MODELOS, PROYECTOS, TELEPOLÍTICA, MENTIRAS Y TRAGEDIAS.

Rosario, Santa Fé, Argentina, UNASUR-CELAC, EL EMILIO

Captura de pantalla 2015-05-18 a la(s) 01.07.16Por Mariano José Utin

EDITORIAL

Desde que el hombre desarrolló sus capacidades superiores pudo captar o crear las categorías de lo concreto y lo abstracto y contraponerlos. Desde Platón hasta nuestros días nos manejamos, en muchos casos, con las categorías de “ideal” y “realidad material”, “materia y espíritu” según el filósofo húngaro(hoy defenestrado por la acedemia) George Politzer. Hoy, en la era digital, hablamos de “realidad virtual” y “realidad real o material”.
Están los políticos que prefieren un terreno al otro y están los que se me mueven en ambos.
Hoy la batalla política transcurre en ambos campos, pero esta semana hemos visto un episodio grosso en el terreno virtual. Los tres pre-candidatos que “más miden” hicieron su aparición por TV en el programa que, precisamente, “más mide”. Su anfitrión, el gran zar actual de la TV, Marcelo Tinelli los hizo desfilar por su circo, recordándonos que los tiempos felices de la pizza con champagne, no están muertos y que la telepolítica sigue siendo una herramienta en manos de quienes tienen los “fierros” mediáticos.
Con mucho pesar, los sectores que habitan la corrección política, tuvieron que “fumarse” el baño de virtualidad (o de realidad) que les enrostraba que los chistes fáciles y procaces, las berretadas, la misoginia, y la insoportable levedad de la superficialidad conectan con grandes sectores de la población. De repente se desayunaron que la batalla cultural continuaba y que los 90 no habían sido derrotados del todo. Los grandes centros urbanos donde habitan las élites ilustradas habían consagrado candidatos que adscriben a esa cultura basura, pero lo inconcebible era que grandes porciones de los sectores populares de esos mismos centros, cooptados por la hegemonía cultural de los anteriores, también son parte de los que conectan con esa gimnasia cultural. La gran derrota cultural de los 90 ha dejado sus secuelas y sus herencias.
Hoy, el corazón de la batalla cultural es la confrontación de proyectos. Y ya lo dijo la Presidenta, habrá muchos candidatos pero solo hay dos modelos en pugna.
El modelo de la “Dependencia consentida” (o de sumisión incondicionada en las palabras de Gustavo Cirigliano, inaugurado en 1976) VS. El “Modelo propio”de la justicia social, expresado en todo su ser con el advenimiento del Peronismo a mediados del siglo XX (o el de la Liberación en términos Dusselianos).
El primero, el de la “Dependencia consentida”, el Antiproyecto, fué explicitado, casi pornográficamente, en el primer programa del año del “Señor Rating” que emite el canal cuyo dueño pretende digitar presidentes. El segundo, el “Modelo Propio o de la Justicia social” es el que en esta última década expresó el kircnerismo con sus contradicciones, por supuesto, si asumimos que todo lo existente tiene contradicciones.
Pero no solo de la cultura berreta se alimenta el antiproyecto, sino también de LA MENTIRA. La mentira como herramienta válida par la manipulación de la información y de las conciencias.
En esta semana Clarín publicó en tapa que el ministro de Economía ganaba por su labor en la renacionalizada YPF, 400.000 pesos por mes. En un intento de intoxicar las mentes con odio en contra del gobierno también había publicado tiempito atrás que la ex ministra de Defensa, Nilda Garré y el hijo de la Presidenta Máximo Kirchner tenían cuentas por 41 millones de dólares en el Banco Felton Bank de Delawear (USA). El diario “Página /12 sacó, entonces, una investigación donde desmentía la información publicada primero por la revista de derecha brasileña“Veja” y acá por Clarín. Cuando Pagina /12 publicó que el CNB Bank desmentía que la embajadora Nilda Garré hubiese tenido una cuenta en esa entidad, los denunciantes señalaron que ésta no estaba a su nombre ni al de Máximo Kirchner, sino de la empresa Business and Services IBC, registrada en Belice. Ahora, el ente oficial de registro de empresas de ese país informó que no existe allí ninguna Business and Services IBC. Y también el CNB Bank negó tener o haber tenido una cuenta a nombre de esa empresa. Y entonces termina por cerrarse el círculo. Toda la mentira fué un montaje de los servicios secretos israelíes y de la CIA para decir que el dinero depositado por el hijo de la presidenta era en realidad pagado por Irán para canjear, (vía memorandum) la impunidad de los acusados por Nisman de volar la AMIA, operación que fué apoyada por la derecha republicana y por los sectores que no quieren negociar el desarme nuclear iraní por la vía pacífica. Para eso utilizaron un fiscal timorato de dudosa moral y todos los medios económicos y mediáticos para una monumental operación psicológica de masas y desestabilización de un gobierno democrático y popular.

Pero el “fraude comunicacional” siguió esta semana. Mientras el país discute el papelón del último clásico de futbol nacional y aparecen expertos en gas pimienta hasta debajo de las piedras, hace 15 días morían dos chiquitos calcinados en un taller textil clandestino donde existía el trabajo esclavo. Nadie recuerda sus nombres. Ellos eran Rodrigo y Rolando Menchaca de 5 y 10 añitos. Mientras en el país el trabajo en negro muestra una lenta pero contínua baja, en la ciudad autónoma y opulenta de Buenos Aires, sobretodo en sus comunas del sur, aumenta la tasa de empleo no registrado y la precariedad de las condiciones laborales. El gobierno porteño, en total coherencia con su matriz ideológica, ha disminuido el poder de inspección laboral reduciendo el personal para la misma y no acompañando a dichas inspecciones con la fuerza pública (la metropolitana). Redes clandestinas de trata y explotación laboral, más inacción/complicidad del gobierno liberal macrista da como resultado estas tragedias. Pero a nadie parece importarle, todos miran Tinelli y los pasitos de baile de Macri y su imitador. Y después de todo los muertos “eran bolivianos”.

El “fraude comunicacional” esta al servicio del proyecto de la “dependencia consentida”, del modelo que es privado, especulativo y mercadocéntrico en su matriz ideológica y, en estos tiempos, esta encarnado en el PRO y en su líder partidario: Mauricio Macri.
Nuestro proyecto, en cambio, el proyecto de Liberación y de la Justicia Social, es público, productivo y pueblocéntrico, por que pone al hombre y al pueblo en el centro de su práctica, su acción y su pensamiento. Es el proyecto del FpV y lo lidera nuestra Presidenta CFK.

Segun los compañeros de “el Proyecto UMBRAL” el proyecto de la “dependencia consentida”, el Antiproyecto, es entrópico, tiende a nuestra des-organización. Por su naturaleza financiero-especulativa su principal enemigo es el “trabajo” y su sujeto “El Trabajador”

Usted sabrá de qué lado está.

Mariano Utin, domingo 17 de mayo de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: