UNA PEQUEÑA AYUDA PARA MIS “AMIGOS” I

San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO, Actualidad Política Nacional.

una pequeña ayua 0-1

una pequeña ayua 0

Por Victor Leopoldo Martinez –

Editorial del  lunes 23 de abril de 2018

1ra Parte

Con esta melodía de fondo que así se llamaba, uno de los bellos temas compuesto por aquellos genios ingleses llamados los Beatles, interpretado en vivo en esta ocasión y en aquel recordado festival de Woodstock del año 1969 por Joe Cocker, hablaré de la “ayuda” encubierta que reciben algunos emprendimientos empresarios y en qué consiste esa “ayudita”. Hoy hablaré sobre cuestiones ambientales pero para que reflexionemos juntos, usted que me está escuchando y quien habla… ¿Y por qué no? Hasta sería grato que se incorporaran a futuro a este intercambio los entendidos en el tema que es de imaginar los habrá en número considerable en el ámbito provincial; y seguramente hasta algún legislador, o ministro, o secretario de Estado Provincial que seguramente son los que deben cuidar en esta materia de todos nosotros como ciudadanos.

Muy a menudo se habla del “medio ambiente” y yo digo que de manera errónea ya que se está utilizando redundantemente dos términos cuyos significados son equivalentes: Tanto medio como ambiente se refieren al entorno natural, al hábitat que nos contiene, también conocido como biósfera. Por eso sostengo que con recurrir a uno de ellos alcanza.

Los temas ambientales son harto complejos por la variedad de factores que confluyen en él y donde se mezclan progreso, capitalismo, irresponsabilidad para con el trato de nuestra casa, el planeta tierra, crecimiento demográfico, pobreza, necesidades básica insatisfechas de ingentes masas humanas, todo por el usufrutuo descaradamente oneroso que de la capacidad de carga de la tierra hace el 20 % de la población más rica del planeta en detrimento del 80 % restante de los humanos.

Usted se preguntará que es eso de la capacidad de carga del planeta. Bueno se lo explico de manera sencilla. Se trata de saber para cuántos y durante qué tiempo alcanzan los recursos naturales que requiere la humanidad para alimentarse de manera sostenible en el tiempo sin que se deteriore el medio donde vivimos. Lo va a entender mejor con un ejemplo. Un pueblo de 100 habitantes requirirá de una hectárea de papa para alimentarse diariamente. Esto lo obligara a pensar si cuenta con espacio físico para hacerlo y saber operar previsoramente para cuando, por cuestiones climáticas no lo pueda hacer. Si el número de habitantes se duplica se duplicaran las hectáreas para alimentar ¿Se entendió hasta ahí? Pero el planeta tiene un límite físico; no se lo puede agrandar. Bien. Hoy por hoy los recursos naturales de este planeta alcanzan para que todos reciban un poquito. En cierto modo la ciencia para ayudar a conseguir que la producción de alimentos se mejore. ¡Y esto se lo logró gracias a la transgénia! Lástima que apareció el factor “metabólico” natural que tiene sus propios tiempos y no son coincidentes con los tiempos que exige la rentabilidad empresaria dentro del sistema capitalista que hoy rige el mundo. Todo muy lindo, muy lindo pero el tema también tiene sus bemoles y en algún momento nos referimos a ellos ya que aparecieron no pocos efectos secundarios a la hora de producir y consumir productos alterados genéticamente y sobre las especies mismas.

Lo cierto es que los recursos naturales mal usados por los países ricos (ya destruyeron el 70 % de los bosques tropicales y devastaron un continente entero; Africa) alcanzan solo para 3 mil millones de habitantes. Ahora somos 5 mil millones, sobran 2 mil. ¿Que pretenden los poderosos de los países ricos? Eliminar esos 2mil sobrantes pero que sea los que habitan en la periferia global; o sea nosotros. Concretando, en la actualidad y con el nivel de desperdicio de alimentos que se genera en los países centrales, se podría alimentar no hay para todo el mundo. Esto que suena doloroso a un porcentaje más que interesante de los hambrientos del mundo. Este el gran debate que plantea la ecología (que concretamente significa “economía de la tierra” o sea con cuanto contamos y de que forma lo podemos usar, o gastar si así lo prefiere.

Cuando usted pretende imitar la vida de los ricos –y lógicamente está en todo su derecho- no está haciendo otra cosa que vivir anti-ecológicamente y llenándose de deudas.

Pero… ¿cómo se benefician los amigos empresarios que usufrutuan de los recurso naturales de manera irracional y solo movidos por la codicia gracias a sus amigos políticos?. De eso voy hablar dentro de un momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: