INOCENTE ILUSIÓN DEL LADO HERMOSO DE UNA GENERACIÓN

23 abril 2020

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.12.41

Por Victor Leopoldo Martinez.

Vayan estos bellos recuerdos a modo de homenaje para todos mis “hermosos y heroicos locos”, pares de generación que se la jugaron por un mundo diferente y fueron mis mejores referentes: Luis Alberto Spinetta, Lito Nebbia, Leonardo Fabio, Javier Martinez (Manal), Miguel Cantilo (el Discepolo del Rock), El “tano” Piero, Vox Dei, Miguel Abuelo, Raúl Porcheto, Envar “Cachito” El kadri, Pino Solanas, Gerardo Vallejos, Carlos Carella, el que ayer partió llamado por los aburridos integrantes de la “corte celestial” –el querido y admirado Horacio el “Negro” Fontova- y tantos otros que como lumbres iluminaron mi corazón y abrieron mi cabeza junto a la de miles de compatriotas anónimos para soñar libremente y jugarnos por nobles ideales. Vaya también este recuerdo para mi compañero de promoción secundaria Luis Alberto Macor, asesinado en 1974 en la Ciudad de La Plata por su condición de estudiante universitario peronista.

CACHO EL KADRI

Soy parte de una generación que tuvo en su seno un grupo de soñadores que intentó hacer algo distinto; cambiar el rumbo de la historia de una humanidad que priorizaba lo material por encima de lo que para nosotros era lo esencial: la vida. Expresado así suena soberbiamente pretensioso, pero al menos rompimos la estúpida cáscara del rutinario consumismo con la que un perverso sistema había encerrado a la humanidad; y lógicamente a gran parte de nuestra sociedad, incluidas ciudades chicas de pequeñas provincias que miraban obnubiladas a esa Bs.As. copiadora de sistemas foráneos.

Laughing Elvis

La música se revolucionó en sus formas y ritmos allá por los 50, 60 y 70 del siglo pasado; y con su movida revolucionó los sentimientos de los adolescente y jóvenes. A la irrupción de los genios de Liverpool -Los Escarabajos (The Beatles)- y de muchas otras bandas británicas que tomaron el despertar musical norteamericano iniciado Elvis Presley con su twist y rock, -aquel puntapié inicial que cambió lo musical en todo el orbe-, se le sumó la revalorización y el rescate de la música y el sentimiento de los negros que se encontraban en plena lucha por sus más elementales derechos conculcados por los brutales esclavistas sureños sobrevivientes de aquella guerra civil (guerra de secesión) norteamericana del siglo XIX que continuaban despreciando la condición humana desde un absurdo racismo; lucha que llevaban adelante de la mano de Martín Luther King.

Nuestros gustos cambiaron, tanto como la mirada de un mundo que veíamos como trastornado; que no podía –y tampoco quería- ofrecernos un porvenir asociado a la dicha de vivir más allá del supuesto placer que brindaba el consumo superfluo.

De corta edad pero hartos de soportar las formas y modos estereotipado que las sociedades adquirían como estilo de vida supuestamente seguro, descubrimos que el resto de nuestros pares generacionales estaban impedidos de percatarse del grado de alienación en la que estaban siendo sumergidos por el perverso sistema capitalista. Quizás por ser sumisas y obedientes víctimas de aquella falsa historia que se adquiría con la educación domesticante y que nuestros padres respetaban e imponían a rajatabla.

“Mi hijo el Doctor”, deseo que había hecho carne como aspiración en las generaciones anteriores con carácter individualista y diferenciador se había transformado en el modo de conseguir un futuro “seguro” y “diferente. Nuestros padres así trataban de imponerlo acompañándolo con un “la letra con sangre entra”. Los que nos rebelábamos contra el látigo y la imposición de ese modo de vida éramos tildados de “locos” y por ende marginados socialmente para dolor familiar; ese que les causaba el “qué dirán” social por encima de cualquiera de nuestros sentimientos. Buscaban que la soledad desestructurante oficiara de violento remedio para nuestro supuesto “mal”.

Transitábamos la crisis existencial del paso de nuestra adolescencia hacia la juventud condicionados por mandatos familiares y sociales que los sentíamos ahogantes, generadores de zombis dedicados a respetar rutinas. Amábamos la vida y tratábamos de disfrutarla como si cada minuto fuera el último. Sentíamos como insulsas y huecas las “obligaciones” que los rituales sociales obligaban a ser respetados.

Aquellos 4 ¨locos” oriundos de Liverpool habían revolucionado el mundo con su música e ideas, con uno de sus integrantes desafiando al sistema imperante. Ese “sistema”, frente al peligro que los chabones representaban, decidió fagocitárselos declarándolos “Caballeros de la Reina”. Uno de sus integrantes -John Lennon- aceptó a regañadientes.

ROCK 1-CENTRO FONDO copia

Aparecen en el mundo los calificados por aquella sociedad alienada como “locos, sucios, faloperos y putos hippies”. Soñaban con un mundo distinto, igualitario, profundamente humano, donde se valorara y priorizara el AMOR; el amor entre humanos como Jesús lo había soñado. Un mundo donde se respetara la libertad, la creación, la solidaridad, el bien común. A ellos me uní al llegar a Bs. As. Éramos muy pocos y por ende tratados como “desequilibrados” y peligrosos. Así lo vivíamos, cargando con la marginación dentro de núcleos sociales pequeños, medianos o grandes, pero que reunidos por identificación en ideales, éramos bastantes en todo el mundo, algo que acrecentaba nuestra ilusión.

En los 50 y 60, el mundo estaba saliendo de la mayor y más traumática tragedia vivida por la humanidad hasta ese entonces: La II Guerra Mundial; con la terrorífica experiencia de exterminio humano realizada por los Nazi.

Captura de pantalla 2020-04-22 a la(s) 19.38.14

Se estaba saliendo de aquel horror cuando rápidamente la codicia de los poderosos puso en marcha otra obra de terror: Vietnam. Hacia ese matadero mandaban a los jóvenes norteamericanos para que asesinaran a otros jóvenes que no conocían y solo atinaban a defender su Patria, su tierra y liberarla de las garras de un proyecto imperial. La muerte sin sentido impuesta por la codicia de esos pocos volvía a reinar y se llevaba nacientes vidas sin que hayan conocido el sentido de su existencia. América Latina no fue la excepción como verán más adelante.

Eso sí, como alocado fenómeno cultural éramos muy ruidosos porque fue la música el vehículo y el lenguaje que utilizábamos para comunicarnos y comunicar nuestra protesta. No teníamos muchos recursos para hacernos escuchar y el “molestar” al “sistema” acompañando nuestro llamativo y “desordenado” aspecto con lo que el resto de la sociedad llamaba “ruido” (música) fue sin lugar a dudas el modo que entendimos como adecuado.

Recuerdo un programa de radio –AM- (“Rock para mis amigos” se llamaba) que los sábados a las dos de la tarde se emitía por Excélsior y nos reuníamos los poquitos y conocidos alrededor de una radio o un combinado a escuchar la música que ninguna de las otras radios pasaba, todas preocupadas por hacer guita con la música “comercial” del “Club del Clan”. Algunos delirantes (porque dentro de los nuestros los había) decidieron llamar a la música de nuestro agrado “progresiva” para diferenciarla de la “comercial”, pretexto para acoplarse a la movida de manera diferenciada; una pelotuda ocurrencia de algunos “bienudos” que bajaban de sus pedestales burgueses para jugar de “hippies intelectuales comprensivos”. Los llamábamos “hippies panqueques” (porque solo se disfrazaban de tales en la noche y se reunían en “La Paz” –bar de Av. Corrientes y Montevideo-. Nosotros – el resto- teníamos al legendario barcito “La Giralda” como uno de los puntos de encuentro). Me imagino que estos panqueques fueron los posteriores “progresistas de izquierda”… No sé… Supongo.

PRIMER BLOQUE NACIONAL

Leíamos la revista “Pelo”, editada por Daniel Ripoll. Un gran colega y amigo, Miguel Grimberg, pionero en nuestro país en cuestiones ambientales y creador de la revista “Mutantia” trabajó mucho para que nuestro rock se cantara en castellano; junto a Miguel Abuelo, Spinetta, Manal lo lograron. Les recuerdo que por influencia externa, en el segundo lustro de los “60”, bandas como los uruguayos “Los Shakers” (que imitaban a los Beatles en el corte de pelo y vestimenta) y la banda de Carlos Bisso – Conexión Nº 5- interpretaban canciones en inglés.

Sin perder conciencia de lo que pasaba en el mundo, acá soñábamos con una “muchacha ojos de papel”; gozábamos con una “plegaria para un niño dormido”; sentíamos “la soledad profundamente dolorosa por la ausencia de un amigo”. Tratábamos que el resto de nuestros pares generacionales renegaran del alienante e innecesario culto al consumismo que desde el sistema se estimulaba. Soñábamos con un hombre nuevo que valorara a un semejante por su sola condición de tal; que respetara la naturaleza que nos contiene por ser nosotros, como especie, una más y parte de ella. Sentíamos que volver a la naturaleza y tener aunque mas no sea una humilde “casa con 10 pinos” para compartir con amigos y disfrutar la suerte de estar vivos era el regalo más hermoso; alejados del humo, el hollín y la soledad que entregaban las ciudades.

Pelo largo y ropa estrafalaria era nuestra forma de llamar la atención. Y lo habíamos logrado Considerábamos que “era mejor tener el pelo libre que la libertad con fijador” (Miguel Cantilo-“Marcha de la bronca”) y terminábamos siendo pelados violentamente por “un coiffeur de seccional policial”. “Los que mandaban en este planeta tenían a los humanos repodridos y divididos en dos” (de la misma “marcha”)

En el mundo, la inmortal codicia de unos pocos había vuelto a dividir la estupidez humana entre los defensores del supuesto “bien” (el liberal capitalismo) y el MAL (el demonizado socialismo comunista). Las dos potencias que nacieron luego de los acuerdos de posguerra (Yalta y Potsdam) -EE.UU. y la URSS- entraron en disputas imperiales en ese desmesurado afán por hegemonizar el control planetario que ambos regímenes tenían.

La guerra había vuelto a ocupar el escenario central mundial en Vietnam y los pueblos latinoamericanos comenzaron a recuperar su esperanza de liberación con la revolución cubana de la mano de Fidel Castro y un argentino -el “Che” Guevara-. La región venía de ver truncada sus esperanzas de liberación con la caída de intentos revolucionarios como el del nicaragüense Augusto Cesar Sandino, o el guatemalteco Jacobo Árbenz en Centro América, el encabezado por el Gral Perón en nuestro país y el de Getulio Vargas en Brasil.

Nuestros ideales comienzan a entrar en crisis urgidos por los avatares políticos-sociales que las potencias del mundo habían comenzado a imponer en todas las regiones del planeta dentro de sus disputas. Los disgustos que despiertan situaciones sociales injustas acaparan nuestros sentimientos y nuestro humor fue cambiando el orden de prioridades; pero siempre sin resignar nada; sentíamos que nada ni nadie nos podía impedir seguir disfrutando del bello camino elegido: el de vivir a pleno.

Supimos entender las nuevas situaciones que nos mostraban lacerantes desigualdades sociales y lo tomamos como otra etapa de esa lucha por cambiar el injusto mundo.

Esta “movida” comienza a reorientar nuestros ideales juveniles.

La segunda mitad de la década de los “60” es el momento del despertar de la juventud del gigante del norte. Comienzan a tomar conciencia sobre las estúpidas alternativas que el gobierno imperial de su país les ofrece para su destino futuro y comienzan a poner en tela juicio los proyectos imperiales y de injerencia en las determinaciones políticas de otros países. Descubren cuán lejos estaban las propuestas imperiales de sus verdaderos deseos y aspiraciones de vidas; cuan delirantes eran aquellas alternativas de vida que el alienante sistema encabezado por el gobierno de su país les ofrecía. Se descubren simples carne de cañón que como Cristos al combate, la desmesurada ambición imperialista enviaba a luchar y matar otros seres humanos de remotos lugares que nadan les habían hecho a ellos; y veían retornar amigos y seres queridos en ataúdes envueltos con una absurda bandera. Por plantear esto y negarse ir a Vietnam, el recordado boxeador Cassius Clay fue despojado de su título de campeón mundial y encarcelado.

Captura de pantalla 2020-04-22 a la(s) 19.39.00Pero no toda la juventud norteamericana sostenía esta postura. La cosa estaba divida y otra parte de jóvenes iban gustosos a los frentes de combate porque habían “comprado” que esas luchas en lejanas tierras eran “patrióticas” en tanto se luchaba contra el enemigo “comunista” que atentaba contra los valores nacionales. Película como “El Cazador” (conocida en nuestro país como “El Francotirador”) dan cuenta de cómo jugaba el sistema imperialista para justificar barbaridades. El director del film lo desnuda al elegir a una comunidad rusa para mostrar a “voluntarios” dispuestos a jugarse por “un mundo libre de comunismo”. Un guion que resulta paradójico porque si bien muestra lo tarde que aquellos jóvenes se dan cuenta de la estupidez de una guerra, no se priva de mostrar las maldades que cometían los “Vietcom” (vietnamitas comunistas) tratando que dichas maldades estén por encima de la lucha por la liberación nacional que llevó adelante el pueblo vietnamita durante casi 30 años.

Woostock 3La mayor expresión de protesta pacífica antimilitarista contra aquella guerra tuvo como consigna “PAZ, AMOR Y MÚSICA” y se dio en aquel festival que se realizó en Woodstock (EE.UU.) en 1969 que reunió en 3 días a 500 mil almas jóvenes norteamericanas. Por el escenario pasaron las principales bandas y cantantes del mundo. Allí contó -una Jon Báez embarazada- la cárcel que padecía su compañero por estar en contra de aquella absurda guerra. Esta fantástica muestra se dio un año después del “mayo francés” europeo y el mismo año de nuestro “Cordobazo”; el año elegido por los Beatles para separarse y comenzar cada uno un nuevo camino. ¿Coincidencias? ¡Vaya uno a saber! Pero una energía positiva circulaba por todo el orbe y los vientos de cambios alimentaban nuestras esperanzas.

 

SEGUNDO BLOQUE NACIONAL

En nuestros país, nosotros, los “locos”, dividíamos nuestras pasiones entre el gritar “salgan al sol, paquetes” a todos aquellos burguesitos absorbidos por el sistema, y en revisar la mentirosa historia oficial de un “ayer nomas”, en el colegio nos habían enseñado que este país era grande y había libertad, pero que todo eso no era más que un estúpido slogan ya que diariamente despertábamos como tantos argentinos sin tener mucho para comer (Moris). Veíamos a nuestros obreros dejar jirones de vida y hasta la vida misma en una lucha de resistencia tratando de recuperar la dignidad perdida con la caída del gobierno Peronista. La parte de nuestro pueblo más vapuleada, la clase trabajadora argentina, se embarcó por aquellos años en una lucha por el regreso del líder en el exilio, artífice de la implantación de la justicia social en estas tierras.

La movida rockera siente que debe agudizar el ingenio una vez mas y decide que las aguas de aquella sana ilusión comiencen a desplazarse por canales aparentemente diferentes para aquellos que siempre estuvieron al acecho intentando boicotear el fenómeno  y que como estrategia funcionó increíblemente bien. La clave estuvo en las letras de las canciones y en la poesía en general.

“Donde va la gente cuando llueve” se preguntaba Miguel Cantilo y era totalmente compatible con la descripción que hacía el Tano Piero al referirse a la “vida de pobre que lamentablemente llevaba Juan Boliche, que apenas le alcanzaba para pagar su vino y el dolor que le producía no tener para invitar”, para compartir un alcohol apagador de penas.

PELICULASLos jóvenes universitarios que habíamos abrazado el ideario “hippie” en su esencia, con esfuerzo y trabajo para poder mantenernos aprovechábamos la posibilidad –superando los “filtros” de los cursos de ingreso- y accedíamos a los estudios superiores. Fue allí donde comenzamos a ver que no pocos de nuestros pares estaban enfrascados en lo que luego llamamos “lucha por la Liberación Nacional”. Veíamos de manera clandestina “La hora de los hornos” (“Pino” Solanas), “El camino hacia la muerte del viejo Reales” (Gerardo Vallejos),

CINE FAVIO

o en algún cine con muy poca concurrencia “Crónica de un niño solo” (del “turco” Favio). Esas muestras artísticas nos pintaban una realidad que nos obligaba moralmente a encolumnarnos detrás de las luchas de los trabajadores. Muchos amigos y compañeros de aquella generación de soñadores quedaron en el camino pero también en lo más profundo de nuestro corazón.

Los sistemas so juzgantes nunca dudaron, ni dudan a la hora de actuar; de ser necesario matan, asesinan.

Posteriormente Pink Floy y su obra “The Wall” junto a film como “Apocalipse Now” de Coppola fueron las mejores representaciones metafóricas de los sentimientos y sensaciones que experimentábamos frente a la locura en la que habían sumergido a la humanidad a través de la educación los poderosos de este planeta; personajes con mucho potestad pero más locos y delirantes que aquella parte de nuestra generación que los señalaba como tales a ellos.

4

Lo que estos victimarios siguen sin saber ni comprender es que las jóvenes vidas que segaron (30 mil compañeros desaparecidos en nuestro país), experimentaron en su corta existencia el sabor de la libertad, sintieron que la dulzura de la vida estaba en la dignidad propia y en la lucha por la de un semejante; que el concepto heroico de la vida requiere de un sentido solidario para con el prójimo, único modo de justificar nuestro paso por esta vida.

Los alienados y los sicarios siempre carecieron de estos valores.

Lo bello de toda aquella experiencia generacional es que nos dimos el lujo de proponer a la sociedad una vida más humana; por distintas vías y métodos pero movidos siempre por nobles sentimientos y bellos ideales.

BASALTO (1)

Nunca nos privamos de experimentar algo diferente y sentir diariamente que la belleza de la vida estaba a flor de piel; que la música llenaba de gozo nuestra alma; que con el danzar liberábamos de toxinas nuestros cuerpos.

¿Quién nos quita lo bailado?

¿Fracasamos en nuestros intentos? Quizá. No logramos que el resto de nuestra generación saliera de su estado de alienación volcándose a la posibilidad de pensar y sentir de un modo diferente, más humano… ¡Tal vez! No logramos que trataran de ver que otro mundo era posible; que se podía generar sociedades más justas, más igualitarias. El sistema capitalista -hoy neoliberal- nos ganó algunas batallas usando un arma tan simple como absurda. Aprovechó la estúpida cultura del consumismo existente y transformó el hipismo en moda, lo comercializó y así fagocitó lo que consideró un peligroso ideario para sus intereses, intentando anularlo definitivamente. El saxofonista Bill Clinton, que había vivido la experiencia de Woodstock, terminó siendo un presidente obediente del establishment norteamericano y puede servir como la prueba más contundente de lo que el sistema llamó fracaso. Pero la guerra entre ideas y sentimientos verdaderamente humanos por un lado y la estúpida y miserable codicia del sistema capitalista por el otro por suerte parece tener continuidad, ser eterna; y a esa no la ganó.

Lo de “fracaso”… ¿Realmente fue tal?

Las pruebas para ratificar lo decepcionante de nuestra experiencia eran exhibidas mediáticamente por el sistema y para cualquier alienado alcanzaban y sobraban. Poco les importó el dolor que padecimos cuando el imperio norteamericano decidió cuidar su “patio trasero” (América Latina). Es más, lo justificaban. El imperio que siempre se vanaglorió de ser baluarte y modelo de libertad y democracia, llenó por aquel entonces (desde los 70 en adelante) el continente de dictaduras militares afines a sus intereses; dictaduras con libertad para asesinar a quien se oponga. Se lo conoció como “Plan Cóndor”.

Aquellas “maniobras” imperiales tuvieron sus frutos. Lograron mantener a las sociedades latinoamericanas dividas gracias a la siembra mediática de desvalores para el posterior cultivo de idiotas útiles amantes del individualismo y justificadores de los asesinatos cometidos por paramilitares y siniestras fuerzas paraestatales; me refiero a esos tilingos de clase media que se vanagloriaron de pertenecer al círculo de cultores de lo meritocrático.

Bordeando los 70 años todavía sigo con aquellas ilusiones y las esperanzas intactas. Será porque siento que quizá lo que llamaron fracaso lo fue solo en apariencias. A diferencia del resto de nuestra generación, nadie, ni la propia historia, podrá jamás esconder que por lo menos hubo un tiempo donde un grupos de “jóvenes locos” intentaron en la segunda mitad del siglo XX cambiar el mundo para hacerlo un poco mejor, más justo, más humano.

Dejamos semillas en nuestros hijos como las dejó Jesús en sus apóstoles; sin coartarles jamás –como habían hecho nuestros padres con nosotros- la posibilidad de elegir libremente qué querían para sus vidas. Y mil flores mentales siguen apareciendo diariamente, como aquellas que aparecían en nuestras estrafalarias camisas hippies; claras está, para desgracia del perverso sistema.

Mi tía “Blanquita” (Blanca Cira se llamaba, y no era mucho mayor que yo) tuvo, al fin y cabo y en partes, razón. Solía espetarme cada vez que podía y hasta delante de uno de mis hijos: “Mijo, usted siempre tan loco. Siempre intentando cambiar el mundo. Ya es grande. Tiene que “madurar” y entender que el mundo funcionó y funciona así. Usted no lo va a cambiar”. La tía “Blanquita” seguramente fue el ejemplo más acabado de una clara paradoja existencial que en términos generacionales sigue vigente a lo largo del tiempo: enfermos de cuerpos sociales que creen estar sanos, y nosotros como anticuerpos sociales tratando de salvar la especie; todo en una eterna lucha. La mentalidad de la tía y sus valoraciones pueden ser tomadas como el contundente ejemplo utilizado por el sistema para enrostrarnos el fracaso de nuestra locura generacional.

La posterior reacción de mi hijo menor -Facundo- me tranquilizó y abrió una ventana para mi esperanza. Al escucharlo sentí y pensé que aquel esfuerzo generacional no había sido en vano, que el fracaso no había sido tal: “Tía, pero alguna vez las cosas tienen que cambiar” le dijo Facundo que en ese entonces tenía 11 años y seguía con mucha atención la conversación que su padre mantenía con aquella tía. Con mirada fulminante y una mueca de rabia y fastidio en los labios, mi tía Blanquita me volvió a espetar: ¡Ve! ¡Ya le está metiendo esas ideas locas al pobre chico en la cabeza! En ese momento entendí que el fracaso que el sistema pensó que nos había infringido no era tal.   Facundo y yo nos miramos y miramos con cariño a nuestra tía; nos levantamos y comenzamos a caminar disfrutando de una bella tarde de verano y de los hermosos paisajes de mi Catamarca natal donde nos encontrábamos en ese momento de vacaciones.

Mi tía Blanquita ya no está en este mundo Q.E.P.D. Facundo, avanzada su adolescencia, abrazó el ideario peronista y es hoy un ferviente militante de la causa Nacional, Popular y Latinoamericana. Hasta compartimos el placer de volver a ver y disfrutar –en un recital de Roger Waters- la música de Pink Floy; junto a él descubrí y hoy valoro a bandas como La Renga, La Vela Puerca, La Mancha de Rolando, seguimos disfrutando de “Los Redondos” y de nuestra pasión riverplatense; esas simples cosas que llenan de gozo nuestras vidas y nos muestran que vale la pena ser vividas.


REFLEXIONES EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS (IV y ÚLTIMA PARTE )

19 abril 2020

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.12.41

Por Victor Leopoldo Martinez (8 de abril- Vigésimo día de cuarentena obligatoria)

Vuelvo al tema de la educación general pública.

Luego de las aclaraciones del caso que aparecen en la entrega anterior, básicamente califico de fracaso a todo aquello que como producto de una inversión nos entrega algo no esperado; y paso a explicar lo que yo entiendo como las razones. Primero porque su manejo estuvo siempre en las manos equivocadas (una “ilustración” formada para copiar modelos foráneos que nunca tuvieron ni tienen nada que ver con esa idiosincrasia que nació y existe como parte de una joven nación parturienta); y segundo porque esa “ilustración” al servicio de las clases pudientes  -oligárquicas- cipayamente antinacionales que tenían -y tienen- a Europa y a EE.UU. como espejos, siempre priorizó las formas sin tocar nunca el fondo impuesto políticamente por el mitrismo (el fin de la misma, los contenidos que le vienen dando la impronta política  a su existencia como proyecto político de nación liberal y neoliberal).

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 14.42.35

Los más claros ejemplos lo tuvimos en estos últimos 4 años  en frases macristas como “el mejor equipo de los últimos 50 años”, o en boca de un Marcos Peña elogiando a un saqueador como Caputo vendiéndolo como el “10” de la “Championg Leage” europea. Por izquierda y por derecha operaron y operan en esa nefasta  dirección. El prestigio académico fue y sigue siendo la zanahoria al burro con la que atraen a los muchahos/chas que buscan fama y dinero y que lógicamente incluye a los de pensamiento de izquierda que acertadamente el historiador  Norberto Galasso calificó como “mitro-marxismo” (marxismo limitado a su estudio teórico y como arma panfletaria en pasillo universitario pero inocuo en los hechos y  acciones político-sociales).

LA CLAVE

El más notorio de esos fracasos es el no haber producido en general, insisto, buenas personas, buenos argentinos (salvo aquellos educandos que tuvieron la suerte de tener nobles docentes con conciencia nacional -los menos- que como parias se manejaron dentro del sistema y que como tales se cagaron en las directivas que venían de arriba priorizando la formación humana, nacional y latinoamericana para sus educandos). Por el contrario, nuestra educación se especializó en formar, en un alto porcentaje, híbridos culturales con valores digitados desde Bs. As donde los intereses portuarios siempre buscaron espejos allende los mares donde mirarse y posteriormente, desde una práctica centralista, imponerlos en el resto del país vía educación y como cultura nacional cuando en realidad siempre se trató de cultura portuariamente cipaya.

Que los mediocres tilingos de clase media con mediano nivel de domesticación educativa gracias a la “educación publica” tengan siempre a flor de labios “este país de mierda” o un “espero que esta pandemia haga la necesaria depuración étnica eliminando a por lo menos 6 millones de negros peronistas de mierda” dicho por el dirigente Radical cordobés Julio Carballo concejal de Juntos por el Cambio   que seguramente recibió educación primaria, secundaria y quizá universitaria  libre y gratuita en la “docta”,  son los más claro y contundente ejemplos de lo anterior. Tampoco dejemos afuera  de estas perversiones a los votantes del concejal que lo llevaron a ser edil.

En un porcentaje menor pero para nada desdeñable, nuestra educación produce técnicos y seres competitivos al servicio de un sistema que desde hace décadas viene priorizando lo meritocrático en razón de que nunca dejó atrás su nivel de perversión en cuanto a alimentar el individualismo tan útil a los intereses del liberalismo primero y del neoliberalismo actual; ese concepto político-ideológico enriquecedor de las clases pudientes. El resto de los escolarizados fueron y son simples  seres obedientes, repetidores de sloganes y frases hechas disparadas a diario desde los medios de comunicación  que operan mucho mejor en el inconsciente colectivo que los vagos conceptos que le deslizan a los educando en establecimientos educativos; seres sin conciencia crítica, formados para diferentes tareas según el grado de domesticación que los certificados de escolarización habilitantes establecen (Ivan Illich).

Ahora bien, sería torpe pensar que ese deterioro educativo-cultural se dio únicamente por las “perversas  y ex profesas inacciones”, o por la ignorancia e ineficiencia y por ende negligencia puesta de manifiesto en los últimos 4 años de gestión gubernamental por el gobierno macrista. El triunfo electoral nacional de un empresario bruto como Macri en el 2015 después de 12 años de un gobierno popular que había sacado al país de su peor crisis económica y brindado bienestar a gran parte de la población (sin dejar afuera a esa clase media tilinga que usufructuó de lo lindo ese bienestar), hecha por tierra tan ridícula especulación política; por el contrario, abona la tesis de que esto es algo que viene de arrastre y desde hace mucho tiempo.

Tener un  considerable número de integrantes de nuestra sociedad a los que el Estado les facilitó el acceso a los tres  niveles de “domesticación educativa” (primaria, media y universitaria) y que a posteriori hablen mal de la función y el rol del Estado, es un detalle que solo puede pasar por alto a los estupidazados que cursan de manera acelerada doctorados con lecciones que les brindan noticieros mediáticos. Peor aun, hoy, y con sus cacerolazos balconeros “anti k y anti cuarentena”  terminan dándole entidad a los delirios “anti estado” levantados entre otros por el rufián Macri. ¡Casualmente él… que con sus habituales prácticas de corrupción vivió usufructuando, en base a coimas, de adjudicaciones de obras públicas otorgadas por ese mismo Estado que discursivamente defenestra!

Los fundamentos de estas elucubraciones los explicito en mi ensayo  “Guarda-Polvos….” presentado en el 2012.

ACEITE Y AGUA, SE PUEDEN MEZCLAR PERO JAMÁS COMBINAR.

Frente a esta realidad el panorama futuro no se presenta como alentador para una convivencia social medianamente armónica pos pandemia. La grieta que divide a nuestra sociedad entre imbecilizados y estúpidos de un lado y sensatos del otro es muy grande, profunda y está muy vigente. Fue trabajada meticulosamente por casi una centuria para ser utilizada en cualquier momento sobre aquellos fragmentos de nuestra sociedad domesticados en la orientación requerida, obteniendo por reflejo condicionado, las respuestas que el perverso sistema -antes liberal, hoy neoliberal- en cada momento histórico necesitó según fueron y son los intereses en juego.

Esto alimenta mi cuota de pesimismo ya que el aceite se puede llegar a “mezclar” con el agua pero jamás combinarse.

Según mi opinión y para el caso de nuestro país que tiene una considerable porción de clase media absorbida por la ignorancia e idiotizada mediáticamente a través de un trabajo de anulación de la conciencia crítica basado en el estímulo de la ley del menor esfuerzo (los “desinforman” hasta por wasap los troll “marcospeñista” manipuladores de idiotas a quienes engatusan con argumentos ramplones), es difícil pensarla reflexiva y con ganas de hacer trabajar neuronas para que el alma recuerde, avive el seso y así despertar a la realidad (Jorge Manrique). Que no se les haya movido un pelo por 4 años aún viendo a su presidente dedicado a domar reposeras y a decir estúpidas incoherencia  premiándolo en cada ocasión con aplausos, son datos que no ayudan a ser optimista.

Ni los nefastos antecedentes que padecieron les sirve para evitar “recaídas”. La mayoría de los que conforman ese sector social fueron los más afectados en sus especulaciones financieras con el asalto y la confiscación de sus ahorros en dólares en el 2001 por parte de los bancos que luego fugaron esas divisas. Anteriormente y con sus estupideces  defendieron el verso del 1$=1u$s de Cavallo cuando reapareció con Menem en los “90” quién -y de paso ¡casualmente como el Dujovne de Macri!- duplicó la deuda externa pública recibida llevándola a 120 mil millones de dólares hasta 1999. Me refiero al mismo Cavallo que no solo había estatizado la deuda externa de los privados siendo presidente del Banco Central en la última dictadura (o sea que el Estado -nosotros-  termináramos pagando las deudas contraídas por empresarios de baja estofa moral mientras los miserables sacaron lo recibido por prestamos como patrimonio propio a paraísos fiscales). El diputado nacional Alejandro Olmos y después de un pormenorizado estudio la declaró total y absolutamente ilegal y su cobro por parte de los acreedores perverso. Fue el mismo Cavallo que como ministro de Menem le condonó una deuda de Macri al Estado de 93 millones de u$s, estafa cometida por la familia del  “empresario transparente” a través de la doble facturación que realizaban con  Autopista del Sol.

Ese mismo sector social volvió a ser feliz -por un escaso tiempo- cuando Cavallo continuó con De la Rua ocasionando la debacle económica-financiera con su “corralito”, debacle que desembocó en el diciembre negro  2001 y que terminó con ellos golpeando con sus martillos las puertas de los bancos para que les devuelvan los dólares mientras  cantaban “piquetes y cacerolas, la lucha es una sola”. Diciembre negro que se llevó la vida de 40 personas en las represiones ordenadas por aquel gobierno de la Alianza donde también participaron ademas del represor Enrique Matof, Patricia Bullrich como la ministra rebajadora de jubilaciones, los Stuzenegger, los Melconian, etc, etc. Lamentablemente, estos personajes fueron nuevamente vendidos por Macri en el 2015 como el mejor equipo de los últimos 50 años  y vueltos a poner en situación de vía libre para otro saqueo, para otro desfalco. El “tilingaje” feliz de ver  el regreso del maltrato para con el “negraje, a los villeros y choriplaneros vagos de mierda”, soportando con estúpido estoicismo no tener cómo pagar los servicios esenciales y ver cómo su anterior bienestar se iba en el carrito del gobierno de CEOs macristas conducidos por niños bien, brutos pero pretenciosos y engrupidos, a la misma mierda.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 14.43.23

Los clase media son seres que disfrutan de las fantasías que les vende el “sistema” de manera mediática -o vía wasap-; fantasías que alimenta ese mundo de mitómanos que los rige, a tal   punto de predisponerlos hasta para soportar la flagelación económica como otra víctima más de las perversas esquilmaciones que llevan adelante los poderosos: aumentos de las tarifas de servicios, devaluaciones monetarias, que ellos celebran en aras del bienestar del “mercado”. Mercado como abstracción que solo conocen por sus estados de ánimo y humor que les bajan como diagnóstico operadores mediáticos bien pagos desde los medios monopolizados (grupo Clarín con Bonelli a la cabeza) y del otro medio, vocero del stablishmen (La Nación), gran deudor del Estado por evasión fiscal. “Mercado”; abstracción que tiene responsables con nombre y apellido pero que sus portadores siempre eligieron  usar ese nombre genérico  para esconder sus fechorías en el anonimato encubridor; “mercado” que tiene y utiliza a los “idiotas útiles” como portavoces de sus bondades y que solo les ofrece como compensación por sus “valiosos aportes” la reconfortante sensación de sentirse “diferentes y exclusivos”: ESTUPIDEZ  HUMANA EN GRADO SUPERLATIVO.

MUESTRAS Y BOTONES.

Cuando esa parte de la sociedad que se comporta como el “aceite” (por su viscosidad) actúa de manera trágicamente desopilante  frente a situaciones críticas como la que estamos atravesando con esta pandemia, imitando irracionalmente actitudes de otros (de afuera o de adentro del país) sin siquiera detenerse por un instante a reflexionar el sentido o sinsentido de sus dichos y actos, no está haciendo otra cosa que brindarnos  claras pruebas, sobradas muestras del nivel de ignorancia, estupidez o descerebración que padecen. Las muestras están a la vista y las definiciones también:

Definición 1: Los capitalistas argentinos practican un capitalismo sui generis basado en una “particular viveza criolla”

Definición 2: Ese capitalismos argentino y por ende los capitalistas, jamás podrían ser solidarios porque iría en contra de los principios “criollamente rectores” que le dan cuerpo a sus perversas prácticas. Cuando en el mundo baja el precio del petróleo, acá sube el precio de la nafta.

Definición 3: Hasta ahora los capitalistas argentinos siempre escupen hacia el adelante y miden el provecho que pueden sacar de sus escupitajos; jamás escupen para arriba. Incitan a los giles idiotizados a que le demanden a los políticos que se rebajen los sueldos evitando de ese modo distractivo  ser afectados por un impuestito; ni siquiera permanente sino por única vez. “¡Muchachos! Pongan algo de lo mucho que como empresarios evasores vienen choreando”.

Muestra 1:

Que en medio de una pandemia crucial para la humanidad, un idiota empresario, descerebrado políticamente como el presidente norteamericano Donal Trump decida continuar y acrecentar el bloqueo económico contra Venezuela y Cuba e insista, aprovechando esta crisis pandémica, en intentar invadir militarmente a Venezuela para instalar un gobierno títere y controlar la producción de petróleo de ese país me exime de cualquier comentario extra.

Muestra 2:

Que en el orden local una estúpida ignorante como la corrupta ex funcionaria macrista al frente de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso haya dejado aflorar sus imbecilidades ideológicas anticubanas para acompañar los acuerdo de alineamiento con EE.UU. que lleva adelante su amiga P. Bullrich respondiendo adecuadamente a las directivas de los fondos buitres encabezados por Paul Singer que son sus financiadores a través de “fundaciones”, tampoco puede sorprender a nadie con un mínimo grado de “información” y sensatez. Estas 2 muestras  son claras evidencias que la ignorancia y la estupidez pueden anidar cómodamente tanto en presidente de país imperial como en dirigentes lumpens de mediocres partidos políticos de países periféricos; es evidente que no respeta rangos políticos,  clase sociales, nivel de medio pelaje, fronteras nacionales e internacionales. La hijaputes congénita tampoco.

Muestra 3:

Que los tilingos odiadores locales, cultores de un neoliberalismo que solo conocen en su formas facilitadoras de la diferenciación pero desconocen en sus nefasta consecuencias económico-sociales que también las padecen, se hayan pasado 4 años despotricando contra la intervención estatal, y hoy de vacaciones en el extranjero y frente a la crisis del COVID-19 pidan a las puteadas que el Estado Nacional los rescate desde donde quedaron varados, abandonados en ese aislamiento en que los dejó la “eficiencia privada” de las compañías aéreas extranjeras que los sacaron del país, es otra muestra más de sus idioteces. Que se den el lujo de putear a la tripulación de A.A. que los fue a rescatar porque no les brinda atención de “nobles tilingos” que creen merecer es parte de la imbecilidad que los domina y que también les deja brotar su hijaputes a niveles que exasperan a cualquiera mortal mínimamente coherente.

Muestra 4:

Que los idiotas útiles vuelvan a escena en maniobras políticas azuzados por los dirigentes y funcionarios que llevaron al país al mayor desastre económico y social que haya conocido la historia nacional, esta vez caceroleando desde los balcones en contra de la “cuarentena K” en medio del cagazo que les hace sacar sus peores miserias discriminadoras, pero eso sí, sin salir a la calle por temor al contagio, no hace otra cosa que mostrar el nivel de ignorancia y de esa estupidez con la que alimentan el infundado odio visceral que cargan y traen por ser productos de la cultura individualista.

Muestra 5:

A los sicarios periodistas de la prensa cómplice y en constante complacencia  con los nefastos intereses neoliberales que dejaron el poder en diciembre pasado, solo les falta formar un partido político que bien podría llamarse UPLA (Unidos Por La Ambición) para sumarse a Juntos por el Cambio y mayor Saqueo, ya que todo el trabajo sucio de desinformación lo realizaron.

Botón 1:

En situaciones de crisis como la que se vive a nivel planetario con el fenómeno pandémico del COVID-19, está resultando muy interesante ver y conocer cuáles y cómo son las reacciones de los sistemas políticos imperantes nivel global y en constante conflicto ideológico, algo que ni la terrible cantidad de muertos que esta pandemia está ocasionando en el mundo está logrando ablandar el corazón de los capitalistas y defensores del neoliberalismo; digo…, para sacar simple conclusiones para nada sesudas por ser tan evidentes:                                                        a) El calamitoso estado actual de la población en naciones con gobiernos neoliberales endiosadores del mercado,  frente a las situaciones controladas con mediano nivel de éxito que se está dando en naciones con fuerte intervención estatal como es nuestro caso, no demanda mayores comentarios.                                                                          b) La prioridad que le dan a la economía los países defensores del liberal capitalismo dejando a la población en estado de indefensión frente a la actitud solidaria de países con regímenes estatistas y  economías planificadas que priorizan la salud de la población es otro claro ejemplo.                                                                                                          c) Actitud egoísta y especuladora de potencias económicas como la norteamericana y no pocas anglosajonas europeas frente a la presente pandemia y la actitud solidaria y altruista de países con regímenes socialista y/o comunistas como Cuba y China brindando apoyo en materia de insumos, experiencia y personal altamente capacitado para estas lides a todos los países que lo necesiten y requieran, priorizando la salud de la población del país solicitante sin importar qué régimen político se encuentre al frente de la nación, aparece como una señal clara y diferenciadora de qué es bueno y qué malo. La falta de solidaridad de las potencias económicas europeas y de la propia UE para con sus hermanos continentales la verbalizó en presidente Croata al señalarla como algo cruel, lastimoso, reduciendo la cacareada solidaridad europea  a lo discursivo al compararla como actitud concreta con la ayuda solidaria que está recibiendo de China. Médicos cubanos fueron recibidos con aplausos por los italianos a modo de gratitud por su llegada para ayudar a mitigar en partes la tragedia que hoy vive el país mediterráneo; y que acá, en nuestro país, una ignorante y bruta de brutalidad congénita como Laura Alonso se refiera a la posible ayuda médica cubana que podría llegar al país para colaborar en la lucha contra esta pandemia como infiltración de comisarios comunistas cubanos que los ¿“argentinos”? tendría que aguantar por culpa del gobierno kirchnerista… ¡Ya es el colmo de la imbecilidad!

Boton 2:

Actitud especulativa frente a la pandemia en el ámbito de las finanzas de los bancos privados vs la decisión solidaria de las entidades bancarias públicas en manos del Estado. Detalles desconocidos por el ciudadano común: Los bancos (públicos y privados) que operan en nuestro país, trabajan con dineros ajenos (como cualquier banco; con dineros de plazos fijos de depositantes, cajas de ahorro o cuentas sueldo) a quienes la banca privada ofrece miserables intereses por los depósitos (10, 20 o 30 % anual), y ellos trabajan con esos dineros prestándolos al 60, 70 y 80 % anual sacando jugosas ganancias para los dueños de los bancos sin arriesgar un mísero peso propio. Lo grave es que estas prácticas se deformaron aún más, en grado extremo y se incrementaron durante los 4 años de gobierno macrista. Los bancos privados y los públicos en manos de facinerosos operadores PRO terminaron plegándose al juego especulativo que había habilitado el Banco Central ofreciendo altas tasas de interés (llegó al 84%) para los diferentes bonos y letras que emitía  y que funcionarios de gobierno,  de bancos estatales e   incluso aquellos que manejaban y controlaban estructuras como la ANSES “compraban” con dineros del Estado en una monumental timba financiera  para luego fugarlos como propios junto a las ganancias. Algo similar a lo que hicieron con los dólares que un FMI cómplice le presto al país gobernado por Macri y sus saqueadores PRO  con la esperanza ellos también de hacer suculentos negocios.

Botón 3:

Frente a tamaña pandemia, está quedando demostrado el eficiente rol de la salud pública manejada estatalmente de manera integral por un gobierno popular con fuerte responsabilidad social. El éxito que se está consiguiendo hasta ahora es la prueba más contundente y alentadora.

Botón 4:

La actitud solidaria de los trabajadores agremiados y dirigentes gremiales peronistas  poniendo los sanatorios de sus Obras Sociales a disposición de la Salud Publica en esta lucha  contra la pandemia  que  comanda el gobierno nacional de Alberto Fernández, frente a la actitud especulativa de la salud privada y las prepagas tratando de sacar ventaja aprovechando la crisis y sin mostrar ningún atisbo de colaboración para con la situación.

Botón 5:

Ninguno de los multimillonarios empresarios argentinos está colaborando con la sociedad aportando aunque sea un misero $ para mitigar esta tragedia que también está azotando a nuestra comunidad. Por el contrario, sacaron a relucir su avaricia especulando con la situación, tratando de sacar ventajas de esta crisis, dejando sin trabajo a no pocos de los empleados de sus empresas intentando de esa forma presionar al gobierno para que levante la cuarenta y así conseguir que los trabajadores  aporten su diario esfuerzo de tal modo que ellos puedan seguir incrementando sus jugosas ganancias a costa de la salud y la vida de los laburantes; ellos ordenando encerrados en sus mansiones y sin arriesgar sus vidas ni su salud.

Boton 6 : Esa misma e interminable codicia de los mencionados multimillonarios los hace utilizar a su bien pagos voceros (tilingos perversos tipo el “macrista por oportunismo” Prat Gay o J. M. Sola y el mediocre de mediocridad congénita Majul dentro del periodismo) para oponerse a cualquier aporte impositivo que pretenda legislar el actual gobierno.

MISERABLE CODICIA; EGOISMO EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN PUESTO DE MANIFIESTO POR LOS PODEROSOS DE ESTA TIERRA QUE SE ENRIQUECIERON DESMESURAMENTE DE LA MANO DE MAURICIO MACRI Y SE NIEGAN A COMPARTIR MINIMAMENTE SUS BIENES MAL HABIDOS.

Solo los infelices odiadores dominados por su alto nivel de ignorancia y resentimiento están impedidos de ver estas palpables muestras de diferentes conductas humanas y elegir en consecuencia por cuál volcarse.

CIERRE

Rogaré a Dios (que evidentemente es argentino y puso a un argentino de Papa para que su iglesia vuelva a la senda que dejó Cristo como filosofía solidaria de vida) que nos proteja e ilumine en momentos desgraciados como el que estamos padeciendo a nivel mundial. Que todos gestos nobles que a diario presenciamos junto a las perversas miserias expuestas en su desnudes sirva de lección  y que los locos con carnet que hoy manejan el mundo de manera demencial entiendan el valor de la vida humana y la necesidad de ser más respetuosos con la libre determinación de los pueblos del mundo (Cuba, Venezuela y Bolivia por casos).

Sé que es mucho pedir pero no resigno el intento.

Pretendo que en nuestro país siga el control estatal de la salud de la población frente a esta pandemia  y tengamos la menor perdida de vidas de compatriotas posible.

Pretender que idiotizados vayan a cambiar sus pareceres pos pandemia no figura dentro de mis expectativas a futuro. Esto solo será posible si se revisa la forma de educar “públicamente” a la población; pero aún así los resultados de un proceso de tal magnitud podrán ser apreciados dentro de tres generaciones (60 años). Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 15.16.27

Todos esperan que esta desgraciada Pandemia  cambie la mirada y las actitudes de los gobiernos del mundo para hacer posible  a futuro un planeta con humanos más humanos. En el fondo yo ansío lo mismo pero tengo muchas reservas al respecto. Einstein sostenía que “el universo podría llegar a tener límites, la estupidez humana NO”

Como decía Martín Fierro “El que nace barrigón, es al ñudo que lo fajen”. Que las perversiones desaparezcan de sus conductas en mediocres como P. Bullrich, L. Alonso, M. Peña, D. Loperfido, Lombardi, M. Macri, Lanata, los Leucos, Majul, E. Feinmann, Magnetto, los Saguier, los de la S.R., etc, etc, solo se podría dar dentro de otro milagro de nuestro señor Jesucristo, pero no creo que figure en sus planes. Jesus es Dios, pero no estúpido, Mandinga tampoco: “Lo que natura non da, mandinga non presta”. El “flaco barbado” conoce las mañas del que fuera el ángel preferido del Padre, hoy confinado a ser el rey del averno. A los imbéciles y perversos, Mandinga los espera en sus dominios  con los brazo abiertos y la parrilla a punto.

¿Qué opinará al respecto la “pitonisa” Lilita Carrio que hasta ahora se manejó con la bola de cristal equivocada? Otro sensacional y mediocre personaje con titulo de “Dra.” otorgado por nuestro sistema educativo pero que terminó siendo  recreada y perfeccionada mediáticamente.


REFLEXIONES EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS (PARTE III)

19 abril 2020

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción; 2 de abril.

En un día tan caro a los sentimientos patrióticamente argentinos, mis primeros recuerdos son para nuestros héroes caídos en combate en 1982, que todavía siguen custodiando nuestras tierras soberanas -Islas Malvinas-  con sus cuerpos enterrados en tierras gauchas, tierras usurpadas por la piratería inglesa. Vaya entonces este homenaje a todos nuestros veteranos de aquella guerra que a Dios Gracia todavía siguen con vida y pueden dar testimonio sobre tamaña gesta, como son -entre muchos otros- nuestros GIGANTES cóndores de la Fuerza Aérea Argentina a quienes acompaño con la penúltima parte de estas reflexiones. 

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 13.31.50

V.L.M. 10

Por Victor Leopoldo Martinez (2 de abril-Décimo cuarto día de cuarentena obligatoria)

CUESTIONES EDUCATIVAS

Cuando la educación se limita a ser un simple ritual con obligación de cumplimiento social pero  que centraliza su funcionamiento en lo formal alimentando lo meritocrático y el individualismo, difícilmente colabore para que la estupidez humana nacional sea superada y dé paso a una formación más humana y sensata. Si bien es cierto que la educación pública argentina está dando claras muestras de su valor e importancia, por un lado por su importancia social en cuanto a la asistencia y contención que le da a los sectores que padecen carencias alimentarias, y por otro  en relación a su alta calidad de abordaje en ciertas ramas, algo palpable a través de la labor de nuestros profesionales de la salud e investigadores y científicos en una situación extrema como la que estamos atravesando (COVID19), tal el caso de los extraordinarios aportes del Malbram, o como lo fue el Balseiro y todo el desarrollo desplegado con el ARSAT en el gobierno de CFK para ganar soberanía en el manejo de las comunicaciones, ambos descuidados y/o desfinanciados hasta inutilizarlos por la gestión de los brutos e ignorantes CEOs PRO con M.Macri a la cabeza,  no es menos cierto que en otros y no pocos aspectos, esa educación fracasó.

Como decía Jauretche, “es educación pública argentina por radicación geográfica, no por responder a un proyecto político nacional”.

Antes de continuar y para evitar malas interpretaciones por parte de los “ligeros defensores de la educación pública libre y gratuita” de la cual también soy defensor pero no en el estado en que se encuentra actualmente ni con su forma de entenderla, me voy a detener por unos párrafos en la cuestión científica. Les recuerdos a esos “ligeros” que seguramente pondrán el grito en el cielo saltándome a la yugular por estos señalamientos, que tanto en Pcia de Bs. As. como en la C.A.B.A. el 90 % de los docentes (con “formación” secundaria y terciaria) votaron en el 2015 por Mauricio Macri reduciéndose apenas en un 20 % el anterior porcentaje en el 2019 en cuanto al número de docentes votantes que optaron nuevamente por el ex presidente. Estúpida deformación educativa de profesionales que tenían educandos entre sus manos, y las nefastas consecuencias políticas de la tarea pedagógica que realizaron y que nunca fue apolítica, fueron de la mano.

LA CUESTIÓN CIENTIFICA

Pero veamos la cuestión científica. La indiscutida calidad profesional y formativa de no pocos de nuestros científicos no puede ser tomado como ejemplo de “buena educación” usándolo como herramienta política para traspolarla como muestra de “bondad y eficiencia”  de todo el resto del sistema educativo. La alta formación técnica a la llegan nuestros investigadores en no pocos campos de las ciencias se da, en algunos ocasiones y en partes, por gobiernos que invierten en el tema; pero fundamentalmente por decisiones personales dentro de las excepciones institucionales. Ahora bien, cabe aclarar que los involucrados en estas gestas patrióticas lo logran en la mayoría de los casos y veces  en un  marco de precariedad laboral, con becarios e investigadores luchando constantemente contra la imbecilidad de aquellos gobiernos liberales primeros -hoy neoliberales y cipayos –  encabezados por “dotores” y “economistas” con master internacionales al servicio de intereses empresariales. Sin ir muy lejos en el tiempo, el “Dr.” Domingo Cavallo que continuo operando para el neoliberalismo durante el gobierno del falso peronista C. S. Menem primero y luego para De la Rua, mandaba a los/as científicas a “lavar los platos”.  Estos “dotores y economistas egresados” -en no pocos casos de Universidades públicas- luego dedicados a la politiquería y ya en gestión de gobierno, son los que desfinancian la salud y la educación pública por considerarla un gasto y por estar mas preocupados por hacer jugosos negocios con las riquezas humanas y materiales del país que en pensar en los intereses nacionales y en mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo como proyecto político-social. ¿Que formación humanística recibieron estos personajes en los claustros de estudio? Individualismo en estado puro nunca trabajado para ser contrarrestado en ninguno de los niveles educativos por donde se pasearon estos personajes  durante 16 años con final como profesionales dando excelentes exámenes meritocráticos para gozo del stablishmen dominante del vigente Status Quo donde la “grieta” hace la diferencia. Paradoja de nuestro sistema educativo; profesionales y científicos con conciencias nacional y “dotores” cipayos siguen siendo los productos que surgen del mismo sistema, una flagrante contradicción hasta ahora no resuelta. Seguramente no faltaran los que argüirán, como fieles defensores de consignas abstractas, el necesario respeto por la libertad de pensamiento y acción que debe existir dentro de un “país democrático”. Claro que cada argentino -como individuo- es libre de pensar cómo se le plazca y actuar en consecuencia. Pero esa libertad se agota cuando empieza a joder al prójimo, a la sociedad, al país y  sus intereses soberanos. Solo los idiotas, los perversos de perversión congénita  y los “mal educados” muerden la mano del que los alimenta.

eva-peron

Los dos primeros gobiernos peronistas focalizaron su trabajo de revolución social en lo educativo. “Había que darle oportunidad a todos los niños y jóvenes argentinos de acceder a la educación. Una universidad “selecta” dejaba afuera  a muchos potenciales recursos humanos que bien podían aportar al desarrollo del país. Siempre es mejor para el país que la selección de los que pueden aportar se de entre millones de aspirantes que entre muy poquitos. A eso lo acompañamos con la tarea formativa en valores sociales y solidarios que se daban en las escuelas primarias y secundarias, donde las sanas “competencias” solo se daban en lo deportivo a través de los “Torneos Evita” (Juan Domingo Perón)

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 14.17.10

EJEMPLOS AL AZAR

Brindo dos claros  ejemplos experimentados por proximidad para demostrar lo que acá sostengo en cuanto a los científicos e investigadores con conciencia nacional.

  1. Año 2005. Nuestro hijo mayor (Pablo), biólogo, egresado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA estaba cursando su tesis y trabajando en los laboratorios de la “facu”. Nos  contaba la precariedad en la debían realizar las tareas él y sus compañeros, y hasta se llevó nuestra heladera -elemento faltante- para tener donde guardar las muestras en las óptimas condiciones que demandan su preservación.
  2. La lucha que vienen llevando adelante Alberto Kornblihtt, unos de nuestros actuales y más destacados científicos  ya lleva casi 40 años en busca de una ciencia Nacional, Popular y al servicio del país. Y doy fe de esto porque en los comienzos de este siglo nuestra humilde y naciente revista El Emilio le dio un espacio mas que importante a su pensamiento y el trabajo que este increíble hombre llevaba adelante en la misma  Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

Claros ejemplos para un tema que nunca fue política de Estado en gobiernos neoliberales; solamente adquirió esa dimensión en gobiernos Nacionales y Populares; un error y un mal que cargamos y arrastramos desde hace largo tiempo.

Pero quiero fundamentar aún más la descripción de esta triste realidad. Para eso haré un poco de historia. Pensar que los profesores y alumnos reprimidos en “la noche de los bastones largos”(1966) y los estudiantes que acompañaron la lucha obrera en el “Cordobazo”(1969), en el “Tucumazo” en el “Rosariazo”, en el “Mendozaso”, representaban el pensamiento de todos los profesores y alumnos universitarios de todo el país es uno de los errores mas habituales que se comenten (aun reconociendo que por aquellos años el porcentaje de universitarios con conciencia nacional era mucho mayor que el existente hoy). Solo alcanza con comparar en términos de porcentaje los ejemplos tomados al azar: el 80 % de esas luchas estudiantiles-obreras se dieron en el interior del país. Aun así y para el caso de la UNCÓR nunca fue casualmente productora de “profesionales obreristas”; solo alcanza con recordar todos los aportes que hicieron con sus “brigadas” los comunistas del centro de estudiantes de la universidad de la provincia mediterránea en la persecución de dirigentes obreros peronistas, estudiantes aliados al gorilaje que llevó adelante el golpe del “55” contra el gobierno popular peronista.

Solo basta sacar de la historia reciente algunos ejemplos: De la UBA y de la UNCÓR salieron los Alsogaray, los Menem, los “Chicagos Boys” entre otros miles de  personajes que le vienen rindiendo culto al anterior liberalismo y al actual neoliberalismo por estar al servicio de la “derecha” y siempre acompañados en la tarea por no pocos “liberales de izquierda”. Escuche a cierto politólogo del Frente Grande integrante del FREPASO allá por 1996,  personaje que parece ser Prof. universitario y hasta llegó a ser penalista de 678 y columnista de Pag/12, decir allá por 1995 siendo asesor de un Senador -ex PC como él- de la Pcia. de Bs. As. que uno de los economistas más brillantes de la argentina era Cavallo, lamentablemente para él un “incomprendido”.

NECESARIOS PARALELOS

Valga la siguiente comparación en términos internacionales para iniciar un proceso de desestupidización: Iniciada la carrera científica de pos guerra entre las dos potencias mundiales (EE.UU. y URSS) luego de la apropiación de científicos alemanes que habían trabajado para el III Raich, a ningún gobierno norteamericano posterior se le ocurrió desfinanciar la NASA y la ciencia aero-espacial norteamericana por considerarla “gasto inútil”; al contrario, siempre lo consideraron una inversión estratégica nacional. Y la guita con la que se financia hasta en la actualidad estos y otros tantos proyectos norteamericanos es guita de los contribuyentes entre los que aparecen algunas (un porcentaje muy bajo pero con conciencia nacional) de las grande fortunas que no suelen evadir impuestos ni sacan del país sus fortunas para guardarlas en cuentas Off Shore en paraísos fiscales. Compare las conductas en este último aspecto con la de los Macri, los Peña Braun, Quintana, Prat Gay, Melconian, Dujovne, Coto, los “popes” de la S.R., Roca, Bulhgueroni, Perez Compac, Cartellone, Roggio, y hasta la recordada Amalita Lacroze de Fortabat. Estoy hablando de ciento de miles de millones de dólares encanutados por estos sátrapas fuera del país con los que bien se podría saldar la deuda externa de la que ellos usufructuaron dejándole el muerto al Estado.

Hoy los economistas norteamericanos quieren atacar de raíz los errores cometidos en materia de inversiones ya que con esta pandemia saltó la dependencia externa que el país padece en materia de no pocos insumos médicos y de salud. Todo muy lindo con el “libre mercado y el libre comercio”. Pero esa belleza se va a la misma mierda cuando aparecen en escena fenómenos como el que estamos viviendo donde aparece mágicamente la revalorización del rol del Estado. Son los momentos donde todos -hasta los neoliberales más ortodoxos de países centrales- corren con la escupidera para que el Estado los salve (No solo los pobres y desprotegidos piden asistencia estatal; empresarios también). Solo los imbéciles neoliberales de la periferia global -de ese recontra culo del mundo al que Lanata se refería y que él ayudó para que llegáramos más rápido de la mano de Macrí- siguen vociferando sus supuestas virtudes y bondades como lo hace otro pobre tipo como  J. L. Espert.

Claros ejemplos para diferenciar la estupidez de la sensatez en cuanto a la valoración del rol del Estado en cuestiones sociales, de soberanía y estrategias asociadas.

(Continúa)


REFLEXIONES EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS (Parte I)

19 abril 2020

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.07.16

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.12.41

Por Victor Leopoldo Martinez (27 de Marzo-Octavo día de la cuarentena obligatoria)

NECESARIA INTRODUCCIÓN

En Argentina y en tiempos de respeto obligado para con una “cuarentena”  impuesta desde la sensatez por un gobierno POPULAR que frente a una pandemia decidió priorizar la salud de toda la población recurriendo a prácticas -para algunos- “populistas” (asistencia directa a los sectores de la población más desprotegidos realizada con sano criterio), incluyendo en esa protección a los idiotas “odiadores anti k” -o antiperonistas-,  postergando de ese modo y por un tiempo  la perversa y estúpida codicia económica neoliberal empresaria, también debemos aprovecharlo para repensar valores sociales e individuales desde nuestra condición de ciudadanos políticos y después de un período de tiempo donde todos los valores humanos se fueron por el drenaje de la cloaca. 

No está de mas solicitar que la lectura de estas reflexiones se lo haga con el mismo criterio (el reflexivo) porque entiendo que es uno de los modos de transitar el camino de un constructivismo aplicado al  pensamiento. No soy poseedor de ninguna verdad revelada sino un simple humano que invita a pensar en conjunto alejado de lo profesional y sin negar que la invitación la hago desde una postura político-ideológica que, de estar equivocada, no dudaré en reconocer. Esta aclaración la realizo en función de una triste realidad que nos divide como argentinos entre los que la vemos de manera descarnada y los que la niegan aunque los esté aplastando; raro negacionismo muy presente como fenómeno cultural, para mi un tanto inexplicable por atentar cualquier lógica humana y sentirlo como producto de una involución donde algunos que se dicen o se piensan humanos priorízan sacar los perversos instintos y pasiones para que reinen por encima de cualquier racionalidad. También muy humano; estúpido sería negarlo. 

Vale la aclaración porque estamos saliendo de un nefasto gobierno de CEOs empresarios que le produjeron al país y a su pueblo un daño atroz en materia de calidad de vida haciéndolos pagar  un costo inconmensurable no solo en lo económico sino en lo moral y cultural en el corto plazo de 4 años (12/2015- 12/2019) al solo fin de incrementar aun más el desmesurado y oprobioso enriquecimiento de unos pocos. 

En lo anterior se encuentra la razón de la siguiente reflexión donde confluirán diversos aspectos que los presento como vitales para las necesarias definiciones que requiere el re encauzamiento de nuestro destino como comunidad, como nación y como parte integrante de otra gran nación que es Latinoamérica.  

COVID-19

Si algo virtuoso le puedo adjudicar a este engendro llamado COVID-19 es haber sacado a la superficie y puesto en evidencia de manera contundente el nivel y el alto grado al que llegó la estupidez humana mundial, que incluye  la existente a nivel local, (lamentablemente en porcentaje considerable). Recordar que el 40% de los habilitados para votar volvió a optar por Macri en las ultimas elecciones presidenciales, autor de la  estúpida reflexión, entre otras tantas que suelen salir de su limitado cerebro (algo de lo que brindó sobradas muestras) que sostiene: “el populismo es más peligroso que el coronavirus”, absurdo argumento al que seguramente hubiera acudido si el país siguiera en sus perversas manos, para justificar sus bárbaras decisiones económico-políticas. Recordar que como Presidente declaró días de duelo nacional por la tragedia del ARA San Juan y a las 2 hs ya estaba sacudiendo su cuerpo en ridículas danzas dentro de una fiesta privada organizada por sus amigos de la good life. 

No pocos de los seguidores en votos y secuaces a nivel delictivo del ex presidente siguen apoyándolo en sus delirios y lo acompañan en sus disparates especulativos; lo hacen con argumentos ideológicos atentatorios de cualquier mínimo grado de sensatez humana. La plana mayor de un envilecido Macri conformada por P. Bullrich, L. Alonso, M.A. Pichetto, M. Peña, etc, etc, son los perversos y miserables fogoneros que buscan que esos pobres  e ignorantes “seguidores”  que los aplauden saquen a relucir  el latente,  acostumbrado e idiota revanchismo asentado en un infundado (por lo absurdo en razón de su procedencia -tilingaje y medio pelaje de clase media-) odio de clase.

Parto de la base que este CORONAVIRUS-19 (hay varios) no es ni malo ni bueno. Aunque suene torpe lo que sigue, no lo es tanto dado el estado de ignorancia generalizada reinante. Se hace necesario aclarar que el grado de letalidad que puede tener en esta pandemia el minúsculo organismo “COVID-19”, no parte de una intencionalidad propia del “bichito”; requiere de otros factores ajenos al virus, entre ellos la colaboración de irresponsables actitudes y conductas de  estúpidos idiotizados. 

El “bichito” existe, está presente, es dañino, y está multiplicándose por todo el mundo. Lo que no se puede dejar de lado es averiguar el origen y cómo se inició realmente esta pandemia, su procedencia. Solo de ese modo podremos realizar un acertado diagnostico que provenga de sanas intenciones científicas y/o permitan desenmascarar cualquier perversa intensión de infringir daño a la humanidad priorizando espurios intereses. 

Lo  que hay que tener en claro es que simplemente se trata:                             a) O bien de otra creación de las tantas mutaciones que el metabolismo propio de la naturaleza suele gestar para mostrarnos su poder. O…                 b) Algún engendro de laboratorio pergeñado por  humanos, generado por esa ciencia al servicio de la  perversa codicia capitalista;  engendro que manejado de manera controlada puede ser usado para exterminio humano como arma virus-bactereológica; las razones las explicare en párrafos mas abajo.

Pero existen factores que en ocasiones le juegan sus “malas pasadas” a ciertos planes y perversas estrategias y las mismas terminan “descontrolándose” y volviéndose en contra de los propios planes. 

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.03.30

Presentadas estas 2 hipótesis, el grado de verdad o falsedad de cada una de ellas como tesis, quedarán demostrada con el devenir de los tiempos si es que siguen “sueltos” y/o con vida los que se animen a ir en búsqueda de la verdad sobre las razones de la aparición de fenómenos como este. Digo esto por la suerte corrida por el muchacho (Julian Assange hoy acusado por la CIA por “violar secretos de Estado” y detenido en Londres) que blanqueó en su Wikileaks las operaciones de espionaje a diferentes mandatarios internacionales realizadas por el Imperio del norte jamás desmentidas ni negadas por el gobierno norteamericano por un lado y…, desenmascarando por el otro -de paso- a todos los “defensores de la transparencia” que evadían impuestos fiscales en  países del resto del mundo  y los guardaban -y guardan- en cuentas offshore de paraísos fiscales (con el ex presidente Macri, familiares y empresarios amigos argentinos encabezando el ranking, escándalo que por dignidad y el hecho de ser descubiertos llevó a que dejaran sus cargos gobernantes y Primeros Ministros de países importantes mientras Macri habilitaba por decreto la legalidad de la tenencia de Off Shore en el extranjero para evadir impuestos).

RECUPERANDO ANTECEDENTES 

Señalamiento I

Sí de manera lúdica y dada la cantidad  de evidencias existentes decido incursionar en la segunda hipótesis, rápidamente aparece la prensa -a nivel internacional y por ende local- en escena. No es llamativo. Su misión auto asignada de ser “vocera” de la “opinión pública” (que nunca fue “pública” pero sí “opinión interesada” según los designios de los dueños de la empresa periodística asociados a los intereses del “mercado” en relación a su grado y nivel de complicidad con el status quo vigente) se despliega a la perfección en estas operaciones de instalar psicosis y paranoias sociales de cualquier tipo, desviando la atención pública de los verdaderos responsables de la existencia de fenómenos como esta pandemia.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 13.10.44

Como en ocasiones anteriores, esta vez lo hacen a dos punta:                                                   a) Culpando a otro “animalito” de esta pandemia (esta vez asiático-chino, país que encima de practicar un exitoso comunismo sui géneris, llamativamente está impulsando un cambio en las reglas económicas, en las finanzas y en el comercio internacional con bastante aceptación a nivel general en los mercados de países emergentes) y…                         b) Operando para el capitalismo neoliberal instalando en las sociedades la falsa dicotomía sobre quien debe tener prioridad a la hora de ser salvado en crisis como esta: la economía o el ser humano (su salud). Como operadores incitan a priorizar en el salvataje a la economía con el falaz argumento de que el parate económico puede matar más gente que el coronavirus. Los operadores periodísticos que trabajan en medios y monopolios como La Nación, Clarín y otros medios (tipo Lanata, Leucos y toda esa caterva de sicarios del periodismo como Majul, E. Feinmann, etc, etc.) que fueron sostenedores y responsables por complicidad del desastre económico nacional llevado adelante por el mejor equipo de saqueadores que haya padecido el país de la mano del más bruto presidente que conoció nuestra historia -Mauricio Macri-, son los más claros ejemplos en el orden local. Si embargo y con la impunidad que le garantizan sus mandamases no paran de operar en épocas de pandemia para que las fabulosas ganancias de sus pagadores no se detengan ni siquiera en tiempos de crisis.

Existe otro antecedente sobre el rol que jugó la prensa internacional en situaciones similares. En el pasado reciente (las 2 últimas décadas del siglo XX) acompañó a los poderosos del imperio norteamericano en la manipulación distractiva que realizaron para correrlos de la responsabilidad que les cabía en el desmadre de un experimento.  Culparon  a una especie simiesca africana  responsabilizándola de una  experiencia que se les había escapado de las manos y que comenzó usando a un preso de cárcel norteamericana -negro lógicamente- para un experimento con un nuevo virus a cambio de libertad.  Y… una vez libre el preso negro usado como cobayo,  vuelto a la vida promiscua que puede practicar cualquier delincuente de regreso a las  calles (las cárceles no regeneran delincuentes, los degeneran aún más), expandió el virus primero en el Bronx negro neoyorquino. Al fenómeno se lo conoció en primera instancia como “peste rosa” (por vincularlo exclusivamente a la promiscuidad homosexual existente en barrios negros y pobres) y terminó siendo luego el famoso y pandémico SIDA, con partida de nacimiento en el corazón del imperio. Lamentablemente luego el SIDA amplió su nefasto daño a todo el mundo; y no solo eso, con otra vuelta de tuerca lograron transformar a ese mundo en el mercado ideal para el desmesurado incremento de las ganancias de los laboratorios proveedores de medicamentos atenuantes de sus consecuencias.

Cabe aclarar que las pequeñas “mulitas” chino-asiáticas portadoras del “COVID-19” y los monos africanos “sidosos”, hoy acusados de ser los responsables de las dos pandemia antes mencionadas, existieron desde hace miles de años. Hasta la aparición del COVID-19 los chinos no se morían de esta gripe (y llegaron a la friolera cifra de ser un país con 1500 millones de habitantes -1/3 de la población mundial de los años “60” del siglo pasado-. Hoy lograron reducirla y estacionar su crecimiento demográfico en 1350 millones gracias a los aportes de la Revolución Cultural Maoista). ¿Por qué dudar de la aseveración realizada por el canciller de la República Popular China días atrás respecto que el virus fue introducido por tropas norteamericanas durante las competencias deportivas militares mundiales que se desarrollaron el año anterior casualmente en la provincia  de Wuhan, epicentro del inicio de esta pandemia? ¿Porque el descerebrado presidente norteamericano Trump insistía en referirse al “bicho” como el “virus chino” y ahora guardó violín en bolsa? El diario Washington Post lo señaló como el presidente más mentiroso que haya habitado la Casa Blanca. En una actitud francamente cómplice para con los intereses norteamericanos, la prensa internacional “mutis por el foro”, ignoró la noticia.

Señalamiento II

Desde el siglo XV los europeos comenzaron con su tarea saqueadora en  Africa, y sus expedicionarios no se murieron de SIDA ni  llevaron el virus simiesco a sus países de origen al regresar de sus expoliadoras incursiones ¡Y vaya sí en número las realizaron… Seguramente en ellas debieron estar en contacto con monos “sidosos”!

Por el contrario, los europeos fueron los mayores propagadores de epidemias en el mundo. El “vichaje” fue una de las armas que les facilitó el pavoroso genocidio (el mayor en la historia de la humanidad) que llevaron adelante en su conquista de América. Fueron pioneros en materia de guerras virus-bacteriológicas introduciendo enfermedades desconocidas para el sistema inmune de los nativos americanos. Esta arma terminó haciendo estragos en la población originaria de nuestro continente. En 100 años (entre 1500 y 1600) se llevó la vida de la mayoría de los 90 millones de seres humanos muertos y masacrados por la conquista. 130 millones de originarios había en este continente desde Alaska a Tierra del Fuego antes de la llegada de los europeos. Los esclavos negros arrancados de Africa e introducidos por aquella conquista y colonización en estas tierras tampoco trajeron el SIDA; ¡Y vaya si aquellos “negros”se mezclaron con nativos! El singular detalle de esta historia lo encontraremos si tratamos de conocer y recordar las innumerables epidemias producto de las hambrunas que asolaron a Europa desde el siglo XII en adelante  y hasta el siglo XVIII por la promiscuidad existente en las distintas formas de vida comunitaria que rodeaban los fastuosos castillos albergadores  de gobiernos “monárquicos” por aquellos siglos. Basta nombrar al  sarampión, la rubiola, varicela, tuberculosis, fiebre amarilla y hasta las simples gripes, como el “bichaje” que llegó a este continente en los cuerpos de aquellos conquistadores.

(Continua)


REFLEXIONES EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS (PARTE II)

19 abril 2020

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, El Emilio, de nuestra redacción.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.53.29

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.12.41

Por Victor Leopoldo Martinez (29 de Marzo-Décimo día de cuarentena obligatoria)

NATURALEZA; ENTRE LA SENSATEZ Y LA ESTUPIDEZ HUMANA

Si realizamos constantes lecturas críticas sobre la realidad mundial y local, teniendo una mediana formación académica interdisciplinaria (harto compleja pero no por eso indescifrable) y contando en nuestra profesión periodística con información adecuada y confiable, los que podemos acceder a ello (entre los que me incluyo) estamos en condiciones de llegar a otras conclusiones que sin constituir verdades absolutas pueden aportar otros puntos de vista para debatir más seriamente diversos temas que hacen a la continuidad de la vida humana y planetaria hoy en estado crítico gracias a  otra pandemia con ciento de millones de infectado y una capacidad de contagio inconmensurable: la estupidez humana (pandemia con contagiadores y difusores del virus, todos instalados en los medios de comunicación de masas). 

No son -somos- muchos los curiosos, pero tampoco pocos. Somos y estamos. Hasta podemos  parecer violentos a la hora de comunicar lo que muchas empresas periodísticas esconden de manera cómplice e interesada. Peor aún, no solo resultamos chocantes sino que hasta corremos el riesgo de ser convertidos en “enemigos sociales” (con demonización, escraches, y de ser posible, padecimientos hasta el exterminio por ser malignos seres sociales, sentenciados y ejecutados en hogueras público-mediáticas escarmentadoras). 

Aun así me animo a proponer que el lector realice una revisión exhaustiva de la historia (no la “oficial”) y los sobrados antecedentes políticos, económicos y sociales existentes en diferentes experiencias alrededor del globo.  Seguramente el que se anime se encontrará con muchas sorpresas; hasta podría llegar a tener una visión nueva, no alienada con esa realidad ficticia que se vende mediáticamente y/o por redes sociales sistemática y constantemente. Es necesario intentar contrarrestar la decisión ya tomada por los delirantes y codiciosos poderosos del mundo como “la solución final”.

Veamos:

CAPACIDAD DE CARGA

La capacidad de carga (relación entre los recursos naturales energéticos -energía en su amplio espectro significante, de obtención y utilización- existente y disponibles en nuestra biosfera para responder adecuadamente a las demandas humanas de manera sustentable y sostenida en el tiempo) del planeta ya fue rebasada hace 50 años.

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 13.09.53

La prueba de esto se la encuentra en la década de los “60” del siglo pasado donde, preocupados por el tema, nacen los centros de estudios de prospectivas financiados por esos poderosos del  mundo con el fin de lograr el control político-económico planetario y el manejo de los recursos naturales estratégicos ante tal situación. El más destacado de estos centros, financiado por David  Rockefeller, fue el Instituto Hudson -norteamericano- dirigido por Herman Khan que comienza a realizar estudios de prospectiva aplicando la interdisciplinariedad en los mismos junto a la teoría de “causa y efecto” (generar determinadas acciones focalizadas en regiones estratégicamente puntuales del planeta y estudiar las respuestas políticas, económicas y sociales de sus sociedades desde la sociología, la psicología y lo cultural), orientados todos ellos a ser aplicados en la política exterior y de dominación del imperio norteamericano. (Recomiendo leer “Lo que habrá de suceder, década 75-85”, obra publicada en 1969 -Emece- y que anticipaba la caída del Sah de Iran Mohammad Reza Pahlaví -enero de 1979- y la caída del régimen dictatorial de la dinastía Somozista en Nicaragua en julio del mismo años… 10 años antes. También aparece en ese trabajo el “posible” conflicto del Atlantico Sur -Malvinas 1982- 13 años antes)

Por si esto fuera poco entra en escena la Trilateral Comission (1973) una entidad creada también por Rockefeller en colaboración con el polaco Zbigniew Kazimierz Brzeziński. Esta estructura aglutinó a los economistas que trabajaban para los poderosos de Norteamérica, Europa y Japón (del Asia del Pacífico). Brzeziński, un Alcón belicista, terminó siendo, paradójicamente, asesor del presidente demócrata Jimmy Carter (uno de los presidentes norteamericano con mayor sentido común y muy respetuoso de los DD.HH. y  la libre determinación de los pueblos. El acuerdo sobre la restitución del Canal al pueblo Panameño fue el más claro ejemplo de su conducta de verdadero demócrata).  

El descomunal desarrollo industrial que se dio en los países centrales (Europa y EE.UU.) en la segunda mitad del siglo pasado, quienes más utilizaron -y lo siguen haciendo- combustible fósil agregó otro componente a la acción contaminante de nuestra atmósferas que se iba incrementando y empeorando con el uso de los clorofluorcarbonados utilizados por la proliferación de los refrigerantes y aerosoles junto a los dañinos efectos de los fertilizantes hidrogenados, tan dañinos para la capa de ozono. Por esto último aparecieron los primeros  agujeros en ella por donde comienzan a filtrase los peligrosos rayos UV.

Bienestar para los que vivían y viven en los países centrales vs la alta pobreza y el elevado costo ambiental  padecido y pagado por el resto de los habitantes planetarios. Para colmo de males los países pobres y en vía de desarrollo vinieron siendo imposibilitados de salir de la pobreza incluso aprovechando sus recursos naturales a través de una explotación racional y sustentable. Tampoco pudieron lograr un mínimo de desarrollo industrial generador de fuentes de trabajo y tecnología, condicionados por la legislación ambiental que los países centrales contaminantes obligaban a respetar al resto de los países (El famoso slogan defendido hasta por “ONGs y operadores ambientalista”: “Crecimiento cero”, que junto al dumping comercial que aplicaban las potencias produjo estragos en las economías de la periferia global). 

Desde esa periferia global no pocos venimos sosteniendo desde hace 40 años que el mayor enemigo que tiene la naturaleza y el medio ambiente planetario es la pobreza existente en esa periferia. Los visibles fenómenos de desplazamientos humanos no son casuales. Las ingentes masas famélicas que desde África y Medio Oriente intentan desplazarse hacia Europa, y centroamericanos intentando ingresar a EE.UU. son los más claro ejemplo que me permiten sostener -como sostienen tanto otros pares del mundo en este tema- que si el “Centro” no permite desarrollarse a la “periferia”, esta última  seguirá intentado desplazarse hacia el “Centro” por una cuestión instintiva generada por hambre. 

Captura de pantalla 2020-04-19 a la(s) 12.52.08

EL VERDADERO ENEMIGO AMBIENTAL    

Todo lo anterior va acompañado de  una pésima distribución de la riqueza producida por la clase trabajadora (70% de la población activa mundial) explotada por las multinacionales con cabecera en los  países centrales quienes siembran empresas en todos los rincones de la periferia global. Riqueza  usufructuada por el 1% de la población mundial y gozada por apenas un 1/6 de ella. El combo que se armó -no por casualidad- terminó siendo explosivo y su mecha encendida en los “90” del siglo pasado, década de auge del neoliberalismo en el planeta. Neoliberalismo que como fenómeno aparece en nuestros país por primera vez con la última dictadura militar y llega a su punto más alto a escala mundial de la mano de Reagan y Thatcher en los “80 y “90” del siglo pasado. La  máxima expresión local  con formato democrático fue el menemato, ya  superado por la devastación Macrista. 

Aquella mecha intentó ser apagada en la cumbre mundial ECO-RIO 92 con Agenda XXI, esfuerzo que terminó siendo inútil por acción de los lobbies gubernamentales y empresarios norteamericanos a lo que se le sumó la estupidez humana generalizada que le rendía culto al consumismo. María Julia Alsogaray como la  “polifuncionaria” del menemato neoliberal era la responsable de la Secretaria de Medio Ambiente  en aquel entonces y la que alineo al país detrás de los intereses norteamericanos en aquella cumbre planetaria (114 presidentes del mundo presentes) sacándolo del grupo de los “77” Países No Alineados que hasta ese momento nuestro país integraba. Les vendió a los estúpidos que nuestra pertenencia al “Primer Mundo” era ya un hecho gracias a la “convertibilidad” Cavallista. 

Planteada la cuestión en estos términos solo le restaba a la humanidad esperar los  maravillosos resultados anunciados por los que sostenían la “teoría del derrame” que supuestamente traería el bienestar que la humanidad demandaba. Los sostenedores de aquella “teoría” auguraban que el planeta, y por la aplicación de las recetas económicas “sugeridas” por los países centrales a través de sus voceros -FMI y B.M.-, se dirigía al estado universal cuasi perfecto; caso contrario y si se seguían los dictados “populistas” inexorablemente el mundo acabaría con “la explosión final”. 

HIPOTESIS FALAZ

Toda la pintura anterior… ¿Era y es cierta? ¿Sino se aceptan sumisamente las directivas de los organismos multilaterales manejados y mantenidos por las poderosas economía del mundo, la situación es irreversible?

¡NO! ¡Hipótesis falaz! La humanidad todavía está a tiempo para evitar esta catástrofe, atenuar las consecuencias y comenzar con la tarea de recuperación. Pero esto solo será posible si se elimina la avaricia y el egoísmo que anida en el alma de los poderosos de esta tierra; ardua tarea si las hay.

El COVID-19 vino para quedarse y con su presencia los poderosos deben replantearse totalmente su alto nivel de codicia; y en el caso argentino la desmesurada avaricia ¿Lo harán? Dudo. Las reglas económicas deben cambiar en función de prioridades, y esas prioridades deben tener un eje rector que debe definirse con la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Elegimos priorizar una humanidad racional y solidaria o se sigue respetando la imbécil propuesta realizada por unos pocos, estúpidos y delirante codiciosos que solo buscan llevar a la humanidad al suicidio pensando que ellos serán simples espectadores de tragedias ajenas?

JUGANDO CON EL FUTURO   

Los poderosos del mundo esto lo saben y sus planes a futuro son otros, más próximos a lo segundo de la pregunta anterior; sus intereses y prioridades siguen muy alejados de los intereses de la humanidad. Hace unos 8 años (2012), el multimillonario norteamericano David Rockefeller se animó a  blanquear la cuestión del agotamiento de la capacidad de carga planetaria y sin inmutarse manifestó que en base al crecimiento demográfico calculado en prospectiva para el siglo XXI (7 mil millones) la misma solo alcanzaba para cubrir las necesidades de 4000 millones de habitantes.¡Lamentablemente tenía razón! Los cálculos científicos y de prospectiva así lo indican. En principio y con la actual mala distribución de la riqueza y el despilfarro energético que llevan adelante los países centrales , sobraran 3000 millones. El magnate implícitamente dejó como sugerencia  que había que eliminarlos. Claro está que el multimillonario pensó que los sobrantes y las posibles víctimas del potencial exterminio debían ser los pobres de la periferia global.

Pedro del Arrabal, en una nota publicada en esta revista digital en febrero de ese año le acercó algunos sugerentes números a Don David (que no es el del vino de Cafayate) como para ir acercando al de los sobrantes señalado por el magnate norteamericano. Graciosamente Pedro le sugirió a Rockefeller sacarse de encima a los más jodidos del planeta en materia ambiental; y le dio datos y números concretos: 270 de norteamericanos + 600 millones de europeos (grandes derrochadores de energía y consumidores de esa capacidad de carga), daba un número interesante -870 millones- que acercaba el bochin en un 25% al número de los que quiere eliminar don Rockefeller. Dicho sarcásticamente por Pedro el planteo tenía más lógica. Solo piense usted lector que una monumental ciudad  levantada para la “joda y el divertimento de ricos y pudientes” en pleno desierto como es el caso de Las Vegas; consume por día la misma cantidad de energía que consumen 5 medianos países centroamericanos juntos en un año. ¿Le queda Claro?   

Pero… apareció el coronavirus y pudrió todos los planes, porque el “bicho” comenzó su ataque mortal justamente en los países centrales. Hasta el otro multimillonario -Bill Gate-, que en principio se prestó al juego de las “simulaciones virtuales” para “chequear” la reacción de la humanidad frente a una pandemia, terminó pidiendo la “chata” porque el cagazo a la “parca” le afloró por todos los poros; sabe que a la inmunidad para protegerse de los pequeños asesinos no se la puede comprar con u$s ya el desboque de “bichajes” utilizados en estas experiencias no se maneja con divisa alguna y  no  respeta poder económico ni clases sociales.    

EXPERIMENTOS EN CONSTANTE EXPANSIÓN

Nadie con 2 dedos de frente (porcentaje escaso en términos comparativos sobre el total de la población mundial) -me refiero a esos que no estamos (están) alienado mentalmente en determinada dirección por efecto de relatos mediáticos generadores de reflejos condicionados-, puede hoy negar que el mundo está siendo manejado por locos y  delirantes con carnet. Trump, Boris Jhonson, Bolsonaro y Piñera en A.L. (por suerte nosotros nos sacamos a tiempo al bruto de brutalidad congénita pero recargado de hijaputes Mauricio Macri) son los ejemplos mas notorios de psicóticos adoradores del Dios dinero y guías para los innumerables idiotas e imbecilizados  apóstoles dispersos por el mundo predicadores de las bondades del “mercado”. Tuvimos un ignorante como Macri y seguimos teniendo teniendo perversos y perseverantes hdp como J. L. Espert  ¿Objetivo? Que la estupidez humana no baje del altar al neoliberalismo, lugar donde se le rinde pleitesía. Para esto se requiere de mucha ignorancia y en nuestro país sobran ejemplares; especialmente en la clase media donde con mayor facilidad anidó la estupidez 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Hasta la década del 50 del siglo XX el problema del crecimiento demográfico y su control, los poderosos del mundo lo manejaban a través de Guerras. Los 2 grandes conflictos bélicos mundiales que se dieron en ese siglo con escenario central en Europa dieron pie para que en el caso de la Primera gran Guerra aparecieran por primera vez las nefastas  armas químicas. Sin embargo también  generaron un cambio en la mentalidad de las nacientes generaciones preferentemente europeas y en medida no menos notoria en la juventud norteamericana. Pero… 

Aún así esos poderosos se las ingeniaron para no resignar ninguno de sus objetivos e inventaron en las décadas siguientes de posguerra un nuevo tipo de guerra -la “fría”- asentándola en lo ideológico. Esto permitió al imperio norteamericano el desarrollo de la industria bélica  en modo “preventivo”. A las armas químicas y nucleares ya utilizadas en los dos grande conflictos le sumaron  el trabajo de los laboratorios que venían realizando actividades de manipulaciones genéticas, dando inicio al uso de nuevas armas de destrucción masiva del tipo virus-bacteriológicas. El incremento de ganancias para esos poderosos pasó a ser descomunal tanto como su poder político internacional asentado en el poderío armamentista (ya habían brindado muestras en el salvaje ataque atómico a Hiroshima y Nagasaki) y la utilización de la fuerza como el derecho de las bestias. A partir de allí se arrogaron otro derecho, el  de ser los gendarme y custodios “del mundo libre” que ellos comenzaban a esclavizar a escala planetaria. La caída del Muro de Berlín y el derrumbe de la experiencia socialista soviética fue tomado por el imperio norteamericano como el triunfo total del capitalismo.

Hoy ya ni siquiera necesitan mandar “cristos al combate” como en el siglo pasado; les alcanza con utilizar Drones bombarderos para aniquilar poblaciones enteras masacrando ingentes masas de población civil, o recurriendo a la siembra de “bichaje” y sustancias químicas en sus guerras “químico-virus-bactereológicas” ya que operan como bombas neutrónicas asesinando humanos y toda forma viviente sin dañar infraestructuras e instalaciones edilicias que puedan resultar aprovechables a futuro. 

No es ficción; es lamentable realidad. Las pruebas y testimonios los encontramos diariamente en Medio Oriente y en lo que dejaron en pie en Africa. 

Lamentablemente  la codicia capitalista juega con fuego al no incorporar en sus análisis de prospectiva sobre los resultados de sus experimentaciones con las armas antes señaladas (“químico-virus-bactereológicas”), una variable que para estas cuestiones es fundamental no perder de vista: el metabolismo propio de la naturaleza que tiene tiempos muy diferentes al resto de los metabolismos de las especies vivas. Se toma su tiempo. Pero tarde o temprano le cobra “facturas” a los que intentan “jugar” con ella y/o dominarla.

RECURSOS EN ESTADO CRÍTICO

Evaluando el estado actual en que está quedando el planeta, el  problema a resolver es la disputa entre la estúpida codicia de los poderosos capitalistas del planeta y aquella parte de la población mundial sensata que sigue intentando frenar la hecatombe buscando soluciones de alternativa, intentos estos últimos que siempre terminan siendo calificados de “terroristas”.  

Agua y biodiversidad son hoy por hoy recursos claves  y en estado crítico. 

Agua. La contaminación de ríos, mares y océanos torna al vital elemento en un recurso crítico. Nada es caprichoso, panfletario ni porque  sí. El 70% del cuerpo humano está conformado por agua lo que la torma esencial para la continuidad de la vida de la especie. No por casualidad las empresas reclaman su privatización. Lo ven como otro gran negocio. Y sino pregunten a Nestle qué opina al respecto.

La palabra “biodiversidad” no solo está  asociada a la preservación de ecosistemas y biomas esenciales a nivel planetario sino también a la salud de los humanos. La disputa económica entre los laboratorios europeos y norteamericanos por el control de la mayor reserva de biodiversidad planetaria -la Amazonía, fuente de innumerables especies que pueden guardar en sus entrañas la cura para enfermedades hasta hoy incurables, fue investigada solo en un 5%- puede llegar a definir el escenario de la tercera y ultima guerra mundial dentro de una disputa capitalista: América Latina. Estoy hablando de un negocio para los laboratorios medicinales presentes en esta disputa por el control de esa reserva de unos 50 mil billones de u$s (¡Sí! Vuélvalo a leer!) para los próximos 100 años. Por lo menos así lo consideran los amos del mundo afectados por el virus de la estupidez. Para ellos la ciencia nunca fue neutral y la salud solo un gran y redituable negocio.

(Continua)


PODER CONTRA PODER EN UNA REPUBLIQUETA DE “PERINOLA”

16 enero 2020

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, se nuestra readacción

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.39.27

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.31.46

FOTO MIA

Por Victor Leopoldo Martinez

En eso centró su gestión el gobierno de Macri. No quedó lugar ni ente estatal, ni “caja” del Estado que no haya sido saqueada. No quedó institución ni derecho republicano que no haya sido avasallado. Se encargaron y volvieron realidad el slogan “se robaron todo” que le endilgaban al kirchnerismo demostrando de forma empírica cómo se vacía un Estado vendiendo el hecho mediáticamente como “eficiencia privada”. Como suelo manifestar habitualmente, nada nuevo en materia de delitos oligárquicos bajo el sol de nuestra bendita Patria. Algunos caracteres diferenciadores se puede arrogar la gestión “amarilla” 2015/19”; claramente se los puede centralizar en la demencial ejecución del plan de despojo que traían escondido bajo el brazo mientras ofrecían mediáticamente las habituales y falsas promesas de “transparencia y bienestar general de la mano de la eficiencia privada”:

  1. a) Alto nivel de perversión en las decisiones político-económicas y marcada decidia en la resolución de los problemas sociales.
  2. b) Elevado cinismo comunicacional (con blindaje mediático para sus fechorías incluído).
  3. c) Marcada ignorancia política en el manejo de la “cosa” pública (que en general los tuvo sin cuidado ya que tenían a una corrupta “hada protectora” llamada Laura Alonso en la “Oficina anticorrupción”.)

El cambio de gobierno y de rumbo político-económico decidido democráticamente por la sociedad argentina en las anteriores PASO de agosto pasado y confirmada en las elecciones generales 2019, que con muchos impedimentos intenta llevar adelante Alberto Fernández, sacó a la luz por quinta vez en nuestra corta historia nacional “algo” que por casi 160 años el poder económico real encapsulado en su casta oligárquica logró mantener oculto bajo el disfraz de su supuesta y fervorosa defensa de la “democracia”, la “república” y sus instituciones. Perdido el poder político en las urnas, vuelven a la carga con la tarea de esmerilar el trabajo de reconstrucción llevado adelante por un gobierno nacional y popular. Desgraciadamente para esa oligarquía, el más bruto, ignorante y corrupto de sus representantes, esta vez en formato “empresario exitoso” -M. Macri-, es el más reciente ejemplo de los que se animan a seguir hablando de esa “defensa” junto a perversas y desequilibradas perturbadoras sociales -E. Carrio y P. Bullrich-, sin saber ninguno de ellos cómo hacerlo.

Para este logro, la oligarquía contó desde ya con el acompañamiento permanente y constante de una prensa monopolizada cómplice (Magnetto-Clarin; Saguier-La Nación) quienes “interesadamente” sumaron su tarea al constante control que esa oligarquía ejerce sobre las “academias” de cultura y educación a través de “iluminados liberales”, no solo de derecha sino y fundamentalmente de izquierda, a quienes invistieron –y envisten- con “chapas de sabihondos” por “conocimientos” conseguidos meritocráticamente; “conocimientos” elaborados según el gusto del supuesto “paladar negro” de dicha camarilla oligárquica. Estos “académicos” posteriormente fueron y son utilizados como herramientas exterminadoras de todo lo nacional e incivilizadamente popular limpiando así el terreno para la cipaya y moldeada colonización pedagógica-cultural mal plagiada por estos personajes copiando imágenes y pensamientos que tenían –y tienen- espejos ubicados lejos del país y de América.

Al modelo implantado, antes lo llamaron “civilización”, hoy pos modernidad.

Ese “algo” escondido, en realidad una cuestión de fondo, se lo puede sintetizar en lo siguiente:

Para nuestra oligarquía el poder político e institucional solamente es “democrático y republicano” si está en manos de ellos, o en las de sus representantes y/o testaferros. Solo ellos pueden administrar “correcta y adecuadamente” los recursos estatales y las riquezas económico-naturales del país. Lo de “correcto y adecuado” siempre estuvo atado a sus intereses, nunca en relación a los intereses de la Patria y la sociedad toda. Hasta los gobiernos que consiguieron a través del FRAUDE se animaron a llamarlo “patriótico”. Cualquier otro gobierno que no se ajuste a esto mandatos fue, es y será siempre demonizado como “gobierno corruptamente populista-peronista” (“Se robaron todo” es el slogan utilizado de manera recurrente para esa demonización. Lo hicieron con Perón después del 55 –“El tirano se robó todo”, y con Cristina en el 2015 –“los corruptos kirchneristas se robaron 2 pbi”). Con eso les alcanzó siempre para entretener a la “gilada colonizada” mientras cometen sus fechorías. (Metodología tan antigua como el modo que utilizan para delinquir impunemente)

Si bien es cierto que al liberalismo portuario, parásito, saqueador y endeudador externo (algo que nació con Rivadavia), como ideología supuestamente “benefactora” de los intereses del país (en realidad sus intereses de clase), se lo impuso a sangre y fuego en todo el territorio nacional después de Pavón (1861) de la mano de criminales como Mitre y Sarmiento (ya lo expliqué en u nota anterior publicada el 19/12/2019 en este mismo medio; ver: https://revistaelemilio.wordpress.com/2019/12/19/la-patria-y-sus-viejas-nuevas-cuentas-pendientes/ ), los 4 ejemplos anteriores de “interrupciones” del orden democrático para “sanearlo y recuperarlo de la corrupción populista” a través de golpes de estado se dieron en el siglo XX: Hipólito Irigoyen (8 años- 1916/22 y 1928/30); J. D. Perón (10 años-1946/55); nuevamente el Peronismos (3 años-1973/76). En este naciente siglo XXI el modo cambió; ahora se desplazó “democráticamente” a la “dictadura peronista-kirchneristas” (12 años-2003/15) con una “guerra mediático-judicial” cuyas armas fueron la calumnia, la injuria y fraguadas causas penales por supuesta corrupción armada en su contra (Modelo exportado por el imperio norteamericano llamado “golpes blandos” experimentados también en no pocos países hermanos latinoamericanos). En todos los casos señalados el beneficio posterior para esa lacra oligárquica y sus secuaces fue inmenso y el daño a la Patria, al país y al pueblo en su conjunto fue catastrófico (a lo que hay que sumar el envilecimiento de las instituciones republicanas que venían a “transparentar”).

CUESTIONES DE TIEMPOS Y PROYECTOS POLÍTICOS

Es claro y contundente que en términos comparativos, los tiempos de gobiernos oligárquicos, filo-oligárquicos, cipayos de ultra derecha y derecha (aunque para ellos “ser de derecha no es ideológico”), dictaduras militares PRO oligárquicas (la última, criminal y asesina) y políticos surgidos de inventadas estructuras partidarias según las demandas circunstanciales (UCEDE/80-90 por dar un solo ejemplo), siempre fue mayor. Recordar a la UCEDE es rescatar de la memoria a su líder ingeniero -A. Alsogaray- , quién de la mano del dictador militar Onganía, en la 2da mitad de los “60” del siglo pasado, recomendaba a los pobres “hay que pasar el invierno”. Similares argumentos utilizó el “Mauri”: “esperar los 2do semestres”, o “pasaron cosas pero ya les llegaran los beneficios porque vamos por el camino correcto”.

Párrafo aparte. En gestión de gobierno (en el caso de la UCEDE y aliado con el “menemato”), los Alsogaray -Alvaro (Padre) y Maria Julia (hija)- operaron de manera funcional a los intereses de los poderosos grupos económicos locales e internacionales (como los macristas Aranguren, Sturzenegger, Luisito Caputo o Dujovne). Insisto, nada nuevo.

Estoy comparando los 127 años de gobiernos PRO oligárquicos contrapuestos con los apenas 33 años de gobiernos NACIONALES Y POPULARES. Los gobiernos oligárquicos-liberales de derecha estuvieron controlando el Estado Argentino un tiempo 4 veces mayor y el tamaño de los daños que ocasionaron a los intereses del país y a su pueblo proporcional a ese tiempo. ¿Se entiende por qué siempre se repiten los ciclos “democráticos”? Nuestra oligarquía se encargó de viciarlos y envenenarlos para que nunca podamos ser un país soberano y menos con justicia social.

Este cotejo también deja en evidencia otro aspecto: Cuales fueron los gobiernos que entendieron y defendieron la Patria como concepto ontológico (con bases filosóficas claras y contundentes cuya mayor y genuina expresión sigue siendo hasta el día de hoy el Justicialismo), sus bienes, riquezas e intereses populares y cuales los gobiernos que solo defendieron intereses de clase y se beneficiaron espuriamente con sudor ajeno e incluso enajenando riquezas y bienes del país a favor de intereses extranjeros sí con eso se garantizaban un mejor y más “protegido” saqueo.

Cuando un pobre ignorante pero no por eso menos perverso “senador” nacional (encima ex ministro de educación PRO) como Esteban Bullrich sugirió a los argentinos que aprendan a vivir en y con la incertidumbre estaba blanqueando no solo la ineptitud propia y la de sus pares partidarios al momento de tomar decisiones económico-políticas sino anticipando los catastróficos resultados económicos-sociales que al final de la nefasta gestión dejarían.

Tan real y concreto es lo anterior que a cualquiera le posibilita tener la certidumbre que la cuestión central siempre pasó –y pasa- por la distribución de la riqueza que tiene y produce este país. Dicho esto, sé que para muchos no descubrí la pólvora; pero estoy seguro que son muchos más -2 generaciones como mínimo, mal educadas y peor formadas políticamente- las que desconocen los orígenes del tema.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.32.10

La disputa es clara y se da entre ese sector parásito y minoritario llamada oligarquía que se piensan a sí mismo como encarnación divina de la Patria, argumento con el cual siempre “tomaron todo” gracias a esa “perinola” que previamente vivieron cargándola por sentirla también de su propiedad, y el resto de los argentinos (los trabajadores) que son los que con sudor y lágrimas por la constante explotación, generan dicha riqueza.

Nunca dudaron a la hora de utilizar nefastos recursos para conseguir y garantizar sus fines. Explotación inhumana de los trabajadores; persecuciones políticas; represiones y encarcelamientos de opositores sin juicio previo; asesinatos de militantes sociales y ciudadanos en general nunca esclarecidos por esa justicia adicta al poder oligárquico de turno; suicidios inducidos (Nisman por caso) luego transformado en “asesinato” para obtener redito político; impunes saqueos de las arcas del Estado (ANSES y el resto de empresas estatales); latrocinios tarifarios e inflacionarios por devaluación de la moneda más eliminación del control de precios para el bolsillo del resto de los argentinos; implantación de demenciales timbas financieras; licuación de pasivos de empresas pertenecientes a los amigos del presidente solicitando la estatización de las mismas; reiterados endeudamientos externos jamás explicados a la sociedad sobre el destino de los empréstitos que siempre terminaron incrementado el patrimonio de los pocos que los desviaban hacia la timba financiera, para que luego –capital e intereses- terminen siendo devueltos con el sacrificio de la población en general porque “es un deber de todo gobierno «populista» honrar las deudas” (aunque jamás las haya contraído pero sí solicitadas en nombre de la nación y su pueblo por gobiernos oligárquicos inescrupulosos, o sus perversos operadores), fueron sus armas predilectas.

Lo grave es que jamás nadie se animará investigar las rapiñas PRO porque eso sería “injustas venganzas y persecución política de dictaduras populistas” que, según argumentan con ayuda mediática estos delincuentes, como siempre no se ajustan a lo “políticamente correcto”. Las calificadas “corruptas políticas” de gobiernos populistas que la oligarquía en el poder nunca dudó en judicializar, los gobiernos populistas le ponen doble venda a la justicia para que los flagrantes delitos oligárquicos cometidos en gestión no pasen más allá de ser simples “ilícitos”.

Captura de pantalla 2020-01-16 a la(s) 19.59.13

¿La justicia es igual para todos? ¿Es justicia que Milagro Salas y su humano trabajo social soporten prisión porque un inmoral gobernador como Morales decidió transformar ese trabajo social en “corruptela; o que un Amado Boudou fuera encarcelado por patearle el kiosquito a Magnetto? Macri que le adelantó en el comienzo de su gestión presidencial 4 mil millones de dólares a su primo Calcaterra & Asociados para un soterramiento que siempre estuvo paralizado, ¿No debería estar ya en prisión por ese y todos los daños ocasionados? Lo hecho contra Milagros y Amado siguen sin recibir el debido respeto que todo proceso judicial demanda; solo sostenido por el odio de clase de un mediocre y perverso gobernador que detesta su condición de “india” peronista en el primer caso y por impedir “espurios negociados en el segundo. Macri, por ser “blanquito y de ojos cielo”, recibe toda la inmunidad que su condición de clase otorga. Una dirigente social encarcelada sin haber cometido delito alguno; un ex ministro a quien le fraguaron “causas”, ambos en condición de presos políticos incluídos en la más que “super pesada herencia” dejada por el macrismo sin que el nuevo gobierno “popular” solicite a la Suprema Corte le devuelva dignidad al poder judicial haciendo justicia. El ex presidente Macri, con sobrado prontuario permanece libre y continúa de vacaciones aún teniendo más de 100 causas judiciales. ¡Estas “rarezas” son harto conocidaa! La llaman “tiempos judiciales”. Políticamente para ciertos casos la justicia es expeditiva y rápida, para otros muuyy leennnta y a la espera que por tiempo las causas “complicadas” expiren. ¿La independencia de la “justicia”? Bien! ¡Gracias!

Los más recientes ejemplos de viejos y perversos “operadores en deuda externa” que caminan y viajan por el mundo, libres, dando “cátedras” de vaya uno a saber qué, y sin cargo de conciencia alguno los encontramos en los Sturzenegger, Prat Gay, Caputo, Dujovne, integrantes del mejor equipo de los últimos 50 años según el jefe y cabecilla del “grupo de tareas” encargado del último desfalco al Estado; pero para cierta justicia (y encima “federal”) el estrabismo visual y la amnesia sobre los daños a la nación y su patrimonio ocasionados en los últimos 4 años son minucias irrelevantes.

DIALOGO IMPOSIBLE

¿Cómo hablar en serio con esta parasita oligarquía –o con sus operadores político-mediáticos- de democracia, de república y de respeto por sus instituciones sabiéndolos analfabetos políticos y perverso rufianes, sirvientes de intereses empresarios y bancarios a lo largo de ese tiempo histórico señalado más arriba?

Nada de lo que aquí expreso forma parte de ninguna fabula o fantástico relato inventado mediáticamente para consumo de perejiles (como los que sí “tejieron los Luecos, los Lanata, Majul, D. Santoro, el desaparecido Blanck, M. Sola y sigue la lista de “truchos sicarios y perversos creadores de infamias”). Todo lo que sostengo está documentado. Lógicamente su constatación demandará un esfuerzo adicional para cualquier argentino que muestre un mínimo de interés por conocer la verdad de nuestra historia. Pero en tiempos de “posverdades” y para un sector en números nada depreciable (digamos ese 40 % que voto a Macri) es más fácil y menos engorroso consumir basura periodística presentada en llamativos envoltorios mediáticos que ya viene pre cocida y lista para ser condimentada con imaginación y esa alta cuota de estupidez, consumida a diario por recomendación de   asnos vecinos de “barrios paquetes y/o privados” quienes les aseguran que su consumo y repetición (lo escuche en TN, lo dice Clarín, Lo dijo Latana, lo dice La Nación) es el más seguro pasaporte de ingreso al club de los “exclusivos”. Fortalecidos con “lo dijo…” como único argumento, el tilingaje da así sustento a la tarea encomendada por ser agentes multiplicadores; trabajan “ad honoren” para consolidar la imbecilidad humana en el resto del medio pelaje. Reflotar el perversamente inducido suicidio de Nisman, transformado en crimen por los inducidores y la oprobiosa prensa –con miserables periodistas como los Leucos- cómplice convocando a una marcha para este sábado 18 de enero, es el más claro ejemplo de ese avieso y nefasto “operar”.

Ignorancia y barbarie hecha acción diaria de la mano de ese medio pelaje de 4ta, fogoneado no solo mediáticamente sino también desde las sombras a través de ataque de troll en redes sociales dirigidos por oscuros delincuentes como Peña, Dietrich Carrio, Alonso, Pato Bullrich, Arribas, Lombardi, etc, etc., todos en permanente actividad ya que el perverso montaje de usinas les llevó 4 años y quedó consolidado. Todo esto forma parte de una realidad que solo torpes, ciegos y sordos pueden estar desconociendo a un mes de gestión del nuevo gobierno. Conscientes –o no- y en algunos casos por dinero, los idiotas útiles se transforman en sirvientes de los “civilizados y democráticos” –por ende del poder económico real-, quienes así ejercen el control permanente de una sociedad que viene perdiendo no solo la batalla económica y su poder soberano como nación frente al mundo, sino también la batalla cultural; y esto último se viene dando desde el 24 de marzo de 1976.

No elijo la fecha al azar; todo el actual desmadre que parió al neoliberalismo en estas tierras comenzó en esa funesta fecha y con la más sangrienta dictadura que igualó en número y crueldad de asesinatos y matanzas de criollos, a la que comandó Mitre en la segunda mitad del siglo XIX.

VOLVIENDO A LA ACTUALIDAD

¿Cuál debería ser la respuesta POLÍTICA de un gobierno popular elegido democráticamente; o de una sociedad mayoritaria que padeció una vez más un oprobioso gobierno, esta vez oligárquico-macristas (en su peor versión por el nivel de torpeza) 2015/19?

Sin ninguna duda parar inmediatamente la “PERINOLA CARGADA”.

¿Y cómo se lo logra? Con los trabajadores en las calles y en las rutas haciendo valer su poder político. No es un detalle menor. El “circo campero ruralista” que hoy se moviliza contra las tenues medidas que pretenden implementar A. Fernandez y el gobernador de Bs. As Axel Kicillof, hasta se anima a utilizarlo para sus fines. Lo comenzó a hacer desde aquella decisión gubernamental populista llamada “125” del 2008 (Implementada por el hoy opositor Martín Lousteau; errada o no pero ejemplificadora de que a la PERINOLA la cargan siempre los mismos).

¿¡Que el peligro es el posible desabastecimiento que pueden generar estos truanes!? ¿¡Que la compleja situación internacional empeoraría el panorama!? ¿Desde cuándo nuestro país necesitó de “situaciones favorables” (teoría del “derrame”, ofrecer competitividad -más y mejor explotación de los trabajadores- para favorecer la llegada de inversiones); axiomas inventados por ese nefasto e histórico liberalismo, hoy neoliberalismo oligárquico?

Que la batalla es cultural; a esta altura del partido… ¿Quién puede dudarlo? Al mejor ejemplo se lo encuentra en el empoderamiento que la oligarquía hizo de las movilizaciones, metodología utilizada por los “populistas” y a la cual ahora recurren inflando el número de concurrentes para hacer más grande mediáticamente el “sentir de la opinión pública” (pero en versión “cheta-paqueta” y sin “chori”). Sacan los tractores a la ruta, se disfrazan de “gauchos” y se mueven en sus poderosas 4×4 o autos de alta gama porque ellos no caminan. El arrear en colectivos y luego caminar es para negros y pobres.

LA PUNTA DEL OVILLO

Es menester que el actual presidente Alberto Fernández vuelva de manera urgente a las fuentes peronistas de hacer política nacional y popular, acordando con los trabajadores la defensa de una reimplantación de la distribución equitativa de la riqueza; con dirigentes CGTistas o no; y sostengo esto no por identificarme casualmente con los delirios de los universitarios trostkos del PO que siempre terminan siendo funcionales a los intereses capitalistas que dicen combatir, cagando de esa manera a los trabajadores. Estoy convencido que el único camino para consolidar el naciente gobierno es a través de la movilización constante de ese pueblo trabajador como siempre lo hizo acompañando las decisiones políticas del Gral. Perón; ese fue el modo que demostró eficiencia en la historia de los últimos 70 años (reconocido temerosamente hasta por el propio Macri en su afán de que esos ciclos no se repitan).

La batalla cultural se la gana en la calle. Si seguimos confiando en que la suerte va a depender de esa “perinola cargada”, al pueblo trabajador solo le queda esperar que la oligarquía le indique cuando el aceite puesto en fuego está a punto de fritura para que vuelva a dar otro salto a una suicida cocción, todo por estúpidas decisiones dirigenciales de gobiernos que para no ser populistas-peronistas prefieren identificarse como “progres-liberales de izquierda” (cuestión de “academias” ¿vio?).

Tal vez este texto moleste a no pocos obsecuentes de turno. Desde el gobierno dicen que van a escuchar a todos. Yo digo lo mío, sin eufemismos. Como peronista que soy, moriré pensando que primero están los intereses de la PATRIA Y LA DIGNIDAD DE NUESTRO PUEBLO. Por esta razón soy de pocos amigos ya que no me gusta coleccionar hipócritas. Como peronista apoyo al gobierno popular del FdT.

El pueblo nunca estuvo armado para enfrentar la injusticia; ama la vida, nunca rindió culto a la muerte. Siempre fue el que tuvo que aguantar balaceras y palos proporcionados por las “fuerzas armadas y del orden”, que nunca estuvieron al servició de la PATRIA y su pueblo (que somos todos) sino para la defensa de los intereses de esa oligarquía.

