reformas estructurales” que demandarían nuevos y atroces sacrificios, algo que en “el fin de los tiempos” y como mensaje bíblico -constantemente anunciados por Carrio- derramaría los regalos prometidos; rara e imposible bienaventuranza anunciada esta vez en la última campaña electoral.

Me estoy refiriendo a ciertas actitudes necias propias de seres individualista; personas alfabetizadas pero mal educadas. Indudablemente estamos en presencia de víctimas de aquella “educación formal libre y gratuita” (que viene siendo la misma desde hace mas de 100 años con un paréntesis intermedio que dio lugar a una educación nacional, popular y de valores sociales como fue el caso del 1er y segundo gobierno peronista) que los incapacitó para pensar en términos comunitarios (algo que les vendienron como pensamientos, ideas comunistas).

LA PELÍCULA

Si uno intenta mostrarles la película completa de la gestión PRO-Cambiemos te responden como niños caprichosos: “No veo, no te escucho, no veo, no te escucho, si se puede, si se puede”. Se lo vio y escuchó en boca de cientos de participantes de la caravana nacional del #SiSePuede; hoy con mayor virulencia en la redes sociales.    

Intentan presentar sus relatos (de los cuales tampoco son sus autores sino simple repetidores) como gestos valientes. Desde ese lugar, cotidianamente destilan veneno y resentimiento, miserias propias de mediocres. Nunca una idea, nunca un argumento; simplemente mentirosas diatribas, insultos y descalificaciones sin razones que las fundamenten; lanzadas simplemente por la impotencia propia de los que se saben ignorantes; o pero aún, de los que engrosan el numeroso sector -en constantes crecimiento- de analfabetos políticos, no solo a nivel local sino regional y mundial, tan necesario para los intereses de los poderosos grupos económicos.

LOS FABRICANTES DE ODIO

En nuestro país y en los últimos 4 años apareció un “monje negro” que dirigió –y lo seguirá haciendo mientras este calvario no termine- toda las puestas en escena tanto sean mediáticas (con periodista cómplices) como en redes sociales. Para él, “el fin justificó –y justifica- los medios” ¿De quien se trata? Del Nepotista Marcos Peña Braun, jefe de gabinete del mitómano mayor con rango presidencial. Lo grave no son solamente las operaciones en si mismo desplegadas por este nefasto personaje, único responsable ideológico del desastre cultural que centralizó su accionar sobre los que él solía llamar despectivamente entre sus íntimos “la gilada” y que no eran otros que los que siempre los aplaudieron y constantemente negaron y niegan el “choreo” y la corrupción “M” con el verso aprendido de que “los ricos no roban”. Es el sector social que se transformó –por decisión mediática- en consumidores de las basuras pergeñadas por Peña. Para colmo de males se auto definen como patrióticos defensores de la república y respetuosos de las formas democráticas.

Uno hasta puede detener la película, sugerir “mira esta escena que viene”, poner play nuevamente para que aparezca la secuencia que muestra a un simple y cínico delincuente de guante sucio, racista, que consideró la “re-re-paquetería” nombrar en cargos públicos a parientes para que saqueen las arcas del Estado. Con documentos y pruebas a la vista, la escena muestra cómo el personaje sustituyó a la “grasa militante K” por masa bruta “M”. La imagen es clara, nítida; es Marcos Peña que con total impunidad va nombrando parientes directos, indirectos, circunstanciales, cercanos, lejanos en cuanto cargo público tuvo a su alcance. Uno gira la cabeza para ver la reacción y de vuelta se encuentran con el militante mular (por su terquedad) cerrando los ojos y tapándose los oídos con las manos, recitando: “No veo, no escucho, no veo, no escucho, si se puede, si se puede”

Uno puede detener ciento de veces el documental para que constate en cada escena que está defendiendo lo indefendible y siempre se producirá la misma reacción negadora de la realidad.

