NOTA ACLARATORIA

12 noviembre 2016

PARA DEJAR COMENTARIOS Y OPINIONES SOBRE LAS NOTAS, SOLO CLIKEE SOBRE EL TÍTULO DE LA MISMA Y SE LE DESPLEGARÁ DE MANERA INDEPENDIENTE; DIRIJASE AL FINAL DE ELLA Y ENCONTRARÁ EL ESPACIO –RECUADRO- PARA HACERLO.


DESAFORADOS

17 julio 2017

C.A.B.A.,Argentina, UNASUR-CELAC, Anarkoperonismo-El Emilio, para entender lo elemental

Captura de pantalla 2017-07-17 a la(s) 19.35.03

El tema de los fueros resulta un tema complejo, pero vamos a resumirlo para aquél que no tuvo el privilegio de cursar y/o recursar en Av. Figueroa Alcorta entre Joaquín V. González y Juan A. Bibiloni.

Por imperio de los Arts. 69 y 70 de la Constitución Nacional (aquélla que indirectamente redactó Juan B. Alberdi) los diputados y senadores son inmunes al arresto. Esto significa que ningún Juez puede ordenar su arresto salvo los casos de flagrancia que prevee el Art. 69 (o sea, que lo agarren con un fierro en la mano al lado de un fiambre y que tenga las manos manchadas con sangre).

¿Por qué? Porque sí. O más bien. Porque un diputado o un senador es un representante electo por el pueblo de la Nación Argentina cada dos años. La función que cumplen es la expresión más directa de la voluntad popular. Si arrestan a un diputado o a un senador, éste se verá imposibilitado de ir al congreso, expresar su opinión o votar las leyes que luego regirán para el conjunto de la sociedad. Entonces el constituyente decidió resguardar el funcionamiento normal del cuerpo mediante este especial privilegio. Y nadie quiere vivir para ver las consecuencias de algo que funcione de otra forma. Máxime cuando los Jueces -tipos a los que nunca nadie votó- muchas veces son mercenarios del poder de turno. El Pueblo no gobierna ni delibera sino por medio de sus representantes. Acéptenlo o váyanse a vivir a Cuba.

¿Está bien? ¿Está mal? No sé. Pero a vos no te gustaría que un juez amigo del poder mande a arrestar al diputado que vos elegiste para que no pueda votar lo que vos crees que está bien. ¿Esto significa que nadie puede investigar a un diputado o a un senador? No. Sólo significa que no puede ser arrestado, pero nada impide que pueda ser investigado, procesado, llevado a juicio y eventualmente condenado por algo que hizo.

Al contrario de lo que el vecino promedio cree, los fueros no son un pacto de impunidad para los políticos parásitos a los que mantenemos con nuestros impuestos. Cuando el diputado o senador es muy chorro -y lo que es peor, se nota- el Art. 70 de la propia constitución prevee que el mismo puede ser sometido a un proceso de desafuero, que habilitaría al juez a ordenar su arresto. Entonces se impone que mediando causa penal y pedido de juez, se inicie un proceso de desafuero que requiere 2/3 de la cámara pertinente (sea de diputados o de senadores).

Sin embargo, no cualquier causa penal puede ser causal de desafuero. De lo contrario estaríamos volviendo ilusoria la garantía que el constituyente impuso en los Arts. 69 y 70. Denunciar es gratis, y a nadie le resultaría razonable que un diputado pierda su lugar en el congreso sólo porque un vecino lo vio meando la rueda de un auto o porque a un fiscal no le guste su signo político.

Por ese motivo, la ley 25.320 del año 2.000 (gobierno del procesalista De La Rúa, no del montonero Firmenich) dispuso que para que un proceso de desafuero sea procedente, se requiere que exista una causa penal, que en ella exista motivo de sospecha suficiente para citar a indagatoria al imputado y que el imputado aproveche su condición de legislador para evadir o entorpecer el accionar de la justicia evitando la declaración indagatoria. Así lo dispone el propio Art. 1. Recién entonces, y ante la no comparecencia del imputado, el Juez puede solicitar que se someta al diputado o senador proceso de desafuero.

¿Es el caso del Arquitecto Julio De Vido? No. El juez Rodríguez no encontró motivo de sospecha suficiente siquiera para citarlo a indagatoria. Y aún si lo hubiera hecho, habría sido un disparate ordenar la detención de alguien que ni siquiera tuvo la oportunidad de presentarse a ofrecer su propia versión del hecho. Sobre todo cuando nunca exhibió motivos para suponer que no habría de presentarse, habiéndose presentado a declarar en todas las causas que se le imputaron con anterioridad siempre que se lo citó.

Por otra parte podemos ver el emocionante gesto de Massa y Stolbizer renunciando a sus fueros y poniéndose a disposición de la justicia por las dudas. ¿Puede un diputado o un senador renunciar a sus fueros? Como poder, se puede cualquier cosa. Nada lo prohibe. El papel absorbe cualquier tinta que uno le imprima.

Pero una renuncia en abstracto a esa garantía constitucional tiene tantos efectos jurídicos como un apretón de manos, y es tan válida como renunciar en abstracto al derecho de propiedad. Tu propiedad va a seguir siendo tuya a menos que la dones o la abandones sin reclamar. Ojo, el líder revolucionario Humberto Tumini, por ejemplo, hace décadas que renunció al derecho a trabajar que le garantiza la Constitución en los Arts. 14 y 14 bis. Sin embargo, nadie le puede impedir buscar un trabajo decente si un día recapacita (esperemos que algún día lo haga).

Porque la única forma unilateral, voluntaria y eficaz de no ampararse en los fueros es ir a declarar cada vez que te citen -como hizo De Vido- y entregarte voluntariamente en caso de que se te condene (todo dentro del marco de una causa concreta). No hace falta firmar ningún instrumento público para eso. Y firmarlo tampoco te impide abusar de los fueros.

La emocionante renuncia proclamada por Massa y Stolbizer, entonces, no es más que un oportunista acto de campaña. Y esto no tiene nada de malo por sí solo. El problema es que ya a nadie le importa. Tanto Massa como Stolbizer están afuera del centro de la escena política y no saben por dónde entrar. Desaprovecharon una gran oportunidad dedicándose a un opoficialismo poco creíble y ahora ya a nadie le importan sus intentos de llamar la atención. Los 15 minutos de gloria ya transcurrieron.

Una proclama de ManuK

Captura de pantalla 2017-07-17 a la(s) 19.34.29

Fuente: http://anarkoperonismo.blogspot.com.ar/2017/07/desaforados.html


LA HISTORIA QUE ENSEÑA A PENSAR EN NACIONAL ES IGNORADA POR LA EDUCACIÓN FORMAL.

17 julio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia; de nuestra redacción.

Para un Radical de alma

Roque Eduardo Molas,

amigo y colega,

con admiración y

profundo respeto.

V.L.M.

Victor L Martinez 4

Por Victor Leopoldo Martinez(1)

Quizá uno de los más notable historiadores argentinos, de lectura obligada para todos los que militamos en el campo Nacional y Popular, hoy en vida, sea Norberto Galasso.

GALASSO

De sus mejores trabajos entre los que se destacan SAN MARTIN, PERÓN, la excelente semblanza de nuestro FELIPE VARELA que yo haya leído (nombre que lleva su Centro de Estudios Históricos), tomé de mi biblioteca “JAURETCHE Y SU ÉPOCA, de Yrigoyen a Perón, 1901-1955”. Y lo hice por esa necesidad de compartir en este escrito un sentimiento que suele estrujarme el pecho. Lo quiero compartir con un gran amigo, casi hermano, radical alfonsinista el hombre. Tal vez porque en este texto documental él encuentre como encontré yo hace tiempo ya, las raíces comunes que nos unen; esa línea histórica que unifica las sendas que cada uno transitó políticamente pero que confluyen en lo Nacional, Popular y Latinoamericano.

Cuenta Galasso en este trabajo que: «Jaureche toma cada vez mayor distancia de los que se califican pomposamente intelectuales, esos compañeros reformistas que hacen gala de antiyrigoyenismo y rotulan a don Hipólito como “bárbaro ignorante”, como lo hace por entonces Sanchez Viamonte, personaje de esos para quienes los intelectuales son seres privilegiados que no deben contaminarse con las miserias del mundo y que solo en abstracto están dispuestos a apoyar las reivindicaciones populares, y eso a condición de que el pueblo analfabeto esté dispuesto a obedecer sus directivas pues la política es una “cuestión de cultura”, de “educar al soberano”».

ARTURO JAURETCHE 1

Galasso rescata de unos de los escritos inéditos de Jauretche lo siguiente: “Un estudiante yrigoyenista necesariamente tenía que ser un burro para un dirigente estudiantil…así me decía, años después, un compañero de Universidad que me tenía conceptuado a mi, como burro, por mi militancia yrigoyenista. (mi identificación con esta historia era total porque en los “70” y en la Facultad de Ing. de Bs. As. yo cargué por no poco tiempo el estigma que me adosaron los militantes de izquierda de aquella facultad y con el cual trataban de denigrarme: “Que otra cosa podía ser un “cabecita negra” -por mi provincianismo- que no sea ser peronista”). Si hasta Homero Guglielmini que siendo estudiante había entrado con el handicap de ser el presunto destinatario de una carta de Ortega y Gasset, se quedó atrás como inteligente desde que se lo supo yrigoyenista. (y después lo borrarían del todo cuando se lo supo peronista). Intelectuales eran los izquierdistas: Alejandro Lastra, Miguel Ángel Zabala Ortiz, Rodolfo Aráoz Alfaro, todo aquel grupo “Espartaco” que asistía a clase de guantes patito… Existía por entonces el Centro Izquierda – nosotros éramos el centro y ellos la izquierda – conjunción en la que ellos aportaban el espíritu y nosotros el cuero cuando había pelea. Los intelectuales de guante patito querían enseñarle a García, el del puerto, cómo se hacen huelgas y al negro Montiel que se andaba haciendo planchar el lomo en Misiones, !cómo organizar a los mensú, cómo se hace sindicalismo…!”.

HOMERO MANZI

HOMERO MANZI Y ARTURO JAURETCHE

En otro momento de este trabajo, Galasso toma una pintura hecha por uno de los grandes de la Cultura Nacional, oriundo de Añatuya- Santiago del Estero-, de nombre Homero Manzioni (más conocido como Homero Manzi), sobre su vínculo con Jauretche en la cual el santiagueño le relata al hombre de Lincoln su encuentro con Hipólito Yrigoyen: «Fuimos un grupo de estudiantes universitarios hasta su casa de la calle Brasil a describirle nuestra angustia ante la reacción que paralizaba los impulsos de la Reforma (Universitaria) del año 18. Aquella vez sentí – recuerda Manzi – que su alma –la de Yrigoyense encendía detrás de los serenos ojos grises y escuché de sus labios este juicio: “Yo soñé que la universidad habría de ser la cuna del alma argentina. Pensé que la ciencia que llegaba desde la vieja Europa iba a ser un instrumento al que la universidad daría emoción nacional. Y pensé también que esa cultura argentinizada en justicia, se convertiría en un ejemplo para las juventudes de América. Pero me he equivocado…he visto que lo que nos llega no toma nuestra forma y que corremos el riesgo de esclavizarnos con modelos ajenos que no habrán de servir para profundizar nuestro destino…”. Y Manzi concluye el relato, resumiendo su concepción de cultura nacional: “Ese día mi asombrada adolescencia, realizó la síntesis de su pensamiento: ¡nacional pero no nacionalista; universal pero no universalista…, es decir, lo nacional, en tanto argentino y antiimperialista y no lo nacionalista, expresión de medioevalismo y xenofobia; y lo universal, en tanto progreso y avance de la humanidad, pero no universalista en el sentido de cosmopolitismo o mentalidad colonial impuesta por un imperialismo».

Posteriormente Jauretche reconoce que “Mucho de mi irigoyenismo se lo debo a Homero Manzi. Yo era nuevo en el irigoyenismo, él era yrigoyenista de antes y todo fue producto de una evolución puramente intelectual que hizo él.”

JAURETCHE SEGÚN SCALABRINI ORTIZ

SCALABRINI

En otro párrafo Galasso transcribe a Scalabrini: “Arturo Jauretche es un hermoso arquetipo de la humanidad que estamos gestando en esta tierra –comienza Ortiz con su semblanza de don Arturo. Y por eso mi pluma, desconfiada para el elogio, corre sobre el papel con la alegría del agua que cabrillea en el arroyo… Sus dones de observador y la amplitud fecunda de su imaginación han sido siempre un regalo para sus amigos. Es hábil de pluma, un verdadero escritor de garra y sus cuentos hubieran sido suficiente para labrarle una respetable posición que el desdeñó, como a desdeñado tanta otras cosas. Es fácil para versificar y maneja los adjetivos al modo Lugoniano, virtud que no usa sino al servicio de la regeneración argentina. Hay un pequeño mundo de posibilidades sacrificadas en la vida de Arturo Jauretche… No hago literatura ni me dejo llevar por la inercia de las palabras y del impulso justiciero. Digo exactamente lo que pienso y siento.. A los dieciocho años era secretario del partido conservador (de su pueblo). Tenía ante sí un fructífero destino de brillantez, de holgura y un marco de lucimiento para esa ingeniosa campechanía con que Arturo disimula su innato temperamento de caudillo. Pero vio el problema del país en su esencia irreductible. De un lado estaban los capataces de la colonia; del otro, los colonos, todo el país argentino. De un lado todo lo que la vida puede ofrecer de más tentador para los sentidos. Del otro , un pueblo casi hambriento, desmunido de bienes, traicionado, zaherido, maniatado por doctrinas económicas, sociales y políticas, especialmente estudiadas y propaladas para quitarle todo impulso, toda convicción, toda esperanza, toda posibilidad de redención y enaltecimiento. De un lado, la riqueza y su oropel de vanidad y estulticia. Del otro, el trabajo sin horizonte, el esfuerzo sin premio, las largas noches del silencio en una verdadera estepa intelectual donde los esfuerzos se pierden y las mejores voces se ahogan en un ámbito sin resonancia. Arturo Jauretche no dudó. Renuncio a su cargo en que una diputación nacional estaba esperando que cumpliera la edad legal, y se adscribió a la fracción política más íntimamente confundida con el interés popular: se hizo radical yrigoyenista”.

Estos fueron los verdaderos arquetipos del pensamiento político nacional en nuestro país cuya lectura sigue vedada en los establecimientos educativos. Por eso difícilmente las nuevas generaciones, desde 1976 en adelante, puedan sentirse y pensar como Argentinos y latinoamericanos. Solo así se entienden los triunfos de Menem en su reelección (la primera elección fue a fuerza de promesas mentirosas como las que hizo Macri) y el de Macri (que espero no tenga reelección) .

(1)Documentalista, escritor, periodista.


NO HACE FALTA AGREGAR AGUA PARA ACLARAR NADA EN MATERIA POLÍTICA.

12 julio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

SINFONÍA DE UN SENTIMIENTO

Victor L Martinez 2

 

Por Victor Leopoldo Martinez (1)

 

PONIENDO LAS COSAS EN SU LUGAR

 

El Gral. Perón, creador y gran conductor de nuestro Movimiento Nacional, Popular y Revolucionario como lo fue, lo es y lo será siempre el Justicialismo, solía diferenciar en pocos palabras y en términos políticos la cuestión partidaria de lo que él denominó movimiento, reduciendo la primera a ser una simple herramienta para tiempos electorales.

Al movimiento, Perón lo imbuía de una responsabilidad política mucho mayor. Pedro del Arrabal bien supo explicarlo en no pocas oportunidades y en sus artículos publicados en esta misma revista. Él sostenía que la propia palabra, por sí sola indica dinámica, algo más asociado a los principios de la física tradicional, contrario a lo estático. De esto se puede deducir que por su condición de tal, en este caso, cuando hablamos de Movimiento nos estamos refiriendo a una acción política con una dinámica propia de “acumulación de fuerzas en constante movimiento” para un fin predeterminado; en nuestro caso el recupero del poder político para el pueblo.

Perón 2

Lógicamente y aclarado esto, esa condición de movimiento político generó prioridades que en orden descendente colocan a la Patria primero por ser nuestro único hogar, luego al movimiento que le da vida y la sostiene al constituir el alma y el cuerpo ideológico-doctrinario, y por ultimo a los hombres, los trabajadores, quienes son los depositarios en los hechos de los resultados políticos fijados en el marco teórico base. Con su esfuerzo, dedicación y conciencia político-social de lo que son sus deberes y derechos , son los trabajadores los que día a día construyen, o reconstruyen y fortalecen el accionar solidario entre compatriotas vigorizando esos principios movimientistas, dándole perennidad. Hablo de los trabajadores.

Hoy debo reconocer que esto último es lo que más se distorsionó por una excelente tarea desplegada durante casi siglo y medio a través de la educación y que en los últimos 60 años contó con el fuerte apoyo logístico de los medios de comunicación, herramienta clave en la transfiguración de valores de los cuales se aferró el neoliberalismo para desplegar sus acciones de penetración.

De ahí la necesidad del recupero del Movimiento ya que por su versatilidad es mucho más adecuables a cada circunstancia histórica. Esto tiene un solo fin: el rescate y la consolidación como estructura jurídico-estatal de ese hogar común llamado Patria para que tenga el sentido que le dan sus tres banderas: Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social, única vía para tener frente a los pueblos del mundo identidad cultural propia.

El partido –según nuestro eterno conductor- sigue siendo una simple herramienta electoral circunscripta a un sello –necesario si se quiere- para cumplimentar con el ritual que el sistema democrático exige y que no está mal que así sea. Somos profundamente humanistas y cristianos y a la vez respetuosos de la decisión de las mayorías. Pero en política, las mayorías se construyen unificando objetivos y criterios de acción; las mayorías no se construyen solas. En ese sentido el Peronismo –o Justicialismo- tiene prioridades, principios políticos para la construcción de esa mayoría; y ya fueron señalados más arriba.

Perón 0

LO QUE LA HORA DEMANDA

Hoy por hoy es la PATRIA la que está en peligro, es la esclavitud de la clase trabajadora la que está a la vuelta de la esquina esperándola con globos amarillos, es la existencia misma de Argentina como nación soberana la que corre riesgo, es el futuro de nuestras nuevas generaciones el que demanda que no miremos para otro lado; es la posibilidad real y cierta de una vida miserable para una porción importante de compatriotas lo que está en juego en este momento. Estas prioridades no pueden estar o ser utilizadas por dirigente alguno que se precie de “peronista honesto” solo en los discursivo con el fin de ganar o mantener privilegios políticos en épocas electorales.

Si no hay proyecto político nacional no hay Nación. Si no hay proyecto social nacional nunca será posible vencer el individualismo propuesto por el liberalismo y neoliberalismo para dar paso a la justicia social propuesta por el Justicialismo. Sino logramos entender que es prioritario focalizar en la educación y la cultura el accionar del recupero del concepto heroico de la vida, traccionando así la necesidad de socializar el conocimiento como algo virtuoso, entonces jamás entendimos el fin dentro del proyecto peronista de la educación como instrumento para la conformación de una cultura original que nos proporcione identidad propia frente a los pueblos del mundo. Hoy solo somos un simple, ridículo y mal remedo de identidades ajenas.

Perón 3

CUADRO DE SITUACIÓN

La aceptación y puesta en práctica de la meritocracia como valor social superlativo, delirante propuesta proveniente de improvisados empresarios que juegan de políticos, solo puede ser sostenida y apoyada por seres torpes con burdos argumentos que en términos políticos, económicos, sociales y culturales atentan contra cualquier lógica y sentido común. Gracias a la tarea pedagógica desplegada por los medios hegemónicos, cómplices y beneficiados directos de las actuales políticas económicas, lamentablemente esto está muy presente en la gran mayoría de los integrantes de clase media argentina y es la más acabada muestra del dislate que vive hoy la sociedad argentina.

Planteada esta aclaración las cosas no necesitan en esta ocasión agua para quedar más clara en cuanto al peronismo como movimiento político y su finalidad.

Ahora bien, para analizar el comportamiento de muchos dirigentes que se “dicen peronistas” bien vale recordar una reunión de Perón con aquellos jóvenes que éramos –y seguimos siendo ya viejos- peronistas. En ella el “maestro” se refirió sarcásticamente a los nombres y a los carteles que usábamos en las “orgas” en aquellos años para identificarnos: «Yo sé porque lo veo; hay muchachos que se enamoran de los nombre y siglas identificadoras de sus agrupamientos y organizaciones y suelen ponerlos en sus carteles. Y a mi no me molesta que lo hagan siempre y cuando sean buenos peronistas y no tengan otras intensiones». Un claro mensaje para la militancia de base de la “Tendencia Revolucionaria” (JP-Regionales) de aquellos años que los sabia peronista y que entenderían esto, pero a la vez una clara advertencia para la cúpula de Montoneros quienes desafiaban la conducción de Perón y se cagaban en toda la lucha de la resistencia peronista desde 1955 en adelante, desubicado desafío que culminó con el asesinato del compañero de la CGT, José Ignacio Rucci.

Para los que somos peronistas el pasado siempre tiene lecciones que no podemos pasar por alto.

En un momento como el que atraviesa hoy la Patria, que requiere de serenidad, que demanda seriedad en materia política no solo nacional sino y básicamente internacional, el llamado núcleo duro del “Kirchnerismo” –llámese Campora o Mongo Picho- seguramente entendió –y si no lo hizo lo deberá hacer en algún momento, les guste o no- que la masa peronista no necesita de iluminados de izquierda ni de derecha ni nuevos nombres que le indique el camino a seguir. Solo necesita una –UNA- conducción política en términos estratégico-táctico; no son tiempos de alcahuetería, chupada de medias y obsecuencia. Las soluciones del país solo pueden llegar de la mano y la cabeza de una conducción coherente; pero cabe aclarar que en términos de confianza solo puede darse porque comparativamente los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner no hicieron otra cosa que Peronismo en su gestión (o por lo menos algo que se pareció mucho).

Simplemente de esto sale la necesidad de CRISTINA CONDUCCIÓN. No existe hoy posibilidad alguna de construcciones colegiadas con personajes políticos acostumbrados al manejo de “quintitas” construidas con manuales liberales de izquierda y de derecha.

AL PAN… PAN, Y AL VINO…

Sin tanta vuelta, el sector del pueblo más desprotegido y la militancia de base siguen siendo peronista; la clase trabajadora argentina sigue siendo peronista a pesar de cualquier genuflexión dirigencial (que históricamente siempre las hubo). La Patria solo puede ser salvada por dirigentes peronistas que sientan como propias las tres históricas banderas de nuestro movimiento revolucionario. Todo lo demás es “cháchara”.

Desde mi lugar de crítico para con no pocos aspectos y errores de gestión de nuestros 12 últimos años de gobierno, y me refiero a medidas erradas o no tomadas a tiempo, a designaciones de hombres inadecuados por capacidad limitada y poco entendimiento político de las cosas, y encima en cargos claves, algo que lamentablemente el tiempo terminó dándome la razón ya que finalizaron no siendo de confianza y traicionando en la primera de CAMBIO, hoy debo reconocer y puedo decir que la realidad y una actora dieron signos saludables. Hoy debo reconocer que Cristina Fernández, es la única dirigente política con capacidad, talento, sólida formación, experiencia de gestión y visión de futuro (estoy hablando y rescatando a alguien de esa dirigencia política que dice ser “peronista”). En este caso poco importa -y lo dice alguien a quien no le gusta el nombre de “Unidad.. o Frente Ciudadano”- el nombre que se utilice en esta oportunidad. Me importa ver si el pueblo peronista se encolumna o no detrás de su conducción; y por ahora no tengo dudas que así se está dando. Por eso guardé violín en bolsa por largo tiempo luego de escribir un extenso y detallado documento crítico en febrero del 2016 donde explicité lo que yo entendí como las razones de nuestra derrota electoral del 2015. Desensille hasta que la cosa se fue aclarando; solita.

Eso no significa de mi parte casamiento alguno con nadie porque mi eterno matrimonio y mi fidelidad sigue siendo para con los preceptos, valores y principios peronistas.  

Viendo el oportunismo de no pocos dirigentes que se dicen “peronistas” y que priorizan especular con trivialidades de la politiquería barata, desde distintas corrientes, como pueden ser el Massismo o el Randazzismo, donde –por tomar un ejemplo ya que también están los De La Sotismo, los Urtubeismo, los Barrionuevismos, los Duhaldismo y varios “ismos” más- las declaraciones del anterior ministro de transporte hacen agua cuando se preocupa por la “legalidad” partidaria de un miembro de PJ (la aparición del nombre del ex intendente de la Matanza y presidente del PJ de la Pcia. de Bs. As. –Fernando Espinosa- en la lista del Frente Ciudadano) y ni se inmuta por todos los “peronistas” que juegan al lado de Sergio Massa apoyando todas las iniciativas del Macrismo que pusieron y ponen en jaque al país y a su pueblo, ni por las traiciones de más de un anteriormente “kirchnerista”, nombre usado para conseguir la banca legislativa de la hoy gozan, y luego –por arte de magia- volverse “justicialista legalista” de golpe, amantes de no ponerles palos en la rueda al macrismo, casualmente a ese macrismo que está terminando de destruir la no poca dignidad conseguida para gran parte de los argentinos en 12 años de gestión peronista –o semi, como más les guste-. ¡Poco serio chochamos!!! Ni siquiera vale la pena gastar renglones en el “transforme según para donde mejor sople el viento” Alberto Fernandez.

No es culpa de todos los argentinos la ignorancia, la tilinguería ni el egoísmo de un sector de su sociedad que solo tiene como meta su salvación individual. El problema a resolver pasa por cómo hacemos para recuperar la dignidad para el conjunto de la sociedad y cómo se recuperan el control de los resorte de la economía para rehacerla Nacional y Popular, totalmente alejada de los principios neoliberales.

ACÁ ESTÁN, ESTOS SON, LOS CONTRARIOS AL PUEBLO Y A PERÓN

MACRI Y GABINETE

Acá no se trata de legalidad alguna en ninguno de los aspectos que son tapas distractoras manipuladas por los medios hegemónicos como pueden ser las cuestiones de “fueros”,(algo tan estúpidamente simbólico que soló denunció la ignorancia o hija putes de sus promotores brindándole a Clarín el argumento para sus ya conocidas operaciones de enjuiciamiento público a rivales peligroso para sus negocios). Colgarse de la corrupción “k”, Lopecito, Báez o De Vido que en términos comparativos son nenes de pecho a la par de los Macri, Caputto, Calcaterra, Aranguren, Peña Braun, Stutzenegger, Dujovne, Prat Gay; y lo hagan sin inmutarse, YA ES UN MAL SIGNO. Eso solo los ubica en la vereda de enfrente del pueblo peronista. Solamente los transforma en títeres que ayudan a cumplir una simple función; distraer a los perejiles de clase media de lo central.

La corrupción no tiene signo ideológico y seguramente habrá quienes diciéndose peronistas, radicales o lo que sea, operen en su propio beneficio; oportunista hubo siempre ya que hasta Cristo, y viendo las miseria humanas de esa época , dejó sus indicaciones para que  esas miserias sean detectadas más fácilmente por y en cualquier Cristiano (de esos atorrantes  e hipócritas infaltables en las misas de los domingos).

Pero me refiero puntualmente a los medios que acompañaron la mentira Macrista hasta imponerlo como presidente poniendo los intereses de la patria en serio peligro solo para beneficiar a los sectores apátridas del poder económico concentrado, entre los cuales están lógicamente Clarín y La Nación.

HABLANDO DE ILEGALIDAD

La realidad indica que si hay algo ilegal en este país es este gobierno que no cumplió con ninguna de sus promesas pre electorales siendo su discurso una estafa pública; encima, y con todo su actual accionar, está comprometiendo el futuro de nuestra Nación, algo que los hace de hecho a todos estos “PRIMEROS ACTORES” en “INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA” (art. 29 de la constitución nacional); y hablo de todos los integrantes del gabinete, ministros de “lujo” macrista con el Presidente a la cabeza, sumada la Suprema Corte, un considerable número de jueces, camaristas y fiscales y gran parte del cuerpo legislativo.

Lo gracioso es que para Randazzo todo lo que está pasando hoy en el país es culpa de Cristina y de su soberbia (la soberbia, ¿también es parte de la “pesada herencia” Randazzo?). Pero por lo visto el ex y apenas simple ministro, con tremendas vigas en sus ojos ¿descubre? pajas en ojos ajenos!!! ¿Desconoce Randazzo que para ser soberbio hay que tener con que…? Cuando no hay “con que” se cae fácilmente en el ridículo del caprichoso… (o boludo), y eso en política es de perdedor, no de inteligente; y menos de honesto. No faltarán los “tilingos alérgicos a la pala e’ punta” decir: “Por falta de hombres honestos, aparecen los corruptos y fracasa la política”, sin siquiera darse cuenta que ellos votaron al mayor corrupto que conoció la historia nacional de nombre MAURICIO MACRI.    

A partir de esto no es muy difícil deducir la desubicación e ignorancia política de Randazzo (del UCEDECISTA Massa mejor ni hablar) ya que es usado como un producto con buena imagen por los medios hegemónicos que lo “vende” como un “peronista políticamente correcto” que es lo único que acepta el stablishment económico en términos políticos. Conociendo nuestra historia, eso es reconocer la “sabiduría” de aquellos que ejemplifica la estupidez ya que se presta para la aplicación de aquel viejo dicho popular que sostiene “Decile guapo al tonto y lo veras trabajar” (para Clarín).

Aparentando un inocente culto hacia una “pureza política” prácticamente inexistente en un país cuyos actuales gobernantes sujetan el destino futuro de la Nación y su pueblo a los caprichos de la rapiña financiera internacional, todo esto gracias a un gobierno super corrupto, el dúo Massa-Randazzo, se asemeja mucho más a los tontos del dicho popular que a la imagen de políticos “puros y honestos” con que los quieren vender. En este momento Massa y Randazzo son las dos caras buenas del Peronismo que Magneto, La Nación y el stablishment económico soportan… SOPORTAN… (como lo soportaron a Menem).

El peronismo es otra cosa; fue, es y morirá incorregible. He aquí la gran diferencia. Para eso nació. Para cagarle la vida a la oligarquía cagadora de la vida de las grandes mayorías.

Perón 1

DE CÓMO CIERTA “CIENCIA” SE CAGA EN LA GENTE

Nadie puede ser tan estúpido de tragarse la importancia del respeto por las reglas económicas y sus verdades matemáticas porque para el peronismo si la economía no está al servicio del hombre y de los intereses del conjunto del pueblo, no es economía. ¡A la mierda con el academicismo, si este no sirve para mejorar la calidad de vida de todo el mundo independientemente que las ecuaciones cierren o no cierren. Los resultados matemáticos se dan según sean el campo de aplicación y para nada son traspolable. Ejemplo: en química 1+2=1 (1 átomo de oxígeno + 2 átomos de hidrogeno, dan por resultado 1 molécula de agua)… ¡pero en la físico-química!!! La matemática suele ser tramposa –por más que se argumente su exactitud- cuando se consigue fabricar ecuaciones que justifican ganancias para pocos y miserias para muchos; esa matemática es mentirosa por consiguiente es una mierda por más que sea exacta. LAS NECESIDADES BÁSICAS DE LA PERSONAS SE CUANTIFICAN COMO NECESIDADES, NO COMO FRIOS NUMEROS DE UNA ECONOMÍA QUE “NO CIERRA”. Ese no cerrar solo está asociado a los niveles de ganancias de los codiciosos, egoístas y especuladores financieros. Cuando la torta es una sola y yo –gobierno- no quiero distribuirla equitativamente puedo usar miles de artilugios para que unos pocos nos quedemos con gran parte de ella y que los restos se distribuyan entre los más. La cosa no es tan difícil. Los que nunca produjeron nada no pueden hablar de la improducción obrera que son los únicos que producen en este país.

¿Qué carajo de cierto puede tener aquello que algunos recitan cuando cualquier medio les acerca un micrófono o cámara y muy sueltos de cuerpo manifiestan: “tenemos un cambio atrasado” más allá del perverso interés que tiene un grupo social para conseguir más ganancias en el corto plazo con las devaluaciones? ¿Porque lo dice Espert? ¿Quiénes carajo son Espert, Melconian, Dujovne, Prat Gay, Sturzenegger más allá de haber sido los operadores de anteriores y fatales endeudamientos externos de los cuales siempre salieron beneficiados y LIBRES?

Por qué Massa y Randazzo no hablan de estos temas y están más preocupados por si Cristina es o no un impedimento para sus desmedidas e infundadas ambiciones políticas, más acá de sus egolatrías.

macri-mauricio-argentina-gabinete-que-representa-a-los-grandes-monopolios-2015

No voy a caer en la torpeza de Victor Hugo Morales de volcar toda la responsabilidad del triste acontecer nacional actual en Magnetto y su grupo Clarín solamente. Rocca, Bulgueroni, Perez Compac, Ratazzi, Eskenazi, Bunge & Borg, Soldati, Aranguren, Etchevehere, Peña Braun, ¡MACRI! etc, et, no son casualmente la “honestidad empresaria hecha personas”!!!. Magnetto es solo uno más de ellos que además de operar mafiosamente, es un ventajero. Pero ¿qué delincuente no opera mafiosamente? Además, para que alguien saque ventaja antes deben existir estúpidos que se lo permitan. Que él ayudó a formarlos ¡Que duda cabe! Los zonzos no se vuelven más zonzos solitos; además siempre suelen quedar zonzas preñadas; y desde la dictadura vienen preñando en escuelas y colegios. Los políticos… de eso… ¿no se dieron cuenta? Con solo repasar la historia de los últimos 40 años alcanza para comprobar que la responsabilidad es compartida.

La historia habla por lo dicho y por los hechos y conductas de sus actores. No hace falta agua para aclarar el panorama político nacional. Como PERONISTAS de pueblo (no tenemos ni ambicionamos cargo alguno) solo nos resta decidir que es lo que debemos priorizar en esta instancia crucial para la PATRIA Y SU PUEBLO.

EVITA

(1) Director de EL EMILIO, Cineasta, investigador, escritor y periodista.


POSIBLES «LOGROS» DE 8 AÑOS DE GOBIERNO “PRO-CAMBIEMOS-MACRISTA”

10 julio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, de nuestra redacción.

PEDRO-DEL-ARRABAL-3

Por Pedro del Arrabal

Tratando de distenderme un poco en un raro fin de semana, como todos los que vengo sobreviviendo desde hace un año y medio, tomé un libro de mi biblioteca de autores humorísticos (entre los cuales se destacan Fontanarrosa, Pinti, Marx -¡Groucho… no Carloncho!!!-) etc, etc. y tomando el de Pinti titulado “Del Cabildo al Shopping”, me encuentro en uno de sus capítulos con esta acertada visión que traspolada nos daría una no tan imposible e imaginable argentina 2024 macrista. Digo esto en razón de que este delincuente que tenemos de presidente vive solicitando más tiempo (primero eran 8 y por la inflación que el mismo decías venía a combatir y  termina exacerbandola con cada una de sus medidas; ahora y como buen ignorante de la política pero experto en negocio turbios, está solicitando a sus “tilingos votantes” 20 años para ver si cumple) para concluir con ese cambio de cultura en nuestra sociedad que él trae de la mano (gesto  que ni la hija lo quiere tener por más que Mamá Juliana la obligue a agarrarse de la mano y querer al Papá; es nena pero no boluda –por ahora- hasta que la manden al futuro Cardenal Newman mixto que su padre presidente decretará por necesidad y urgencia), y rescaté esta imaginaria semblanza pintada como sueño por el actor y monologuista Pinti que me pareció muy oportuna por la visión de anticipo que tiene; lógicamente visión de un porteño ya que la argentina pareciera que para ellos, eternamente terminará en la Gral Paz.  Salvo ese no pequeño detalle de un artista  que hace espectáculos para porteños y que luego los transforma en libros, lo comparto:

2024

PINTI

“Buenos Aires  ha cambiado mucho. Es una ciudad con un alto nivel de contaminación, embotellamientos de taxis aéreos, asaltos permanentes de bandas de criminales divididas en: marginales sin trabajo, ex policías despedidos por horrendos crímenes, profesionales del choreo organizados (formados como los «Christian Brothers»  del Cardenal Newman pero para otros fines mucho menos cristianos agregaría yo) llamados también «caballeros de guante blanco», carteristas,  arrebatadores y drogadependientes unidos del Cono Sur.

Como verán, los CAMBIOS han sido considerables.

El Riachuelo ha sido convertido en «monumento nacional a las promesas incumplidas»  y artistas plásticos de renombre lo colorean semana a semana dándole una fisonomía diferente y seductora, eso sí, sigue oliendo a bosta de burro; lógico, tradiciones son  tradiciones.

Las autopistas se han centuplicado y son ahora una extensa red vial que no conduce a ningún lado. Con estaciones de peaje aéreas, terrestres, subacuáticas y subterráneas que cobran con débito automático a cuanto desventurado usuario pase.

El Congreso, la Casa Rosada  y el Cabildo son shopping donde todos pasean, pocos compran y muchos presumen.

Se ha dejado de enseñar historia porque se ha comprobado que nadie aprende del pasado y, por otra parte, los próceres argentinos han presionado mucho desde sus tumbas aduciendo que quieren dormir en paz y no revolverse en sus ataúdes  cada vez que chantas, ladrones, genocidas y putarracas los nombran y pronuncian sus frases sacándolas de contexto y usufructuándolas para su conveniencia. Prefieren entonces el eterno olvido a la tergiversación perpetua.

Ya no se habla. ¿Pa’ qué? Tenemos un sistema de señales tipo sordomudo para graficar preguntas sobre los únicos más o menos interesantes: «¿Cuánta guita tenes?». «¿Cuánto vales?», «¿Queres tener sexo conmigo?», «No tengo ganas de hablar» y «Olvidemos el pasado».

Lo único que se lee es el movimiento bursátil. Todos comemos preparados vitamínicos sin gusto a nada, con nutrientes balanceados y sin necesidad de reunirse alrededor de una mesa familiar.

La familias son por nivel social, dinero y posesiones y no por lazos sanguíneos. No importa de quien sos hijos sino lo que tenes por las buenas o por las malas; y así se organizan los clanes de gente que se divide en: ricos desde siempre, ricos por estafas y robos permitidos, ricos por malas artes, nuevos ricos, aspirantes a nuevos ricos, gente de baja estofa útil para trabajos sucios, nuevos pobres, pobres desde siempre y, en las últimas escalas sociales, casi marginado, están los decentes, los idealistas y los poetas. Ya no hay más jubilados, al llegar a cierta edad los viejos se tiran desde la terraza del viejo Sheraton, convertido en albergue de niños pobres.

La educación se hace por medio de robots inteligentes que les enseñan a los niños a obedecer y a adecuarse a las pautas del «mundo-contemporáneo-post-mortem-de la humanidad», habiéndose eliminado aquellos deteriorados edificios llamados escuelas-colegios-universidades que tantos problemas y perturbaciones sociales aportaron a la historia del siglo XX. La enseñanza es por medio de computadoras, mails, pendrais, y sistemas digitales que graban subliminalmente los conceptos básicos de convivencias en las tiernas mentes de los educando.

No hay más Himno Nacional, ha sido reemplazado por la «marcha dolarizada» con letra de Margaret Thatcher y música de Pat Boone, y los símbolos patrios siguen siendo los mismos; total por lo que se usan…

Se han borrado del diccionario vocablos inútiles y vacíos de contenido prático como «ética, lealtad, fidelidad, ideología, coherencia y sensatez.”

Para pensarlo ¿No? Todavía estamos a tiempo.

Pocho-1


UN PERÓN ETERNO: PERÓN FILOSÓFICO

3 julio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO,

Captura de pantalla 2015-02-05 a la(s) 11.05.23

Por Jorge Rachid

Si San Martín, cuando reúne los Pehuenches y Mapuches en el Paraje La Consulta en Mendoza, para asociarlos a su campaña Libertadora, les dice : yo soy de sangre india como ustedes, rápidamente lo asociamos a Perón escribiendo su Diccionario Castellano – Mapuche cuando todavía era Juan Domingo, hijo de madre Tehuelche. Ese dato lo pone al lado de Juan Manuel de Rosas cuando éste escribe Gramática de los Pueblos Pampas, en un hilo conductor de la historia de los líderes populares, que los entrelaza con los pueblos originarios.

Pero el Perón criado entre paisanos y hombres de campo, que de mayorcito, para entrar al Colegio Militar termina en forma acelerada sus estudios, incorpora el lenguaje del pueblo y la curiosidad investigativa, que temprano en su formación militar le permiten, siendo aún Juan Domingo, escribir Apuntes de Historia Militar.

Sin embargo en sus destinos diversos y en el exterior, va comprendiendo y asimilando una concepción del mundo que amplía su campo de acción, haciendo de la Política Internacional su objeto de estudio. Así desde los griegos al desarrollo integral de la historia van acrecentando su caudal de conocimientos y preparando a Juan Domingo, para ser Perón. En efecto, la planificación estratégica, herramienta esencial que recién asomaba en el mundo, es objetivo a construir, de ahí al GOU, hay un paso hacia el poder.

Desde que retorna al país desde Europa, también Perón comienza a absorber de dos fuentes del pensamiento la de FORJA esencialmente, expresión acabada de la conciencia nacional acumulada y consolidada con la experiencia Irigoyenista, y las propuestas jóvenes de un socialismo que repitiendo las banderas europeas, comienza a plasmar un conjunto de leyes socialmente justas, pero nunca llevadas a la práctica por su lejanía política de la realidad nacional.

Así Juan Domingo ya convertido en Perón por el pueblo, en la gesta que recupera la memoria e identidad de la conciencia nacional forjada desde antes de 1810, incorpora a los trabajadores como columna vertebral de su política y comienza su lucha, ahora desde el gobierno encadenando primero el Primer Plan Quinquenal, su herramienta económico social en 1947, luego la Nueva Constitución Nacional en 1949 como eje político institucional y convocando al Congreso de Filosofía de Mendoza, en el marco doctrinario filosófico del peronismo que se convierte en el segundo en importancia del siglo XX, con ponencias desde Heidegger hasta los filósofos latinoamericanos, recuperando Martí, Rubén Darío, Vasconcellos, Mariátegui, Rodo, el Ugarte nuestro entre otros. Perón cierra ese congreso con La Comunidad Organizada, expresión de la superación de la democracia de los representantes por la democratización del poder, limitando el poder de las concepciones democrático burguesas.

Captura de pantalla 2017-07-02 a la(s) 12.01.50

Ya antes al asumir había planteado nuevas concepciones político filosóficas como La Tercera Posición en un mundo repartido por los imperios en Yalta por Stalin, Rooselvelt y Churchill. Dijo NO al FMI en 1951 después de los Acuerdos de Bretton Boods, de ahí a la Marcha Peronista “combatiendo al capital” hay un paso. El mismo Perón procede en 1973 a desbloquear al hermano país de Cuba con 2.000 millones de dólares y nos regala 60 días antes de morir su testamento político: Modelo Argentino para un Proyecto Nacional, donde llama al pueblo argentino a defender el agua dulce, los recursos naturales y los alimentos frente a la depredación del Imperio.

Ese Perón inmenso que conduce la Resistencia a 17 mil km de distancia, que envía cintas, cartas, mensajes para seguir adoctrinando desde una concepción de Patria y de Pueblo, es quien escribe La Fuerza es el Derecho de las Bestias, La hora de los Pueblos, cunado ya antes en gobierno había redactado Conducción Política y editado su discurso de La Comunidad Organizada, junto a las 20 Verdades y miles de conferencias.

Ese Perón todavía necesita ser resignificado, rescatado por el pueblo y la militancia peronista, donde quizás su profundización no sólo intelectual, sino práctica, hubiesen hecho entender los pasos dados en ese camino, por los últimos doce años de gobierno peronista donde siempre el objeto de la política fue el hombre, como dice nuestra doctrina en su concepción biocéntrica del Modelo Social Solidario, que es identitario del pueblo argentino, profundamente latinoamericanista y esencialmente emancipador, construyendo Soberanía.

Ese Perón es que vive y seguirá viviendo para el pueblo argentino y revalorizado en el mundo, como cuando se gestó el Movimiento de los países del Tercer Mundo y fue homenajeado estando en el exilio.

Jorge Rachid


La grieta y el derecho del trabajo

1 julio 2017

C.A.B.A., Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO. Neoliberalismo, justicia y derecho laboral

Captura de pantalla 2017-07-01 a la(s) 11.06.59

Por Enrique Arias Gibert (*) 

El discurso mediático dominante presenta la grieta como una concepción que divide la sociedad alterando su equilibrio bucólico. No es casual la homología entre este discurso y el de la dictadura militar en la exposición de motivos del régimen de trabajo agrario de 1980 que impedía las paritarias agrarias, establecía jornadas de sol a sol, suprimía el preaviso y cualquier posibilidad de acción concertada de los trabajadores en nombre de la tradicional armonía del campo. 
Se escatima en esta concepción el carácter objetivo de la grieta en el cual, lo que se presenta como armónico y natural, marca desde el inicio el síntoma de la catástrofe (como el ruido de las máquinas que acompaña la novela Germinal de Zola hasta que, al derrumbarse sobre los mineros, dejan al descubierto el antagonismo irreductible de una forma de sociedad que se pensaba eterna). No es lo que se piense sobre la sociedad lo que origina la grieta. La grieta surge objetivamente de cada formación social.
La ideología de los dominantes niega la objetividad de la grieta y la atribuye a los agitadores que toman el nombre de mafia (sindical, de los abogados y hasta de los jueces del trabajo). De este modo el discurso hegemónico presenta como enfermedades simuladas las condenas de hipoacusia por trauma acústico (ignorando que la acción de las máquinas deja una mueca característica a los 4000 Hz en las audiometrías) y ofrece un relato melodramático de un reclamo de indemnización millonaria por accidente de un trabajador ingresado 45 días antes.
 
Ahora bien, si el trabajador quedó cuadripléjico o muere por incumplimiento de la ley de seguridad industrial, la fecha de ingreso resulta irrelevante. De este modo se presenta como víctima al causante del daño. Y la advocación a la seguridad jurídica parece olvidar que nada hay más propio que el cuerpo de uno mismo.
El poder económico concentrado sigue pensando –como en el siglo XVII– que el hogar de un inglés es su castillo y que, como decía Locke, el cabeza de familia es un monarca absoluto aunque con su poder limitado al ámbito de su propiedad. En ese ámbito de lo doméstico están la relación entre el señor y su mujer, entre padres e hijos y, fundamentalmente, entre el patrón y sus empleados.
Pero en el mundo sucedió una conmoción muy grande que tomó el nombre de Revolución Francesa que, entre otras cosas, señaló que el dominio sobre las cosas no importa poder sobre las personas, que el poder de la ley –expresión de la soberanía del Pueblo– afecta por igual a todos los ciudadanos. En ese nuevo marco de legalidad se hace posible el cuestionamiento del carácter absoluto de “lo doméstico” y salen a luz los nuevos antagonismos. En particular, la grieta que divide a los que ponen en el contrato su fuerza de trabajo y quienes –porque tienen medios y objeto de producción– se apropian de su producto.
Hasta se puede decir que el devenir histórico desde entonces es el de la disolución paulatina de estos poderes domésticos absolutos: los derechos de los niños, la lucha por la igualdad de género y la opción sexual y, en lo que a nosotros nos atañe, la relación entre los patrones y empleados. 
Ese intento de sutura, en este ámbito, asume el nombre de derecho del trabajo que implica no sólo remuneración justa, jornada limitada, descanso pago, protección contra el despido arbitrario sino también y fundamentalmente, libertades sindicales en sus aspectos individuales y colectivos que son manifestación del antagonismo, son siempre un contrapoder que exige la democratización de las decisiones en la empresa.
Hacer derecho de trabajo es afirmar que la propiedad sobre las cosas no es dominio sobre las personas, que el contrato de trabajo no es un punto de partida, sino punto de llegada como consecuencia de la distribución desigual de las potestades sociales, que el trabajo en una sociedad democrática y republicana es siempre el trabajo digno y que el trabajador, al ingresar a la empresa, no deja en la puerta su condición de ciudadano. Por esta razón el Derecho del Trabajo tiene por objeto levantar las persianas de la fábrica para que penetre allí la Constitución. 
Los cultores del absolutismo doméstico sólo pueden ver la existencia misma del derecho del trabajo como una excrecencia en el discurrir ilimitado de las relaciones de mercado. Para ellos el nombre de las relaciones del trabajo transcurre bajo el signo de lo precario, etimológicamente lo que se obtiene con ruegos. Exactamente lo contrario del derecho del ciudadano.
No olvidemos que para Milton y Rose Friedman, los divulgadores del neoliberalismo, sólo hay algo peor que una burocracia ineficaz y corrupta: una burocracia honesta y eficaz. Esto explica los embates contra el derecho del trabajo y sus instituciones.
Pero deben recordar, como en Germinal, que el chirrido de las máquinas que acompaña el relato no es la producción subjetiva de los agitadores, es el grito objetivo del antagonismo que, para evitar la catástrofe, requiere de sutura.
(*) Juez catamarqueño. Integrante de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.
Fuente: http://www.elesquiu.com/correoyopinion/2017/7/1/grieta-derecho-trabajo-252976.html

Una influencia determinante

1 julio 2017

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Historia y política.

Fuente: http://www.elesquiu.com/editorial/2017/7/1/influencia-determinante-252997.html

Captura de pantalla 2017-07-01 a la(s) 10.45.00

DESDE LA BANCADA PERIODÍSTICA

Mañana cumple 87 años Carlos Saúl Menem, actual senador nacional por La Rioja, quien lejos de buscar el solaz del retiro, se encuentra en plena campaña para postularse a un nuevo mandato en el Congreso de la Nación.
¿Por qué detenerse en su figura, en un espacio mayormente dedicado a la política y la vida social e institucional de Catamarca? Porque se trata de la persona nacida fuera del territorio catamarqueño que más influyó en la historia provincial reciente, y dejó una huella tan profunda en los últimos 30 años, que sin su paso sería otra la realidad actual de Catamarca.
Carlos Menem, que ya había sido electo tres veces como Gobernador de La Rioja, y había pasado cinco años preso durante la dictadura, asumió como Presidente de la Nación el sábado 8 julio de 1989, y dejó el cargo el viernes 10 diciembre de 1999: gobernó el país durante 10 años y 155 días. 
Ningún argentino en la historia se mantuvo ininterrumpidamente tanto tiempo como presidente del país. 
Incluso si se sumaran las tres presidencias de Perón, no alcanzarían la extensión del mandato de Menem. Julio Argentino Roca llegó a gobernar 12 años, pero con un intervalo de más de una década entre su primera y su segunda presidencia.
Podrá suponerse que cualquier década que se tome al azar de los últimos dos siglos permitirá encontrar repercusiones de las políticas nacionales en la Provincia, pero el caso de Menem es diferente, porque va mucho más allá de los naturales efectos o impactos de las medidas de un gobierno central sobre los distritos que lo integran.
Menem tuvo una relación estrecha, directa y personal, tanto con Catamarca como con distintas familias catamarqueñas, y esos vínculos se remontan mucho más atrás de su llegada a la Presidencia, y continuaron mucho después de que dejara el sillón de Rivadavia.
La proximidad geográfica con La Rioja, la coincidencia de sus orígenes con los de otras familias de inmigrantes afincadas aquí, las relaciones entre norteños que florecieron en su época de estudiante en Córdoba, y también lazos familiares, comerciales y, desde luego, políticos; hicieron de Catamarca algo más profundo que un lugar de paso para el ahora legislador nacional. Vino muchísimas más veces que cualquier otro mandatario nacional: antes, durante y después de ser presidente. Y la mayoría de las veces su llegada ni se hizo pública.
Menem es indiscutiblemente una de las grandes figuras de la historia del peronismo. Pero hay una realidad innegable: su presidencia no fue peronista. Fue un liberal-conservador desde el primero hasta el último día de su gestión en Casa Rosada.
El notable cambio que experimentó en su imagen y fisonomía bien podría ser una metáfora de los cambios que evidenció en sus políticas.
Menem llegó a presidente con su melena y sus patillas, emulando al caudillo Facundo Quiroga, bajo la promesa de la Revolución Productiva y el Salariazo, con un disurso dirigido esencialmente a las clases medias y bajas, castigadas por los desaciertos económicos de la etapa de Raúl Alfonsín, que derivaron en la caótica hiperinflación y el final anticipado seis meses para el mandato del gran demócrata de Chascomús.
Menem asumió como peronista, pero al asumir hizo todo lo contrario de lo que prometió. Así como recortó su cabellera y prolijó su aspecto, se desprendió de los mandatos del justicialismo. Inmediatamente se rodeó de las máximas figuras de la Unión de Centro Democrático que lideraba entonces Alvaro Alsogaray. Y fue la UCD quien aplicó todas sus teorías y doctrinas en la gestión económica.
“Si Perón viviera haría lo mismo”, se defendía el líder riojano por entonces, mientras mandaba a privatizar todo lo que Perón había estatizado. Aplicó un ajuste insensible, huérfano de todo sentido social, reducido en aquella sentencia de “ramal que no rinde, ramal que cierra” que mató a pueblos enteros al privarlos del ferrocarril.
Dueño de un carisma pocas veces igualado, Menem permaneció más de diez años en el poder porque desplegó toda su seducción y picardía sobre los más fuertes estamentos de poder. Puso su gestión al servicio de los poderosos que podían llegar a incomodarlo, y destruyó a cualquiera que sugiriera quejarse desde abajo.
Decapitó a la Confederación General del Trabajo que conducía Saúl Ubaldini, destruyó las pequeñas economías y maltrató a la industria nacional, pero indultó a los militares y abrió un abanico de negocios fabulosos para el gran empresariado. 
Su equipo económico, que tendría en Domingo Cavallo al protagonista e ideólogo excluyente, implementó ese extraño Plan de Convertibilidad, que les hizo creer a los argentinos que un Peso era igual a un Dólar. Una realidad ficticia que implicaría desastres para las economías provinciales y hogareñas, y que explotó cuando la impresión de bonos y “títulos al portador” llevó a circular casi treinta monedas virtuales en el país.
En ese lento desmoronamiento económico, se sucedieron innumerables hechos de corrupción, la mayoría de los cuales llevaron al florecimiento de nuevos y viejos ricos, y al cabo quedaron impunes. 
Menem construyó las famosas “relaciones carnales” con Estados Unidos de América, y con esa llave reabrió el diálogo con Gran Bretaña luego de la Guerra de Malvinas. Sufrió los dos mayores atentados terroristas de la historia, con los ataques a la Embajada de Israel y la sede de la AMIA en Buenos Aires.
Sufrió la pérdida de su primogénito en plena presidencia, vio volar la Fábrica Militar de Río Tercero y siguió vendiendo y vendiendo: desde YPF a Gas del Estado, desde los teléfonos a las rutas, desde Aerolíneas Argentinas hasta el Correo, pasando por medios de comunicación y hasta el Banco Hipotecario Nacional.
Reformó la Constitución Nacional y selló con Raúl Alfonsín el Pacto de Olivos que le allanó el paso a la reelección. Intentaría también ir por un tercer mandato, pero ya comenzaban los efectos de la recesión económica, y la salida a luz de múltiples negociados con las privatizaciones debilitaron notablemente su imagen. En su tercer postulación presidencial, no obstante, sería también el más votado. Pero los números no alcanzaron en primera vuelta y desistió presentarse al balotaje con Néstor Kirchner.
Jaqueado por causas judiciales, cayó al escalón más bajo cuando intentó recuperar la gobernación de La Rioja, y terminó tercero detrás de otros dos candidatos peronistas. Con el paso de los años, la pasión que despertaba, a favor y en contra, se fue apagando.
Su relación con Catamarca dio lugar a un caudal infinito de teorías y leyendas. Son muchas las hipótesis que intentan explicar las razones por las cuales, después de haber llegado a la Presidencia de la mano de Vicente Leonides Saadi, terminó ejecutando políticamente a su hijo Ramón. Se mencionan desde deudas e intereses económicos, hasta una medida drástica para impedir la proyección nacional de quien fuera el más joven gobernador catamarqueño.
Parte de Catamarca lo vio en ese 1991 como un traidor. Pero Menem recompuso su relación con la Provincia. Como cuando llegó al Gobierno nacional, hizo nuevos amigos y se fortaleció.
En Catamarca no habría nacido el Frente Cívico y Social de no haber intervenido Menem para cortar la hegemonía peronista, que no corría riesgo en las urnas. Y debieron pasar 20 años para que el peronismo se recuperara de ese golpe.
Pero también fue Menem quien abrió la puerta a la explotación minera, al participar activamente en la puesta en marcha del yacimiento Bajo La Alumbrera, que tantos frutos daría a la clase política de la época (a nivel nacional y provincial), y tan poco dejaría en la comunidad.
También impactó Menem con su dictado privatizador, y escándalos como las jubilaciones de pantalones cortos en la Provincia, cuando el viejo Instituto Provincial de Previsión Social (IPPS) pasó a manos nacionales y las autoridades del momento aprovecharon para regalar jubilaciones a mansalva.
Carlos Saúl Menem es una pieza clave para entender las últimas décadas de la vida política e institucional de Catamarca en el pasado reciente. Su impronta está en la historia, aunque hoy otros acaparen amores y odios, y su figura no tenga mucho más peso que el de un recuerdo.
 
El Esquiú.com