La batalla cultural tiene varios frentes. No se debe descuidar ninguno y priorizar las acciones según sean las circunstancias. Solo pasó un mes de gobierno y la oligarquía ya comenzó a sacar sus garras y el vocero J. Lanata anunciando para marzo el apocalipsis.

PODER CONTRA PODER

El poder económico solo le teme al único lenguaje que lo hace retroceder cuando de batallas se trata; el poder de la movilización político-popular. Consolidado ese frente, el actual gobierno del compañero A. Fernández podrá trabajar más cómodamente en todos los otros frentes (que no son pocos).


LA PATRIA Y SUS VIEJAS-NUEVAS “CUENTAS PENDIENTES”

19 diciembre 2019

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción

El dilema de cómo curar una infectada herida social abierta hace 200 años, que cada tanto deja brotar por su “grieta” un odio pestilente y que todavía no fue resuelto.

Victor L Martinez 2

Por Victor Leopoldo Martinez

El 10 de diciembre pasado, el pueblo argentino comenzó a sentir un alivio. Logró a través del voto democrático que un gato rabioso se alejara del poder junto a muchas de sus ratas infectadas también de rabia. Pero con su retirada no partió junto a ellos la ira y el odio que habían sembrado durante 4 años de perversa gestión.

Captura de pantalla 2019-12-19 a la(s) 17.11.05

Por eso, para ellos, la partida no fue traumática; habían logrado exitosamente la instalación del siniestro objetivo que traían escondido; re infectar a esa parte de la sociedad ya enferma de manera endémica inoculando nuevamente -y con la ayuda de jeringas mediáticas marca Clarín- el reforzado virus del odio. Hoy, soberbios y libres, seguros que la justicia nunca los tocará por grande que sean sus “ilícitos”, miran sentados como maduran los malignos frutos de su siembra.

¡Que el problema es cultural! ¡Chocolate por la noticia! Hace 30 años que lo vengo planteando. Y lo hice de mil maneras. Seguiré insistiendo.

Trataré de describir el origen de tal endemia.    

Hurgar la historia nos permite visualizar y constatar claramente la existencia de un odio de clase –en esencia “portuario y unitario”-, que insistentemente reaparece y se repite como constante cultural. Está presente en nuestra sociedad como enfermedad moral aparentemente incurable a tal punto que hasta el día de hoy no se pudo encontrar ningún cicatrizante para esa herida abierta. Notoriamente se trata de un mal de vieja data que, como los virus, se retroalimenta y muta de manera permanente. Me refiero a ese perverso sentimiento enraizado en un minúsculo sector social con mucho poder económico -conseguido de manera espuria- al que sus perversos integrantes le sumaron una capacidad para transmitir -vía inoculación- en el conjunto social su odio divisor de aguas. Esto último siempre les permitió llevar las mejores de ellas para sus molinos.

¿Su matriz? Un pecado capital: la codicia ¿Sus herramientas? En ocasiones la fuerza, ese derecho de las bestias; pero básicamente el control de la cultura y la educación (contenidos), y un buen aprovechamiento de la estupidez humana reinantes en los sectores medios de nuestra sociedad. Los integrantes de ese minúsculo –pero poderoso- sector social nunca se destacaron por tener muchas “luces” en materia neuronal pero con lo anterior les alcanzó siempre para sostener su poder y ser perennes como malas hierbas.

Con crueles métodos, desde sus orígenes vienen actuando de manera ominosa; desde allá lejos y hace tiempo (mediados del siglo XIX) vienen recurriendo a ellos. En el inicio se vio la denigrante y máxima expresión encarnada en la “barbarie” mitro-sarmientina hecha brutal acción en nombre de una supuesta “civilización” (solo comparable en forma y saña con los crímenes cometidos por la última dictadura militar en nombre de valores “occidentales y cristianos”) que incluye claro está la criminal Guerra de la Triple INFAMIA contra nuestros hermanos paraguayos.

Con el paso de los años y gobiernos las técnicas evolucionaron y mutaron, algo que le permitió a ese odio tener continuidad en el tiempo, seguir vivo, vigente, y que, aún hoy, con sus peligrosos espasmos pueda desarticular cualquier proyecto político de liberación nacional que aspire, además, a implantar aunque sea un poco de justicia social.

Para la cipaya oligarquía argentina, la patria son sus intereses, el resto del pueblo argentino, sus sirvientes.

Veamos:

Cuenta don Gregorio Manuel Mercado en su brillante trabajo “La degollación del Chacho”[1] lo siguiente: “…hombres de la “civilización”, con complicidad de malos riojanos y de la castocracia, en un instante se han convertido en los fabricantes de ruinas para satisfacer bastardas ambiciones… como los magos, han elegido la gente para ser engañada, disponiendo su formidable poder para explotar provechosamente aquellas infelices víctimas de lujuriantes pasiones, resultando con frecuencia los imbéciles y los soberbios fáciles instrumentos de aquella siembra de odios ancestrales. …Es otra repetición de anteriores castigos que con habilidad, sagazmente, los vivillos de alto rango utilizan para enjuiciar, maliciosamente, el honor de los hombres que decididos hacen frente a los amos que pretenden revivir la colonia… Los pertinaces seguidores de aquel (Sarmiento), con elegante cinismo, trabajan diariamente en un esfuerzo extraordinario para conservar y mantener la calumnia, el ultraje al honor de nuestro pueblo y sus mártires, diciéndose únicos depositarios de la verdad histórica. Son simples enemigos movidos por odios viejos que pegan y se retiran como excelentes profesionales del golpe y la intriga”.

Cotejado lo anterior con lo vivido en los últimos 4 años de la “gestión macri” y las formidables operaciones y puestas en escena mediático-judiciales que a diario te presentaban TN-Canal 13-Radio Mitre y sus 500 repetidoras en todo el país, más el descarado accionar de los “afiliados” al mafioso sindicato de periodistas sicarios desplegando -el blanqueado por el soldado Julito Blanck- “periodismo de guerra” demonizando el gobierno democrático peronista que no se avenía a respetar sus mal habidos privilegios y espurios negociados, todo focalizado en los últimos 8 año de aquel gobierno (2008-2015), al lector no le va a costar mucho entender y transpolar ciertas similitudes históricas.

Don Gregorio hace referencia en su obra a esa luctuosa década que va de 1860 a 1870 y a sus víctimas –el heroico pueblo riojano-. En ella le saca la careta a la “historia oficial” y desnuda a la supuesta “organización nacional” llevada adelante bajo las presidencias de Mitre y Sarmiento, muy bien inoculada escolásticamente como tal –y en dosis para adultos dijera Jauretche- a través de la educación formal logrando así entronizar a estos personajes como próceres en las inocentes mentes de generaciones de párvulos. Mercado la muestra como lo que realmente fue, una década de persecuciones, asesinatos y horrorosos crímenes de lesa humanidad cometidos contra compatriotas y comprovincianos por el ideólogo de esos crímenes –Mitre- y el que fundamentó la barbarie civilizadora –Sarmiento-.

Por una centuria escondieron los hechos verdaderos y falsearon los contenidos educativos en “ciencias sociales”. En ningún texto ni manual escolar apareció jamás una mísera línea que dijera que aquella “organización nacional” fue llevada adelante a sangre y fuego haciendo añicos la falsa promesa de “unión nacional” pos Caseros, aniquilando así el iluso federalismo que ofrendaban a cambio de sumisión en nombre de la “civilización”. Las montoneras criollas demandadoras de Justicia y dignidad para los pueblos oprimidos del interior profundo de la patria comandadas por patriotas como Peñaloza, Varela, Lopez Jordan fueron demonizadas, calificadas de hordas de bandoleros saqueadores de bienes. Todo a base de mentiras; mentiras con las que compraban conciencias y el silencio de los aplaudidores de esa clase pudiente y gobernante (al frente de las instituciones de una “república”, o desde las sombras).

Por aquellos años, los crímenes eran encomendados a extranjeros como Paunero, Sandes e Irrazabal.

La colonización “pedagógica” basada en fantásticos y mentirosos relatos se llevó adelante con la eterna y eficaz arma que la parásita oligarquía portuaria, – hoy cabeza de un vigente “unitarismo”- nunca dejó de controlar: la educación[2]. Valoraron su importancia y supieron usar su efectividad. En ese sentido fueron lo suficientemente lúcidos para utilizar provechosamente la mejor herramienta que puede tener un proyecto político para que este se transforme en ideológico y perdure en el tiempo.

Como se puede apreciar y con solo extender la muestra riojana –heroica y trágica a la vez- al destino nacional, nada nuevo encontramos bajo el sol de nuestra patria. De tanto en tanto y en sus 209 años de joven historia, nos entregó el calor de la justicia social de la mano de gobiernos nacionales y populares; pero fueron más los años donde reaparecieron las desgracias; años donde el sol volvió a ser tapado una y otra vez por oscuros nubarrones que con sus devastadoras tormentas sembraron destrucción, hambre, miseria, muerte y desolación.

Frente a estos antecedentes… ¿Cómo puede sorprender la aparición de un Macri en el 2015? Más aún, ¿Cómo pueden sorprender ciertas reacciones de ese tilingaje clase media, muchos de ellos piojos resucitados gracias a los beneficios otorgados por “gobiernos populista”, que se manifestaron el 7 de diciembre del 2019 solo movido por ese odio ancestral señalado más arriba, y que como energúmenos destilaron todo su infundado veneno de clase, clase a la que no pertenecen ni pertenecerán jamás más allá de ser sus “idiotas útiles”? Con las verbalizadas opiniones de algunos de los concurrentes en aquella oportunidad quedó muy claro que no despedían a un presidente por su “buena gestión”. Poco les importaba el alto nivel de ignorancia y mediocridad del bruto mandatario saliente (“blanquito y de ojos claros”). Lo supieron siempre torpe, inútil y haragán como ellos. Por apegó al odio soportaron estúpidamente ser flagelados en su calidad de vida por ese ignorante e inepto que usaron como pretexto para destilar su veneno ese día. Poco les importó que el excéntrico personaje que les balbuceaba arriba de una tarima había utilizado a un grupo de inescrupulosos CEOs y una caterva de alcahuetes para despojar al país de sus riquezas, hipotecar sus recursos y su futuro con un pavoroso endeudamiento externo, además de sumir a la población –incluidos ellos- en la peor de las miserias que se recuerde. ¡No! Despedían y agradecían intuitivamente a esa reencarnación –Macri- de los Mitre-Sarmiento-Uriburu-Aramburu-Videla, que los hacían sentir “diferentes” de los indios, negros, hoy choriplaneros vagos; poco les importaba que sus semidioses fueran asesinos y además cipayos aniquiladores de toda posible defensa de la nacionalidad; nacionalidad y dignidad social que poco les importa por ser amantes del individualismo y lo meritocrático; nacionalidad y dignidad social que representaron en cada momento histórico San Martin, Dorrego, Rosas, Peñaloza, Varela, Irigoyen, Perón, Eva, Néstor y Cristina.

A pocos días de asumir un gobierno democrático que trae como consigna básica recuperar y defender la dignidad de los que en los últimos 4 años perdieron todo por decisión del mentiroso gobierno macrista que volvió a engatusar a “la gilada” (palabras de Marcos Peña: delincuente y jefe de gabinete de la gestión saqueadora) aparecen las primeras señales a modo de advertencia de la oligarquía campestre enriquecida en ese período hasta el hartazgo.

Entonces surgen brutos de brutalidad congénita como un tal senador Alfredo De Angeli (un vago ignorante, promotor del trabajo infantil en nuestro país, prohibido a nivel planetario) a explicar lo inexplicable y a justificar lo injustificable en nombre de los “productores rurales” y la “producción de los hombres de campo”. Por esta razón traigo la palabra hecha explicación de don Arturo Jauretche: «En esto de producir, tenemos muchos productores rurales por el estilo que creen que la condición de productor la da la propiedad de una estancia, unos breeches y unas botas de polo; que viven en la ciudad –“porque mi señora dice que hay que educar a los chicos”- y dan una vuelta por el campo cada 15 días. Productores rurales son los que trabajan y producen en el campo, que pueden ser patrones o peones, pero no los que no intervienen en la producción sino como propietarios, y que son rentista aunque no qrrienden. Estos también son los que dicen que los “obreros” no producen. Y ya no desde la posición marginal del tipo de portafolio, sino empinándose como “fuerza viva” sobre la que descansa la economía del país»[3]

Hasta con Perón en su 3ra presidencia se animaron. Corría el año 1974 y la reacción oligárquica que estaba agazapada a la espera que una izquierda delirante actuara de manera funcional a sus intereses, comenzó a generar condiciones para boicotear aquel intento de unidad nacional que proponía el viejo líder para salvar una vez más la Patria. Lo traigo a colación porque si bien los actores son distintos, los objetivos frente a una propuesta para cerrar la famosa grieta son similares, en aquella oportunidad volvieron a triunfar los intereses oligárquicos desembocando en la trágica y oscura noche que comenzó el 24 de marzo de 1976 y que, como aquellos riojanos del libro de Don Manuel Mercado, las victimas volvieron a ser “los de abajo”:

“… nosotros propiciamos que el acuerdo entre trabajadores, los empresarios y el Estado, sirva de base para la política económica y social de nuestro gobierno. Lo hicimos con la convicción de que es el mejor camino para lograr, con el aporte de todos, sacar adelante el país.

La información, como mi sentido de la realidad, me dicen que en el país está sucediendo algo anormal a lo que debe ser la marcha pacífica y serena de la tranquilidad.

Parte de esta intranquilidad obedece a causas reales; parte de ella, se ocasiona en la provocación deliberada.

Algunos, por mala intención, sirven a la perturbación; otros, lo hacen como idiotas útiles, pero muchos son los que, a sabiendas o sin darse cuenta, sirven a intereses que no son los del país… hay pequeñas sectas, perfectamente identificadas, con las que hasta el momento fuimos tolerantes, que se empeñan en obstruir nuestro proceso; son los que están saboteando nuestra independencia y nuestra independiente política exterior; son quienes intentan socavar las bases del acuerdo social, forjado para lanzar la Reconstrucción Nacional. Son esos mismos que quieren que volvamos a apagar los motores…. Por ello creo que ha llegado la hora de reflexionar acerca de lo que está pasando en el país y depurar de malezas este proceso porque, de lo contrario, pueden esperarse horas muy aciagas para el porvenir de la República.

Frente a esos irresponsables, sean empresario o lo que sean, (en los tiempos que corren, no solo se trata de “empresarios y oligarcas agro-ganaderos; también incluye a los medios de comunicación hoy monopolizados y a una parte importante de la justicia federal amañada y corrupta operando desde sus lúgubres “cuevas” en Comodoro Py) creo que es mi deber pedirle al pueblo no sólo que los identifique claramente, sino también que los castigue como merecen todos los enemigos de la Patria y liberación nacional.”[4]

La cuenta “herida odiadora” sigue quedando pendiente y la grieta seguirá abierta hasta tanto no se tome al “toro por las astas” (En criollo: cambios en el enfoque educativo (contenidos) para generar la tan ansiada cultura de la solidaridad) y se tome conciencia que dicho cambio llevará como mínimo 4 generaciones. Mi maestro –Gustavo F.J. Cirigliano-, además de sabio y brillante pedagogo, gran peronista, siempre sostuvo –y lo gravó a fuego en mi corazón y mente- que en la curricula educativa estaba el proyecto de país y por ende el de sociedad; el tipo de sociedad que la patria necesita para ser Justa, Libre y Soberana.

Notas:

[1] Ediciones Theoría – Buenos Aires – Abril de 1966, pág 21/23.

[2]Por algo cuidan constantemente de los sacrosantos establecimientos escolares para que no sean infiltrados y/o contaminados con “políticas demoniacas” asentadas en ideologías “raras” (comunista=peronistas=niponazifalangefascistas); como si lo de ellos no fuera ideológico.

[3] De mi autoría – Cuadernos EL EMILIO – Ediciones El Emilio: “Arturo Jauretche, un Maestro del Pensamiento Nacional” – 2018 – pag. 135/6

[4] Discurso del Gral. Perón en la mañana del 12 de junio de 1974.