El final de la película es más tétrico aun. Al Monje Negro PRO -Marcos Peña- se lo escucha leer una  carta en off (ya no da la cara) donde dice que “la gestión  entrega un país con estabilidad económica lograda sin ¿magia? (¿como que no existió magia si con la bicicleta financiera se robaron todo, hasta el dinero de los jubilados y encima lograron que los aplauda la “gilada”?) ¿Sin mentiras? (¡No! ¡Que va ser un problema la inflación! la resolvemos de taquito, como en el futbol! ¿Quien lo dijo?) ¿Sin ficcion? (Y lo que vendieron por TV de la mano del sicariato periodísticos tipo Lanata, Majul, Leuco, Winazki, Fantino ¿qué fue?); gracias al esfuerzo de los argentinos (¡De eso no hay ninguna duda! Dejan un 40 % de la población en estado de pobreza, mientras él, los funcionarios PRO y los CEOs amigos multiplicaron por 10 sus patrimonis!); revertimos la herencia de 2015 (Dicho en esa forma y modo y con los resultados a la vista no quedan dudas que cambiaron los destinatarios de las riquezas del país para concentrarlas en pocas manos) CINISMO EN ESTADO PURO Y PARA COLMO DE MALES APLAUDIDO. En términos culturales, grave problema.

SIMETRÍA MATEMÁTICA

En matemática, si A=B entonces B=A. Es la segunda propiedad de las igualdades (la 1ra es la “idéntica” y la tercera la “transitiva”).

Macri es un ser muy mediocre. Por carácter simétrico o reciproco sus seguidores no pueden dar muestras de inteligencia y razonabilidad?

Macri es un mitómano perverso ¿Cómo se le puede pedir a sus seguidores actitudes diferentes?  

Defendieron – y lo siguen haciendo tozudamente- como “republicanos transparentes” a los mayores saqueadores de arcas del Estado que haya conocido la historia nacional. El colmo es que esa marcada ignorancia que los acompaña –patéticamente negada en algunos casos, en otros sostenida por el deseo de imitar el rasgo mitómano del presidente que hasta lo ven como virtuoso- los hace aplaudir a ese ser que mayor vergüenza nos hizo pasar a nivel mundial con sus torpezas y delitos financieros, hechos por los cuales renunciaron primeros ministros de países centrales y corruptos gobernantes de la periferia; que poco importaría esto último comparado con el daños social interno que inflingió en estos últimos 4 años.  

CONCLUSIÓN

El problema, por ser cultural y de vieja data (muy enraizado), presenta aristas harto complejas que dificultan su abordaje. Su modificación demandará varias generaciones dentro de un trabajo cuya pata más importante, como sostiene nuestro directo V.L.M., debería ser -una vez más- la revisión total y absoluta de los contenidos que se imparten en el sistema de educación formal para darle un nuevo encuadre según el proyecto de país que previamente se defina.

Por lo menos a mi y como viejo militante peronista, no me alcanza con defender la consigna “nunca más neoliberalismo en nuestra patria”. Si humanamente tenemos como objetivo sumar, incluir a los actuales odiadores y reaccionarios, la tarea pedagógica demandará mucha paciencia. Sino trabajamos educando al soberano para que cambie sus valores culturales consumista y meritocráticos por valores sociales integradores, difícilmente tendremos barreras seguras para que ese neoliberalismo no vuelva con sus ya harto conocidas recetas. ¿Queremos cerrar la historia de las nefastas reapariciones “cíclicas” de ese modelo? Pues trabajemos dentro de un proyecto a largo plazo que sea sólido y consistente en valores humanista y cristianos; esos que son los pilares de la doctrina justicialista que nos legara el Gral. Perón.


CÓMO UN QUIROFANO “PRO” PUEDE PROMETER UN BRAD PITT Y TERMINAR ENTREGANDOTE UN FRANKENSTEIN

8 octubre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

PEDRO DEL ARRABAL

Por Pedro del Arrabal

En razón de los resultados electorales que se dieron en las PASO de agosto pasado (2019), en el país se exacerbaron peligrosas convulsiones dentro de la gestión gubernamental “PRO-CAMBIEMOS” y desnudaron que la amenaza proferida por Mauri no era en vano: “Si me vuelvo loco, les puedo hacer mucho daño.” Evidentemente se volvió loco nomás y al daño lo está haciendo.

A partir de diciembre del 2015, el macrismo en gestión trato al país, a sus instituciones y a su pueblo como si estuvieran enfermos.

Comenzaron a desparramar el virus del odio para evitar tener que hacerse cargo de que fue la gestión que llevaban adelante la que comenzó a enfermar y desestructurar a la sociedad en lo cultural, laboral y productivo.  

El macrismo es la corporización siglo XXI de una endemia que reaparece de manera recurrente en nuestro país (30; 55; 76; 90 del siglo pasado). Esta vez por la excesiva ingesta de un “remedio” elaborado por “Laboratorios Neoliberales”. El medicamento supuestamente no presentaba “contraindicaciones· y se lo publicitó como si fuera un “mana bendito” que curaba e inmunizaba como una vacuna –según aparece en el prospecto- de manera definitiva contra cualquier enfermedad, incluida la llamada “Populismo” a la que se encargaron de presentarla como un cuasi “botulismo”.

Esta vez al remedio lo presentaron en cajas bancarias con el nombre de fantasía PRO-CAMBIEMOS.

Sin embargo lo vinieron inoculando de manera solapada y mediáticamente desde hacía 10 años en los sectores medios de la sociedad a través de la mafia que conduce “don Corleone Magnetto” desde su multimedios Clarín.

El remedio fue vendido como la panacea que curaba todos los males. Ahora sabemos porqué “obviaron” incluir las contraindicaciones. La realidad se está encargando de poner en evidencia que fue casualmente ese medicamento el que está llevando al país y a su pueblo desde el 11 de diciembre del 2015 a empeorar su cuadro de situación.

MACRI 1Con el correr de la gestión macrista, el pueblo argentino empezó a descubrir de golpe que de ser un paciente que había comenzado a recuperarse de la mano de una gestión “populista” lo habían transformado en un enfermo crónico diagnosticado por un ¿Ing? (Macri) y un economista (Gonzalez Fraga) entre otros “especialista”; y fueron estos los que decidieron retrotraer la situación a la de un paciente terminal que debía volver a quirófano de prepo en el 2015.

El giro 180º de la camilla que traía al paciente en plena recuperación para volverlo a una sala de operaciones fue producto de un perverso y falso diagnostico hecho al estilo Dr. Bonadio.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 18.17.08Ya en el quirófano, la mala praxi que llevaron adelante un grupo de improvisados “cirujanos” (dos brutas de brutalidad congénita instrumentistas: Laura Alonso y Gabriela Michetti, un asistente -rabino desorientado- que nunca encontró su Israel sionista en un mapa “orgánico”, de apellido Bergman, una delirante psicópata que se carga de alcohol y armas para asegurar el éxito de la intervención quirúrgica apellidada Bullrich, un ministro de justicia que le garantizaba legalidad a la intervención de apellido Garavano y un delirante y perversito anestesista especialista en inyectar   estupideces argumentales en la sociedad, llamado Marcos Peña hicieron el resto. Todos ellos fueron presentados y ofrecidos a los familiares y a la sociedad como el “mejor equipo de los último 50 años” que incluía un Messi de las finanzas de apellido Caputo que por amor a la “bicicleta financieramente patriótica” abandonó la “Champions League” y el Tour de Francia para venir a conducir un quirófano.

Captura de pantalla 2019-10-07 a la(s) 22.39.31

Lamentablemente, el país y sus habitantes, ya “operados” y en la camilla con la que se suele sacar a los pacientes de un quirófano, comienzan a presentir los resultados, las consecuencias y las espantosas secuelas que les dejó la intervención quirúrgica. Y no se equivocaron; al llegar a la habitación se miraron al espejo, y del Brad Pitt exitoso que le habían prometido en el 2015, solo vieron un simil Frankenstein lleno parche, ataduras con alambre, huecos infectados y deudas por doquier en el 2019.


DE “CUENTOS”, “RELATOS” Y PROYECTOS

9 agosto 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Elecciones PASO 2019

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.25.32

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Lo que acá pretendo desentrañar es la relación entre un “cuento”, el “relato” del mismo y cómo estos dos recursos se diferencian de un “proyecto”.

Comienzo por señalar qué los recursos mencionados, manipulados mediáticamente, sirvieron en estos casi 4 últimos años como cortina de humo para tapar el desarrollo de un verdadero saqueo del país junto al atropello de la dignidad de su población sin que esto tome estado público y pase desapercibido para los afectados. Este atropello muy lejos estuvo y está de haber sido un “proyecto político” y ya veremos porqué.

El “cuento” es esa narración breve, generalmente ficcionada, donde aparecen un reducido número de personajes y una intriga poco desarrollada que habilita un clímax y un desenlace rápido.

El “relato” adorna una historia construida sobre supuestos conocimientos y detalles de ciertos hechos que dan cuerpo a ese “cuento” y logra funcionar como complemento de este vistiéndolo de verosimilitud (credibilidad).

Veamos:

El “cuento” PRO-CAMBIEMOS: “Venimos a combatir la corrupción K que se robó todo. Nosotros somos la transparencia y los recuperadores de las instituciones republicanas”.

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.26.52

El “relato” (en este caso mediático elaborado y difundido por grupo Clarín y La Nación) comenzó –por tomar un punto de partida- con el supuesto “asesinato” de Nisman. Continuo con CAMBIEMOS ya en el poder y la aparición de los personajes participantes en las distintas historias que se fueron fabricando; algunas “semi verdades” por haberse “obviados” a los actores principales en el papel de corruptores: Macri y sus empresarios amigos vinculados a la Obra Pública para el caso de “Lopecito y sus bolsos”. Pero la lista la engrosan Boudou y Ciccone; De Vido y la Obra Pública; Cristina y las bóvedas en sus casas del sur más los container que junto con De Vido habían enterrado en los desiertos patagónicos; las cuentas de Máximo y Nilda Garre en el extranjero; la ruta del dinero “k” que terminó desembocando en la autopista del dinero “M”; la “morsa” Fernández (Aníbal) convertido en asesino por el negocio de la efedrina, Cristóbal López y De Sousa con el grupo INDALO estafando al Estado, etc, etc).

Captura de pantalla 2019-08-08 a la(s) 22.27.44

Los relatos mediáticos funcionaron de maravillas para una porción de la sociedad que había recibido e incorporado creencias sobre una “realidad amorfa” (Darío Sztainszrajber: ¿Qué es la posverdad?). Esos relatos “cuajaban y cerraban” con las representaciones que en el imaginario social habían sido instaladas previamente y ahora funcionaban de manera justificadora. Todos tenían y tienen similar y patético final, que lógicamente opera como colofón del “cuento PRO” sobre la “corrupción k” y que aun hoy se repite: Se robaron 2 PBI.

¡Como disparate funcionó! Funcionó tanto que hoy, el Presidente Macri, busca que vuelva a funcionar. Lanza como consigna (slogan) de campaña: “No fundamentes ni des explicaciones sobre tu voto. Sentite orgulloso(¿?) Votame porque sí. Votame por favor”. Una irracional ¿propuesta política? que cancela cualquier posible reflexión o análisis sobre la desastrosa realidad que se vive e imposibilita cualquier intercambio de IDEAS en busca de soluciones.

La gestión CAMBIEMOS nunca tuvo proyecto político; tampoco tiempo para elaborarlo o por los menos planificar algo porque nunca estuvo en sus planes. Solo jugaron con la posibilidad de tomar el Estado por asalto; y les funcionó. El triunfo del 2015 los tomó por sorpresa, y sobre un hecho consumado comenzaron a improvisar hasta el día de la fecha; eso sí, lo hicieron sobre conocimientos sólidos en algo que dominan con marcada eficiencia: negocios de todo tipo y todos por “izquierda” (mientras como ideología la defenestran). En esto sí se puede asegurar que se trató de una gestión muy exitosa; y lo fue porque el éxito se asentó en la utilización de los dos recursos señalados al comienzo de esta nota y con admirable habilidad. Además lograron concretar todos sus objetivos en un plazo asombrosamente corto, algo que como tal no registra antecedentes. Se me podrá contra argumentar y/o discutir si todo respondió -o no- a un proyecto o a un plan premeditado, pero jamás me podrán negar su éxito. Los números del incremento patrimonial y la radicación de los mismos fuera del país por parte de la mayoría de los funcionarios nacionales PRO con el presidente a la cabeza hablan por si solo. Nunca confiaron ni en sus propias políticas.

Un atroz endeudamiento externo con entrega de la soberanía financiera incluida; un proceso inflacionario incontrolable y un marcado deterioro en la calidad de vida de los argentinos son las más claras consecuencias de la gestión que hoy pide por favor que la voten. 4,7 millones de niños del país viven en estado de pobreza estructural (mal alimentados, sin agua potable, cloacas, sin poder acceder a la educación y con un escaso nivel de atención sanitaria). Por ser el más doloroso, solo menciono uno de los tantos indicadores que hablan de CAMBIEMOS como gestión de gobierno enmarcada en una lamentable improvisación llevadas adelante por empresarios neófitos en política y en proyectos de Estado; empresarios -“made in argentine” valga la aclaración- que solo vieron y ven a la ciencia, a la educación , a la salud y la dignidad de los trabajadores como parte de aquellos “gastos que el Estado puede prescindir”.

Aun así y lamentablemente, estos “cuentos” y “relatos” tienen final abierto. La incertidumbre estará presente hasta el final de los procesos electorales que se avecinan, porque hasta ahora esos “cuentos” y “relatos” imposibilitaron a los argentinos hablar de proyecto de país y sociedad. Así estamos.


POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (II)

30 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Segunda y última Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Continuando con la línea de análisis que comencé a bocetar en el articulo publicado anteriormente (ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/07/30/politica-del-castano-claro-a-un-oscurecido-panorama/ ) sobre la campaña electoral para las PASO del próximo 11 de agosto, no resulta muy complicado conseguir ejemplos que corroboren lo que aquí se sostiene.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.32.46

Marcos Peña y Duran Barba vienen explotando exitosamente la estupidez social previamente instalada sobre el valor superlativo de la meritocracia, algo que está acoplado al deseo de pertenencia a círculos selectivos, muy presente en todos aquellos personajes que Jauretche llamaba “tilingos; y tanto Peña como Duran Barba lo hacen con mucha habilidad. Consta de lo siguiente: Con un mensaje “esperanzadoramente futurista” el oficialismo busca que esos “tilingos” renuncien a ser “guarangos” (“medio pelo” ostentadores porque tienen y pueden) y por necesidad de pertenencia social prefieran ser esclavos miserables y obedientes. ¡Lo grave es que lo van consiguiendo!

Peligroso en términos de presente y futuro social por incubar de manera latente resentimientos que pueden degenerar en reacciones no deseable en aquellos que terminan colmados por el hastío. Diciembre del 2001 no es un antecedente para obviar.

El detalle también peligroso es la singularidad muy presente en esta campaña. “Juntos Por el Cambio” amedrenta a la población con ficticios “cucos” a través de todos los recursos a su alcance. Cuenta con medios escritos. televisivos, radiales, monopolizados y hoy oficialistas operando en sus múltiples plataformas que incluyen el control y manejo de las redes sociales a través internet y telefonía celular –Clarín y Telecom asociados-. A través de ellos accionan sin escrúpulo alguno con todo tipo de “fake news” (noticias falsa y humillantes). De este modo van logrando reflotar, y sobre todo exacerbar en gran parte de la población, ese nefasto sentimiento que apareció en la historia nacional en contra del Irigoyenismo primero y luego del Peronismo; ODIO.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 16.47.43Solo recuerdo dos antecedentes históricos de este tipo en el que se recurrió como ahora a un lenguaje incitador de odio: “Perón, el tirano ladrón” y “Viva el cáncer” que desembocó en la revolución libertadora que derrocó el gobierno democrático de Juan Domingo Perón en el siglo pasado; y Macri: “Hay que tirarlo a Kirchner por la ventana del tren; no lo aguanto más”, junto a los reclamadores de dólares en Plaza de Mayo que llevaban carteles con un “Néstor, llévate a la yegua”. Es el único paralelo comparativo que recuerdo dentro de una campaña preelectoral donde la perversión aparece como muy presente.

Nadie puede negar que el gobierno logró instalar socialmente el odio por aquel que piensa distinto; odio por quien no es “argentino”, o por el que no es “blanquito”; pero fundamentalmente CAMBIEMOS exacerba ese odio inhumano por el desclasado y el desposeído; esos a quienes el propio CAMBIEMOS les quitó sus pocas posesiones que no iban mas allá de un trabajo digno, casa, comida, salud y educación, componentes que redondeaban una vida medianamente confortable. La vicepresidenta Gabriela Michetti muy suelta de cuerpo dijo en algún momento “Lo más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante y muy grande, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente porque tenemos recursos para eso”. Los recursos siempre existieron; la cuestión siempre pasó por cómo se los distribuye.

Cuando CAMBIEMOS cuestiona y desvaloriza las propuestas y/o posturas políticas opositoras y condiciona la existencia futura del país, involucrando al ciudadano elector con un “Todos Juntos Podemos” sin decir qué es lo que se va a poder; por lo menos suena raro. Encima planteado desde una falsa dicotomía como “O Nosotros o volver al pasado”.

Todo viene acompañado con un relato descalificador de la protesta laboral y social a las que califican de “políticas” como si todas las resoluciones de la gestión CAMBIEMOS –nefastas para la mayoría de la población- no fueran de neto corte político. La instalación de la desocupación, el cierre de fabricas, la desindustrialización, el desamparo a jubilados, el desfinanciamiento de la salud y la educación, la ciencia y la cultura, el crecimiento de la pobreza y la instalación de la timba financiera nunca surgieron por generación espontanea, ni acá ni en ninguna parte del mundo; siempre fueron y son las resultantes de decisiones políticas de personajes claramente identificables con intensiones de beneficiar a unos pocos en detrimento de muchos otros.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 17.04.00Mauricio Macri no puede atemorizar con el pasado porque él no es otra cosa que la encarnadura, el regreso casualmente de ciertos pasados. Por ejemplo: encarna el regreso en los sustancial del proyecto del “80” del siglo XIX que tuvo su colofón en la I Década Infame del siglo XX (proveedor mundial de carnes y mieses); el regreso del Plan Prebisch (o retorno al coloniaje) luego del golpe del 55; el regreso de la desindustrialización y el endeudamiento externo que implementó la última dictadura. Por último y de la mano de Macri volvió el neoliberalismo menemista que como el macrismo llegó al poder engañando a la población: “ Si decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie” (Carlos Menem). En concreto, ese pasado con el que Macri quiere asustar a la población es casualmente el pasado donde las grandes mayorías tuvieron bienestar y fueron artífices de su propio destino. Entonces el pasado al que los verdaderos argentinos le deben temer porque históricamente fue su denigración, es ese pasado que Macri y Todos Juntos por el Cambio representan; ese que en tres años y medio lograron reimplantar la dependencia externa en tiempo record.

Sembrando vientos solo se recogen TEMPESTADES. No pasemos de un castaño claro a un oscuro panorama futuro movidos solo por una simple codicia de poder y teniendo como objetivo el seguir lucrando fácilmente. Manejar un Estado no es solo cuestión de negocios. Un poco de ética y un cacho de moral nunca estarán de más en cualquier gobernante.


POLÍTICA: DEL CASTAÑO CLARO A UN OSCURECIDO PANORAMA (I)

30 julio 2019

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR.CELAC, EL EMILIO, Política, Argentina y las PASO

(Primera Parte)

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

Se aproximan las PASO. Se trata de un evento electoral que debería enmarcarse dentro de la normal rutina del sistema democrático. Pero no está ocurriendo eso. A ojos vista y oídos abiertos la estrategia de campaña del gobierno nacional está llevando el acontecimiento al plano de la confrontación despiadada entre argentinos hasta presentarla como si el NO Triunfo de Juntos Para el Cambio pudiera desencadenar una tragedia nacional.

Lo dicen abiertamente Macri, Vidal y Pichetto y resulta un tanto temerario. Sus puestas en escena públicas con manifestaciones verbales -ambas coacheadas- son los más claros ejemplos. Primero demonizan a los opositores (la “Campora” con armamento y mezclada con el narcotráfico) para luego mostrar actos proselitistas en locales cerrados, en “zonas tomadas y aisladas con vallados” para evitar cualquier incomoda “sorpresa”, argumento que luego venden como el único modo de sortear “operaciones desestabilizadoras de las “mafia kirchneristas”. Las imágenes obtenidas y los dichos de los candidatos oficialistas son editadas y profusamente difundidas buscando impactar en el incauto que se informa por TN, A24 o telefónicamente vía wasap. Con escasa presencia de “seguidores”, en esos actos abundan las diatribas contra los candidatos opositores junto a viejas y repetidas promesas vacías de contenidos pero qué, con insistente difusión en los medios adictos y comentarios de periodistas serviles, logran convencer a no pocos desprevenidos.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.46.43

Ridículas comparaciones internacionales, descalificaciones ideológicas y personales y el insistente inyectar veneno, odio y desprecio por el compatriota en desgracia o el extranjero inmigrante, a lo que le suman una total negación de la calamitosa realidad que producen sus propias decisiones gubernamentales, conforman los componentes de esta lamentable estrategia oficialista desparramada por las redes sociales. El deseo de muerte para cualquiera que se oponga a sus designios mezclado con delirios místicos (Carrio), la diatriba con el calificativo “mafia” por delante (Macri, Vidal) nunca faltan en sus pobres oratorias. La penosa realidad que padece la mayoría de la población y los peligrosos calificativos que brotan de boca de los candidatos oficialistas no auguran a futuro algo bueno sino un oscuro panorama.

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.33.20

Lo cierto es que ni Argentina va a ser como Venezuela si gana la oposición y menos aun con “sacrificios presentes” vamos a vivir el bienestar del que gozan los Finlandeses o Noruegos en el futuro si gana Juntos Por el Cambio. En todo caso la lamentable gestión CAMBIEMOS en estos tres años y medios nos llevó a padecer situaciones similares a las que vive el hermano pueblo Venezolano; con una diferencia y una similitud. La diferencia es que sobre la cabeza de Venezuela penden las botas del imperio norteamericano que con la excusa de defensa de la “democracia” pretende quedarse con su petróleo; en cambio en nuestro caso ese mismo imperio “ayuda” al gobierno de Macri en sus constantes saqueos empresariales (locales y extranjeros) y sostiene la gestión de CAMBIEMOS con prestamos a través del F.M.I.; algo nada llamativo ya que los funcionarios y técnicos de este último organismo son consciente de la ineficacia e ineptitud de los actuales gobernantes argentinos; pero saben también que una gestión disparatada no deja de generar condiciones aprovechables para redituables negocios financieros. ¿La similitud? En ambos casos la codicia del imperio centra sus apetencias en los recursos energéticos y naturales, -estratégicos a futuro-, que ambas naciones poseen (Petróleo, biodiversidad y agua).

Captura de pantalla 2019-07-30 a la(s) 12.35.30

Ante el indiscutible fracaso de la gestión de gobierno PRO en materia económica (fracaso para el país y para su pueblo pero exitosa y muy redituable económicamente para el presidente y sus amigos), y frente a la carencia de propuestas políticas creíbles, CAMBIEMOS plantea un “O Nosotros o volver al pasado”; una ambigüedad que ni explícita ni implícitamente tiene valor alguno ya que no explica a qué pasado se refiere. Aviesamente se manipula la consigna con una clara intención: asociar al peronkirchnerismo con el populismo igualador de posibilidades sociales (González Fraga: –“Le hicieron creer al empleado medio que podía comprar celulares  e irse al exterior”). Es claro que CAMBIEMOS intenta vender como peligroso para sociedad lo que en realidad solo afectaría los privilegios de los que hoy gozan los sectores concentrados de la economía con el “PRO” en el poder. “Populismo” es un simple calificativo peyorativo para un sistema al que pretenden asemejar con marcada perversión a todo lo que termine con ese “ismo” demonizado (comunismo, marxismo, peronismo, kirchnerismo).

Nada nuevo en la historia de la humanidad y menos aún dentro de nuestra propia historia. El macrismo defiende y ensalza los principios meritocráticos y la necesaria diferencia de clases sociales, algo que la oligarquía nativa viene intentando implantar de cualquier forma y a cualquier precio desde hace 150 años. ¿El objetivo PRO? Profundizar la grieta de tal modo que termine siendo imposible cerrarla, haciéndola infranqueable para gran parte de la sociedad. El CAMBIO propuesto por Macri aspira a una futura comunidad donde los “hijos se diferencien bien de los entenados”.  

(Continuará)


PARA QUE VUELVA EVITA

27 julio 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia Nacional

Captura de pantalla 2019-07-27 a la(s) 14.07.07

Ariel Magirena

Por Ariel Magirena

Celebrar a Evita es celebrar el peronismo y la militancia. Frente a los evitadores de Evita, los que la traicionan intentado mellar al peronismo inventando colisiones entre ella y su gran amor y autor político, la militancia es el homenaje merecido en el camino que nos señalara sin ambages.

Es a Evita a la que se niega en el olvido o la postergación de las deudas de nuestra democracia. Se suspende a Evita en la suspensión de la demanda y de la lucha. Porque Evita es la voz de esa demanda que se funda en acción. La expresión palmaria de que la militancia es un desafío cotidiano. Que es la construcción social el cimiento de la voluntad política. Contra los poderes constituidos y el consenso del relato que manipulan los mercaderes de la información no alcanzan las gracias de un gobierno. Las medidas sin demanda corren el riesgo de ser anécdota si no son carne del pueblo. Fue lo que preservó por décadas derechos que nos parecen ya incuestionables, y es la falta de esa carnadura la base de esa amnesia selectiva que supone avances en lo que es recuperación y lo que habilita el retraso para lo que necesitan los que esperan cuando ya no pueden esperar. Evita es la garantía en la lucha de los logros populares: esos que costará sangre arrancar, si es que lo logran. Evita significa lealtad, sin dudas ni condiciones, al proyecto de Perón que es la felicidad del Pueblo.“Yo le pido a Dios que no permita a esos insectos levantar la mano contra Perón, porque ¡guay de ese día! Ese día, mi general, yo saldré con el pueblo trabajador, yo saldré con las mujeres del pueblo, yo saldré con los descamisados de la patria, para no dejar en pie ningún ladrillo que no sea peronista”…Intérprete genuina del pueblo que la ungió de santidad cuando Perón la propuso, en su condición de indio negada por la historia liberal, “jefa espiritual del movimiento”, Evita encarnó la mística misma de la militancia por la Patria justa, libre y soberana. En el planteo genial del gran estratega Evita cumplió, afuera del Estado y las estructuras formales de la partidocracia, el papel que la colocó para siempre en la historia y la puso por encima de lo que jamás hizo otra mujer en los días de la humanidad. En sólo 7 años, desde su unión en amor y militancia con Perón, Evita cambió para siempre los destinos de los humildes de nuestro suelo y fue ejemplo para los pueblos del mundo. No fue desde una banca que Evita consiguió el voto femenino, sino construyendo la demanda entre las mujeres.
Siendo la primera afiliada del Partido Peronista Femenino encaró la lucha por los derechos de las mujeres considerándolas protagonistas, en contraste explícito con las feministas de su época que se colocaban en rol de víctimas o las que se extraviaban buscando competir con los varones en roles de varones despreciando aquellos que sólo las mujeres pueden cumplir.
“Donde hay una necesidad nace un derecho”, sentenció para movilizar a los sectores antes adormecidos y siempre necesitados para hacerse escuchar. Y cada derecho fue acción, porque ir por más, o ir por todo no puede perderse en la futilidad de una consigna: es construir explícitamente cada “más” y cada “todo”.Se manifiesta vacante en estos dias quien pudiera ser Perón: sintetizar y conducir; ser estrategia y doctrina. Pero a 100 años de su nacimiento también se patentiza la ausencia de quien pudiera ser Evita: la militancia y el pueblo movilizado, consciente de su rol y sus derechos.
Su centenario estará signado por homenajes sentidos y por provocaciones de quienes intentan apropiarse de ella y de su imagen reinterpretándola manipulando y traicionando su mensaje elocuente e irrefutable, pretendiéndola embanderada en micropolítica de secta en momentos en que su prédica de unidad es mas necesaria que nunca en el contexto de derrota cultural y abdicación de la clase política.
Falta y nos hace falta, Evita. La impaciente y la insumisa. La del amor violento y la caricia masiva. La pasión de la inteligencia. La sangre brava de la revolución inconclusa. Necesitamos ser millones para que vuelva.